Aisenai aishitai - Cap. 6

1 comentarios
Podía sentir una mirada sobre mi persona, voltee y parecí captar el momento en que Changmin disimuladamente dirigía su mirada de regreso a su plato. Se me hacía un poco extraño ese gesto de su parte. Era como si quisiera decirme algo pero al final se arrepentía. No le di más importancia porque yo también lo había estado volteando a ver en ratos. Quizás él lo había notado y en cierto punto le había molestado. Me era inevitable hacerlo ahora que sabía de mis sentimientos hacia él. Muchos podrían tacharme de tonto o hasta de masoquista, pero el hecho de que ayer haya perdido contra Minho no significa que mis sentimientos por él hayan cambiado. Ni siquiera sabía si algún día dejaría de amarlo. Porque en efecto, ya lo había aceptado. Acepté el hecho de que estaba completamente enamorado de Changmin y si me lo preguntaran, les diría que lo amo. Me dije a mi mismo que mientras él estuviera feliz, yo estaría feliz por él. Tampoco es como si creyera que Minho fuera una mala persona, la verdad es que el chico era muy agradable y hasta un poco tierno.


Seguí comiendo mi desayuno cortesía de Jaejoong cuando el sonido de un celular interrumpió la tranquila atmosfera. ¿Quién más tendría Replay de SHINee como tono más que él? Changmin abrió su teléfono y no pasó desapercibido por nadie la tierna sonrisa que apareció en su rostro. Lo que daría por ser yo quien lo hiciera sonreír de esa manera.


  • Chicos, los de SHINee nos invitan a pasar el día en el parque acuático con ellos. ¿Qué dicen?


  • ¡Sí! – como siempre la “omma” del grupo siendo el primero en apuntarse.


  • Se me habría hecho raro si hubieras dicho que no Boo – se rio Yunho – tu energía es incomparable. Ya ni Junsu se puso así.


  • ¿Qué? No tiene nada de malo ser un poco animado de vez en cuando. No es como si tuviéramos planes o algo así.


  • Pues no, pero tú forma de aceptar me recuerda al de un niño cuando le ofrecen un juguete nuevo. Pero así me gustas – tomándolo de la cintura y dándole un largo beso a su novio.


  • ¡Yah! ¡No coman pan delante de los pobres! – se quejó Changmin.


  • Aish… ya tendrás a tu Minho todo lo que quieras más tarde…


Solo ese comentario de Jaejoong bastó para borrarle la sonrisa a Junsu. Tampoco era como si el mayor supiera lo que sentía por Changmin. Los únicos en saberlo eran Yoochun y Yunho. Sabía que si el mayor lo hubiera sabido, no lo hubiera dicho. Pero, ¿Qué punto tenia hacerlo ahora? Se veía claramente que Jaejoong estaba feliz con la relación entre Minho y Changmin. Igual no pudo evitar preguntarse cuál hubiese sido la reacción del rubio si se lo hubiera dicho. ¿Hubiera reaccionado igual de emocionado que con Minho? Suponiendo que Changmin me hubiera correspondido, ¿Aceptaría gustoso nuestra relación? De pronto recordó lo que había dicho Jae en el karaoke:
  • “No sé lo que piensan ustedes, pero si es cierto que Changmin y Minho quieren estar juntos, pues  yo creo que deberían intentarlo. Además, si Taemin y Minho terminaron fue por algo. Tal vez ellos no eran el uno para el otro. Además se ven tan lindos juntos, ¿No lo creen?”


Había una posibilidad de que el mayor ni siquiera lo consideraba como una persona “digna” para Changmin. Él sabía que su forma de ser no era muy similar a la de Changmin. Se consideraba una persona risueña y divertida, por el contrario Changmin que era más maduro y un poco frio en ocasiones. Amaba abrazar y ser abrazado por sus demás compañeros, pero Min no parecía gustarle mucho el contacto físico. De hecho, eran contadas las ocasiones en las que el menor dejaba al descubierto sus sentimientos. Somos distintos, lo acepto. Pero, ¿Qué no los polos opuestos se atraían? Honestamente siento que Changmin me complementa de muchas maneras. También tenemos cosas en común, como la música, el baile, la composición, las bromas… ahora que lo pienso… Minho también tiene eso y mucho más en común con él. Solo que él es más tranquilo y carismático que yo. ¿Será eso lo que le gusta a Changmin? ¿Personas más tranquilas? Creo que después de todo ni siquiera podría pensar en tener una oportunidad con él. Mi personalidad no concuerda con el de su tipo “ideal” y eso me dolía. Dolía saber que Minho era superior a mí en muchos aspectos. Teniendo a alguien como él cerca, ¿Cómo podrías fijarte en alguien como yo? ¿En alguien que se dejó llevar por los efectos del alcohol y se aprovechó de ti aquella noche? Vaya forma de empezar. Si eres feliz con él, sin importar cuanto me duela, daré un paso atrás y te dejaré ir.


  • ¿Junsu? ¡Tierra llamando a Junsu!


  • ¿Ah qué? – despertó ante los llamados de un rubio que lo miraba divertido


  • Vaya, ¡hasta que reaccionas! ¡Llevo buen rato llamándote y tu ni caso me haces! ¿En qué tanto piensas eh?


  • ¿Yo? Nada. No es nada.


  • ¿Seguro? No lo parece.


  • Estoy bien Jae, en serio.


  • Bueno, te preguntaba si querías ir al parque acuático con nosotros.


  • ¿Parque acuático? – se quedó un rato pensando en aquella pregunta – Sí, claro. Será divertido.


  • ¿Verdad que si? ¡Estoy muy emocionado! ¡Hace siglos que no voy a uno!


  • Sí. Jeje – tratando de sonar emocionado aunque no muy convincente como quería.


  • Entonces ya está decidido. Changmin, diles que aceptamos ir y en eso los demás preparen lo que vayan a llevar.

Bloqueador, toallas, papel de baño (uno nunca sabe si hay papel o no en los baños públicos), ropa… Estaba terminando de acomodar todo lo demás. Antes de acomodar un short dentro de la mochila que planeaba llevar, un largo suspiro salió de sus labios. No sabía por qué había acepado ir. No quería ser testigo de cómo el Changminho expresaba su amor sin límites delante de él. No quería presenciar como Changmin era feliz en brazos de otro.


  • Supongo que tendré que acostumbrarme a esto.


  • No creo que eso sea necesario.


  • ¿Eh? – volteo a ver aquella silueta que estaba en el marco de la puerta – ¿Yoochun? – El pelinegro le sonreía a la par que se acercaba a él.


  • Me refiero a que no tienes por qué acostumbrarte cuando puedes llegar a superarlo.


  • ¿Superarlo?


  • Claro que no es tan fácil como se oye, pero al menos eso hará que te duela menos.


  • ¿No es lo mismo que aceptarlo y darme por vencido?


  • En cierto punto sí. Pero, ¿no suena mejor que ponerte deprimido por ello? Piénsalo. No será la primera ni la última vez que los verás juntos. Como mi amigo, quiero que estés bien. ¿Sabes? Por mucho que te hagamos bullying por ello, la verdad es que nos encanta esa personalidad tan alegre tuya. No me gustaría que desapareciera por algo así. Sin importar qué, no dejes de sonreír. Porque no sabes quien pueda enamorarse de esa sonrisa tuya.


  • No me digas que estás enamorado de mí – fingiendo sorpresa.


  • ¿Cómo no? ¡Si eres el amor de mi vida! ¿Acaso me dirás que no soy el tuyo?


  • Mmmm… no sé. Podría ser – sonriéndole juguetonamente.


  • Eres malo Susu-ah.


  • Jeje ¡Está bien! Lo acepto. Sabes que si :P


  • Tu lengüita – poniéndose a reír.


  • ¡Yah! No te burles de mi – podía sentir su rostro enrojecerse por la vergüenza.


  • Eres bien lindo Su – jalándole una mejilla.


  • ¡Yah! Tus muestras de cariño duelen, ¿Sabias? – frotándose la mejilla.


  • Perdón, no lo pude evitar. ¡Es que tus mejillas enrojecidas se ven tan kawaii! – estiro su mano nuevamente para volverle a jalar la mejilla.


  • ¡No Chunnie! ¡Ya no! – tratando de esquivar al malicioso ratón.


  • ¿Chicos ya acabaron? – entró Changmin a la habitación – por sus risas diría que sí.


  • ¡Oh! Changmin-ah. No. Justo… estaba terminando.


  • Si se ve. En fin, los chicos de SHINee ya llegaron y nos están esperando. Así que déjense de payasadas y lleven sus traseros al living. – con eso dicho el castaño salió dejándolos solos nuevamente.


  • Uyy que genio tiene. A este paso le saldrán canas verdes.


  • Jajaja tienes razón. Aunque es precisamente ese lado sarcástico y frio de su personalidad que hace que él me guste tanto. Suena raro lo sé, pero sin esas características no sería Changmin. Como una tarta de fresas sin fresas. Simplemente es imposible. – suspiró ante la mirada atenta del pelinegro – Mejor démonos prisa antes de que los demás se desesperen. – el pelinegro solo asintió y lo siguió a donde estaban los demás esperando.

Compartieron saludos con los demás y en grupo bajaron hasta donde el transporte los esperaba. En esta ocasión el auto era similar a un autobús pero de menor tamaño. En el tenían que ir sentados por parejas. Quedando el YunJae, JongKey, OnTae, Yoosu y finalmente el ChangMinho quienes solo compartían sonrisas cómplices entre ellos.


  • ¡Kyaaaa! ¡Pero si se ven tan lindos juntos! – aquel enérgico comentario por parte del rubio de Tohoshinki hizo que la burbuja de la pareja se reventara y ambos voltearan a verlo.


  • ¿Quiénes Jae-hyung? – pregunto curioso Taemin.


  • Ah pues… – se le notaba un poco el nerviosismo al rubio – de Changmin y Minho.


  • ¿Changmin y… Minho? ¿Son pareja? – volteando a ver a los involucrados.


  • Este… ¿no lo sabían?


  • ¡¿Queeeeeeeee?! ¡¿Cómo que son pareja?! ¡¿Y sin decirnos nada?! – les reclamo la diva de los SHINee. Tenían suerte de que el conductor era japonés y que no entendía el coreano, sino imagínense tremendo escándalo que se armaría.


  • Lo sentimos Key, de veras que sí. Es solo que recién lo formalizamos ayer y no encontramos el tiempo para decirles. Nuestros hyungs de Tohoshinki lo saben porque precisamente ayer después de formalizar nuestra relación, lo pase a dejar a su departamento y de paso despedirme de todos antes de irme. Como nos encontramos con todos presentes, pues se los dijimos. – el mencionado solo se limitó a cruzar los brazos – de verdad lo sentimos.


  • Está bien. Les creo.


  • ¿Eso quiere decir que Taemin y yo somos los únicos solteros disponibles? – preguntó el líder de SHINee.


  • No son los únicos. Su y yo tampoco tenemos pareja – le contestó Yoochun.


  • ¿Eh? Yo hubiera jurado que ustedes dos estaban en una relación o algo así.


  • Pues no.


  • Ya veo, ¿Y nos les gusta alguien? – les sonrió el líder Onew


  • No les voy a mentir. Si hay alguien que me gusta mucho. De hecho, estoy buscando el momento preciso para declararme. Solo espero que esa persona acepte mi corazón.- contestó un sonrojado Yoochun.


  • Yo creo que lo hará. ¿Quién sería tan tonto como para dejarte ir? – le sonrió su amigo Junsu.


  • Gracias Susu-ah. – compartiendo sonrisas cómplices.


  • ¿Y tú Junsu? ¿Alguna persona especial para ti?


  • Jeje ¿Qué les diré? – rascándose nerviosamente la cabeza – Es complicado.


  • ¿Cómo que complicado? ¿Le gusta o esta con alguien más?


  • Es….


  • ¡Ya llegamos! ¡Aquí es chicos! – esta vez la plática fue interrumpida por el chofer que anunciaba la llegada del bus al parque acuático.

Todos bajaron en fila del autobús con sus cosas. Después de decirle la hora que el chofer regresaría por ellos, el autobús siguió de largo su camino. Durante el día el grupo se la paso probando las diferentes atracciones que ofrecía el lugar. Subiendo y bajando de toboganes, atracciones que incluían lanchas bajando a toda velocidad por estrechos canales, piscinas y espectáculos de animales marinos. Cuando se acercaba la hora de la comida, se acercaron al área de comida. Todos hablaban muy animados entre ellos recordando lo vivido en las horas pasadas. Fue hasta que un Yoochun muy animado con un mensaje en su celular que les dijo a los demás que volvería enseguida con una sorpresa. Casi parecía el mismísimo Flash con la velocidad que corría al otro lado del parque.


  • Parece estar muy animado. ¿Qué clase de sorpresa será como para que se haya puesto así? – preguntó Jonghyun


  • ¿No crees que será la persona de quien nos habló? – le respondió Key – lo digo porque primero vio algo en su teléfono y esa mirada de enamorado no me engaña.


  • Dice ser mi Soulmate y ni siquiera me había comentado nada de que estaba enamorado de alguien. Aunque pensándolo bien, yo tampoco le pregunté. La verdad es que yo creía que estaba con Junsu. – voltearon a ver al cobrizo que se había ido con Yunho y Taemin a ordenarles la comida a todos. El Changminho habían ido al baño.


  • Eso pensábamos nosotros también. Creo que al final interpretamos mal la cercanía que tienen. Confundimos el amor con amistad.


  • Y no los culpo – voltearon a ver a los otros 3 que llegaban con las charolas de comida – de hecho cualquiera lo hubiera creído así – era el líder de Tohoshinki quien había hablado.


  • Por cierto, ¿Dónde están? – preguntó Taemin.


  • Dijeron que iban al baño… ¿Ese no es Changmin que viene para acá? – preguntó Key.


  • ¿Vienes solo? ¿Y Minho? – le preguntó Jaejoong a Changmin.


  • No había papel de baño así que vine a ver si alguno de ustedes traía.


  • Yo traje. Está en mi mochila – le dijo Junsu a Min.


  • Gracias. – sacando el papel para llevárselo.


  • ¡Yo se lo llevo! – todos voltearon a ver al menor del grupo – es que yo también quiero ir al baño.


  • ¡Oh! En ese caso, ¿Te molestaría si te acompaño? – le preguntó Junsu.


  • Para nada. Vamos.

Así los dos se fueron con el papel hacia donde estaban los baños públicos. Le pasaron por debajo de la puerta el rollo de papel a Minho para que arrancara el pedazo que iba a utilizar. Después el cobrizo entro a uno de los cubículos. Cuando salió del baño, se fue a lavar las manos. Estaba en ello cuando escucho voces muy familiares afuera de los baños. Parecían estar discutiendo. La curiosidad que sentía fue tanta que hizo que se asomara en dirección de donde provenían las voces. Las siguió cautelosamente hasta la esquina de la parte trasera de los baños. Tratando de mantenerse oculto, dio un vistazo para ver de quienes se trataban. Se sorprendió de ver a Minho y Taemin ahí.


  • ¿Entonces qué fue lo nuestro Minho? ¿Nada? ¿Jamás significo algo para ti?


  • Eso mismo debería estarte peguntado yo Taemin. Si mal no recuerdo, fuiste tú el que me dejo.


  • Estaba un poco molesto ese día. ¡Jamás quise terminar contigo!


  • ¿Cómo pretendes justificarte ante mí? Ese comportamiento tan frio tuyo hacia mí. ¿Qué te hice yo como para que me trataras así?


  • Nada Minho. Tú jamás me hiciste nada malo.


  • ¿Entonces? No me digas que mis sospechas siempre fueron ciertas y salías con otro a mis espaldas.


  • ¡No! Déjame explicarte lo que sucedió. – al ver que el pelinegro no se oponía, continuo – veras, yo nunca estuve de acuerdo con ello pero no podía negarme porque no quería decepcionarla. – el pelinegro lo miraba confundido.


  • ¿De qué hablas?


  • Mi mamá es la causa de mi comportamiento contigo. Ella no sabe que soy gay ni mucho menos que estoy contigo. Cuando cumplí la mayoría de edad, ella empezó a presentarme a las hijas de sus amistades. Al principio no había pensando nada malo, no fue hasta que me empezó a arreglar citas a ciegas con ellas que capté sus intenciones. Siempre que sabía de uno o dos días de descanso en nuestra agenda, ella aprovechaba para arreglar el encuentro con alguna chica. No soportaba pensar en el daño que te haría si te enterabas de esos encuentros. Por eso mi cambio de actitud. Intentaba alejarte de mí poco a poco para que fueras tú el que terminara conmigo porque no tenía las agallas para hacerlo. – en sus ojos se formaban las lágrimas que eran producto de la mezcla de emociones que había retenido por tanto tiempo. Tristeza, dolor e impotencia. – Tuve que fingir que no me pasaba nada para no preocuparte. Temía que si te acercaras nuevamente a mí….no podría controlarme y me lanzaría nuevamente a tus brazos. No puedo más Minho. Adoro a mi madre pero nadie más podría ser mejor para mí que tú. No puedo verte con otra persona…no puedo….


El menor sintió aquellos brazos que había extrañado tanto enrollarse en su cintura. El calor que  desprendía el cuerpo contrario le era tan reconfortante que no pudo aguantarse de romper en llanto ahí mismo. Las manos del mayor se movían por toda su espalda, tranquilizándolo. Sentía como Minho lentamente se apartaba de él pero sin llegar a soltarlo. Una mano tomó posesión del mentón del menor haciendo que sus miradas se encontraran.


  • ¿Es cierto lo que me acabas de decir? – le susurro suavemente


  • Cada palabra…


  • ¿Todavía me amas?


  • Jamás deje de hacerlo…. ¿Y tú?


  • Yo tampoco te he podido olvidar….te amo demasiado como para hacerlo.


  • ¿Y Changmin? ¿No le hará daño esto?


  • Estoy seguro de que lo entenderá. Y de tu mamá no te preocupes, eso ya lo veremos después. Ahora quiero hacerte una pregunta… ¿Quieres volver conmigo Taemin?


  • Si quiero…. – la distancia entre ambos se fue cerrando hasta que sus labios se fusionaron en aquel beso de reconciliación que ambos habían anhelado tanto.

El cobrizo se alejó de la tierna escena entre sus amigos. Durante el trayecto de regreso, la conversación entre Taemin y Minho se repetía una y mil veces más en su cabeza. De repente, la imagen de Changmin apareció en su mente causando que se detuviera. “Minho va a terminar con Changmin.” Recordó también los días pasados. Changmin se veía claramente enamorado de Minho. ¿Cómo puede hacerle esto a Min? ¿Acaso Minho lo consideraba un reemplazo de Taemin? Se encontraba dividido. Por una parte culpaba a Minho por haber aceptado a Changmin si aún estaba enamorado de Taemin, y por otro lado a Taemin por no decirle la verdad antes de incluir a Changmin en ese embrollo. De una cosa si estaba seguro, el que más lo sufriría seria Min.


  • ¿Junsu? ¿Por qué tardaste tanto? ¡Tú comida ya ha de estar fría! – se dejó jalar por el rubio quien lo había ido a buscar para llevarlo a donde lo esperaban los demás.  – ¡Si hasta Taemin y Minho llegaron antes que tú!


  • Lo siento Jae. Es que me entretuve por ahí viendo como la gente se aventaba de un tobogán.


  • Anda come. – volteo a ver a los demás que ya iban por la mitad de sus almuerzos. Estaban todos presentes a excepción de cierto ratón.


  • ¿Y Yoochun?


  • ¡Aquí! – los presentes voltearon para ver a un animado Yoochun venir de la mano de un chico de cabellera castaña.


  • No puede ser…. ¡Hyung! Junsu se levantó de su asiento y se arrojó para abrazarlo.


  • ¿Cómo estas hermanito?


  • Pues sorprendido de verte. ¿Qué haces aquí?


  • Veras, Chunnie me invito – sonrojándose al decir esas palabras.


  • ¿Chunnie? – le preguntó.


  • Sip. Desde ahora  somos cuñados Susu.


  • Waaaa! – no pudo evitar la salida de esa expresión. – ¡Hasta que por fin se decidieron en hacerlo oficial! – en eso recordó a los demás presentes quienes algunos (los de SHINee) no sabían quién era el castaño.


  • Chicos, él es Junho, mi hermano.


  • Mucho gusto en conocerlos a todos.


  • Igualmente para nosotros Junho. Justamente nos estábamos preguntando en donde se había metido Yoochun. Veras, nos dijo que nos tenía una sorpresa y vaya sorpresa he. – ambos se sonrojaron ante lo dicho por Jaejoong.


  • Bueno, no se queden ahí parados y siéntense a comer antes de que se enfríe – les dijo Junsu.


Comenzaron a comer nuevamente cuando ya todos se encontraban sentados en sus lugares. Mientras comía, no pudo evitar notar las miradas “discretas” entre Taemin y Minho. Por otro lado, Changmin parecía no prestarle atención a ninguno de ellos. Estaba más entretenido robándole las papas a Jaejoong mientras este hablaba con Junho. Aquel acto tan travieso de Min le hizo sonreír. Cuando se trataba de comida, Changmin suele hacer esas cosas con tan de conseguir su objetivo. Tome mi bolsa de papas a la francesa que todavía tenía la mitad dentro y se las ofrecí. Él se vio sorprendido al inicio pero después las acepto con una sonrisa en su rostro y un suave “Gracias”. Rápidamente voltee a ver mi plato, evitando así que viera mi rostro sonrojado. Mi corazón latía como loco en mi pecho. Si con ese simple gesto logra hacer que mi cuerpo reaccione de esta manera, no puedo imaginarme como seria después de un beso suyo. El solo hecho de pensarlo hizo que sintiera aún más calor en mi rostro. Debo dejar de pensar en esas cosas.


  • ¿Junsu? ¿Te sientes bien? Tu rostro esta algo rojo – preguntó Yunho. Se sintió descubierto al notar todas las miradas sobre su persona.


  • Estoy bien hyung. Es que el sol está muy fuerte.


  • ¿Eres de piel sensible? En ese caso ten – la diva del grupo le paso un bloqueador de su mochila – es para que te proteja de los rayos UV del sol. Es suave y no te va a irritar la piel.


  • Gracias Key. – tomando el producto que le ofrecía la diva y poniendo un poco de la fría sustancia en su rostro.


Definitivamente tengo que dejar de pensar en Changmin en público.


*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*_*


El roce del agua tibia con su cuerpo desnudo le producía una sensación de absoluta relajación. Como amaba esta sensación. Hace no más de una hora que habían regresado del parque acuático y Junsu se estaba lavando los residuos del agua con cloro que le habían quedado de las albercas. Tarareaba una canción mientras el agua caía formando ríos por su cuerpo. Cerró las llaves del agua y salió de la regadera siendo recibido por una cortina de vapor. Con la toalla que había traído, seco su cuerpo y procedió después con su cabello. Al otro lado de la puerta, podía escuchar la voz de Changmin hablando por teléfono. Por su forma de tratarse supuso que era Minho. “Me pregunto si Minho ya habrá terminado con Min.” Sorprendido de escuchar un “En un rato voy para allá” de Changmin, rápidamente se terminó de vestir y salió del cuarto de baño. Encontrándose con un Changmin que terminaba de ponerse los zapatos.

  • ¡Changmin-ah! – el menor volteo a verlo confundido


  • ¿Qué sucede Junsu?


  • Este….yo… – no sabía que decir y Changmin esperaba la respuesta – ¿Vas a salir? – se dio un golpe mental por semejante pregunta tan obvia.


  • Sí. Minho me llamó diciendo que tenía algo importante que decirme y que fuera a su departamento. –  “¿Algo que decirle? ¡De seguro planea terminar con él!”


  • Changmin yo… –  ¿Por qué las palabras que quería decir no salen? ¡¿Qué sucede conmigo?!


  • ¿Te sientes mal Susu? ¿Quieres que le hable a Jaejoong?


  • No.... – fue lo único que salió de su boca


  • Vale. Entonces me voy. Nos vemos después. – se estaba alejando….no puedo permitirlo….no quiero…que vaya con él…


  • No te vayas…

Podía sentir como aquellos pasos que momentos antes avanzaban hacia la puerta de la habitación, ahora se detenían. Se giró y camino lentamente hacia Changmin, deteniéndose antes de chocar contra él. Su mirada se alzó para encontrarse con la del más alto. De repente sintió algo húmedo deslizarse por su rostro, aquello sorprendió a ambos pero sobre todo al castaño frente a él. Una mano frotó su rostro limpiando el rastro de aquella sustancia salina.


  • ¿Qué sucede Junsu?


  • ¿Recuerdas la vez en que hablamos de lo que pasó entre nosotros aquella noche en la habitación de hotel? – podía ver la tensión en la mirada del otro – te había dicho que tenía miedo de perderte. En ese entonces, pensé que había sido mi culpa lo que pasó y que si te alejabas de mi seria por mi culpa. Que no podría culparte si lo hacías.


  • Junsu…


  • Soy un egoísta. A pesar del daño que te hice, aun así no quiero perderte. Quiero verte feliz Min y por eso no puedo dejar que te vayas ahora.


  • ¿De qué hablas Su?


  • Yo….vi a… Minho con Taemin en el parque acuático. Escuché que estaban discutiendo de su relación y que la mamá de Taemin era la razón del porque Tae terminó con Minho. Al parecer la mamá de Tae lo ha estado citando con chicas para buscarle pareja y todo lo hacía a espaldas de ambos. Tae no podía negarse porque no quería decepcionar a su mamá ni mucho menos quería lastimar a Minho. Por eso actuó así, para alejar a Minho y que él no sufriera. Cuando él supo de la relación entre Minho y tú, no aguanto más y le dijo la verdad a Minho. Ellos….se reconciliaron.


  • ¿Es eso lo que te tiene así? – el menor asintió levemente.


  • Minho quiere terminar contigo para regresar con Taemin.


  • Con que así es. La verdad es que ya se habían tardado en hablar de ello. Aunque supongo que no puedo culpar a Tae ahora que se sus motivos. – notó la expresión confundida en el rostro del cobrizo – Veras, Minho y yo fingimos tener una relación para sacarle celos a Taemin. Sabíamos que el menor ocultaba algo y queríamos sacarle la verdad. Les dijimos a los chicos de “lo nuestro” para tener más credibilidad.


  • ¿Entonces todo fue mentira? – no sabía cómo explicar aquella emoción entre felicidad y confusión. Algo no cuadraba. Claramente había visto como Changmin lloraba en el balcón de la suite el día que llego Minho y de nuevo en el karaoke. También estaba esa plática que tuvo con Minho en el baño del karaoke. Esa canción que cantó ese día…


  • Changmin, ¿te puedo preguntar algo? – al recibir la aprobación del contrario, continuo - ¿Estás enamorado de Minho?


  • No, es mi amigo solamente. ¿Por qué?


  
Algo no estaba bien. Recordó claramente que Minho me había dicho que Changmin no le era indiferente e inclusive me preguntó si no me gustaba Changmin…. La realización de la verdad le llegó de golpe. Es posible que Minho sospechara que me gustaba Changmin y por eso actuaba más cariñoso con él frente a mí. Fueron justamente esos gestos y el anuncio de su relación con Min lo que hizo que me diera cuenta de mis sentimientos. ¿Será que Minho lo había hecho para meterme celos a mí también? La idea no le sonaba tan descabellada. Ahora solo faltaba saber el porqué de la tristeza de Min.


  • Changmin, esa vez en el karaoke te vi triste. Inclusive cuando cantaste esa canción me di cuenta de ello. – podía notar la sorpresa en la mirada del más alto – ¿Qué te hizo sentir así? – podía ver como volteaba para otro lado. Estaba claramente nervioso. – ¿Minnie?


  • ¿Me creerías si te dijera que estoy enamorado?


  • ¿Enamorado?


  • Pero no soy correspondido. – ¿Qué? ¿Cómo alguien podría rechazar a Min? ¿No se dan cuenta de la persona tan maravillosa que es? Lo que daría por ser yo quien estuviera en su corazón. El hecho de saber que hay alguien que no lo valora…me molesta…y me duele porque esa persona está lastimando a la persona a quien yo más quiero.


  • Esa persona no te merece.


  • ¿Eh?


  • No merece que llores por él o ella. No sabe lo que se está perdiendo. No puedo creer que sea capaz de rechazarte cuando hay muchos quienes desearían tener una oportunidad contigo. Quienes les gustaría ser la razón de tu sonrisa, quienes quisieran verse envueltos en tus brazos – se acercó aún más al castaño hasta posar su frente en el fuerte pecho del contrario – quienes desearían sentirse amados por ti… – alzo la mirada para encontrarse con la del más alto – y desean esto…

El más bajo se acercó al rostro del menor para acortar la distancia entre ellos y atrapar por fin los labios contrarios y saciar su deseo con ellos. Ya antes había cruzado la línea y ahora de nuevo lo estaba haciendo con ese beso tan ansiado para él. Era un beso en el que depositaba su corazón entero sin guardarse absolutamente nada. Lentamente podía sentir como Min le correspondía el beso. Se sintió desfallecer cuando los brazos contrarios envolvían su cintura para atraerlo aún más. Pero el aire era un elemento necesario y este los obligó a separarse. Con las respiraciones agitadas se vieron a los ojos.


  • Junsu…


  • Me arrepiento…


  • ¿Qué? – para el castaño esto se estaba convirtiendo en un doloroso deja-vu.


  • Me arrepiento de haberte dicho que me arrepentía aquella vez. Lo dije porque en ese entonces no sabía lo que sentía hasta que casi terminé perdiéndote. Ahora ya no quiero ni pienso reprimirme más. Aun si tu no sientes lo mismo, yo luchare hasta lograr que te enamores de mí. Tanto como yo lo estoy de ti Changmin.


  • Eso no será necesario Junsu


  • ¿No…? – Sintió una pizca de dolor en su pecho. El menor negó.


  • Porque yo ya estaba y estoy perdidamente enamorado de ti.

No se necesitaron más palabras que esas para calmar la ansiedad de sus corazones. Ahora nada les impedía unir nuevamente sus labios para disfrutar del sueño recién cumplido. Los besos se volvían cada vez más demandantes y ambos sentían la necesidad de sentirse más íntimos. Sin dejar de besarse, Changmin alzo en brazos al más bajo y este inmediatamente enrollo las piernas alrededor de su cintura. Lo cargó hasta recostarlo suavemente en la cama. Se colocó encima de él y siguieron comiéndose la boca con tanto deseo contenido que pronto sintieron la temperatura elevarse a tal grado que deseaban sentir más del otro…

1 comentarios:

  1. Anónimo8/09/2016

    ¡¿Eh?!¡No lo puedes dejar así... quiero saber que más pasa! Jejej e//w//e
    ¡viva el mimsu! ♡♡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD