Insano - Cap. 1

3 comentarios
La primera humillación


Junsu no podía creer que aún después de todo ese tiempo de humillaciones por parte de sus dos mejores amigos él no se hubiera vuelto completamente loco, desquiciado; en cambio se sentía renovado, en una nueva piel.


El olor que había quedado en la habitación le llenó los sentidos y abrió los ojos tras reponerse, se incorporó en la cama y a su lado yacía uno de ellos, el mayor de los tres, Jaejoong, el chico guapo que traía muertas a todas las ingenuas que lo creían heterosexual, Junsu sonrió con tranquilidad, observándolo tras unos momentos, luego miró al otro lado, ahí estaba el otro, su mejor amigo desde hacía tantos años, a quien alguna vez amó, Junsu lo miró indiferente y apartó la sonrisa de su rostro, se tiró de nuevo en la cama con fuerza, golpeándose la espalda pero sin importarle, miró la luz del foco en el techo y sonrió


—           Está saldada —dijo convencido, cerró los ojos y un hilo de lágrimas salió de cada uno de sus ojos, comenzó a reír y reír


Sí, era extraño que aún después de todo ese tiempo no se hubiera vuelto completamente loco.


Tres meses atrás…


—           ¡Hey Jun-chan! —lo llamó un chico cerca de su ubicación, sonreía alegre, le hablaba con familiaridad


—           Hola HyukJae —respondió el otro, sonriéndole igual. Se detuvo para saludarlo


—           Vamos a los videojuegos ¿qué dices?


—           No puedo, tengo mucho que estudiar, además quiero aprovechar que Jaejoong estará fuera, nunca me deja estudiar tranquilamente —explicó


—           Tu compañero de piso es realmente escandaloso ¿eh?


—           Sí, solo se la pasa parloteando o escuchando música, pero es buen tipo


—           Si tú lo dices


—           Es verdad —respondió ofendido —Sabes que lo aprecio mucho



—           Pues a mí no me agrada, pero es tu amigo


—           Sí, un buen amigo, claro, no tanto como Yoochun —aclaró de inmediato


—           ¿Y más que yo sí?


—           Tú no cuentas como amigo, eres mi hermano —dijo sonriendo, dándole palmaditas en el hombro, se sonrieron


—           Juno se pondrá celoso —dijo avergonzado


—           Él es mi hermano de sangre y lo amo también, pero yo a ti te elegí ¿recuerdas? Eres mi familia adoptiva y te amo —dijo sin vergüenza


—           Yo también te amo Jun-chan, pero amo también los videojuegos, así que te veo luego


—           Sí, cuídate —sonrió otra vez y se despidieron con un abrazo, HyukJae se alejó y Junsu continuó con su camino, rumbo al piso que compartía con Jaejoong, aunque ambos estaban en grados y escuelas diferentes, se llevaban bien


Junsu era un chico alegre, el típico amigo de todos, el popular, el listo, el guapo, al que todos quieren, jamás había tenido enemigos, era casi perfecto, nadie nunca se metía con él, Junsu era amable y lindo


—           Pasaré ese examen, nada me detendrá, mantendré el 100 perfecto en todas mis materias, como siempre —pensó con ánimo mientras abría la puerta del departamento, era un solo piso, en el nivel cuatro


Cerró la puerta con confianza, esa mañana Jaejoong le dijo que saldría todo el día, de fiesta como siempre, así que él aprovecharía para estudiar mucho, ese día no había quedado con Yoochun así que tenía todo el resto del día para él solo. Dejó sus libros sobre la mesa del comedor y escuchó unos ruidos de parte de una de las habitaciones ya que eran dos, su primer pensamiento es que tal vez se metió alguien a robar y eso lo alertó, nervioso caminó hacia las habitaciones, la suya estaba cerrada, pero la de Jaejoong estaba entreabierta, conforme Junsu se acercó comenzó a oír unos quejidos, se acercó más y distinguió gemidos, los de Jaejoong


Junsu sabía que su compañero de piso era Homosexual, no era un secreto más que para las mujeres que se fijaban en él y se negaban a creer que alguien tan atractivo pudiera no tener gusto por ellas, sin importar lo sexys que fueran ellas. Junsu tragó saliva sin poder dejar de acercarse, no era un tonto y sabía por lo que oía que era la otra persona quien se lo hacía a su compañero, Junsu asomó un poco la cabeza y vio el cuerpo de Jaejoong en cuatro extremidades sobre la cama, se agarraba a las sábanas con fuerza, cerrando los ojos, gimiendo. La puerta impedía que Junsu viera de quien se trataba porque solo podía ver las manos de la otra persona sobre las caderas de su compañero, empujando con fuerza


—           Más, más fuerte —pedía Jaejoong entre gemidos, Junsu se quedó mirando fijamente la expresión de placer en el rostro de su compañero, nunca lo había visto siquiera besando a un hombre en la boca, mucho menos en esa situación, sintió un extraño cosquilleo en el estómago


—           No mires —se dijo con fuerza, pero no podía evitarlo, era hechizante ver a Jaejoong perdido de placer, entregándose a ese hombre, Junsu tembló y caminó hacia atrás, quería alejarse de esa visión, pero chocó contra algo y provocó un fuerte ruido que distrajo a Jaejoong de su faena, también el otro se detuvo, Junsu no pudo apartar ni un poco su mirada, Jaejoong giró su cabeza hacia él y se miraron, Junsu temblaba por completo, avergonzado


—           Junsu —susurró Jaejoong y sonrió, agitado, Junsu vio como las manos del otro hombre se apartaban de las caderas de Jaejoong y lo vio incorporarse


—           Yo, perdóname —dijo con voz alta, queriendo apartarse, pero entonces escuchó la voz de la otra persona, la reconoció enseguida


—           No te vayas —escuchó desde adentro pero no era Jaejoong, quien se había levantado de la cama —Ven aquí


—           Yoo…Yoochun —susurró con tristeza Junsu, sintiendo un nudo en la garganta, entonces la puerta se abrió, efectivamente era Yoochun, estaba desnudo por completo y le sonreía, Junsu tembló


—           Nos descubriste —dijo Jaejoong poco avergonzado, estaba desnudo, sentado en la cama con las piernas abiertas


—           No quería que te enteraras así —dijo sonriendo, sin dejar de acercarse, Junsu miró su entrepierna aún erecta y apartó la mirada, Yoochun sonrió — ¿Te gusta lo que ves? —preguntó con tono burlesco, Junsu se sintió extraño, su amigo nunca le había hablado de esa forma, escuchó la risa de Jaejoong


—           Déjalo tranquilo, ven y termina lo que comenzaste —dijo con urgencia, comenzando a tocarse la entrepierna, Junsu miró hacia Jaejoong, se sonrojó


—           Ve, yo… saldré de aquí… —intentó marcharse pero Yoochun lo jaló del brazo, haciéndolo voltear, se miraron a los ojos


—           Es muy grosero hacer una fiesta y no invitarte ¿no crees?


—           ¿Qué diablos estás diciendo? —preguntó aterrado, no entendía por qué Yoochun le hablaba de esa forma, por qué se comportaba así


—           Déjalo que se vaya —dijo Jaejoong, dejando de tocarse, ven rápido Yoochun, te necesito dentro de nuevo —sonrió, excitado, Junsu notó algo extraño en la actitud de Jaejoong y luego lo vio en los ojos de Yoochun, habían estado drogándose, no supo con qué, pero sabía que era la causa de ese comportamiento


—           Suéltame —ordenó enojado y se libró del agarre de Yoochun


—           No seas tonto Junsu, ven —dijo con tono amable pero lo agarró de nuevo con fuerza, tanta que Junsu chocó contra su cuerpo y sintió la entrepierna dura de Yoochun contra su vientre, sonrojándolo


—           Yoochun, ¿por qué?


—           Lo veo en tus ojos, sé cuánto me deseas, yo me siento igual, te deseo, te quiero en mi cama, siempre te he querido en mi cama —susurró en su rostro y luego le acarició la cara, Junsu lo miró a los ojos y como si fuera una orden se dejó besar


Jaejoong miró el espectáculo y sonrió, no podía equivocarse, Junsu estaba enamorado de Yoochun, la forma en que se estaba entregando a ese beso no podía fingirse, no como los besos que su compañero se daba con su novia, Hani, que más bien parecían besos forzados, sin emoción, una novia para cubrir las apariencias, Junsu era tan Gay como él, pero su familia era conservadora y cuando él llegó a cierta edad sin novia, su hermano Juno le había presentado a una de sus amigas de escuela, en menos de lo que imaginó, Junsu y ella se habían hecho novios, pero Junsu estaba mucho menos emocionado con esa relación de lo que estaba Hani, que amaba a Junsu locamente


—           No, basta —dijo Junsu avergonzado, apartándose de Yoochun, pero él no lo soltó, le sujetó el rostro y lo obligó a mirarlo a los ojos


—           No te resistas a tus deseos —no apartó la mirada de sus ojos y comenzó a jalar a Junsu hacia él, lo tomó por la cintura y lo sedujo para que cayera de nuevo en sus brazos, ésta vez se besaron con profundidad, Junsu se colgó del cuello de Yoochun y él se aprisionó de su cintura, Jaejoong los miró y borró su sonrisa, preguntándose cómo se atrevía Yoochun a ignorarlo


—           No se divertirán sin mí —decidió, se levantó de la cama y se acercó a ambos, por la espalda de Junsu, lo sujetó de los hombros y comenzó a besarle el cuello, Junsu sintió otros labios que no eran los de Yoochun y se soltó del cuello de éste


—           No Jae… ¿qué haces? —preguntó aterrado, pero Jaejoong no se detuvo, comenzó a deslizar sus brazos hacia la cintura de Junsu, Yoochun apartó sus brazos de esa zona y se alejó de Junsu, dejándoselo solo a Jaejoong, pero Junsu intentó alejarlo, sujetó los brazos de Jaejoong para apartarlos de su cintura, pero él solo se agarró con mayor fuerza, hundiendo su boca en la piel de Junsu, besándola apasionadamente, lo hizo jadear —Yoochun… —miró hacia su amigo pero él solo observaba la escena


—           Oh Junsu, eres tan obvio —dijo con burla Yoochun, se acercó de nuevo a él y le agarró el rostro, besó con suavidad sus labios, con sus manos le acarició el pecho, sonrojándolo


—           No, por favor


—           Sé que quieres —respondió convencido, Junsu intentó hacer fuerza de nuevo y librarse de Jaejoong, pero él lo evitó de nuevo, lastimándolo al apretar más fuerte su cintura, mientras Yoochun le levantaba la camisa y besaba su pecho, luego el estómago, bajando por su abdomen hasta hincarse frente a él


—           Basta… —suplicó aterrado


Yoochun sonrió, comenzando a desabrochar el pantalón de su amigo, no le costó nada de trabajo bajar el cierre y los pantalones cayeron al suelo, Yoochun miró atento la entrepierna de Junsu, ligeramente levantada, sonrió con morbo y sin pensarlo dos veces bajó la ropa interior, el miembro semi flácido de Junsu se mostró ante él


—           Yoochun no, por favor no, basta… me están asustando —suplicó con lágrimas en los ojos, pero eso no los conmovió


—           Cállate y disfruta, por primera vez en tu vida deja de pensar qué es correcto y qué no, solo déjate llevar —dijo casi con lucidez, Junsu miró hacia abajo y se topó con su mirada, con su sonrisa perversa, no quería admitirlo pero sintió una oleada de placer lejos de lo físico, era algo emocional


—           Yoochun… no —susurró avergonzado cuando vio a Yoochun tomar su pene y llevárselo a la boca, lo metió completo aunque estaba flojo, Junsu sintió un agradable cosquilleo cuando le rozó el extremo, emitió un gemido, Jaejoong dejó de besarle el cuello y le soltó la cintura, Junsu ya no estaba resistiéndose


—           Delicioso —dijo Yoochun al sacarlo, luego comenzó a lamerlo desde la base en los testículos hasta la punta, en repetidas ocasiones, Junsu cerró los ojos, incapaz de ver a su amigo trabajar, Jaejoong vio emocionado como el pene de Junsu reaccionaba, poniéndose erecto, entonces aprovechó para sujetarle la camisa y sacársela por la cabeza, no se resistió y agarró su cabeza, la inclinó hacia atrás y le robó un beso en la boca, Junsu respondió, excitado por lo que hacía Yoochun con su lengua


—           ¿Ves como sí te gusta? —dijo Jaejoong con arrogancia cuando dejaron de besarse, Junsu no respondió, avergonzado, temblaba —Mira hacia abajo —ordenó Jaejoong —Mira cómo te lo hace Yoochun, ¿no es excelente?


—           Basta… —susurró aterrado —Detente Yoochun… ya no


—           Esto te gustará más —respondió Yoochun a la súplica, acarició una última vez el miembro erecto de Junsu y lo metió a su boca, lo succionó con fuerza mientras se agarraba de sus caderas. Lo hizo gemir, Junsu estaba loco, si Yoochun era bueno con sus labios, con el resto de la boca era mejor


—           Oh sí —dijo emocionado Jaejoong al escuchar los gemidos de placer de Junsu, entonces él decidió contribuir, llevó sus manos al pecho de Junsu y le sujetó los pezones con sus dedos, comenzando a masajearlos, mientras su pene erecto chocaba contra el trasero de Junsu, Jaejoong se frotó contra él, simulando penetraciones, pero solo le rozaba el miembro, jugando con los pezones duros de Junsu


—           No, no… no —decía Junsu mientras gemía, loco de placer, Yoochun lo estaba llevando al paraíso mientras que Jaejoong lo torturaba, sintió que sus rodillas le temblaban, un calor extraño para él le recorrió el vientre antes de correrse en la boca de su amigo, era la primera vez que alguien lo hacía correrse con sexo oral


Junsu gimió con fuerza cuando sintió el líquido salirse a borbotones dentro de la boca de Yoochun, él no se apartó, lo recibió todo y lo trago sin hacer gestos, Junsu se relajó sobre el cuerpo de Jaejoong, quien le soltó los pezones y lo sujetó antes que su cuerpo se debilitara más, Yoochun aprovechó el estado de Junsu para despojarlo de los zapatos y la ropa que estaba a sus pies, ahora los tres estaban desnudos. Yoochun se levantó y compartió mirada con Jaejoong


—           Vamos a la habitación —sugirió Jaejoong y Yoochun solo asintió


—           No, por favor —pidió avergonzado Junsu


—           Después de esto ¿dirás que te da vergüenza? —preguntó enojado Jaejoong


—           Es que yo… —se calló enseguida, sonrojado


—           Ah ya veo, nunca te lo ha metido un hombre —rellenó el espacio Jaejoong, quien sonrió emocionado —Un virgen, me encantan


—           No lo harás —dijo Yoochun con determinación


—           ¿Qué dices?


—           Yo seré el primero, sé que él así lo prefiere ¿no es verdad? —miró a Junsu con arrogancia, sonriéndole cínicamente, Junsu apartó la mirada


—           Yo… tengo novia, ya basta… no más —suplicó avergonzado —Ni siquiera… aún no me acuesto con ella, yo no puedo… —apartó la mirada y luego suspiró —Por favor chicos, basta


—           No Junsu, si no lo desearas yo mismo te dejaría ir en éste momento —dijo Jaejoong cínicamente —Lo deseas, quieres que Yoochun te quite la virginidad


—           Yo ya he estado con chicas —dijo para defenderse


—           Sabes a lo que me refiero, de cual virginidad hablo —contesto Jaejoong bajando sus manos a la cadera de Junsu, luego acarició su trasero —Este culito no ha sido de nadie aún


Yoochun miró a ambos en silencio, él sabía que Jaejoong tenía razón, Junsu no había estado con ningún hombre y a él lo deseaba, quería entregarle su cuerpo, la mirada de Junsu hacía él era inconfundible


—           Tráelo —ordenó Yoochun a Jaejoong y él asintió, agarró con fuerza a Junsu y lo llevó a la habitación, tras Yoochun que ya se dirigía allá, Junsu abrió los ojos aterrado


—           No, ya por favor… basta… basta —suplicó Junsu mientras lo llevaban a la habitación, intentó patalear y defenderse pero no pudo soltarse —Ya, es suficiente, no quiero, no quiero —suplicó aterrado, tenía miedo, sobre todo de Jaejoong


—           Ya, suéltalo, es un cobarde, no acepta que se muere de ganas —dijo Yoochun fríamente y sus palabras junto con su mirada entristecieron a Junsu, entonces Jaejoong lo soltó y le dio un empujón hacia el frente


—           Vete, ándale —dijo Jaejoong empujándolo hacia delante, pero Junsu no se movió, algo le impedía hacerlo, quería moverse pero sentía como plomo los pies


—           Ve con Hani, hazle el amor si quieres, ahora déjanos terminar lo que comenzamos —dijo Yoochun con voz fría, Junsu levantó su mirada y lo observó, Yoochun sonrió y se acercó hacia él, le sujetó el rostro —Entonces bésame —ordenó decidido, Junsu obedeció como un autómata y Jaejoong sonrió, Yoochun lo sabía, conocía la verdad de Junsu, que estaba enamorado de él y ahora lo usaría a su favor


Yoochun llevó a Junsu a la cama y lo acostó, se besaron profundo y húmedo, Jaejoong nunca había visto a Junsu besar así, se notaba lo mucho que deseaba a Yoochun, y él no era diferente, podía darse cuenta que ambos se habían deseado durante mucho tiempo, Jaejoong miró el espectáculo, a Yoochun besarle el cuerpo y bajar hasta sus caderas, hundió la cabeza entre las piernas de Junsu y lo preparó con la lengua, con besos, mojando sus dedos y acariciándolo en la zona antes de la penetración, mientras él se acercó al tocador y prendió su cigarrillo de marihuana, dio unas cuantas caladas y lo dejó


Jaejoong vio a Yoochun hincarse en la cama, sujetando las piernas de Junsu, las llevó a los costados de sus caderas y comenzó a penetrarlo lentamente, vio los gestos de dolor de su compañero de piso, vio como Yoochun y Junsu compartían miradas hasta que Yoochun llegó al fondo y entonces Junsu cerró los ojos, respiraba con dificultad, hacía un esfuerzo por no gritar de dolor, Yoochun miró hacia Jaejoong y le cerró un ojo, él le sonrió, dándole aprobación de penetrar a otro que no fuera él, porque Yoochun y Jaejoong eran amantes desde hace unas semanas


—           Tranquilo —pidió Yoochun a Junsu cuando éste se puso tenso —Si no te relajas te dolerá —y después de decirlo comenzó a embestirlo, Junsu se agarró con fuerza de las sábanas, mirando a Yoochun, gimiendo excitado, dolorido y avergonzado


—           Sí —susurró Jaejoong y se relamió los labios, bajó su mano hasta su entrepierna y comenzó a acariciarse, había perdido un poco su erección y ahora la recuperaba. Se acercó a la cama y se subió por un costado, lo hizo para agacharse y así comenzar a succionar los pezones de Junsu, él al sentirlos gimió más, comenzando a temblar, el placer era enorme, nunca había sentido algo así, era tan intenso que comenzó a ponerse duro de nuevo, Jaejoong le agarró el miembro sin dejar de succionarle los pezones y comenzó a masturbarlo, Junsu cerró con fuerza los ojos


—           No… no tan fuerte —suplicó entre gemidos, Yoochun no supo si se refería a sus embestidas o a la forma ruda en la que Jaejoong lo estaba masturbando, pero ninguno hizo caso a las súplicas de Junsu, quien cada vez se entregaba más al placer, luego Jaejoong soltó sus pezones y bajó la boca a la entrepierna de Junsu, comenzando a hacerle sexo oral. Entonces el menor de los tres se corrió por segunda ocasión, ésta vez en la boca de Jaejoong, pero él no lo trago, lo retuvo en su boca y se dirigió a la de Junsu, le separó los labios y echó el líquido dentro de ella, Junsu tosió un poco pero tragó casi la mayoría, su propia semilla, se sintió humillado, pero no más con lo que vino después


—           Casi… —Yoochun estaba loco, la estrechez de Junsu lo enloquecía, Jaejoong se relamía los labios solo de pensar lo mucho que su amante estaba disfrutando del cuerpo virgen de Junsu, así que se hincó también, al lado de Junsu y comenzó a masturbarse, se estiró un poco y él y Yoochun se besaron, Junsu los vio y sintió celos, él quería la boca de Yoochun para él solo


—           Yoo… Yoochun —suspiró Junsu cuando su amigo tocó zonas más sensibles dentro de él, quería sentirlo cuando se corriera dentro de él, pero no fue así, Yoochun se salió poco antes de eyacular y sin dejar de besar a Jaejoong dejó caer su semilla sobre Junsu, instantes después Jaejoong hizo lo mismo, correrse sobre Junsu. Dejaron de besarse y vieron hacia Junsu, tenía el abdomen y pecho bañado con semen de los dos, Jaejoong sonrió y agarró con sus dedos, los llevó a la boca de Junsu y los metió, haciendo que comiera de ambos, por los ojos de Junsu se asomaron algunas lágrimas, se sentía humillado aunque no podía acusarlos de violación, ellos lo habían convencido y aunque quisiera negarlo, lo había disfrutado


—           ¿Estás bien? —preguntó Yoochun con voz suave, Junsu abrió los ojos y lo observó, su amigo se hacía el cabello hacia atrás. Junsu no respondió enseguida, solo movió su cabeza para afirmar, luego se sentó, sintiendo el dolor de la penetración ruda que había hecho Yoochun, hizo un pequeño gesto de incomodidad, luego se levantó


—           Tomaré un baño —dijo con tristeza, antes que se marchara Yoochun lo agarró del brazo y lo atrajo hacia él, agarró su rostro y le dio un beso delicado en los labios, luego se miraron a los ojos


—           Ve —ordenó sin emoción, Junsu agachó la mirada y con el perfil bajo se alejó al baño. Jaejoong observaba a su amante desde la ventana, terminaba de fumar su cigarrillo de marihuana


—           ¿Te veo preocupado o es mi imaginación? —Preguntó indiferente —Jamás creí que realmente fuera a participar en un trío, te debo el dinero de la apuesta


Yoochun sonrió cínicamente y se acercó a Jaejoong, robó su cigarrillo y dio un par de caladas, luego lo agarró con fuerza del cabello y se dieron un beso rudo, al final Jaejoong mordió ligeramente el labio inferior de Yoochun


—           Eres un enfermo —susurró Yoochun cerca del oído de Jaejoong y el otro sonrió —La próxima vez te dejaré penetrarlo, pero su primera vez debía ser mía


—           ¿Próxima vez? ¿Hablas en serio? —preguntó emocionado, Yoochun se alejó un poco después de devolver lo que quedaba de cigarrillo


—           Claro que sí, él es excepcional y estoy seguro que lo que ocurrió lo tiene loco


—           ¿Y a ti? —Preguntó molesto Jaejoong — ¿Es solo nuestro juguete o sucede algo más? ¿Lo quieres?


—           Vaya, vaya, estás celoso —dijo con arrogancia, Jaejoong le volteó la cara, Yoochun se acercó a él y le sujetó el rostro con fuerza —Mírame bien Jae, si quisiera a Junsu de amante me habría acostado primero con él que contigo —contestó con voz enojada, Jaejoong sonrió con cinismo


—           Tal vez te gusta tanto que no querías arruinarlo, no querías perderlo, por eso buscaste en mí un sustituto ¿no es así? —reclamó enojado, Yoochun se rio un poco


—           Estás alucinando


—           ¡No! No alucino, sabes que estoy loco por ti, eres mío, me perteneces —sentenció Jaejoong casi mirándolo con locura, Yoochun lo miró con burla, se acercó a él y lo agarró con fuerza de los cabellos, más fuerte de lo que nunca lo agarró, Jaejoong dobló un poco las rodillas por la fuerza que su amante aplicó, Yoochun miró a Jaejoong por debajo de él, jalándolo más fuerte —Me haces daño


—           Jae cariño, yo no soy de nadie, el día que quiera te mando al diablo ¿me oíste? —dijo con furia, Jaejoong lo miró con odio


—           Está bien, perdóname —dijo con un hilo de voz, sin dejar de mirarlo con odio, Yoochun sonrió y lo soltó un poco, Jaejoong se levantó por completo, siendo sujetado por la cintura, se besaron apasionadamente, por la sangre de Jaejoong corría la furia, Yoochun no lo iba a tratar como basura, de eso se encargaría él.


Junsu perdió la cuenta del tiempo que llevaba bajo el chorro de agua, sin moverse, sin pensar, casi sin sentir, recordó lo que sucedió en la habitación, lo que sus supuestos mejores amigos le habían hecho, lo que él se había prestado hacer con ellos, se sintió sucio, pensó en Hani y no sintió culpa, al contrario, pensaba en el montón de veces que su hermano le dijo que era raro que no tuviera novia siendo tan popular con las chicas, recordó los reproches de su padre, diciéndole que la gente rumoraba que su hijo era homosexual, recordó la preocupación de su madre cuando le dijo que era más femenino que cualquier chico que ella hubiera conocido.


Más de una persona le dijo o insinuó que era Gay y él no quiso aceptarlo, ahora podía decir con seguridad que no era heterosexual, quizás fuera bisexual, aún no lo sabía, pero hetero jamás, había disfrutado con sus dos amigos de sexo insano, sucio y placentero, una parte de él estaba arrepentido, la otra le decía que eso era lo que siempre había querido, ser tocado por un hombre, y mejor aún, por Yoochun, tal vez lo de Jaejoong pudo haberlo omitido, su compañero de piso era excelente, sus manos y su boca fueron muy expertos con él, pero no podía decir con seguridad que podría volver a estar con él en la intimidad, lo asustaba

—           Me siento… sucio —susurró con tristeza, luego se dejó caer al suelo, sentado, con las piernas encogidas y comenzó a llorar, había pasado la peor humillación de toda su vida, pero ya todo había terminado, aquello no se repetiría jamás, de eso estaba convencido.

3 comentarios:

  1. Que difícil expresar lo que pienso, aunque sea un trio esta bien si los tres estan de acuerdo, pero en Junsu quizás hubiera empezado Yoochun y después animarlo con Jae y no forzarlo y aunque se dejo y le gustó, la humillación la guarda su corazón.

    Gracias, esta muy interesante y emocionante.

    ResponderEliminar
  2. Pues que te digo? tengo muchos pensamiemtos sobre este fic... lo que me mueve maa es eso de la msrihuana. Son mis Dioces los hombres mas sexis los amo. Por alguna razón a pesar de que es ficcion me duele pensar que consuman drogas. No veo a mis niños perdiendo la vida con eso. creo que los amo demaciado. Por otro lado Woooo que intenso primer cap y hay un mega trio de muerte. Muchos de los sentimientos y accioned aqui me hacen ruido. Junsu ama a Yoochun pero este no siente mas que deseo carnal. Zaaaaz incias con la palabra venganza en las primeras lineas y no puedo mas que Darte las gracias por compartir esta historia y pedirte que no dejes de actualizar francamente me dejas llena de curiosidad.

    ResponderEliminar
  3. OMFG! Mi primera vez leyendo trío O.o pero me agradó la combinación de los tres, solo espero que no destrocen los sentimientos de Junsu </3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD