Angeles & Demonios - Inmortales - Introducción

3 comentarios
Si en este momento alguien me preguntara cual es el lado correcto de todas esta historia, la verdad es que no sabría responderle, en un tiempo creí que todo aquello en lo cual se me enseñó a creer era lo correcto, creía fielmente que nosotros teníamos la razón absoluta, que estábamos por encima de todos aquellos errores que se cometían a diario como si ellos no fueran parte de nuestro mundo. Al principio todos éramos felices un solo paraíso para todos, Demonios, Ángeles y Arcángeles todos vivíamos en paz todos juntos nos cuidamos y servíamos a un ser supremo, a nuestro creador.

Pero un día todo cambio, los verdes y soleados jardines comenzaron a marchitarse mientras los grandes y prósperos campos se comenzaron a llenar de sangre, ese día gris y frío hermanos levantaron sus espadas unos contra otros, durante la permanencia de la luz en el firmamento vi las espadas atravesar cuerpo tras cuerpo, los poderes que se nos otorgaron no fueron utilizados para ayudar, crear o sanar, aquel día fueron usados para matar, para destruir fueron utilizados para acabar con la vida de quienes horas antes, días antes eran nuestros hermanos y hermanas. Pero nadie recuerda el porqué de la guerra, después de ese día no se habló de hermanos, después de esto solo se habló de Demonios crueles, ángeles caídos en desgracia por traicionar a nuestro creador y de Ángeles guerreros que permanecieron fieles y se les otorgo la gloria sobre los caídos, pero hay algo más, algo guardado en el corazón de cada raza que intenta salir pero algo la detiene, algo perdido en la mente de todos nosotros que nos grita que por favor la recordemos, que cuando lo hagamos volveremos a estar unidos paseando en verdes campos.

Pero no es posible, lo sé yo, lo saben mis amigos y enemigos, lo sabemos todos, una voz nos lo grita a cada instante desde que ellos aparecieron, la tercera raza, los que se volvieron sus hijos predilectos, nunca entendimos porque es así, nunca comprendimos porque o de donde salieron, pero desde el primer momento que supimos de su existencia y del amor que él les tiene, desde el momento que nuestros mayores se arrodillaron ante ellos supimos que nuestros destinos, el de nuestro hermanos caídos y el de ellos estarían unidos para siempre. Aun así mi forma de verles cambio el día que los vi perecer entre fuego y agua, cambio cuando el cielo entero tembló ante sus gritos de dolor, desesperación y suplica, ese día mis ojos se levantaron a su trono y le vieron inclemente ante el dolor, cambio cuando la ira se apodero de mi ser al verles resurgir de las cenizas y fue entonces cuando creció cada vez más y más dentro de mi aquella duda que me invadía desde la tarde que los campos se tiñeron de rojo y las aguas crecieron por el llanto ¿era tan grande el pecado, tan irreparable fue para que nos tuviéramos que matar uno a otros? Pero entonces…. ¿Por qué después de ellos ser destruidos merecieron el perdón y se les permitió renacer?

3 comentarios:

  1. se lee bastante interesante gracias x compartir

    ResponderEliminar
  2. Seguire leyendo! GRACIAS! :)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD