Loving you is my sin - Cap. 6

5 comentarios
INICIATIVA


Chagmin estuvo evitando a Jaejoong por más de una semana; no contestaba sus llamadas y siempre que estaban cerca, tenía un trabajo pendiente, tenía que ver a Bommi o siempre encontraba pretextos absurdos para no quedarse con él por más de 5 minutos. Chagmin se sentía incapaz de seguir viendo a Jaejoong como amigo ya que cada vez que se encontraban su mente se llenaba de pensamientos lujuriosos sobre los dos.

Por esos días Chagmin había recibido una llamada de sus padres diciendo que probablemente los vería por Seúl porque Sooyun su hermanita menor de 6 años, tenía fiebre alta y los médicos del lugar no podían descubrir la enfermedad, mencionaron que llevaba semanas así y que iban a vender la casa para poder hacer el viaje y pagar los gastos del hospital.

Chagmin se deprimió muchísimo y sin importarle nada fue hasta la casa de Jaejoong quería verlo no solo porque necesitaba su ayuda, sino porque lo necesitaba a él, necesitaba sus abrazos. La empleada le había dejado pasar sin miramientos porque Jaejoong había ordenado a todo su personal brindarle un trato especial a Chagmin.

Chagmin tenía los ojos rojos, había llorado toda la tarde y no había ido a trabajar, tenía el cabello enmarañado y no tenía un buen aspecto. Entro a la sala y vio a Jaejoong reunido con sus amigos, todos se quedaron sorprendidos al verlo, quiso irse pero Jaejoong fue rápido le cogió la mano y lo abrazo, sus amigos entendiendo la escena, se disculparon diciendo que ya era muy tarde y que tenían trabajo pendiente para el día siguiente, se despidieron y se fueron.

Chagmin no pudo evitarlo más y volvió a llorar en los brazos de Jaejoong, buscando consuelo.

-Shhh, cálmate minnie y dime qué pasa.

Chagmin seguía sin contestar nada, Jaejoong llamo a una de las sirvientas y pidió que le sirviera un vaso con agua.

-Calma minnie, ya paso, toma esto te hará sentir un poco mejor.

Chagmin se bebió toda el agua, y Jaejoong le pasó unos pañitos húmedos por toda la cara para quitar las lágrimas, le dio un beso en la frente y dos besos en los ojos, lo acuno en sus brazos y le dijo.

-Cuéntame, que te paso.
-Mis papas, mi hermanita-dijo Chagmin aun hipando
-¿Están bien?, ¿qué les paso?
-No, mi hermanita está mal y no sabemos que tiene –y rompió en llanto nuevamente
-Chagmin no te preocupes las cosas van a estar bien- volviendo a limpiar sus lágrimas- dime qué pasa con tus papas.
-Ellos van a vender la casa para poder venir aquí y descubrir la enfermedad de mi hermanita…ellos…ellos van a vender nuestra casa…es…es lo único que tenemos.
-Shhh, tranquilo, todo va a estar bien yo no voy a permitir que eso pase, ok.

Jaejoong consoló un largo rato a Chagmin logrando que se durmiera en sus brazos, lo subió a su habitación lo abrigo y velándole el sueño, hizo un par de llamadas.

En la mañana hablo con Boa para que presente una justificación de parte de Chagmin en la universidad indicando la enfermedad de su hermana y otra justificación en el trabajo. Desde tempranas horas Jaejoong estaba arreglando las cosas para llevar a Chagmin hasta su ciudad natal.

Chagmin se levantó en una cama que conocía muy bien pero al no ver a Jaejoong cerca, decidió irse, estaba abriendo la puerta cuando se encontró con esos ojos caramelos que traían unas bolsas en la mano.

-A dónde vas
-Yooo…iba a buscarte
-Vamos a desayunar, pero primero te vas a dar una ducha- lo arrastro hasta el baño y señalo la bañera- este es un baño relajante recuéstate por media hora que si te duermes yo vengo a despertarte- y aquí entregándole un par de bolsas- hay ropa para que te cambies.

Media hora después estaban desayunando juntos; el teléfono de Jaejoong no dejaba de sonar.

Si, doctor Choi, me da mucho gusto que haya podido socorrerme tan rápidamente y ya se encuentre con todo su equipo en la zona, dígame cuando nos podrá dar un diagnóstico…así de rápido…ah es probable que sea una enfermedad contagiada por un bicho, ok le agradecería que me diera más noticas, hasta luego.

Chagmin no lograba entender bien lo que hablaba Jaejoong y tenía una cara de incertidumbre, mientras jugaba con su plato sin apenas probar bocado.

-Come no querrás desmayarte cuando veas a tus padres.
-Mis papas ya llegaron…como sabes eso, cuando…tengo que irme-tratando de levantarse.

Jaejoong le agarro por los hombros y lo volvió a sentar.

-No, tus papas no van a venir, tú los vas a ir a visitar.
-Pero la universidad…¡¡¡diablos!!!…es tardísimo- volviéndose a levantar.
-Porque no me escuchas minnie.
-Ahh…- deteniéndose en la puerta
-Solicite permiso en tu facultad y en la mía, vamos a ir a ver a tus padres para que no vendan tu casa, también envié un especialista para que revise a tu hermana y…

Chagmin corrió y salto sobre Jaejoong haciendo que ambos cayeran al piso.

-Gracias, gracias, gracias-dijo Chagmin aun sobre Jaejoong besándole el rostro.
En algún momento sus labios se tocaron y Chagmin se dejó llevar y beso a Jaejoong lentamente, Jaejoong no tardó en responder con un beso hambriento succionando los labios de Chagmin, lambiéndolos e iniciando una pelea de lenguas donde el ganaba, el beso fue cesando ya que necesitan respirar y debido a la posición no era muy fácil. Chagmin se levantó de Jaejoong muy avergonzado y luego ayudo a levantarlo.

-Yoo -dijo tímidamente Chagmin

El celular de Jaejoong sonó y él contesto inmediatamente.

Pero papá, no puede ser en otro momento, yo no puedo…, ok está bien…está bien lo voy a hacer, contento…adiós- tiro el teléfono sobre la mesa molesto, pero al ver a Chagmin su rostro se llenó de pesar.

-Yo los siento minnie pero no creo poder acompañarte.
-Paso algo malo- pregunto preocupado.
-Nada importante solo que mi padre quiere que lidere una reunión en el bufete y no puedo cambiar el día, lo siento.
-No, con lo que has hecho por mí, es más que suficiente.
-Sabes que…, no puedo cambiar el día pero si la hora, espera y veraz –hizo un par de llamadas y luego una sonrisa surco su rostro- Bien tengo tiempo para llevarte, dejarte sano y salvo e ir a recogerte.
-No deberías preo…
-Claro que me preocupo, porque tú eres muy importante para mí, ahora come todo el desayuno ok.
-Si señor- respondió Chagmin empezando a devorar su plato.

A partir de ese momento la relación entre ellos volvió a fluir nuevamente, cada día se tenían más confianza, salían solos en muchas citas donde compartían caricias más allá de lo fraternal y caminaban tomados de la mano. Jaejoong se tomó la libertad de pintar las paredes de otro color, cambiar los muebles del cuarto de Chagmin y además compro; una cocina,  un televisor y una laptop con internet. Cuando Chagmin quería reclamar él decía;

“estas son cosas para mi uso exclusivo, para cuando yo venga aquí, así que no te quejes mucho que no es para ti”

Jaejoong también le compro ropa, que guardo en su armario junto a su ropa, para que Chagmin pudiera cambiarse las veces que se quedaba en su casa que eran muchas últimamente, dormían juntos por lo que ambos tenían que darse una ducha helada antes de comenzar el día.

De vez en cuando salían los seis incluyendo los amigos de Jaejoong y su amiga Bommi a comer, al cine, etc., etc.

Cuando estaban solos, estudiando, viendo una película o caminando por allí, no podían evitar lo que sentían, aunque no lo dijeran, sus cuerpos eran más precisos que ellos y terminaban besándose muchas veces.

Llevaban siete meses de conocerse los últimos cuatro meses siendo más que amigos sin aclarar la situación, era más que obvio que ambos se gustaban solo faltaba oficializarlo, los amigos de ambos presionaban para que salieran formalmente; Jaejoong sabía que ellos tenían razón, y estaba decidido a hacerlo. Tenía que realizar un viaje para solucionar unos asuntos de su familia y regresando había planeado una reserva en un hotel lujoso a orillas del mar, con champagne y una cena afrodisiaca con velas y rosas por doquier.

Jaejoong estaba decidido a oficializar su relación después de regresar de su viaje es por ello que hacía caso omiso a las muchas indirectas de sus amigos aunque algunas veces no podía, como ahora que se habían inventado disculpas insulsas para dejarlos solos nuevamente en plan romántico viendo una película. Jaejoong abrazaba a Chagmin y jugaba con su cabello mientras veían la película, en la parte más emocionante de la película aparecieron escenas eróticas, ambos se pusieron rojos, apagaron inmediatamente el televisor y decidieron que era hora de dormir.

Ambos acostados en la cama no podían dormir la tensión se sentía entre los dos, no podían tocarse porque sus pieles ardían de lujuria y deseo, Jaejoong quería hacerlo de manera correcta pero no pudo resistirse al tacto de Chagmin en su mejilla y luego el beso apasionado que le dio, ambos no pudieron evitarlo, sus lenguas se enzarzaron en una lucha continua separándose de cuando en cuando para recuperar oxígeno, sus manos empezaron a moverse por sí solas.

La mano de Chagmin se aferraba al cuello de Jaejoong y la otra en la cintura, mientras que la mano de Jaejoong había viajado hasta el trasero de Chagmin y lo frotaba sin mesura, los gemidos empezaron a salir de ambas bocas, gemidos ligeros ahogados por el sudor.

Chagmin le quito la playera a Jaejoong y se ayudó a sí mismo a desnudarse, ambos con el torso denudo se veían con ojos de deseo y algo más que no podían definir si era amor o no, Jaejoong se posesiono sobre Chagmin le devoro el cuello, le mordió el cuello como tantas veces ya lo había hecho, probo por primera vez sus tetillas ya erectas, las beso, las lamio , las mordió mientras Chagmin se retorcía de placer, las hábiles manos de Jaejoong despojaron a Chagmin de ropa alguna y empezó a tocarlo sin miramientos mientras volvía a robarle el aliento con un beso hambriento.

Las manos torpes de Chagmin intentaban quitarle los pantalones a Jaejoong tocando de cuando en cuando el bóxer con el miembro erecto de este, ocasionando gemidos de placer por parte de Jaejoong.

Jaejoong se sentía inseguro de cómo seguir y como en algún momento lo había hecho con su propio miembro, empezó a masturbar el miembro de Chagmin con su mano, de arriba a abajo aumentando el ritmo mientras que Chagmin gemía cada vez más alto.

Uhhh…así…más rápido
Ahhh…más rápido jongie

Jaejoong estaba muy necesitado su miembro dolía pero no podía parar de besar a Chagmin y llenarlo de placer, minutos después Chagmin había derramado su semilla en la mano de Jaejoong.

Ahhhh…Jae, eres increíble.

Jaejoong estaba necesitado y Chagmin se dio cuenta de eso y le susurró al oído.

-Jongie hazme tuyo, porque de ahora en adelante cada fibra de mi ser te pertenece…Yo…

Aunque Chagmin fue incapaz de decir te amo en ese momento debido a los toques de Jaejoong estaba más que explicito que ambos se amaban.

Jaejoong volvió a jugar con los pezones de Chagmin, y se detuvo cuando sintió a Chagmin chupar sus dedos, se quedó absorto viendo la manera en como los chupaba, los lubrico bien con su saliva y susurro.

-Mételos ya- abriendo las piernas.

Jaejoong beso a Chagmin de la cabeza a los pies lamio su entrada y  lo penetro con uno de sus dedos

Ahhhh…- grito Chagmin debido al dolor.

Jaejoong empezó a mover su dedo mientras con la otra mano volvió a masturbar a Chagmin, cuando el dolor se hubo convertido en placer y se reflejaba eso en la mirada de Chagmin, Jaejoong ingreso un dedo más, la entrada estrecha de Chagmin fue dilatándose poco a poco y Chagmin gemía cada vez más fuerte cuando Jaejoong encontraba su punto de placer en su entrada.

No pudiendo dilatar más el tiempo ya que su miembro estaba muy necesitado Jaejoong penetro lentamente a Chagmin.

-Ahhhh…Uuuu…Ay por dios…eres tan estrecho minnie.
-Ahhhh- Chagmin gimió al sentir el miembro de Jaejoong dentro suyo, era tan grande, tan imponente, que sentía que lo partían en dos, las lágrimas inundaron su rostro.

Jaejoong beso sus lágrimas, volvió a besarlo, masturbarlo y cuando ya no quedaba rastros de dolor empezó a moverse lentamente. Estar dentro de Chagmin a Jaejoong lo enloqueció no pudo frenarse y sus estocadas se hicieron cada vez más fuertes.

El cuarto se inundó con olor a sexo, sudor y se llenó de sonoros gemidos de ambos, el miembro de Chagmin había vuelto a la vida con cada estocada que recibía y su cuerpo estaba a punto de colapsar debido a la ola de placer que inundaba cada célula de su ser.

-Ahh…ahhh….más, mas
-Uhhh…eres tan…

La cama crujía bajo ellos, Chagmin había pasado sus piernas por la espalda de Jaejoong para que la penetración sea más profunda mientras arañaba y mordía el hombro de Jaejoong constantemente cuando el placer parecía llevarle a la inconsciencia. Era mejor de lo que había pensado o siquiera imaginado.

-Ahh…Jae me vengo
-Ahh…Chagmin eres mío, completamente mío

Ambos se vinieron al mismo tiempo, Chagmin derramando su semilla en sus torsos y Jaejoong dentro de Chagmin descansaron un poco en lo que sus respiraciones se regularizaban.

-Te amo Chagmin- se escuchó un susurro proveniente de Jaejoong.
-Yo te amo mas, dijo Chagmin besándole tiernamente la boca.

Cuando Chagmin despertó, Jaejoong no estaba a su lado, se asustó y entonces lo vio llegar con una bandeja de comida que puso en la mesita cercana. Jaejoong se acerco

-Hola mi bello durmiente-le susurro mientras le robaba un beso que le dejo sin aliento- imagino que debes estar hambriento.
-Imaginas bien-trato de levantarse pero no pudo- auch, duele
-Espera- Jaejoong cargo a Chagmin puso un cojín y lo sentó delicadamente-lo siento fui muy bruto ayer verdad- le dijo quitándole unos mechones del rostro.
-No, estuviste muy bien- respondió Chagmin mientras se devoraba la comida que había traído Jaejoong para él-es solo que fue mi primera-cuando se dio cuenta de lo que iba a decir se calló inmediatamente.

Jaejoong se sorprendió, lo abrazo delicadamente por la espalda, le beso en los labios, el cuello y lo dejo seguir comiendo.

-Sabes para mí también fue mi primera vez.
-Enserio- interrogo Chagmin con cara incrédula- yo tenía entendido que…
-Claro…he tenido sexo con muchas mujeres y…
-Entonces es tu primera vez con un hombre- interrumpió Chagmin.
-Bueno si pero no es eso…
-Entonces
-Es la primera vez que le hago el amor a alguien, eres la primera persona con la cual me siento completo.

Chagmin se sonrojo completamente y casi se atora con la comida al escuchar la declaración de Jaejoong.

-No te arrepentirás de estar conmigo y no con una chica.
-Jamás me arrepentiré de estar contigo y te juro que no te vas a arrepentir de lo que paso entre nosotros.
-No me arrepiento, porque yo te amo-le dijo mirándole a los ojos y volviendo a sonrojarse.
-Yo también minnie, eres lo mejor que me ha pasado en la vida…

Y se quedaron así, juntos todo el día.

5 comentarios:

  1. me esta gustando mucho tu historia mas que todo porque ese jaemin y no minjae es que amo el jaemin, pinta bastante interesante, espero los próximos, escribís bien :-)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/15/2015

    me a encantado, no me puedo despegar de ésta historia, min es tan tierno y jae tan amoroso, pero presiento q algo malo se avecina NOOOO!!!, jajaja espera con ansias el próximo cap :)

    ResponderEliminar
  3. Esto fue hermoso!!! Jae y min son tan lindos juntos!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta😊 aunque como todo es color de rosa ahora, tengo un mal presentimiento :\ la seguiré en otra chancecilla, me esta gustando mucho. Gracias

    ResponderEliminar
  5. Que encantador y hermoso amor se profesa el JaeMin.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD