KINGDOM TVXQ!

CLOSE 2U
Arualthings

Te llevaré hasta su mano

Título: Te llevaré hasta su mano.
Autor: lalarait
Pareja: JaeMin, MinSu, YunJae.
Género: Slash. Hurt/Comfor.
Extensión: Oneshot.
Reseña: ¿Qué estarías dispuesto a hacer por la persona que más amas? Changmin tendrá que resolver aquella duda mientras es invadido por la desesperación, la ansiedad y el miedo.
------


Me gustas, ¡me gustas mucho Jaejoong! No tienes idea de lo feliz que estaba cuando comenzamos a salir.

Aún lo recuerdo. Estábamos casi a punto de salir al escenario, nuestras estilistas estaban arreglando los últimos detalles para que todo saliera perfecto. Aún en ese momento no estaba seguro de si debía decirlo, de cierta forma tenía miedo a tu rechazo. Temía que no me trataras igual después, pero al final entendí que era mil veces mejor arriesgarme que arrepentirme de por vida, mientras en mi memoria sólo quedaran rastros de un "quizá".

Recuerdo que te tomé del brazo y te pedí hablar en privado; jugaba con mis dedos mientras intentaba mi tonta confesión amorosa, todo para que al final me quitaras las palabras de la boca con un beso, susurrándome que también te gustaba. Fue corto pues teníamos el tiempo limitado, pero suficiente para que durante el concierto hubiera una estúpida sonrisa en mi rostro. No cabía tanta felicidad en mí.

Al día siguiente le dijimos a los otros tres sobre nuestra nueva relación. En un principio pensaron que era una simple broma, pero destpues de contarles un poco sobre cómo pasó quedaron convencidos y nos llenaron de sonrisas y felicitaciones.

Debo admitir que sí, hubo veces (bastantes veces) en que fuimos encontrados en medio de nuestras ‘pequeñas’ demostraciones de afecto, pero de una u otra forma terminaron entendiendo que si escuchaban ruidos raros en algún lugar era mejor no entrar.

Sí, pasaron meses y todo era amor y felicidad. Todos aquellos momentos que pasamos juntos jamás los olvidaré.

Todo iba tan bien que me sorprendió bastante tu cambio de actitud; de un día a otro comenzamos a distanciarnos lentamente, a discutir aún más seguido, ya no había palabras ni momentos románticos. ¿Por qué?
¿Cuándo fue que comenzó a deteriorarse nuestra relación? ¿Por qué preferías abrazar o pasar tiempo con quien sea antes que conmigo? No lo sé, supuse que entonces en algún momento todo volvería a la normalidad, que no debía preocuparme tanto y solo seguir a tu lado.

Gran error.

Pasaron semanas y tú seguías igual. ¿Por qué Jaejoong? ¿Es que acaso el amor entre nosotros terminó? “No es nada Changmin”, respondiste cuando te lo pregunté. ¡Si no es nada quita esa maldita actitud tuya, joder! Incluso hablé con el líder para ver si sabía algo, pero nada, solo conseguí un frío ‘no lo sé’ de su parte. Ese día tuve unas inmensas ganas de llorar. Por casualidad pasaban Yoochun y Junsu, al verme tan decaído me invitaron a donde iban y accedí a ir con ellos. Tal vez solo necesitaba distraerme un poco.

Resulta que fuimos a un club nocturno porque el ratón quería quitarse el estrés del trabajo. Pero por más que intente olvidarme aunque sea un momento de él y solo disfrutar el ambiente no lo logré. Pensé que si tomaba más tragos se me olvidaría pero creo que fueron más de la cuebta porque Junsu me preguntó si todo estaba bien. “No aguanto más su actitud” le respondí. “¿Por qué no simplemente me dice si quiere que terminemos de una vez que seguirme dejando con la duda?”, el delfín me abrazó y me consoló diciendo que todo iba a estar mejor.

Después de un rato, Yoochun ya comenzaba a hablar tonterías y a mostrarse muy cariñoso con todo el mundo por lo que decidimos que era hora de irnos. Cuando llegamos a casa todo estaba en silencio, pero no nos importó. Junsu se encargó de llevarlo a su cuarto que compartía con Yunho mientras yo me iba a dar una ducha para intentar bajarme un poco la borrachera.

Supongo que en verdad no estaba bien porque ni se me pasó por la cabeza que debía ir por mi ropa antes de meterme a la ducha y cuando me di cuenta ya era algo tarde, así que terminando salí con una toalla amarrada a mi cintura en dirección al cuarto. Abrí la puerta y encendí la luz. Inmediatamente después cubrí mi boca con mis manos para no dejar salir algún sonido de ella.

Ahí, en ese cuarto, se encontraba Jaejoong y Yunho en nuestra cama, abrazados y cubiertos solamente por una cobija.

Juro que intenté salir de esa habitación, pero simplemente mi cuerpo decidió jugar en mi contra y no se movió para nada; si no fuera porque Junsu pasó de casualidad por ahí creo que me hubiera quedado en ese lugar hasta el amanecer.

Me llevó a su cuarto, que por esta ocasión no la compartía con nadie, y me senté en su cama, mirando hacia la nada. ¿Así que era por esto que actuabas tan extraño? Sonreí mientras se me pasaban por la mente todos aquellos momentos que compartimos juntos. Aquellos momentos que tal parece no fueron suficientes para él. Sentí un gran dolor en mi pecho. Junsu me abrazó e inevitablemente mis lágrimas salieron. Traté de controlarme pero me fue imposible, terminé llorando hasta quedarme dormido en sus brazos.

A la mañana siguiente los molestos rayos del sol decidieron darme en toda la cara. Giré para evitar que me siguiera molestando la luz y como costumbre moví mi brazo por la cama para buscar a Jae, pero después vinieron los recuerdos de todo lo sucedido hace unas horas y mi cabeza comenzó a doler. Enfadado me levanté y descubrí una muda de ropa en la silla de a lado. Me la puse para luego salir a desayunar.

Ahí estaba Jaejoong preparando el desayuno, Yunho leyendo el periódico y Junsu esperando silenciosamente la comida, mientras hacía garabatos en la mesa con su dedo. “Buenos días” dijeron todos al verme entrar pero solo pude gruñir levemente en señal de respuesta, no estaba de humor pero tampoco quería armar un drama en ese momento. Me serví un vaso de jugo mientras me acomodaba para sentarme a lado de Junsu. Él solo volteó a verme con una leve sonrisa mientras me acariciaba la espalda, yo le sonreí lo más que pude.

Prometo no volver a tomar demasiado.

“¿Y Yoochun?” dije para iniciar conversación con el delfín. “No quiere despertar” me respondió.

Yunho preguntó sobre nuestra "noche loca" pero realmente Su fue el que se dedicó a hablar con ellos. Yo sólo me dediqué a quedarme absorto mirando mi plato mientras intentaba comer algo.

“Hoy saldré con Min de compras” dijo después de un rato a los otros dos.

Y si, terminando de desayunar Junsu me llevó a una plaza aprovechando nuestro último día libre. Caminábamos de una tienda a otra, huyendo de algunas fans que nos reconocían. Al final nos compramos un helado y nos sentamos a descansar en un parque con poca gente.

— ¿Ya te encuentras mejor Min? —Me preguntó. Aquellos recuerdos que por fin se habían ido de mi mente, volvieron todos de golpe.
— ¿Tú crees que le guste Yunho hyung?
— No lo sé, pero ¿qué harías si es cierto?

Me quedé en silencio un largo rato. ¿Qué debería responder? En realidad sólo quería golpear a ambos por haberme mentido y jugado con mis sentimientos, pero después recapacité y me di cuenta que de lo único que eran culpables era de guardar el secreto en lugar de hablarlo como se debe. Ellos no tenían la culpa de haberse enamorado. El amor es así, viene y se va cuando menos lo esperas, no puedes obligar a tu corazón a querer otra cosa diferente. Así que llegué a una simple conclusión.

— Yo... lo amo demasiado. Solo quiero su felicidad, pero si su felicidad está con otra persona... entonces lo aceptaré.

Hubo un momento de silencio, Junsu solo movía sus pies mientras terminaba de comer su helado. Yo hice lo mismo.
— Es una decisión muy madura, Changmin.
— ¿Tú no hubieras hecho lo mismo?
— De hecho, yo ya lo hice.
— ¿En serio?
— Si, pero ahora esa persona está pasando por algo similar y no tengo idea de cómo ayudarlo.

Me tomó un tiempo comprender sus palabras.

— Hyung…
— Me gustas.

Dijo de pronto mientras me miraba fijamente. No tenía la menor idea de qué decir, mi boca se abría y cerraba sin llegar a articular alguna palabra coherente.

— No tienes que decirme nada, yo sé que en tu corazón solo hay espacio para él.
— Yo… —me interrumpió con un pellizco en mi mejilla.
— No voy a obligarte a que me des una respuesta, no te lo dije con esa intención. Solo ten en cuenta que si necesitas algo, puedes confiar en mí.
— Gracias hyung.

Me tomó del hombro y me dijo que era hora de irnos, yo asentí. El camino de regreso fue silencioso, pero nada Incómodo. Por alguna extraña razón sentí una inmensa paz y tranquilidad.

Cuando llegamos volvió a ser aquel Junsu gritón e hiperactivo de siempre, contándole todo lo que compró a Yoochun. Giré mi rostro y vi a Jaejoong y Yunho sentados en el sofá, viendo la televisión. Caminé y me coloqué en frente de ellos dos, tomando ambas manos y juntándolas. Me miraron sorprendidos y asustados al mismo tiempo, yo solo asentí sonriéndoles, dándoles a entender que lo sabía todo y que lo aceptaba.

— Desde un inicio me prometí que siempre trataría de hacerte feliz. Y yo siempre cumplo mis promesas, así que no te sorprendas, idiota.

Inmediatamente me fui a sentar con los otros dos. Noté como Junsu me sonreía levemente para darme ánimos y a Yoochun mirándome, exigiendo una explicación. ‘Nada, metiche’ le respondí.

— ¡Se me olvidaba! Min, compré un nuevo videojuego, ¿quieres que te derrote?

Reí sarcásticamente.

— Tú nunca podrás ganarme en un videojuego.
— ¿Ah sí?, ya lo veremos —me empujó y salió corriendo con el videojuego en la mano. Yoochun y yo nos reímos.
— Eish, es tan infantil. —dije mientras caminaba siguiendo al delfín.

Creo que después de todo hice lo correcto.

1 Comentarios:

  1. Espectacular pobre mi mincito pero como solo el lo es fue muy maduro de su parte darle la felicidad a quien ama pero mas adelante su recompensa sera mayor gracias x compartir

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD