Lluvia de estrellas. Cap 1

6 comentarios
Un auditorio enorme, la marea escarlata lo iluminaba con su fluorescencia, luces blancas y brillantes como el sol que parecían venir de lo más alto seguían con fidelidad las dos figuras masculinas elevadas sobre cassiopeia y su océano rojo. Esas figuras, pequeñas del tamaño de un hombre pero con la importancia de un ser divino. Una melodía impactante acompañaba los gritos de euforia y sollozos de cassiopeia quienes alzaban los brazos con la ingenua necesidad de tocar a sus dioses pero la distancia solo les mostraba con crueldad que eran prohibidos y a ellas lo soportaban, porque ellas mismas los pusieron en ese pedestal, porque ellas decidieron no ser dignas de ellos, se conformaban con mirarlos, sonreír cuando ellos sonreían, llorar cuando ellos lo hacían, porque eso es ser fan: apoyarlos, seguirlos de lejos o al menos eso es…

“Lo que yo pensaba”

“Hace tiempo que tvxq alcanzó una popularidad sorprendente, cada día nuestro club de fans ganaba más miembros y así como nos llenábamos de fans también surgieron antifans… creo que no le dimos la importancia necesaria… Hasta que fue muy tarde…”

En el celular de Yunho sonó la melodía de easy mind, el líder de tvxq atendió con la mayor rapidez que pudiera poseer un hombre a la espera de que ese aparato muestrara señales de vida.

-¡¡Bueno!! –Su voz era agitada, se escuchaba nervioso.

Al otro lado de la línea su manager contestó sin ningún saludo de por medio, eso estaba de más, lo que debía decirle a Yunho era una de las cosas más difíciles que había tenido que decir en su vida. Respiró profundo intentando no tardar mucho en el acto pues sabía que la paciencia de Yunho era nula en esos momentos, así que debía ser claro y conciso.

-Encontramos a Changmin –antes de que Yunho pudiera siquiera reaccionar le dio la puñalada que lo heriría como mil espadas enterradas –Yunho, Changmin no está bien.

-…¿Qué tiene, está herido?... - Yunho trataba de evitar esos pensamientos pesimistas que desde la desaparición de Changmin habían rondado su cabeza provocándole vómitos y desmayos.

-…Encontraron su cuerpo sin vida… -el manager respiraba con dificultad, se llevó una mano a la boca después de pronunciar esas palabras y cerró los ojos tratando de aminorar el dolor.

…Del otro lado de la línea solo quedó el silencio.

El celular de Yunho se cerró al caer al piso, Yunho parecía una estatua mirando a ningún lado, sus ojos no podían estar más abiertos, el aire no parecía poder salir, se estaba ahogando, se formó un nudo en su garganta e intentó inhalar. Su respiración se volvió torpe, de pronto necesitaba jalar demasiado aire porque una respiración normal no ayudaría, no parecía llenar su interior, el esfuerzo se volvió sobrehumano, sus piernas no pudieron sostenerlo más y lo dejaron caer, intentaba apoyarse con sus manos pero de pronto se sintió perdido sin saber qué hacer, sin saber a dónde ir. Su boca se abría desesperada y un grito brotó finalmente, luego uno más y ya no pudo parar. Así como su voz desgarrada brotaba sin poder detenerla de igual forma su rostro se vio húmedo por las lágrimas que brotaban sin parar.

Corea se llenó de tristeza, no había una cassiopeia que no sintiera que su alma se desgarrara, pero ningún dolor se comparaba con el de Yunho, ni siquiera el dolor de todas ellas juntas podía compararse con el suyo, almenos eso abría pensado Yunho si pudiera pensar en otra cosa que no fuera un “no es cierto, esto no está pasando, debe ser una pesadilla”. JYJ estuvo con él en el entierro, finalmente se reunían, sin embargo ninguna fan pudo sentirse feliz, ni siquiera JYJ pudo sonreír al ver a Yunho nuevamente. Su abrazo grupal fue lo más doloroso, porque ellos ya no eran ni podrían ser nunca más tvxq, porque a todos se les murió una parte en su corazón, la parte que ocupaba Changmin, el más pequeño, el pequeño gatito como Jae lo consideraba.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

“Hace más de un año que murió, y desde entonces he estado recluido en hospitales, dicen que debido a la depresión me he estado enfermando constantemente. Mi manager, mi familia y también mis amigos insisten en que valla con un psicólogo… creo que sí lo necesito”.

“Hasta ahora me han impedido usar la tecnología, dicen que no me hace bien usar la computadora ni el teléfono. Si no fuera porque mis amigos vienen a visitarme creería que me han encerrado en un manicomio y me han olvidado”.

“Anoche soñé con Changmin, hace poco me enteré que el caso al parecer se había resuelto, no habían querido decirme nada ¿por qué? ¿Acaso creen que no puedo controlar algo como eso?, pero Donghae terminó diciéndolo. Todo este tiempo pensé que debíamos cuidarnos de las antifans, estaban gobernadas por la ira sin razón. Sin darme cuenta que las más peligrosas eran en realidad nuestras amadas cassiopeias”.

Yunho cerró su cuaderno, la psicóloga le había pedido que escribiera todos sus pensamientos en un diario. Lo tomó entre sus brazos y salió de la habitación del hospital, aquella que ya sentía como su propia habitación, llegó ante una puerta que decía en letras negras “psicología”, tocó y una voz femenina al otro lado le permitió la entrada, Yunho abrió la puerta y la cerró tras él.

-Hoy habrá lluvia de estrellas.

Yunho sonrió con nostalgia ante las palabras de la psicóloga.

-¿Te gustan las estrellas? –preguntó la mujer.

-…A Changmin le gustaba mirarlas.

La psicóloga asintió con una sonrisa y apuntó algo en su cuaderno.

-Él una vez pidió un deseo.

-¿Ah sí?... ¿y qué deseo era ese?

Yunho jugaba con la pasta de su cuaderno.

-Él quería ir a algún lugar donde nadie lo conociera, quería ser normal… aunque sea un día –Abrazó su cuaderno y se mordió el labio inferior –Changminnie quería ser libre.

-¿Y tú también crees que las estrellas cumplen deseos?

Yunho alzó los hombros sin mirarla.

-¿Qué deseo pedirías tú Yunho… que Changmin estuviera vivo?

Yunho sonrió como un niño tímido, miró a la doctora y negó levemente con la cabeza sin embargo no dijo nada.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Al terminar el día Yunho miró hacia la ventana y recordó aquella noche en que encontró a Changmin sentado en la cornisa mirando hacia el cielo.

FLASH BACK

Yunho se acercó a Min, Changmin miraba con nostalgia las estrellas, sintió como Yunho se acomodaba a su lado y lo observaba. El mayor le sonrió con ternura.

-¿qué haces Minnie?

Changmin suspiró anhelante.

-Hyung ¿crees que las estrellas cumplan deseos?

-¿Eh…? No lo sé –Miró hacia el cielo –me gusta pensar que sí.

Changmin rió –solo porque son brillantes crees que son hadas ¿verdad?

-¡Yo no dije eso~~!

Changmin volvió a sonreír -Tal vez pueda usarlas como placebo.

-¡yah! No son medicina.

-también puede funcionar… ¡ah, mira, una estrella fugas!... ehm ¿qué debo hacer? –Changmin juntó sus manos en posición de oración y cerró los ojos.

Yunho lo observó interesado, después lo imitó, cuando abrió los ojos Changmin lo observaba con una sonrisa.

-¿qué fue lo que pediste? –preguntó Changmin.

-ah… si tú me dices lo que pediste yo te lo diré también.

-pero yo te pregunté primero.

-lo tomas o lo dejas.

-mmm ok, pedí poder ir a un sitio donde nadie me conozca y poder pasar mis vacaciones ahí como una persona normal.

-…oh~

-¿y tú que pediste?

-ah… nada.

-dijiste que me lo dirías.

-Ya sé… pero enserio no se me ocurrió nada, me agarraste tan desprevenido que solo pensé tonterías y al final no pedí nada…

-mmm…

-¡enserio! Pero para que no digas, mi deseo será cumplirte el tuyo.

-jajaja ya no puedes hacerlo, la estrella pasó hace más de cinco minutos.

-¿y eso qué?~

-ya no vale.

-si vale, y ya te dije, cumpliré tu deseo, haré que seas un chico normal.

- pff ¿y cómo piensas hacerlo?

-mmm… pues no sé… ¿pronto nos darán vacaciones, no?... pues ahí podría ser.

-yah, pero ahí tú no tendrás nada que ver.

-yo buscaré el lugar~~

-jajajaja ¿eso qué? Yo también puedo hacerlo.

-que yo lo voy a hacer~~….

FIN FLASH BACK

Yunho se acercó a la ventana y se sentó en la cornisa, miró hacia arriba, una luz plateada cruzó el cielo, después otra y después muchas más, Yunho juntó sus manos y oró, cerró sus ojos y una lágrima cayó de ellos. Ahora estaba a tiempo… y Yunho pidió su deseo cubierto por una lluvia de estrellas.

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El despertador terminó con el silencio reinante en la habitación, indicaba las 6:00 am, Yunho se dió la vuelta en su cama y calló el desagradable sonido punzante. Se levantó y se metió a bañar con agua tibia. Era su primer día de trabajo en una preparatoria cercana. Hacía poco que había terminado sus estudios y éste sería su primer empleo: profesor de deportes.

Llegó temprano a la escuela, los primeros alumnos apenas hacían aparición en la preparatoria, llegó a la sala de profesores.

-Buenos días –Yunho saludó con una inclinación a los profesores que se tomaban su taza de café, ellos imitaron el gesto de Yunho y un hombre de gesto duro se acercó a él.

- ¿Señor Jung? Llega puntual, me agrada eso.

Yunho sonrió con cortesía.

-Este es su escritorio y éstas las listas de sus grupos.

En el escritorio había una computadora y a un lado media docena de listas sobrepuestas una sobre la otra.

-Tal vez la próxima vez quiera llegar aún más temprano, así sabría que a la primera hora le corresponde un grupo –el director tomó la lista que correspondía a esa hora y se la extendió a Yunho. Él la tomó haciendo una inclinación de cabeza. –Bienvenido señor Jung, estará a prueba por tres meses. Disfrute sus clases –sonrió de medio lado con una sonrisa casi maléfica que le erizó la piel a Yunho.

De ida al aula de deportes Yunho se preguntaba: ¿Qué tan malos podrían ser los estudiantes? Entró al aula de deportes y suspiró. Un grupo como de treinta alumnos platicaban y reían con estruendo, algunas alumnas se maquillaban, otras observaban al chico que les gustaba y otros alumnos más platicaban sentados en el piso.

-Buenos días jóvenes –Yunho entró al aula, nadie lo miró solo continuaron con lo que estaban.

Yunho sabía desde un principio que no sería fácil, que los estudiantes quizá le hicieran comentarios molestos, que arrojarían bolas de papel o que llegarían tarde, al menos así había visto que pasaba en las películas americanas. Pero no contó con que simplemente lo ignorarían.

Yunho suspiró, era desde ahora el momento en que debía hacerse respetar -¡¡Dije buenos días!!

Los alumnos lo miraron confusos, no era normal que un profesor nuevo gritara.

-tengan al menos la decencia de contestar cuando se les habla.

Los alumnos guardaron silencio y pusieron atención a Yunho.

-Quiero una fila aquí… ¡rápido!

En cuestión de segundos una fila de hombres y otra de mujeres se formó justo en el lugar donde Yunho había exigido.

-Pasaré lista y no quiero oír más que un “presente” ¿entendido? Nada de risas, ni pláticas, sólo los nombraré una vez, si no contestan al decir su nombre tendrán falta.

Los alumnos se miraron unos a otros con sorpresa, lo que causó gran satisfacción en el profesor y así como dijo pasó lista sin problemas.

-Bien, se preguntarán: ¿quién es este profesor que viene a gritarnos?

La mirada de los alumnos mostraba mucho interés mesclado con un toque de temor, al notar que no dirían nada prosiguió.

-Mi nombre es Jung Yunho, pueden llamarme Yunho únicamente, seré su profesor de educación física. En mi materia quiero responsabilidad, compromiso y asistencias. Sé que muchos de ustedes consideran educación física como un descanso de todas las demás materias, pero no están plenamente consientes de la importancia que el ejercicio representa para nuestro cuerpo. Por suerte para ustedes que tendrán la clase a primera hora podrán iniciar sus otras labores relajados y ejercitados. Yo puedo ser su amigo pero también como profesor voy a exigir trabajo de su parte ¿alguna pregunta?

Un niño levantó la mano -¿dónde está el profesor Kim?

Yunho levantó una ceja, la pregunta de ese niño estaba fuera de contexto.

-no lo sé –respondió –eso quizá te lo puedan responder en dirección ¿alguna otra pregunta?... ¿no?... Bueno, comenzaremos con unos ejercicios de calentamiento ¿cuántos de aquí pertenecen a un club deportivo?...

Y así terminaron sus clases el primer día. Al finalizar el día ya había sido apodado como “sargento Jung Yunho”

Yunho llegó a su casa y se dejó caer en la cama exhausto, estaba a punto de quedarse dormido cuando su estomago rugió con un sonido gutural, debía comer. Se puso de pié y mientras preparaba algo se puso a pensar en lo sencillo que había sido el día, sin embargo muy cansado, al día siguiente tendría sólo dos grupos, eso le alivió.

Martes por la mañana, volvió a repetir el mismo discurso para los alumnos, todo iba normal, después del descanso tuvo clase con el grupo de la tarde. Tan desastrosos como todos los demás pero después de presentarse todos parecían pequeños mancitos.

-Primero que nada, haremos ejercicios de calentamiento ¿saben para qué sirve el calentamiento?

Los alumnos se miraban unos a otros sin decir nada o se susurraban una respuesta sin desear ser oídos por el profesor.

-¿Nadie sabe?... ¿no lo han estado haciendo con el profesor Kim?... bueno, quiero que lo tengan muy presente, siempre es importante hacer calentamiento antes de practicar cualquier actividad física, esto nos sirve para evitar lesiones o molestias musculares… ¿ya se acordaron?

Algunos asintieron.

-uff… ¿alguien sabe qué tipo de ejercicios sirven para calentar? –Yunho miraba a todos los presentes, estos intentaban evitar la mirada de sargento Jung Yunho, antes de hacer contacto directo agachaban la cabeza o miraban hacia otro lado –No son muy participativos ¿verdad?

Un alumno con gesto de fastidio dijo -¿correr?

-pff ¿correr?… -se escuchó en un susurro en la parte trasera del grupo.

Yunho miró al alumno que parecía estar en desacuerdo con su compañero -¿tú hablaste?

El chico se sorprendió de haber sido escuchado, todos lo miraron y se abrieron paso para no ocultar a su compañero quien con gesto tímido apartaba los mechones lacios de su oscuro cabello de su frente –ahm… eso… creo.

-¿Cómo te llamas? –preguntó el profesor, un extraño interés se alojó en Yunho, el rostro de ese chico le parecía atrayente, como si lo hubiera visto antes en algún lugar tal vez… ficticio.

-Shim Changmin…

6 comentarios:

  1. Me encaaaaaaaaaaaaantaaaaaaaaaa~~~♥♥♥
    Por favor continualo pronto *-----*
    Esta genial, magnifico, hermoso~~♥
    Llore con lo de ChangMin ;___;

    ResponderEliminar
  2. wue!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    CHANGMIN!!!!!!!!!!! ;__________________;
    *llora como magdalena*
    adoasmfsaoasmo meeeeeeeee gusta mucho tu fico
    continualo
    eres buena escribiendo : )....
    mi vida yunho pidio un deseo... ♥ changmin♥
    ahora solo pido que no sea verdad..que changmin el cantante no este muerto T ^ TT

    ResponderEliminar
  3. Nekito A2/29/2012

    o mi dios peludo esta historia es ta de pelicula pero me quede con la duda mechon negro ammm algo muy extraño pero atrayente pasa heee ya te cai ah es el pequeñin changmin n_n animos sige con todo ejejeje

    ResponderEliminar
  4. Interesante!! >u< QUIERO OTRO!!
    Jeje, jamás conocí a un maestro de deportes que fuera estricto...
    Me intriga... ¿Qué deseo pidió? Si no fue el que Min estuviera vivo.

    ResponderEliminar
  5. Yakimo2/29/2012

    aww!!!
    gracias, me alegra que les halla gustado el primer capi. Sus comentarios alegran mi día :D

    ResponderEliminar
  6. Nyaaa!!! mataron a mi changminie.. pero no importa esta muy bueno el fico, anotado en la lista de favoritos, ahora esperaremos a ver k mas sigue wiii

    Gracias por compartirlo!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD