Amándote más allá de todo - Cap. 3

3 comentarios
Nuevo continente, nueva vida.

S. XXI


Año 2016

Seúl

Ese día había transcurrido lentamente para mí, no podía dejar de pensar en aquellos folios que había recibido hace tan solo unas horas.

“Debo leerlos ya” — era mi pensamiento más recurrente.

El caso no mostraba pruebas reveladoras por lo que estaba bien aburrido y ansioso porque acabara el día, cuando eso finalmente sucedió por poco y no empuje a todos mis compañeros tratando de llegar a casa rápido para leer los folios.

Llegue al apartamento y como ya era costumbre en este último mes Chagmin aún no llegaba; fui a la ducha me deshice de mi ropa y luego de un relajante baño con agua fría me senté en la sala dispuesto a saber todo aquello que había olvidado o que creía que había pasado de una manera diferente.

Me disponía a desenvolver los documentos cuando de pronto mi celular vibro asustándome un poco.

—Aló
—Es usted familiar del señor Chagmin— pregunto una voz desconocida.
—Sí, ¿Sucedió algo? —Alarmándome.
—El capitán Chagmin fue emboscado y resulto herido durante la operación encubierto que realizaba…

Basto escuchar la palabra “herido” y relacionarlo con Chagmin para coger el saco más cercano que tenía y salir presuroso del apartamento rumbo al hospital donde acababa de ser internado Chagmin. Cuando llego al hospital no pude verlo solo esperar en los pasillos porque lo estaban operando de emergencia.

—Que sucedió— interrogue en cuanto vi a alguien que fuera compañero de Chagmin

El joven se sorprendió un momento por mi pregunta tan directa y luego de que pensara nos momentos se sentó a mi lado.

—Tu eres Yoochun ¿No es así?
— ¿Nos conocemos?
—No, soy Choi Minho
— ¿Que te paso? — pregunte al ver su brazo vendado.
—Un disparo de bala fracturo mi brazo.
— ¿Y qué le paso a Chagmin?
—No lo sé, yo no me encontraba cerca pero según lo que se era el blanco directo de los narcotraficantes.
—No puede ser— murmure frotándome la cara con las manos.
—Yo lo siento, fue mi culpa yo debí decirle a Chagmin que tenía dudas sobre la operación…Sé que él es alguien especial en tu vida y de verdad me disculpo por…
— ¿Cómo sabes lo de Min Y yo?
—Yo soy el segundo al mando en la operación que realizábamos con Chagmin y algunas veces escuche hablar de ti.
—Ohhh…

Me quede en silencio unos momentos debido a la sorpresa, Chagmin era muy reservado y el hecho que le contara a alguien más sobre mi hizo que mi corazón acelerara sus latidos.

—Lamento lo que sucedió, fue mi culpa— volvió a decir Minho lamentandose— yo debí haber hablado con él.

Su preocupación me recordó que la vida de Chagmin probablemente estuviera en riesgo.

— ¿Qué fue lo que fallo en la operación?... Chagmin no me lo decía pero ya sabía que todo estaba marchando bien.
—Y así era, es solo que confiamos en la persona incorrecta…no debería decirte esto pero seguro que para mañana ya estará en la prensa así que te contare de todas formas…

Hace unos 5 años ya que la red de narcotraficantes se ha extendido en el país y han ido ganando terreno por lo que ubicarlos era una tarea casi imposible, sin embargo hace poco conseguimos contactar con alguien de adentro…

Yo entendía la angustia de Minho parecía tenerle mucho respeto a Chagmin por lo que intentaba eliminar sus culpas detallándome todo el caso, algo que hubiera deseado saber antes pero ahora con Chagmin en el hospital nada de esa información era relevante ya para mi.

—Conseguimos que Chagmin se infiltrara en la organización para que pudiera brindarnos datos importantes— continuo—…

En todo este tiempo yo había creído que Chagmin nunca pasaría por esto pues él era más que meticuloso y siempre tenía en cuenta hasta el más mínimo detalle y además yo lo había visto en plena acción (capturando delincuentes, librando una batalla a tiros con delincuentes que no rendían…) y recién ahora comprendía lo frágil que una vida mortal puede ser.

—Con la información que conseguimos capturamos a muchos de los secuaces del narcotraficante…

Y ahora de entre todas las veces me preguntaba si habría alguna manera de llevar a Chagmin a mi mundo, un mundo donde por más oscuridad que hubiera yo estaría allí para protegerlo.

—Para erradicar las drogas debíamos dar con el paradero del jefe y según Chagmin hoy hace unas horas se reunirían en un muelle abandonado con sus socios más cercanos para hablar sobre el traslado de las drogas a otras partes de Europa…pusimos a uno de los nuestros encubierto para que vigilara el lugar y nos informara pero él nos traiciono y nos envió directo a una emboscada.
—Como se llama— grite sin poder evitarlo con todo mi ser estallando en furia.
—Eso no servirá de nada, nosotros nos encargaremos
—Por favor pedí— tratando de calmarme.
—Era un amigo nuestro— agachando la cabeza— él era mi primo Choi Siwon y…

No pude continuar molesto, no con alguien que aceptaba una culpa que no le correspondía.

—Está bien— dije tratando de calmar su estado de ánimo— no fue tu culpa.
—Si lo fue yo…

“Familiares del paciente Shim Chagmin acercarse a la sala de espera” —Se escuchó en los pasillos de hospital y yo salí disparado de mi silla para saber cómo se encontraba el amor de mi vida. Minho me siguió lentamente.

Habían transcurrido unas dos a tres horas desde que yo hubiera llegado al hospital y la ansiedad no me deja estar tranquilo, tenía miedo que el doctor me diera malas noticias.

—Es usted familiar del señor Shim— me pregunto el doctor
—Si— asentí— soy su novio

Pude escuchar un leve murmullo de sorpresa entre los compañeros de Chagmin que se encontraban en la misma sala esperando respuestas.

—El capitán Chagmin repitió un disparo de bala que ingreso por la parte posterior del cráneo y salió por la parte delantera, al tratarse de una cirugía craneal nos ha obligado a actuar con rapidez, hemos hecho todo lo posible pero…

------------
------------

S. XVI
Año 1511
Reyes Católicos

Poco después de que Yunho se desmayara, casi como si se tratara de un milagro un barco paso muy cerca y al divisar a los niños lo recogieron porque bien podían venderlos como esclavos ya que habían fallado en llegar a la india. Dejaron que el doctor de abordo cuidara de ellos y los mantuvieron dentro del barco porque aún les faltaba mucho para llegar.

Cuando Ying despertó ya no sentía dolor en el cuerpo, se sentía muy bien, lo primero que vieron sus ojos al despertarse fue una habitación de madera lo que logro sorprenderla.

“Estaré soñando”— pensó tratando de pellizcarse para despertar, luego busco a Yunho pero no pudo encontrarlo, salió de la habitación y escondiéndose puso escuchar cómo había llegado hasta allí por medio de los chismorreos de los esclavos pero no fue capaz de entender nada de lo que decían.

Al ver a personas vestidas de manera extraña regreso hasta la habitación donde había despertado y se escondió en un rincón esperando que Yunho la encontrara, estiro las piernas sentada en el piso del lugar y sin darse cuenta se quedó profundamente dormida.

Cuando Ying volvió a despertar se sentía muerta de hambre y de sed intento salir nuevamente pero esta vez la puerta se abrió antes de que saliera y por ella entro Yunho con dos platos de comida y una baldecito de agua.

— ¿Dónde estuviste? ¿Por qué me dejaste sola? — reclamo ella mientras bebía ávidamente el agua y engullía la comida.
—Estaba trabajando en cubierta, yo les pedí que no te despertaras y que yo haría todo el trabajo— dijo Yunho mientras comía.
— ¿Y donde se supone que estamos?
—No lo sé…yo intente entender lo que decían pero no pude…
—Y como conseguiste…— señalando la comida.
—Con gestos— rio divertido recordando lo difícil y chistoso que fue que llegara a entenderse con la tripulación.
—No te rías— dijo seria— ¿Cómo haremos ara regresar?
—No lo sé, ya encontraremos una manera.

El barco que había rescatado a los niños le pertenecía al capitán Peranzures, navegante español de la época.

Y día con día mientras el barco realizaba su travesía a quien sabe dónde los niños ayudaban con la limpieza del lugar y cuando terminaban los esclavos les acercaban un plato de comida que los niños devoraban rápidamente, aunque al principio todo les había parecido raro ya estaban acostumbrando a lo parecía ser su nuevo hogar.

El capitán tenía curiosidad sobre la procedencia de los niños pero al no entenderlos desistió de hablar con ellos y se centró en llegar rápidamente a España para vender a sus esclavos, incluyendo a los niños.

Finalmente unos meses después llegaron al puerto de Sevilla.

[…]

Inés de Suarez era una doncella española que residía en Sevilla contaba con 19 años y hace unos meses había contraído nupcias con el señor Juan Málaga gracias a la influencia de su abuelo que era un ebanista reconocido perteneciente a la cofradía de Veracruz.

—No hay nada que hacer— dijo el doctor al señor Juan— su esposa no puede concebir hijos, ella es estéril.

Ese fue un golpe muy duro para doña Inés quien como toda mujer de la época había aprendido como ser ama de casa y cuidar de niños, ella se deprimió por un tiempo pues después de su boda una miga queridísima casi como su hermana había fallecido quedándose ella prácticamente sola.

Aun triste y negándose a no poder ser madre Inés caminaba por las calles de Sevilla comprando lo necesario para prepararle un delicioso almuerzo a su marido cuando de casualidad paso por el puerto y no pudo evitar desviar la mirada por un momento.

Doña Inés se sorprendió mucho al ver a dos niños atados siendo expuestos como mera mercancía; aquellos niños tenían los rostros sucios, la ropa desaliñada pero a pesar de ello llamaron poderosamente la atención de la dama. Ella deseaba tanto ser madre que en ellos creyó ver las respuestas a sus plegarias y los compro.

Llego a casa emocionada e intento nuevamente hablar con ellos como ya lo había hecho en el coche pero ellos continuaron en silencio.

—Está bien pueden hablar— dijo ella alentándoles— van a vivir aquí y vana a estar bien cuidados.
— ¿Qué hacemos aquí? — susurro Ying  a Yunho.
—No lo sé— dijo él.

Y fue entonces que doña Inés se di cuenta que los niños no hablaban el mismo idioma que ella, y ella se sintió más feliz aun porque aunque no les iba a ayudar a dar sus primeros pasos si iba a enseñarles a comunicarse.

El señor Juan se molestó mucho, por poco no enfureció, sin embargo termino aceptado a los dos niños como esclavos en su casa aunque era difícil tener una comunicación con ellos. Inés fue enseñándoles hablar español poco a poco y también les explicaba mediante señas algunas cosas para que pudieran ayudarla.

Los niños no demoraron mucho en ganarse el corazón de los esposos quienes finalmente dieron por sentado que aquellos niños eran el milagro que Dios les había enviado, por lo que hicieron uso de toda la influencia que poseían para adoptar a los niños.

Ying fue bautizada como Ana de Málaga Suarez
Y Yunho como Juan II de Málaga Suarez

En 1513 don Juan de Málaga quien era un navegante experimentado se embarcó con rumbo a Panamá para realizar algunas conquistas y se llevó a Yunho con él para que lo ayudara pues él ya tenía 10 años y Juan quería que aprendiera todo sobre el oficio de navegante. Inés le había enseñado bastante bien a ambos niños porque rápidamente empezaron a hablar español al igual que las personas del lugar y aunque enseñarles a leer fue muy distinto, Inés fue muy inteligente y le enseño a Yunho a leer mapas primero que todo igual que Juan quien no dejaba de hablarle de sus travesías y enseñarle el manejo de la brújula y todo lo demás que se relacionaba a las embarcaciones.

—Cuídense mucho— pidió doña Inés entre lágrimas al despedirse de sus dos hombres.
—Prométeme que regresaras— pidió Ying  a Yunho— prométeme que algún día regresaremos juntos a Corea por mi hermano.
—Lo prometo— dijo Yunho abrazándola y despidiéndose de su madre como ya se había acostumbrado a llamarla se subió al barco y se alejó en su nueva aventura.

Doña Inés era muy buena pero aun así le costaba alejarse de los niños y por eso cuando ellos rogaron para regresar a su tierra ella se negó rotundamente y desde entonces Yunho y Ying entendieron que les tomaría mucho más tiempo regresar por Jaejoong ya que tendrían que buscar sus propios recursos para larga travesía.


Nota de la autora:

—Cuando posteriormente me refiera a Yunho lo más probable es que hable de él como Juan o Juan II y lo mismo con Ying a quien empezare a decirle Ana.

3 comentarios:

  1. que bueno que estén los tres bien y espero que muy pronto se puedan reunir
    Gracias por compartirlo y estaré esperando por mas

    ResponderEliminar
  2. No podía ser diferente, su Yunho moría se acababa el YunJae sin siquiera haber empesado(^.^) tengo sentimientoa encintrados, por un lado ChangMin y Yoochun que enfrentan una desgracia(¡.¡) pobre de mi Ratón tan preocupado por su Minnie. Y por el otro La enorme curiocidad por el futuro reencuentro de Yunho y Jae que relación tiene toda esa locura con el pasado que Chunnie busca???? Mil gracias por esta secuela esperare impaciente por la actu.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD