KINGDOM TVXQ!

CLOSE 2U
Arualthings

By surprise - Cap. 2


La prueba


Jaejoong no supo cómo ese viernes pudo mantener la calma durante sus clases. Había estado con los nervios de punta desde que despertó esa mañana y cuando ya estaba en su última lección, Jaejoong quiere arrancar, pero con su mejor amigo al lado, eso era imposible.

–Ni lo pienses. –Escucha que le dice.

Jaejoong sólo lo mira con su más radiante sonrisa. –No sé de qué hablas.

Yoochun lo ignora y vuelve su atención al profesor.

Jaejoong suspira e intenta hacer lo mismo.

Después de terminar la clase, se dirigen con prisa a los vestidores.

–Traje mi buzo. –Le dice Jaejoong, no sabiendo si tenía que usar pantalones cortos.

–Está bien, después te entregarán uniforme y esas cosas.

–Estás convencido que me aceptaran. –Le dice Jaejoong sonriendo, la verdad que la seguridad de su amigo era algo motivadora.

–Claro, si practicamos mucho y sabes bien lo que tienes que hacer, estoy seguro de que lo lograras, sólo no te pongas nervioso.

–Eso no lo puedo prometer, sobre todo si está todo el equipo presente en mi prueba.

–No lo creo, en todo caso sólo mantente concentrado y no mires a Changmin, porque te pondrás más nervioso.

–Tiene razón, sólo miraré a Junsu, al entrenador y a ti.

–Así es, además te queda un último recurso, si es que fallas.

–¿Cuál? –Le pregunta Jaejoong sorprendido.

–Tu puchero.

Jaejoong quiere darle un golpe, pero los nervios lo comenzaron a invadir, una vez más. –No es momento de bromas.

–No es broma, debes colocar tu carita de pena y Junsu caerá.

–No sólo tengo que convencerlo a él… pero, ¿en serio lo crees?

Yoochun lo mira y se larga a reír.

–Park Yoochun, ya te dije que no es momento de bromas. –Pero Jaejoong igual sonreía y se dio cuenta de lo que quería hacer su amigo y se lo agradeció en silencio.

Un poco más relajado y en compañía de su mejor amigo, se acerca a la cancha donde practicaba el equipo de futbol.

Llegaron más temprano y fue una sorpresa encontrarse con Junsu, quien estaba acarreando unos balones. Jaejoong y Yoochun se miran y corren a ayudarlo.

Junsu los saluda con un movimiento de mano. –No es necesario… –Les dice cuando lo comienzan a ayudar en su tarea.

–Cuando sea parte del equipo, tendré que hacer esto, ¿no? –Le dice Jaejoong sonriente.

–Te tienes mucha fe. –Le dice Junsu con una sonrisa también. –Me gusta.

Jaejoong ríe. –La verdad es que no, pero lo intento, además si no me tengo fe yo, quien me la tendrá.

–Tu mejor amigo. –Escuchan una voz a sus espaldas, era Yoochun quien se acercaba con más balones. Se habían adelantado un poco mientras conversaban.

–Es verdad. –Le contesta Jaejoong, pellizcándole la mejilla a su amigo, ocasionando que éste por la sorpresa deje caer los tres balones que llevaba entre sus brazos, obligándolo a tener que correr detrás de estos.

Junsu y Jaejoong ríen al verlo e intentan detenerse cuando Yoochun les dirige una mirada asesina.

Entre risas terminan de acarrear los balones y los implementos para la práctica.

–Como me ayudaron terminé antes, ¿te gustaría empezar de inmediato con la prueba? –Le pregunta Junsu.

–Ok, pero el entrenador no está. –Le dice Jaejoong intentando controlar sus nervios, los cuales al parecer se reflejaron en su cara, porque Junsu le dice.

–No tienes que ponerte nervioso, son unas pruebas muy sencillas y el entrenador no puede venir hoy, él confía en mí para el reclutamiento, no te preocupes por eso.

–Está bien. –Contesta Jaejoong con una sonrisa, luego de respirar profundo unas cuantas veces.

Junsu al mirarlo no puede evitar sonreír también. –Te lo explicaré, son cinco pruebas en total; lo primero que tienes que hacer es controlar el balón con tus pies, a través de estos obstáculos. –Le dice señalando uno conos que ubicó en la cancha.

Jaejoong tiene que tragar fuerte, ok, eso se ve complicado y no lo practiqué con Yoochun, piensa, sintiendo sus manos húmedas, ya que comienzan a sudar.

–… lo segundo es, que tendrás que disparar al arco desde diferentes ángulos...

Jaejoong piensa que esto si lo practicó mucho, por lo que suelta un suspiro de alivio.

–… la siguiente prueba es que tendrás que ponerte al arco y atajar.

Jaejoong también lo practicó y asiente con cierta confianza.

–… la cuarta será que tendrás que pasarme, yo haré de defensa y tú intentarás meter un gol, sin arquero al arco.

Jaejoong vuelve a asentir, sintiendo que la pizca de confianza se desvanece.

–… y por último, tendrás que cabecear al arco, de nuevo sin arquero, yo te lanzare unos pases y debes cabecearlos.

Oh Dios, eso tampoco lo ensayé, piensa Jaejoong cada vez más nervioso.

Yoochun lo observa con algo de preocupación, pero en cuanto Jaejoong lo mira, la borra de inmediato por una sonrisa e intenta darle ánimos con sus dos pulgares hacía arriba.

Jaejoong intenta sonreír, pero lo que resulta es una mueca, lo distrae ahora la voz de Junsu.

–¿Estás listo?

Jaejoong asiente, ya que no confía en su voz. Tiene que recordar la razón de porque está haciendo esto y cuando lo recuerda se calma un poco, además Junsu es demasiado amable y aunque haga el ridículo, está seguro que el capitán del equipo no se burlara de él.

Con una última mirada a su mejor amigo, se ubica delante del balón y comienza con el primer reto.

Con cada obstáculo, Jaejoong pierde el balón, no era algo sencillo de realizar y mucho menos si no lo había hecho antes. En el último logra controlar el balón, pero lo hizo lentamente y ya estaba seguro que había reprobado esa prueba.

Cuando levanta la mirada para ver a Junsu, ve como éste hace anotaciones en una hoja. Genial, tengo que haberme sacado un uno, piensa Jaejoong con tristeza, desvía la mirada hacia su amigo quien le grita palabras de ánimo, logrando sacarle una sonrisa.

–Ok. –Dice Junsu. –Vamos a la siguiente prueba.

Jaejoong le agradece en silencio que no mostrara ningún signo de desaprobación o algo por el estilo. Con algo de confianza esta vez, se acerca al arco, para realizar la siguiente prueba.

Comienza a lanzar desde los tres ángulos que le indicaba Junsu, tuvo que hacerlo quince veces, luego de que terminó Junsu se apresuró a anotar otra vez.

Aquí le fue mucho mejor, acertó 13 de los 15 tiros y con una sonrisa escuchaba a Yoochun aplaudir y gritar.

–Ok, la siguiente. –Dice Junsu. –Toma. –Le dice entregándole unos guantes de portero.

Jaejoong se apresura en colocárselos y con la confianza a tope, se coloca bajo los tres palos y en una posición que había visto en los porteros en los partidos que estuvo viendo con Yoochun.

Junsu comienza a lanzar los tiros y Jaejoong se impresiona de lo bueno que es, pero no puede admirarlo, sino que debe atajarlos, así que se esfuerza por hacerlo. El resultado es bastante bueno para el joven. Logró atajar 6 de 10. De nuevo Junsu se apresura en ir a buscar su hoja y anotar.

–Vamos a la siguiente. –Dice Junsu.

Jaejoong asiente y se da cuenta que esta será la más difícil.

Intenta pasarlo, pero su velocidad y torpeza con el balón en sus pies, se le hace mucho más complicado, Junsu no se tiene que esforzar mucho para quitarle el balón las veces que lo intentó, Jaejoong nuevamente con la confianza por los suelos, va a realizar la última prueba.

–Esta es la última. –Dice Junsu.

Colocándose en el borde del área para enviarle centros elevados y que Jaejoong los intente conectar con la cabeza.

Hubo tres tiros que Jaejoong ni siquiera pudo conectar, pero para los siguientes, pudo mejorar, aunque sólo tres entraron al arco débilmente.

Como siempre al final, Junsu fue a anotar en su hoja.

Jaejoong ve como Yoochun se les acerca, cuando Junsu lo llama para que se acerque al banco de los jugadores suplentes.

Junsu comenzó a revisar otras hojas dentro de una carpeta, Jaejoong se imaginó lo que eran.

–Toma asiento, mientras reviso. –Le dice.

Jaejoong obedece y cuando llega su amigo, éste se sienta a su lado y le sonríe para subirle el ánimo.

Luego de esperar unos cinco minutos que parecieron una eternidad, Junsu le dice.

–Ok, estos son los resultados de todos los jugadores que lograron entrar esta temporada y ya hice la comparación con la tuya.

Jaejoong asiente, con miedo.

–En tres de las cinco pruebas sacaste la peor puntuación, con respecto a los otros y eso es suficiente para reprobar.

Jaejoong siente como si lo acabaran de golpear y no puede ocultar su decepción, Yoochun, quien estaba a su lado le da una palmada en su espalda de apoyo, Jaejoong no quiere mirarlo al rostro, ya que siente que de alguna forma lo decepcionó también, ya que lo ayudó a prepararse y le ha dado todo su apoyo desde el inicio.

–Lo siento, por hacer perder tu tiempo, yo… –Jaejoong sabía que Junsu era alguien muy ocupado y se sentía muy avergonzado, por lo que tenía que disculparse.

–Todavía no termino. –Lo interrumpe Junsu.

Jaejoong se queda quieto como una estatua, atento a lo que el otro le dice.

–Si bien eso es suficiente para que no pases, en las otras dos, destacaste mucho como para ignorarlo.

Jaejoong siente su esperanza renacer y siente otra palmada en la espalda por parte de Yoochun, pero esta vez era de alegría y ahora sí, se atreve a mirarlo al rostro con una sonrisa.

–Convertiste los goles de quien sacó la primera puntuación en esa prueba y en el arco igualaste con el segundo mejor, el primero por supuesto, es nuestro portero actual.

–¿De verdad? –Pregunta Jaejoong emocionado, no podía creer que no era un bueno para nada, al menos en este deporte.

–Así es, por lo que no me queda más que decirte que ya eres miembro del equipo. –Le dice Junsu con una sonrisa.

Jaejoong de inmediato se levanta del banco y celebra con Yoochun, saltando con sus manos juntas. -¡Lo lograste! –Le decía Yoochun y él a su vez gritaba. –¡Lo logré!

Junsu reía ante el espectáculo que los otros estaban dando y tiene que detenerlos para que Jaejoong lo escuche.

–Espera. –Le dice en voz alta, logrando que ambos dejen de celebrar y lo miren. –Tienes mucho que trabajar, tienes que mejorar muchas cosas y si no lo logras, no podrás continuar.

Jaejoong cree que eso no es problema, tiene un solo objetivo al estar en el equipo y debe conseguirlo en el menor tiempo posible y todo estaría bien.

–Muy bien, capitán. –Dice Jaejoong como en un saludo militar y esto causa que Yoochun y Junsu rían fuerte.

Jaejoong los mira con el ceño fruncido. –¿No te tengo que decir así? –Le pregunta a Junsu.

–Sí, dime capitán, pero sin el grito. –Le dice Junsu, quien se seca las lágrimas por reír demasiado.

–Mmm, capitán… ¿te puedo hace una pregunta?

Junsu se sorprende al ver a Jaejoong de pronto inseguro.

–Dime.

–Te puedo dar un abrazo.

Junsu sorprendido asiente, ¿por qué no?, además Jaejoong se lo pidió de una forma demasiado cortés como para negarse.

Cuando Jaejoong se le acerca y lo abraza, Junsu siente de inmediato su calor. Fue muy abrumador, a pesar de que fue muy breve, ya que él ni siquiera alcanzó a contestarlo.

Cuando se separan, Jaejoong le pregunta. –¿Qué tengo que hacer ahora?

Junsu se aclara un poco la garganta por el extraño momento y le da la siguiente instrucción. –Comienza a correr alrededor de la cancha, pero primero, debes cambiarte de ropa.

–Ahmm, sólo traje mi buzo.

–Claro, te prestaré uno de los míos por mientras, yo creo que para la otra semana tendré listo tu equipo, claro que las zapatillas no las podemos costear, sólo las camisetas y los pantalones.

Jaejoong asiente, no había considerado eso, tendrá que pedirle a su madre que le compre un par de zapatillas de futbol.

–Toma. –Le dice Junsu, entregándole una camiseta y un pantalón corto.

–Voy corriendo a cambiarme. –Le dice Jaejoong antes de salir efectivamente corriendo a los vestidores y sin esperar respuesta.

–Es un rayo de energía. –Dice Junsu en voz alta, olvidándose por un momento que no estaba solo.

–Lo es. –Le dice Yoochun sonriendo.

Junsu se vuelve a aclarar la garganta. –Pero tiene que practicar mucho.

–Lo hará, ahora me voy a sentar para esperarlo cuando termine la práctica.

Justo en ese momento llega Jaejoong vestido y con el ceño fruncido. Antes de que le pregunten qué le pasa, Jaejoong les dice.

–Junsu, quiero decir capitán, tu pantalón me queda suelto en la parte de atrás, tienes demasiado abultado el…

Yoochun lo interrumpe, poniéndole la mano en la boca. –Esto es otra de las cosas que caracteriza a Jae, no tiene filtro a la hora de hablar. –Dice Yoochun.

Pero Junsu ya no puede aguantar su risa y se le suman los dos muchachos.

–Ok, creo que es momento de comenzar a practicar. –Le dice cuando se calma.

Jaejoong asiente y comienza a correr alrededor del campo de juego.

Junsu prepara algunos balones y Yoochun lo ayuda antes de tomar asiento en las gradas para esperar a ambos amigos, planea que los tres se vayan juntos para sus casas.

Pocos segundos después, comienza a llegar el resto del equipo. Junsu sin demora les dice que comiencen con los trabajos de calentamiento.

Cuando los jóvenes ven a Jaejoong corriendo, algunos sorprendidos le preguntan al capitán.

–Sí, tenemos un nuevo integrante, acaba de pasar la prueba.

–Pero, es Jaejoong ¿cierto?, él es pésimo en deportes. –Dice uno de los muchachos que jugaba en la posición de defensa y estaba en la clase de Jaejoong y Junsu.

–Si lo es, una vez se cayó y tuvo una herida muy fea, creo que tuvo que ir al hospital.

Cuando el murmullo crecía, Junsu tuvo que levantar la voz. –Silencio, dio la prueba y quedó, ahora comiencen a correr. –Les dice con tono de autoridad.

Todos se quedan en silencio y le hacen caso.

Cuando Jaejoong ve cómo se acerca el grupo de jugadores recupera los nervios, ya que ve a Changmin, cuando comienzan a pasar por su lado Jaejoong los saluda, recibiendo poca respuesta, pero se olvidó de la fría recepción cundo Changmin pasa por su lado. Jaejoong lo saluda y recibe respuesta. Por un momento cree que su corazón saldría de su pecho y siente como un rubor se extiende por su rostro, que no tiene nada que ver con el esfuerzo que está sintiendo por correr, algo que no hacía hace mucho tiempo, por lo que no es extraño, como se va quedando atrás del resto.

Intentó aumentar la velocidad, pero falló de inmediato, cuando siente que ya le queda poco oxígeno, aparece Junsu a su lado y se intenta disculpar de inmediato.

–Intentare correr más rápido, pero…

–Está bien, puedo ver que no estás en forma.

Jaejoong debería sentirse ofendido, pero sabe que Junsu no lo dice para ofenderlo y que además tiene toda la razón.

–Por ahora, conserva esta velocidad, más adelante deberás seguirle el paso al resto.

–Si, capitán. –Dice Jaejoong, quien ya estaba jadeando por el cansancio.

Junsu sonríe, antes de darse cuenta de algo. Cuando el resto del equipo pasa por el lado de ambos, Jaejoong de un momento a otro, cambia de expresión, se puso muy serio, enderezó la espalda y se quedó mirando a uno de sus jugadores atentamente.

Junsu no puede evitar pensar, ¿Jaejoong estaba interesado en alguien del equipo?

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD