Good night - Capitulo 6 Final.

1 comentarios
“ME AMAS PERO YO NO TE CONOZCO”


Taemin corría tan rápido como sus piernas se lo permitían, su cabeza le daba vueltas, no entendía que es lo que estaba sucediendo, pero aquel chico era Changmin, SU Changmin, lo sabía por cómo le hacía sentir, con apenas aquel roce de sus labios lo había vuelto a la vida, había hecho que su corazón volviera a latir como loco.
Se detuvo un momento para recuperar el aire, necesitaba llegar al fondo de todo eso, y no podía hacerlo solo, por eso había corrido desde aquella cafetería hacía donde ahora estudiaba.
Su respiración era agitada, pero no le importaba, si lograba saber que estaba sucediendo, volvería a estar con Changmin, y aquello hacía que una agradable sensación se instalara en su pecho, sus mejillas se colorearon lentamente y una sonrisa tonta adorno su rostro.
-¿Taemin?- La voz de Minho logro sacarlo de sus pensamientos -¿Estás bien?- Se veía preocupado, pero aún así la sensación que le producía haber vuelto a ver a Changmin era mayor, así que solo le sonrió y asintió
Minho dio un paso hacia atrás sorprendido, hacía mucho que no veía aquella sonrisa en Taemin.
-Taemin, estás rojo, ¿Estás bien?- Esta vez fue el turno de Key en hablar, y ante su comentario Taemin solo se sonrojo más.
-No es eso- Dijo avergonzado bajando la cabeza –Yo… yo vi a Changmin- Por un momento hubo silencio, Taemin levanto el rostro y vio como todos (Minho, Key, Onew y Jonghyun) lo miraban sorprendido -¿Qué?­- Les preguntó confundido -¿Dije algo malo?-
-Taemin, ¿Seguro que estás bien?-
-Claro que si- Contesto ya harto de lo mismo –Necesito que me ayuden a averiguar qué es lo que le paso a Changmin, vamos- Y comenzó a caminar.
-Taemin- El mencionado giro y vio que ninguno de los 4 se había movido de su lugar
-¿Ahora qué?-
-Taemin escucha- Minho se acerco lentamente –Changmin está muerto ¿Lo recuerdas? Hace 3 años- Taemin frunció el seño
-Claro que lo sé, pero Changmin no está muerto, lo vi hace rato en la cafetería-
-Taemin escucha, creo que debemos ir al doctor- Y Taemin frunció más el seño.
-¿Para qué? ¿Qué no me están escuchando? Taemin comenzaba a perder la paciencia –Changmin está vivo-
-Taemin, creo que estás sufriendo otra crisis- Minho tomo a Taemin de las manos con cuidado de que pasara lo de hace 3 años, y se volviera histérico.
-Claro que no- Dijo ya molesto –Changmin está vivo- Y se soltó del agarre de Minho –Si ustedes no me quieres ayudar, lo hare yo solo-
Taemin dio media vuelta dispuesto a irse, y a buscar a Changmin, lo haría por toda la ciudad si fuera necesario, estaba teniendo la segunda oportunidad que tanto estuvo pidiendo, y no la desaprovecharía, sin embargo alguien detuvo su andar.
Giro su rostro enojado, encontrándose con  pares de ojos preocupados-
-Taemin, empezamos a preocuparnos, enserio creo que deberíamos ir al doctor-
-No estoy loco, yo sé lo que vi, y vi a Changmin-
Y de repente todo sucedió rápidamente, todos comenzaron a jalarlo para llevarlo a un médico o según ellos tranquilizarlo, y el comenzó a forcejear ¿Por qué no podían simplemente creerle y ya?
-¡Suéltenme, no estoy loco!-
En un acto, logro quitarse a los 4 de encima, y comenzó a correr
-¡Taemin!- Podía escuchar los gritos de sus amigos a lo lejos -¡Detente! ¡Es por tu bien!-
¡Pero no!, el no se detendría para que lo sedaran, tenía que llegar al fondo de todo.
Corrió, corrió hacía la única persona que podía ayudarle en ese momento sin que lo enviara a un manicomio.
Les rezo a todos los santos que conocía que el Sr. Park no hubiera cerrado aún la tienda, ya que era bastante tarde.
Y al parecer, esta vez decidieron escucharle, lo vio salir de la tienda, y se disponía a cerrar.
-¡Sr.!- Yoochun giro el rostro ante aquel grito, y vio a Taemin, que corría como si su vida dependiera de ello.
Su rostro demostraba preocupación, pero pudo ver en sus ojos un brillo que Taemin había perdido 3 años atrás.
Sin embargo cuando Taemin se escondió detrás de él, y aquello lo confundió aún más.
-Taemin, ¿Qué te sucede?-
-Por favor, no deje que me lleven-
Yoochun frunció el seño aún más confundido, y giro su vista por donde Taemin venía.
Su vista se topo con 4 chicos que apenas si podían respirar, y que se pararon frente a él, recargándose sobre sus rodillas para recuperar el aliento.
Y Yoochun aún no entendía lo que estaba sucediendo.
Cuando los chicos retomaron la postura intentaron tomar a Taemin, pero este se aferraba al cuerpo de Yoochun, que solo escuchaba los gritos de los 5, mientras que su cuerpo era usado como si fuera un muñeco de trapo entre tano jaloneo, y lentamente su paciencia se fue agotando hasta que exploto.
-¡Suficiente!- Grito, e inmediatamente los 5 se callaron, Taemin solo se aferro más a su cuerpo, y los demás retrocedieron –Bien- Dijo más calmado –Ahora, alguien me puede explicar ¿Qué demonios está sucediendo?
Minho se acerco un poco tímido ante la mirada de Yoochun
-Creemos que hay que llevar a Taemin al doctor-
Yoochun se extraño ante las palabras de Minho, y volteo a ver a Taemin, que no se dignaba a soltarlo
Cuando sus ojos se encontraron, Taemin negó y se abrazo más a su cuerpo y suspiro.
-¿Hay alguna razón?- Y esta vez fue Key quien hablo.
-Taemin dice que vio a Changmin- Y ante aquello Yoochun abrió los ojos sorprendido –Creemos que está sufriendo otra crisis-
-Claro que no­- Todos voltearon a ver a Taemin, quien se encogió un poco en su lugar –Yo…-
Taemin recordó su encuentro con Changmin, y una sonrisa se apodero de él, una que no habían vuelta ver en esos 3 años.
Yoochun suspiro.
-Chicos, vayan a casa- Les dijo con una sonrisa –Yo me encargo de esto-
Los 4 asintieron no muy convencidos, y dieron media vuelta.
Cuando Taemin se aseguro que sus amigos estaban lo suficientemente lejos para volver a agarrarlo, se soltó del cuerpo de Yoochun.
-Gracias- Le dijo con una sonrisa
-Sabes que me vas a explicar  eso de que vista a Changmin ¿Cierto?-
Y Taemin asintió.
-----------------------------------------------------------
Taemin le contó todo a Yoochun, y este acepto en ayudarle, sobre todo por curiosidad y la ansiedad que tenía por creer que Changmin seguía con vida.
Aunque parte de él le decía que aquello era imposible, porque el había visto el cuerpo de Changmin cuando se lo entregaron a su madre en aquel ataúd para por un momento quería creer…
Estuvieron yendo a aquella cafetería 1 semana sin éxito y lentamente Yoochun se convencía más de que Taemin solo se había confundido.
Que su cerebro había llegado a un punto que necesitaba ver a Changmin y término por imaginarlo.
-Taemin- El mencionado quito su vista de la entrada de aquella cafetería y se concentro en Yoochun –Creo que ya es suficiente-
-¿Por qué?- Preguntó curioso y Yoochun suspiro.
-Ya ah pasado una semana y no lo hemos visto, creo que- Hizo una pausa para pensar mejor sus palabras –Creo que todo esto ha sido tu imaginación-
Pero se dio cuenta de que Taemin no le ponía atención, como si hubiera ignorado sus palabras.
Giro su vista hacía donde la tenía Taemin, y sintió como su alma abandonaba su cuerpo.
Changmin acababa de entrar por la puerta de aquella cafetería y su cerebro se había apagado, y con ello sus teorías de que lo que estaba sucediendo frente a sus ojos era imposible.
Lentamente se puso de pie, en ese momento solo quería correr y abrazarlo, pero antes si quiera de poder dar un paso, Taemin lo detuvo.
Regreso la vista hacía él.
-¿Qué pasa?-
-Changmin no nos reconoce ¿Lo olvida?- Y Yoochun solo asintió.
-¿Qué propones hacer?- Y Taemin sonrió.
Changmin entró a aquella cafetería que no visitaba hacía 1 semana, últimamente el trabajo no lo dejaba con tiempo libre y hoy que había terminado temprano no lo desaprovecharía.
Le gustaba ir a aquella cafetería por alguna razón que desconocía, simplemente se sentía en paz y feliz, tal vez en su pasado había algo e iba cada vez que podía, tal vez algún día vendría alguien que le hablara sobre su vida antes del accidente hacía 5 años.
Se sentó en aquella mesa junto a una ventana, la vez pasada había estado ocupado, y pidió un café, se dedico a ver aquel paisaje que le mostraba y se perdió por un momento en la gente que iba y venía.
De repente se sobre salto cuando sintió una mano posicionarse sobre su hombro, giro con una sonrisa al creer que era Yunho, pero le extraño debido a que esa noche tenía guardia.
Sin embargo su sonrisa se borro cuando se encontraba con aquel hombre que no conocía.
-Hola- Dijo con una sonrisa –Disculpa, pero ¿puedo hablar contigo un momento?-
Changmin asintió y Yoochun se sentó frente a él.
Hubo un momento de silencio en que ninguno de los 2 habló, Changmin porque solo esperaba  que aquel extraño le dijera porque quería hablar con él y Yoochun estaba algo nervioso de estar frente a frente con Changmin después de 3 años de pensar que estaba muerto y con un suspiro comenzó la conservación.
-Se Que no me conoces am…- Se quedo callado, por un momento, si no hubiera terminado por llamarlo Changmin.
-Max- Le completo –Mi nombre es Max- Y Yoochun asintió.
-Park Yoochun- Le dijo con una sonrisa –Bueno como te estaba diciendo, sé que no me conoces y yo tampoco a ti, pero venía a pedirte perdón- Y Changmin frunció el seño confundido.
-Creo que en alguna parte me eh perdido-
-Bueno, te eh estado buscando durante una semana- respiro ante la mirada analítica de Changmin
-¿Por qué? Si no me conoce y yo a usted tampoco ¿Por qué se disculpa de algo que estoy seguro no hizo?- Y sonrió ante su astucia.
-Tienes razón-
-¿Entonces?-
-Vine a pedir disculpas en nombre de un amigo­- Y Changmin lo vio curioso -­Hace una semana te confundió con alguien muy importante para él-
Y a la mente de Changmin llego la imagen de aquel pequeño que por alguna razón había acelerado su corazón de una manera extraña
-Oh el pequeño- Dijo con una sonrisa débil al escuchar que aquel pequeño ya tenía a alguien especial.
-Sí, es que…- Hizo una pausa –Perdona pero, su parecido es extraordinario, me aventuraría a apostar que tal vez son hermanos gemelos idénticos-
Y Changmin rio a carcajada suelta
-Es enserio- Le dijo con aquella sonrisa que lentamente se volvió triste y Changmin lo noto –Era una gran persona-
-¿Era?- Preguntó confundido y Yoochun asintió.
-El falleció hace 3 años- Suspiro –Lo asesinaron- Changmin abrió los ojos sorprendido –Y aquel pequeño no volvió a hacer el mismo sin su hermano-
Changmin se extraño ante lo último, ¿había dicho hermano? Pero si aquel pequeño lo había confundido con su hermano ¿Por qué lo había besado?
-Por eso te pido disculpas en su nombre, él es un poco tímido, él no ha superado la pérdida de su hermano, y al verte, simplemente se confundió-
-No se preocupe- Sonrió algo triste por aquella historia –A veces solemos confundir a las personas-
Y Yoochun asintió
-Bueno eso es todo- Dijo con la intención de irse –Me están esperando- Dijo señalando una mesa.
Changmin por instinto giro su vista y sus ojos se toparon con los de aquel pequeño.
Taemin sintió como su corazón se aceleraba con aquello y pudo notar como sus mejillas se acaloraban, no pudo sostener la mirada por mucho tiempo, y la desvió hacía el otro lado y Changmin hizo lo mismo.
-Gracias por escucharme- Y él asintió, vio como Yoochun se ponía de pie y caminaba hacía el pequeño –Vámonos Taemin-
“A sí que se llama Taemin” Pensó para sí mismo, viendo como ambos salían de la cafetería y solo pudo suspirar.
Aquel contacto con Taemin lo había descolocado como la primera vez, llenándolo de dudas, y con un gran vacío en su corazón.
--------------------------
Ambos caminaban en silencio, cada uno perdido en sus pensamientos.
Yoochun estaba tan confundido, todo le daba vueltas, todo aquello se había vuelto tan misterioso, la aparición de Changmin no solo le traía felicidad si no preocupación al mismo tiempo, algo extraño estaba sucediendo y no sabía si quería llegar al fondo de todo.
Por otra parte Taemin tenía una acumulación de sentimientos, quería llorar, gritar, reír, quería tantas cosas y no sabía qué hacer primero y solo pudo suspirar
-Yo, me tengo que ir a casa-
Yoochun solo asintió, ambos tenían muchas cosas por pensar…
Taemin no pudo dormir aquella noche, solo daba vueltas y vueltas, una y otra vez sobre su cama, todo lo que estaba sucediendo lo tenía bastante cansado, pero aún así no podía conciliar el sueño.
-------------------------
Aquel día Taemin no tenía clases, y solo se le ocurrió salir a caminar para despejar su mente.
Sin embargo iba tan sumido en sus pensamientos que no iba atento al camino y terminó chocando contra alguien, Taemin cerró los ojos para esperar el golpe, pero nunca llegó.
Abrió lentamente sus ojos y se encontró con el rostro de aquella persona que desde que la conoció lo hozo suspirar, sonreír, sentirse libre y ser feliz y solo atinó a sonrojarse.
-¿Estás bien?- Taemin asintió.
Ninguno de los 2 se movió, ambos se sentían tan cómodos de esa forma que no se querían separar, pero el cerebro de Taemin reacciono, porque si seguía así terminaría por besar a Changmin y su plan se arruinaría (aunque aún no tuviera un plan).
-Disculpa, pero me puedes soltar- Y es qué al chocar, Taemin había perdido el equilibrio y Changmin había tenido muy buenos reflejos al tomarlo de la cintura para que no cayera.
Changmin al darse cuenta de eso, rápidamente lo soltó, sintiendo sus mejillas y orejas arder.
-Lo siento-
Se formo un silencio incomodo entre los 2, que al final Taemin rompió
-Yo quería disculparme por lo de la otra vez- Dijo bajando la cabeza avergonzado –Creo que ya te explicaron-
Aquella imagen fue adorable ante los ojos de Changmin, quien sonrió.
-No te preocupes, Taemin ¿Cierto?- Y él asintió –Soy Max- Y ambos estrecharon sus manos.
Una corriente recorrió su cuerpo, lo que hizo que ambos se soltaran casi inmediatamente, aquella sensación había sido placentera para ambos, agitando sus corazones.
-Yoochun me hablo sobre tu hermano, yo… lo siento- Taemin negó.
-Eso fue hace 3 años, supongo algo así no es tan fácil de superar-
-Sabes te comprendo- Le sonrió triste y Taemin lo vio curioso­ –Yo perdí a toda mi familia en un accidente-
Y Taemin dejo de pensar, no sabía ni que decir, por lo que sabía Changmin había perdido la memora, pero había algo que no encajaba aún en su rompecabezas.
-Lo lamento- Dijo triste.
-¿Eh?- Changmin se sorprendió ante la actitud del pequeño –Eh, no te pongas triste- Dijo con una sonrisa, acariciando su cabeza y Taemin cerró los ojos ante aquella caricia.
Sin embargo algo rompió aquella burbuja.
­-Oye Max, lamento haberme tar… dado-
Lo último lo susurro al ver a Taemin e inmediatamente entró en pánico.
Taemin se había quedado sin habla al ver al doctor que les había notificado la muerte de Changmin, y algo hizo clic en su cabeza, porque aquella pieza que no encajaba había embonado en su rompecabezas…
… ahora todo tenía sentido.
-Yunho- Changmin sonrió algo forzado debido a aquella interrupción -Él es Taemin, Taemin él es-
-Si lo sé- Lo interrumpió.
-¿Se conocen?- Preguntó confundido.
-Si- Dijo con una sonrisa forzada –Él fue el doctor que atendió a mi hermano-
-Oh ya veo-
Yunho se intento tranquilizar y se dio cuenta de que al parecer Changmin no sabía nada, así que fingió una sonrisa y hablo
-Tanto tiempo ¿Cierto? Los años pasan muy rápido, ¿Cómo has estado?- Y Taemin se encogió de hombros
-Supongo que bien- Suspiro- Nada ha sido igual desde que mi hermano falleció –Hizo una pausa –Pero veo que a usted le ha ido bien-  Dijo mirando de reojo a Changmin.
Yunho se tenso ante aquel comentario y Changmin podía sentir la tensión entre ellos, estuvo a punto de preguntar, pero recordó que llevaba prisa, vio su reloj y se asusto.
-¡Ya es tarde!- Gritó –Lo siento, pero me tengo que ir, fue un gusto Taemin –Le sonrió –Nos vemos después Yunho-
Y salió corriendo, cuando Changmin salió de su vista, Taemin se dio el lujo de fulminar a Yunho, y este entro nuevamente en pánico.
-Doctor, usted y yo tenemos que hablar-
----------------------------------------
Ambos estaban sentados frente al otro
-Bien doctor, lo escucho-
 Pero Yunho no podía, ó más bien no quería decir nada, todo lo que había logrado en esos 3 años se había ido al caño.
-¿Por qué debería?- Le dijo (aparentemente) tranquilo para recuperar su compostura
-¿Y todavía me lo pregunta?- Y lentamente el enojo se apodero de su cuerpo –Mi hermano está vivo, lo ha estado estos 3 años y usted… usted-
Taemin sintió las lágrimas acumularse en sus ojos y Yunho se sintió culpable, y aún más cuando el pequeño no pudo contener más sus lágrimas y estás corrieron por sus mejillas
En ese momento Taemin estaba dejando salir toda la frustración que sentía y Yunho se volvió a repetir que lo que había hecho era por Changmin
-Deberías alejarte de él- Le dijo recordando a aquel hombre, si se enteraba de que Changmin estaba vivo, tanto él como Min, estarían muertos –Él no te recuerda, y no lo hará, así que confórmate con saber que está vivo y déjalo en paz-
-¡Claro que no!- Le grito levantándose y estrellando sus manos contra la mesa, lo que le sorprendió a Yunho –No lo voy a volver a perder, no sabes el invierno que eh vivido estos 3 años, haré todo lo posible porque Changmin me recuerde, no me importa el tiempo que me lleve, haré que lo haga-
Y con aquellas palabras Taemin salió de la cafetería, dejando a Yunho con un mal sabor de boca, las cosas se volverían complicadas a partir de ese momento.
---------------------------------------------------
Taemin con el tiempo comenzó a aprender la rutina de Changmin, todos los días salía de su casa a las 10 de la mañana para ir a trabajar, excepto los miércoles que iba a las 5 de la tarde, y era el día que en la mañana iba a aquella cafetería, a veces con él Dr. Jung.
Esos días faltaba a la escuela solo para ir a verlo, al igual que los fines de semana, también lentamente se le iba apareciendo, salía a correr (con lo que odiaba hacerlo) casi todas las mañanas solo para toparse con él.
Pero aún así eran pocas las veces que Changmin lo notaba y lo saludaba, y eso lo frustraba, pero sabía que tenía que tener paciencia para tener la confianza de Changmin y un día contarle que eran hermanos y que… lo amaba.
Aun así, el Dr. Jung la mayoría de las veces frustraba sus planes, o distraía a Changmin para que no lo notara o interrumpía cuando estaba platicando con él y se lo llevaba.
Era difícil, si, pero era la forma de recuperar a Changmin, y no importaba el tiempo que le llevara hacerlo, porque estaba vivo y eso era lo importante.
-------------------------
Aquel sábado había convencido (después de mucho tiempo) a sus amigos a que lo acompañaran y Taemin se regocijo al ver el rostro de todos cuando lo vieron, aquello valía oro.
Taemin ese día quería sacar a flote los celos de Changmin que muy raramente sentía por él, pero que la mayoría de las veces era por Minho, ya que le había contado que alguna vez habían sido novios y a Changmin no le gustaba mucho la cercanía de su amigo, porque podía ver sus intenciones con él.
Minho acepto hacer lo que Taemin le pedía, no solo por poder tener una excusa de estar cerca de Tae, si no por el gusto que le daría ver molesto a Changmin.
Por qué si, aún estaba enamorado de Taemin, y aunque Changmin no tenía la culpa aún le guardaba rencor, por qué a pesar de que pensaran que había fallecido, Taemin no lo había olvidado, y al parecer jamás lo haría.
Changmin entró a aquella cafetería con la esperanza de ver a Taemin como cada sábado que iba.
Porque sí, Changmin había visto a Taemin todos los días que iba a la cafetería, o que salía a correr, eran pocas las veces que Taemin lo veía (o eso creía él) y que lo saludaba, y él rara vez se atrevía a saludarlo.
Taemin desataba en él tantas emociones, que a veces lo asustaba, él solo quería estar cerca del pequeño, pero no sabía cómo decirle a Yunho, que sí, se había enamorado, porque lo había hecho, pero no de él.
Porque Yunho lo había ayudado tanto después de salir del hospital que no sabía cómo decirle aquello.
Fue cuando unas risas llamaron su atención, giro su rostro y su vista se topo con aquella escena.
Taemin reía abiertamente con lo que al parecer eran sus amigos, y aquello lo hubiera alegrado, si no fuera por aquel chico junto a él que rodeaba sus hombros con uno de sus brazos y cada cierto tiempo lo acercaba a su cuerpo y le susurraba algo a su oído que de vez en cuando lo hacía sonroja o reír.
Y aquello le provoco un ardor en la boca del estomago, miro enojado aquella escena y simplemente dio media vuelta y salió, ya no tenía apetito.
Taemin noto como Changmin salía enojado de la cafetería y sonrió, al parecer su plan había funcionado.
Y frunció el seño cuando Minho lo volvió a abrazar dándole besos por todo su rostro.
-¡Ya!- Le gritó apartándolo – ¡Changmin ya se fue!-
Y Minho hizo un puchero.
-Pero Taemin-ah- Dramatizo –Si hace rato estabas tan feliz-
Y Taemin lo fulmino con la mirada y Minho solo sonrió.
------------------------------------------
Al parecer la escena de celos se le había escapado de las manos, porque desde ese día no había vuelto a ver a Changmin y aquello lo frustraba de sobremanera.
Al mismo tiempo que lo deprimía, había estado reprimiéndose así mismo todo ese tiempo para no saltarle encima a Changmin para besarlo (y violarlo) en plena calle, y se conformaba con solo verlo y ahora…
Suspiro frustrado, e iba tan distraído que no estaba mirando por donde caminaba y eventualmente termino chocando con alguien más.
Pero solo fue consciente de su caída cuando el dolor llego a su cuerpo y cerró los ojos
Realmente aquello le había dolido, y sabía que su trasero le dolería toda la semana por culpa de su distracción.
Cuando abrió los ojos vio a otra persona, e igual que él estaba sobre el piso, con los ojos cerrados por el dolor.
-Lo siento- Y Taemin se sorprendió cuando ambos se disculparon al mismo tiempo.
Una risa llego a sus oídos, y retumbo en su cabeza, aquella risa la conocía bien, enfoco mejor su vista y se dio cuenta de que era Changmin, quien ahora se retorcía de la risa en el suelo.
-¡Ya!- Le gritó después de un tiempo ya molesto.
-Lo siento- Dijo con una gran sonrisa que hizo sonrojar a Taemin –Pero creo que debemos de dejar de encontrarnos así- Y volvió a sonreír -¿Estás bien?- Y  Taemin solo pudo asentir
Changmin se puso de pie, y le tendió su mano a Taemin, quien la tomo, Min lo jalo para levantarlo, pero lo hizo con demasiada fuerza, que Taemin terminó chocando contra su pecho.
Changmin bajo la mirada, mientras Taemin la levanto, sus miradas se conectaron y una parte racional de la cabeza de Taemin le dijo que se alejara, y solo atino a poner sus manos sobre el pecho de Min, fue incapaz de apartarlo debido a que sintió las manos de Changmin sobre su cintura y su raciocinio salió volando por la ventana.
Lentamente sus rostros se fueron acercando, y Taemin sintió como algo se removía en su estomago cuando sintió el aliento de Changmin antes de que sus labios se juntaran.
El bezo comenzó en un lento vaivén y conforme el tiempo pasaba se iba volviendo más profundo, Changmin mordió el labio inferior de Taemin, quien se quejo, dejando espacio para que la lengua del mayor entrara en la boca del más pequeño.
Taemin subió sus manos en una caricia hacía el cuello de Changmin, y enredo sus dedos en algunos mechones de su cabello, y como respuesta o más bien reacción Changmin jalo a Taemin Hacía él, haciendo que sus cuerpos se rozaran.
El beso se rompió abruptamente debido al pequeño gemido que escapo de ambas bocas, por la acción del mayor.
Fue cuando regresaron a la realidad, dándose cuenta que estaban en plena calle, haciéndolos separarse rápidamente y desviando sus miradas con un sonrojo que aunque ambos tenían, se notaba más en el menor.
Ambos se quedaron así un momento, haciendo que un silencio incomodo se formara hasta que Changmin lo rompió.
-Oye…- Taemin giro su vista y nuevamente sus miradas se conectaron, un gran sonrojo coloreo el rostro del menor y bajo la mirada, o estaba seguro que terminarían igual ¿Quieres tomar un café?- Le pregunto rascando su cabeza nervioso.
Taemin asintió aún con la cabeza gacha, y ambos comenzaron a caminar.
Ambos estaban sentados en aquella cafetería junto a aquel ventanal, después de lo ocurrido ninguno de los 2 había dicho nada, simplemente porque ninguno quería explicar lo que les hacía sentir el otro.
Taemin le dio un sorbo a su café y una sonrisa triste adorno su rostro al recordar todos los momentos que había vivido con Changmin, en como le había dado todo y él se lo había regresado de la peor forma posible, cuando no le creyó.
Y tal vez… tal vez si lo hubiera hecho no estuvieran así en este momento, tal vez, solo tal vez Changmin en esos momentos lo recordaría y estuviera a  su lado como lo había estado desde que lo conoció.
-Taemin- Giro su rostro al escuchar la voz -¿Estás bien?- Y lo miro con duda –Te ves triste-
Taemin sonrió sacando aquellos pensamientos de su cabeza, porque no importaba lo que hubiera pasado, Changmin estaba ahí, frente a él, poniéndole atención como antes, aunque no lo reconociera, y aquello lo hacía feliz.
-Lo siento, estaba recordando-
-¿Recordando?- Taemin asintió.
-Mi hermano y yo solíamos venir aquí con frecuencia-
Changmin recordó como Taemin lo había confundido con su hermano, pero no sabía porque lo había besado, había intentado ignorar aquello, pero la curiosidad era mayor.
-Oye, desde hace un tiempo tengo una duda-Aquello llamo la atención de Taemin.
-¿Qué es?-
-Aquella vez cuando nos conocimos por primera vez, dijiste que me confundiste con tu hermano ¿Cierto? –
-Cierto- Le respondió con curiosidad
-Entonces… porque me besaste ese día-
Ante aquello Taemin sintió como si el suelo hubiera desaparecido, había olvidado aquel beso, su cuerpo entro en pánico y bajo la mirada.
-Lo siento pero…- Hizo una pausa –Me tengo que ir-
Aquello tomo por sorpresa a Changmin, no esperaba aquella reacción por parte del menor y solo vio como Taemin se levantaba y salía del café.
A Changmin le costó un minuto reaccionar, dejo un par de billetes y salió de la cafetería, desesperado giro su rostro hacía ambos lados, y vio la delgada espalda del pequeño, y sin pensarlo corrió hacía él.
-¡Taemin!- Pero no le hizo caso, así que cuando lo alcanzo lo tomo del brazo.
Taemin se detuvo, pero no se giro, no quería que Changmin lo viera así, pero Min quería que lo viera, así que tiro de él, y cuando sus miradas se cruzaron el más alto se sorprendió.
El rostro de Taemin estaba bañado en lágrimas, fue tanto la impresión que Changmin soltó su brazo.
-Lo siento yo…- Taemin no termino, un grito ahogado salió de su boca y solo atino a correr, no sabía lo que le estaba sucediendo, aquella pregunta lo había dejado sin defensa alguna, solo… tal vez su dolor estaba saliendo a flote y aquello había sido el detonante.
Changmin siguió a Taemin, al final lo perdió de vista, no sabía dónde buscarlo y comenzaba a desesperarse ¿Qué le había pasado?
-¡Taemin!- Pero no había rastros de él en ninguna parte.
Siguió buscándolo un poco más y algo llamo su atención, había una cabaña ahí en medio de la nada, al principio dudo un poco, pero no perdía nada, tal vez Taemin se había escondido ahí.
La cabaña se veía bastante deteriorada, y cuando entro se sorprendió un poco, se veía bastante limpio, al parecer alguien la limpiaba constantemente.
Vio de reojo la cocina y el comedor, y lo único que le llamo la atención fue aquella silla alta para bebes, y por alguna razón aquel lugar le pareció conocido, pero ignoro esos pensamientos.
Vio una pequeña puerta, que igual que la principal estaba abierta, solo se asomo y vio a Taemin.
Sonrió un poco, Taemin estaba hecho bolita en aquella cama, pero podía escuchar los sollozos que aún salían de su boca, incluso dormido.
Lentamente se acerco y se sentó en aquella cama, con cuidado comenzó a acariciar su cabello.
Pudo notar como con aquello sus sollozos se detuvieron y sonrió, al parecer aquello lo calmaba.
Un suspiro salió de los labios de Taemin y luego un murmullo
-Changmin-
Cuando aquel nombre escapo de sus labios, Changmin sintió un nudo en su garganta, a pesar de que sabía que era el hermano de Taemin, no podía evitar sentir celos.
Tenía aquella espinita que le decía que ellos 2 habían sido más que hermanos, si no porque otra razón Taemin lo había besado.
También se sentía confundido, tal vez Taemin solo estaba con él porque se parecía al tal Changmin, y tampoco quería ser su reemplazo.
Aquellos pensamientos comenzaban a molestarlo, y comenzaba a sentir resentimiento hacía alguien que ya estaba muerto, a alguien que había sido asesinado y eso no era bueno.
Paro sus movimientos, dejando de acariciar el cabello de Taemin, estaba a punto de ponerse de pie y algo lo detuvo.
Giro su vista y vio que Taemin lo había agarrado del brazo y nuevamente escucho sus sollozos
-No te vayas- Y Taemin estaba hablando dormido –No me vuelvas a dejar solo-
Changmin suspiro y se volvió a sentar en la cama, Taemin ahora se aferraba a su cuerpo con desesperación y sonrió, ese niño iba a ser su perdición.
Al final le mando un mensaje a Yunho, diciéndole que no llegaría a dormir, y se recostó con Taemin.
Acomodo su cuerpo de tal forma que Taemin tenía su cabeza sobre su pecho, y este lo abrazaba. Solo se quedo ahí, acariciando su cabello y observando aquella sonrisa hasta que se quedo dormido.
------------------------------------
Taemin lentamente abrió sus ojos, sintiendo su cuerpo pesado y suspiro al recordad lo que había sucedido la noche anterior.
Un delicioso olor llego a su nariz, y aquello lo extraño, con cuidado salió de la cama, lentamente salió y se encontró con la espalda de Changmin
¿Qué hacía ahí?
-Veo que ya despertaste- Aquello lo tomo desprevenido y dio un brinco en su lugar
¿Qué había pasado anoche?
-Siéntate- Le dijo con una sonrisa –Fui a comprar unas cosas para desayunar-
Taemin se acerco tímidamente y se sentó.
Nadie dijo nada, solamente comieron, Taemin por alguna razón se sentía incomodo, porque aún no sabía que había pasado anoche.
-Max- Changmin levanto su cabeza ante la mención de su nombre, sus miradas se conectaron y Taemin se sonrojo, lo que le saco una sonrisa –A noche, a noche… ¿Qué paso?-
-Te seguí hasta aquí- Dijo restándole importancia –Y no me soltaste en toda la noche- Taemin abrió los ojos sorprendido.
Changmin soltó una carcajada ante la expresión de Taemin y revolvió su cabello a lo cual el más pequeño respondió con un puchero de inconformidad que fue ignorado por completo.
Y sin pensarlo una sonrisa apareció en su rostro, hacía mucho que no estaba en ese lugar con Changmin.
­-Oye Taemin-
-¿Sí?-
-¿Qué es este lugar?-
-Aquí vivió mi hermano-
-¿Cómo?-
-No lo pensó repetir-
-Lo siento, es que…- Changmin reviso el lugar con su mirada, no podía creerlo.
­-Se que es algo difícil de creer, pero mi hermano vivió su vida desde los 7 años- Changmin se sorprendió bastante ante ello.
­-Entonces ¿Y sus padres? ¿Y tú?- Taemin sonrió tristemente.
-Es complicado-
Changmin lo observaba con detenimiento y aquello lo ponía nervioso.
-Taemin, se que ya te pregunte esto, pero quiero que me respondas-Taemin ya sabía que era, pero no contesto -¿Cuál era exactamente tu relación con tu hermano?-
-Ya te lo dije- Le contesto sin mirarlo a la cara –Nuestra historia es complicada-
Y Changmin suspiro frustrado, al fin y al cabo Taemin no le había respondido nada y Taemin se sentía culpable, pero sentía que no era el momento indicado para hablar sobre su pasado, ni para Changmin ni para él mismo.
Changmin volvió a mirar fijamente a Taemin, esperaba que alguna vez le tuviera la confianza para contarle de su vida…
El ruido del a puerta siendo abierta llamo la atención de Changmin, quien giro su cabeza, se sorprendió cuando vio a 2 niños entrar por ella.
El más pequeño se veía de unos 2 años, quien sostenía la mano de otro que aparentaba unos 7.
Unos sollozos llegaban a sus oídos, y noto como el más pequeño tenía las rodillas peladas y lloraba.
Cuando entraron, el más grande levantó en brazos al pequeño y con dificultad lo sentó en aquella silla alta.
Changmin no entendía que era aquello ¿Esta alucinando?
Con una sonrisa el más grande seco las lágrimas del pequeño
-No llores- El pequeño lo miro con sus ojos llorosos –Hoy no tendremos mucho dinero para comer- Le dijo mientras sacaba algunos objetos –Tuve que comprar esto para curarte, pero supongo que sucederá seguido mientras estés aprendiendo a caminar-
El niño de 7 vertió algo de jugo en un biberón y se lo dio al pequeño que aún sollozaba.
Changmin sonrió al ver como con aquello el pequeño había olvidado el dolor, porque mientras le curaban sus rodillas el solo estaba tomando aquel jugo.
Sin embargo su corazón se encogió al ver como el niño veía como su hermanito comía y el jamás probo bocado.
-¿Max?- Changmin salió de su trance y vio que no había nadie excepto ellos 2 -¿Pasa algo?- El negó
-¿Para qué es esa silla?-
-¿La silla alta?- Changmin asintió –Yo comía ahí cuando tenía 2 años, no lo recuerdo pero- Sonrió tristemente –Changmin me daba de comer en ese lugar, o eso me contaron-
Changmin sintió un escalofrío recorrerle la espalda, ¿Qué significaba aquella escena?
¿De verdad aquellos niños eran Taemin y su hermano?
---------------------------------------------
Yunho le había reclamado en cuando había llegado a casa, y aún más cuando no quiso contarle dónde había estado… ó más bien le había mentido, simplemente le había dicho que se ahabía quedado con un amigo y aquello había sido el detonante de otra serie de preguntas como
¿Qué amigo?
¿Desde cuándo tienes amigos?
¿Quién es él?
Y blah, blah, blah, y aquello era el tema de sus constantes peleas y ya lo tenía harto.
Se dirigía con pasos calmados hacía la cafetería, esperaba volver a ver a Taemin, ya que no había podido escaparse de Yunho.
Fue cuando algo llamó su atención desde el ventanal de la cafetería.
Podía ver a Taemin como siempre, sentado en aquella mesa, pero en esta ocasión su rostro estaba bañado en lágrimas, al mismo tiempo que se podía ver claramente que estaba furioso.
Frente a él había otra persona, pero no podía verle la cara debido a que le daba la espalda, y se podía ver claramente que ambos discutían.
Al final aquel hombre se paro azotando sus manos sobre la mesa, sin embargo Taemin no se movió ni un milímetro.
Aquel hombre comenzó a camina y Taemin susurro algo que hizo detener a aquella persona y Changmin pudo leer sus labios
-“No voy a renunciar a él”-
Y la cabeza le dio vueltas cuando aquel hombre giro su rostro y vio a Yunho…
… ¿Qué estaba pasando?
Una vez que Yunho abandono la cafetería, Changmin entro con cautela hasta la mesa donde Taemin se encontraba y se sentó frente a él.
-¿Estás bien?-
Aquello tomo desprevenido a Taemin, quien saltó en su lugar. Rápidamente comenzó a secar sus lágrimas y asintió.
Hubo un momento de silencio, Changmin observaba con detenimiento a Taemin. Con su nariz y sus ojos rojos, y su rostro ligeramente húmedo por las lágrimas se veía adorable.
-Taemin- El nombrado levantó el rostro y retrocedió un poco.
El rostro de Changmin estaba muy cerca del suyo y se sonrojo.
-¿Qué estás…- Y sin embargo aquella pregunta quedo sin completarse cuando los labios de Changmin se posaron sobre los suyos.
Abrió sus ojos ante la sorpresa, aquello no se lo esperaba.
Y estaba a punto de dejarse llevar cuando la anterior discusión con Yunho llego a su memoria.
-Flash Back-
Acababa  de salir de la escuela y estaba dispuesto a ir a su casa, realmente estaba exhausto, todo lo que estaba sucediendo lo tenía con un cumulo de emociones y en ese momento no quería ver a nade, ni a Changmin…. Ya mañana sería otro día.
Sin embargo alguien no estaba de acuerdo con su plan, porque Yunho llego y en cuanto lo vio lo tomo del brazo y literalmente lo había arrastrado hasta la cafetería.
Estaba cansado y harto a sí que una vez sentado en aquella mesa lo miro con cansancio y su voz se escuchó rasposa y a la vez con hastió.
-¿Ahora qué quieres?-
Yunho frunció el seño y lo miro enojado.
-Ya estoy harto de repetirte lo mismo, pero quiero que te alejes de él.
-¿Y sí ya estas harto por qué sigues insistiendo?-
Lo miro sin ninguna emoción.
-Ya te dije, Changmin no te recuerda ¿Qué no entiendes?-
Aquello Taemin lo sintió como un golpe bajo, y sintió un pequeño dolor en su pecho, si lo sabía, y estaba haciendo todo lo posible para hacer que Changmin se acercara a él, pero…
Sintió sus lágrimas acumularse y un nudo en su garganta y miró con enojo a Yunho
­-¡¿Crees que no lo sé?!- Aquel gritó tomo desprevenido a Yunho –Se que Changmin no me recuerda- Y la lágrimas comenzaron a salir de sus ojos – Estoy harto que me lo restriegues en la cara cada vez que puedes –Sollozo - ¡Tú no sabes! No sabes lo que fue haberlo perdido.
Yunho se quedo sin habla ante lo que dijo el pequeño, porque tenía razón y sin embargo había algo que todavía lo molestaba.
-Sabes- Aquel tono bajo llamo la atención de Taemin –Me intrigaba mucho por que querías llamar su atención tan desesperadamente- Sonrió torciendo la boca y Taemin lo miro curioso, no entendía de que estaba hablando –En un principio creí que porque era tu hermano, porque lo querías, y me equivoque.
-¿De qué estás hablando-
-Los vi… besándose-
Y sin embargo Yunho volvió a sorprenderse ante la actitud de Taemin, quien en lugar de sorprenderse suspiro y le sonrió un poco
-Veo que ya lo descubriste-
-¡¿Estás loco?! Es tu hermano-
-¿Y?- Su rostro cambio a uno de de enojo –Tu no nos conoces ni a mí ni siquiera a Changmin más a ya de que ha estado contigo estos 3 años-
Yunho se enojo porque Taemin tenía razón, llego a tal punto que estampo sus manos contra la mesa y el pequeño no se sobresalto.
-Estás enfermo, renuncia a él de una vez, entiendo que jamás regresarás contigo, yo me encargare de eso, a y si no lo sabes él y yo estamos juntos-
Yunho comenzó a caminar y al final susurro aquellas palabras que mantenían sus esperanzas de estar nuevamente con Changmin.
-No voy a renunciar a él-
-Flash Back End-
En un movimiento brusco, Taemin se quito a Changmin, y él lo veía sorprendido.
-¿Qué estás haciendo?-
-¿No es obvio?- Taemin respondió –Me gustas- Taemin sintió como su corazón comenzaba a latir con fuerza –No… es más que esto, tal vez esto es muy rápido, pero te amo, me enamore de ti Taemin, desde aquella vez que me confundiste con tu hermano-
Taemin bajo la mirada, quería decirle la verdad en ese momento pero… pero tal vez Yunho tenía razón.
Ambos eran hermanos, lo que habían estado haciendo era incorrecto, además tal  vez era mejor para Changmin no recordar nada de su pasado tan doloroso, si… era mejor.
Taemin se puso de pie y lo que le diría a continuación haría que su futuro con Changmin fuera nulo y su corazón dolió.
-Creo que es mejor que no nos volvamos a ver-
-Pero…-
-¡No me vuelvas a buscar!- Le gritó.
Changmin imitó  al menor y se puso de pie, lo jalo del brazo y lo miro, sin embargo Taemin evitaba su mirada y le tomo por el mentón, obligándolo a verlo.
-¿Qué acaso no me escuchaste?- Te amo Taemin
Y lo volvió a besar, pero Taemin lo empujo.
-¿y qué hay de Yunho?- Changmin lo había olvidado –Ustedes 2 están saliendo ¿o no?- Sin quererlo sus lágrimas volvieron a salir -¿Lo dejarías? ¿Le dirás que me amas?-
-Yo…- Changmin bajo la mirada y soltó a Taemin.
-Vez- Le dijo sintiéndose decepcionado, pero era lo mejor para Changmin.
Y sin más Taemin salió de ahí sin una palabra de por medio y con su corazón destrozado.
--------------------------------
Pasaron varias semanas, no supo cuantas y sentía su corazón agonizar, sin Changmin ¿Qué iba a hacer? Porque él era su vida, su pasado, su presente y quería que fuera su futuro pero… no se iba a poder.
Aún no sabía cómo era posible que había podido sobrevivir sin Changmin 3 años, porque a penas unas semanas había pasado y estaba hospitalizado.
Suspiro por milésima vez, odiaba los hospitales desde hacía 3 años y solo quería salir de ahí.
Pasaron otro par de semanas y cuando logro salir lo tenían bien vigilado para que no recayera.
Un día logró escaparse de los empleados y decidió ir a aquella cabaña donde prácticamente estaban todos sus recuerdos con Changmin.
Y sin embargo jamás se espero que al abrir la puerta lo primero que se encontraría era a Changmin sentado en una de las sillas comendo.
Ante el sonido de la puerta siendo abierta Changmin giro su vista lo cual se encontró con Taemin y sonrió.
-Hola-
Taemin prácticamente estaba hecho piedra en su lugar y aquello le saco otra sonrisa a Changmin quien se puso de pie y se acerco a SU pequeño.
-¿Qué estás haciendo aquí?- Le preguntó una vez que salió de su estupefacción.
­-Vine a buscarte, porque no sé dónde vives- Dijo encogiéndose de hombros –Eh estado aquí un par de semanas ¿Dónde estabas?-
-En el hospital- Susurro para sí mismo y sin embargo Changmin logro escucharlo
-¡¿En el hospital?!-  Taemin se encogió en su lugar ante su grito -¿Por qué estabas en el hospital?-
-No te importa- Dijo pasando de lado a Changmin, no quería verlo aquello era doloroso para su corazón.
Changmin se masajeo las sienes, lentamente se iba acabando su paciencia con aquel niño
-Como sea, quería preguntarte si puedo quedarme aquí unos días-
-¿Para qué? Te dije que… -
-Lo sé- Lo interrumpió –Yunho me corrió de casa cuando le dije que te amaba- Dijo con una sonrisa
Taemin se quedo estupefacto.
-¿Qué?-
-Me escuchaste- Dijo acariciando su rostro con los pulgares –Te amo- Deposito un beso en su nariz
Taemin sentía su corazón bombear una y otra vez, aquella sensación de felicidad lentamente recorrió su cuerpo, pero aun así no podía sonreír y no sabía la razón.
-¿Taemin?- Escucho aquella voz tan lejana, por que el sonido de su corazón era más fuerte, y solo pudo bajar la mirada.
­-Yo…- Hizo una pausa –No quiero decepcionarte-
-Jamás- Le dijo con una sonrisa y lo abrazo –Solo dime algo- Le susurro en su oído- Dime que no soy el reemplazo de tu hermano-
Taemin se separo un poco y abrazo su cuello acercando sus rostros y le susurro…
-No eres el reemplazo de mi hermano- “Tú eres mi hermano”  pensó y Changmin vio la sinceridad en sus ojos y junto sus labios.
Y una vez que se separaron, ambos se sonrieron y juntaron sus frentes
-Vamos a comenzar esto lentamente ¿De acuerdo?-
Y Taemin asintió abrazándose a su cuerpo ¡Dios! No podía, simplemente no podía vivir sin Changmin.
----------------------------------------
Aún recordaba sus palabras unas semanas atrás, pero era tan difícil, muchas veces quería arrojar a Taemin a alguna pared y violarlo en ese mismo instante.
Suspiro y volvió a acomodar en aquella cama que había compartido con Taemin algunas veces (para su desgracia)  solo para dormir.
-¡Hyung!- Si ese gritando era Taemin –Despierta- Y si tuvo la “brillante” idea de subirse sobre él para despertarlo.
Sintió como Taemin se recostaba sobre su pecho y no pudo evitar sonreír y comenzó a acariciar su cabello rojizo.
Abrió sus ojos lentamente encontrándose con aquel rostro sonriente y con sus ojos cerrados, no se pudo resistir a aquella imagen y se enderezo un poco para alcanzar aquellos labios.
Taemin abrió sus ojos y le sonrió.
-Hyung, ¿Compraste lo que te pedí?-
Changmin hizo una mueca y Taemin rio.
-Sí, pero no se para que hiciste que comprara un traje de baño-
Para su mala suerte Taemin se levanto de su regazo y se paro junto a su cama, se agacho y con una sonrisa le dijo…
-Es una sorpresa- Para luego sacarle la lengua y nuevamente se puso de pie –Levántate- y salió de aquella habitación.
Changmin tenía la boca abierta ante lo que veía y Taemin rio un poco, porque lo más seguro es qué él tuviera la misma expresión la primera vez que estuvo en ese lugar.
-Hermoso ¿Cierto?- Changmin miro a Taemin y asintió
-¿Cómo conoces este lugar?- Taemin se encogió de hombros.
-Mi hermano me lo enseño, Vamos-
Taemin se acerco más a ese lago y Changmin comenzó a sentir calor cuando Tae se comenzó a quitar la ropa
-¿Qué haces?-
- ¿No es obvio?- Taemin no se detuvo en lo que estaba haciendo –Vamos a nadar un rato en el lago ¿Por qué crees que te pedí tu traje de baño?-
Changmin no dijo nada y comenzó a imitar al menor, se entretuvo en eso para no mirar a Taemin.
Y cuando se terminó de cambiar giro su vista y noto como Taemin ya lo esperaba dentro del agua.
Lentamente se acerco y comenzó a entrar, el frio del agua hizo que todo su cuerpo se estremeciera y quedo sentado en la orilla.
-Entra Hyung- Taemin llego nadando y Changmin envidio aquella resistencia del menor por el frio.
-Aquí estoy bien- Y Taemin hizo un puchero.
-Así no es divertido-
 Y Taemin se acerco lentamente con una sonrisa en su rostro, pero aquella sonrisa hizo que un escalofrió recorriera su cuerpo.
Taemin lo tomo por su cuello haciendo que Changmin bajara su rostro y al final sus labios se juntaron.
Sin que Changmin se diera cuenta, Taemin comenzó a retroceder, haciendo que el mayor se fuera acercando.
Taemin corto el beso y fue cuando Changmin se dio cuenta que ya no estaba sentado en la orilla de aquel lago.
-Ves, no fue tan difícil- Changmin lo miro con el seño fruncido.
-Lo hiciste a propósito-
-No vi que te opusieras- Le saco la lengua
Y sin esperárselo, Taemin le lanzo agua a la cara.
-¡Ya verás mocoso!-
Y aquello comenzó con un juego dónde Changmin intentaba atrapar a Taemin y este solo nadaba lejos del mayor o seguirle lanzando agua a la cara.
-En un movimiento Changmin logró atraparlo por la espalda y aunque Taemin intento zafarse de su agarre no pudo soltarse.
-¡Ya! suéltame-
Y los nervios lo atacaron cuando Changmin apreso aún más su cintura y puso su barbilla sobre su hombro.
-Te dije que me la ibas a pagar- Le susurro en su oído.
El cuerpo de Taemin se tenso cuando las manos de Changmin que estaban entrelazadas sobre su estomago se posicionaron sobre sus caderas y lentamente fueron subiendo en una caricia hasta posicionarse sobre sus hombros y luego pasando por su cuello.
Taemin cerró los ojos ante aquellas sensaciones, nuevamente sus manos estaban sobre sus hombros ¡Dios! Quería voltearse y besar a Changmin.
Y sin embargo sintió la decepción cuando Changmin empujo sus hombros, sumiéndolo en el agua.
Salió del agua tosiendo, escuchando las risas de Changmin y lo miro con indignación, sin embargo fue ignorado.
Taemin levantó su cabello ahora mojado que se había pegado en su frente.
-¡No es gracioso!-
-Eso lo dices porque no has visto tu cara- Y volvió a reír.
-¡Ya!, esta me la pagas-
Y los papeles se invirtieron, ahora era Taemin quien perseguía a Changmin y un movimiento del mayor confundió al pequeño.
En lugar de alejarse como lo estaba haciendo, se acerco, lo que hizo a Taemin retroceder.
Changmin nuevamente apreso a Taemin abrazándolo por la cintura y junto sus labios, lentamente aquel beso se iba profundizando, haciendo que Taemin abrazara a Changmin por el cuello.
El lago no era muy hondo (al menos no para Changmin, que con sus 1.85m lograba tocar el fondo) y el mayor comenzó a caminar, haciendo que Taemin enredara sus piernas en la cintura de Changmin, logrando que sus miembros se rozaran entre sí, y un pequeño gemido escapo de sus labios.
Taemin sintió en su espalda la orilla de aquel lago, pero no le importo, y menos cuando Changmin en ese momento estaba devorando su cuello.
Levantó su rostro para darle más espacio a Changmin y aquella visión del interior de la cueva lleno de diamantes azules y las sensaciones que Changmin provocaba en su cuerpo hacía que se sintiera en el paraíso.
Lentamente Changmin fue bajando por su pecho desnudo, deteniéndose en uno de sus pezones, quitando una de sus manos de su cintura y la llevo hacía su otro pezón, y mientras mordía uno, con su mano pellizcaba el otro y los gemidos escapaban de su boca una y otra vez.
Changmin veía aquella hermosa visión de Taemin con su pelo pegado a su rostro por el sudor y el agua, su rostro sonrojado y sin aliento, y su excitación fue en aumento.
Soltó a Taemin, haciendo que desenredara sus piernas, pero al ser más bajo que él no alcanzaba a tocar fondo y se sostuvo de sus hombros, abrazándolo.
Nuevamente atacó sus labios y sus manos lentamente bajaron por el cuerpo del menor, rozando sus costados hasta llegar al elástico de su traje de baño, anticipando su acto Taemin volvió a gemir.
Y mientras bajaba aquella prenda, Taemin escondió su rostro en su cuello.
Una vez quitado, el traje floto y Changmin lo tomo, dejándolo en la orilla.
Changmin agarro las nalgas de Taemin, cargándolo en el acto y antes de que el menor pudiera volver a enredar sus piernas, Min lo sentó en la orilla sorprendiéndolo un poco.
-¿Qué estas…- Aquella pregunta se corto cuando Taemin vio a Changmin separar sus piernas y relamerse los labios.
Así que un gemido ahogado salió de sus labios cuando la lengua de Changmin paso por su miembro ya despierto.
Aquellas lamidas hacían que lentamente su raciocinio desapareciera y un grito escapo de lo más hondo de su garganta cuando Changmin engullo su miembro.
Taemin no tenía un soporte estable y lo único que encontró fue el cabello de Changmin y terminó jalándolo, recibiendo un quejido del mayor, que aún así continuo con su trabajo.
Aquellas succiones en su miembro hacían que su cabeza comenzara a dar vueltas, sentía que cada vez se le hacía más difícil respirar, y el calor comenzaba a acumularse en su vientre bajo.
Pero aun así su mente le impedía gemir como quería, porque si se dejaba llevar, terminaría gritando el nombre de Changmin y todo lo que había hecho se iría a la basura.
Así que solo tapo su boca y sintió como el orgasmo llegaba a su cuerpo.
Después de eso no fue consciente de nada, había cerrado sus ojos y su cuerpo se volvió flácido.
-Hey- Escucho la voz de Changmin, pero no quería abrir los ojos, se sentía bien en ese momento –Aún no hemos terminado-
Lentamente fue abriendo los ojos, encontrándose con el rostro sonriente de Changmin, fue cuando notó que nuevamente se encontraba dentro de aquel pequeño lago.
-¿Estás bien?- Le pregunto dándole un pequeño beso en la frente y aún aturdido por aquel orgasmo asintió.
Changmin comenzó a repartir besos por todo su rostro y sus manos acariciaban sus nalgas al mismo tiempo que lo incitaba a qué abriera las piernas.
Taemin sintió nuevamente el calor recorrer su cuerpo, sintió el miembro duro de Changmin aún bajo aquel traje de baño.
Y la excitación regresó a su cuerpo, abrazo a Changmin por el cuello y si, abrió sus piernas, pero para la sorprenda del mayor no las enredo.
Taemin aprovecho el hecho de que estar en el agua lo ayudaba a tener algo de mejor movilidad, así que llevó sus pies hacía los costados de Changmin y comenzó a bajar lentamente aquella prenda que evitaba que el mayor estuviera completamente desnudo.
Ambos se separaron por un momento y Changmin terminó de quitarse su traje, dejando que este flotara y repitió lo mimo que con el traje de Taemin.
En un brusco movimiento Changmin giro a Taemin y lo empotro contra la orilla, gimió cuando las manos del mayor comenzaron a jugar con sus nalgas, apretándolas y abriéndolas.
Un dedo comenzó a jugar a alrededor de su entrada, en ocasiones su pulgar presionaba sin entrar y aquello comenzaba a sacar de quicio a Taemin.
-¡Solo hazlo!-
Y un dedo entro, haciéndolo gritar y cerrar sus ojos
“Fuck” pensó, aquel dolor lo tomo desprevenido, y no sabía si era porque había olvidado lo que se sentía o por el hecho de llevar 3 años sin hacerlo.
Tuvo que morder sus labios para evitar volver a gritar cuando un segundo dedo entró.
Al parecer era más fácil lubricarlo debido al agua, pero eso no le quitaba el dolor que sentía.
Cerró sus ojos y se dejo llevar por aquellas sensaciones, cuando el tercero entró, no sintió tanto dolor, y menos cuando Changmin estimulaba su miembro al mismo ritmo con el que sus dedos entraban y salían.
Cuando los saco, Taemin sintió como Changmin se pegaba a su cuerpo y su aliento lo sintió en su oído.
-¿Listo?- Aquello lo estremeció y solo asintió.
Changmin tomo las caderas de Taemin, se alineo con su entrada y sin más lo penetro de una sola estocada.
Su gemido de satisfacción quedo opacado con el grito de Taemin.
Changmin se quedo quieto, escuchando como a Taemin le costaba respirar y sus pequeñas maldiciones que soltaba al aire.
-Lo siento- Le dijo al recordad lo brusco que había sido con él y sin embargo Taemin negó con la cabeza.
-No importa- Respondió con dificultad –Solo… solo no te muevas-
Y Changmin no se movió hasta que sintió como Taemin movía sus caderas en señal de que ya no le dolía.
Taemin sintió la primera embestida y los gemidos comenzaron a escapar de su boca.
Cada estocada tenía una velocidad y profundidad diferente y aquello empezaba a enloquecer a Taemin, quien cada vez que Changmin empujaba hacía adelante él movía sus caderas hacía atrás para que las penetraciones tuvieran una mayor profundidad.
Nuevamente una de las manos de Changmin comenzó a estimular su miembro, haciéndolo ver estrellas.
Sintió su segundo orgasmo acercarse y se recargo sobre sus brazos, mordiendo uno de ellos para nuevamente evitar gritar el nombre de Changmin, y sintió como su semen era expulsado.
Aún así Changmin siguió con sus embe3stidas un poco más de tiempo, Taemin escuchaba sus gemidos en su oído mientras solo se dejaba hacer.
Y supo que Changmin estaba por terminar cuando mordió su hombro, (por alguna razón siempre lo hacía) y el soltó un pequeño quejido para luego sentir como algo comenzaba a ser presión dentro de él.
Ambos se quedaron en aquella posición por un tiempo, disfrutando de las sensaciones post orgásmicas, y solo su respiración agitada se podía escuchar en aquel lugar tan tranquilo.
Lentamente Changmin salió de su interior y una ligera punzada de dolor recorrió la entrada de Taemin pero no se quejo, estaba feliz, y aquello podía más que un pequeño dolor.
Changmin giro a Taemin y ambos se sonrieron, se dieron un pequeño beso y se abrazaron.
Ambos cerraron los ojos y simplemente se dejaron llevar por el movimiento del agua, regresando al centro del lago.
--------------------------------------------------------
Changmin lentamente abrió los ojos y lo primero que vio fue el techo de aquella cabaña, intento incorporarse un poco, y sin embargo algo se lo impidió, bajo su mirada y se encontró con el rostro de Taemin, quien dormía pacíficamente con una sonrisa, aquello hizo que se volviera a recostar.
Comenzó a acariciar aquel cabello rojizo que se había convertido en una adicción desde que conoció a Taemin en aquel callejón.
No pudo evitar suspirar y reír un poco debido a aquel sueño que había tenido.
Si lo pensaba era algo loco el hecho de haber soñado que Taemin era su pequeño hermano que lo más seguro no volvería a ver, y aún más esa historia de que le hayan disparado y luego perdido la memoria, era algo tan…
Su línea de pensamientos fue cortado cuando sintió el cuerpo de Taemin moverse un poco, sus miradas se cruzaron y ambos se sonrieron.
-¿Dormiste bien?- Taemin asintió con una sonrisa.
Taemin se levanto un poco para luego sentarse en las caderas de Changmin, se recostó sobre su pecho y lo abrazo.
-Max-Susurro y ante aquello Changmin abrió sus ojos.
Tomo a Taemin de sus hombros y lo separo de su cuerpo, miro al pequeño con miedo.
-¿Cómo me llamaste?- Aquella desesperación comenzó a asustar a Taemin.
-Max- Volvió a repetir.
Changmin soltó a Taemin, haciendo que cayera sobre su cuerpo y se llevo sus manos hasta su cabeza.
Taemin lo acababa de llamar Max, entonces aquello… aquello significaba que todo lo que vivió no era un sueño, entonces…
-¿Max?- Pudo ver el rostro preocupado de Taemin -¿Estás bien?-
Changmin se fue levantando, y al estar sobre su cuerpo, Taemin se vio obligado a hacer lo mismo hasta bajarse de su regazo, aquel comportamiento no le gustaba.
-Creo- Escucho decirle –Creo que es mejor que regreses a casa-
Aquello sorprendió a Taemin.
-¿Por qué?- Se acerco lentamente a Changmin, que ahora estaba sentado en la cama, lo abrazo por la espalda, posicionando su frente sobre aquella ancha espalda, y sin embargo aquel acto hizo que se pusiera de pie -¿Qué sucede?-
Un nudo se formo en su garganta y al mismo tiempo le dieron ganas de llorar por la actitud de Changmin.
-Creo que deberíamos terminar- Al pronunciar aquellas palabras, Changmin sintió una opresión en su pecho, pero aquello era lo mejor.
- ¿Por qué? - Taemin sintió sus ojos arder y las lágrimas cayeron por su rostro - ¿Eso quiere decir que solo me utilizaste?- Changmin se sorprendió cuando Taemin dijo aquello -¿Solo querías acostarte conmigo?- Sollozo –Apenas ayer estuvimos juntos en aquella cueva- Se llevó su mano hacía su boca para ahogar un grito –Me pediste que te contara lo de mi hermano, y lo hice, y ahora tu…-
 Changmin vio desmoronarse a Taemin, hincado en aquella cama y su corazón se encogió, y no pudo evitar abrazarlo.
-Lo siento-
-¿Y ahora me abrazas y me pides disculpas?- Taemin se aferro al cuerpo de Changmin con desesperación ¿Qué es lo qué quieres que piense?-
Changmin depositó un beso en la cabeza de Taemin y suspiro, comenzando a acariciar aquel cabello rojizo, sabiendo de ante mano que eso calmaba a Taemin.
-Lo siento, pero lo que estamos haciendo no era correcto- ¡Eran hermanos por favor!
-¿Por qué?- Susurro levemente con su rostro enterrado en su cuello.
Changmin se mordió el labio, no sabía si decirle que había recuperado su memoria, sabía que Taemin había estado luchando para que eso sucediera, pero él tenía sus dudas, porque su relación estaba prohibida, porque eran hermanos.
-Porque somos hermanos- Susurro.
Pero aun así fue bastante audible para Taemin que inmediatamente se zafo del abrazo y lo miro estupefacto.
-¿Me reconoces?- Pero Changmin evadió su mirada -¿Me reconoces?- Volvió a preguntar esta vez enmarcando su rostro con sus manos, obligándolo a mirarlo.
Changmin asintió levemente y sus ojos nuevamente se llenaron de lágrimas sin embargo estás eran de felicidad.
-Changmin- Sus labios susurraron por fin aquel nombre y lo beso, sintió su corazón latir de felicidad.
Taemin en un acto rápido recostó a Changmin sobre aquella cama y se coloco sobre él.
Sus cuerpos aún desnudos se rozaron, pero aun así Taemin solo se recostó sobre su pecho, aspirando aquel aroma que Changmin desprendía.
-Taemin, bájate por favor-
-No quiero- Le dijo aún con aquella sonrisa.
-Taemin escúchame, debemos terminar—
-¿Por qué?-  Le preguntó sin levantar la mirada con un nudo en su garganta -¿Por qué quieres que esto se acabe ahora que recuperaste la memoria?
-Porque somos hermanos, lo nuestro está prohibido-
-No me importa- Dijo por fin levantando su rostro mirándolo –Quiero estar contigo ¿Tu no?-
Changmin suspiro y abrazo a Taemin dejando su rostro sobre su pecho nuevamente, ¿A quién engañaba? No podía dejar a su pequeño, simplemente no podía…
------------------------------------------
Al fin después de muchos años había logrado encontrar a Changmin, una sonrisa cruzo por sus labios.
La puerta le fue abierta y como siempre con elegancia salió de aquel automóvil, observo aquel edificio de condominios, dónde aquel doctor vivía.
Jung Yunho, el doctor que había tendido a SU Changmin.
Aquella señora se encamino junto a aquel guarda espaldas que la seguía a todas partes como sombra, que aunque fuera molesto todos le indicaban que era mejor así.
Entro al ascensor y presiono el número 3 del edificio, salió y se dirigió a aquel apartamento y sin más toco la puerta.
La puerta tardo un poco en ser abierta, pero al final lo hizo, encontrándose con aquel doctor que había visto solo en fotografía.
-¿Sí?- Preguntó, aunque Yunho se veía algo decaído y triste.
-Buenas tardes- Hizo una pequeña venia que Yunho correspondió, y sin embargo un escalofrió recorrió su cuerpo cuando aquel hombre detrás de la señora lo miro enojado ¿Había hecho algo malo? –Estoy buscando a Shim Changmin-
Yunho miro sospechosamente a aquella señora, se veía elegante, pero le preocupaba que buscara a Changmin, ya qué lo habían dado por muerto.
-Lamento ser yo quien le informe- Le dijo con calma –Pero el joven Shim Changmin murió hace 3 años, tal vez un poco más debido a un disparo-
Aquella señora le sonrió y le tuvo más miedo qué a aquel hombre que se mantenía al margen.
-Lo sé- Y eso a Yunho le dio una mala espina –Como también sé que me estas mintiendo-
-No sé de que está hablando él…
-Niño, niño- Le corto –No nací ayer, se que Shim Changmin está vivo, y sé que ha estado viviendo contigo estos últimos 3 años-
Yunho se había quedado sin defensa alguna ¿ahora qué hacía?
-No está aquí- Susurro.
-¡¿Qué no la escuchaste?!- Aquel gigantón se acercaba a golpearlo y la voz de aquella mujer lo detuvo.
-Suficiente- Aquel hombre le dirigió una mirada de enojo y regreso a su posición original -¿A dónde fue?-
Yunho negó con la cabeza.
-No lo sé, hace un par de semanas yo…- “lo corrí” pensó –No tengo idea a donde fue-
Aquella señora a suspiro frustrada ante aquello, podía ver la sinceridad en aquellos ojos y tuvo que creerle, pero aquello significaba que nuevamente se quedaba sin pistas de su paradero.
Y sin decir más salió de aquel departamento, solo que al ir caminando por los pasillos su sonrisa regreso a su rostro, al ver como su Changmin caminaba hacía ella.
Cuando estuvo frente a ella, Changmin hizo una venía que ella imito y simplemente siguió su camino.
Changmin toco la puerta del departamento  de Yunho, quien inmediatamente abrió.
-Ya le dije que no sé dónde… ¿Max?
Yunho había creído que aquella señora había regresado, y lo menos que esperaba era encontrar a Changmin en su puerta.
-Hola- Le sonrió -¿Puedo pasar?-
Yunho solo asintió.
Changmin se sentó en uno de los sillones de aquella sala y Yunho lo imito.
-¿Y?- Le pregunta -¿Qué haces aquí?- Omitió la información de que lo estaban buscando, porque no quería que le hicieran algo, porque aún lo amaba.
-Quería hablar contigo-
-Creo que ya dijiste lo que sentías la última vez Max-
-Lo sé- Sonrió tristemente –Solo vengo a agradecerte por lo que hiciste por mi desde que salí del hospital-
-¿Es todo lo que viniste a decirme?,  porque si es así, lárgate-
-Yunho yo…-
-¡Cállate!- Le gritó y las lágrimas comenzaron a bajar por su rostro –Aún no entiendo, no entiendo si te entregue mi corazón, entonces porque- No terminó de hablar debido al llanto.
-¿Por qué no me enamore de ti? ¿Por qué me fui con Taemin? –Yunho asintió y Changmin suspiró –Lo siento- Dijo bajando la cabeza –Pero- Sonrió –Desde que conocí a Taemin no puedo dejar de pensar en él-
-¡Pero lo conociste hace un par de meses!-
-Te equivocas- Yunho lo miro sorprendido –Yunho- Lentamente se acerco a él y tomo sus manos –He recuperado mi memoria-
Yunho sintió como el alma se escapaba de su cuerpo y en un impuso se solté de su agarre.
-¿Recuperaste la memoria?- Preguntó incrédulo y Changmin asintió y Yunho entro en shock –Yo…-
-Lo sé- Le dijo con una sonrisa –Se que me mentiste- Yunho sintió un nudo en su garganta –Como también se que fue para protegerme y te lo agradezco –Y lo abrazo.
Yunho sentía como su corazón latía de felicidad, pero todavía había algo que le preocupaba, así que lentamente se fue separando.
-Si ya recuperaste la memoria, entonces ya sabes que Taemin es…-
-Mi hermano- Lo corto, y Yunho sonrió y asintió con la esperanza de que tal vez Changmin podría regresar a él –Lo sé- Dijo con una sonrisa –Pero ese hecho no cambia mis sentimientos por él-
Y la decepción le cayó como un balde de agua fría
-¿Por qué?- Hizo una pausa -¡Ustedes son hermanos!- Termino gritando y Changmin suspiro.
-Lo sé- Hizo una pequeña pausa –Se bien que somos hermanos, pero realmente esa nunca ha sido nuestra relación-
Yunho se paro, comenzando a dar vueltas por la sala desesperado.
-¡Pero son hermanos!- Volvió a gritar.
-Yunho, cálmate- Le dijo tomándolo de sus hombros y sentándolo en el sofá –Perdona que te diga esto, pero no nos conoces- Yunho se quedo estático –Taemin y yo tenemos una historia complicada y pienso quedarme con él-
Yunho recordó lo que Taemin le había dicho unas semanas atrás
“Tú no nos conoces, ni a mí ni a Changmin, más allá de que ha estado contigo estos 3 años”
Y Yunho supo que había perdido
-Vete- Le dijo bajando la vista –Vete por favor-
Changmin vio a Yunho, y supo que se tenía que ir en ese instante, solo necesitaba tiempo para asimilarlo, así qué se puso de pie y salió de ahí.
Por otra parte aquella señora estaba sentada en aquella limosina y sonrió cuando vio a Changmin salir de aquel edificio.
-Síguelo- le ordeno al conductor y este obedeció
-----------------------------------------------------------
Changmin entro a aquella cabaña y lo que lo recibió fue la escena de Taemin y el Sr. Park hablando.
Ambos voltearon y Yoochun fue el primero que se puso de pie y prácticamente corrió hacía Changmin, esta vez sí pude hacerlo que quería así que lo abrazo.
-Hyung- Dijo sin aliento, al mismo tiempo que no le gustaba que lo abrazaran –No puedo respirar ¿Puede soltarme?-
-Calla- Le dijo aún feliz –Si sobreviviste a un balazo, no vas a morir por un simple abrazo-
Aquello fue suficiente para Changmin para no volver a decir nada, y aunque incomodo se dejo abrazar.
Taemin veía aquella escena con una sonrisa, no había sido una mala idea ir por él y notificarle que Changmin había recuperado la memoria.
Los 3 estaban sentados en aquella mesa, todos riendo por cualquier cosa. Yoochun veía como Taemin abrazaba a Changmin por la espalda y como en ocasiones el mayor giraba la cabeza y se daban un pequeño beso.
Aquello ya no le importaba, ya se había acostumbraba y le gustaba ver a esos 2 felices.
-Y Changmin- Ambos giraron a verlo y vieron la expresión seria de Yoochun- Desde hace mucho quiero saber que fue lo que paso ese día, cuando te dispararon-
Changmin noto como Yoochun y Taemin lo veían esperando aquella explicación y suspiro, al parecer nadie sabía nada.
-La verdad, no estoy muy seguro porque – Yoochun suspiro frustrado y Taemin… -Pero…- Ambos lo volvieron a ver –Les puedo decir quien fue-
-¿Lo conocemos?- Preguntó Taemin y Changmin asintió.
-Pero no estoy muy seguro de que me crean-
-¿Por qué?- Pregunto Yoochun curioso
-Porque la persona que me disparo- Hizo una pausa y vio a ambos, que le veían expectantes –Quien me disparo fue tu padre Taemin-
Yoochun vio sorprendido a Taemin y él se quedo de piedra, tratando de asimilar aquellas palabras.
Y sin embargo nadie dijo nada, en aquella cabaña que antes había un agradable entorno, ahora se podía sentir la tención.
Yoochun vio a los 2 menores y se dio cuenta de que era hora de irse
-Changmin- El mencionado giro su vista y el Sr. Park le sonrió –Me tengo que ir- Y Changmin sonrió –Me alegro de que estés bien-
Changmin lo vio salir y giro hacía donde estaba Taemin, quien no había dicho nada hasta ese momento y mantenía su mirada gacha.
-Taemin- Changmin llegó por su espalda y puso sus 2 manos sobre sus hombros, haciendo que se sobre saltara un poco –Se- Hizo una pausa –Se que no me crees-
Changmin lo abrazo y Taemin al principio se sorprendió ante lo que le dijo, pero luego recordó aquella discusión que habían tenido años atrás, cuando no le creyó que eran hermanos, no le creyó el hecho de que sus padres prácticamente los habían abandonado, y si no le creía eso ¿Por qué le iba a creer ese disparate de que su padre le había disparado?, eso es lo que pensaba Changmin, y no lo culpaba, y al mismo tiempo se sentía culpable.
Porque aun estaba asimilando aquellas palabras, porque no quería creer que su padre era capaz de hacer algo así, porque sabía que lo que Changmin le estaba diciendo era verdad y no quería creerle.
-Será mejor que vayas a casa- Escuchó decirle para después sentir como lo soltaba y la calidez de sus brazos desapareció, e inmediatamente entró en pánico.
Changmin entró a aquella habitación y se recostó, mirando el techo de la cabaña, sabía que Taemin no le iba a creer, pero parte de él quería que lo hiciera, y solo cerró los ojos.
El contacto de un cuerpo sobre el suyo hizo que abriera los ojos de golpe, encontrándose con el rostro de Taemin.
Se preocupo cuando las lágrimas comenzaron a salir de aquellos ojos almendrados, haciéndolo que se sentara en la orilla de la cama, dejando a Taemin sentado sobre sus piernas.
-¿Taemin?-
El mencionado lo miro con aquellos ojos acuosos y enterró su rostro en su cuello y sollozo aún más fuerte.
-Lo siento- Changmin se sorprendió un poco –Lo siento- Volvió a repetir una y otra vez, y el mayor solo acariciaba su espalda para poder calmarlo –Lamento no haberte creído- Sollozo –Lamento no haberte creído hace 3 años, si lo hubiera hecho, no te hubiera pasado nada-
Ante lo último, Changmin tomo a Taemin de los hombros y lo separo.
-Hey- Le dijo con una sonrisa, tomando su rostro con ambas manos y limpiando sus lágrimas con sus pulgares –No fue tu culpa-
-Pero…- Changmin lo calló posicionando un dedo sobre sus labios
-No es tu culpa- Le volvió a repetir.
-Changmin- Lo llamo y él lo miro con una sonrisa –No te odio- Changmin lo vio sorprendido y nuevamente le sonrió
Y sin más sus labios se juntaron en un beso, Changmin sintió como podía respirar ante lo último.
Changmin apretó un poco el trasero de Taemin, quien gimió dentro de aquel beso, poco a poco el calor de sus cuerpos  iba en aumento, las prendas fueron estorbando y una a una fueron desapareciendo, quedando ambos completamente desnudos.
Changmin levanto un poco a Taemin de su regazo tomando sus caderas y el menor lo ayudo apoyándose en sus hombros.
El mayor alineo su miembro y Taemin lentamente se fue sentando, haciendo que el miembro de Changmin entrara, y mordió sus labios ante la invasión en su interior.
Cuando estuvo completamente  dentro, Taemin solo suspiro para acostumbrarse, ya no dolía, pero era incomodo y se recostó sobre el hombro de Changmin, sintiendo sus caricias en su espalda.
Una vez que se acostumbro miro a Changmin a  los ojos, quien le sonrió, sus labios se unieron y los movimientos de sus cuerpos empezaron.
Conforme el tiempo pasaba Changmin podía sentir como el cuerpo de Taemin temblaba y eso le indicaba que aquella posición lo cansaba, así que lentamente se fue recostando, al mismo tiempo que hacía que Taemin se recostará sobre su pecho.
Estaba a punto de girar las posiciones para que Taemin descansara, y todo se vino abajo (literalmente) cuando la puerta fue abierta bruscamente (más bien la puerta cayó al piso) haciendo que ambos miraron asustados quien había tirado la puerta.
Aquella Señora entro sonriente a aquella habitación, y su sonrisa desapareció siendo sustituido por un sonrojo al ver lo que había interrumpido.
Changmin aún no sabía cómo había logrado sentarse en aquella cama, tapando una parte de su cuerpo con una sabana y posicionar a Taemin tras de él tan rápido.
-Yo- Logro articular –Lo… lo siento- giro y prácticamente corrió hacía donde estaba el pequeño comedor.
Changmin suspiro y sintió como Taemin tenía sus manos en sus hombros y su rostro sobre su espalda por la vergüenza y sonrió.
Giro su cuerpo con aquella sonrisa que el menor correspondió y lo abrazo.
Y sin embargo logró escuchar un quejido de dolor que escapo de su boca y se separo de él rápidamente.
-¿Qué pasa? ¿Te duele algo?- Taemin se sonrojo un poco y Changmin entrecerró los ojos y aquello puso al menor nervioso –Recuéstate-
-Para que quieres que me…- Changmin no lo dejo terminar, porque prácticamente lo había aventado y termino recostado sobre la cama.
Changmin tomo sus piernas y las alzo, suspiro cuando vio algo de sangre en su entrada, al parecer lo había lastimado al salir tan bruscamente de él.
-Lo siento- Bajo sus piernas
-No importa-
-Quédate aquí-
-¿A dónde vas?-
-Voy por el botiquín que está en la cocina.
-Pero…-
-Quédate aquí- Le volvió a repetir y no le quedo otra más que obedecer.
Lo vio vestirse con una polera algo floja y unos pantalones deportivos para luego salir de ahí.
Changmin vio a aquella señora sentada en una de aquellas sillas y su cabeza estaba sobre sus brazos recostada sobre la mesa y supuso que aún sentía vergüenza y en parte aquello lo alegraba porque los había interrumpido.
También sintió la mirada penetrante de aquel gigante que había tirado la puerta y mientras iba a la cocina lo ignoro, la verdad aquello no lo molestaba, había pasado por muchas cosas para qué solo una mirada lo intimidara.
Tomo el botiquín y nuevamente paso de lado de aquellas personas, entrando a la habitación.
-Ahora quédate quieto- Le dijo y Taemin así lo hizo.
Changmin remojo un algodón con algo de alcohol y lo llevo hacía la entrada de Taemin, quien se estremeció por el frio contacto, y al mismo tiempo el ardor se apodero de su cuerpo, pero sabía que quejarse con él, era inútil, así que solo se mordió los labios y dejo que lo curara.
Al final Changmin puso algo de pomada y termino.
-Listo- Dijo guardando todo –Ahora vístete, veré qué quieren- Taemin solo asintió.
Changmin camino hasta sentarse frente a aquella señora, quien levanto el rostro y sus ojos se iluminaron al estar frente a frente a él, aún sonrojada habló.
-Lamento lo de hace rato- Changmin negó con una sonrisa
-No se preocupe-
-Aún así, lo siento- Sonrió –Creo que debí haber tocado en lugar de tirar la puerta- rio nerviosa- Creo que te debo una puerta nueva-
-No se preocupe –Repitió y sonrió –Es solo una puerta, es fácil arreglarla, ¿Quiere algo de tomar?- La señor asintió
-Café por favor- Changmin solo se levanto, preparo aquella bebida y cuando regreso le tendió la bebida –Gracias- Y Changmin solo sonrió
Y de repente aquella señora sonrió y comenzó a mirarlo, como si fuera una exhibición de algún museo o algo por el estilo y comenzó a sentirse nerviosos y algo incomodo.
Por suerte en ese instante llegó Taemin quien hizo una reverencia, y suspiro algo aliviado, porque así no se sentiría tan incomodo.
Taemin vio con horror aquella silla, sabiendo de antemano que cuando se sentara le dolería, así qué no se lo pensó 2 veces y se sentó.
Sus facciones no cambiaron, y sin embargo Changmin como las uñas de Taemin se enterraban en su brazo, no dijo nada porque sabía que tenía, así como sabía que aquello le dejaría marcas, Taemin curioso vio a aquella señora, se le hacía conocida.
-Creo que ambos se preguntarán que hago aquí ¿Cierto?- Y ambos asintieron –Bueno, antes que nada déjenme presentarme, mi nombre es Shim Min Ji-
Taemin se paró de golpe al escuchar aquel nombre, ahora entendía porque se le hacía tan conocido
-¿Enserio usted es Shim Min Ji?- Y la señora asintió, Taemin rápidamente hizo una venía de 90°, haciendo que Changmin lo mirara curioso ¿Qué estás esperando?-
Taemin levanto a Changmin en un jalón y eso cada vez le estaba dando mala espinal.
-¿Qué haces?-
-Cómo qué que hago, vamos inclínate- Vio a aquella señora y nuevamente se inclino –Lamento sus modales- Giro hacía Changmin –Vamos inclínate-
-Ya escuchaste niño- Le dijo el guardia quien fue hacía Changmin.
Aquella señora veía la escena divertida y podía escuchar los gritos de Changmin.
-¡¿Qué están haciendo?! ¡Taemin me vas a romper la espalda!-
-Suficiente- No gritó, pero su voz fue lo bastante autoritaria para que todos se detuvieran.
Una risa discreta salió de sus labios al ver como su guarda espaldas tenía ambas manos sobre la cabeza de Changmin, empujándolo hacía abajo y Taemin prácticamente estaba sobre su espalda
-Kang-In- Aquello fue suficiente para que el guardia regresara a donde estaba antes –Por favor, ustedes 2 tomen asiento-
Taemin rápidamente se bajo de la espalda de Changmin y se sentó, el mayor todavía se tardo un poco ya que se sobaba la parte baja de su espalda, y cuando se sentó hizo lo mismo con su cuello.
-Dios- Exclamo –Creí que me rompieron la espalda o me zafarían la cabeza-
-Es tu culpa Y Taemin le dio un zape y el mayor frunció el seño.
-¿Por qué mi culpa?- Preguntó indignado.
-Por no querer inclinarte-
Changmin suspiro y prefirió dejar de pelear con Taemin.
-Señora, disculpe mi ignorancia, pero ¿Quién es usted?- Taemin estuvo a punto de golpearlo otra vez, pero esta vez Changmin lo detuvo -¡Ya! ¿Ahora por qué me vas a golpear?-
-Por idiota- Y Changmin empezaba a molestarle que Taemin comenzara a ser tan despectivo con él – Ella es Shim Min Ji, presidenta de las empresas Shim, una de las más grandes de corea, conocido mejor como el imperio Shim- Changmin giro su vista y ella estaba tranquila, tomando aquel café.
Y siguió escuchando a Taemin.
-Ha estado mucho tiempo, dirigiendo la compañía, lo hizo cuando su esposo falleció y después de eso su hijo tomo el cargo hasta su muerte-
Changmin veía asombrado a aquella señora, pero aún se preguntaba el porqué estaba aquí.
-Mi padre siempre dice que pronto todo su imperio se caerá debido a que no le gusta como dirigen su compañía- Hizo una pausa y siguió hablando –Pero en realidad me gusta su forma de hacer las cosas –Sonrió –Papá dice que son bastante despreocupados y sin ofender en eso tienen razón –Changmin giro su vista hacía aquella señora que ahora miraba a Taemin con una sonrisa.
-Y según tú ¿Por qué somos tan despreocupados?-
-Porque no tienen un heredero- Respondió –Su hijo murió sin dejar un heredero que se encargara de la empresa y al parecer aquello les tiene sin cuidado-
Nuevamente aquella señora sonrió y le aplaudió a Taemin.
-Muy bien chico, antes igual sin ofender, quiero que sepas que tu padre es un imbécil- Le dijo así directo, sin una pizca de resentimiento.
Changmin vio a Taemin agachar su cabeza y suspirar
-Lo sé- respondió con una sonrisa débil
-Bueno, es bueno saber que lo aceptes- Dijo para después darle un sorbo a su café­ Y sobre lo que dices, tienes razón, no nos preocupamos mucho acerca de nuestro heredero.

-¿Por qué?- Preguntó curiosos Taemin
-Niño, a veces no hay que creer todo lo que la gente dice, porque se creen mal entendidos-
-Eso quiere decir…-
-Así es Taemin- Le sonrió –Mi hijo murió cuando su pequeño tenía como 2 años- Taemin se sorprendió ante aquello, porque todos pensaban que una vez que aquella señora y no pudiera manejar la empresa, todo el imperio Shim se iría abajo, y ahora resultaba que tenían un heredero, que nadie sabía que existía -¿Sorprendido?- Taemin solo  pudo asentir.
-Perdón que interrumpa- Dijo Changmin –Pero ¿me pueden explicar de qué están hablando?- Dijo harto de no entender nada.
Taemin bufo molesto
-Por favor- Dijo viéndolo con una cara de aburrimiento –Es economía básica de Corea, hasta un niño de primaria lo sabe-
Changmin frunció el seño y algo hizo clic en la cabeza de Taemin, al recordar que el mayor había crecido en las calles y no había tenido educación.
Changmin no dijo nada, solo giro, dándole la espalda y Taemin supo que había metido las 4 hasta el fondo.
Taemin puso una mano sobre su hombro para poder disculparse, pero Changmin la quito inmediatamente.
-Bueno, cambiando de tema- Dijo ignorando a Taemin –Nos iba a explicar la razón de su visita- Aquella señora le sonrió.
-Estaba esperando que dijeras eso-
Aquella señora se puso de pie y se agacho frente a un sorprendido Changmin, que intento ponerse de pie y sin embargo no lo dejo.
Sostuvo ambas manos con una de las suyas y la otra subió hacia su rostro, acariciándolo un poco.
Y nuevamente aquella mirada volvió a su rostro, comenzando a escanearlo, como si Changmin fuera irreal
-¿Señora?-
Ante aquello salió de sus pensamientos y se volvió a poner de pie, haciendo que Changmin la imitara.
-Lo siento- Dijo- Pero eh esperado esto tanto tiempo-
Los 3 (Taemin, Changmin, y aquel guardia) la vieron sin entender de lo que estaba hablando
-Perdona todo este misterio- Dijo con una gran sonrisa.
Aquella señora nuevamente se sentó y siguió hablando cuando nadie dijo nada.
-Cuando mi hijo murió, mi nieto se quedo con su madre- Todos comenzaron a ponerle atención –Ninguno estuvo de acuerdo con eso, porque él necesitaba la educación necesaria para  qué una vez cumpliera la mayoría de edad, tomara el mando de la compañía- Hizo una pequeña pausa –pero mi nuera no quiso, y deje que se lo llevara- Sonrió tristemente –Tal vez ese es el peor error que eh cometido- Suspiro –Pero en ese momento me pareció correcto, mi nieto debía criarse con su madre, luego me entere que ella se había casado con un hombre de dinero- Rio un poco –Aquella chica tenía una suerte-
-¿Y luego qué sucedió?- Preguntó Taemin, y aquella señora sonrío más.
-Me envió una foto de mi nieto, avisándome que pronto tendría un hermano- Suspiro –Y aquello me convenció más de que había hecho lo correcto, porque tenía una familia y me confié aún más, después de aquello no volví a saber de él nada más.
Todo quedo en silencio, nadie decía nada, esperaban pacientes a qué continuara y así lo hizo
-Cuando cumplió 18 decidí qué era hora de que se hiciera cargo de todo- Suspiro –Y fue  ahí donde me di cuenta que viví prácticamente todo ese tiempo engañada-
-¿Por qué?- Todos voltearon a ver a Changmin, quien se encogió en su lugar -¿Qué?- Dijo en su defensa –Tal vez no entienda mucho, pero aquella historia no es difícil de entender- Y aquella señora sonrió.
-Porque cuando llegue me encontré con su hermano, y me dijo que él era hijo único y que no conocía a mi adorado nieto- Todos escuchaban expectantes aquella historia y algo hizo clic en la cabeza de Taemin.
-Espere- Todos voltearon a verlo, se veía sorprendido por algo, ahora entendía porque aquella señora se le hacía conocida y no porque era la presidente del imperio Shim Ahora entiendo todo-
-¿Lo recordaste?- Y Taemin asintió –Pero entonces, aquel día buscaba a…- Aquella señora asintió con una sonrisa.
 Changmin pasaba su mirada de Taemin a aquella señora y viceversa confundido, porque había perdido el hilo de aquella conversación.
-¡Alto!- Levanto un poco la voz y le pusieron atención –En algún momento me perdí-
-Changmin- Dijo Taemin con una sonrisa en su rostro –Todo esto significa que tú eres su nieto-
Ante aquello Changmin se puso de pie rápidamente, viendo a aquellas 2 personas con incredibilidad y rápidamente negó con la cabeza.
-Están mintiendo- Taemin se puso de pie, e intento acercarse, pero ante aquello, Changmin retrocedía.
-Es la verdad- Dijo aquella señora con su rostro algo triste –Tu eres mi nieto, tu nombre es Shim Changmin, tu padre fue Shim Sung Min, tu madre SuJin, quien se caso con Lee SooMan, y tu medio hermano es Lee Taemin.
Ante aquello todo comenzó a darle vueltas, todo eso no podía ser cierto, porque el provenía de una familia medial. O al menos eso recordaba.
Nuevamente se sentó y llevo sus manos hacía su cabeza.
-¿Estás bien?- Solo pudo asentir ante la pregunta de Taemin, pero aun estaba en shock.
-Changmin- Giro su vista y vio como le sonreía –Llevo buscándote 6  años- Le dijo tomando lentamente sus manos –Comencé a indagar que había pasado contigo, y me llamo la atención de que el padre de Taemin se hiciera rico de un día para otro, y fue cuando me entere de que estaba usando el dinero de nuestra compañía- Taemin no pudo evitar sorprenderse ante eso.
-Entonces-
-Lo lamento Taemin- Dijo con una sonrisa cansada -Pero todo ese dinero que tu padre presume tener, pertenece a nuestra compañía, a Changmin-
Taemin lo miro y Changmin no sabía qué hacer, todo esto era tan irreal
-Lee SooMan- Continuó –Se caso con su madre por el dinero, su matrimonio duro 1 año y medio más o menos, luego él la dejo prácticamente sin nada y la hecho a la calle, solo tenías 4 años Changmin, y estaba embarazada de ti Taemin- Suspiro –Luego se enteró de que ella no tenía nada, que todo era de Changmin, fue cuando decidió ir por su madre otra vez.
Changmin escuchaba atento aquello
-Su madre le dijo a SooMan que Taemin había muerto –El mencionado bajo la cabeza triste –Y si quería el dinero necesitaba a Changmin y lo estuvieron buscando por un tiempo, lo que su madre no esperaba era que lo hubieras salvado-
Changmin ahora entendía muchas cosas, como también aún tenía duda de otras.
-Y si me buscaban a mí, porque solo se llevaron a Taemin-
-Porque creyó que era lo mejor, su propio hijo- Sonrió –Pensó que sería mejor educarlo a él que a ti-
-¿Y cómo consiguió acceso al dinero?-
-Buena pregunta Taemin- Sonrió –Tu padre usaba a su madre para que firmara documentos donde necesitaba dinero para Changmin, y ambos lo daban por muerto- suspiro –Jamás conto con el hecho de que estuviera vivo, y solo tenía que esperar a que yo ya no pudiera hacerme cargo y que la compañía se viniera abajo para reclamar el dinero como suyo-
Ahora todo tenía sentido, o al menos la mayoría.
-Y porque no fue contigo cuando el padre de Taemin nos corrió-  Ella encogió los hombros.
-No lo sé- suspiro –La hubiera recibido, después de todo tu padre la amaba mucho-
Y todo quedo en silencio, ambos aún procesaban la información que les había dado.
-¿Y cómo se entero de que estábamos aquí?-
-Mira, me entere de tu “muerte” cuando fui a ver a mi hijo, tu lapida estaba junto a la suya, no supe que hacer, todo aquello que había investigado había sido inútil si ya no estabas, cuando la compañía lo supo- Sonrió un poco –Hubo un caos, porque como dijo Taemin, nos habíamos confiado y la empresa se vendría abajo-
-Pero- Dijo Taemin para que continuara.
-Un día te vi Changmin –La miro y ella le sonrió –Te vi en una cafetería con aquel doctor, Jung Yunho, y eso hizo que comenzara a investigar sobre tu supuesta muerte-
-Espere- la paro Changmin –Si no me había visto desde que tenía unos 4 años debido a la fotografía que le envió mi madre ¿Cómo es que sabe que soy yo?-
-Eso es fácil- Le dijo con una sonrisa –Eres idéntico a tu padre-
-¿Enserio?- Ella asintió
Taemin recordó aquella fotografía y le dio la razón, Changmin y su padre eran idénticos, eran como 2 gotas de agua, solo que él de la fotografía por obvias razones se veía mayor.
­-Sabes- Le dijo a Changmin –Le agradezco a ese doctor que te haya salvado la vida, lo qué aún no entiendo es porque le dijo a todos que estabas muerto-
-Para protegerme- Le respondió –El padre de Taemin fue quien me disparo – Aquello la sorprendió.
-Taemin ¿Le contaste a tu padre de Changmin?- Y él asintió bajando la cabeza.
Y fue cuando todo se claro en su cabeza
-Ahora entiendo- Susurro e Changmin estaba vivo quiso deshacerse de él para que no arruinara sus planes, aunque no supiera nada.
Después de eso, todo quedo en silencio, Changmin ahora entendía aquellos actos de todo lo que le había pasado.
Taemin era un cumulo de emociones, porque su padre era el autor de todo lo que le había pasado y por alguna extraña razón se sentía culpable.
-Changmin- Volvieron a escucharla –No solo eres mi nieto, eres mi sucesor- Y nuevamente el peso de aquellas palabras lo hizo entrar en pánico –Tu serás el presidente cuando yo ya no pueda hacerlo, estás vivo, y eso significa que podemos demostrar la estafa de Lee SooMan-
Changmin vio a Taemin y recordó cuanta ilusión le hacía tomar el mando de la compañía de su padre, y aquello se había esfumado
-Y si Taemin es su sucesor­ Los 3  (incluyendo al guardia) lo vieron sorprendido –Él está estudiando para eso, puedo presentarme para que compruebe que Lee SooMan a estado estafando a medio mundo, pero yo no sería un buen sucesor- Respondió seriamente –Taemin tiene razón, no sé ni lo de un niño de primara y en cambio él se ha estado preparando toda su vida para eso-
Todo quedo en silencio después de eso y Taemin se sintió culpable, no era su intención decirle que un niño de primaria sabía más que él, y al mismo tiempo quería golpearlo, porque como siempre Changmin se estaba preocupando por él y no por sí mismo.
-Changmin escúchame- Le dijo algo preocupada –Piénsalo por favor, serás un gran presidente, solo hay que ponerte al corriente ¿Entiendes?-
-Lo pensare- Le dijo y ante aquello solo pudo asentir.
La vio ponerse de pie y sonreírle.
-Tengo que irme, tengo muchas cosas que hacer- Changmin se puso de pie y lo que menos espero fue que lo abrazara –Cuídate por favor- Le dijo con una sonrisa –Recuerda que a pesar de lo que elijas siempre serás mi nieto- Lo hizo agacharse y deposito un beso en su frente.
Y sin más lo soltó, dando media vuelta y salió con aquel guardia tras de ella.
-Changmin- Escucho a Taemin –Sobre lo que dije…-
-No te preocupes- Lo interrumpió –Tienes razón-
-Pero-
-Taemin- Lo volvió a interrumpir – ¿Podrías ir a casa?-
-¿Por qué?- Dijo preocupado ¿Qué significaba aquello? ¿Ya no quería verlo? ¿Todo se había terminado?
-Necesito pensar- Y aquello lo tranquilizo un poco.
-Está bien- Suspiro y comenzó a caminar.
-Taemin- Se detuvo- Serás un buen presidente-
Taemin giro con una sonrisa en su rostro y negó.
-Tú serás uno mejor- Y sin más salió de aquella cabaña
-----------------------------------------------
Habían pasado un par de semanas y no había sabido nada de Changmin, incluso su abuela le había preguntado si sabía de él, por eso estaba sentado en aquella banqueta, esperando a que Changmin saliera de su trabajo.
Vio la hora en su reloj, y se puso de pie, no tardaría en salir y cuando lo vio corrió hacía él.
-¡Changmin!- Ante aquel grito, giro su vista y vio a Taemin que corría hacía él, no pudo evitar sonreír.
Taemin se había abalanzado sobre él y Changmin lo había atrapado prácticamente en el aire.
-Te extrañe- Le susurro y se abrazo más a él.
-Yo también- Y sin más se dieron un pequeño beso.
-Changmin- Recibió un “Hmmm” como respuesta –Tu abuela quiere saber si tomaste una decisión- Y suspiro.
-Ya tomé una decisión- Le respondió y se separo.
-¿Entonces?-
-Serás un buen presidente Taemin- Y ante aquello bufo.
-Changmin-
-Taemin escucha- Lo interrumpíos –No sirvo para eso, siempre eh vivido así, estoy acostumbrado a esta vida, algunas veces pasare hambre, pero esa es mi vida-
-¿Y no quieres cambiar eso?- Y ante esas palabras Changmin se sorprendió –No pasarás hambre, y puedes ayudar a mucha gente, como esos niños en aquel callejón- Sonrió un poco –Agradezco que te preocupes por mí, pero es hora de que comiences a preocuparte por ti mismo-
-Pero-
-Estaré bien- Dijo esta vez interrumpiéndolo él- Seguiré estudiando y me encargare después de entrar a “tu” compañía- Le dijo recalcando el tu para que entendiera que no aceptaría una negativa.
-De acuerdo- dijo con una sonrisa – Pero ten en cuenta de que te pagare tus estudios
-Pero- Changmin alzo una ceja en forma de advertencia y suspiro –De acuerdo-
Ambos sonrieron, Taemin se colgó de su cuello y Changmin posiciono sus manos en su cintura y sin más juntaron sus labios.
-Vámonos- Le dijo con una sonrisa picara en sus labios, lo que hizo sonrojar a Taemin.
-Tenemos que ir con tu abuela-
-Puede esperar un día más- Le susurro en su oído, para luego morderlo
-¡Changmin!-
-¿Qué?- Le preguntó inocente
-Estamos en plena calle –Dijo en reclamo aún rojo –Además le dije a tu abuela que hoy le darías tu respuesta-
Y ante aquello Changmin hizo un puchero de inconformidad.
----------------------------------------------------
Ambos entraron a aquel gran edificio, habían perdido hablar con la presidenta, y al principio les negaron la visita, Changmin había soltado una carcajada y Taemin había reído bajito cuando aquel hombre había sido regañado por la abuela de Min, y sus risas no pudieron ser evitadas cuando vieron la cara de terror de aquel hombre, y al final los habían dejado pasar.
Changmin sentía intimidado por aquellas miradas que se posicionaban en él al ir por los pasillos y pasaban por las oficinas, algunos los veían curiosos, otros algo sorprendidos y alcanzaban a escuchar los susurros de algunas personas.
-“¿Quienes serán?”- De algunos
-“El chico algo es muy guapo ¿No crees?- De algunas chicas, lo que hacía fruncir el seño a Taemin.
-“Se parece a Shim SungMin”- de otros que al parecer habían conocido a su padre.
El hombre que los guiaba iba con el seño fruncido por el regaño que había recibido.
“¿Quiénes eran esos sujetos para que la presidenta aceptara hablar con ellos?” se preguntaba mentalmente.
Toco aquella puerta y escucho un “adelante”
-Señora, los chicos están aquí-
-Gracias, hazlos pasar y retírate-
-Pero- Aquella señora lo callo con aquella mirada que hacía qued su cuerpo tuviera escalofríos –Si señora-
Paso a ambos chicos y antes de salir vio como les sonreía, y frunció el seño, aquello era extraño.
Una vez que se cerró la puerta hablo.
-Y ¿Ya tienes tu respuesta?- Changmin asintió –Bien, te escucho-
-Creo que tendrá que buscarme un buen maestro con una buena paciencia-
Ante aquello su abuela le sonrió, tanta fue su felicidad que se paró de aquella silla y corrió, envolviéndolo en un abrazo.
Taemin rio un poco ante la cara de Changmin, ya que sabía bien que no le gustaba que lo abrazaran, tenía sus excepciones, él era una de ellas.
-Am… disculpe, Señora- Aquello hizo que lo abrazara más, lo que hizo ponerse aún más tenso.
-No me llames así- Le reclamo –De ahora en adelante me dirás abuela-
-De acuerdo- Dijo ya desesperado –Pero podría…-
No termino, ya que su abuela lo soltó con una mirada de reproche.
-Eres igual a tu padre, no le agradaba el contacto físico-
-¿De qué está hablando?- Ambos vieron a Taemin y Changmin tuvo un mal presentimiento al ver aquella sonrisa de picardía –Changmin me abraza hasta en la calle-
Changmin fulmino a Taemin con la mirada, quien se hizo el desentendido y su abuela lo miro igual, haciéndolo ponerse nervioso.
-¿Abrazas a tu hermano, pero no a tu abuela?-
-No es eso, es que…-
Taemin comenzó a reír a carcajada limpia al ver como Changmin trataba de huir de su abuela, y ella lo perseguía con un apuntador extensible y lo golpeaba.
Changmin cada que podía miraba con molestia a Taemin, y sabía que se las cobraría, pero mientras lo aprovecharía.
Ante la distracción de Changmin, su abuela lo alcanzo y comenzó a golpearlo en la cabeza y solo lograba cubrirse con sus manos
-¡Ya abuela!- Ante aquello los golpes pararon, al igual que la risa de Taemin al ver su cara sorprendida.
-Me llamaste abuela- Susurro.
Y nuevamente la risa de Taemin se escuchó en aquella oficina cuando nuevamente se había abalanzado a Changmin en un abrazo y su cara de desesperación valía oro.
-Por favor- Fue un ruego ante el borde de la desesperación.
Su abuela suspiro y al final lo soltó.
-Te perdono solo porque sé que Taemin es algo más que tu hermano- Ambos se sonrojaron al recordar aquella vez que los encontró juntos –Cada vez te pareces más a tu padre, él era igual con tu madre-
-Si sabía entonces ¿por qué me golpeo?- Ella se encogió de hombros.
-Fue divertido- Taemin rio una vez más y Changmin frunció el seño
-Me rindo- Dijo en forma dramática –No puedo con ninguno de los 2-
-No seas dramático- Le dijo con una sonrisa, acercándose a él.
-Ahora que me acuerdo- Taemin lo vio curioso –Yo estaba enojado contigo-
-¡Ya!- Y así empezó una persecución, Changmin evitando a Taemin, y él tratando de alcanzarlo
En un movimiento Taemin se abalanzo hacía Changmin, quien estaba cerca de un sofá, cuando el cuerpo del menor se estrello contra el suyo, solo hizo que ambos terminaran sobre el sofá.
-Te atrape- Le Dijo con una sonrisa
Pero Changmin fingió seguir estando enojado y cruzo los brazos, desviando la mirada.
-Oigan- Escucharon una voz, ambos vieron a la abuela de Changmin parada frente a ellos con un leve sonrojo –Les recuerdo que sigo aquí-
Ambos se vieron confundidos y fue cuando notaron que Taemin estaba sentado sobre las caderas de Changmin, rápidamente se separaron y cada uno se sentó en un extremo del sofá.
Y ella se sentó frente a ellos, viéndolos con una sonrisa divertida.
-Taemin- Ambos giraron la vista y la abuela de Changmin le entrego un folder.
-¿Qué es?- Pregunto curioso.
-Sabes que con todo esto tus padres serán arrestados ¿Verdad?- Taemin asintió levemente –Y al hacerlo, todo nos volveré a pertenecer.
-Lo sé- Dijo con una sonrisa cansada en su rostro –Se que perderé todo lo que tengo- Hizo una pausa –Pero jamás fue mío- Ella sonrió, aún más cuando Changmin se acerco a él y lo abrazo.
-Se que deseabas asumir el poder de la empresa de tu padre- Taemin la miraba curioso –Abre ese sobre-
Taemin obedeció y saco unos papeles, cuando comenzó a leerlos se sorprendió bastante.
-Esto es-
-Así es- Dijo con una sonrisa –Cuando termines de estudiar nuestra empresa te esperara con los brazos abiertos para que seas nuestro nuevo director-
Taemin sintió las lagrimas acumularse en sus ojos, se puso de pie y no pudo evitar abrazarla, lo que la tomo por sorpresa y aún así lo correspondió.
-Gracias-
-Gracias a ti, sigue cuidando así a Changmin ¿De acuerdo?- El solo asintió limpiándose las lágrimas –Bien- Dijo ella al borde de las lágrimas
Luego algo llamo la atención de Changmin, quien se puso de pie y ambos lo siguieron con la mirada, su abuela sonrió cuando vio que se detuvo frente a un cuadro.
-¿Es mi padre?­- Preguntó tocándolo con cuidado, observando aquella placa que decía “Shim SungMin”,
-Así es- Dijo poniéndose de pie y poniéndose junto a él –Fue un gran hombre- Changmin se sintió raro, porque tenía razón, se parecían tanto, giro un poco su vista y vio a su abuela junto al cuadro de su padre, y varios le siguieron, su abuela lo noto y habló –Todos los presidentes están en esta pared- Sonrió – Y un día el tuyo estará ahí- Changmin solio asintió, su abuela vio su reloj–Es hora-
-¿Hora de qué?- Preguntó Changmin
-De presentarte a la compañía ¿Qué más?-
El nerviosismo se apodero de su cuerpo.
-Sabes, creo que cambie de opinión, Taemin será un buen presidente- E intento salir de ahí, pero su abuela lo atrapo en un brazo, lo que hizo tensarse en su lugar.
-Lo siento, pero ya no hay vuelta atrás- Y suspiro frustrado –Vamos-
Y nuevamente estaban caminando por aquellos pasillos, solo que ahora no había nadie, sabía que habían sido reunidos en el auditorio y aquello lo ponía nervioso, porque estaba acostumbrado a no llamar la atención, y cuando alguien notaba su presencia solo lo miraba con desprecio al vivir en la calle.
Los murmullos se escucharon cuando la presidenta entró entro, algunos sospechaban lo que pasaría al ver anteriormente aquel rostro parecido al de su difunto presidente Shim SungMin.
Todo quedo en silencio cuando la presidenta se subió al atrio y su voz se escucho.
-Todos se preguntaran porque los llame aquí- Hubo un pequeño silencio –Hoy les quiero decir, que es uno de los días más felices de mi vida y quiero compartirlo con ustedes- Respiro profundo con una hermosa sonrisa en su rostro, que hizo sonreír a varios al mismo tiempo que hacía crecer su curiosidad –Se comenzó a correr el rumor de que no había alguien que me reemplazara y todos en estos días hemos estado preocupados al pensar en lo que le podría a esta compañía sin alguien que la dirija, pero hoy les digo que no lo hagan más- Sonrió –Déjenme presentarles a su futuro presidente, que con orgullo lamo nieto, Shim Changmin-
Pero nadie entro, todos miraban la entrada con ansiedad y por fuera Taemin empujaba a Changmin para que entrara.
-¡Vamos entra!-
-Claro que no, hay mucha gente-
-¡Solo entra!- Y con un empujón en su espalda logró que Changmin trastrabillará hacía adelante.
Changmin estaba a punto de regresar y golpear a Taemin cuando noto que todos el en auditorio lo veían, incluyendo a su abuela y el nerviosismo recorrió su cuerpo.
Sus instintos de supervivencia le decían que corriera, pero aquella mirada de advertencia que le mandaba su abuela le decía que se acercara o se enfrentara a las consecuencias, así que realizo una reverencia y comenzó a caminar, sintiendo aquellas miradas al igual que sus piernas le empezaban a temblar.
Changmin subió al atrio y trago hondo al ver como todos esperaban a que hablara.
Miro a su abuela quien le sonrió y más allá en la entrada vio a Taemin quien con una sonrisa levanto sus pulgares apara apoyarlo y aquello lo motivo, así que suspiro y comenzó a hablar
-Buenas tardes- Se escucho su voz algo nerviosa –Mi nombre es Shim Changmin, pero eso ya lo saben- Intento decirlo en broma, pero solo escucho la risa de Taemin, quien se burlaba de él, ya se las cobraría después, y se removió incomodo al ver como su abuela lo miraba con una mueca, pero ¡No podían culparlo!, no le habían dado tiempo para prepararse tanto física y mentalmente, no tenía un traje y parecía un vago, tampoco había preparado algún discurso ni nada- Se que no vengo muy presentable, pero esto me tomo por sorpresa
Se rasco un poco la cabeza y Taemin noto como su rostro se ponía serio y sonrió, no se había equivocado, Changmin sería un gran presidente.
-Hace un par de semanas era una persona que vivía en las calles, mi madre me abandono y siempre había sido así- Changmin sintió un nudo en su garganta pero siguió hablando -              Jamás había aspirado a algo como esto, pero luego llego mi abuela –giro su vista y le sonrió y ella hizo lo miso –Y toda mi vida dio un giro drástico- Todos notaron como sus palabras se volvían seguras –En un principio no creí ser capaz de realizar algo así, simplemente no tengo la confianza suficiente en mí, porque nadie espero algo de mí, y con todo esto me siento abrumado- Rio un poco –Me tomo tiempo asimilar todo esto, aún hoy estaba dispuesto a cederle el puesto a alguien más, hace rato me vieron entrar, y aún quería huir- Suspiro –Pero estoy aquí parado, diciéndoles que no huiré, que aunque no sepa mucho de esto no abandonare y que confíen en mí, como mi abuela –Se corrigió –Perdón la presidenta hizo conmigo ¿Cuánto tiempo ah estado con ustedes? Y hasta donde yo sé, no los ha decepcionado, y no lo hará- Giro su vista y vio a su abuela y las lágrimas caían por su rostro –Porque yo hare mi mayor esfuerzo para no decepcionarlos- Hubo un momento de silencio –Gracias-
Y todo el auditorio se lleno de aplausos y en ese momento sintió que podía volver a respirar, Taemin le aplaudía con una sonrisa, al igual que su abuela, quien lo abrazo en cuanto bajo de atrio.
-Estuviste muy bien­- Changmin la miro no muy convencido
-¿Puedo huir ahora?- Su abuela rio y asintió.
Changmin hizo una reverencia de despedida y camino lentamente.
Taemin lo vio acercarse e hizo lo mismo, sin embargo cuando Changmin salió de la vista de todos corrió, ignorando a Taemin, quien sonrió, al parecer Changmin había estado más nervioso de lo que había pensado.
Así que sin prisas comenzó a caminar hacía donde suponía Changmin había ido.
Entró lentamente dónde escucho aquellos sonidos y supo que no se había equivocado.
Toco un poco la puerta de aquel cubículo.
-Changmin ¿Estás bien?- Pero no recibió respuesta y espero hasta que terminara de volver el estomago.
Poco después la puerta del cubículo se abrió y Changmin rápidamente fue al lavabo, dónde metió toda su cabeza bajo el chorro de agua.
Después de unos segundos así, comenzó a limpiarse la boca.
-¿Estás bien?- Le volvió a preguntar y solo asintió para luego echar algo de agua sobre su rostro –Veo que si  te afecto hablar en público-
-No me gusta- Dijo ya calmado –Y ahora que me acuerdo, tú me empujaste- Taemin rio nervioso –Debiste esperar a que estuviera listo-
-Si lo hubiera hecho jamás hubieras salido- Changmin lo fulmino con la mirada –Ya olvídalo, estuviste bien, además te conviene irte acostumbrando-
Changmin suspiro y salió del baño, siendo seguido por Taemin.
---------------------------------------------
Ambos caminaban por la calle en silencio, Changmin aún se sentía abrumado por todo lo que había vivido ese día, al mismo tiempo que la risa de Taemin le empezaba a taladrar la cabeza.
-¡Ya!- Taemin hizo un puchero –Taemin por favor, hoy no- Y vio que aquello iba enserio –Mañana te puedes burlar todo lo que quieras-
-Lo siento­- Changmin suspiro y sonrió
-Yo lo siento, pero creo que fue demasiado por hoy-
Taemin asintió con una sonrisa y se detuvo, lo que hizo al mayor imitarlo
-Hyung- Changmin lo miro y no se espero que se le abalanzara hacía sus labios.
Tardo un poco en reaccionar, pero al final se dejo llevar por el beso, tomo la cintura del pequeño y lo acerco a su cuerpo, lo que hace que enrede sus brazos en su cuello.
Se separaron con una sonrisa para luego abrazarse
-Hyung- Volvió  a decir el menor y recibió un “Hmmm” como respuesta- ¿Estarás conmigo siempre?-
Changmin se separo y lo miro con una sonrisa
-Siempre- Y sin más lo volvió a abrazar Taemin sentía su corazón latir emocionado, todo por lo que paso había valido la pena, iba a seguir estudiando, tenía un trabajo fijo para su futuro, y por fin tenía una verdadera familia junto a la abuela de Changmin y él, y sobre todo tenía a SU Changmin, que sabía que estaría con él siempre….



Nota: Como ven prácticamente este es el final de esta historia, aunque aun me falta el epílogo, espero que hayan disfrutado de esta historia n.n 

1 comentarios:

  1. Anónimo8/11/2014

    waaaaaaaaaaaaa si ay epilogo lo quero pox faaaa no nos dejes con la incongnita siiiiiii

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD