Novio secreto - Cap. 2

5 comentarios
¡Escóndete!
Mientras Jaejoong cocinaba Changmin lo observaba desde la sala al otro extremo, el mayor canturreaba una canción, se veía contento, aunque al principio se sintió "ofendido" porque lo pusieron a cocinar, la verdad es que hacerle la comida a su amor era tan placentero como hacerle otra clase de cosas deliciosas que nada tenían que ver con la comida
—Lindo —pensó Changmin sin poder dejar de observarlo. Lo había extrañado demasiado, ni todo el trabajo del mundo podía hacerlo alejar del todo sus pensamientos hacia el hombre que amaba, mientras entrenaba pensaba en él, en los conciertos pensaba en él, si Yunho hablaba él pensaba en Jaejoong, si iba a beber con la Kyuline pensaba en Jaejoong, si se tocaba en las noches solitarias pensaba en Jaejoong. Su novio estaba en sus pensamientos día y noche
El menor sonrió ampliamente, se levantó del sillón donde había estado sentado y se dirigió a la cocina, no guiado por el delicioso aroma de la comida, sino por aquel a quien amaba. Entró cuando Jaejoong estaba frente a la estufa, colocando sal a la comida, Changmin lo abrazó por detrás, rodeándole la delgada cintura, dándole un beso en la nuca que le erizó la piel al mayor
—Harás que me queme —regañó Jaejoong, luego se mordió el labio inferior, sintiendo a Changmin en todo su esplendor, el menor estaba despertando —No me arrimes tus cosas pervertido —dijo en broma, dándole un codazo
—Quemado estoy yo, tú me haces arder —respondió divertido, volviéndole a regalar besos en la nuca, Jaejoong soltó una sonora carcajada, dejó la sal en la barra y agarró la pala, probó la salsa que había preparado para acompañar la pasta
—Exquisita —alabó su propia creación, luego agarró más y dirigió la pala hacia Changmin, él probó la salsa y emitió un sonido de satisfacción que puso contento a Jaejoong — ¿Te gustó?
—Me encantó, igual que tú —respondió jocosamente, estiró su mano hacia las llaves de gas de la estufa y las cerró
—Aún le falta cocción a la pasta —reclamó Jaejoong
—Ya no aguanto, la pasta puede esperar —respondió Changmin rápidamente, giró a Jaejoong hacia él y lo atrapó en un abrazo, se besaron apasionadamente, con la respiración agitada. El menor no perdió la ocasión de comenzarlo a acariciar, deslizando sus diestras manos por el cuerpo de su novio, excitándolo. Se separaron un poco para verse a los ojos, Changmin sonrió, bajó su mano hacia la cadera de Jaejoong y la sujetó con fuerza, deslizándola luego hacia sus glúteos, hizo lo mismo con la otra, agachándose un poco
Se besaron con pasión, Jaejoong echó los brazos al cuello de Changmin, aferrándose con fuerza, mientras él le agarró ambas piernas y lo levantó, el mayor se aferró a él también con sus piernas, rodeándole la cintura. El menor no dudó en salir de la cocina con Jaejoong en brazos, mientras se besaban, conocía a la perfección el camino a su habitación y no chocó con nada
Al entrar empotró con poca sutileza a su novio contra la pared, soltó sus labios y le comió el cuello a besos, Jaejoong jadeaba, sujetándole los cabellos los revolvió, ayudándole a hundir la cabeza en su cuello, entregándose por completo
—Changmin —suspiró, sintiéndose desfallecer, la entrepierna dura de su novio se rozaba con su trasero, y aunque tenía ropa la sensación era sublime, en ese momento se dio cuenta de cuanto necesitaba de él, de tenerlo dentro
El menor continuó con su camino, llevó a Jaejoong a la cama y lo colocó sobre esta, el mayor mantuvo sus piernas abiertas y Changmin las exploró, acariciándole las rodillas, empujándose al frente, haciéndolo jadear más. Se separó bruscamente y sin bajarse de la cama se quitó la camisa, Jaejoong no dudó en levantarse ligeramente y explorar el firme pecho del menor con sus manos, se comieron a besos mientras Jaejoong le desabrochaba los pantalones a su novio, no dudando en sujetarle el miembro al meter su mano por debajo de la ropa interior
—Te necesito —susurró sobre sus labios antes de volverse a besar, Changmin sonrió y no dudó en atender la súplica de su novio, así que ésta vez sin tanto preámbulo comenzaron a desnudarse
Se quitaron la ropa entre besos y jugueteos, rápidos, urgentes, apasionados, se agarraron con fuerza las manos, entrelazando sus dedos, Changmin robó de Jaejoong un apasionado beso mientras comenzaba a penetrarlo
—Ngh Changmin —gimió Jaejoong con una sonrisa torcida por el placer, había deseado tanto aquella invasión que hasta el ligero dolor le supo a gloria. El menor se introdujo por completo y le hizo arquear el cuerpo hacia delante, el mayor hundió su rostro en el pecho de Changmin, aferrándose a su cuello con una mano, la otra apretaba la del más alto – No pares —gimió excitado, los vaivenes de Changmin eran lentos pero precisos, le llenaban cada rincón
El placer que el menor le hacía sentir jamás ningún otro hombre lo había hecho posible, no sabía si era el gran amor que sentía por él o si realmente Changmin era un dios en la cama, pero no le importaba, porque con él sentía placer hasta en el más mínimo movimiento, la menor caricia, el más inocente beso, todo junto a Changmin se multiplicaba y él se sentía pleno, lleno, invencible, tanto que cada vez que estaba en sus brazos sentía que podía morir en ese instante sin ninguna clase de arrepentimiento
Las embestidas de Changmin eran cada vez más rápidas, perdido en el placer que le provocaba invadir toda la intimidad del hombre que amaba, su estrechez rodeándole, incitándolo a penetrar hasta el más recóndito rincón. El roce de las piernas a los costados de su cadera y aquella boca que le besaba justo debajo de la nuez de adán lo llevaba al paraíso, que aquel cuerpo se entregara a él de esa forma era lo más placentero que había experimentado en toda su vida, pero le pasaba cada vez que le hacía el amor a Jaejoong, cada vez era mejor, porque todas y cada una de esas ocasiones eran especiales, con cada una el amor renovado que sentía por él le llenaba todos los sentidos y se sentía completo, indestructible
Gimieron el nombre del otro cuando llegaron al clímax, Changmin alcanzó su orgasmo y llenó por completo a Jaejoong, hasta su última gota, jadeó cansado, en éxtasis. Se besaron lentamente, luego compartieron una mirada llena de amor, íntima, cómplice, se agarraron las manos con fuerza, Changmin se salió lentamente para hacer que lo sintiera alejarse, Jaejoong jadeó para quejarse, hizo un pequeño puchero
—Quédate dentro —pidió infantilmente, Changmin sonrió avergonzado
—Tonto —dijo con dulzura y volvieron a besarse, el menor se bajó del mayor luego de eso, Jaejoong no dudó en acurrucarse con él, abrazándole por el pecho, Changmin le rodeó el hombro con su diestra —Te amo —susurró apenado, Jaejoong sonrió, giró su cabeza hacia el menor y se besaron
—También te amo —dijo tiernamente Jaejoong, acariciando el rostro del menor, volviendo a besarse, se miraron en silencio unos momentos, con seriedad, como si quisieran decirse algo mutuamente que no se atrevían, ninguno habló, Jaejoong se abrazó se nuevo al pecho de Changmin y éste lo atrajo afectuosamente hacia él
—Te extrañé tanto —se sinceró Changmin, pero a Jaejoong no le sorprendió, su novio no era tan expresivo en público, pero con él al calor de la intimidad era otro —Me siento impotente por tener que escondernos
—Sé cómo te sientes —respondió con tristeza —Pero así lo elegimos
—Quisiera no tener que esconderte, quisiera poder gritar que eres mi todo, lo mucho que te amo —dijo Changmin con seriedad, a Jaejoong se le erizó la piel, se abrazó con mayor fuerza a su pecho, cerrando los ojos — ¿Por qué debemos escondernos? El amor no debería ser un secreto, no debería ocultarse
—Lo sé —respondió Jaejoong con tristeza —No es justo, pero simplemente es como es
—Odio mentirle a mis padres, mentirle a Yunho, a todos mis amigos, pero sobre todo odio fingir que no estoy contigo, que no te amo —dijo con molestia, cada vez el tono de su voz era más dura, Jaejoong sonrió con tristeza
—Changmin ya no pensemos en eso ¿sí? Por favor —pidió con una sonrisa amarga, Changmin lo abrazó con más fuerza, usando también su otro brazo. Jaejoong lo abrazó por la cintura, sus cuerpos se juntaron por completo, como si quisieran fusionarse y de esa forma no separarse nunca. Cerraron los ojos y permanecieron abrazados en silencio por un largo rato
Mucho después de haberse rendido a una segunda ronda bajo el chorro de agua, la pareja se sentó a la mesa del comedor y comenzaron con una entrada mientras la pasta terminaba de cocinarse, mientras tanto ambos conversaban sobre las diferentes cosas que habían hecho durante el tiempo que no se habían visto. A Jaejoong le sorprendió la cantidad de actividades que su pareja tenía con respecto a las suyas, eso le trajo recuerdos de sus días como miembro de TVXQ, sonrió con nostalgia, Changmin lo percibió enseguida y decidió cambiar el tema
—Y dime, ¿cuándo harás la prueba de salud para el servicio? —preguntó con preocupación, ese tema siempre lo ponía sensible, no le importaba tener que hacer aquello él, le preocupaba su pareja, y no porque Jaejoong fuera frágil o incapaz, pero él simplemente quería protegerlo sobremanera, después de todo era la persona que amaba. El aludido negó con su cabeza
—Aún nada, pero de momento no quiero pensar en eso —respondió al fin —Hablemos de otra cosa —sonrió animado —Dime, cuándo tendrás vacaciones, quizás podamos hacer un viaje juntos, en secreto
—No lo sé —pensó detenidamente — ¿A dónde te gustaría ir?
Jaejoong se encogió de hombros, se levantó y fue hacia la cocina a ver la pasta, desde ahí se dirigió hacia Changmin
—Algo como ¿Paris? ¿Holanda? No sé, en realidad estar contigo me basta —sonrió amorosamente y Changmin le correspondió
—Tienes razón, ni siquiera saldríamos del Hotel —observó divertido
—De la cama, querrás decir —devolvió la ironía
Jaejoong checó la pasta y al probarla se dio cuenta que ya estaba lista, así que sirvió en dos platos y los llevó a la mesa, el de Changmin era el mejor servido, Jaejoong sabía que de todos modos su novio iba a repetir. Al primer bocado el timbre de la puerta sonó, sorprendiéndolos a ambos, se miraron mutuamente
— ¿Esperas a alguien? —preguntó Jaejoong confundido, siempre que quedaban de verse ambos revisaban minuciosamente sus agendas para evitarse aquellas situaciones. Changmin negó enseguida, en silencio, estaba tan sorprendido como su novio — ¿Qué hacemos?
—Nada, que piense que no hay nadie —respondió un poco molesto, no le gustaba ser interrumpido cuando estaba con Jaejoong. El timbre volvió a sonar, ésta vez con más insistencia, el menor se molestó
—Demonios ¿Quién será y que quiere?
—Tal vez es Yunho —se le ocurrió a Jaejoong y eso lo puso más nervioso, tanto él como Changmin sabían que a quien más deseaban ocultar aquella relación era a Yunho, Junsu y Yoochun, porque de algún modo eran implicados directos
—No, jamás viene sin avisar —respondió rápido y convencido, Jaejoong le creyó
A la tercera vez que llamaron a la puerta el timbre sonó al mismo tiempo que el celular del más alto, acababa de recibir un mensaje de texto, el cuál abrió rápidamente
—Sé que estás ahí, ábreme —leyó en voz alta para que Jaejoong escuchara —Es Kyuhyun —dijo nervioso, su amigo de Super Junior era chismoso como él solo, hostigoso como ningún otro de sus amigos, sin duda a quien más difícil le resultaba ocultarle algo
—Dile que se vaya, que estás ocupado —dijo enseguida Jaejoong, frunciendo el entrecejo, si existía alguien cercano a Changmin de quien sintiera más celos ese era Kyuhyun, el miembro de JYJ estaba convencido de que aquel chico quería con su Changmin
Changmin obedeció y envió aquella respuesta. El timbre de la puerta sonó de nuevo insistentemente y Changmin recibió en ese momento otro mensaje en respuesta
—Masturbarse no es una ocupación importante… —leyó avergonzado —Ábreme —terminó de leer y aquella respuesta enojó más a Jaejoong
—Tu amiguito ese, ¿Qué se cree? —preguntó con tono duro, cruzándose de brazos, a Changmin aquella reacción le pareció demasiado adorable pero no dijo nada
—Debería abrirle —evadió el tema
—Claro que no, estoy aquí —respondió con premura
—No conoces a Kyu, no se irá hasta que le abra, si se queda afuera cuando tengas que irte te verá —explicó Changmin preocupado
—Para ser solo tu amigo está muy obsesionado contigo ¿no? —comentó muy celoso, hasta su rostro estaba un poco rojo del enojo, Changmin sonrió divertido y se acercó a su novio sin hacer mucho ruido, lo abrazó con fuerza
—Sabes que soy solo tuyo, celoso —le dijo al oído, luego le dio un beso en el cuello y enseguida lo contentó, aquello era infalible, siempre funcionaba
—Está bien, me esconderé —dijo Jaejoong sin ganas, se desafanó del agarre de su novio, le dio un beso rápido sobre los labios y se alejó a la habitación extra que tenía Changmin, el menor lo observó marcharse y suspiró aliviado, avanzó hacia la entrada y abrió, al verlo Kyuhyun sonrió ampliamente y le dio un abrazo de saludo, Changmin respondió afectuosamente y lo dejó entrar
—Eres un enfermo ¿tenías que acosarme así? —preguntó un poco incómodo, su amigo rio fuertemente antes de palmearle el hombro
—No te creas tanto, no eres mi tipo —dijo con tranquilidad. Jaejoong lo escuchó desde la habitación y apretó los puños, ¿Qué Changmin no era su tipo? Pero si se la pasaba acosándolo, llamando su atención como si fuera un cachorro
—Ya, mejor dime, ¿Qué haces aquí?
—Estaba aburrido —respondió sincero, avanzando por el departamento de su amigo, el más alto lo siguió de cerca, esperando que no se acercara a la habitación extra. Kyuhyun pasó por el comedor y observó que en la mesa habían dos platos —Vaya, vaya ¿escondes a alguien? —preguntó burlonamente, Changmin se sonrojó
—Claro que no —mintió magistralmente —Ambos platos son míos
—Supongo que ambos vasos también —Changmin asintió, nervioso pero tratando de ocultarlo
—Ya deja de interrogarme, mejor dime que quieres que hagamos, ¿ir a beber? ¿Jugar videojuegos? ¿O quizás prefieres que vaya a visitar a tu mamá?
—No necesariamente, elige tú —respondió el miembro de super junior —En realidad pensaba incluso quedarnos acá
—No lo sé, quería descansar y estar solo todo el día —dijo fingiendo un bostezo, si le decía que estaba cansado o algo así quizás su amigo se iría
—Perfecto, pidamos pizza, compramos cerveza y nos quedamos aquí sin hacer nada —dijo para solucionar todo, Changmin chasqueó la lengua discretamente
—No lo sé… —dijo con voz parsimoniosa —Estoy un poco cansado —dijo de nuevo con aquella voz, su amigo lo miró con suspicacia
—No, tú me ocultas algo y quieres que me vaya —respondió diestramente, a Changmin casi se le paraliza todo el cuerpo — ¿A quién tienes acá? —preguntó emocionado, corrió hacia la habitación de Changmin, el más alto fue tras él, corriendo también, Jaejoong se puso mucho más nervioso
—Menos mal que vine a la otra habitación —pensó con angustia el mayor
—Apuesto que fue Victoria —puntualizó Kyuhyun al ver las sábanas de la cama hechas un desastre, Changmin negó enseguida
—No digas eso, Victoria es una chica decente —la defendió con entusiasmo, Kyuhyun rio a carcajada suelta, ella y Changmin eran muy buenos amigos, pero Kyuhyun lo interpretó de manera diferente
—No te enojes —se encogió de hombros — ¿Yeon Hee? ¿Seohyun? ¿Tal vez BoA?
—Ya basta —dijo Changmin enojado —Suponiendo que fuera alguna de ellas u otra, no hablaré de las intimidades de una mujer, soy un caballero —dijo enojado, cruzándose de brazos
—Perdón, era broma —respondió Kyuhyun avergonzado
Desde la habitación Jaejoong sonrió, no cabía duda que se había enamorado del hombre correcto, estaba orgulloso de su Changmin
—Kyuhyun no hagas preguntas indiscretas por favor, tampoco inspecciones mi casa como si fuera un chismógrafo —regañó con seriedad pero sin ser grosero
—Ya, perdóname, hoy estás un poco diferente, estoy seguro que me ocultas algo pero has como quieras, me voy para no incomodarte —dijo indignado, sin despedirse dio la media vuelta y salió del departamento de su vecino, Kyuhyun vivía a dos puertas de ahí. Changmin no hizo nada por detenerlo y esperó a que se fuera por completo
—Puedes salir —dijo con voz alta, Jaejoong salió de su escondite y fue directo hacia su novio, le rodeó el rostro con ambas manos y le dio un beso en la mejilla — ¿Y eso?
—Nada especial, solo creo que eres muy maduro y respetuoso —dijo con emoción
—Sí, lo sé, soy muy respetuoso —contestó con falso orgullo, se acercó más a su novio y agachándose ligeramente le agarró una nalga, Jaejoong se sobresaltó un poco, luego sonrió avergonzado, entrecerró los ojos para ver a su novio con falso desprecio
—Retiro lo dicho, eres pervertido e inmoral —dijo convencido, torciendo la boca en una mueca, Changmin volvió a sonreír y ésta vez le agarró ambas nalgas, Jaejoong le echó los brazos al cuello, juntaron sus pechos y se besaron.
El accidente con Kyuhyun muy probablemente tendría sus consecuencias, después de todo ya tenían saliendo a escondidas casi cinco años, era obvio que tarde o temprano los problemas se iban a ir apareciendo.
La primera vez que se dieron un beso fue justamente cuando ambos formaban parte del mismo grupo, había sido en Saipan luego de la primera noche en ese lugar; después de aquel suceso habían tenido sus quereres ocasional y tímidamente, en secreto, no tuvieron su primera relación sexual hasta meses después, justo en la víspera de los primeros problemas entre los miembros de JYJ y su anterior empresa. Luego de la disolución temporal del grupo se habían separado sin tener ninguna clase de contacto, luego de meses sin saber nada uno del otro se habían reencontrado por casualidad, comenzando enseguida una relación a escondidas, el amor que se tenían había sido más fuerte que cualquier otra cosa hasta ese momento. Desde entonces se veían en secreto y hasta el momento nadie los había descubierto.
Se despidieron con un largo y tierno beso, no sabían cuando iban a verse de nuevo, pero ese día lo habían aprovechado bastante bien, salvo el incidente con Kyuhyun, a Jaejoong no le terminaba de caer bien y Changmin lo sabía, sin embargo no se involucraba en ello, le daba su debido lugar a su pareja y al mismo tiempo respetaba el estatus de Kyuhyun como su amigo
—Cuídate —dijo Changmin afectuosamente, le colocó los lentes oscuros que Jaejoong traía siempre con él, le rodeó el cuello con una bufanda y le colocó un abrigo enorme – Y que no te vayan a reconocer —detalló
—Ya sé —dijo cancinamente, luego sonrió —Hasta luego mi amor —sonrió con tristeza porque no quería separarse de él, pero sabía que era necesario, Changmin se agachó y besó su nariz, luego le acarició la mejilla
—Hasta luego —respondió y se sonrieron por última vez, Jaejoong salió con cautela de la casa y se retiró lo más pronto deprisa que pudo, Changmin cerró la puerta y suspiró, apoyándose en ella, pensando en lo triste que era cada vez decirle adiós
No muy lejos, fuera de la casa de Changmin, alguien veía aún el lugar por el que se había alejado aquella persona, la reconoció enseguida a pesar del intento por disfrazarse, sonrió enormemente, pensando en que sin duda aquel suceso sería una nota muy caliente en el periódico de mañana, se convertiría en el reportero más reconocido y seguramente su editorial iba a recibir mucho dinero, estaba feliz



Gracias por leer y por sus comentarios, creí que nadie leería mi historia porque cada vez son menos las fans del soulfighters :(

5 comentarios:

  1. Oh! No vieron a jea salir o.O
    Quien fue???
    Está super el capítulo espero ansiosa por el siguiente ^.^

    ResponderEliminar
  2. Interesante, estaré al pendiente de las actualizaciones :D ese par, son muy fogosos jeje

    ResponderEliminar
  3. siempre lo bueno no dura mucho.
    son simplemente fascinante el minjae.

    ResponderEliminar
  4. Fascinante noviazgo, pero lo tenían que arruinar, primero KH, al estar de metiche y ahora ese seudo reportero, que solo por dinero puede arruinar la relación y vida del MinJae.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. Nooooooooo ¿Quién los vio? ¿Quién? :( que pena me da su situación... yo creo que Kyu si "quiere" con Min xD ok no jajajaja

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD