Coffee Amaretto - Cap. 1

6 comentarios
Conociendo la historia.

La vida no es algo que puedas planear,  muchos lo hacen sí, pero realmente ¿lo que se planea se cumple al pie de la letra? , la cruda realidad es que no o tal vez  uno de cada mil cumple con lo que ha planeado tan arduamente,  desgraciadamente yo entró entre  los novecientos noventa y nueve que quedan.
 Antes había planeado lo que haría en el transcurso de mi vida, creo que deseaba cosas muy simples una carrera, conocer una bella mujer y no hablo de la apariencia física si no la interna, soy de aquellas personas que piensa que la belleza externa se acabará tarde o temprano así que para que ver algo que después no estará...es mejor quedarse con lo que realmente vale la pena.
 En fin, planeaba tener mi propio negoció, tener un hijo...Si sólo uno ya que pienso que hoy en día es difícil poder darles una buena vida a muchos hijos, a veces piensan que pones más atención más a unos que a otros así que no quiero entrar en ese concepto,  quería que mi único hijo tuviera todo lo que se merecía, cuando tenía quince años deseaba tener una niña ya que en mi familia abundaban los hombres, así que tener una niña era mi mayor ilusión, pero a mis veinte caí en cuenta que no importaba si era niña o niño...él o ella tendría en primer lugar mi amor.
 Pero como decía esos eran mis planes, esos que tenía la seguridad que iba a cumplir, la certeza de que los iba a conseguir,  pero la vida da tantas vueltas que no para en el momento en el que dices ¡Hey aquí, esta es mi parada!  Por supuesto que ¡no!, se detiene  donde se le ocurra o donde se canse de dar vueltas. ..¡Eso es una reverenda estupidez!, pero no hay nada que se pueda hacer más que sólo esperar a que se detenga.
 En mi vida todo iba según lo planeado, me gradué de una gran universidad mi abuelo fue abogado, mi padre fue un abogado y yo pues creo que lo más lógico es que fuera un abogado,  que mal que me gradué en arquitectura pero así es la vida no podemos estar siguiendo generaciones cuando el sueño es otro...lo bueno para mi familia es que aún queda mi hermano menor.

 Como decía me gradué,  al principio trabaje en empresas haciendo pequeños proyectos,   en una de esas empresas es donde la conocí,  al principio no fue así ya que no le preste mucha atención, ella  era de las típicas chicas que vez y parecen salidas de la televisión, su cabello rubio hasta los hombros, delgada, alta y con unos ojos hermosos,  y como toque final hija del dueño de la empresa donde en ese entonces trabajaba así que no...no era lo que yo buscaba...no una chica plástica...no eso es lo que quería.

Pero. ...si tal vez sea un poco contradictorio lo sé, pero quien iba a pensar que una chica con ese aspecto físico tuviera cerebro...pensé que ¡no! ....pero no tarde mucho en descubrir que lo tenía...y uno  bien puesto.

La pusieron como mi asistente. .. En ese instante me pregunté ¿¡por qué le dan ese puesto a la hija del dueño!?  y a un peor porque bajo mi cargo? Apenas tenía meses ahí y sólo tenía 23 años, para mí eso era algo extraño,...pero después....lo comprendí,  ella era diferente. ..ella quería comenzar desde abajo,  quería tener la misma experiencia que tenían las personas normales al entrar a un trabajo, ella deseaba ser normal, quería aprender, equivocarse, caer una y otra vez y volver a levantarse, quería saber. ...quería ser admirada sin habladurías a su espalda, quería crecer a su propio ritmo y eso hizo que  me enamorara  de ella profundamente. ..Comprendí que ella era la indicada. ...

Así que mis planes iban  viento en popa, pasaron dos años en donde pude ahorrar y abrir un estudio de Arquitectura junto a mis dos mejores amigos…Jung Yunho y Kim Jaejoong a quienes conocí en la universidad,  para ese entonces ya llevaba  un año con mi amada novia,  Hyo Ri,  así que pensé que ya con mi propio negocio, la idea de casarnos se me hizo algo estupendo,  era una gran ilusión para mi así que un mes después estábamos comprometidos, ...¿y cuando logramos ser marido y mujer?  Pues cinco meses después, no quería la gran cosa pero sus padres digamos que se excedieron un poco…bueno un poco mucho. ....o mejor dicho demasiado. ..Pero no me importó,  no cuando me casaba con la mujer de mi vida,  aun cuando se escuche cursi.

Bien hasta ahí todo iba según mis planes de vida. ..Tenía mi propio negocio en sociedad con mis amigos,  tenía una buena mujer a mi lado a la que amaba y ahora hacía falta una cosa. ....un hijo.

En nuestro caso no queríamos esperar, queríamos tener un hijo, a nuestros 26 años creíamos que era la edad indicada,  así que empezamos a intentarlo....5 meses después empezamos a preocuparnos...aún no había bebé y era algo que Hyo Ri y yo no entendíamos...así que llegó el momento de ir con un profesional después de numerosas revisiones y exámenes supimos la realidad. ..y en ese momento mi mundo se derrumbó. ....


Era estéril.


Las cosas a partir de ahí se fueron arruinando mi esposa lloraba por no poder tener un hijo de su propia sangre y yo me sentía culpable de su decepción.

Un día se me ocurrió que si bien no podíamos tener hijos propios, podíamos adoptar,  pensé que eso era la solución a nuestros problemas, pero vaya que no espere que me soltara una fuerte bofetada que me dolió más allá del dolor físico  cuando se lo propuse. ..Y no sólo eso es lo que me dolió, hirieron más sus palabras....

“Un adoptado no será el futuro heredero de mi padre.....el estéril ere tu Yoochun no yo" fue como si me cayera un balde de agua fría,  como una daga en el corazón, ¿dónde había quedado la mujer que conocí?,  ¿la que no le importaban las cosas banales? ¿Dónde había quedado? , o ¿era acaso yo el egoísta?, no lo sabía.

Las cosas ya no tenían solución, cada día era pleito tras pleito,  palabras hirientes y noches sin consuelo. ..Lo único que quedaba era el divorcio así que sin pensarlo por parte de    Hyo Ri tomó la pluma de aquel abogado y firmó,  diciendo adiós a nuestra vida juntos, dejando atrás aún hombre destrozado y con el alma hecha pedazos.

Ahora después de un año mis ideas son distintas. ...¿planes?...ya no tengo planes, los planes se arruinan en fin y en cuentas,  lo único cotidiano en mi vida es esta cafetería donde ahora estoy sentado, cada noche cuando salgo del estudio a las 7 paso aquí para deleitarme con el mejor café amaretto y de paso dejar el estrés de mi ajetreado día, soy un trabajador empedernido,  un adicto al café amaretto y un hombre aburrido de 28 años  que después de un delicioso café busca refugio en su departamento y ahí gasta el día siguiente donde el trabajo lo espera nuevamente.

-Buenas noches, ¿puedo tomar su orden?

Dejó de ver la ventana que me dejó sumido en mis pensamientos y miro a ver   a la persona que hablo,  y ahora entiendo por qué este chico me hace aquella pregunta,  Por lo general cuando entró a la cafetería me traen el café que quiero y ya,  después de un año de concurrir este lugar ya todos los empleados me conocen,  pero hoy al parecer hay un empleado nuevo.

-Un café amaretto-pido mientras veo la hora en mi reloj, pero siento la insistente mirada del chico así que lo miro igualmente pero él se sobresalta. ...que extraño.

-E... es todo?

Yo asiento con la cabeza y este se retira como si alguien lo hubiera espantado. ...espero no ser yo. ..no me considero alguien feo como para asustar a un chiquillo, no puedo evitar suspirar y mirar de nuevo por la ventana, veo la gente pasar, a  veces suelo ver a muchas familias pasar por la ventana y eso a un me trae sentimientos encontrados. .....o miserables es la manera más correcta de decirlo.

Mi mente vuelve a la realidad cuando el chico asienta el café en la mesa de madera frente mío, pero no se va,  me mira nuevamente como hipnotizado, ¿realmente que le sucede a este chico?

-¿Estás bien? -Pregunto un poco molesto por la insistente mirada.

-Ah…no...na...nada-dice entrecortadamente, con mucho nerviosismo y se va corriendo tras el mostrador.

No puedo evitar mover mi cabeza incrédula por esta rara situación,  sinceramente odio que las personas me miren por mucho tiempo, es como si supieran que soy un hombre raro,  uno que no es lo suficiente...un hombre malditamente estéril,  alguien enfermo e incurable.

Negando por mis estúpidos pensamientos doy un sorbo a mi café, y después de que este pasa por mi paladar frunzo el ceño, este no es el café que yo pedí, miro hacia el mostrador y  ahí está el chico mirándome,  me levanto de mi lugar y me dirijo hacia él, aunque al parecer el duda ya que mira hacia ambos lados suyos como si buscará a otra persona o donde esconderse.

-Este no es el café que pedí- le digo cuando estoy frente a él.

- Yo...yo-abre la boca una y otra vez asustado- lo siento.

Y es todo los que me dice- ¿puedo tener el café que pedí? -Pregunto, pero el ve a su espalda temeroso y después me mira de nuevo.

- ... ¿si, cu...al pidió?

-Café amaretto, tú me diste el machiatto Si no me equivoco- digo seriamente.

-Yo...se lo llevo a su mesa en...en un momento-¿porque rayos tartamudea mucho este chico?  Es desesperante.


Niego con la cabeza-  sabes que olvídalo - le digo sin ánimos, y me retiro de la cafetería  estoy muy cansado como para discutir por mi café favorito y el chico  exasperante, así que mejor me olvidó de mi  delicioso café amaretto...pero sólo por esta noche.

6 comentarios:

  1. Anónimo3/27/2016

    Mi pobre chun..... Esa mala mujer y el mesero seguro es min...... Espero mas del fic

    Atte vania

    ResponderEliminar
  2. Uh... ¡me ha gustado bastante el comienzo!
    Supongo que el camarero que atendió a Chunnie es nada más ni nada menos que Chamiiii <333
    Ainss y yo lo adoró porque me recuerda al Changmin de la época de los 5, pequeño, tímido, pero con un enorme carácter <333
    Me alegra que hayas decidido escribir sobre una de mis MAIN OTP's, yo los amo muchísimo y de ahora en adelante tendrás una lectora fiel, no olvidaré comentar cada uno de tus capis.
    Espero que le saques provecho a las personalidades tan bonis de los YooMines ;___;
    Te deseo lo mejor con este fic, nos leemos luego :*

    ResponderEliminar
  3. Ohh el inicio me atrapó, esa mujer.. q mala, pero así es esa gente, sólo les importan las apariencias rm sus banales y resueltas vidas, te dicen que quieren ser normales pero nunca dejan de ser lo que su clase social les obliga a ser. En fin, me encantó la introducción ^-^, sin duda seguiré leyendo tu fic

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3/28/2016

    Me gusta el inicio de este fic esperare con ansias el actua ;)

    ResponderEliminar
  5. Yoomin y café, las dos cosas que más amo em este mundo xD
    Me encantó el primer capítulo, no sabes cuánto extrañaba leer yoomin. Estaré pendiente del fic *-*

    ResponderEliminar
  6. Yoomin y café, las dos cosas que más amo em este mundo xD
    Me encantó el primer capítulo, no sabes cuánto extrañaba leer yoomin. Estaré pendiente del fic *-*

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD