El Tren - Cap. 17

0 comentarios
En la penumbra que ofrecía el fuego de la chimenea, mientras los leños ardían y la atmosfera se calentaba, Changmin era desvestido con cuidado por un Junsu sonriente y complacido. Prenda por prenda sin apuro.

- Eres feliz…?…..haz cumplido un poquito de tu sueño……….-dio un beso a sus orejas un poco más grandes de lo común con una enorme y angelical sonrisa-.

- Sí………..jamás creí que fuera tan placentero……..-sonriendo por las cosquillas que le provocó el beso-……sabes, tu presencia completa todo esto….

- Gracias por permitirme ser parte de tu sueño………….haré lo que quieras para ti esta noche…….-los ojos del rubio prometían muchas cosas pervertidas…….-.

- Hazme tuyo……….-muy serio-.

- Changmin ah!!!! Eso no……….de todas las cosas………-Junsu se agarró la cabeza desesperado-.

- Has dicho lo que yo quiera……..por qué no eso……?-buscando la mirada que ahora lo esquivaba-.

- Amor mío eso es difícil, mañana no podrás moverte…….y…….-tratando de ser conciliador-.

- Que cobarde………….

- Changmin estás loco de remate………..mira lo haremos en vacaciones………

- Junsu……..me vas a hacer enojar……….Hazlo. –más serio, con cara de enojado-.

- Está bien………….pero no te quejes ni un poco mañana……….ok?...........-Changmin enojado era un verdadero energúmeno, no era buena idea hacer que cambie de humor-.

- Jajaja ok………….me alegra ser siempre el vencedor……….-voldemín presente-.

- Mañana no te alegrarás tanto………..-derrotado-.

- Hey a dónde vas………..

- Voy por el lubricante, acaso quieres morir…………?....

- Ah ok……….

Ahora sí, Junsu estaba aterrado, este loco hombre lo obligaría a lastimarlo, bueno no literalmente, pero era virgen y con ese cuerpo y con esa boca y sus brazos y su, bueno su “él” completo, no estaba seguro de poder contenerse, nunca lo había hecho antes, es decir, quitarle la virginidad a un hombre, todos sus encuentros previos habían sido bastante intensos con él como seme y siempre habían sido para calmar sus fantasmas, por lo que nunca fue considerado con nadie, tampoco nadie fue considerado con él, Changmin no comprendía y estaba tan empecinado, era tan mandón………..si se concentraba mucho tal vez no sea tan malo……….elevó una plegaria al cielo, se encomendó a todos los santos y tras perder mucho tiempo buscando el bendito lubricante nuevo (con la lamparita de su teléfono) de sabores que había comprado volvió.

- Te fuiste a fabricar el lubricante………o qué?.....casi me enfrío…..

- Tan desesperado estás?....tenemos toda la noche, la verdad es que nos tomará muuuuuucho tiempo……

- No me amenaces…….

- Loco……..

- Así me quieres……ven……..

Estiró sus brazos como un niño y jaló a Junsu desde su posición en cuclillas frente a él directo a su desnudo pecho, terminó de desvestirlo como hubiera hecho con él mismo antes y lo besó despacio pero firmemente, no tenía miedo, le parecía tan irreal la idea, solo quería saber que se sentía tenerle dentro, siempre se había fijado en la expresión del rostro cuando estaba dentro del cuerpo más pequeño, veía como parecía estar al borde de inconsciencia mientras él lo penetraba, como se sentiría estar en ese mundo a medio camino de la muerte………?

Estaba sobre una manta térmica muy cerca de la rústica chimenea, era agradable la sensación de la alfombra por debajo y el cuerpo caliente por encima, esta noche no haría frío. Le encantaba sentir con la yema de los dedos la cabeza del rubio a través de sus cabellos que habían crecido durante el tiempo que estaban juntos y que el mismo se había encargado de retocar las raíces. Le gustaba enredar sus dedos y jalar un poco la incipiente melena en un acto de infantil tiranía. Junsu gemía en aprobación.

Mientras paseaba su otra mano por la línea de la espalda sentía la diestra lengua de Junsu explorarlo todo por dentro, hasta la garganta, que deliciosa y suave era, todo en él era así, luego fue a su segundo lugar favorito, las nalgas redondas y le dio una buena agarrada, sí, era muy estimulante escuchar a Junsu gemir así en su oído….

- Te diviertes Changmin?........

- Mucho……

- Ahora te divertirás más………..boca abajo…..

Curioso se giró y enseguida tuvo sobre sí al chico dueño de Tiger, con sorpresa pensando sentir sus labios, sintió las manos que habían sido calentadas previamente, empezar a hacer masajes en su nuca con mucha paciencia relajando la tensión, luego en círculos y mientras su piel empezaba a formar un telilla de sudor, las manos bajaban por todo lo largo de su espalda, sus músculos agradecían las caricias, tan bienvenidas, a veces abría las manos y abarcaba toda su espalda, otras con los puños hacía movimientos circulares más profundos, no pudo más que gemir con plena satisfacción, sus manos eran mágicas, su cabeza flotaba en una suave nube de placer. En un instante las manos fueron reemplazadas por los labios y la lengua sedosa y traviesa de Junsu que lo recorrió por entero.

Lo cubrió con todo su cuerpo, besó su rostro, y viajó lamiendo el lóbulo de su oreja, su nuca, el surco de su espalda tostada y perfecta, le alegró escuchar los gemidos del más alto, así como esos estremecimientos, mucho tiempo ocupó en esto, besó centímetro a centímetro toda la piel.

- Deberías trabajar como masajista…………-su tono de voz ronco dejaba entrever todo lo placentero que le resultada la situación-.

- Te gustaría que le haga todo esto a todos los clientes?.......

- No creo que no………entonces solo debes ser MI masajista……….

- Eso suena mejor………..apóyate en las rodillas y las manos….por favor……….

Changmin sintió un escalofrío pero obedeció, ya estaba tan caliente y tan empalmado que necesitaba que Junsu hiciera algo pronto, pronto para aliviarlo. Lo sintió recostarse un poco sobre sí, y luego sus hábiles dedos empezaron a torturar sus pezones, gimió quedito, disfrutando, no pudo evitar gritar cuando un masaje feroz estimulaba su miembro necesitado……..

- No lo hagas Junsu……..me vendré…antes que suceda lo mejor………

- Te quiero fuera de combate por unos minutos……….

La mano parecía succionar el interior de Changmin, muy fuerte, muy rápido, Junsu era genial, simplemente genial, en algún instante el masaje se acompañó de un embestida, por primera vez el moreno sintió entre sus nalgas el miembro erecto y palpitante del rubio, perdió unos instantes la conexión con su conciencia, fue extraño pero deseó que sea más prolongado el contacto, se desconectó de nuevo cuando el masaje a su largo falo se había acompañado de un masaje igual de violento en sus testículos, se corrió y quedó extasiado y fuera de combate, cumplido el objetivo.

Así, relajado tras el orgasmo, “el cuerpo debe estar más flexible”, pensaba Junsu, solo lo escuchaba respirar cansado, es sus manos calientes el lubricante empezó a emitir un delicioso aroma, una vez más y mientras besaba nuca, o le pronunciaba palabras de amor al oído acercó sus dedos húmedos a la virgen entrada del más alto, suave y delicado el masaje circular sorprendió a su amante………pero este no se negó.

El más alto no pronunciaba palabra, Junsu no sabía si seguir o no…………un gemido sutil le dio la respuesta. Con temor hundió su primer dedo, y continuó el masaje, sin nunca dejar de atender con su boca a su amado. Un gritito de dolor fue apresado en la garganta….se detuvo…..

- No te detengas……….

El segundo dedo llegó más profundo en el canal, esta vez pudo rozar la próstata, el gemido ronco fue una magnífica respuesta. Sabía que dolía pero el otro no ponía objeción. El último dedo, sintió el cuerpo de Changmin tensarse en defensa, esto iba a ser complicado……….siguió cuidando de la entrada con esmero, el cuerpo se retorcía, no podía ver el rostro del moreno pero sabía que estaba sufriendo, buscó la próstata desesperadamente y le brindó atención.

Esta preparación era extraña para él, lo había hecho con Junsu muchas veces pero solo ahora comprendía la verdadera dimensión del dolor y del placer cuando esos dedos empezaron a masajear el punto correcto, inconscientemente su cuerpo empezó a mecerse buscando ingresar los dedos del torturador más dentro, con más fuerza……….

- Demonios Junsu deja de hacerlo con tus dedos y hazlo con……..

No esperó lo que le sucedió……..el rubio sacó sus dedos y en un movimiento veloz fue dado la vuelta, recostado y abierto de piernas, quedó en posición perfecta para ser penetrado de frente…….

- Mírame………no despegues tus ojos de los míos………te amo, lo sabes………te amo Changmin…….

Solo asintió, la cara de Junsu era de verdadera preocupación, fuera de eso estaba roja por el esfuerzo, los maravillosos ojos del rubio brillaban con el reflejo del fuego, parecían haberse contagiado y arder dentro de sus cuencas, siguió la orden, quieta su mirada en los ojos del dios de la lujuria que era su ángel ahora, solo sintió como el cuerpo descendió sobre el suyo, la manos humedecían el miembro de Junsu que se había convertido en héroe por controlarse, la punta del glande acarició la entrada caliente y tuvo que cerrar los ojos, demasiadas sensaciones explotaron en su cerebro.

- Te amo………….

Repitió Junsu y se hundió de una sola vez dentro de su amante, esa fue la única forma en la que pudo hacerlo, el grito de dolor que escuchó le partió el corazón y se quedó quieto. Changmin solo pudo estirar sus brazos y aferrarse a la espalda del rubio en busca de alivio, solo pudo hallarlo cuando lo labios carnosos se aferraron a los suyos, sí, había sido una locura, ahora entendía todas las advertencias pero no quiso detenerse, tuvo que responder al beso furioso del que era víctima mientras las lágrimas se derramaban por su cara.

Inesperadamente el maldito dolor había desaparecido y una sensación se presentó en reemplazo, placer, puro y asfixiante placer, Junsu que se había mantenido quieto empezó a mecerse despacio, su miembro golpeaba su próstata y era lo más parecido al paraíso que pudo pensar……….su cabeza hizo conexión unos segundos solo para suplicar por más……..

- Junsu………por Dios, deja de moverte así,……hazlo más fuerte……eso así…………..sí, un poco más, dámelo……..

Junsu sonrió completamente feliz cuando Changmin dejó de articular palabras coherentes y solo gemía más y más alto, ya se había perdido en el placer, sus ojos cerrados con todas sus fuerzas, sus caderas yendo a sus encuentro violentas y precisas, el interior de Changmin era el cielo, tan estrecho tan firme, el rubio solo rogaba aguantar lo suficiente para que Changmin tenga otro orgasmo, porque esto era tortura……..embestía sin piedad, no quería hacerlo pero Changmin ordenaba desde abajo, gritaba, gemía gruñía, apretaba sus antebrazos con todas sus fuerzas, y ordenaba que le diera más, más, más, ni estando así perdía su condición de macho dominante……..

Su conciencia hacía corto circuitos por momentos, y por momentos volvía solo para gritar que lo hiciera con más fuerza, más profundo, luego se desconectaba y se sentía flotar, ya no había dolor, tal vez nunca existió. Solo había esta sensación de viajar en medio de una avalancha de nieve a toda velocidad, con cada embestida fuerte y precisa parecía llegar más y más cerca del abismo……..en un momento la temperatura de su cuerpo, sus músculos recién estirados, sus órganos internos se volvieron nada, desaparecieron solo pudo sentir como era tragado por el abismo, mientras gritaba……..

- Junsu!!!…………..

Junsu atrapó con sus labios el grito del éxtasis alcanzado por Changmin que quedó inconsciente al instante, haberlo logrado y sentir la simiente del moreno fue el gatillo que le llevó a derramarse dentro. Luego quedó inconsciente también.

Mientras amanecía el domingo, hacía un poco de frío en su espalda y trasero, el fuego de la chimenea se había extinguido, sus brazos estaban rodeando fuertemente al hombre que amaba ellos estaban calientes, no había pensado en las cosas que pudieran suceder a largo plazo. Sin embargo el tema había salido a flote cuando los padres de Changmin llegaron al departamento. No le agradaba pensar en cosas difíciles, solo vivía al diario. Había aprendido que hacer demasiados planes arruina las sorpresas diarias de la vida.  Sin embargo se preguntaba si Changmin quería una vida normal y esto que tenían era un instante irrepetible……….ayer había llorado cuando él le dijo que le gustaría vivir mucho tiempo con él. Pero no sabía si era justo. Cambiar sus hábitos sexuales, ser homosexual o bisexual era algo en lo que se convirtió por despecho, nunca pensó en el futuro, porque no existía esa palabra para él, solo se rindió, pero Changmin, qué lo había llevado hasta él?. Cómo pudo llamar su atención físicamente?, cómo le cambió de bando?, valía la pena toda esta preocupación?..........

Un rato más su cabeza le fastidió, luego se dijo que así como lo había hecho al desaparecer su esposa, solo tendría que vivir aceptando las consecuencias de sus errores, si desear estar para siempre al lado de este hombre de sangre caliente, era un error, él tomaría sobre sí mismo toda la responsabilidad y todo el dolor que pueda acarrear. Y punto.

Apretó el cuello de Changmin un poco más deliberadamente, para despertarlo, quería burlarse de él. Lo necesitaba por obligarlo a hacerle el amor.

- Junsu……necesito respirar……….

- Buenos días………..

- Gracias, el aire es tan agrada……..-empezó a estirarse en medio de los brazos de Junsu pero un rayo que cruzó su columna le dejó sin habla, aquí viene-…………..

- Pero que le pasa a tu cara?.......te has fruncido tan feo de repente…..hay algo malo contigo???.......-la cara de Junsu era de completa malicia-.

- Cabrón……….

- Pero qué………..

- Querías burlarte de mí…………..sí, si me duele, y me duele mucho……..

- Changmin ah………-esta vez sintiéndose culpable-.

- Pero sabes una cosa, NO ME ARREPIENTO……ya me acostumbraré……..- Junsu no entendía por qué Changmin no tenía ningún prejuicio con el hecho de no ser dominante durante las relaciones sexuales, o tal vez Changmin era más inteligente y no dejaba que las tonterías que piensa la gente se interpusiera en su manera de expresar su amor………..-.

- Noooooo…….no me obligarás a hacerte sufrir otra vez, ayer casi muero………..

- Ni lo sueñes………jamás me imaginé que estar abajo era tan genial……..ya veo porque siempre haces que te lo haga……..eres egoísta sabes………..si tu sabías que es tan genial debiste decírmelo antes, sino se me ocurre…….jamás lo hubiera sabido………..

- Tu…….realmente………..estás……….loco………..

- Así me quieres……….-mostrando su cara ganadora-.

Sin ocultar su dolor pero sin aumentarlo todo lo anterior lo había dicho mirando el techo y sonriendo como un adolescente malcriado, pero al querer girarse para abrazar al asustado rubiecito, el dolor fue punzante una vez más. Sin emargo le agradaba, todo lo que había dicho aunque pudiera sonar muy en broma era cierto, ya convencería a su ángel para que le dé otra de esas terapias de masajes………

- Tu cara es un poema……..voy a buscar una pomada porque me haces sentir un violador……….

- Jajajajaaj………..Junsu………ok……..mira, la electricidad ha vuelto……

- Si alguien desde el cielo observa, ayuden a este muchacho…………por favor….-mirando al cielo con actitud de súplica-.

Caminando un poco chueco, pero bastante aliviado con los amorosos cuidados del enfadado Junsu el domingo hicieron una pequeña comida al aire libre, fueron a un pueblito cercano y tomaron más fotografías de los paisajes tradicionales. Se rieron mucho y volvieron en la noche.

Por la cara de la vecina el gato había dado guerra, así que se ofrecieron a hacer alguna tarea para ella, lo que necesitara, ella solo pidió una foto de ellos juntos………desnudos………después de caer en versión “plop” al suelo accedieron a mostrarle una en trajes de baño……..aceptó a regañadientes y esperó por su paga.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD