Lovestrong - Epilogo Part. 1

4 comentarios
-Pero como hiciste eso, Jae. –Le dijo incrédulo su amigo. -¿Le contaste todo?
-Lo siento Chun, pero fue por culpa de la carta, quería contarle todo porque iba a ser mi despedida, además… -Se quedó callado, porque se avergonzaba de su comportamiento infantil.
-¿Además qué? –Preguntó Yoochun.
-Lo quise poner un poquito celoso. –Le contestó con una sonrisa culpable.
-Pero Jae, ahora me debe querer matar. –Le dijo su amigo algo asustado, por todo lo que le ha contado de su novio, sabe que es bastante celoso.
-Noooo, no tanto, sólo quiere destruir la canción, nada más. –Le mintió a su amigo. La verdad es que Changmin no lo dijo, pero sabía que su novio quería intimidarlo de alguna forma, pero él iba por todos los medios evitarlo, además estaba convencido de que se llevarían bien y él se iba a encargar de eso. –Quiero enmendar mi error, Chun, cenaremos juntos, ustedes se conocerán y estoy seguro que se llevaran bien o al menos Changmin entenderá porque somos amigos.
-¿Es tan celoso que evitará que te juntes conmigo? –Le preguntó algo dudoso Yoochun, a pesar de lo celoso que parecía, no se imaginaba que fuera alguien autoritario y posesivo.
-Claro que no, aunque te odie, él jamás me prohibiría algo y menos alguna amistad, para él su primera prioridad es hacerme feliz. –Le dijo Jaejoong, con el amor reflejado en su rostro como siempre se evidenciaba cuando hablaba de su novio. –Pero es importante para mí que ustedes se lleven bien, ya sabes, te dije que me encantaría que saliéramos juntos, además estoy seguro que se llevarían muy bien si se dan la oportunidad de conocerse.
Yoochun descubrió hace un tiempo que era muy difícil decirle que no a su amigo, al principio fue normal confundirse, el otro hombre era atractivo, muy agradable, amistoso y además tenían muchas cosas en común, pero en cuanto dió el primer indicio de interés, Jaejoong de inmediato le contó que estaba enamoradísimo de su novio de toda la vida, lo había descrito como su primer y único amor. Por lo que con la misma rapidez, se dió cuenta que sólo podrían ser amigos y desde entonces no ha podido negarse a sus peticiones, así que con un suspiro le dijo que aceptaba. Jaejoong con un salto lo abraza, pero Yoochun lo separa en seguida.
-Espera, pero que sea en un lugar púbico, no quiero arriesgarme. –Le dijo aún algo asustado.
-Está bien, pero había pensado que fuera en nuestro departamento para que de una vez probaras mi comida. –Le contestó.
-¿Pero estaremos los tres solos?
-No, también invitaré a Junsu, ¿qué te parece?
-Bueno, así es mejor. –Le contestó más aliviado. -Está bien, ahora sí acepto. –Le dijo finalmente, para ahora sí corresponder al abrazo que su amigo nuevamente le dió.
Una tos fingida los separa, era justamente su otro amigo, con quien tenía que hablar ahora.
-Junsu, tengo que hacerte una invitación y no acepto un no como respuesta. –Le dice con una gran sonrisa. Junsu lo miró con sospecha. –Dime. –Le contestó.
-El viernes en mi casa preparare una cena deliciosa y eres uno de los afortunados que tendrá el placer de disfrutarla, ¿qué me dices? –Junsu lo queda mirando, ya sabía lo que su amigo tramaba.
-Ven conmigo un segundo. –Le dijo y lo sacó de la oficina tomándolo del brazo y llevándolo a un lugar solitario, que a esas horas de trabajo sólo podía ser el baño.
-Ya sé que estás tramando, pero ¿por qué vas a juntar a Yoochun y a Changmin?
-Pero Junsu, ¿no lo ves?, es perfecto, mataré dos pájaros de un tiro, mi novio y ahora uno de mis mejores amigos se conocerán y me encargare de que se lleven bien y mis dos mejores amigos se conocerán más profundamente y el que está despistado o sea Yoochun, se dará cuenta que también le gustas.
-Te dije que no te metieras en esto, Jae. –Le dijo Junsu algo molesto, cuando a su amigo se le metía algo en la cabeza, no había nadie que se lo sacara. –Además es obvio que todavía le gustas a Yoochun, por lo que no me parece buena idea.
-¿Estás loco?, claro que no, con Yoochun ya hemos hablado de eso, tuvo una pequeña confusión al principio pero ahora se olvidó por completo de eso. –Le dijo totalmente convencido.
-¿Y porque el abrazo? –Le preguntó, tratando de evitar que se le notaran los celos que sintió cuando los vió tan juntos. Jaejoong quiso reírse, pero no era una buena idea que su amigo se molestara más.
-Ya sabes que me gusta abrazar a mis amigos, tú eres una víctima de ellos siempre, además estaba muy contento porque lo convencí de que aceptara.
Junsu pensó que Jaejoong tenía razón, pero no pudo evitar sentirse un poco celoso, ya que Yoochun le estaba gustando más, cada día que pasaba.
-Está bien, yo también iré entonces. -Terminó por contestarle con una sonrisa.
Jaejoong de nuevo por la emoción se lanzó a abrazarlo y Junsu con su característica risa le devolvió el abrazo como siempre. Lo que los interrumpió a ellos, fue un colega quien entró rápidamente, mirándolos extraño, desapareció velozmente dentro de un cubículo, eso fue suficiente para que regresaran a sus trabajos ya que habían pasado demasiado tiempo conversando y con una risa salieron del baño rápidamente.
*
El viernes llegó más rápido de lo que pensó y Jaejoong se esmeró en tener todo perfecto para la ocasión, estuvo alrededor de tres horas preparando los platillos favoritos de su novio y agregó unos cuantos que le había prometido a Yoochun, también preparó una hermosa mesa muy bien decorada. Changmin le había prometido salir antes del trabajo para ayudarlo, así que él se encargó del aseo completo del departamento, y ahora estaba duchándose y vistiéndose.
Faltando diez minutos para las ocho de la tarde que fue la hora programada, Jaejoong ya tenía todo listo para recibir a sus amigos, en ese momento su novio salió de la habitación totalmente espectacular con un pantalón oscuro de traje perfectamente ceñido a sus musculares y largas piernas y una camisa de color beige oscuro, luciendo como un modelo o un actor pensó con la boca abierta Jaejoong. Changmin se le acerca con una media sonrisa al ver la expresión del otro, mientras lo abraza y lo besa intensamente pero sin profundizar el beso.
-¿Cómo me veo? –Le preguntó haciéndose el inocente.
-Como el hombre más guapo del mundo. –Le contestó Jaejoong, a quien nunca le dejaba de sorprender lo perfecto que era su novio.
Changmin muy satisfecho con la respuesta, lo besó de nuevo para soltarlo y ayudarlo con los últimos detalles. Jaejoong se queda mirándolo unos minutos, mientras piensa que su novio se esforzó en su imagen a propósito y sintió un calor que comenzó en su corazón y se extendió por todo su cuerpo, Changmin, a pesar del esfuerzo que estaba haciendo, todavía se sentía inseguro de su nuevo amigo. Quería abrazarlo pero antes de que pudiera hacerlo, el timbre suena.
Jaejoong sonriendo se acerca a Changmin para besarlo y va hacia la puerta para abrirle a los invitados.
*
Si Jaejoong creía que iba a ser una noche difícil, pues estaba en lo cierto. En cuanto Changmin vió a Yoochun entrecerró sus ojos y los mantuvo así por mucho tiempo, mientras Yoochun cada cinco minutos tragaba fuerte y miraba para todos lados para que en ningún momento se quedara a solas con el otro hombre, ya que su aura de furia lo estaba atemorizando.
Nada iba como lo había planeado, incluso con la ayuda de Junsu, las cosas no mejoraban, Yoochun estaba tan asustado de Changmin que ni siquiera prestaba atención a su otro amigo, al menos la comida estaba deliciosa y la estaban disfrutando, pensó derrotado Jaejoong.
Pero sin darse cuenta algo empezó a cambiar, mientras aumentaban las botellas vacías de soju sobre la mesa.
-Lo que pasa, es que pensé que serías horrible, lleno de granos, turnio, bajo, con el pelo engomado y con lentes gruesos. –Dijo Changmin arrastrando las palabras.
Yoochun riendo le pregunta, también de la misma forma. – ¿Pero por qué pensaste eso?
-Porque quería que fueras así. –Le dijo el otro, como si le estuviera reclamando.
-Entonces me disculpo, mañana me comprare lentes gruesos y me engomaré el pelo, ya que el resto no lo puedo arreglar. -Le contesto muy serio.
-¿Lo harías? –Le preguntó Changmin esperanzado.
-Haría lo que fuera por el novio de JaeJae.
-Espera, espera, espera… –Le dijo Changmin, mientras se acercaba a Yoochun para sentarse al lado de él, moviendo con mucho cuidado a Jaejoong, empujando sin cuidado a Junsu –provocando los reclamos de éste- y llegando finalmente a su destino.
Cuando terminaron la cena decidieron tomar soju en la mesa de la sala y Yoochun había colocado a Junsu y a Jaejoong separándolo de Changmin, pero ahora lo esperaba con paciencia mientras el otro se acomodaba junto a él.
-No le digas así, sólo yo puedo darle sobrenombres cariñosos. –Le dijo reclamándole de nuevo.
-¿De verdad?, pero él es mi amigo, por eso le digo así de cariño, pero por nada más, te lo juro. –Le contesta muy serio de nuevo.
-No, no, no, no me gusta, pero puedes decirle Jae, eso está bien.
-Está bien, ¿pero a ti te puedo decir Min?
-Claro, me puedes decir así, no hay problema, ¿y yo te puedo decir Chun?
-Claro Min. –Terminan riéndose, chocando sus botellas, ya que habían dejado de beber de los vasos hace bastante tiempo, mientras Jaejoong y Junsu se quedaban mirando anonadados, con las bocas abiertas.
-Sabes Chun cuál fue mi real problema contigo, no fue sólo que te gustara mi novio, ya que si te contara a todos los que he tenido que espantar desde el colegio, no fue eso, ¿te digo que fue?, ¿quieres saberlo? –Claro. –Le contesta Yoochun asintiendo con su cabeza, muchas veces –Mi problema fue que le escribiste una canción, ¿Por qué hiciste eso? –Le pregunta como dolido.
-Ahhh Min, lo siento mucho, es que… si te cuento, ¿no te enojas conmigo?
-No, te lo prometo Chun, ya no me enojo nunca más contigo, porque ahora eres mi amigo.
-Gracias Min, verás, al principio, él me gustó mucho, me imaginaba sus…
-Espera, espera, espera, espera, espera. –Lo detuvo Changmin. –Tus fantasías con MI novio no, no, no, no las quiero saber, sólo resúmelo, hazme un resumen.
-Pero Min, me dijiste que no te ibas a enojar. –Le dijo Yoochun con un puchero.
-Si no me enojo, pero no quiero detalles Chun.
-Te sigo contando entonces… Siempre me ha gustado escribir y componer música, me han dicho que soy muy bueno, así que en una noche de inspiración la hice y tenía que mostrársela, claro que ya me había contado de ti, pero de todas formas quise regalársela, porque era para él, ya sabes, no le puedo dar esa canción a otra persona porque tiene su nombre, además quería subirle el ánimo porque estaba muy triste, y yo lo quiero como amigo, nada más, te lo juro Min, te lo juro, no sé qué más decirte para que me perdones. –Le dice Yoochun con pena.
-No te preocupes Chun, yo sé cómo puedes arreglarlo.
-¿Cómo? –Le pregunta el otro muy interesado.
-Enseñándome, yo quiero hacerle una canción a mi Jae… en todo este tiempo siempre he querido hacerle algo como eso, pero tengo el sentido musical de una papa, ni siquiera me he atrevido a cantarle una ya hecha por otro, así que quiero hacerle una exclusiva para él, ¿me puedes ayudar?
-Pero claro, si ya somos amigos, cuéntame ¿tocas algún instrumento o cantas?
-Toqué guitarra en el colegio, por un tiempo… y también canto en la ducha. –Le dijo riéndose.
-No hay problema Min, con eso podremos hacer algo, no te preocupes, yo te ayudo. –Le contestó riéndose con la misma fuerza.
A estas alturas ambos estaban riéndose, mientras seguían bebiendo sin parar.
Jaejoong y Junsu estaban mirando con la misma expresión, al par de nuevos amigos, quienes los ignoraban por completo.
-Esto no está saliendo como me dijiste, Jae. –Le dice Junsu levantando una ceja.
-Lo siento, Su, pero en cierta forma si está saliendo como lo imaginé, sólo que no de esta manera.
Con un suspiro ambos siguen observando como el otro par sigue conversando, con menos sentido cada segundo que pasa.
-Pues ahora Min serás mi mejor amigo, olvidémonos de Jae, ¿qué me dices?
-Pues yo de él no me puedo olvidar, aunque quisiera, pero estoy de acuerdo en que seamos mejores amigos.
-Tienes razón, yo relejo…, no retejo… ¿cómo se dice?, ya sé, relego a Jae como segundo mejor amigo, tú serás el primero. –Le dice, con más dificultad, mientras no para de reírse.
-Siiiii, tu igual serás mi mejor amigo. -Se ríe de la misma forma que el otro. Pero de repente se detiene y muy serio hace que Yoochun también detenga su risa.
-Espera, Chun, creo que no puede ser así.
-¿Por qué?
-Porque Jae me dijo que a ti te debe gustar más Junsu.
-¿De verdad?, ¿pero gustarme como un amigo más o como otra cosa?
-Como otra cosa, cre-creo. -Changmin también a estas alturas, le estaba costando más articular las palabras.
-Ahhhh, pero no hay problema, como amigo Junsu quedara tercero pero como otra cosa será el primero ¿no?
-Tienes razón. -Le contesta, mientras se vuelven a reír fuertemente.
Jaejoong y Junsu se miran con los ojos bien abiertos.
-¿No recordaran esto mañana, cierto? –Le pregunta esperanzado Junsu a su amigo.
-Creo que no, o eso espero. –Le contesta Jaejoong no muy seguro ya de nada.
*
Terminan por quedarse dormidos en el sofá, con la cabeza de Yoochun en el hombro de Changmin. Jaejoong le pidió a Junsu que se quedara y lo convenció ofreciéndole su cómoda cama en la habitación principal. Cuando vuelve a la sala, con un suspiro se acerca al par, los separa y primero sacude el hombro de Yoochun para que vaya a la habitación de invitados, lo ayuda con dificultad pero logra ponerlo de pie y colocando el brazo del otro en su hombro lo guía a la habitación, una vez lo acomoda, le quita las pantuflas, lo deja de lado, lo cubre con las mantas y finalmente lo deja descansar.
Cuando regresa a la sala, ve a su novio ahora con su cabeza apoyada en el sofá y también sacudiéndolo del hombro lo despierta lo suficiente para que acomode todo su cuerpo en el sofá, cuando se dirige a buscar una manta, Changmin lo toma de la mano.
-No te vayas, quédate conmigo. –Le dice con la voz ronca por tanto hablar, reírse y beber.
-Amor, voy a buscar una manta y vuelvo.
-No, quedémonos abrazaditos y así nos calentamos, además no hace frio. –Le dijo sin darle tiempo de que contestara ya que lo atrajo con su mano y Jaejoong se acomodó al lado de él, mientras se abrazaban quedando con sus cuerpos muy unidos.
-Hueles a alcohol. -Le reclamó Jaejoong.
-Tú hueles delicioso. -Le contestó el otro, volviendo a cerrar los ojos para seguir descansando.
Jaejoong con una sonrisa estira un poco su cabeza para besarle el rostro, mientras se acurruca más en los brazos de su adorado novio para también descansar.
*
Unos labios lo despiertan, tan familiares y cálidos que cómo sólo ellos saben, comienzan lentamente a enloquecerlo. Siente como unos dedos expertos le desabotonan la camisa y esos exquisitos labios descienden por su cuerpo, en ocasiones sintiendo también la húmeda lengua y en otras sólo los labios, hasta que llegan a su ombligo, en este punto sabe que tiene que abrir los ojos y detenerlo.
-Min, no-no po-podemos ha-hacerlo aquí. –Le dice con voz entrecortada, estaba ya bastante excitado, seguramente su novio lo estuvo manoseando mucho antes de que pudiera despertar.
-¿Por qué? –Le contesta Changmin, haciéndose el inocente, mientras lo ignoraba y le abría el cierre del pantalón, comenzando a bajarlo con el bóxer incluido, hasta que se los quitó completamente y los tiró al suelo, dejándolo casi desnudo con sólo la camisa semi abierta puesta.
-Minngh… -Gimió Jaejoong, mientras el otro tomaba su miembro con su boca. –Nnn-no, nos pueden ver o-o-o escuchar. –Le dice apenas, ya que el placer estaba comenzando a inundar su cerebro. Changmin suelta el miembro del otro lentamente.
-Es temprano todavía, así que aún deben estar durmiendo, además si quieres que no nos escuchen no debes ser tan ruidoso. –Le dijo para convencerlo y a su vez molestarlo un poco.
-Yo no soy rui… -No pudo terminar porque salió un fuerte gemido de su boca, ya que el otro volvió a su tarea antes de que lo interrumpieran, con más intensidad. Jaejoong tuvo que taparse la boca con una de sus manos, mientras que con la otra se aferraba fuertemente al cojín del sofá que habían utilizado como almohada. Todo se intensificó cuando siente un dedo lubricado introducirse en su entrada y de nuevo intentó protestar.
-Min, sólo tu boca, no podemos, nngh… -De nuevo no pudo terminar, ya que al primer dedo se le sumó otro, que comenzaron a moverse expertamente mientras lo dilataban de a poco, pronto un tercero hizo que tuviera que cubrirse las boca con ambas manos. Pero Changmin no se detuvo, al contrario, mientras sus dedos penetraban ahora más profundamente su boca tomaba su miembro de nuevo y con su otra mano le acariciaba los testículos, Jaejoong acostumbrado a este tipo de estimulación sabía que pronto acabaría, pero de repente todo se detiene.
-¿Qué… -Alcanza a preguntar.
-Me dijiste que no podíamos hacerlo. –Le contesta Changmin con evidente travesura en su sonrisa. –Además estás haciendo mucho ruido. -Se queda arrodillado en el sofá mirando el espectáculo que era su novio en esos momentos, completamente excitado.
-Min, que eres malo. –Le contesta Jaejoong con su respiración agitada, pero sabía que Changmin no lo iba a dejar así, por la forma en que lo miraba con ojos hambrientos y llenos de lujuria, era imposible que el otro se detuviera. Así que era su turno de actuar, con dificultad se sienta para acercarse al otro, desabotonando el pantalón y bajándolo hasta la mitad de sus muslos, hizo lo mismo con la ropa interior, todo con una rapidez que los sorprendió a ambos y apoyándose con ambas manos en el sofá, comenzó a ondear sus caderas para que sus miembros se friccionaran. Para Changmin esto fue más de lo que podía soportar, así que con cuidado le abre más las piernas, con una mano toma su propio miembro y con la otra la cadera de Jaejoong para penetrarlo con fuerza. Pronto se olvidaron de todo y comenzaron a moverse sin parar, aumentando los ruidos y la velocidad.
*
Yoochun no supo que lo despertó, pero ya estaba completamente despierto y listo para ponerse de pie, tenía que ir al baño pronto, así que levemente mareado se dirige con prisa. Junsu por su parte también fue despertado de forma desconocida y al sentir un ruido de la puerta se levanta de inmediato, le sorprende ver la cabeza de Yoochun asomándose y preguntándole dónde estaba el baño, parecía apurado, así que le dice que entre al baño de la habitación y Yoochun, prácticamente corriendo lo hace. Junsu riéndose se acomoda la ropa y el pelo, no podía creer que Yoochun lo viera todo desarreglado. Cuando el otro sale se disculpa.
-Perdón por haberte despertado, pero no sabía cuál era el baño y abrí la primera puerta que encontré.
-No te preocupes, ya estaba despierto y el baño de visitas está al frente de esta habitación. –Le contestó, riéndose de lo lindo que se veía disculpándose. Pero su risa de pronto fue interrumpida por un ruido extraño, era como, ¿un gruñido? Ambos se quedan mirando extrañados, saliendo juntos y en silencio de la habitación, quedando congelados a la mitad del pasillo camino a la sala, ya que los ruidos en este punto eran inconfundibles.
-Nnnngh, Min…, ahí, más, más, fuer…te, Jae…Jae…Jae… -Los gemidos de las dos voces se mezclaban, además del ruido de las pieles chocando entre sí y el del sofá, que parecía que era arrastrado por la fuerza de las embestidas. Ahora sabían que o mejor quienes los habían despertado, se miraron con los ojos muy abiertos, dispuestos a salir corriendo del departamento. Cómo habían dejado sus abrigos y zapatos en la entrada se dirigieron prácticamente corriendo, tapándose los ojos, cuando pasaron por la entrada de la sala y como si los estuvieran persiguiendo, salieron finalmente del departamento.
*
Riéndose sin parar se dirigieron a tomar un taxi, no vivían cerca el uno del otro, por lo que no podrían compartirlo.
-Son un par de conejos. –Le dijo finalmente Junsu cuando las risas se detuvieron.
-Lo son, pero me dan un poco de envidia, ¿sabes? –Le contestó Yoochun, que al ver el rostro del otro, supo que lo había interpretado mal, así que se apresuró en decir.
-Pero no porque me guste Jae, sino porque ambos están muy enamorados, ya sabes, encontraron su otra mitad. –Le contestó con sinceridad.
-Pero eres joven aún, estoy seguro que la encontraras también. –Le contestó Junsu, tratando de sonar normal, ya que estaba muy nervioso por el rumbo de la conversación y al ver la sonrisa que le dedicó el otro, se puso aún más nervioso, por lo que intentó cambiar el tema, recordando lo de la cena.
-Oye, ¿recuerdas algo de ayer, después de que comenzaras a beber? –Le preguntó muy interesado en la respuesta, ya que su amigo Changmin había hablado de más.
-Un poco. –Le contesta con una sonrisa misteriosa. –Recuerdo que no debo llamar a Jae con sobrenombres cariñosos, que le puedo decir Min a Changmin, que le debo enseñar a hacer una canción para Jae y que Changmin es mi mejor amigo ahora.
-Para haber bebido tanto, recuerdas muchas cosas. –Le contestó Junsu, más nervioso que nunca.
-No sé si lo sabías, pero tengo mucha resistencia al alcohol. –Le dijo con la misma sonrisa. –Además recuerdo otra cosa… -Y antes de que pudiera seguir hablando llega el primer taxi que llamaron. –Salvado por la campana. –Le dice, abriéndole la puerta. Junsu sólo puede mirarlo con los ojos bien abiertos y antes del subir al vehículo, Yoochun le vuelve a hablar. –Nos vemos mañana. -Junsu ahora pestañeando muchas veces le contesta. –Pero mañana es domingo.
Yoochun con una sonrisa aún más amplia, espera que Junsu esté ya adentro del taxi y cierra la puerta, mientras a través de la ventana le hace un gesto de que lo llamará más tarde, despidiéndose con un guiño y agitando la mano.
Junsu permanece en el mismo estado de incredulidad hasta que llega a su casa, cuando por fin asimila que Yoochun lo acaba de invitar a salir. Saltando de felicidad entra a su departamento cantando, como siempre lo hace cuando está muy contento.
*
-No puede ser, que vergüenza. –Dice Jaejoong, mientras lee un mensaje en su celular de Yoochun, mientras camina de un lado a otro por la sala.
-¿Qué dice? –Pregunta Changmin desde el sofá.
No se habían preocupado de limpiarse o vestirse, ya que justo después de culminar, Jaejoong había recibido el mensaje y como sintió el ruido de la puerta principal, de inmediato se levantó para recoger el celular del suelo y leerlo, así que mientras veía a su novio caminando semidesnudo por la sala, Changmin sentía que su cuerpo estaba reaccionando de nuevo y quería que ya volviera a su lado. Jaejoong no quiere leer en voz alta el mensaje así que se acerca a entregarle el aparato y comienza nuevamente a caminar de un lado para el otro.
“Como nuestros puros ojos y oídos fueron mancillados, decidimos irnos. Fue una gran cena, muchas gracias por todo y dile a mi amigo Min, que me llame para ponernos de acuerdo”.
Changmin no puede evitar la risa, haciendo que Jaejoong lo mire enojado y justo en ese momento suena el timbre del celular avisando que llegó otro mensaje. –Es de Junsu. –Le dice y lo abre para leerlo.
“Todo resultó como lo planeaste, eres el mejor JaeJae. Muchos besos y dile a Changmin que no te agoté tanto, ya sé porque a veces llegas con esas ojeras o es al revés ¿tú lo agotas a él?”
Esta vez Changmin aguanta la risa, no quiere que su novio esté enojado todo el día con él, pero de todas formas tiene que entregarle el celular y Jaejoong al leer el mensaje de Junsu frunce su ceño nuevamente.
-Vamos amor, no es tan grave. –Le dice Changmin, mientras se termina de quitar su pantalón, la ropa interior y la camisa para quedar completamente desnudo y se acerca al otro sacándole la camisa también y tomarlo de la mano para guiarlo al baño y tomar la ducha juntos.
-Lo dices, porque a ti no te molestaran el lunes en la oficina. –Le dice Jaejoong con un puchero, pero dejándose guiar por el otro sin resistencia.
-Pero mira el lado positivo, todo resultó como querías, el mensaje de Junsu da a entender que algo pasó entre ellos y además Yoochun y yo nos llevamos muy bien. –Le dijo su novio para tranquilizarlo. Después de escucharlo, Jaejoong sonrío, pero había algo extraño y recién se dió cuenta.
-Min, ¿por qué no estás ni siquiera con un poco de resaca? –Le preguntó sospechosamente, haciendo que se detuvieran antes de entrar a la ducha. –No eres muy bueno bebiendo y ayer lo hiciste y mucho, todavía recuerdo la última vez que te emborrachaste, bebiendo mucho menos que ayer, al día siguiente apenas abrías un ojo.
Changmin se le acerca, abrazándolo y dándole un beso, que el otro acepta con gusto, pero esperando una explicación.
-Amor, sabes que yo haría lo que sea por ti, incluso llevarme bien con un rival. –Detuvo a Jaejoong con otro beso, cuando éste le iba a reclamar, sabía lo que le iba a decir.
-Lo sé amor, ahora sé que es un amigo que aprecias mucho y él te aprecia también, lo noté ayer a pocos minutos de conocerlo, pero él parecía tan nervioso que sabía que no íbamos a poder conversar normalmente, así que me hice el pasadito de copas para acercarme y también creo que él hizo lo mismo, ninguno estaba tan borracho, al menos estoy seguro que ambos recordamos las cosas que dijimos ayer.
Jaejoong lo miró con sorpresa, su novio nunca lo dejaba de sorprender, era tan inteligente y maravilloso y lo besa profundamente, pero le surgió otra duda.
-Min, pero yo vi como bebías ayer y hay muchas botellas vacías. –Le preguntó curioso.
-No están vacías, cuando llegué a mi límite, comencé a abrir botellas pero no a beberlas, además sabía que si realmente me emborrachaba no iba a recordar nada al otro día. –Le contestó con una sonrisa.
-Eres tan maravilloso. –Le dijo Jaejoong besándolo de nuevo.
-Lo sé, lo sé. –Le contestó riéndose Changmin.
-Entonces, ¿de verdad ahora eres amigo de Yoochun?
-De verdad, de hecho ahora soy su mejor amigo. –Le contestó, causando la risa de ambos. –Además, como te gusta decir a ti, maté a dos pájaros de un tiro, tal como lo hiciste con la cena o más bien tres pájaros de un tiro.
-¿Qué quieres decir? –Le preguntó nuevamente un curioso Jaejoong.
-Como me va a enseñar a componer… -Changmin se separó de Jaejoong para señalar con sus dedos. –Uno… te podré hacer una canción, dos… iré a su casa y buscaré la que te hizo para destruirla y por último y la más importante… no te podrá enseñar a tocar piano y no pasaran tanto tiempo juntos y solos. Mi plan es perfecto. –Terminó por decirle con una sonrisa llena de travesura y por primera vez en mucho tiempo Jaejoong no sabía si su novio hablaba en serio o en broma.
Pero no pudo seguir pensando ya que Changmin no perdió tiempo y lo comenzó a besar nuevamente para finalmente poder disfrutar de la ducha juntos.
N/A: Me disculpo porque me quedó muy largo el epílogo, por eso tuve que dividirlo en dos, además no lo he podido terminar por falta de tiempo T_T  Gracias de nuevo por sus lindos comentarios ^^.

4 comentarios:

  1. Anónimo10/02/2016

    JAJAJAJA pobrecitos los ojos y oidos puros del YOOSU
    Que astuto Min
    Me gusto mucho el epilogo y eso que nada mas es la primera parte.
    Estaré esperando la segunda con ansias.

    atte. Alexi

    ResponderEliminar
  2. Jejejejeje Min y sus ganas de destruir la canción de chun al final todo salio como quería Jae
    Me encanto ^.^ gracias ya quiero leer la continuación y saber q pasa con él yoosu y si min logra su cometido

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Jajaja.. los dos finjieron eatar borrachos, pero ya limaron asperesas y son los mejores amigos. Ese MinJae ran candente que no se pudo contener a pesar que estaban a la vista de sus amigos. Me encato.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD