Sociedad - Cap. 11

1 comentarios
El final


“”””Jaejoong POV””””
Ayer me quede a dormir en casa de Yunho, pues hoy sería la fiesta de Kangin y Yunho me propuso que fuésemos a comprar ropa para dicha fiesta. Estábamos los dos durmiendo tranquilamente cuando fuimos despertados por un molesto celular.

-Mmmn contesta Jae- Me decía Yunho mientras se daba la vuelta, dándome la espalda

-Pero… es el tuyo…- El celular dejo de sonar por un momento y nuevamente empezó

-¡Argh! ¡Está bien contestare!- Me decía enojado Yunho mientras se levantaba de la cama y buscaba el celular- Diga

-Buenos días Yunho

-Kangin… ¿qué quieres?- Yunho puso cara de pocos amigos y se acostó de nuevo en la cama, abrazándome

-Oh nada importante solo quería pedirte un favor

-¿Favor?- Me gire y quede frente a él, jugando en su pecho

-Si…

-¿Que ocupas?- Tomo una de mis manos y la beso

-¿Podrías pasar y comprar las bebidas antes de que vengan para el departamento?

-¿No crees que es un favor un poco abusivo?- De nuevo su mala cara regreso

-Vamos ¿sí? Prometo pagarte cuando llegues- Dio un largo suspiro

-Está bien, te veo en la noche

-¡Gracias Yunho! Te veré en la noche-Colgó y dejo el celular en la mesita de noche

-¿Quién era?- Le pregunte mientras me abrazaba a el

-Kangin, quiere que llevemos las bebidas

-Bien, tenemos un día agitado, vamos a desayunar -Me levante

-Está bien, me iré a bañar- Se levantó y se dirigió al baño mientras yo me dirigía a la cocina para preparar nuestro desayuno

Comencé a cocinar mientras cantaba alegremente una canción que pasaban por la radio, tan concentrado estaba que no me di cuenta cuando Yunho entro a la cocina sino hasta que me abrazo.

-Cantas hermoso Boo- me decía al oído mientras me besaba la mejilla

-No digas esas cosas… mejor ve a sentarte- Le decía mientras me giraba para quedar frente a el

-Está bien mama, no me regañes- Me decía con una sonrisa para después besar mi nariz

Tomamos el desayuno juntos y cuando terminamos, Yunho lavo los platos mientras yo iba a bañarme. Cuando salí me encontré a Yunnie sentado en el sillón viendo la televisión.

-¿Nos vamos?- Le preguntaba mientras me colocaba a un lado de el

-Si claro ¿llevas lo que necesitas?- Apagaba la televisión y se ponía de pie

-Seguro, vamos

Tomo las llaves de su auto y salimos los dos juntos camino al centro comercial. Cuando llegamos me emocione tanto, tenía demasiado tiempo que no venía a comprar ropa y mucho menos a un centro comercial. Comencé a caminar de una tienda a otra. Eran tantas y todas tenían ropa muy diferente y bonita. No supe a cuál entrar hasta que Yunho me guio a una tienda.

-Aquí compro yo mucha de mi ropa, es muy buena y tienen una gran variedad, probablemente te guste- Tomo mi mano y me guio a uno de los mostradores

-¡Woaaa! ¡Hay tantas cosas, no sé qué debo comprar!- Miraba con emoción todos los estantes que habían

-Jajajaja está bien Jaeboo, compra lo que quieras

-Pero…- Me quede pensando, realmente no tenía tanto dinero como para poder comprar todo lo que quería

-No te preocupes, yo te ayudo a pagarlo- Como si hubiese leído mi mente se acercó con una sonrisa y me abrazo

-Oh Yunnie no…- Me separe un poco de el para renegar

-Disculpen ¿en qué puedo ayudarlos?- Nos decía una empleada amablemente

-Pues queremos comprar ropa para el- Me señalo- ¿podría llevarnos a la sección de adolescentes?- Yunho sonrió y la chica se puso bastante sonrojada

-Por supuesto, síganme- La empleada comenzó a caminar y nosotros la seguimos hasta que llegamos a unos pasillos muy coloridos

-Verán, por aquí encontraran una gran variedad de diseños y modelos que podrían agradarle al joven, por no decir, que cualquier cosa que elija le quedaría muy bien. Es muy guapo-Nos decía la empleada mientras me miraba y se sonrojaba un poco

-Sí, eso ya lo sé. Gracias por traernos- De mala gana contesto Yunho mientras tomaba mi mano y me jalaba a la sección de las camisetas

-Oye, no crees que fuiste algo grosero con la chica- Me solté de su agarre y lo mire un tanto feo

-Tal vez ¿pero no crees que ella fue muy fácil?- Me decía mientras se cruzaba de brazos y me miraba serio

-Jajajaja, está bien Yunnie~ no te pongas celoso- Le decía mientras caminaba y comenzaba a ver las camisetas

-¡No estoy celoso! Simplemente esa chica no me agrado- Estaba detrás de mí con un puchero

-¿Qué opinas de esta?- Le preguntaba mientras le mostraba una camiseta negra

-Buena forma de evitar el tema. Me gusta cómo te queda el negro, pero esa camiseta no es para ti. Mejor esta-Me decía mientras me mostraba una azul

-¿Azul? ¿No crees que es muy llamativa?

-Entonces mmmm ¿gris?

Así discutimos por más de una hora por escoger una camiseta, si no era el color, era el modelo. Terminamos comprando más de 3. Cuando por fin salimos de la sección de camisetas, pasamos a la de los pantalones….

Fue peor

Había tantos modelos y de tantos colores, no podía escoger solo uno, finalmente Yunho me ayudo y compre otros dos pantalones. La chaqueta y los zapatos fueron más fáciles, pues mis gustos son muy especiales en ambos casos. Cuando por fin terminamos de escoger la ropa, fuimos a pagarla en la caja, que por cierto, la cajera dejo su número telefónico en el ticket ¿qué les pasa a las chicas de hoy en día?

-¡No puedo creerlo! como se les ocurre ¿viste eso Jae? Las dos empleadas coqueteándote ¿qué les pasa?- Me decía exasperado Yunnie mientras caminaba cargando algunas bolsas

-Ya Yunho, sabes que solo tengo ojos para ti ¿no?- Le decía mientras lo abrazaba de un brazo

-Sí, lo sé- Me abrazo por la cintura- eres solo mío, mío, mío…- Me dio un tierno beso en los labios

-Si… no tienes hambre, vayamos a comer ¿sí?

-Déjame ver- reviso la hora en su reloj- Son las tres, la fiesta será a las cinco y no hemos comprado las bebidas… tenemos poco más de media hora para almorzar, así que escoge el sitio- Me decía mientras besaba mi frente y se apartaba de mi

Caminamos un poco y unos locales más adelante encontramos un mini restaurant muy lindo, pasamos y elegimos la comida

-Y bien, dime, de quien fue la grandiosa idea de repartir los volantes por la escuela. A pesar de que ya ha pasado una semana, no me han dicho lo que sucedió exactamente-Me preguntaba mientras dejaba la carta del menú en la mesa

-Ummmh pues…- No sabía si decirle o no que había sido Taemin. El pequeño, después de lo sucedido, se ha portado muy dulce y atento con migo. Además hoy iría a la fiesta de Kangin y podría ser un problema el que se encontraran

-No me dirás que fue Changmin ¿o sí?- Me decía de broma mientras sonreía de lado

-No, el no…

-¿Entonces?

-Fue…- Esto ya era un problema- Ahh~ solo promete no enojarte ¿si?- Le decía mientras tomaba sus dos manos

-No sé, depende quien haya sido

-Fue… Taemin…

-¡¿Taemin?! ¡Pero si él es muy bueno! Jae ¿estás seguro de lo que me estás diciendo?

-Sí, el me lo dijo el mismo día que los difundió- Le contestaba mientras agachaba un poco la cabeza

-Vaya, las apariencias sí que engañan- Me decía mientras alejaba sus manos de las mías

-Lo se Yunho, pero después de causar tal problema fue él el que propuso la idea para traerte de nuevo

-¿Enserio? Sí que debe de quererte como su amigo…

-¿Estás enojado?-Le preguntaba mientras le miraba tierno

-No Boo, pero si estoy sorprendido. No me esperaba algo así de un dulce niño como el

-Ni yo

Después llego nuestra camarera con la orden. En la comida no volvimos a cruzar palabras. Siento que de alguna manera u otra a Yunho le ha incomodado lo de Taemin. Intentare ya no tocar el tema. Terminamos y Yunho pago. Al salir fuimos a una tienda para conseguir las bebidas. Cuando tuvimos todo caminamos al estacionamiento para ir a casa.

-¡Uff! Sí que estaban pesadas- Decía Yunho mientras colocaba las bolsas en el coche

-Si un poco- Le pase las últimas bolsas

-Bien, son las 4:10, debemos apurarnos si queremos llegar- Me decía tranquilamente mientras se subía al coche

-¡¿Como puede ser ya tan tarde?!

-Tranquilo, veras que llegamos a tiempo

Encendió el coche y manejo lo más rápido que pudo hasta llegar a su casa. Se estaciono y bajamos para entrar a la casa y comenzar a arreglarnos.

-Puedes bañarte tu primero Jae

-No, yo tardare, báñate tú

-De acuerdo- Se acercó y beso mi frente para después irse al baño

Mientras Yunho se bañaba yo me decidía por mi ropa. Había comprado mucha y ahora no sabía cuál elegir. Finalmente me decidí por una camiseta roja acompañada de una sudadera blanca y unos jeans deslavados. Cuando salió Yunnie del baño, entre rápidamente para comenzar a arreglarme. Al salir me encontré a Yunho acostado en la cama leyendo un libro. Se veía tan bien. Llevaba una camisa de manga larga, ajustada y con cuello V de color morado, acompañada de un chaleco negro y una bufanda gris. Al igual que yo, llevaba un pantalón deslavado.

-¡Te vez muy bien Yunho!- Le decía mientras me acostaba arriba de él. Paso su libro a un lado y me abrazo por la cintura

-Pero si tú no te quedas atrás amor. Te ves guapísimo- Deposito un pequeño beso en mis labios

-¿Nos vamos?

-Sí, vamos

Me levante y camine hacia la puerta, seguido por Yunho. De nuevo subimos a su auto y empezamos el camino directo a la casa de Kangin y Leeteuk. En el camino no hablamos de nada, solo escuchamos la radio. Cuando por fin llegamos, Yunho aparco fuera de la casa y salimos los dos. Ya se escuchaba la música y las risas. Llegamos a la puerta y toque.

-¡Hola chicos!- Nos decía alegremente Kangin- Vengan, pasen- Se hizo a un lado para que pudiésemos pasar

-Ten, aquí esta lo que pediste- Yunho le entrego las bolsas con las bebidas

-¡Gracias Yunho! Prometo pagártelo

Nos adentramos a la sala y en esta vimos a Heechul, Siwon, Ryeowook, Kyuhyun y Donghae jugando botella, mientras que Eunhyuk y Leeteuk bailaban animadamente. Por su parte Yesung, Yoochun y Minho hablaban en una esquina y Sungmin, Changmin y Junsu comían un poco de las “botanas”

-¡Hola chicos!- Saludo animadamente Yunho mientras caminaba y se sentaba a un lado de Yoochun

Por mi parte me acerque a Sungmin, Changmin y Junsu

-Hola –Salude mientras me sentaba entre Sungmin y Junsu

-Hola Jae ¡wow te ves muy bien!- Me decía Changmin mientras dejaba de comer un poco

-Tiene razón Min, además, Yunho no se queda atrás- Me decía Junsu con una gran sonrisa

-Lo sé- Les contestaba mientras me sonrojaba un poco

-¡Aww eres tan lindo Jae!- Me decía Sungmin mientras se lanzaba sobre mi

-¿Y Taemin y Victoria? ¿aún no llegan?- Les preguntaba mientras comenzaba a comer

-Si ya llegaron, es solo que fueron a comprar el hielo que les pidió Leeteuk- Me decía Sungmin mientras se apartaba de mi

Tocaron la puerta y Leeteuk Hyung fue a abrir. Eran Taemin y Victoria. Cuando me vieron se acercaron para saludarme

-Hola Jae- Me decía Victoria mientras era abrazada por Taemin

-Hola Hyung ¿dónde esta Yunho? ¿No ha venido contigo?- Me preguntaba curioso Taemin

-Ah sí, sí ha venido, está por allá- señale el sillón en donde estaba- Pensé que no vendrían

-De hecho Taemin no quería venir, pero al final logre convencerlo- Me decía Victoria con una sonrisa muy linda

-¿Porque no querías venir Taemin?- Le preguntaba Junsu

-Es que yo, no siento que sea tan amigo de ustedes como para venir a este tipo de fiestas- Le contestaba mientras agachaba la cabeza

-Pero que idiota eres-Le decía Changmin- ¿Porque dices eso? Bueno, no por nada te habría invitado ¿o sí?

-Si lo se…

-¡Vamos Taemin, estas con amigos! ¡Disfrútalo!- Le decía Sungmin

-Jajaja eso hare

-Bien chicos, como ya ha llegado el hielo y las bebidas ¡¡comencemos con la diversión!!- Nos gritaba Kangin mientras levantaba dos botellas de licor

Si por algo se caracterizaban las fiestas de Kangin, es por eso. Siempre terminábamos tan ebrios que a la mañana siguiente no teníamos ni la más mínima idea de lo que pasó la noche anterior. Comenzó a servir las copas y cada quien empezó a beber. La fiesta transcurría, en un principio, aburrida, pero después de que algunos comenzaran a pasarse de copas, los ridículos y bailes extraños comenzaron.

Los que siempre bailaban rarísimo eran Yesung, Junsu y Changmin. Y como siempre, fueron los primeros en caer en el efecto del alcohol. Los que les siguieron, Teukie, Heechul, Ryeowook, Sungmin y Donghae. Ellos cuando estaban borrachos se ponían sentimentales o les pasaba como a Hee, besaban a todo el mundo. Victoria y Taemin se fueron temprano ya que ellos no acostumbraban beber mucho. Los que quedábamos no nos afectaba tanto el alcohol o por lo menos nos podíamos comportar “normales”. Cuando Siwon vio en un estado muy “alocado” a Hee lo llevo a una habitación del segundo piso.

Y poco a poco comenzaron a perderse en las habitaciones.

Al final solo quedábamos Kangin, Yesung, Yunho, Teukie, Kyu, Sungmin y yo.

-Creo que… buscare a Wookie~- Nos decía atropelladamente Yesung mientras se levantaba del sofá

-Yo llevare a este conejito a dormir- Nos decía Kyu con una gran sonrisa

-¿A dormir o a que tengan acción? Jajajaja- Le decía Kangin mientras se intentaba levantar

-No sé de qué te burlas si sabes que harás lo mismo Kangin- Le decía Yunho mientras se cruzaba de brazos

Lenta y torpemente se fueron, dejándonos solos a Yunho y a mí

-Buena fiesta ¿eh?- Me decía Yunho mientras se acercaba a mí

-Lo sé- Le decía con una gran sonrisa

-¿Estas ebrio, verdad?

-¿Qué? No, no, no, yo estoy bien- Le volví a sonreír

-No mientas, ven, te llevare a una habitación- Me decía mientras me tomaba en sus brazos

-No~ yo aún soy virgen, no estoy listo para la acción- Hablaba torpemente mientras me abrazaba a el

-Lo se amor, pero yo no te llevare a tener “acción” simplemente te llevare a dormir

Ya no le conteste nada, pues me sentía cansado, así que me deje llevar a donde él quería. Cuando encontró una habitación desocupada me acostó en la cama y el entro al baño. Mientras él estaba en el baño comencé a deshacerme de mi ropa hasta quedar solo con el bóxer. Me acosté y me quede ahí esperando a Yunho. Cuando salió, se acercó a mí y me regaño

-¿Que haces así? Te dará un resfriado

-Yunnie~ quiero dormir contigo~- Le estire mis brazos

-Aaaa~- suspiro- Está bien hazte a un lado

Me moví un poco y el entro a la cama. Me acerque más a él y lo abrace por la cintura

-Yunho… tengo… frio- Le decía mientras me pegaba más a el

-Ven- Me abrazo por la cadera, “juntándome” más a el

Todo lo que siguió fue muy rápido. De un momento a otro ya estaba el encima de mí repartiendo besos por todas partes. Poco a poco nos deshicimos de lo que nos estorbara hasta quedar desnudos…

-Ahh… Yun…-El besaba hábilmente mi cuello mientras sus manos comenzaban a atender mi erección que dolía bastante

-Mnnn… ¿sí?...- Dio una pequeña mordida a mi cuello e hizo presión con su mano, haciéndome gemir

-¡Yah!… ¡Ahh!... por favor…- Pequeñas lágrimas de frustración salían de mis ojos- Te… te necesito- Sentía mis mejillas arder y cada vez mi cuerpo temblaba mas

-¿Tan deseoso estas?…-Subió de nuevo a mi cara y me dio un beso bastante rudo y después metió tres de sus dedos en mi boca- Vamos cariño, necesito prepararte…

Con mis manos tome la suya y comencé a lamer sus dedos, haciendo sonidos húmedos y gimiendo bajito. Pude sentir como era que Yunho se estremecía y dejaba ir gemidos bastante roncos. Di mi última lamida y el quito ansioso su mano.

-Amor… dolerá un poco… dime cuando quieras que pare- Con un poco de miedo asentí con mi cabeza

Entonces el introdujo el primer dedo. Encorve un poco mi espalda y cerré mis ojos

-¿Du-duele amor?- Se escuchaba plenamente el deseo que tenía Yunho

-N-no… solo es… es raro- Respire profundo y entonces el metió el segundo dedo

Me aferre a las sabanas y deje escapar un pequeño quejido

-Pe-perdón bebe… lo… ¿lo saco?- Dejo todo movimiento

Negué con la cabeza y con duda, el siguió con su trabajo. Abría y cerraba sus dedos, haciéndome llorar al instante, pues dolía bastante, pero no quería dejar las cosas así, quería hacerlo. Se mantuvo así un pequeño rato y después metió el tercer dedo. Dolió mucho menos, pero aun así me hizo gemir. El siguió haciendo varios movimientos, dilatándome más, hasta que llego a un punto en el que yo comenzaba a disfrutarlo. Fue entonces cuando comencé a gemir más y mover mi cadera. Sin previo aviso Yunho saco sus dedos, recibiendo un quejido de molestia por mi parte

-Tranquilo amor… ahora va lo bueno…-Abrió mis piernas y él se puso entre ellas- Te ves tan adorable…- Llevaba un sonrojo, no como el mío pero igual lo llevaba, lamio sus labios y poco a poco se acercó a mí.

Pude sentir como era que la punta de su miembro comenzaba a rozar mi entrada e inmediatamente me tense. Ya había visto el “pequeño” amigo de Yunho y sabía que no sería nada fácil recibirlo.

-Respira profundo amor, lo hare lento…- Asentí y obedecí

Entonces el comenzó a introducirse poco a poco en mi interior, al principio no dolió, pero poco después se convirtió en un dolor increíble. Me aferre más a sus hombros, enterrando mis uñas en él, entonces se detuvo por completo y acaricio mi rostro, secando las lágrimas que comenzaban a salir. Levante mi vista llorosa y note la preocupación de Yunho.

-O-olvídalo no… no lo hare- Comenzaba a salir de mi interior, entonces me aferre más a él y lo rodee con mis piernas.

-No… angh… yo… yo quiero- Respiraba con dificultad y contenía mis lágrimas

Yunho tomo mi rostro con una de sus manos y comenzó a besarme, un beso lleno de amor y preocupación. Empezó a tomar un buen ritmo y yo intentaba seguirle el paso, entonces sin aviso alguno, Yunho entro de una sola vez. Ahogo mi grito con su beso, pero debido al dolor, lo mordí bastante fuerte, causándole una pequeña herida. No dijo nada y mucho menos se movió, se quedó estático, escuchando mis pequeños sollozos.

-Jae… Ngh… Yo… ahh… lo… lo siento- Entre gemidos y con una mirada de preocupación me pedía perdón

Pero más que sus disculpas, yo rogaba por que no se moviera. Entonces cerré mis ojos y contuve mi llanto, respire profundo e intente acostumbrarme a su intromisión. Él se movió un poco y se agacho para besarme e intentar abrazarme. Correspondí el beso y conforme avanzaba, el dolor disminuía. Me atreví a moverme un poco y note que ya no dolía. Lamí la pequeña herida del labio de Yunho y comencé a moverme despacio.

-Ahh…¿Jae?...- Yunho me miraba con duda, moví mas mi cadera, esperando a que entendiera

Buena comunicación. Comenzó a dar pequeñas embestidas, gemía bajito y cerraba sus ojos. En mi lugar yo gemía bastante alto y me aferraba cada vez más fuerte a él. Sus pequeñas y tímidas embestidas comenzaron a tomar ritmo y fuerza. Yo me sentía en el cielo hasta que el dio una embestida que me hizo temblar por completo. Había encontrado un punto exquisito.

-Ahhh… Yun… ahí… otra… otra vez- Cerré mis ojos y me deje caer en la almohada

Entendiendo perfectamente y dio otra embestida más fuerte en el mismo lugar. Era demasiado el placer que me estaba dando, sabia como hacerlo. Comencé a sentir un agradable cosquilleo en mi vientre, tome mi miembro y comencé a bombearlo. Yunho puso su mano sobre la mía y comenzó a ayudarme, siguiendo con ese ritmo rápido en sus embestidas.

-Yun… ahh… ya… me… me vengo- Hizo más presión en mi mano

-Va-vamos bebe…ahh… hazlo…

Aumente el ritmo de mi mano y con un gemido termine manchando mi mano y la de él. Sus embestidas aumentaron un poco más y finalmente pude sentir un líquido caliente en mi interior. Cansado y con lentitud, Yunho salió y se acostó a mi lado. Estiro sus brazos y me acerco a él. Me pegue a su pecho y le di un pequeño beso en su hombro.

-Fue… increíble…- Apenado me escondí en su pecho, escuchándolo

-Lo… lo sé- Me abrace más a el

Tomo una cobija y nos cubrió a los dos. Beso mi frente y volvió a abrazarme

-Buenas noches amor

-Buenas noches Yun

º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º

Se escuchan lo gritos de mis amigos y la molesta luz del sol no ayudan en nada. Estoy acostado boca abajo, mi cuello duele por haber estado así toda la noche. Pero al intentar moverme, todos los recuerdos llegan a mí. Me dejo caer nuevamente en la cama y escondo mi cara en la almohada

-¡Uh! Ya despertaste Jae- Me decía Yunho mientras salía del baño con una toalla amarrada a su cadera- ¿Cómo estás?- Se acercó a la orilla de la cama y sentó a un lado mío

-Mal- Le conteste aun acostado y sin mirarlo, me daba pena

-¿Te…te duele?- Me sonroje y note la pena en su tono de voz

-Si…- Con pena y a punto de llorar por la vergüenza que sentía le conteste

-Espera… ahora vuelvo- Se levantó de la cama y se puso un bóxer y un pantalón para después salir de la habitación

Mientras esperaba, recordé todo lo que había pasado con Yunho, al fin lo hicimos. Era raro pensarlo. De pronto entro Yunho con una cajita y un vaso de agua. Dejo todo en la mesita de noche y se sentó de nuevo en el bode de la cama, ayudándome a sentar. Me dolía mucho y con una mueca de dolor, me senté.

-Ten, toma esto- Me pasó una pastilla y el vaso- Te ayudaran con el dolor- Tome la pastilla junto con el agua

Después hubo un silencio incomodo hasta que Yunho hablo

-Perdón por lo de ayer… yo no…

-No importa- Lo interrumpí mientras escondía mi cara entre mis manos

-Pero, Jae… ¿estás bien? –puso su mano sobre mi hombro

-Si… creo que solo debo acostumbrarme, me…me da pena…

-Está bien… eeh… ¿quieres que te ayude o algo?

-No, no te preocupes, yo puedo solo- Le decía mientras me levantaba de la cama y caminaba hacia el baño- ¿Podrías pedirle algo de ropa a Teukie?- Le decía desde la puerta del baño con un sonrojo molesto

-Probablemente ya esté limpia tu ropa- Lo mire con duda- ¡Oh! Es que me levante temprano y lave tu ropa de ayer junto con la mía- Me decía con una sonrisa

-Gracias…

-¡Chicos! ¡Bajen a desayunar!- Gritaba Kangin desde abajo

-Corre ve a bañarte, iré por tu ropa- Salió de la habitación

Cuando salió me metí a bañar, fue relajante y el dolor de cabeza junto con los dolores de ayer disminuyeron un poco. Me sentía mejor. Salí del baño con una toalla en la cintura y me mire en el espejo. Era horrible. Todo mi cuello tenia marcas de besos al igual que en el pecho

-¿Boo?- Yunho entro en el baño

-¡Eres un idiota!- Me voltee y comencé a gritarle- ¿Porque tenías que dejar marcas?- Le preguntaba mientras señalaba mi cuerpo

-Yo… Jae…

-¡Eres tan tonto!- Le quite mi ropa de sus manos y lo empuje fuera del baño

Me cambie y después salí del cuarto en el que estaba para bajar a desayunar. Cuando entre en el comedor estaban todos los chicos desayunando y platicando animadamente.

-Buenos días Jae, ¿descansaste bien?- Me preguntaba Leeteuk mientras me dejaba un plato y una taza de café

-Si hyung, muchas gracias- Le sonreí

Comencé a comer y vi a mi alrededor. Vi a Yunho en uno de los extremos de la mesa, platicando con Kangin, debió de haber sentido mi mirada y volteo. No pude evitarlo al encontrarme con su mirada me sonroje de sobremanera así que agache mi mirada y seguí comiendo. Cuando terminamos el desayuno ayudamos a limpiar la casa y después se empezaron a ir poco a poco.

-Err… ¿Jae?- Me voltee y era Yunho, tenía una mano en su nuca y la mirada hacia abajo

-¿S-Si?- Me sonroje de inmediato y desvié mi mirada de el

-¿Qui-quieres que te lleve a casa?

-Si…

-Entonces, ¿nos vamos?

-Solo me despido de mis hyungs

Me despedí de Leeteuk y Kangin para después caminar hacia a la puerta en donde ya me estaba esperando Yunho. Subimos a su auto y nadie dijo nada. Llegamos a su casa y cuando entramos me senté en la sala, iba a prender la televisión pero Yunho me lo impidió

-Jae, necesito que me escuches- Me decía mientras se sentaba en la mesa de centro, frente a mi

-Te… te escucho

-Oye, lo de ayer fue increíble y no sé porque estas así de distante con migo. Si te incomoda mi presencia dímelo, me puedo apartar de ti por unos días, solo para que pierdas esa pena. Tampoco quiero que te sientas incomodo estando a mi lado. –Me lo decía mientras me miraba y tomaba mis manos

-No… no es que me incomodes es solo que, me siento raro, me da mucha pena el verte

-¿Porque?

-Recuerdo todo…

-Mi amor, ¿quieres que me aleje? Solo mientras lo olvidas

-¡No!- Me miro con sorpresa- Me… me gusta tenerte a mi lado, no podría dejarte

-¿Entonces?

-Ya me acostumbrare- Le decía con una sonrisa

Ese día salimos a pasear, vimos muchas películas y me hizo cocinarle antes de que me llevara de regreso a mi casa. En definitiva, este ha sido uno de los mejores fines de semana.

º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º Tiempo después-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º


Estamos todos reunidos en el auditorio de la escuela. Todos tenemos nuestros uniformes y frente a nosotros, en el escenario, están todos y cada uno de nuestros profesores. Y entonces lo veo ahí, con un traje de color negro y una corbata roja. Resalta de entre los profesores, o tal vez lo hace solo para mí.

Hace más de un año que vivo con él. Me costó trabajo convencer a mis padres, pero cuando conocieron a Yunho aceptaron el que viviera con él. Aún recuerdo nuestras primeras semanas, eran muy divertidas.

Comienzan a entregar los reconocimientos

Era de esperarse que Changminnie y Kyuhyun estén entre los mejores promedios. Siguen con los deportes. En esa categoría entran casi todos nuestros amigos. Finalmente se llega a la categoría de talentos. En esa estoy yo.

Ha pasado ya mucho tiempo, hoy es nuestra graduación, por fin seremos universitarios. Hubiese querido que todos entráramos a la misma Universidad. Pero no fue así. Siwon, Heechul, Sungmin y Kyuhyun irán a una Universidad diferente, a la que los restantes de nuestro “grupo”, no iremos.

Es momento de que pase al escenario

Y te veo ahí

Me recibes con una sonrisa hermosa, me das la mano y después me abrazas. Mientras lo haces me susurras un “felicidades amor”, me separo de ti y me dirijo al grupo de alumnos que están en el escenario.

Dicen las últimas palabras y por fin sueltan los globos.

Muchos lloran, otros ríen. Es de esperarse, pues para algunos será la última vez que se vean.

Sé que nuestro caso no es así, nos seguiremos viendo. Seguiremos con esas reuniones locas y salidas masivas. Mientras se despiden, Yunho camina hacia mí, me abraza y me besa. Soy tan feliz. De ahora en adelante, todos los días cuando llegue lo veré ahí, esperándome, o yo lo esperare a él, nunca se sabe.

Me acerco a mis amigos, hacemos un círculo y nos abrazamos.

Leeteuk Hyung nos dice unas palabras de aliento y después nos comenzamos a ir, para obviamente, la casa de Kangin ahí tendremos nuestra fiesta de graduación.

-¿Eres feliz amor?- Me pregunta Yunho mientras me abraza por la cintura

-¡Claro que sí! Soy el chico más feliz del mundo

-Me alegra saberlo- Me besa para después tomarme de la mano y comencemos a caminar hacia la salida.

Oficialmente ha acabado este capítulo de mi vida, ahora esperare por la Universidad, que se, será más que interesante. Claro siempre y cuando tenga a todos mis amigos y a mi Yunnie a mí lado nada será imposible…
Fin

1 comentarios:

  1. me encanto este final muy feliz con Yunho y Jae viviendo juntos y muy enamorados
    sus amigos aun que estudien en otra escuela se seguirán reuniendo y ara sus fiestas divertidas todos felices y muy unidos
    Gracias te a quedado muy linda me gusto mucho espero leerte en otra historia hasta pronto bye

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD