Te amo incluso, cuando te odio - Cap 13

2 comentarios
Castillo de naipes

Pov’s Junsu


Finalmente el doctor le informo a la pareja Jung que no podían tener hijos debido a problemas en el útero que tenía la señora Cho Hee, pensaron en adoptar y falsear la prueba de ADN para poder conseguir el mando de la empresa para ello realizaron la adopción en un pueblito escondido de Corea del Sur porque eran conscientes que estaban siendo vigilados. El señor Dae Jung ya se había enterado del hijo que tenía con la mujer que había amado antes pero acepto la adopción porque no quería darle la contraria a su esposa que hervía en cólera con la sola mención de dicha mujer a la que consideraba como la amante de su marido.


Brindaron una gran cantidad de dinero para que la adopción se realizara rápidamente y de manera confidencial; cuando tuvieron al niño en brazos intentaron ser buenos padres por al menos unos meses, el patriarca Jung se enteró sobre su reciente nieto y fue a visitarlos a Estados Unidos, se encariño al momento con el risueño niño de 5 años que solo pensaba en jugar.


El señor Dae Jung estaba seguro que la reunión que tendría con su padre era por la sucesión de la empresa sin embargo al ser humillado delante de su hermano quien lo había desenmascarado se sintió furioso a tal punto que sin importarle la decisión de su esposa busco a su hijo biológico y aproximadamente un mes después consiguió traerlo a vivir con él. Su esposa no estaba de acuerdo pero priorizo sus intereses económicos a sus sentimientos y permitió la llegada del bastardo.


Al pequeño niño al que habían adoptado, lo llamaron Yunho Jung, pero como tenía problemas para hablar él siempre se refería así mismo como “Junso”; la pareja Jung sabía que no podrían lidiar con dos niños por lo que la señora Cho Hee no se le ocurrió mejor idea que abandonarlo y regresar a Corea del Sur.


— ¿A dónde vamos mamá?— pregunto el pequeño niño risueño.
—Vamos a pasear— dijo ella devolviéndole la sonrisa.
—Podemos llevar a Junjo
—No mi amor, hoy solo vamos a salir tu y yo, voy a comprarte todo lo que quieras.
—Podemos comprar para Junjo también.
—Por supuesto.


Ese fue un día memorable para Junso, porque pasearon por un parque de diversiones, comió helados y golosinas hasta reventar, su mamá lo abrigo con ropa nueva y le compro una pelota a la que él no pudo resistirse, aunque extrañaba jugar con su hermano a quien le decía Junjo porque se llamaba igual que él, Yunho.


Se agarró muy fuerte a la mano de su mamá porque el tumulto de gente que pasaba por el lugar lo asustaba y no sabía cuán lejos estaba de casa, pasaron cerca de un callejón y su pelota nueva cayo del bolso rodando hacia dicho lugar.


—La pelota mamá— grito
—Cuídate mucho mi amor— dijo ella dándole un beso en la frente y soltándole la mano— ve por tu pelota— dijo con una sonrisa temblorosa.


Junso corrió tras su pelota, la atrapo y cuando giro creyó ver a su madre subiendo a un taxi, la llamo mientras intentaba correr, grito para que no lo dejara pero ella pareció no escucharlo; para cuando finalmente pudo llegar a la acera el taxi había desaparecido dejando atrás su pequeña maleta.


—No te asustes— se animaba sentado en la acera— mami va a venir, no te va a dejar aquí porque mami te quiere mucho— abrazándose con sus pequeñas manitas e intentando ahogar los sollozos y las lágrimas.


Junso espero mientras las lágrimas se desbordaban por sus ojos, mientras el frio le carcomía el cuerpo, mientras su estómago gruñía por el hambre, mientras el sueño parecía llevarle a la inconsciencia espero el regreso de aquella mujer  a la que por más de dos meses llamo mamá, aquella que le contaba cuentos y le abrazaba cuando entre la penumbra de la oscuridad le parecía ver un fantasma, la mujer que siempre estaba pendiente de él y ahora ya no estaba más. Mientras esperaba se preguntaba constantemente que había hecho mal para que su mamá le estuviera castigando, finalmente sintiendo que merecía ser abandonado e imaginando que había hecho algo mucho peor que derramar la comida del perro se fue de ese callejón oscuro. Quería regresar a casa pero no sabía cómo y nadie parecía escucharle porque a nadie le importaba más.


Fueron meses difíciles para él donde se vio obligado a dormir en los botes de basura por temor a que le quitaran lo poco que tenía como ya había sucedido antes con una de sus casacas, se vio obligado a mendigar por comida y a comer las sobras de los restaurantes, y se fue acostumbrando a vivir entre la inmundicia y la pobreza, a ver a las ratas como mascotas.


Cuando pasaron lo que para él fueron muchos pero muchos días se dio cuenta que hablaba diferente a los demás; mientras mendigaba por algún lugar de Nueva York ya que él siempre se movía de un lugar a otro, se encontró con más niños de su edad o un poco mayores tal vez que al igual que él habían sido abandonados. Intentaron hablar pero no pudieron más que comunicarse por mímicas, Jack quien era el mayor del grupo le enseño hablar en inglés; eran cerca de 10 niños que variaban entre los 7 y 12 años. Ellos Vivian en un edificio abandonado muy cerca del puente Brooklyn y Junso fue bienvenido allí, se volvieron sus hermanos su familia, juntos reciclaban para poder tener dinero, mendigaban, vendían chicles o limpiaban lunas. Fue en esa circunstancia donde le cambiaron el nombre por Junsu o Su cómo solían llamarle amablemente; se consolaban a sí mismos y se cuidaban entre sí, sin embargo a veces cuando el dinero no alcanzaba para comida, Jack compraba terokal y lo compartía con todos. Al principio Junsu no quería pero después se acostumbró a la sensación de olvido que le brindaba ese pegamento.


Cuando Jack murió atropellado y Junsu ya contaba con 8 años se hizo cargo del lugar, a pesar de que algunos niños eran mayores que él lo respetaban mucho y por eso él se convirtió en la cabeza de la familia y por lo mismo él iba de un lugar a otro mendigando y rogando por comida para poder ayudar a su hermanos que también pedían limosnas cerca del lugar donde vivían, incluso había encontrado un pequeño trabajo de lavaplatos en un restaurante.


Hace ya un buen tiempo, incluso antes de que Jack muriera, algunos obreros habían intentado entrar al edificio para construir unos apartamentos, sin embargo los niños se habían resistido y evitado el desalojo pero solo era cuestión de tiempo para que los botaran y por eso mismo Junsu intentaba ponerlos a trabajar a todos para poder conseguirles un lugar sin embargo nunca hubiera esperado que alejaran de su familia de la manera en que lo hicieron.


Junsu había ido a trabajar y por eso no había podido ayudar a sus hermanos que no solo habían sido desalojados por vándalos sino que también fueron raptados por una mafia de trata de personas que los enviaron a diferentes países con el fin de explotarlos y en algunos casos para traficar con sus órganos. Cuando Junsu regreso, no encontró más que escombros y no fue capaz de saber el paradero de sus hermanos, los busco por hospitales cercanos como su último recurso y fue ahí donde encontró a uno de sus hermanos, un año menor que él.


Kibum, como lo llamaban había sido víctima de un leve atropello, Junsu se hizo pasar como su hermano y logro sacarlo del hospital sin que nadie se diera cuenta porque no quería que los llevaran al orfanato pues muchos de sus hermanos habían escapado de esos lugares a los que ellos llamaban prisión. Kibum solo tenía rasguños, no sabían que había pasado con sus hermanos a pesar de que los buscaron por días cerca del edificio, cuando vieron que estaban construyendo donde fuera su casa Junsu relaciono la desaparición de sus hermanos con la empresa que estaba construyendo y juro algún día vengarse.


Volvieron a dormir en los contenedores de basura y en la madrugada se metían a las piletas se arreglaban un poco y se iban a trabajar para poder comer.


Cuando Junsu era un adolescente caminando por las calles de Nueva York conoció a Zoe, una joven muy hermosa que se prostituía en la esquina de un bar muy reconocido y de mala muerte, siempre que la veía, ella estaba triste y a veces tenia marcas de maltrato, ella le recordaba a alguien pero no entendía quién podía ser, solo que no podía evitar verla.


Junto a su amigo un día estaban escapando de la policía para no ser metidos en un orfanato y cuando estaban a punto de ser atrapados ella los ayudo a esconderse y desde entonces se volvieron amigos muy íntimos. Muy entrada la noche Junsu y Kibum se metían a la habitación de Zoe donde podían dormir ya que ella trabajaba toda la noche, a veces Junsu la esperaba para verla, para que hablaran juntos, para que ella lo escuchara.


Vivieron así por más de un año hasta que el proxeneta de Zoe y los descubrió, Junsu intento protegerla de los golpes pero no pudo hacerlo, lo tumbaron de un solo puñetazo en el piso rápidamente y ese día ella fue golpeada brutalmente, tanto que a pesar de que la llevaron al hospital y trataron de salvarla ella murió debido a un aneurisma producto de los golpes en la cabeza que recibió; ese fue otro golpe para Junsu pero su desgracia no termino ahí porque el proxeneta lo obligo a prostituirse.


—Tú acabaste con mi mina de oro, así que ahora debes tomar su lugar o te reporto con la policía por asesinarla.


Junsu tenía ganas de matar a ese hombre, pero se sentía tan indefenso, tan vulnerable y por ello se vio obligado a prostituirse, fue muy difícil para él aguatar a esos hombres grasientos y malolientes poseerlo como lo hacían con su amiga, fueron unos seis meses desgarradores y depresivos donde se quedaba tumbado en su cama sin querer moverse siquiera, su amigo aun dormía en ese cuartucho pero se iba muy temprano para no sufrir lo mismo.


Seis meses después su vida cambio solo un poquito, porque el proxeneta tuvo problemas con la policía, sin embargo antes de ser atrapado regreso por él y lo vendió por unas pocas monedas a un proxeneta de otro bar. Su vida cambio un poco porque le dieron buena ropa, alimentos deliciosos antes de obligarlo a prostituirse de nuevo.


El dueño de este bar era muy inteligente y no una bestia como el proxeneta que había matado a su amiga.


—Tú eres una persona que puede producir mucho dinero— le dijo una vez— no te gustaría, ser capaz de comprarte lo que quisieras o vivir en un buen lugar.


Y con esas simples palabras Junsu se convenció de volverse el mejor servidor sexual del lugar y lo consiguió en menos de tres meses, y por primera vez en su vida tuvo el suficiente dinero para poder comprar lo que quisiera entonces decidió alquilarse un cuarto pequeño cerca del trabajo. Quería que su hermano Kibum tuviera una vida diferente; lo llevo a vivir con él, consiguió documentos reales para él con la ayuda de su jefe y con ello pudo inscribirle en un colegio, gasto un dineral pero logro que terminara la preparatoria en dos años. Le ayudo a ingresar a una universidad, que consiguiera un trabajo muy cerca de allí y de esa manera lo distancio de la vida que él llevaba; Kibum le retribuyo toda la ayuda siendo el mejor de su clase y consiguiendo trabajo cuando aún iba en el tercer año de su carrera de periodismo.


Junsu era muy feliz por todo lo que había conseguido su hermano pero a veces no podía dejar de pensar en cómo serían sus otros hermanos y luego recordaba que debía encontrar una manera para vengarse de las personas que habían destruido a su familia.

[…]

Y ahora su hermanito lindo había venido por una entrevista de su vida, como si no supiera ya suficiente de él y como siempre se había visto imposibilitado de negarse ante esa mirada.

Yo fui abandonado a los 5 años en las calles de Nueva York, realmente no se para que mis padres me adoptaron en Corea solo para tirarme en un callejón de Estados Unidos, no lo entiendo, sin embargo eso ya no es importante tuve que aprender a velar por mí mismo en estas calles sin saber ni siquiera el idioma, debo decir que fue muy difícil de no ser por el dueño del bar donde trabajo no sé qué vida estaría llevando aunque no es que deba agradecerle mucho a ese viejo porque yo soy lo que se dice la gallina de los huevos de oro de este lugar; tengo muchos patrocinadores y muchos clientes que vienen a mí.


Este bar no es más que una mera fachada para esconder lo que realmente es un centro de entretenimiento o prostíbulo, llámenlo como mejor le parezca, debo admitir que al principio lo odiaba pero después me fui enamorando de las joyas, los lujos, la ropa y entendí que esta era la única manera para mí de poder sobresalir, pueden pensar que no tengo sueños pero si los tengo soy muy ambicioso pero no puedo conseguir mi objetivo aún.


Hay personas pudientes que pagan un buen dineral por mí, pero todos ellos están casados  y recurren a mí porque no reciben ni la mínima parte de lo que yo les doy. Ellos viven con mujeres aburridas y desabridas que no son capaces de satisfacerlos pero como tienen hijos y una posición social que cuidar no se atreven a llevarme a su mundo; por más bueno que yo sea en la cama ellos deben cuidar su reputación.


Debo admitir que gano un buen dinero aunque no soy bueno administrándolo pues a veces me pierdo en algunos bares lujosos, me compro ropa fina, relojes, joyas, me alimento con lo mejor para cuidar mi cuerpo y eso cuesta. Si me ven por las calles hasta podrían confundirme con alguien de dinero sin embargo solo es la vestimenta pues yo vivo en el quinto piso de un mísero edificio.


— ¿Cuál es tu fachada en el bar?
—Soy bartender y mis clientes deben pedir un Platinum Passion cuando quieren ir tras la barra y conseguir un servicio especial, en estos días que están próximos las elecciones mis clientes se cuidan mucho para mantener su cargo y su reputación de padre de familia por lo que es una época baja para nosotros y en estos casos el jefe nos obliga a pararnos en las esquinas como si fuéramos una mercancía cualquiera, realmente debemos estar mal porque casi me obligan a salir, pero ellos ya saben que desde que me convertí en el más pedido del bar ya no me rebajo a esas cosas, yo tengo un estatus y no pienso permitir que me degraden y me obliguen a acostarme con cualquier escoria que pasa por las calles.
Así que por ahora que estamos en temporada baja no me queda más que  atender a estos borrachos que no saben nada de gustos, ni de bebidas finas y solo buscan el alcohol más barato y dañino que pueda haber, en fin no es mi trabajo velar por la salud de unos desgraciados como esos.
—¿Cuántos de tus clientes no están viniendo? ¿Podemos saber sus nombres?
—Ya sabes que no voy a responderte eso ¿porque sigues insistiendo?…y ya vete porque parece que ya llego mi cliente.
— ¿Qué?
—Largo he dicho, tengo que atender— empujándolo lejos de la barra.


Realmente pensé que iba a ser un pésimo día hasta que lo vi entrar al bar y caminar en mi dirección; el chico más desaliñado para nada atractivo me refiero a como estaba ese día claro pero yo soy más perceptivo y detrás de esas fachas pude divisar al millonario, pues las ropas que traía de vista valían unos 15 mil dólares o tal vez más, para mis compañeros era un don nadie pero yo supe ver su valor con una sola ojeada; él se acercó a mí, casi ni me vio y pidió un Platinum Passion “la bebida especial” ya estaba pensando en seducirlo y que se enganchara conmigo para poder conseguir mis sueños cuando volvió a exigir su bebida y me di cuenta que no quería el pedido especial sino la bebida en sí, debo decir que me decepcione inmensamente pero decidí no perderlo de vista aún porque para que alguien como él cayera en un lugar como este, solo debía tratarse de problemas graves y yo iba a descubrirlos.


No me costó mucho sinceramente ya que este hombre era un parlanchín aunque no se le entendiera muy bien lo que decía, sus problemas eran como la de los muchos que pasan por aquí decepción amorosa y la pérdida de un ser querido. Consumió los tragos más caros que sabía preparar y son muy pocos, la verdad lo engañe y le di tragos diferentes a los que me pedía porque ni siquiera la “bebida especial” que tenemos se prepararla.


Cerca de las 6 de la mañana, la hora en que cerramos el bar, él seguía sentado y roncando encima del mostrador.


—Saquen a todos del bar y tírenlos en el callejón de siempre— exigió el jefe.


No podía dejar que mi suerte acabara de esa manera y antes de que nadie se diera cuenta lo arrastre fuera del bar y lo lleve a mi casa, pensé que no iba a pesar pero tengo los hombros adoloridos después de subir hasta el cuartucho donde vivo. Debo admitir que al principio pensé en robarle porque esas botas Versage las quería hace tiempo y no pude conseguirlas, su cazadora no era tan espectacular pero era una de la marca Armani y su bolso una Louis Vuitton así que me vi tentado pero después pensé que eso no sería suficiente para lograr mis sueños y eso de fingir ser samaritano y que yo lo salve después de que le robaran me pareció demasiado riesgoso así que decidí dejarlo dormir en mi cama mientras yo lo hacía en el sillón y ya en la tarde pensaría que hacer.


Yo tengo el sueño muy ligero y me despierto ante el menor ruido y es por eso que me desperté al sentir un fuerte sonido y el crujir del alfeizar de la ventana, cuando abrí mis ojos tratando de enfocar la luz vi a la persona que debía sacarme de este basurero intentando tirarse por la ventana, me lance chocando con las sillas para evitar su inminente caída, logre sujetarlo de las piernas pero el luchaba intentando soltarse con medio cuerpo colgando por mi ventana. Baje mi mirada hacia la acera y pude ver mi costosa maceta en el piso, miento no es costosa sin embargo es la única prueba de que ella estuvo conmigo pero no es momento de sentimentalismos aunque en ese momento me enfurecí porque destruyo lo único significativo para mí.


— ¿Qué diablos crees que haces?
—S-------ueltame.
—Te ayudo y tú destruyes mis cosas— grite furioso.
—Ma-ma-ma-mátame entonces— me grito.


Era estúpido tratar de reclamar algo, el solo quería morir así que no me quedo de otra más que rogarle para que quisiera seguir viviendo.


—Espera, no lo hagas, no te mates…lo que sea que te esté pasando podemos solucionarlo juntos.
—Su-su-su-su-suéltame—grito entre el llanto— y--------o solo quiero mo-mo-mo-morir, déjame m-m-m-m-morir por fa-fa-fa-favor suéltame.
—Para cada problema hay una solución, déjame ayudarte…
—Eso n-------o es cierto el to-to-to-to-todo tiene so-so-so-so-solución no es más q-q-q-que una frase me-me-me-mezquina.
—Estas equivocado, si te contara de todas las situaciones atroces de las que salí…
—A------caso puedes re-re-re-regresar a alguien d-d-d-d-e la mu-mu-mu-muerte, puedes so-so-so-solucionar eso— tratando de zafarse.
—Nadie puede regresar a un muerto a la vida sin embargo esa persona no querría que te mates por su causa, lo que puedes hacer es superar esa muerte y seguir con tu vida de acuerdo con los principios de esa persona.
—N-------o, no se pu-pu-pu-puede hacer eso c-c-c-c-crees acaso q-q-q-q-que no lo he in-in-in-intentado; lo intente ju-ju-ju-juro que hice m-----i mejor esfuerzo pe-pe-pe-pero ya estoy ca-ca-ca-ca-cansado, el m-m-m-mundo solo es un lugar cruel p----ara mí no quiero seguir a-a-a-a-aquí.
—Como alguien que tiene dinero puede decir que no tiene solución a sus problemas, nosabes todos los problemas que resolvería yo con la mitad de tu dinero.
—Pi-pi-pi-piensas acaso que el di-di-di-dinero lo soluciona t-----odo —carcajeándose— iluso, un mo-mo-mo-mocoso como tú no sa-sa-sa-sa-sabe nada de la vida p-----or eso hablasasí, c-c-c-c-como podrías saber a----lgo si aún estas en pa-pa-pa-pañales, el dinero solo t------rae problemas no so-so-so-soluciona nada.
—Pues yo pienso todo lo contrario y puedo demostrarte que tengo razón en cualquier…
—N------o me interesa na-na-na-nada de eso, yo solo q-q-q-q-quiero morir y ya.
—Pues no voy a dejar que te mates en mi habitación, no te subí a rastras tantos pisos como para que te tires de mi ventana, no voy a dejar que lo hagas.
—Suéltame, es-es-es-esto no tiene nada q-q-q-q-que ver contigo, no es t------u problema.
—Pues se convirtió en mi problema desde el momento en que pisaste el bar y te volviste mi cliente, no pienso dejarte ir—aferrándome más a su cuerpo y tratando de arrástralo a la habitación— déjame demostrarte que con dinero puedes lograr grandes cosas y si no te parece bien mi solución voy a dejar que te mates si eso es lo que deseas.
—N-------o quiero tus fa-fa-fa-falsas demostraciones ni tu falsa p-p-p-p-preocupación.
—Sé que muchas personas te han traicionado pero mientras tengas dinero me tendrás a tu lado al menos yo soy capaz de ser sincero y decirte las cosas en la cara, solo déjame demostrarte mi método y si no te gusta dejare que te mates— ayudándolo a bajar del alfeizar de la ventana.
—No c-c-c-c-creo que tengas na-na-na-na-nada que demostrar p------ero parece que no te-te-te-tengo otra opción— tirándose en el sillón.
—Ayer en el bar no hablabas coherentemente podrías decirme ahora cómo te llamas— pregunte aunque ya lo sabía solo tenía curiosidad sobre si iba a mentirme sobre su identidad.
—Jaejoong Kim ja-ja-ja-jaejoong
—Yo soy Kim Junsu, es raro que tengamos el mismo apellido y sin embargo vivamos en mundos diferentes…—dije mintiendo sobre mi apellido porque en realidad nunca pude averiguar mi nombre real.
—Supongo— respondió fastidiado volviéndose a dormir.


Después del forcejeo que tuvimos él se quedó profundamente dormido; yo siempre había soñado con atrapar a alguien millonario para poder lograr mis sueños y ahora no iba dejar ir mi oportunidad; como que me llamo Junsu que voy a convertirlo en mi único cliente y después me voy a quedar a su lado para siempre o tal vez solo hasta conseguir lo que quiero.


Cuando despertó por la tarde con la loca idea de matarse de nuevo lo chantajee un poco y conseguí parte de lo que quería, llame a mi jefe para decirle que no iría a trabajar, hice mis maletas y ya entrada la noche lo acompañe hasta su casa.


—V--------oy a llamar al no-no-no-notario


Dijo ni bien pisamos su casa sin embargo impedí que hiciera eso, era una muy buena oportunidad quedarme con todo su dinero y hacerme pasar por él, pero conllevaba mucho trabajo y responsabilidad y para ser sinceros si a mí me dejan una empresa o lo que sea valorada en millones estoy seguro que me voy a quiebra en menos de cinco años; en cambio si consigo que Jaejoong se recupere no tendré que hacer nada y recibiré dinero sin mucho esfuerzo.


—No lo vas a hacer— le dije mientras me miraba desconcertado—dame al menos un mes para demostrarte que con dinero puedes tener todo lo que quieras— solicite.
—No ya ha-ha-ha-habíamos quedado que…
—Me estas regalando dinero y eso me hace sentir como un mendigo— interrumpí— yo trabajo para ti y tu a cambio cubres mis gastos diarios y las deudas que tengo.
—No, n--------o quiero que me demuestre na-na-na-nada.


Para ser francos con dinero no puedes conseguir todo lo que deseas, sin embargo si le sumas poder puedes lograr grandes cosas. Siempre soy precavido y me gusta estudiar a mis próximos clientes así que mientras él dormía ayer en mi cuarto me encargue de revisar sus cosas y de estudiarlo; fue muy fácil descubrir que era heredero del conglomerado Kim que tiene centros comerciales por casi toda Corea y solo le falta internacionalizarse aunque creo que ya han llegado a Japón. Y lo más importante es que lo necesito como mi patrocinador para lograr mi más grande anhelo que es convertirme en cantante.


—Por favor— usando mis mejores armas, bueno al menos con mis clientes poner ojitos de cordero degollado y un puchero bastaba para conseguir lo que deseara— solo un mes no te costara nada, después del mes puedes matarte si eso es lo que deseas.
—No— grito furioso— q-q-q-quedamos en que t-------e quedarías con todo y…
—Lo sé, lo se dejarte morir; pero no puedes solo intentarlo un poquito más, no puedes pensar en tu madre que se sacrificó por ti o en tu padre…
—Ca-ca-ca-callate no quiero e----scuchar más— volvió a gritar fastidiado— está bien— frotándose el rostro por la frustración— so-so-so-so-solo un mes ni un d-d-d-d-día más.
—Empecemos entonces…debes contarme todo— susurre y después llame a los sirvientes para que me atendieran— ¿esta es la casa que compartías con Chagmin cierto?
—S--------i como lo sa-sa-sa-sabes
—Bueno ayer hablabas mucho sobre él, tu padre y tu madre.
— ¿Quiénes fallecieron?
—Mi pa-pa-pa-padre y m-m-m-mi madre.
—Y Chagmin te abandono supongo.
—Algo as--------i.
—Ya que no tengo mucho tiempo conoces el número de algún agente inmobiliario.
—Lla-lla-lla-llamare a mi abogado p------ara que consiga uno y lo en-en-en-envíe aquí mañana ¿para que lo ne-ne-ne-necesitas?
—Cuando llegue te enteraras por ahora cuéntame sobre la muerte de tu padre.
—P-p-p-p-preferiría no hablar del te-te-te-te-tema
—Por favor ¿cómo quieres que resuelva tus problemas si no me cuentas?
—Está bi-bi-bi-bien pero es muy l--------argo y la verdad esto de ta-ta-ta-tartamudear me aburre.
—Supongo que sabes comunicarte por señas
—Sí.
—Qué bueno porque yo también se.
— ¿T------ú sabes pero como y-y-y-y-y-yo pensé que…
—Solo hubo alguien así, que me enseño pero no quiero hablar de ello no es el momento.
— ¿Po-po-po-po-por qué no?
—Porque si no puedes con tus problemas menos podrás con los míos…ya cuéntame
—P-------rimero debo hablarte un po-po-po-poco de mi madre para que e-----ntiendas.
—Cuéntame— insistí.
Cuando tenía siete años mientras viajábamos a una excursión mi madre murió……recientemente en una sesión de hipnosis mi padre se enteró que mi mamá fue la causante real del accidente no lo soporto y tal como lo hubiera hecho antes recayó en el alcohol……un mes después de que Chagmin se fuera de viaje a Corea…


----Flashback----

Hola papáabrazándolo—¿qué haces aquí, pensé que hoy trabajabas?
Acaso ya no quieres pasar tiempo con tu padre es eso.
Claro que no es eso papá, no sabes la falta que me has hecho es solo que tengo entendido que se va a realizar una expansión y una mejora en los centros comerciales y por eso pensé que estarías ocupado.
Y lo estoy solo que ya no paso tiempo contigo y debo aprovechar hasta los últimos días antes de que llegue tu esposito y me robe el poco tiempo que ahora tengo contigo.
Eso no es cierto papá yo he pasado más tiempo contigo que con Chagmin.
Eso no es cierto no le mientas a tus mayores acaso no has aprendido…
No estoy mintiendo.
Ya deja de refutarme y aprovechemos el tiempo juntos; ayer contrate a un especialista en diseño de interiores para que arregle la habitación principal.
¿Cuál de todas?
La que tiene un ático.
Piensas mudarte ahí.
Claro que no, en esta casa el único que sobra soy yo, estoy pensando seriamente en regresar a nuestro apartamento.
Claro que no papá, tú debes quedarte aquí.
Ya lo veremos hijo…vamos quiero ver cómo están dejando la habitación
Si no es para ti entonces…
Obviamente que para los recién casados— guiñándole el ojo.
Papá eres consciente que sin importar que duerma en la misma cama con Chagmin no vamos a darte nietos cierto.
Claro que sí, solo quiero que ustedes dos se complementen en todos los sentidos, yo ya estoy viejo y debes tener a alguien que te apoye.
Tú siempre vas a estar a mi lado así que no tengo porque preocuparme.
Quien sabe hijo pero ahora concentrémonos en divertirnos, mira qué hermoso está quedando— dando vueltas en la habitación— ¿podemos pintar?— pregunto el señor Kim a uno de los obreros.


Por supuesto que puede hacerlo señor— respondió el responsable de la obra.


Jaejoong y su padre se divirtieron toda la tarde manchando las paredes, así mismos e incluso a los obreros, todos reían y sonreían haciendo el ambiente de trabajo más cálido. Cuando terminaron una parte del lugar, el señor Kim se acercó a un obrero que subía al ático por la escalera para conseguir pintura, se agacho y no se percató que movió la escalera, camino unos pasos y un grito resonó por todo el lugar


—Papá la es-------calera— grito Jaejoong olvidando su mudez—mu-mu-mu-muevete— moviendo los brazos— la e-e-e-e-escalera.


El señor Kim se quedó estático viendo a su hijo gritar, no podía moverse, Jaejoong tuvo que correr y empujarlo para que la pesada escalera no los aplastara.


—P----apá estas bien— revisándolo con una expresión preocupada en el rostro.
—Estoy bien, pero tú— viéndole a los ojos y levantándose—¿cómo es que puedes hablar?
Debe ser la situaciónayudándolo a caminar.
—Pe-pero— deteniéndose por un pequeño dolor en la cabeza.
Seguro que es por eso— hablando en señas y fingiendo que no le salía la voz.
Pero eso no es posible, has pasado por otras cosas peores como es que recién ahora pudiste hablar— pensativo.
Tampoco lo sé papá creo que te lastimaste un poco vamos a tu habitación para curarte y que descanses.
Si vamos.


Luego de dejar a su padre durmiendo Jaejoong regreso a su habitación pero la recomendación de la directora del centro de rehabilitación no dejaba de rondar por su cabeza preocupándole de sobremanera.


“Su padre tiene lagunas mentales, no recuerda algunas situaciones estresantes que vivió, él cree por ejemplo que tuvo un colapso por stress y por eso está aquí, incluso no recuerda los primeros cuatro meses que estuvo internado, él piensa que trabajo tanto que eso le ocasiono el colapso. No sabe que estaba aquí por su problema de alcohol y es mejor que no lo sepa por ahora, según el historial médico que tenemos aquí se entiende que su recaída se debió a un acontecimiento relacionado con usted señor Jaejoong, le recomendaría que por ahora fingiera que sigue con el mismo problema y que aún no puede hablar ya después cuando este del todo recuperado le puede decir las cosas poco a poco”.


Jaejoong estaba rogando para que su padre no se diera cuenta de la situación. Luego de dar vueltas en la cama por un par de horas logro conciliar el sueño.


Un fuerte sonido despertó a todos los habitantes de la casa durante la madrugada, Jaejoong salto en su cama debido al ruido reconociéndolo de inmediato como un disparo, al darse cuenta de la situación corrió a la habitación de su padre, tenía que corroborar que su padre estuviera bien, había estado tan ocupado en sus estudios y extrañando a Chagmin que se había olvidado de esconder el arma que su padre había comprado hace tantos años atrás y que había traído por error en una de las maletas de su apartamento anterior.


Llego a la habitación de su padre, toco y abrió lentamente tenía ganas de gritar “papá ábreme” o “papa donde estas” pero no quería empeorar las cosas por lo que entro después de tocar, revolvió la cama fue al baño y no encontró a su padre. El miedo lo invadía cada vez un poco más, bajo las escaleras tan rápido que casi se cae en la mitad de ella, corrió al despacho de su padre y se detuvo solo un momento rezando porque su padre estuviera bien, abrió la puerta y al ver la escena cayó de rodillas llorando y llamando a su padre constantemente. Se arrastró hasta  el escritorio y abrazo a su padre quien yacía en el piso con la silla volcada y un charco de sangre alrededor de la cabeza, muy cerca aún se encontraba el arma homicida, la pistola que solo hace unos minutos había disparado aquella bala que se encargó de destrozar parte de la cabeza de su padre.


Jaejoong lloraba sin cesar suplicando a su padre que no lo dejara solo.


—Pa---------pá, despierta— sacudiéndolo— tú no pu-pu-pu-puedes hacerme esto p-p-p-por favor despierta por fa-fa-fa-fa-favor no te atrevas a de-de-de-dejarme, me prometiste que n--------o volverías a dejarme— sollozando—papá por favor no t-t-t-te vayas no me de-de-de-de-dejes.

-----Fin Flashback-----





Notas de la autora:


-El look de Jaejoong durante todo este tiempo es parecido al look que tenía cuando debuto en TVXQ solo que su cabello es de color castaño, usa anteojos redondos enmarcados de esos que parecen de abuelita, aún tiene pequeñas cicatrices en el rostro debido al incidente con Yoochun y tiene problemas al escoger su vestimenta por qué no logra una buena combinación.

-Cuando Junsu conoce a Jaejoong; él esta tan deprimido y hundiéndose en el alcohol que no tiene tiempo para cuidar su aspecto personal e incluso hay ocasiones en las que no llega a su casa por días. Debido a eso su cabello está más largo, enmarañado, maltratado y quebradizo; su cutis esta reseco, tiene manchas y debido a su delgadez parece más pálido y demacrado; tiene grandes ojeras y barba que le da un aspecto desaliñado; continua usando sus anticuados anteojos y sigue teniendo problemas con la moda.

2 comentarios:

  1. que tristes vidas han tenido Jae y Junsu ojala y Junsu logre sacarlo de esa depresión que trae
    como a pasado todo tan rápido el abandono de Min y el de su padre
    GRACIAS sigo con otro mas

    ResponderEliminar
  2. Sufro mucho, que Jae nunca va a ser feliz?, me imagimo que Min no regreso, se arrepentirá! Haber como juega su papel Junsu en la via de Jae?.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD