Problemas en la cama - Cap. 4

0 comentarios


Afortunadamente y a pesar del “inconveniente” de la mañana, los chicos no habían llegado tarde a su entrevista, la cual transcurrió pacíficamente en los estudios de una famosa cadena televisiva. Después de dicha entrevista serían llevados  al set de una importante revista de moda en Corea del Sur para una sesión de fotos, pero antes de eso el Manager necesitaba resolver algunos asuntos, por lo que ambos integrantes de TVXQ aún permanecían en las instalaciones de la televisora, Yunho aprovechó que estaría ahí uno de los coreógrafos de la compañía para hacerle unas consultas, por lo que dejó a Changmin solo, el menor sonrío al encontrarse libre de testigos y vagó por el set. Cuando llegaron a ese lugar, él se percató que el auto de Heechul estaba estacionado, por lo que deducía que el mayor se encontraba ahí sin su grupo, pues la furgoneta de Super Junior no se encontraba en el estacionamiento

- Me las pagará ese miserable – dijo con sarna, sonriendo con su particular movimiento de labios 
cuando tramaba algo turbio. Caminó por el set buscando a su compañero de agencia sin mucho éxito, es entonces que decide preguntar, aprovechando que una chica pasaba por ahí – Disculpa… - comenzó Changmin

- Si, dígame – respondió la chica con suma educación, mirando atenta al chico alto frente a ella, su rostro estaba ligeramente ruborizado, era de notarse que sabía perfectamente quien era el chico que le hablaba

- ¿Dónde está Kim Heechul? ¿Lo sabes? – preguntó enseguida antes que a la chica comenzara a escurrírsele la saliva. Al oír la pregunta enseguida la chica cambia un poco su postura, poniendo rígidos los hombros, Changmin se da cuenta pero lo toma como algo sumamente irrelevante, él solo quería encontrar al irreverente de Heechul

- En el camerino 3, pasillo de la derecha – respondió secamente – Con permiso – culminó su interacción con el chico dándole la espalda y marchándose a paso rápido, Changmin abrió un poco más los ojos y la vio marcharse por unos segundos antes de darse también media vuelta e ir a donde le había indicado

- Que chica tan extraña – pensó mientras caminaba abrazando su mochila, pronto una sonrisa un tanto retorcida apareció en su rostro, había encontrado el camerino. Tocó un par de veces y casi enseguida escuchó la voz de su amigo indicándole que entrara aunque Heechul no sabía que se trataba de él

- ¿Ya está todo listo? – preguntó tranquilamente, estaba sentado, dando la espalda a la puerta sin escuchar respuesta, es cuando Changmin cierra la puerta que voltea, topándose con la alta y hermosa figura del menor

- Cha… Changmin – dijo titubeando, conocía la mirada en el chico, sabía que no tramaba nada bueno… - ¿Cómo estás? Semanas sin verte – expresó nervioso, tratando de estar lo más tranquilo y normal posible

- Heechul amigo, que gusto verte – contestó con sarcasmo, acercándose más a donde se encontraba el miembro de Super Junior

- Lo mismo digo – respondió sonriendo también, aunque nervioso

- ¿Sabes? No tengo mucho tiempo, así que iré al punto medular... – comenzó su discurso el más alto – Yunho es noble e ingenuo, dos característica que me gustan bastante de él, pero tu querido amigo, tu eres bocón y extrovertido – explicó Changmin sin dejar de acercarse a Heechul, quien estaba ya 100% seguro que lo consiguiente a esos planteamientos por parte del menor, no podía ser nada bueno

- Puedo explicarlo Changmin, yo solo… - 

- Ssht, no hables que no he terminado… – sentenció Changmin mientras comenzaba a abrir la mochila que hasta hace algunos segundos mantenía sobre su hombro derecho – Y ya que te gusta meterte en los asuntos ajenos, creo que mereces un castigo – expresó con una sonrisa aún mayor mientras introducía su mano en el interior de la mochila, sacando pronto el objeto de su enojo

- ¿Castigo? – preguntó mientras tragaba saliva

- ¿Qué tienes en el cerebro? – cuestionó en tono molesto, mientras plantaba frente al rostro de su amigo el consolador en forma de pene - ¿Cómo convences a mi Yunho de algo así? – sin pensarlo dos veces, golpea la frente de Heechul con el objeto, aunque no lo había hecho con fuerza, el golpe se alcanza a escuchar

- Perdóname Changmin, no lo vuelvo hacer, pero por favor no me violes con eso – suplicó Heechul más en tono de broma que pensándolo seriamente, aunque esas palabras hacen sonrojar a Changmin hasta las orejas

- ¿Eres idiota? No haré algo así – reprendió al mayor mientras agitaba el consolador de arriba hacia abajo – Tenía pensado meterlo a tu boca y tomarte una foto para subirla a la red – explicó tranquilamente aunque su sonrojo aumento

- Depravado – dijo Heechul ligeramente sonrojado – Aunque dudo que te atrevas – se mofó descaradamente, hiriendo el orgullo de Changmin

- Claro que lo haré – expuso decidido, sacando de la mochila su cámara, volviendo a sonreír – Abre la boca – ordenó

- No lo haré, estás loco – dijo asustado antes de levantarse de la silla e intentar huir, pero Changmin le cerró el paso

- Te digo que abras la boca – volvió a ordenar, ésta vez estirando la mano que sostenía el consolador hacia el rostro de su amigo, chocando la punta del artefacto en los labios del mayor, que para su mala suerte, en ese momento se abre la puerta, enseguida ambos chicos voltean asustados hacia esa dirección, pero sin abandonar la posición

- ¿Pero qué…? – se escuchó una débil voz, se trataba de una chica, Changmin se sorprende al ver que es la misma que se encontró en el pasillo… La situación era muy incómoda, por la sorpresa Changmin no había quitado el artefacto de la cara de Heechul y éste tampoco se había quitado, por lo que aquel cuadro se veía extraño y depravado – Eres un cochino – dijo la chica dirigiendo sus palabras hacia Heechul, quien se había puesto completamente rojo, Changmin no lo podía creer, por primera vez desde que lo conocía, su amigo se había quedado sin réplica; la chica no espera un segundo más y se retira a paso rápido, el mayor se queda mirando aún en esa dirección, rechinando los dientes cuando reacciona

- ¡Demonios! – se dijo así mismo en voz alta, dando un paso atrás y luego dándole la espalda a Changmin mientras se llevaba ambas manos a la cabeza, pasándolas por su cabello antes de bajarlas a su cintura, entonces el menor comprende todo, aunque no podía creerlo

- Sales con ella ¿cierto? – preguntó incrédulo, Heechul se queda mudo unos segundos y después voltea hacia Changmin, asintiendo un par de veces con la cabeza

- Creí que tu… bueno, ya sabes – 

- Pensaste que era gay… - contestó el mayor de forma desenfadada, como si estuviera acostumbrado a ese discurso

- Si – respondió Changmin contrariado, aventando el consolador en la silla más próxima – Además ella es tan común, apenas puedo creerlo – 

- ¿Qué te puedo decir? Me fascina, tenemos casi un año saliendo – confesó con una sonrisa – Aunque ya no se si quiera seguir conmigo – dijo con tristeza

- ¿Por qué? – preguntó con interés

- Le causa conflicto lo que hago con los otros, ya sabes, eso que aman las fans – contestó casi riendo mientras se acercaba a Changmin – Pero ¿qué puedo hacer? Así soy – terminó de explicar mientras pasaba su dedo pulgar por el labio inferior de su amigo, quien rápidamente retrocedió un paso, sonrojándose un poco

-¿Y qué esperabas? Si haces esas cosas todo el tiempo – dijo enojado – Pero tú sabrás si sigues haciéndolo. Bueno.... si quieres que le explique a tu novia lo hago – sugirió amablemente, acercándose después a su mochila, guardó la cámara y de nuevo colocó la prenda sobre su hombro

- Gracias, lo tendré presente – 

- Debo irme… ¡Ah! Deja de meterle ideas raras a Yunho en la cabeza ¿de acuerdo? – sentenció Changmin, volviendo a su tono serio

- Si, ya no le diré nada extraño – contestó Heechul, y su amigo le respondió con una sonrisa

- Hasta luego – dijo antes de darse media vuelta y caminar hacia la puerta, la cual quedó abierta

- Changmin… - llamó el mayor al menor, quien se detuvo sin voltear

- ¿Sabes que Yunho te adora verdad? – la pregunta de Heechul le resulta extraña a Changmin, por lo que voltea hacia su amigo… - Yo sé que tu también lo adoras, creo que estaría bien si se lo dices y se lo demuestras de vez en cuando – sugirió amablemente, haciendo que Changmin se sonroje de nuevo – Conozco a Yunho muy bien y sé que eso le gusta mucho –

- Gracias, lo tendré en cuenta – respondió cortésmente y entonces abandonó el camerino, dirigiéndose hacia la entrada de las instalaciones, donde un desesperado Manager y un extrañado Yunho le esperaban

- ¿Dónde estabas? – preguntó enojado el Manager

- Arreglando un asunto – contestó apenado Changmin, no estaba acostumbrado a que lo reprendieran

- ¿Todo bien? – preguntó Yunho mientras lo miraba detenidamente

- Si, todo bien – contestó Changmin sonriéndole linda y amablemente, Yunho lo miró por unos momentos y antes que el Manager los regañara por no apresurarse, el mayor se acercó a su amante y le susurró al oído

- No sonrías así que me enloqueces – dijo sensualmente y Changmin tan solo volvió a sonreír

- En la noche te espera una sorpresa – pensó el menor mirando a su amante, Yunho notó que en algo extraño pensaba Changmin pero no preguntó, tan solo comenzó a seguir al Manager caminando enfrente del más alto…

Para Yunho resultaba inquietante y enormemente difícil contenerse ante tales situaciones, y cada vez que se encontraban con algo similar era una tortura para el mayor de los 2. Se encontraban en la sesión de fotos con una importante revista de moda en el país, él ya había tenido su sesión, pero ahora era el turno de Changmin, y no era para menos que Yunho se sintiera incómodo observándolo, el menor se aprovechaba de la situación, lanzando furtivas miradas que se escapaban al lente de la cámara, pero no para el ojo de Yunho, quien sabía ampliamente que su amigo y también amante, le coqueteaba en secreto, discretamente, nunca nadie había notado esa sutil mirada, ese delicado balanceo que hacía el más alto de su cuerpo y que para su amante resultaba excitante y delicioso, solo Shim Changmin era capaz de provocar en él afables y placenteras sensaciones, incluso si tan solo se encontraba casualmente posando para una cámara

- Exquisito – murmuró mientras observaba la delicada pero bien formada figura de su compañero. Changmin lo notaba y sin duda disfrutaba ampliamente de lo que sucedía, solo esperaba que tanta emoción no fuera a terminar en un “accidente” por parte del mayor, así que el menor decidió guardar un poco la compostura, haciendo un último movimiento para provocar a Yunho, pasando la mano por su cabello mientras agitaba levemente la cabeza, sabía que aquello enloquecía a su amante… - Maldito – dijo entre dientes sin dejar de mirar al chico, su boca dibujaba una sonrisa satisfecha, Changmin había logrado su cometido

- Muy bien, ahora ambos tendrán algunas tomas – dijo el fotógrafo, indicándoles con la mano en que lugar debían de ponerse, por lo que enseguida ambos obedecieron

- Compórtate ¿quieres que termine haciendo algo indecente aquí? – le preguntó Yunho a Changmin en voz sumamente baja mientras se dirigían al lugar donde los fotografiarían, el menor no respondió, tan solo arrojó una sonrisa

- Ya saben el procedimiento, los quiero lo más natural posible, algunos acercamientos, actúen como actuarían sin que los estuviera vigilando la cámara – explicó el fotógrafo mientras acomodaba el lente, Changmin dirigió una mirada de reojo a Yunho y sonrió irónicamente, Yunho entendió a la perfección lo que su amante había tratado de decir, una especie de “Si hiciéramos eso vetarían de por vida ésta revista”. El fotógrafo terminó de enfocar la cámara y comenzó con la sesión, completamente satisfecho del desempeño de ambos chicos cuando ésta terminó…

- Excelente chicos, ahora tendremos hora y media para comer, después habrá una pequeña práctica vocal y así termina la agenda de hoy – comentó contento el Manager, ya había olvidado por completo el retraso de Changmin que casi les cuesta llegar tarde a la sesión de fotos – Ahora vengo, aborden la furgoneta -  indicó antes de marcharse, ambos chicos entraron enseguida, pues habían fans a los alrededores que les acosaban, así que era mejor resguardarse cuanto antes. Unos momentos de silencio les envolvieron

- Nunca cambias – dijo Yunho para romper el hielo, lanzando una sonrisa pícara que es notada enseguida por el más alto, quien parece no inmutarse por fuera, pero por dentro se mofaba, sabía que a Yunho esas cosas le enloquecían y que seguramente en esos momentos se le antojaba una buena sesión de sexo en la furgoneta, que para hacer aclaración, dicho lugar no estaba exento del amplio repertorio de lugares para el sexo entre Changmin y Yunho, pero en esa ocasión con el mundo de fans afuera resultaba imposible

- Te gusta, lo sé – respondió tras unos momentos en que solamente se había limitado a fingir ignorar a su amigo

- Claro que me gusta, pero un día no quiero imaginar lo que pasaría si me dejo llevar por lo que me gusta – explicó enseguida Yunho, no dejando de mirar a Changmin en todo momento, el menor sonrió

- Eres un caliente – contestó a la par que volteaba a ver a Yunho, arqueando las cejas de esa forma tan única que solo él lograba hacer

- No me vas a decir que no te excita provocarme así – se defendió Yunho, moviendo ligeramente su pierna hacia la de Changmin, el menor siguió el juego, rozando su rodilla con la del mayor

- Un poco – confesó pícaramente, tratando con todas sus fuerzas de no saltarle encima a Yunho y suplicarle que lo hiciera suyo en ese momento, en ese lugar, sin importar quienes les estuvieran viendo

- Lo sabía, te excita excitarme – dijo con elocuencia, sonriéndole después, Changmin se mordió con fuerza el labio, no quería cometer una tontería y sabía que si Yunho continuaba hablando del tema o haciendo esas lindas expresiones, no iba a poderse contener más, así que tajantemente mejor lo ignoró, así como dejó de hablar

- Ya viene el Manager – puso de pretexto, pues sabía que si hablaban en tono bajo él no tenía por qué escuchar su conversación, tal como sucedió con el chofer, quien no se había percatado para nada de la conversación de ambos cantantes…

La práctica vocal había sido ante todo, algo tedioso, y es que últimamente éstas solo se limitaban a poner en práctica lo que ya sabían a la perfección, pensando ambos que quizás sería mejor si practicaban algo distinto, como cuando estaban por sacar Before u Go y habían tenido que hacer algunos ejercicios vocales más interesantes, pero en sí no se podían quejar, de algún modo estaban seguros de que la práctica de ese día les iba a servir de algo… La furgoneta los dejó en casa, a pie de puerta, donde se podían ver a varias fans espiando, después de todo tomaban esa práctica como estilo de vida, y ellos 2 estaban tan acostumbrados que a veces ni se percataban de tal hecho, tan solo escuchaban a los lejos algunos “click” de las cámaras que los fotografiaban

- Si supieran lo que sucede adentro – pensó Changmin mientras miraba de reojo a Yunho, el mayor miraba al frente, sin prestar atención a su alrededor

- Mañana pasaremos más tarde por ustedes, por favor no salgan antes de casa – comentó el Manager antes de cerrar la ventanilla de la furgoneta

- Si claro – contestó Yunho enseguida y poco después la furgoneta comenzó a avanzar – Adelante Changmin – dijo mientras hacía una seña con la mano al menor, quien pronto se adelantó y caminó frente a él, entrando al edificio, Yunho le siguió. Ambos entraron al departamento, en cuanto se cerró la puerta, Changmin volteó a ver a su compañero, sonriendo pícaramente

- Entonces… - 

- Estoy cansado – dijo Yunho antes que Changmin comenzara a intentar seducirlo

- Pretextos, para el sexo nunca se debe estar cansado – se defendió el menor, acercándose a pasos lentos hacia su amigo, Yunho no le quitó la mirada de encima en todo momento, intentaba no caer, pero casi era imposible

- Hoy fue un día pesado – argumentó Yunho

- Y los otros también – refutó Changmin, volviendo a sonreír, continuaba acercándose al otro

- Y yo soy el caliente ¿eh? – reclamó intentando mostrarse indignado, pero la actuación no era precisamente su fuerte

-Lo eres, yo soy solo una presa de tu temperatura – argumentó al tiempo que logró atrapar a Yunho contra la pared del comedor, ahora sus cuerpos estaban casi uno sobre el otro, Changmin aprovechó y colocó su rodilla en la entrepierna de Yunho, mirándole a los ojos – Tenías razón, me excita provocarte – susurró sensualmente, moviendo un poco hacia arriba su rodilla, haciendo que el cuerpo completo de Yunho se estremeciera

- Eres perverso – contestó con una sonrisa, intentando después encontrar sus labios con los de Changmin, pero éste movió su cabeza hacia atrás para evitarlo, moviéndola después a los lados en negación; sonrió y entonces él se acercó, lamiendo la barbilla de su novio, para terminar después mordiendo su labio inferior, pasando su lengua posteriormente hacia el cuello, subiendo en una lamida a la oreja, terminando por mordisquear su lóbulo, Yunho jadeó mientras entrecerraba los ojos, Changmin conocía a la perfección sus zonas erógenas

- Soy lo mejor que te ha pasado – respondió por fin a la afirmación de Yunho, mostrándole nuevamente una pícara sonrisa, pero antes que Yunho pudiese responder, atrapó sus labios por fin en un apasionado y profundo beso, de esos en que casi podía afirmar que había tocado las amígdalas de su novio con la lengua. Mientras tanto las manos de Changmin se dirigieron hacia el pantalón de Yunho, desabrochándolo sin más, dirigiendo sin aviso una de sus manos a la entrepierna de su amante, agarrando su miembro por encima de la ropa interior, Yunho ahogó un quejido entre los labios de Changmin, dirigiendo sus manos hacia el cuello de su amante para profundizar aún más el beso, atrayéndolo hacia él con tremenda necesidad, sus respiraciones cada vez se agitaban más y hasta que es imposible continuar se sueltan los labios, mirándose con profundidad, sus alientos calientes chocaban entre sí

-Lo eres… eres lo mejor de mi vida – confesó Yunho con dulzura a pesar de la temperatura casi hirviendo de su cuerpo, logrando que Changmin también sonriera con dulzura, pero el menor siempre lograba mostrarse más sereno ante tales situaciones

- Lo soy – presumió de manera linda, volviendo a atacar los labios de su novio, ésta vez menos pasional, pero igual de profunda, cuando volvió a empezar a cerrarse el aire se soltaron, Changmin se alejó un poco y Yunho aprovechó para quitarse los zapatos con ayuda de los pies, el pantalón también fue alejado de él, Changmin pudo notar la erección en su amante y se mordió el labio inferior, volviendo a acercarse a Yunho, con su mano derecha comenzó a acariciar el miembro del mayor por encima de la prenda interior, mientras la izquierda se desabrochaba su propia camisa, Yunho ayudaba mientras tanto a quitarse su playera, y cuando hubo terminado ayudó a Changmin con su pantalón, en tanto el menor continuaba acariciándole

- Si continúas... ngh… me harás eyacular – advirtió Yunho, pues sabía que Changmin haría un escándalo de eso si sucedía, pero el menor solo sonrió, enseguida los pantalones de él también cayeron e hizo lo mismo que el mayor, los alejó de él, ambos se encontraban en ropa interior y Yunho no pensaba quedarse atrás, así que ante las caricias de Changmin a su miembro, él hizo lo mismo con el menor, pero él metiendo la mano por debajo de la prenda, logrando que Changmin se estremeciera, las caricias de Yunho eran menos suaves, logrando que su amante comenzara a gemir, apretando un poco los labios

- Espera… - pidió Changmin, deteniendo sus caricias y logrando que Yunho también detuviera las suyas – Así no – indicó el menor, quien siempre llevaba las riendas de la situación, a Yunho le excitaba dejarse llevar así, por eso permitía que Changmin indicara la forma y el modo de sus sesiones de sexo. Las miradas de ambos se buscaron por un par de segundos, Changmin se veía un poco indeciso, pero Yunho no preguntó por qué, el propio Changmin reveló la razón cuando se quitó su ropa interior y enseguida se acercó de nuevo a Yunho, comenzando a lamerle el cuello, haciendo hincapié en la zona cercana a la oreja, donde regaló un par de mordiscos, bajando lenta y sensualmente hacia el pecho, lamiendo lentamente hasta llegar a sus pezones, comenzando por el derecho, lamiéndolo un par de veces antes de tomarlo con sus labios y succionar levemente, mientras sus dedos de la mano derecha tomaban el otro y le masajeaban, Yunho jadeaba entre sonrisas, Changmin era excelente y sabía a la perfección que era de sus partes más sensibles

- Mmm si… - jadeó mientras se estremecía, el menor sonrió e invirtió un poco el orden, su boca ahora se ocupaba del pezón izquierdo mientras su mano torturaba el otro hasta que sintió de nuevo el cuerpo del mayor estremecerse. Changmin le sonrió a su amante y continúo con su camino, se agachó un poco y comenzó a lamer el estómago del otro, hundiendo después su lengua en el ombligo, Yunho se extraño, pues Changmin nunca había llegado hasta ahí, pero más se extrañó cuando la lengua del más alto bajó hasta su abdomen, después Changmin se incorporó y sonrió a Yunho, atrapándole los labios con los suyos, se besaron sensualmente, acariciándose las lenguas, compartiendo la tibia saliva que tanto les gustaba del otro

- Esto te gustará más – sentenció Changmin con una sonrisa pícara aunque sus ojos demostraban un poco de duda, Yunho lo miró a los ojos sin entender mucho, pero entonces las cosas comenzaron a aclararse cuando Changmin dirigió sus manos a la prenda interior de Yunho y la bajaron hasta las rodillas, entonces el menor lanzó una última mirada a su amante antes de hincarse frente a él, las rodillas de Changmin estaban en el suelo, y él enfrente suyo, con el rostro en su entrepierna ¿acaso Changmin haría lo que comenzaba a pasar por su mente? Yunho se sintió un poco nervioso cuando su compañero agarró la prenda que estaba a la altura de sus rodillas y la bajó completamente, Yunho sacó los pies y entonces el menor la arrojó lejos

- Changmin, no es necesario que… - intentó explicar pero fue enseguida callado cuando Changmin agarró su excitado miembro con la mano derecha y comenzó a acariciar, mirándolo fijamente, como si fuera algo que jamás hubiera visto antes, el rostro de Yunho se tiñó de rojo por completo cuando la lengua de Changmin se asomó y tocó toda la extensión de su miembro, Yunho cerró los ojos un instante, mordiéndose el labio inferior – No lo hagas… - murmuró más excitado que antes, no es que no le gustara lo que hacía Changmin, pero no quería que el menor se sintiera presionado a que debía hacer tal acción, después de todo era la primera vez que experimentaban entre ellos el sexo oral

- No hables – dijo Changmin sin voltear a verlo, su rostro estaba ligeramente sonrojado y no quería que Yunho lo viera así de vulnerable… El mayor atendió a la petición y guardó silencio, entonces el menor pudo continuar, volviendo a usar su lengua para tocar toda la extensión del miembro del otro, pasándola un par de veces de forma tímida, pero pronto comenzó a ganar confianza, haciendo las lamidas más rápidas, animándose a tocar por más tiempo la punta, jugando su lengua por el glande, moviéndola en círculos, hundiendo su lengua en la punta… Yunho sonreía y se relamía los labios con tales acciones, jamás se había imaginado que la lengua de Changmin pudiera ser el triple de maravillosa de lo que ya era

- Así… mmm – jadeó Yunho con goce, sonriendo placenteramente mientras su amante continuaba con aquella labor, pero Changmin sabía lo que seguía, así que no se hizo esperar, y rogando porque aquel “tamaño” cupiera en su boca, comenzó a introducir el miembro de Yunho poco a poco, intentando no hacer que sus dientes le lastimaran… - Changmin – jadeó Yunho cuando vio que su amante se detenía, haciendo por reflejo la cabeza hacia atrás, dándose cuenta Yunho que Changmin lo había metido más de la cuenta, pero eso no parecía detener al menor, quien después de unos momentos volvió a introducir el miembro de Yunho a su boca, ésta vez a la mitad, y luego de nuevo lo sacó, repitiendo la acción con sumo cuidado mientras se acostumbraba, logrando que Yunho comenzara a gemir, cerrando sus ojos en momentos, volviéndolos a abrir para mirar hacia abajo, era excitante ver como parte de su miembro desaparecía dentro de la boca de Changmin, pronto sus manos bajaron hacia la sedosa cabellera del menor, tomando algunas hebras entre los dedos, acariciándolos – Oh si… mmm, así – no sabía que decir, simplemente aquello salía de su boca, aquello le estaba provocando sensaciones desconocidas. Pero para Changmin no era diferente, sentía que el miembro de Yunho cada vez era más pequeño, pero no porque lo fuera, sino porque cada vez le resultaba menos difícil introducirlo más adentro de su boca, jamás se hubiera podido imaginar antes que estuviera haciendo eso, porque cuando Yunho se lo había propuesto él le había abofeteado, pero ahora sin que se lo pidiera estaba ahí, introduciéndolo, absorbiendo y chupando con desesperación, pues sus movimientos cada vez eran más rápidos, casi lo metía por completo a su boca, pero no se quejaba, al contrario, comenzaba a excitarse más, tan solo de oír los gemidos de Yunho y saber que lo disfrutaba le resultaba erótico, quizás esa era la magia de hacer sexo oral, saber y sentir que el otro lo disfruta significa el propio placer, por fin tenía la respuesta

- Falta poco – pensó cuando sintió el miembro de Yunho cada vez más punzante, no sabía como hacer ahora, solo sabía que su amante estaba por terminar

- Aah, aah… así, si… aaahh aaahh aaahh… aaahh – le enloquecía, su cuerpo por completo se estremecía, y la boca de Changmin le absorbía cada vez más profundo, y no solo eso, casi al final Changmin estaba usando también su mano, haciendo presión hacía el abdomen cuando la boca llegaba casi al inicio del tronco del pene… Changmin aaaahh!… ngh!!… - gimió con enorme placer cuando su semilla comenzó a salir, la cual cayó de principio en la boca de Changmin, quien se alejó un poco, entonces le comenzó a embarrar el rostro hasta que no salió ni una gota más, en todo ese momento Changmin estaba jadeando, recibiendo el producto del acto que acababa de hacer, su respiración era agitada, pero menos que la de Yunho, quien continuaba acariciando los cabellos de su amante, hasta que ya no escuchó nada por parte de Changmin los soltó. Temía abrir los ojos y mirar abajo, seguro su novio le reclamaba por haber terminado en su cara, pero para su sorpresa cuando decidió abrir los ojos y ver hacia abajo, Changmin solo se estaba limpiando el semen del rostro – Lo siento – se disculpó sinceramente, el más alto levantó la mirada y al poco tiempo tragó lo que tenía en la boca, sonriendo con timidez a su amante

- No sabe tan mal – comentó avergonzado, acercándose de nuevo al miembro de Yunho para depositar un beso sobre él, después se puso de pie, Yunho le miraba como nunca antes, le acarició la mejilla y le dio un beso, quitando después con su mano un poco de semen que Changmin tenía en la comisura de los labios

- Jamás pensé que harías algo así – comentó contento Yunho, en su rostro se mostraba una satisfacción que nunca antes había mostrado

- Bueno, a veces uno hace cosas por la persona que ama que normalmente no haría – contestó Changmin sin prestar mucho atención a sus propias palabras, simplemente había dicho lo que sentía, pero para Yunho eso significaba mucho más

- ¿La persona que amas? – preguntó inocentemente, mirando con ternura a Changmin, quien pronto entendió lo que había dicho, jamás había sido tan directo con eso hacia Yunho, el menor se sonrojó un poco y calló por unos segundos

-Te amo Yunho – confesó completamente sonrojado, incluso él sabía perfectamente que jamás lo había dicho tan textualmente, por lo que estaba avergonzado, Yunho sonrió ampliamente y después abrazó con fuerza a Changmin, estaba realmente feliz, por fin escuchaba de él tan hermosas palabras

- Yo igual – contestó en respuesta, dándole a su amante una cucharada de su propia medicina, Changmin hizo una especie de puchero… - Te amo Changmin – dijo para compensar lo anterior, fundiéndose ambos en un tierno beso, como si fuera el primero, hacía bastante tiempo que no se besaban así, como si pudieran pasar las horas sin que importara nada más que ellos dos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD