Sentimientos equivocados - Cap. 10

7 comentarios
Peligrosas Decisiones


Changmin caminó por uno de los amplios pasillos de la empresa, a su lado un magnifico ventanal que mostraba la magnificencia de la ciudad a esas horas de la mañana, era un gran espectáculo para admirar al pasar por ahí, la empresa tenía una de las mejores estructuras y todo ello lo respaldaban los fieles empleados que disfrutaban trabajar en ese lugar.

Deteniéndose cinco metros antes de llegar a su oficina suspiró audiblemente, haciendo una mueca con la boca cerró los ojos, la noche había sido extraña para él, no pudiendo dormir todo lo que hubiera deseado y ahora sus nervios estaban de puntas, qué más quisiera ignorarlo y seguir su camino, pero había una necesidad dentro de él que no se lo permitió, girando sobre sus pies caminó de regreso unos cuantos pasos, deteniéndose donde una mujer estaba concentrada en su computadora supuso que haciendo nada más que su trabajo, no tardó mucho en obtener la atención de dicha mujer quien ante su imponente presencia se levantó y le hizo una venía con educación, Changmin podía decir con solo verla que era mayor que él pero aun así la mujer le guardaba respeto y se sintió incomodo ante ello.

-¿Joven Shim en que puedo ayudarle? -preguntó la mujer una vez saludado con respeto a uno de los herederos de la empresa.

-He… -Changmin se quedó viendo fijamente a la mujer por un momento, ¿acaso no estaba siendo paranoico?,…la respuesta sabía que era afirmativa él no tendría por qué estar ahí, sacudiendo la cabeza dio un paso atrás para marcharse, pero la incertidumbre estaba clavada dentro de sí, así que con renuencia volvió hacia delante, soltando un respiro miró de nuevo a la mujer quien lo veía confundida- ¿Kim Jaejoong ya llegó? -preguntó por fin a la secretaria del mayor.

Sonriendo con ligereza- Aún no ha llegado Joven.

-¿Por qué? -soltó sin siquiera pensar en lo dicho.

Negando- no sé Joven, ayer no vino a la oficina y no estoy segura de sí hoy se presente -dijo con voz suave la secretaria.

La alarma se agitó en su interior sin si quiera avisar… definitivamente se estaba volviendo loco, aquello no le debería de importar- localícelo -demandó.

Asintiendo -Cla… ¡oh!, ahí viene joven -señaló de repente la secretaria al inicio del pasillo, donde Jaejoong venía con una camisa de vestir blanca y pantalones negros de vestir donde tenía ocultado las manos en los bolsillos, con la cabeza gacha oyendo a su amigo que estaba a un lado de él con un rostro serio.

Changmin sintió la calma venir a él, toda la noche no había podido olvidar lo que había vivido en su sueño y que lo había llevado al borde hasta esos momentos, su rostro se endureció cuando vio el levantar de la mirada del castaño quien parecía sorprendido al verlo parado frente a su oficina.

-Min -susurró el castaño.

Molesto porque lo llamara así frunció el ceño, él no tenía ningún derecho de llamarlo asi…no desde hace mucho.

-Entremos a mi oficina -abrió la puerta Jaejoong permitiendo a Yoochun y a Changmin entrar.

-Necesitó los documentos del contrato con el proveedor -pidió el menor no había razón para que el castaño se enterara que fue en su búsqueda por un estúpido sueño.

Mirando de Yoochun a Changmin- Aun no lo he revisado

Frunciendo el ceño- ¿cómo, por qué no lo has hecho?

Y aquí es cuando Jaejoong se preguntaba cuando se invirtieron los papeles, desde cuando él era el cervatillo asustadizo y Changmin era el tigre acechándolo- Ayer me sentí mal y no tuve cabeza para ello, hoy lo revisare.

-Esto no es un juego, se supone que a más tardar mañana debe estar ese contrato en manos del proveedor -alzó la voz el menor.

-Ya dije que hoy lo revisare -respondió en voz baja Jaejoong

Incrédulo- ¿y cuando se supone que yo lo haga?, ¿hoy en la noche?, tengo ahora una vida no sé si sabias.

-Ya te dijo que hoy lo revisa, yo me encargo de llevarlo personalmente a tu oficina antes de la hora del almuerzo -defendió Yoochun, sabía que su amigo no estaba hoy para la agria actitud de Changmin y él no dudaría en hacer lo que fuera para evitarlo.

Ladeando su cabeza- pensé que eras el abogado, no el mandadero -dijo mordaz

-Ya ves, uno que tiene dos profesiones- siguió el juego el pelinegro- el tuyo es el de Empresario y -tronó sus dedos fingiendo pensar- …ah! claro y ser un falso, veo que se te da bien -alabo.

Jaejoong miraba boquiabierto a su amigo, porque le hablaba al menor como si supiera algo de él- Yoochun para -suplicó con la mirada el mayor, no quería más problemas con Changmin.

Changmin miró entre desafiante y dudoso al pelinegro, quien mostraba una sonrisa satisfecha y arrogante- quiero los documentos antes del almuerzo -exigió por último el menor saliendo rápidamente de la oficina de Jaejoong sin esperar respuesta.

Por su parte Yoochun se quedó mirando fijamente la puerta, él no era estúpido y sabía muy bien lo que le había dicho al menor y esperaba que él lo entendiera, el día anterior cuando entró a su oficina y encontró a Changmin hablando por su móvil se quedó observándolo antes de que este abriera los ojos, y por sí mismo pudo comprobar la verdadera personalidad del menor, él era alguien, avivado, alegre y que añoraba a las personas que quería, sonriendo sinceramente tan solo con escuchar aquella persona, Yoochun vio algo que le agradó, pero que se derrumbó en cuanto abrió los ojos y lo vio… él pudo ver como Changmin disfrazó su verdadero rostro por uno frío, y por lo que hoy había visto, él solo era cruel cuando se trataba de Jaejoong o algo referente a él…y Changmin fingía ser quien no es por circunstancias pasadas que le hacen pensar que debe ser así, Yoochun no lo culpaba cualquiera en su lugar no actuaría como si no hubiera pasado nada, pero eso no quería decir que a Yoochun le gustara…no cuando la estabilidad de su amigo estaba en juego.

-Por qué le dijiste eso a Changmin-reclamó

Encogiéndose de hombros-solo estaba jugando

-Yoochun él no es…

Alzando una mano para detener a su amigo-él tiene que aprender a relajarse.

-Hablas como si lo conocieses-expresó Jaejoong en reproche.

Suspirando-no lo hago, pero quien dice que no puedo hacerlo -sonrió de lado Yoochun guiñando un ojo y saliendo de la oficina antes de que al castaño se le ocurriese preguntar algo.

………………………………………………………….

………………………………………..

………………………..

Changmin estacionaba su auto horas después en el aparcamiento de la casa de su amigo estaba cansando, ese día había sido frustrante y no podía dejar de pensar en las indirectas del amigo de Jaejoong, había algo en ese chico que le hacía querer preocuparse y pensar que mientras más este alejado del pelinegro mejor, pero como hacerlo si cuando se daba la vuelta estaba junto a el, hablándole de forma extraña y con ello recordó lo que le dijo cuando salieron de la empresa.

-Podrás engañar a cualquiera pero no a mí, estoy de acuerdo en que te sientas de esa manera por lo que pasó, pero no empujes a Jaejoong al vacío….Changmin solo se quien realmente eres y pasa a la página siguiente.

Golpeando el volante respiró hondo, no es como si fuera así de fácil, todo el maldito tiempo recordaba lo sucedido, todo fue difícil para él, porque no fueron los golpes, insultos y maltratos lo que le dolió hasta en el alma, fue de la persona de quien vino… él amaba a Jaejoong con todo su ser, lo adoraba e idolatraba, habría hecho cualquier cosa por él, lo que le hizo fue un golpe bajo que no podía superar, porque sintió morir cuando su hyung lo desechó hablándole de manera cruel y entregándolo a esos malditos que lo golpearon, Changmin lo único que quería era que lo perdonara sin saber a ciencia cierta cuál era su culpa, incluso después de todos esos maltratos el rogaba por su perdón…¿.pero que fue lo que él hizo?...lo humilló y lo lastimó más, y eso no lo podía olvidar…mucho menos cuando el mayor estaba frente suyo, no pudiendo evitar decirle cosas desdeñosas por la ira que sentía al verlo.

Tomando una respiración profunda bajó del auto, pasó por un hermoso jardín viendo a las personas que son parte de su pasado, presente y por más de seguro futuro, viéndolos de la manera que estaban hubiera deseado que su vida fuera diferente, viendo a Junsu sentado en el regazo de Yunho compartiendo un beso suave que transmitía el amor que sentían el uno por el otro…se preguntaba ¿qué hubiera pasado si Jaejoong no hubiera actuado de esa forma?, acaso el ¿se hubiera atrevido a confesar sus sentimientos?, ¿ estarían de la misma manera que Junsu y Yunho estaban ahora?, sacudiendo su cabeza se dio cuenta de los extraños pensamientos que estaba teniendo, se sentía afectado en cierta manera y no sabía que exactamente lo ocasionó, pero solo debería pensar en el ahora y no en lo que pudo ser.

-Vaya veo que les encanta dar espectáculos a todas horas-habló fingiendo pesadez, para luego sonreír ante el ceño fruncido de sus hyungs al romper el beso.

-Hasta que te dignas aparecer-reclamó Junsu levantándose de las piernas de su novio.

-He estado un poco ocupado pero aquí estoy-extendió sus manos a los lados.

Yunho se acercó al menor y le revolvió el cabello-planeábamos ir a buscarte hoy.

Asintiendo con avidez-teníamos que darte una noticia muy importante-mordió su labio Junsu reprimiendo sus ganas de reír.

Changmin miraba curioso los rostros extremadamente alegres de sus hyung-¿y cuál es la noticia?-esperando por la respuesta solo escuchó como ellos discutían por quien debería dar la noticia-claro puedo a esperar hasta en la noche a que me digan-dijo sarcásticamente, pero más que nada divertido por ver como los dos se pasaban la bola del uno al otro, pero podía sentir la felicidad de ambos.

-Hash está bien yo se lo diré-expresó Junsu con entusiasmo a Yunho, para luego mirar al menor y tomarle de la mano-Minnie

Perfecto esto debe ser realmente bueno para que ese sobrenombre volviera, no le molestaba pero esperaba que su hyung nunca le hablara así ante desconocidos ya era una persona mayor- Hyung sabes que lo nuestro no puede ser -apretó la mano de Junsu- piensa en Yunho hyung le sería muy doloroso -bromeo- auch! -se quejó al recibir un golpe en el pecho por parte de Junsu y escuchando la carcajada de Yunho por su dolor.

-Calla mocoso insolente -reprendió Junsu- nunca dejaría a mi perfecto novio.

Negando- tampoco le entro a tríos -sonrió- ¡auch! ¡Hyung! -reclamó cuando recibió otro golpe en el pecho.

Mostrándose sorprendido- ¿quién eres tú y que pasó con mi antiguo bebé?-preguntó Junsu

Haciendo un mohín mientras se sobaba el pecho- no soy un bebé, nunca lo fui -se defendió.

Tocando el hombro de Changmin -en este momento no creo que puedas decir lo contrario -Yunho declaro- Amor déjalo, ya creció -bromeo recibiendo una mala cara de Changmin- ahora es un niño malcriado.

Abriendo la boca para protestar fue callado por la mano de Junsu en su boca- deja tus berrinches y ahora escúchanos -dijo con autoridad viendo y sintiendo el asentir del menor, dejo así libre su boca- bien -tomando la mano de Yunho tomó una bocanada de aire -Yunho y Yo -sonriendo de oreja a oreja- vamos a casarnos.

Abriendo los ojos de par en par por unos segundos antes de sonreír abiertamente y abrazar a sus dos hyung al mismo tiempo-wow! Estoy impresionado, ¡muchas felicidades!-dijo con alegría sincera-ya era hora-dijo saliendo del abrazo-¿y cuando se casan?

-En cuatro meses-informó feliz Yunho

-Un mes después de tu boda-Junsu soltó dándose cuenta segundo después de su error al ver desaparecer la sonrisa del menor.

-No creo que esa boda se lleve a cabo-respondió después de un inminente silencio, pero después negó con la cabeza, no quería arruinar el momento de sus hyung con respecto a sus pensamientos negativos de aquella boda que no quería-pero no hablemos de ello, y ya planearon donde va hacer-preguntó de nuevo con una sonrisa.

Junsu se sentía fatal al decir aquello no era su intención, realmente el estar emocionado le hacía perder la cabeza, amaba a Changmin y le dolía que el menor a un tuviera tristeza en sus ojos a pesar de todos los años pasados-Aun estamos viendo eso, pero-mirando a Yunho quien asintió.

-Queremos que seas nuestro testigo y padrino de boda-Yunho expresó esta vez.

Apuntándose-¿yo? ¿En serio?

-Sí, eres nuestro mejor amigo, nuestro hermano y parte de nuestra familia-recordó Yunho-así que tienes que tener un papel importante.

Extasiado asintió-Sería un honor para mí-sonrió a sus hyung feliz por ser tomando en cuenta y por el amor que le daban, para él ellos eran personas que siempre quería tener en su vida, los amaba profundamente.

…………………………………………………………………………..

-No creo que deba ir-menciono mirando fijamente hacia la ventana de su habitación mientras hablaba por su móvil-solo no tengo ganas-cerró lo ojos con pesar-…no tiene nada que ver Yoochun…solo déjalo de lado…él no me obligó a dejarlo-afirmó con dureza abriendo los ojos-…Esta bien iré…solo por un momento…adiós- colgó sin esperar a mas, Jaejoong sabía que en estos momentos no debería ir al Club al que en el pasado frecuentaba y mucho menos encontrarse con personas que le habían enviciado a algo que ahora no quería ni nombrar…soltando un respiro se dijo así mismo que solo iría a despejar su mente, solo eso…la tentación la dejaría de lado…no podía ni siquiera traerla de vuelta e instalarla en su mente, o seria su maldita perdición.

…………………………………………………………………………..

Changmin llegó sonriente a su casa, dejando su coche en el aparcamiento, caminó presuroso por el jardín para llegar al interior de su casa, tenía que bañarse y alistarse, sus hyung habían propuesto ir a festejar con nada menos que ir a bailar, esa idea a él no le iba muy bien que digamos, pero la ocasión lo ameritaba así que mirando su reloj en su muñeca calculó que tenía dos horas para encontrarse con sus hyungs en la dirección que le dieron, se preguntaba qué clase de lugar era ese, tenía curiosidad, después de todo en el pasado nunca fue de las personas en ir a ese tipo de lugares, no, el prefería estar en su casa leyendo un libro o a un mejor sobre todas las cosas, pasar el rato con su….deteniéndose abruptamente, se golpeó mentalmente él no podía pensar en lo último como lo mejor, reivindicándose subió las escaleras dirigiéndose a su habitación y por fin darse su merecido baño.

…………………………………………………………………………..

-Está hecho todo el papeleo, después de la boda nuestros hijos serán los nuevos propietarios de la empresa, será su herencia y estoy seguro que la empresa prosperará como debe ser.-expresó sonriente el padre de Jaejoong a su amigo.

Asintiendo brindó con copa de vino en mano-estoy seguro que así será, ellos lo tienen todo para que así sea.

Escuchando el suspiro de la señora Kim todos los que estaban en la mesa del jardín miraron a verla-solo espero que ellos dos puedan dejar sus diferencias de un lado.

-Tiene razón, ellos cambiaron de un momento a otro, antes eran inseparables y sin pensarlo un espacio se interpuso entre ellos-secundo la madre de Changmin

-Jaejoong tomó la noticia de la boda muy mal al principio-recordó el señor Kim pero ahora le resultaba extraño que su hijo no renegara ello.

Haciendo una mueca-Changmin no está convencido-el señor Shim expreso-él ha cambiado mucho desde su llegada.

Viendo la copa que envolvía con sus finos dedos-a veces me pregunto si no hay otra solución para el empresa, que ellos sean libres de elegir.

El señor Kim sentía que el tema se estaba desviando de repente-Ellos tienen sentimientos mutuos, nosotros lo sabíamos.

-Una cosa es que nosotros nos hallamos dado cuenta, pero porque después de tanto ellos no se han dado cuenta-La mamá de Jaejoong expuso-que tal si…si nos equivocamos.

Negando-no podemos negar ni afirmar nada-habló la mamá de Changmin ya que ella sabe con certeza que su hijo tiene sentimientos por Jaejoong mas allá de la amistad, y él lo aceptó en una plática que tuvieron en el pasado y ella aseguró guardar el secreto y así lo haría, aunque ahora su hijo actuaba de manera indiferente intuía que el amor estaba aún ahí, solo que ella no sabía que estaba pasando realmente.

-Solo esperemos que el día de la boda todo marche bien y que ellos por fin lo hayan aceptado- opinó el señor Shim obteniendo asentimientos de su esposa y amigos, esperando realmente que todo salga bien, porque más allá de cualquier beneficio amaban a sus hijos y no querían encarcelarlos a algo que no estaban dispuestos a vivir.

…………………………………………………………………………..

Bajando las escaleras velozmente mientras se acomodaba su chaqueta, solo a él se le ocurrió cerrar los ojos por cinco minutos que se volvieron una hora y ahora llegaba tarde para ver a sus hyungs, pero no pensó quedarse dormido!, el solo quería descansar sus ojos, pero vaya que descansó muchas cosas.

Abriendo la puerta sus ojos se quedaron estáticos dejando caer las llaves de su auto, trastabillando hacia atrás cuando unos delgados brazos lo envolvieron con fuerza, haciéndole por un momento perder el equilibrio-Hyeri-susurró.

Mirando a Changmin sin quitar sus brazos de sus hombros-te extrañé tanto-sonrió abrazándolo de nuevo fuertemente.

Dejando su aturdimiento de lado envolvió sus largos brazos alrededor de la cintura de la joven sonriendo en el proceso-yo también-alejándose un poco la miró a los ojos-¿pero cómo?, ¿Cuándo llegaron?-preguntó cuando vio a su amigo detrás de la joven dándole igualmente una amplia sonrisa-y hablé contigo no hace mucho inútil-bromeó con su amigo

-No es mi culpa que seas idiota amigo-se burló Jhony, dándole un abrazo fraternal al menor una vez que Hyeri soltó a Changmin con renuencia.

-Yo le pedí que no te dijera-se sinceró Hyeri

Pasando su mano por su cabello mostro aun su sorpresa-wow, ¿pero qué hacen aquí?

Frunciendo el ceño-¿te disgusta vernos aquí?

Abriendo los ojos, negó con las manos-¡por supuesto que no!, realmente es una sorpresa agradable para mi tenerlos aquí-hablo con la verdad, sentía una inmensa alegría el tener a ambos amigos en ese instante, en verdad los extraño.

Regresando esa sonrisa a sus labios-Me alegra, porque nos tendrás aquí por mucho tiempo-aseguro Hyeri.

-Cu….-deteniéndose al oír su móvil vibrar en sus jeans, sacándolo rápidamente, le hizo una seña a sus amigos con las manos mientras contestaba, se le había olvidado por un momento que estaba de salida, sus hyungs lo matarían-Hyung…lo siento…si iré…me dormí…-abriendo la boca por lo que escucho-¡no inverne!-se defendió-…solo fue una hora…estoy yendo para allá…saben que nunca les fallaría…ok… dile a Junsu hyung que lo escucho y que sus amenazas no podrá cumplirlas-sonrió-…voy para haya-mirando a sus amigos-…creo que llevare compañía…no tengo perro-frunció el ceño ante tal broma-…ya estoy dirigiéndome a mi auto…….ya estoy en el….ya lo encendí…colgare voy a manejar-sonrió ante las palabras de su hyung que no creyó su mentira-…prometo estar ahí en veinte minutos…ok…-colgó riendo mientras miraba la pantalla de su móvil.

-Me siento celoso-hablo Jhony obteniendo la atención del menor.

-Deberías-afirmo Changmin soltando una pequeña carcajada-bien realmente no quiero morir en manos de mi hyung así que, ¿me acompañan a un club?, me encantaría que conocieran a dos de las personas más importantes de mi vida.

Agarrando su pecho dramáticamente-eso dolió.

Changmin le reviro los ojos a su amigo-¿entonces qué?, ¿Me acompañan?

Hyeri que había estado callada desde la llamada contesto por ambos-iremos-sonrió caminando de pronto a lado de Changmin que los dirigía a su coche mientras decía algunas cosas de sus amigos, ella pudo ver el brillo en los ojos de Changmin cuando hablaba con aquella persona, y nunca lo había visto cuando estaba con ellos, ¿en que era diferente la persona que hablaba con Changmin a ellos?, no estaba segura, pero sintió una envidia al escuchar y ver como la persona que amaba se dirigía a otra con tanta comodidad y cariño, y con ello se propuso mentalmente lograr que Changmin algún día fuera con ella de esa forma, porque aunque este haya dicho que los extraña y aprecia, sabía que había un gran espacio entre ellos y la persona del teléfono.

…………………………………………………………………………..

-Vaya hasta que llegas-expreso Junsu con sarcasmo, parándose de la mesa que había reservado junto con Yunho

Sonriendo-ya estoy aquí-alzo las manos inocentemente-viendo como sus hyungs veían tras de él se hizo a un lado-Junsu hyung, Yunho hyung-nombro con emoción interna-les presento a Hyeri y a Jhony, son grandes amigos que conocí en Inglaterra.

Ambos chicos saludaron a los mayores quienes les tendieron la mano amistosamente-es un gusto conocerlo, Changmin nos ha hablado bien de ustedes.-menciono Yunho sonriente

-Gracias por cuidar a nuestro Minie-Junsu hablo ahora.

-Hyung-dijo entre dientes Changmin ante el cariñoso sobrenombre, viendo como su amigo aguantaba la risa.

-¿Qué?-combatió Junsu con el mentón hacia arriba.

-Nada-Changmin sabía que con el humor de su hyung no es bueno jugar, menos con dos horas de retraso en su haber, pero maldición no quería que sus amigos supieran sus más íntimos secretos.

-Minnie-se carcajeo su amigo, no pudo resistirse-Minnie me gustan tus amigos.

Changmin fulmino con la mirada a su amigo-idiota-susurro, sintiendo a su amiga envolver su brazo derecho, regalándole una sonrisa agradeció que ella no se burlara, amaba eso de ella, que siempre actuaba de manera en la que debería, sabia los sentimientos de ella hacia él, y que más quería poder sentir lo mismo, ella era la chica más hermosa que pudo haber conocido, su belleza irradiaba tanto por fuera como por dentro, para él era la mujer perfecta, aquel que todo chico desearía, y lo elegía a él, ahora ¿Por qué él no podía elegirla a ella?.

-Ignóralo está loco-sonrió Hyeri obteniendo una bella sonrisa de Changmin, tomando poco después asiento a su lado, escuchando la plática que tenía con sus amigos, ella solo prefería escuchar, al parecer ese era un festejo de un compromiso por lo que escucho, interiormente se sentía aliviada ya que no tenía competencia alguna, aunque eso no quitaba la envidia que sentía de sus amigos ante tal confianza, pero podía ver que esos chicos eran grandes personas.

Después de una hora los amigos de Changmin se fueron a la pista a bailar un rato y Jhony había buscado un ligue con mucha facilidad, estando ella por fin a solas con el alto-¿en verdad te gusta vernos aquí?, ¿te molesta?

Sonriendo-claro que no, me gusta que estén aquí.

-Changmin-mordiendo su labio inferior, quería decirle que sus sentimientos seguían intactos, que lo amaba como siempre, pero no quería presionar, todo a su tiempo-¿bailamos?-propuso como mejor opción por ahora.

-Vamos-haciendo una mueca-pero no te quejes si no soy gran bailarín-bromeo.

Riendo-que gran mentiroso eres-dijo jalando del brazo el menor hacia la pista, hoy empezaría a conquistarlo sea como sea.

…………………………………………………………………………..




-Creo que te estas portando demasiado bien para mi gusto Jaejoong-susurro en el oído del castaño ante la música ambientada del lugar.

Bebiendo lo que quedaba de su cerveza-déjame en paz.

-Realmente tengo algo para ti-envolvió la mano del castaño

Jaejoong sentía algo entre su mano y la del sujeto y sabía que era lo que le estaba entregando, cerrando los ojos, supo que no era buena idea venir, pero después de todo lo que estaba pasando quería despabilarse un poco,…pero al parecer su decisión fue equivocada, negando se soltó de aquella mano, evitando tomar el sobre-ya te dije que no, que acaso no entiendes-expreso con fiereza-déjame en paz

-Sabes que lo quieres-presiono, necesitaba dinero, y Jaejoong era un gran cliente suyo, hasta que decidió entrar por el buen camino, pero quien dice que uno no se puede doblegar, sonrió para sus adentros-solo uno, por los viejos tiempos Jaejoong-se acercó al rostro del mayor, otra cosa que le encantaba es lo hermoso que podía ser el castaño, y el deseo que sentía al tenerlo cerca, aunque este lo rechazara, tal vez algún día seria lo contrario.

Jaejoong miro a ver la barman-dame otra-alzo su botella, sabía que ya estaba borracho, había tomado más de la cuenta, si se movía de la barra no estaba seguro si podría sostenerse como debería, pero como no hacerlo cuando se encontraba nervioso y tembloroso, la tentación ahí estaba y aunque la ha estado evadiendo ágilmente, no sabía si pudiera durar más, tal vez debería irse, pero eso significaba hundirse en la soledad y en sus problemas-Vete Sang

-¿Qué te pasa Jaejoong?, pensé que eras más divertido que esto-lo señalo con desgano

Tomando su cerveza rápidamente pidió otra-lárgate.

-Ok-hablo molesto-pero si me necesitas sabes dónde llamar-se alejó con derrota, pero eso no quería decir que desistiría, el caería tarde o temprano, y el rogaba por que fuera temprano.

Jaejoong podía sentir su corazón desacelerarse, ese era su último intento, estaba a nada de tomar el maldito paquete de una vez por todas, pero agradeció internamente que Sang haya desistido porque su fuerza de voluntad estaba rayando el límite.

Soltando un suspiro todo la cerveza que se le acababa de entregar, pero en vez de beberla hasta el fondo como la mayoría de las otras, solo pudo tomar un poco de ella, y no era para menos, cuando sus ojos veían aquella escena, ¿Por qué aquella chica estaba tan cerca de Changmin en la pista de baile?, cerrando los ojos fuertemente deseo que solo fuera una alucinación debido a la bebida, abriéndolos se dio cuenta de que todo era realidad y ahora la brazos de ella se posaban cariñosamente alrededor del cuello del menor hablando demasiado cerca para su gusto, Jaejoong no sabía por qué tenía un sentimiento de enojo e ira repentina al ver aquella escena, y más cuando Changmin la sostenía por la cintura mientras le sonreía de una manera que no lo hacía con él, sin darse cuenta sus nudillos estaban blancos de apretar con tanta fuerza la botella de la cerveza.

Dejando con fuerza la botella en la barra y sin ponerse a pensar en nada, camino con paso tembloroso hacia la pista de baile, llegando en poco tiempo a lado del par, jalando a Changmin bruscamente del brazo miro a la chica y después al menor quien al parecer estaba sorprendido de verlo, mirando de nuevo a la joven dio la mejor de sus sonrisas-Hola soy Kim Jaejoong el prometido de Changmin, y tú ¿eres?

-Jaejoong-hablo entre dientes Changmin con enojo y a la vez pasmado por lo que sucedía.

Hyeri miro incrédula al castaño su respiración de pronto incontrolada por la sorpresa de las palabras, eso no podía ser cierto tenía que ser mentira, mirando a Changmin busco en sus ojos la mentira que el extraño le decía, pero en cuando el alto le miro solo vio disculpa en ellos, negando retrocedió unos pasos.

-Hyeri-susurro Changmin acercándose a ella.

Negando-¡No!-soltó, dándose la vuelta yendo rápidamente hacia la salida, las lágrimas amenazaban con salir en cualquier momento, eso no le podía estar pasando, ¡no podía!, saliendo del club dio con un taxi rápidamente e ignorando el llamado de Changmin a sus espaldas se subió y con ello se marchó del lugar, no sabía qué hacer, no se suponía que Changmin se comprometiera en su viaje de regreso a Corea, no con ese hermoso chico que apareció de la nada, no podía, negó con las lágrimas anegando ahora su rostro……..

…………………………………………………………………………..

Changmin paso sus manos en su cabello en frustración al ver el taxi alejarse, ¡que rayos había sucedido ahí adentro!, regresando busco a su amigo, estaba tentado de preguntarle el paradero de su amiga, tenía que explicarle muchas cosas, se las debía…pero su interior no le permitía hacer eso ahora, dando con su amigo lo tomo del hombro-necesito que vayas con Hyeri

Buscando a su amiga-¿dónde está?

-No tengo tiempo de explicar ahora, pero sucedió algo y se marchó, por favor ve con ella

Viendo la súplica en los ojos de Changmin, Jhony asintió inmediatamente con la preocupación instalándose en el.

-Nosotros le llevaremos

Ambos chicos voltearon ante la voz de Yunho quien estaba junto con su novio, y habían presenciado lo que paso.

Changmin asintió a ellos en agradecimiento y se alejó, buscando con la mirada al mayor de sus problemas, dando con el inmediatamente, se acercó viendo la lucha que tenía con un tipo que lo quería obligar a bailar, y Jaejoong tratando de mantener el equilibrio se negaba.

-Ya te dijo que no quiere-fulmino a la persona y tomo fuertemente del brazo a Jaejoong sacándolo del club.

-Me…lastimas-dijo con dificultad el mayor estando afuera.

-Cállate Jaejoong, cállate-siseo llegando a su auto, y abriendo el lado del pasajero metió sin delicadeza al castaño en el asiento, cerrando la puerta con fuerza, se apoyó un momento en su puerta, respirando pesadamente y con mucha molestia, dando la vuelta después al lado del conductor y entrando a su auto.

-Traje mi….auto-replico el castaño.

-No me digas que iras en el con lo borracho que estas-expreso con obviedad.

Cerrado los ojos al sentir el coche en movimiento-no estoy…tan borracho-mintió.-apuesto a que querías quedarte con tu amiguita-dijo con desdén.

Apretando el volante con fuerza-Si, pero como siempre lo arruinaste todo.

Soltando una sonrisa dolida-¿entonces por qué…. estás conmigo?, ¡lárgate con ella!-grito con enojo.

Changmin no respondió, no tenía caso responder a una persona que no estaba en todos sus cabales, y aunque quería ir con su amiga, algo dentro de el no pudo dejar a su suerte al castaño en cuento descubrió su estado de ebriedad, el menor quería golpearse y gritar en frustración, no debería estar haciendo eso, Jaejoong no se merecía ni siquiera eso, pero sus tíos no merecían la tristeza de la muerte de un hijo por manejar en estado de ebriedad, lo hacía por ellos, lo dejaría en su casa y después averiguaría donde estaba alojada Hyeri, no sabía por qué pero quería quitar la inmensa tristeza que vio en los ojos de ella, tenía que explicarle las cosas.

-Estas comprometido conmigo

El menor miro incrédulo a Jaejoong por un momento antes de volver su vista a la carretera, tenía que ser debido al alcohol que tenía en su organismo, porque hasta donde el recordaba el castaño odiaba ese idea, y de una u otra forma quería terminar con el dichoso compromiso y ahora hablaba dolido, como si él le hubiera hecho algo al castaño, Changmin apretó sus dientes, Jaejoong no tenía derecho de arruinarle la vida de nuevo-todo es una farsa.

-Nos… casaremos-respondió Jaejoong sin saber por qué decía todo ello-no hay…ninguna farsa…en ello-arrastro las palabras a un más, cerrando los ojos dándose por vencido al cansancio.

-Yo me encargare de que no suceda-aseguro Changmin, minutos después estacionando su auto frente a la casa del mayor, bajando y yendo hacia la puerta del lado del pasajero, sacudiendo a Jaejoong le fue imposible que el recobrara el conocimiento, cerrando los ojos por un segundo sabía que no hay manera de estar aquí toda la noche, sus tíos deberían ya estar dormidos así que con pesar paso una de las manos del mayor en su hombro y lo saco de su auto como pudo.

Para su suerte el castaño recobro un poco el conocimiento al salir, caminando pero apoyando su peso en el durante todo el trayecto para entrar a su casa, la cual Changmin tuvo que abrir después de encontrar las llaves en los jeans del mayor.

Subiendo ahora por las escaleras Changmin temió caerse un par de veces después de los tropezones que dio por culpa de Jaejoong-espero después de esto no te me acerques, o lo lamentaras-murmuro enojado por todo ello, y aun sin entender del todo por qué lo hacía, bien lo pudo haber dejado por su cuenta, sacudiendo la cabeza se apresuró, aún tenía que ir con Hyeri no podía perder mas tiempo.

Entrando por fin a su recamara busco a tientas entre la oscuridad la cama, hacía años que no estaba ahí, así que quiso pensar que estaba donde siempre, caminando unos pasos, sintió el topar del colchón, así que dejo caer al mayor sin cuidado, lo que no espero es ser jalado junto con el cayendo encima de Jaejoong, intentando reincorporase fue tomado por sorpresa cuando los labios del castaño atraparon los suyos, besándolo con intensidad y dureza, y sin saber en qué momento él estaba correspondiendo el salvaje beso, escuchando entre la oscuridad el ritmo acelerado de sus respiraciones de un memento a otro, mientras combatían en un beso profundo, donde recorrían la cavidad del otro incesantemente, en una batalla de lenguas que querían liderar el apasionado beso.

El aire llego a escasear y Changmin poco a poco regreso a sus cinco sentidos al sentir las manos de Jaejoong querer quitar su chaqueta, separándose con brusquedad, y con la respiración agitada Changmin vio a los ojos del mayor a través de la luz que se colaba por las ventanas, dándose cuenta del gran error que estaba cometiendo el menor quiso reincorporarse pero de nuevo fue detenido, siendo tomado por el cuello por el castaño quien lo mantuvo cerca de él, mirándose ambos a los ojos-Por favor-pidió Jaejoong con anhelo, y el cual Changmin lo dejo confundido, quedándose por primera vez desde que llego confundido en lo que debería hacer, su mente estaba bloqueada, y la súplica en los ojos del mayor no ayudaba en nada, y temía aceptar la peligrosa proposición que veía igual en sus ojos……

7 comentarios:

  1. Me lo volví a leer dos veces y la sensación sigue ahí :)
    Me encantó el capitulo, ojala changmin seda, que sede por dios!!!
    Gracias por la actualización :D
    No te demores por la 11 please

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/07/2014

    Estoy igual que Ale, lo leo y lo leo y no lo creo, maravilloso, no creo ser capaz de esperar otro mes por un capítulo, es que Changmin tiene que saber la verdad y Jaejoong sufre tanto que no es justo, esta tan vacío </3 Por favor por favor te lo suplico, actualiza lo más pronto que puedas, gracias por seguir escribiendo :) . Marcela
    Pd: hyeri no me convence

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/08/2014

    woooh!! Me quedo sin palabras... Fue increible... En verdad yo tambien espero que min seda...

    ResponderEliminar
  4. pameonigiri7/09/2014

    Kyaaa kyaaaa ame este ap!!! Jae necesita del amor de min y él el de jae!! Porfa actualizaaa

    ResponderEliminar
  5. me encantoo el cap!! pobre jae esta sufriendo :C
    yo quiero q minie vea sus cicatrices a si se dara cuenta q no
    es el unico q sufrio :S gracias x compartir ^^

    ResponderEliminar
  6. Al fin pude ponerme al día con el fic, ha avanzado tanto que ahora pase de odiar a Jae a que den puro amor.
    Amense!!!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD