KINGDOM TVXQ!

CLOSE 2U
Arualthings

Our World - Cap. 3

Visita.


Jaejoong se apresura en bajar del taxi luego de pagarle una suma mayor que la tarifa al taxista, quien alcanza a darle las gracias antes de que el hombre desapareciera dentro de la clínica.

Jaejoong se acerca al mesón de atención y pide la información que necesita.

–¿Es familiar del paciente? –Le pregunta la mujer detrás del mesón.

–Soy un amigo.

La mujer lo observa por unos segundos y luego de unos segundos tensos para el hombre, Jaejoong puede percibir el reconocimiento y hace lo mejor que puede por sonreír a pesar de los nervios y la angustia que lo invaden.

Mientras viajaba en el taxi, lo único que hizo fue buscar las noticias en su celular. El video no logró volver a verlo. La angustia era demasiado, verlo caer, sin explicación. No se podía imaginar que podía haberle pasado. La verdad es que lucía pálido, pero Jaejoong pensó que eran los flashes de las cámaras, pero ahora está seguro que esa no era la razón de su aspecto pálido y enfermizo.

–Sólo quiero ver cómo está… es mi amigo de la infancia. –Le miente Jaejoong, fingiendo una sonrisa luminosa.

La mujer quien ahora sonríe asiente. –Está en el segundo piso, habitación 208.

–Gracias. –Le dice Jaejoong y se apresura en dirigirse a la habitación en donde se encuentra Changmin.

Camina tan rápido y tan concentrado pensando en el otro hombre, que demasiado tarde se da cuenta que en el pasillo se encontraba en pleno la familia de Changmin, sus padres y sus dos hermanas.

Los cuatro lo observan con sorpresa. Los padres se encontraban sentados en las sillas del lugar y las dos muchachas de pie.

–Buenas tardes. –Saluda Jaejoong, nervioso, inclinándose noventa grados.

La única que responde el saludo es la hermana menor, quien incluso sonríe. Jaejoong no lo nota, porque no puede desviar la vista de la mujer mayor, quien lo observa de pies a cabeza con el ceño levemente fruncido.

–Yo… –Intenta decir Jaejoong, pero es rápidamente interrumpido.

–Changmin está descansando y no debe ser molestado.

–Lo sé… lo siento… –Puede decir Jaejoong con un nudo en la garganta.

–Mamá… él tiene derecho a verlo, es…

–No lo puedes ver, tiene que descansar. –Dice la mujer ignorando a su hija, mientras lo mira a los ojos.

–Está bien… –Dice Jaejoong y se despide con una inclinación, voltea y se apresura en alejarse de esa mirada desaprobatoria. Cuando llega a la esquina del pasillo, dobla y cuando ya no lo pueden ver, se apoya en la pared, con su cabeza hacia atrás y respira profundamente, necesita calmarse.

Cuando ya lo está logrando, siente una mano más pequeña que la suya tomarlo por la muñeca derecha. Abre de inmediato los ojos, sorprendido.

–Ven conmigo. –Le dice la hermana menor de Changmin, si mal no recordaba su nombre era Ji Yeon.

Jaejoong le hace caso y la sigue hasta donde se encuentran las escaleras y los ascensores. Lo primero que pregunta es cómo está Changmin y que es lo que le ocurrió.

–No te preocupes, fue un desmayo por cansancio, además como no se alimenta bien tiene anemia, pero todo es tratable y se recuperará pronto.

Jaejoong suspira de alivio. La muchacha vuelve a hablar pronto y apurada.

–Mis padres se van en una media hora, puedes esperar en la cafetería si lo quieres.

Jaejoong la escucha con la boca abierta y cuando termina de hablar esboza una sonrisa.

–¿Por qué me ayudas?

–Porque eres su novio y mi hermano te quiere mucho, la única vez que los vi juntos vi cómo te miraba, sólo faltaba que salieran corazones por sus ojos. –Le dice sonriendo.

Jaejoong intenta sonreír por lo último, pero no sabe cómo reaccionar ante lo primero, por lo que tiene que preguntar.

–Nosotros… quiero decir… ¿él no les ha contado de nosotros?

–¿Qué cosa? –Pregunta la muchacha confundida.

Jaejoong niega con la cabeza, intenta no emocionarse con eso, después de todo quizás el otro hombre no ha tenido la oportunidad de contarle a su familia. Con ese trabajo que lo consume no tiene tiempo ni para comer ni dormir.

–Gracias. –Dice finalmente, de nuevo sonriendo.

–Esto no lo hago gratis. –Le contesta con una sonrisa tímida, causando la sorpresa de Jaejoong.

–Verás, soy tu fan y mis amigas también y cuando les conté que te conocía no me creyeron, no les dije que eras el novio de mi hermano, sólo un amigo, porque me imagino que no se puede saber…

–Gracias. –Vuelve a decir Jaejoong. –Te daré una foto con mi autógrafo y si quieres nos podemos sacar una foto…

–¿De verdad? –Le dice la muchacha sonriendo y saltando en su lugar, Jaejoong ríe por primera vez desde que entró al hospital.

Cuando se calma mira para ambos lados. –Ya me tengo que ir, mis papas deben haber notado que me fui…

–Espera… –La detiene Jaejoong. –Puedes darme tu número para…

–Claro. –Le contesta de inmediato la muchacha.

Una vez se lo da, Ji Yeon se despide con un “nos vemos”, antes de salir corriendo por el pasillo del segundo piso.

Jaejoong se vuelve a apoyar en la pared con su cabeza hacia atrás y cierra los ojos.

Sabía que no debía pensar demasiado en el hecho de que Changmin no le haya contado a su familia que habían terminado hace ya un año. “Dios…” piensa Jaejoong… hace prácticamente un año que no lo veía en persona, las fotos y videos no contaban… no lo tocaba, no lo sentía…

Siente sus ojos arder. Lo extrañaba tanto…

Ruido en el pasillo hace que abra los ojos y se separe de la pared para alejarse de ese lugar. Le hace caso a su única aliada en la familia de su ex y se dirige a la cafetería del primer piso.

Sólo pide un café y se sienta en la mesa más alejada. Con su celular en la mano para ver la hora, espera que el tiempo pase rápido para poder ver a Changmin cuánto antes.

*

Jaejoong espera la media hora y se levanta de su lugar para dirigirse a la habitación de Changmin. Lo hace con mucho cuidado, observa para todos lados mientras camina lentamente.

Cuando llega al pasillo, se da cuenta que hay una enfermera que entra en la habitación y tiene que esperar unos minutos hasta que la ve salir.

Ya estaba anocheciendo y lentamente se acerca a la puerta para entrar. Lo hace rápidamente y en silencio.

Tiene que pestañear repetidamente, hasta que sus ojos se acostumbran a la oscuridad.

Se acerca lentamente hacia la cama y se da cuenta que el hombre está profundamente dormido.

Nuevamente siente sus ojos arder. Extiende una de sus manos lentamente para acariciar su rostro. Estaba tan delgado y pálido.

Jaejoong no puede evitar las lágrimas cuando por fin puede tocarlo, después de tanto tiempo…

La punta de sus dedos acaricia su frente, mejillas, sus labios…

Lo tiene que hacer suavemente para no despertarlo. Tiene que retirar su mano rápidamente cuando Changmin se mueve levemente y voltea para quedar de costado.

Con una sonrisa, rodea la cama para mirarlo al rostro nuevamente. Se sienta en la silla que se encuentra junto a la ventana, una vez la acerca a la cama.

Decide quedarse unos minutos más. Sólo esperaba que no entrará alguna enfermera, pero estaría atento a cualquier ruido y si alguien lo veía ahí, podría decir que es un familiar o amigo, tenía la ventaja que lo podrían reconocer y eso sería de gran ayuda.

*

Changmin se siente extraño cuando abre los ojos lentamente. No sólo porque no reconoce el lugar en donde se encuentra sino también porque siente algo en su brazo, siente su cabeza adolorida y su cuerpo muy cansado. Mueve su brazo para ver qué es lo que tiene y se asusta cuando ve una vía, levanta la vista y ve un suero colgando en esas barras de hospital, claramente estaba en uno. Lentamente los recuerdos comienzan a llegar e intenta sentarse, pero se siente muy cansado para hacerlo. Cuando comienza a mirar a su alrededor, siente su corazón detenerse por un segundo, porque, aunque esté oscuro y sólo la iluminación de la luna entre a través de las cortinas de la ventana, puede reconocer ese rostro donde sea.

Jaejoong tenía su rostro volteado hacia él, apoyado en sus brazos sobre la orilla de la cama, estaba profundamente dormido y Changmin no puede evitar la alegría que siente en esos momentos. Desea despertarlo para ver esos ojos que lo perseguían y no le permitían olvidarse de ellos. Iba a tocarlo para moverlo, pero se arrepiente en el último momento. Se ve tan en paz, quizás estaba muy cansado por las grabaciones, estuvo leyendo en las noticias que grababan los capítulos durante la marcha y que los actores apenas dormían durante este periodo, por lo que necesita descansar. Decide quedarse despierto hasta que Jaejoong abra los ojos, para que él sea lo primero que vea.

*

Changmin comienza a pestañear varias veces cuando la luz del sol atraviesa sus parpados. Se sienta rápidamente y siente una punzada en su cabeza, por lo que se queja audiblemente. La enfermera que estaba en la habitación, abriendo las cortinas, se acerca rápidamente a él.

–¿Cómo se siente?, ¿qué le duele?

–Nada… sólo… ¿dónde está el hombre que estaba aquí?

La joven mujer lo observa con una expresión confundida. –¿Qué hombre?

–El que estaba aquí… –Changmin mientras habla, se va dando cuenta lentamente que todo debe haber sido producto de un sueño… pero fue tan real… su deseo de verlo lo estaba superando… y la decepción que siente es tan fuerte, que la enfermera tiene que preguntarle que le sucede no sólo por la expresión, sino también por el color de su rostro.

–¿Qué le sucede…

–Nada, estoy bien…sólo necesito recostarme otra vez.

–El medico lo vendrá a revisar en unos minutos. –Le dice la mujer, luego de acomodarlo en la cama. –Sólo descanse.

Changmin asiente y cierra los ojos, luego de suspirar.

Siente sus ojos arder, pero hace lo posible por suprimir las lágrimas, no quiere quebrarse en ese lugar, en donde cualquiera lo podría ver.

El medico llega en unos pocos minutos y le realiza un breve chequeo, mientras le hace las preguntas correspondientes.

–Quedaras en observación un día más. –Le informa el médico.

–No puedo, tengo que…

–Sé que su trabajo es muy importante, pero necesita recuperar energía y este es el mejor lugar para hacerlo, aún debe reponer fluidos y vendrán a cambiar el suero.

Changmin quería protestar, pero no tenía ánimos, un día más, un día menos en ese lugar, realmente no le importaba. El trabajo mantenía su mente ocupada, pero en esos momentos, creía que ni siquiera eso lograría evitar que recordara ese sueño tan real que sólo lo dejó más deprimido que nunca.

*

Sus padres lo visitaron durante la tarde como el día de ayer y sus hermanas llegaron después de que terminaron sus clases.

Su hermana menor es la última en llegar y le pregunta cómo está con una extraña sonrisa.

–Bien, pero tendré que quedarme un día más, ya quiero salir de aquí. –Reclama.

–Pero debes estar contento…

–¿Contento?, ¿por qué? –La muchacha intenta hacerle una seña con su rostro, porque estaban sus padres, pero Changmin sólo frunce el ceño antes el extraño comportamiento de su hermana.

–Quiero decir por las visitas.

Changmin rueda los ojos. –Sí, tu eres la mejor visita.

–No quiero decir eso… –La muchacha extrañada toma su celular. Algo extraño pasó, quizás Jaejoong no pudo verlo, porque su hermano se veía igual de desanimado que ayer, incluso parecía triste. ¿Habrán discutido?

Mira a sus padres y a su hermana antes de enviarle un mensaje a su cuñado.

“Oppa, ¿por qué no viniste a ver a mi hermano?”

La respuesta llega en un par de minutos.

“Si fui, pero estaba durmiendo y no lo quise despertar, ¿hoy lo dan de alta?”

“No, mañana, el doctor dijo que aún necesitaba descanso”

“Crees que pueda ir hoy a la misma hora.”

“Sí, mis padres incluso se irán antes hoy.”

“Excelente, muchas gracias” Jaejoong le envía un corazón de emoticón y la muchacha sonríe ampliamente.

“De nada, recuerda la foto y el autógrafo”

“Ya la tengo lista, gracias y hablamos”

“Ok, nos vemos.”

Ambos intercambian caras sonrientes y la muchacha guarda su celular, antes de que su madre la regañe, como siempre lo hace, cuando la ve demasiado tiempo con el aparato.

*

–Jae… Jae… Jae… –Para la tercera vez que llama a su amigo, Yi han le lanza un papel arrugado, que le impacta en la cabeza.

Jaejoong lo mira con los ojos abiertos, lo sorprendió realmente, estaba ensimismado intercambiando los mensajes con Ji Yeon.

–Lo siento…

–¿Con quién hablas? –Le pregunta curioso su amigo.

Jaejoong ignora la pregunta para hacerle otra. –¿Sabes a qué hora terminaremos hoy?

–Supongo que a la misma hora que ayer.

Jaejoong asiente. –¿Crees que me dejen salir antes?

–No lo sé, pero hoy llegaste quince minutos tarde, así que yo no tendría mucha esperanza.

Jaejoong hace una mueca. Se había quedado dormido en la clínica y tuvo que salir corriendo al set.

–De todas formas pregúntale al señor Kim, quizás tienes suerte.

–Lo haré. –Y se dirige rápidamente donde se encuentra el director.

No tiene suerte. Cuando le pregunta si puede irse ante, éste se niega.

–Tienes que grabar la escena en el auto y sabes que eso puede demorar.

–Lo sé, gracias de todas formas. –Se disculpa Jaejoong, antes de dar media vuelta y prepararse para grabar, mientras antes comiencen, antes terminarán.

La grabación no se alarga por suerte y Jaejoong una vez termina, se apresura al camerino, para cambiarse de ropa y largarse de ahí lo antes posible.

Llega en 20 minutos a la clínica. Ya no debía estar la familia de Changmin, de todas formas, camina lentamente mirando para todos lados una vez llega al pasillo donde se encuentra la habitación e Changmin. No tiene problemas para ingresar, ya que la recepcionista lo reconoce de ayer y esta vez le pide un autógrafo, Jaejoong con una sonrisa encantadora se lo da.

Se apresura como el día de ayer y entra sigilosamente en la habitación.

Otra vez el hombre dormía y Jaejoong se acerca para sentarse a su lado y observarlo. Se atreve a acariciarlo suavemente otra vez y en esta ocasión procura no apoyar la cabeza en la cama para no quedarse dormido.

Changmin lo primero que siente al despertar es su brazo extraño, donde está pasando el suero, así que lo ignora a diferencia de ayer. También siente la luz del día atravesar sus parpados, la única diferencia del día de ayer es que sabe que está solo con la enfermera, quien mueve las cortinas.

De todas formas, voltea su cabeza, para decirle esta vez si las puede dejar cerradas y es en ese momento que se da cuenta que no es la enfermera, quien se encuentra abriendo las cortinas.

Se sienta lentamente en la cama, sin apartar la vista de la espalda del hombre, que puede reconocer donde sea. ¿Estará soñando otra vez?, se pregunta con el corazón alterado.

Jaejoong observa por unos segundos la vista a que da la habitación y voltea para irse. Si se quedaba más tiempo llegaría tarde igual que ayer y esta vez el director se molestaría.

Cuando lo hace, se paraliza al notar que Changmin está con los ojos muy abiertos, sentado en su cama.

Jaejoong abre la boca para decir algo, lo que sea, pero nada coherente sale de su boca. –Ah…

Changmin parece paralizado, por lo que Jaejoong intenta actuar lo más normal posible en una situación para nada normal. Se acerca a la cama, con su corazón cada vez más frenético.

–Vine por…

Pero no puede seguir hablando, porque Changmin se sienta en el borde la cama, quedando con sus piernas colgando y cuando la distancia es de tan sólo unos centímetros, alza su mano para tocar su rostro.

–¿Eres real? –Pregunta. –¿No estoy soñando?

Jaejoong se sorprende del acto y de sus palabras, pero no salta en el lugar pese a lo repentino y no puede más que sonreír cuando su cerebro que comenzó a actuar muy lento registra todo.

–No es un sueño… –Es lo único que puede decir, porque Changmin comienza a acariciar su rostro con la palma de sus manos, su cabello, sus mejillas, su nariz, su frente, sus labios, su cuello… y cuando su cerebro que también parece haber hecho cortocircuito, le envía las señales de que esto era la realidad… de que tenía a Jaejoong frente suyo, lo acerca a su cuerpo fuertemente.

–Eres real… –Murmura con su rostro enterrado en la unión del cuello y el hombro izquierdo de Jaejoong.

Jaejoong sólo puede reír, con lágrimas formándose en sus ojos y abrazarlo de la misma forma, también con su rostro enterrado en el cuello de Changmin.

Finalmente, después de un año, se volvían a mirar a los ojos, a escucharse, a tocarse, a sentirse… después de un lago año se volvían a encontrar.

2 Comentarios:

  1. Al fin ese reencuentro, que sucederá ahora en adelante?
    La familia de min no quiere a jae pero espero que chanming se ponga fuerte y peleé por su jae pero ente me gustaría más drama 😝 gracuas miel el minjae se ha vuelto uno de mis favoritos 🙋

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/24/2018

    No me habia dado cuenta de este capitulo. Lo sabia, Min iba a estar contento cuando despertara y viera a Jae, aunque es mas bien una mezcla de emociones diria yo...
    Tenemos una minjae shiper en la familia Shim jajajaja, todavia estoy sentida con Shim Changmin, esperare su proximo movimiento Jae ya hizo el suyo y estamos orgullosas ¿verdad?

    Muy buen capitulo, saludos Miel.

    Atte. Alexi

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD