KINGDOM TVXQ!

CLOSE 2U
Arualthings

Novio secreto - Cap. Extra 2

 El siguiente paso

Cuando regresaron de aquel viaje nadie se dio cuenta del cambio que operó en sus compañeros, ya que siempre solían ser juguetones y a veces cariñosos, no tanto de parte del menor, pero si del mayor, nadie notó la gran diferencia entre tocarlo antes y ahora, ya que siempre fueron unidos, o al menos ellos creyeron que no, que nadie se daba cuenta, pero a su alrededor hubo una persona que sí y lo calló siempre, limitándose solo a observar

Su relación avanzó paso a paso, primero solo se basó en besos, abrazos y palabras dulces y suaves, las miradas que dicen más que las palabras, después de algunas semanas comenzaron a tocarse, no como aquellas veces en que “cariñosamente” se mostraban su aprecio, el famoso one touch que ellos mismos bautizaron

Se encontraban a poco de continuar con sus actividades en Japón, mientras tanto se hallaban en Corea, promocionando de alguna u otra forma, el año anterior en los premios les fue bastante bien y ese año querían repetir lo mismo, pero mientras se preparaban para ese comeback (sin saber que jamás llegaría), continuarían con su gira japonesa. Ese día viajaron al país del sol naciente, los cinco compartían una casa en ese país, aunque en su lugar natal ya comenzaban a vivir separados

—Deberíamos salir a cenar —propuso Junsu en cuanto entraron a su hogar y se despidieron del manager

—Me duele la cabeza —Changmin fue el primero en responder, tocándose las sienes

—Yo creo que es buena idea —contestó Yoochun, acercándose a Junsu le rodeó los hombros con su brazo derecho, ambos miraron hacia Yunho y Jaejoong

—También quiero ir —respondió el líder, levantando la mano y mirando hacia el mayor para escuchar su respuesta

—Yo paso chicos —habló finalmente Jaejoong, mirando a Yunho y luego a los otros dos

—Bueno, ustedes se lo pierden —dijo como si nada, Yunho también lucía tranquilo, pero en cambio Yoochun miraba a la pareja con desconfianza, sin decir nada

—Es mejor que nos demos prisa, debemos descansar y dormir temprano —habló Yunho con autoridad, los otros dos que irían asintieron— ¿Quieren que les traigamos algo?

—Yo estoy bien —contestó Jaejoong

—Yo sí quiero, tráiganme lo que sea en doble porción —pidió el menor con una gran sonrisa

—Está bien, no tardaremos mucho —habló de nuevo Junsu y los tres salieron pronto de ahí, dejándolos solos

Jaejoong y Changmin se miraron en silencio, luego ambos se sonrieron, acercándose mutuamente, se abrazaron con fuerza y comenzaron a besarse, tenían más de un día sin darse un solo beso, se deseaban y se notaba por la forma en que poseían sus labios

Cuando faltó el aire se soltaron, tomándose las manos se miraron frente a frente

—Hace tanto que no estábamos los dos solos —dijo el menor con tristeza, Jaejoong le acarició la cara y sonrió

—Estamos solos ahora —amplió su sonrisa y lo jaló hacia el sillón, al llegar lo movió hacia el otro lado y le dio un pequeño empujón, sentándolo, no tardó en subirse también

De frente a su novio, se sentó en sus piernas, rodeándole el cuello y comenzaron a besarse, los cuerpos peligrosamente cerca, Changmin no se aguantó, primero le acarició la espalda y luego bajó sus manos, sin pudor alguno le sujetó los glúteos, ambos sonrieron y luego continuaron besándose. Tras un beso largo y profundo se separaron para agarrar aire, mientras se miraban fijamente

—¿Qué pasa? Te quedaste muy callado —dijo Jaejoong mirando atento a su novio

—Solo estaba pensando en lo feliz que me haces —respondió avergonzado, no estaba acostumbrado a decirle esas cosas, en realidad no tenían mucho tiempo como pareja, había muchas cosas que no se habían dicho, muchas cosas que aún no habían hecho

—¿Sabes? Podrías decir esas cosas más seguido en lugar de gritarme que no te toque solo porque hay gente viendo —reclamó haciendo puchero, Changmin rio divertido

—¿Qué quieres que haga? No puedo decir lo mucho que me gustas, lo mucho que me encanta que me toques y lo mucho que te deseo —respondió Changmin sin pensar en todo lo que estaba diciendo, hasta que vio a Jaejoong ponerse serio— ¿Qué pasa? ¿Dije algo malo?

—No —aclaró con media sonrisa— Todo lo contrario

—¿Ah sí?

—Nunca habías dicho que me deseas —contestó avergonzado, Changmin se sonrojó aún más

—Yo, bueno, sabes que… —miró a los ojos contrarios y bajó luego la mirada— Tú y yo no, ya sabes, nosotros aún no hemos tenido sexo pero… no es que no lo desee —confesó completamente apenado, su cara no podía estar más roja, Jaejoong sonrió conmovido

—¿Quieres hacerlo? ¿Ahorita? —preguntó sin temor, pegando más su cuerpo al del otro, Changmin sintió que todo le tembló, se habían tocado, pero nunca pasaron a más

—Creo que siento algo de vergüenza —reveló angustiado

—¿Por qué?

—Yo sé que tú, bueno, has tenido relaciones antes, pero yo no, nunca me he acostado con nadie, eso lo sabes. Temo no llenar tus expectativas —manifestó con timidez, no le gustaba hablar de esos temas, podía hacer bromas o burlarse de Junsu en los programas de radio por ser virgen, pero en realidad le costaba hablar del tema porque no sentía confianza en sí mismo y la falta de experiencia

—Changmin —susurró conmovido, acariciándole la cara y luego le dio un beso en la frente

—Perdón

—No digas esas cosas —movió la cabeza en negativa— Además a mí no me importa, estar contigo será maravilloso, lo sé

—Estás dándome por mi lado —dijo avergonzado, Jaejoong negó otra vez

—¿Dices que temes no llenar mis expectativas? —el menor asintió ante la pregunta— Eso podemos dejarlo para después

—¿De qué hablas? —cuestionó sin entender, Jaejoong sonrió amplio

—Tonto —dio un pequeño coscorrón a Changmin— Trato de decir que yo… tú sabes —esta vez el sonrojado fue él— Quiero decir que yo lo haré primero, cuando sientas más confianza puede ser al revés

—O sea qué… —se detuvo, avergonzado, sonrió luego con nerviosismo— En mis fantasías yo te lo hacía a ti —confesó tímidamente— No quiero ser normativo pero tú luces tan femenino

—Eso es completamente heteronormativo —se quejó sonrojado

—En realidad no me importa como sea, quiero acostarme contigo —dijo finalmente, besándole la mejilla, Jaejoong asintió y se levantó de sus piernas, estiró la mano hacia él y Changmin la tomó, levantándose también.

El corazón de los dos latía sorprendentemente rápido cuando tomados de la mano caminaron hacia una de las habitaciones, cerraron la puerta y prendieron la luz, se miraron en silencio, luego se acercaron uno al otro y comenzaron a besarse, acercándose a la cama

Se tocaron con cuidado, devorándose a besos mientras se quitaban uno al otro la ropa, hasta estar completamente desnudos, no encontrando en ninguno sorpresa alguna, se habían visto decenas de veces, Jaejoong estiró sus manos sobre el pecho de Changmin y lo acarició, besándole la barbilla, bajando luego hacia sus tetillas, degustándolas, el menor jadeaba despacio, entrecerrando los ojos, cuando el mayor se interrumpió sostuvo su rostro con ambas manos y lo besó, con suavidad, lentamente

Mostraron una sonrisa el uno al otro y poco a poco se dejaron caer en la cama, acostados se besaron, tocándose, conociéndose la piel en un nuevo sentido, renovado y diferente a cualquier ocasión en que estuvieron cerca. Jaejoong se acomodó sobre Changmin, besándole el cuello, mientras el menor le acariciaba la espalda, sintiendo la suavidad y calor de su cuerpo

—Changmin ¿estás seguro? —preguntó preocupado, mirándolo a los ojos

—¿Por qué preguntas eso ahora? —inquirió como respuesta— Solo quiero estar contigo ¿sí? —rozó la mejilla contraria con su mano y Jaejoong asintió, besándole la nariz

Aunque no lo decía, el mayor tenía miedo de dañar la autoestima de Changmin, o incluso que lo llegara a odiar por profanar sus terrenos, pero quería confiar en esa decisión que estaban tomando los dos, que no era solo suya. Comenzó a besar su cuello y bajó por el pecho, acarició con sus labios la piel, los pezones, haciéndolo jadear, continuó bajando, depositando un beso en su ombligo, yendo más abajo, Changmin se estremeció cuando sintió los labios del mayor cerca de su pene

—Changmin —susurró conmovido, tocándole despacio la entrepierna, usando sus dedos de forma delicada, lo sujetó con suavidad y deslizó las yemas por el tronco, terminando en el glande, depositando ahí un beso— ¿Se siente bien? —el menor asintió

Sin duda tocarse a sí mismo no se comparaba en nada a lo que estaba sintiendo, y eso que apenas eran unos cuantos roces, Jaejoong parecía tan pervertido así, estaba encantado, quería comérselo a besos. El mayor continuó, acariciándole el miembro, usando apenas sus labios, deslizándolos apenas rozando la piel, pero el solo sentir el respirar cerca era delicioso, Changmin sonrió avergonzado, el índice derecho de Jaejoong le comenzó a acariciar el bálano, mojando la punta de su dedo con saliva y acariciándolo después, mientras lo hacía deslizaba su lengua por el tronco, lentamente

—Adorable —pensó con ternura, Changmin estaba completamente sonrojado y lo miraba con atención, no quería perder detalle de nada, estaba muy pendiente a las acciones del otro, Jaejoong se sintió como un pedófilo corrompiendo a un niño, pero el cuerpo de Changmin era adulto, sexy y lo estaba esperando

Sonrió mientras aún lo tocaba con cuidado, miró los ojos del menor al tiempo que sostuvo el pene con su mano derecha y lo comenzó a introducir en su boca, ahora que estaba erecto, al sentirlo dentro de la cavidad bucal Changmin dio un largo suspiro y cerró por instantes los ojos, aquello era endemoniadamente placentero, miró luego a Jaejoong y se mordió el labio inferior, el mayor comenzó a sacarlo y volverlo a meter, delicadamente, dejando que Changmin sintiera cada centímetro introducirse

—Jaejoong… —suspiró completamente avergonzado, tapándose la boca con ambas manos, temblaba, estaba un poco asustado, aquel placer le era desconocido, masturbarse no tenía nada que ver con aquello, era mil veces mejor

El mayor aun sostenía la base del miembro con su derecha, mientras succionaba con cuidado, no quería que Changmin se corriera tan pronto y se perdiera de la oportunidad de tener un inmenso placer. Mientras tanto su mano izquierda le acarició los testículos, su mirada fija en la del menor, aquel momento en que eran los mejores cómplices

Dejó de acariciarle los genitales y dirigió su mano hacia abajo, con el pulgar comenzó a acariciarle el ano, con cuidado, sintiendo como se tensaba el cuerpo del menor. No dejó de hacerle sexo oral en ningún momento, con cuidado introdujo su dedo medio, comenzando a prepararlo, era tan apretado que solo de imaginarlo podía eyacular en ese momento

No tardó en meter un segundo dedo, removiéndolos con cuidado, escuchando los gemidos del otro, Changmin estaba completamente rojo, no había dejado en ningún momento de estar sonrojado, su respiración lucía agitada, a los ojos de Jaejoong era tan adorable

—Jaejoong… por favor —suspiró avergonzado— Estoy volviéndome loco —confesó tímido

El mayor se detuvo, sacó los dedos e hizo un par de succiones más, apartó su boca del pene del menor y le sonrió, subiendo por su cuerpo hasta llegar a su rostro, se besaron en la boca, mientras lo hacía, Jaejoong se fue acomodando entre sus piernas, cuando separaron sus labios ambos estaban listos, se miraron a los ojos, Changmin asintió, dándole permiso para el siguiente paso, Jaejoong besó su frente antes de descender un poco debido a la diferencia de estaturas, solo fue para sostener sus piernas con los brazos

—Aprieta los labios —sugirió preocupado, el menor asintió, sonriendo nervioso, sin usar sus manos el mayor acomodó su pene cerca de la entrada de Changmin, moviéndose al frente comenzó a introducirse, lentamente

El más alto apretó los labios lo más que pudo, sintiendo un dolor intenso, no desagradable pero sí ajeno a todo lo que hubiera conocido antes, su ano se dilataba de a poco, luego de entrar completamente Jaejoong se quedó así, esperando a que el otro se acostumbrara

—¿Estás bien? —preguntó con angustia al ver a Changmin tan indefenso, asustado, por la orilla de sus ojos cayeron un par de lágrimas, pero el menor asintió, sonriéndole con cariño para que no se preocupara más

—Hazlo, quiero que te muevas —pidió aún adolorido, pero lo quería, no había cosa que más deseara en esos momentos que ser de Jaejoong, entregarle su cuerpo, su alma, todo lo suyo le pertenecía, sin reservas

Jaejoong sonrió y de nuevo esas miradas cómplices, el mayor apretó los brazos alrededor de las piernas de Changmin y comenzó a balancearse, con cuidado, al principio Changmin sintió un intenso dolor, pero conforme el otro se movía se fue acostumbrando, cuando llegó el placer y le invadió todos los sentidos se volvió completamente alucinado, aquello era tan maravilloso, sentir a Jaejoong dentro de él era glorioso, placenteramente tortuoso

Gimió con vergüenza, intentando taparse el rostro con los brazos

—No seas tímido… quiero ver… tu rostro, mientras gimes —pidió convencido, gimiendo también, el esfuerzo cada vez era menos, el cuerpo de Changmin ya estaba acostumbrado a su intromisión, sin necesidad de lubricante. El menor bajó los brazos y se agarró del cuello ajeno

Se besaron con pasión, Jaejoong continuaba con las estocadas y sin darse cuenta Changmin también movía las caderas para ayudarle, los gemidos de ambos que inundaban la habitación eran como música de ambiente, mientras sus pieles, sudorosas y calientes danzaban a un mismo ritmo

—Ch… Changmin —gimió fuerte Jaejoong al soltarle los labios, comenzando a correrse dentro de él, con fuerza, tenía mucho tiempo sin descargar y lo llenó pronto, como aún se movía dentro y fuera, el semen escurrió un poco hacia la cama

El menor se sintió húmedo y fue tan erótico que sonrió, mientras aún trataba de relajarse, Jaejoong se salió poco a poco, saliendo tras su pene un poco más del líquido. Se miraron a los ojos otra vez y se besaron, en tanto la mano del mayor bajó, sujetando el miembro de Changmin comenzó a acariciarlo, pronto se encontró masturbándolo

—Jaejoong… —murmuró antes de sentir que culminaría, su cuerpo se arqueó involuntariamente al frente y se agarró de los hombros de Jaejoong, sintiendo su pene colapsar, el semen cayó sobre su vientre y mojó también la mano del mayor, él sin duda la levantó y lamió para comer, Changmin se sonrojó por completo al observarlo, aquello era tan sexy

—Mi Changmin —lo miró con dulzura, soltándole las piernas, Changmin las bajó acomodándolas sobre el colchón, el mayor se acostó sobre el cuerpo del menor, abrazándose a su cintura, el más alto le correspondió acariciándole la espalda— ¿Cómo te sientes?

—No lo sé —confesó apenado— Extraño, supongo

—¿Extraño? —inquirió con tristeza, en esos segundos temió fuertemente haber echado a perder su relación, pero Changmin no dejaba de acariciarle la espalda, al menos no lo estaba rechazando, así que se sintió confundido

—Es que yo, nunca creí que haría algo así —reveló con cuidado, pensando en sus palabras— Pero fue increíble, se sintió realmente bien y eso lo hace extraño

Aquellas palabras conmovieron aún más a Jaejoong, no es que pensara que Changmin era una especie de macho dominante, pero tampoco pensó que diría esas cosas, sonrió sintiéndose sacudido, en forma positiva

—Tal vez porque fuiste tú, no imagino haciendo esto con nadie más —confesó finalmente, a Jaejoong le devolvió la seguridad, se separó un poco más para encontrarse con sus ojos

—Gracias Changmin

—¿Por qué? —preguntó intrigado

—Por ser como eres, nunca pretendes ser lindo con los demás, te sale tan natural aunque sean pocas las veces, me siento agradecido por tenerte a mi lado, gracias por entregarte a mí, ha sido hermoso —manifestó convencido como nunca, estaba enamorándose de Changmin, pero aún no se lo decía, sin saber que al menor le sucedía lo mismo

Cada día que pasaba se acercaban más, su relación se hacía fuerte y aún no se daban cuenta, no tardaría en llegar el momento en que ambos estuvieran locamente enamorados.

Afuera de la habitación se escuchó un ruido, los otros tres acababan de llegar, la pareja se miró, ambos asombrados porque no los esperaban tan pronto de regreso, Jaejoong se levantó rápido de su cuerpo y salió de la cama, vistiéndose rápidamente, ni cuando tenían presentaciones se vestía así de veloz

Changmin también lo hizo, vestirse en tiempo récord, aguantaron la risa, mirándose con la complicidad de haber hecho algo así, a escondidas de los demás, como un evento pecaminoso que no podía contarse a nadie. El menor se acercó a él y le sujetó el rostro, se besaron sin miedo a ser descubiertos, apenas se separaron uno del otro la puerta se abrió

—Con que aquí estaban —comentó Junsu sin sospechar absolutamente nada— Changmin, tu cena está en la mesa ¿ya no te duele la cabeza?

—No —sonrió mirando hacia Jaejoong— Me tomé el mejor analgésico del mundo —contestó sin vergüenza, saliendo luego de la habitación, Jaejoong rio por lo bajo, divertido, pero Junsu lo miró con asombro, no entendía nada

—¿Sabes? Ya que acabamos de llegar, no estaría mal un cambio de sábanas —habló el mayor tratando de aparentar naturalidad, y aprovechando que Junsu no hacía preguntas se alejó como si fuera lo más normal del mundo

Junsu tampoco notó que la cama estaba algo desordenada, así que como si no fuera nada, salió de la habitación y se reunió con los demás, mientras el mayor, canturreando feliz una canción, quitaba las sábanas de todas las camas para no levantar sospechas, esa noche hasta el momento, fue la más feliz de su vida.

NOTA DE AUTOR:
Capítulo extra 2! jejejeje luego del capítulo anterior quise escribir uno más positivo :D espero les haya gustado aunque parece un poco shota jajaja xD pero lo dijo Changmin a Jaejoong en otro capítulo: "Tenía 21 años, me quitaste la inocencia", aunque sé que es extraño verlo de pasivo, pero en otro recuerdo será al revés, lo prometo. Gracias por leer este fic, dejen sus comentarios, hasta pronto.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD