You are everything I've been looking for - Cap. 6

2 comentarios
Only One

El aire frío que se coló por los poros de su piel lo despertó, poco a poco abrió sus ojos y miró el claro cielo, la mayoría de nubes se había ido pero el sol no estaba en lo alto, tampoco era completamente de noche, Changmin imaginó que eran alrededor de las seis de la tarde, se desperezó estirándose y suspiró, había tenido un buen sueño. Enseguida a su mente llegó Jonghyun, con quien se había dicho cosas dolorosas, sintió una punzada en el pecho, se lamentó de lo que había dicho, pero tenía miedo de mirarlo a los ojos, así que decidió que no era tiempo para volver

Changmin miró el cauce del riachuelo y pensó en lo hermosa que era la naturaleza, la cual le ayudaba a sentirse tranquilo y relajado, le hacía menos doloroso el acordarse de Kyuhyun y la vida que había abandonado en Seúl. Cerró los ojos unos instantes y luego giró su cabeza al lado izquierdo, vio a Yunho acostado en el pasto, dormido, a tan solo metro y medio de él, pensó en lo extraño que era eso y que él no se hubiera dado cuenta desde que despertó. Sonrió cálidamente y lo miró fijo por varios minutos, dormido era tan guapo como despierto
- ¿Qué hará aquí? – se preguntó curioso, lo observó unos momentos más, le recorrió el cuerpo con la mirada hasta volver de nuevo a su rostro – Lo seguiré diciendo, que desperdicio – pensó divertido, había escuchado esa frase de parte de mujeres cuando un hombre que les gustaba resultaba homosexual, él la usaba igual, cuando un hetero le parecía demasiado atractivo. Se estiró de nuevo y se puso de pie, se acercó a la orilla y agarró un par de piedras, comenzó a aventarlas, aunque era suave el ruido, logró despertar a Yunho

- Despertaste – dijo Yunho con voz lo suficientemente alta para que Changmin oyera, enseguida se giró hacia él y le sonrió, luego asintió y volvió la vista al riachuelo, tirando ahí las últimas piedras. Mientras tanto Yunho se puso de pie, se estiró mientras emitía un gimoteo perezoso, luego bostezó, miró la espalda de Changmin y se acercó hasta colocarse a su lado

- ¿Qué hacías ahí? – preguntó Changmin, mirándolo de reojo

- Estaba por aquí con mi novia, pero tuvo que irse, caminé y te vi dormido, estabas tan lindo que no me resistí a hacerte compañía – dijo con tono bromista lo último, Changmin sonrió ampliamente, le gustaba cuando Yunho le decía lindo, aunque solo fuera para compararlo con un pequeño niño o de broma

- Ya veo – respondió en tono bajo, Yunho se dio cuenta que no tenía el ánimo de siempre, así que se giró hacia él y se acercó un poco más, le colocó una mano sobre la frente, Changmin le miró la cara fijamente, Yunho parecía estarlo analizando

- ¿Te sientes bien? – preguntó preocupado - ¿Tendrás fiebre? – volvió a preguntar con preocupación, ésta vez lo vio sonrojado, pensó que quizás tenía temperatura, aunque su piel no se sentía caliente

- No tengo fiebre – dijo al fin, sonrió nervioso, agarró la mano de Yunho y se la apartó, lo miró con un poco de timidez, hasta entonces Yunho entendió que quizás se acercó de más, así que avergonzado se retiró un paso, sonrió apenado, luego se aclaró la garganta

- ¿Quieres volver? – preguntó para cambiar rápido de tema, Changmin hizo una mueca y luego negó, cabizbajo - ¿Qué pasó? – más preocupado que antes lo observó detenidamente

- Me peleé con Jonghyun – respondió con tristeza – Le dije algo horrible, ahora me da vergüenza mirarlo a los ojos – se sinceró, agachando luego la mirada

- Es normal pelearse con un amigo, hace tiempo en una ocasión Donghae y yo peleamos tan fuerte que no nos hablamos en dos semanas – confesó seriamente, Changmin levantó la mirada y lo observó sorprendido

- ¿De verdad? ¿Por qué pelearon? – preguntó con gran curiosidad, ellos dos parecían tan unidos que jamás los pensó peleándose

- Le rompí su bicicleta y en venganza destruyó mi G.I. Joe favorito – respondió con seriedad, pero a Changmin le pareció tan absurdo que se rio. La intención de Yunho había sido precisamente esa, así que le sonrió – Pero mira que guapo te ves riendo – dijo sin vergüenza, Changmin le devolvió otra sonrisa

- ¿Te gustan los niños Yunho? – preguntó Changmin de pronto y él asintió – Se nota – suspiró y levantó la mirada al cielo – Serás buen padre – lanzó un largo suspiro, recordando algo junto a Kyuhyun se quedó callado unos momentos, en una ocasión él y su ex hablaron de cómo sería sus vidas si pudieran adoptar un hijo, pero luego determinaron que a ninguno de los dos les gustaban tanto los niños y pensaron que alguna vez adoptarían mejor a un perro o a un gato. Yunho miró de nuevo a Changmin

- ¿Sabes Changmin? – lo llamó y el otro volteó a verlo – Creo que tú quieres hablar, y yo quiero escucharte, así que dime lo que te pasa – sugirió con firmeza, poniéndose serio, Changmin lo miró con sorpresa, sintió cosquillas en su estómago, mirándolo fijamente al rostro

- ¿Por qué tú…?

- ¿Qué no somos amigos? – lo interrumpió, Changmin lo miró en silencio unos momentos y luego asintió suavemente – Han pasado casi cuatro meses desde que están aquí, tal vez no es mucho, pero realmente los aprecio a ti y a Jonghyun – dijo sinceramente, Changmin sonrió, conmovido por aquella aseveración – Puedes contar conmigo, tenlo presente siempre

- Gracias – contestó alegre y Yunho le devolvió la sonrisa, luego se alejó hacia el árbol frondoso y se sentó frente a él, Changmin también avanzó ahí y se sentó frente a Yunho, apoyando la espalda en el árbol, con las piernas entrelazadas

- Ahora sí, dime lo que te pasa – pidió con seguridad, mirándolo a la cara

- Hoy sería mi aniversario con Kyuhyun, cinco años juntos – comenzó a relatar, al oír eso Yunho abrió un poco más los ojos pero no lo interrumpió, siguió esperando – Como ya sabes es la razón por la cual dejé Seúl, a mi familia, todo – Yunho asintió – Me desperté deprimido, aunque no sé exactamente por qué, Jonghyun intentó levantarme de la cama, pero dijo cosas que me hicieron molestar y le respondí horrible – reflexionó un momento, le volvió a doler recordar lo que le había dicho

- ¿Tan terrible fue? – Changmin asintió

- Le di a entender que solo estaba buscando tener una oportunidad conmigo, que en realidad era por él y no por mí que le dolía verme sufriendo por Kyuhyun – explicó a grandes rasgos sus palabras, Yunho se sorprendió

- Wow, que fuerte – expresó sinceramente – Fuiste un poco duro – dijo con sinceridad, Changmin sabía que era verdad y asintió, se quedó callado unos momentos

- Me siento perdido Yunho, creí que iba a ser más fácil olvidar por completo a Kyuhyun y adoptar una nueva vida, pero cada vez me doy cuenta que me engañaba a mí mismo, aquella noche hui – pausó un momento, apartando la mirada de Yunho, recordando cada escena de aquella noche – Pero realmente no cerré bien ese capítulo, no tuve una despedida real, no me despedí de Kyuhyun, simplemente hui y siento que una parte de mí quedó allá y jamás va alcanzarme – analizó, sintiéndose nervioso - ¿Y si nunca lo olvido? Tal vez deje de amarlo, de necesitarlo, pero no podré dejarlo ir, me perseguirá toda mi vida, Kyuhyun estará siempre a mi lado… tengo miedo – confesó aterrado, nunca había hablado eso con nadie, ni siquiera se permitía pensarlo, analizarlo, ahora es que sus miedos salían desde lo más profundo de su subconsciente. Sintió frío, pero no era el clima, era su miedo, estaba aterrado

- Tranquilo – se apresuró a decirle Yunho, acercándose más a él, se sentó a su lado y le colocó una mano sobre el hombro, Changmin giró la cabeza hacia él, entonces notó el mayor aquel miedo en la mirada del menor, sintiéndose identificado, él también conocía ese miedo, por primera vez sintió que alguien lo comprendía. En toda su vida siempre se sintió perdido sin la mujer que amaba, ella vagaba siempre en sus recuerdos, en sus pensamientos, era como el cruel fantasma del ex novio de Changmin. Ellos dos compartían la misma pena, en diferentes mundos, pero iguales

- ¿Algún día desaparecerá? La incertidumbre, el miedo – miró en los ojos de Yunho buscando una respuesta, él se encogió de hombros, no supo que decir, por lo general trataba de tener respuestas a las cosas, pero en esta ocasión él compartía la misma duda, porque estaba enamorado de una quimera, igual que Changmin

- Nos queda averiguarlo – respondió luego de unos instantes, con la mano que sostenía el hombro de Changmin lo jaló hacia él para abrazarlo, le rodeó ambos hombros y Changmin se abrazó a él, temblaba, pero en sus brazos se sintió seguro, la calidez que Yunho le regaló lo hizo sentirse protegido. Para Yunho la calidez del cuerpo de Changmin también fue reconfortante, cada uno pensó en su propia lucha, su propio dolor, no repararon en el tiempo que sus cuerpos estuvieron así de cerca, simplemente se apartaron uno del otro, Changmin lo miró con agradecimiento y Yunho le sonrió amablemente, levantó su mano en aquel gesto que tanto le gustaba hacer con Changmin, le alborotó un poco los cabellos, como a un niño – Todo va a estar bien – dijo finalmente

- Gracias – asintió emocionado, aún tenía miedo, le carcomían las dudas, pero si no dejaba pasar más tiempo tal vez nunca se disiparía aquella sensación de atadura

- ¿Quieres volver?

- Aún no – dijo temeroso – Regresa tú si quieres – completó, pero Yunho negó convencido

- No te dejaré solo – le guiñó un ojo, Changmin se emocionó, esa amabilidad de Yunho le atraía mucho, aunque sabía que solo eran gestos amistosos, pero se sentía bien que los tuviera hacia él – Dime Changmin, ¿cómo es él? – preguntó con tacto, Changmin lo miró en silencio unos momentos – No físicamente, claro

- Kyuhyun es una persona que no se rinde – comenzó – Cuando se determina a hacer algo siempre lo lleva a cabo – sonrió al recordar cuando intentaba conquistarlo, antes que fueran novios – Siempre tiene algo que contar y nunca deja que te aburras, sabe qué decir y que hacer en el momento preciso – se quedó callado unos instantes, pensando – Cuando alguien le interesa procura saberlo todo de esa persona, para saber cómo conquistarle – dijo pensando en aquella etapa de cortejo que tuvo con él, pero ahora todo eso parecía demasiado burdo – Pero tal vez todo era mentira, su trampa para atrapar incautos como yo – comentó encogiéndose de hombros – O tal vez si me amaba, ya no sé – analizó con voz baja, Yunho no le había hecho esa pregunta pero había pensado en los motivos que pudo tener para haberlo engañado como lo hizo

- ¿Ustedes tuvieron problemas? Antes de eso – preguntó Yunho

- No realmente – pausó un poco – Hubo un tiempo en que las cosas no estaban del todo bien, pero él tenía problemas en el trabajo, con su familia, nos distanciamos un poco pero seguíamos bien, fue la única vez, las demás fueron cualquier cosa, discusiones normales de pareja – reflexionó convencido - ¿Crees que en ese tiempo él comenzó a engañarme? – preguntó interesado, desde que había visto a su ex con Minho siempre se preguntó si había alguna razón más fuerte para que aquel engaño se hubiera dado

- Una persona infiel siempre se valdrá del más mínimo pretexto para engañar, tal vez – respondió con honestidad, la respuesta funcionó para Changmin y asintió

- Te diré algo – comenzó a decir con un poco de vergüenza – Siempre tuvimos buen sexo, desde la primera vez congeniamos tanto, nunca hubo recelo o cohibición, siempre traté de mantener la llama – miró a Yunho discretamente, él lo observaba atento – El día de su cumpleaños, cuando descubrí su infidelidad, lo abordé en su oficina – miró luego hacia el riachuelo y se sonrojó – Compré una absurda prenda íntima y lo seduje, creí que estaba siendo sexy – rio discretamente, con vergüenza – En toda mi vida, con nadie más había hecho algo así, ahora lo recuerdo y me siento ridículo – volteó hacia Yunho, él le sonreía con clemencia, escuchándolo atento – Creí que yo era el novio que cualquiera desearía, ahora sé que estaba siendo arrogante, tal vez Minho era mil veces mejor que yo, tal vez él si supo seducirlo hasta dominarlo, de otra forma no me explico por qué, si nuestra vida sexual era plena, sexo no le faltaba – dijo con un poco de enojo, Yunho podía entender esa molestia

- Ya te lo dije, un infiel solo necesita un pretexto simple y tonto, no te culpes, lo diste todo en esa relación y fuiste traicionado, la culpa es de él, y de tu amigo por burlarse de ti – dijo con sinceridad, creyéndolo firmemente, Changmin asintió, eso sonaba muy real y él ya estaba cansado de sentirse culpable por quizás haber provocado la infidelidad de Kyuhyun

- Gracias Yunho, eres increíble – sonrió con cariño, lo miró fijamente y pensó en lo bien que le había hecho esa charla, Yunho devolvió la mirada y negó sutilmente
- Esto es lo que hacen los amigos – se levantó del suelo y estiró su mano hacia Changmin, él la sujetó con firmeza y aceptó la ayuda para levantarse del suelo, en cuanto lo hizo se soltaron de las manos - ¿Ahora si quieres regresar? – esta vez Changmin asintió – Regresemos entonces – le mostró una amable sonrisa y ambos caminaron hacia el Bar, el sol estaba poniéndose al horizonte, no tardaría en anochecer.
En el Bar, Jonghyun se preparaba, afinando la guitarra, a él le tocaría cantar ese día, porque aunque nadie lo vio salir, se dieron cuenta que Changmin no estaba por ningún lado en la casa, Donghae y Eunhyuk estaban preocupados, pero no querían alterar más a Jonghyun así que no hablaron más del tema

- Hola, buenas noches – habló a través del micrófono – Changmin está un poco ocupado hoy, pero espero amenizar su noche, gracias – dijo un tanto tímido, y aunque creyó que vería malas caras no fue así, le aplaudieron con agrado y se sintió más tranquilo, entonces comenzó con una canción de rock un poco movida, los clientes lo recibieron mejor de lo que esperaba.
Yunho y Changmin caminaban muy lentamente rumbo al Bar, platicando amenamente, siempre que conversaban entre ellos se daban cuenta cada vez más de las afinidades que tenían, pese a la diferencia de edad y pese al poco tiempo que tenían de conocerse estaban por convertirse en grandes amigos, sin darse cuenta se estaban volviendo cercanos. Durante el trayecto Changmin le habló a Yunho de sus días en la Universidad, antes de conocer a su ex, le contaba de las peripecias que él y Jonghyun habían vivido y de cómo a ambos les nació la pasión por la música. A su vez, Yunho contó a Changmin un poco más sobre su vida, sobre todo de aquella época en la que él y Eunhyuk eran amigos
- Aunque teníamos trabajos nos gustaba bailar en la plaza – contó animado – Ganábamos algunas monedas de más. A la gente les gustaba vernos competir, eran buenos tiempos

- Debieron ser unos locos – comentó Changmin divertido, imaginándoselos compitiendo en el baile, unos cuantos años más jóvenes

- No locos en realidad, pero fue una época muy divertida – dijo sonriente y luego se puso serio – Extraño nuestra amistad – confesó

- Yunho…

- No dejes para mañana esa charla pendiente con Jonghyun, ustedes se quieren mucho como para que todo termine por algunas palabras hirientes ¿no crees? – detuvieron su caminar y se miraron frente a frente

- Lo sé – sonrió con amargura, desviando un poco los ojos, Yunho buscó su mirada y enseguida Changmin se incorporó, sonrojándose por la insistencia en la mirada de Yunho

- El cariño que le tienes, es mucho más que de amigos ¿verdad? – preguntó aun sabiendo la respuesta, Changmin se sonrojó aún más y sonrió nervioso

- Siento muchas cosas por él, cosas que me confunden pero… no sé –

- Todo lo que sientas díselo. No sabes de las cosas maravillosas que tal vez te estés perdiendo – aconsejó con convicción, Changmin miró los ojos puros de Yunho y su corazón latió deprisa, las palabras de Yunho siempre le llegaban hondo, pero se sentía confundido, no sabía si lo admiraba por aquellas palabras, o si le gustaban solo porque las decía él

- Ss… sí – respondió nervioso, Yunho percibió aquella extraña reacción y volvió a buscar los ojos de Changmin, éste enseguida se apartó – Será mejor que nos apresuremos – dijo tajantemente y reanudó su paso, Yunho miraba su espalda con sorpresa, no entendía lo que acababa de pasar, sin embargo lo siguió, cuando lo alcanzó se colocó a su lado y siguieron caminando rumbo al Bar
Minutos después ya estaban a tan solo dos esquinas de llegar, se detuvieron frente a la casa de Yunho, desde ahí Changmin miró el Bar, a través del ventanal pudo ver la figura de espaldas de Jonghyun, tocaba la guitarra y entonces imaginó que también estaba cantando

  • Parece ser que te está cubriendo – dijo Yunho, a lo que Changmin asintió


  • No estoy seguro de entrar – confesó nervioso, pero al sentir la mano de Yunho sobre su hombro se tranquilizó un poco. Changmin volteó a verlo, Yunho asintió y entonces Changmin volvió a mirar hacia Jonghyun


  • Tú puedes, haz las paces con él – animó amablemente, luego bajó la mano del hombro – Yo me quedo aquí, Stephanie no debe de tardar – dijo emocionado, solo de pensar que esa noche estaría con alguien nuevamente luego de semanas en que solo saludó a su consoladora mano


  • Vas en serio con ella ¿verdad? – preguntó con una sonrisa


  • Hasta ahorita vamos muy bien, pero no pienso en compromisos más serios, no de momento – explicó convencido, Changmin se atrevió a ser indiscreto


  • ¿La amas? – preguntó mirándolo atentamente en espera de la respuesta, al oír aquella pregunta Yunho sonrió con tristeza


  • No – respondió sinceramente – Pero la pasamos muy bien y la quiero – confesó sin pena, entonces Changmin recordó aquella historia que Jonghyun le contó el día siguiente de cuando llegaron a ese pueblo, pero sobre ese tema Changmin jamás preguntó, solo de ver cómo era ausente la mirada de Yunho le estremecía el corazón


  • Eso es suficiente – dijo Changmin de buen ánimo, Yunho asintió


  • Es tú turno, hazle saber lo que sientes – alentó sonriente, a Changmin le palpitó deprisa el corazón tan solo de pensarlo, sonrió nervioso, pero luego suspiró extensamente y se animó


  • Allá voy – dijo mirando a Yunho, él le hizo la señal con su pulgar de que estaba bien, entonces Changmin giró de nuevo hacia el Bar y se alejó


  • Suerte Changmin – dijo Yunho en voz baja, mirándolo partir, sonrió y entonces se fue hacia su casa, entró en ella, se daría un baño y luego comenzaría a preparar la cena.


Changmin entró al fin al Bar, en la barra estaba Donghae y a su lado Eunhyuk, que guardaba dinero en la caja registradora, al ver a Changmin el barman le dio un codazo a su novio y le señaló a Changmin, enseguida Eunhyuk volteó, luego compartió mirada con su novio, pero ninguno mencionó nada, tan solo miraban la figura de Changmin, éste se sentó en una de las mesas, no dejaba de mirar hacia su amigo, pero él estaba muy sumergido en su canción, algunos clientes miraban hacia Changmin y cuchicheaban


  • Se ve tan apuesto desde aquí – pensó Changmin mientras sonreía con timidez, su amigo terminó la canción y miró hacia los clientes, entonces vio a Changmin sentado, habían dos mesas enfrente que los separaban, se miraron a los ojos unos instantes antes que él mirara hacia otro lado


  • Gracias por escucharme, espero les haya gustado – dijo tímidamente, no lograba el efecto que su amigo lograba, pero lo habían recibido bien. Jonghyun sonrió como si pensara algo en específico, luego se irguió, miró discretamente a su amigo – Antes de mi descanso tocaré algo más – apartó la mirada de Changmin – Especialmente para alguien a quien quiero – sonrió nuevamente, Changmin se dio cuenta que estaba más relajado que al principio. Los clientes le aplaudieron y silbaron con buen ánimo luego de que hablara de la dedicatoria


Con la guitarra eléctrica Jonghyun comenzó a tocar, Changmin no reconoció la canción, pero por el ritmo supuso que era una canción de los ochentas


  • ¿Será para mí? – pensó nervioso. Changmin se sintió un poco intranquilo porque no sabía qué clase de letra tendría esa canción y temía que fuera algo extraño o despechado


  • Cariño, tienes que decirme, si debo quedarme o debo irme… – comenzó a cantar Jonghyun, desviando su mirada hacia Changmin – Si dices que eres mía, estaré aquí hasta el fin de los tiempos. Siempre engañando, engañando. Eres feliz cuando estoy arrodillado. Un día todo bien, y al siguiente fatal. Así que si quieres que deje de ser tu carga, bueno, vamos, dímelo, si debo quedarme o debo irme – continuó, mirando a veces a Changmin, la mayor parte del tiempo, Changmin sentía miradas sobre él pero no sabía si realmente lo miraban o si se sentía observado debido a la vergüenza


  • Sí que sabe elegir qué cantar ¿eh? – comentó sorprendido Eunhyuk, su novio asintió


  • Eso de indirecta no tiene nada – respondió Donghae – Es una directa con todas sus letras


  • ¿Debo quedarme o debo irme? Si me voy habrá problemas y si me quedo serán más todavía. Así que venga, dímelo – continuó, cada vez más convencido de cada palabra de la letra, Changmin estaba sonrojado, no pudo evitar pensar en todos esos momentos que vivió con Jonghyun más allá de la amistad - Esta indecisión me corroe. Si no me quieres, déjame marchar. Exactamente, ¿qué se supone que soy? ¿Sabes que ropa es la que me queda bien? Vamos, házmelo saber. ¿Debo quedarme o debo irme? – casi al finalizar miró directamente a Changmin y hasta el final, mientras tocaba los últimos acordes Changmin se levantó de la mesa rápido y fue hacia el interior de la casa, al pasarles por un lado a Donghae y a Eunhyuk se dieron cuenta que estaba sonrojado hasta las orejas y no parecía muy contento – Gracias, buenas noches – dijo rápido Jonghyun mientras le aplaudían, dejó la guitarra, apagó todo y se fue también, de prisa


  • Creo que en lugar de hacer las paces terminarán peleando más – dijo Eunhyuk resignado luego de suspirar, Donghae asintió


  • Oigan – dijo de pronto Junsu, acercándose a la barra - ¿Esos dos andan? – preguntó asombrado, en todo ese tiempo no se había dado cuenta de nada


  • Mmm algo así – respondió Donghae luego de dudarlo


  • En realidad jamás sabemos que se traen esos dos – secundó Eunhyuk


  • Ya veo – dijo el otro, encogiéndose de hombros se alejó para atender otra mesa.


Jonghyun llegó hasta la puerta de la habitación de Changmin y dudó un poco antes de tocar, llamó una vez y su amigo le abrió enseguida, lo miraba con tanta seriedad que Jonghyun sintió una punzada en el estómago, se quedó callado unos momentos


  • Tenemos que hablar – dijo el guitarrista y aunque Changmin no lo dejó pasar se abrió paso al interior, el otro cerró de un portazo – Entiendo si estás enfadado por la canción pero…


  • Ni siquiera es eso – interrumpió Changmin - ¿Qué quieres de mí? Jonghyun, no puedo sentir o actuar como tú quieras solo para que no te sientas menospreciado – espetó con un poco de molestia, otro tanto de desesperación, Jonghyun tragó saliva


  • Estabas en lo cierto – respondió, Changmin arqueó las cejas un instante – Fui injusto y solo estaba pensando en mí – bajó un poco la voz, como avergonzado, Changmin lo miró con ternura y se acercó a él, decidido


  • Dije cosas horribles, yo no…


  • Sht, no te disculpes – lo interrumpió, acariciándole sutilmente los labios con dos dedos, Changmin sintió cosquillas por todo su cuerpo pero no se apartó – Cada vez que piensas en él es una oportunidad menos para mí de que me veas de otra forma, la forma en que quiero que me mires, pero eso jamás va a pasar y me estoy aferrando a ello, no quiero agobiarte con mis sentimientos Changmin – confesó con tristeza, el otro quiso responder pero volvió a impedírselo – No quiero ser un estorbo para ti y puedo alejarme si tú me lo pides, solo una palabra tuya, empaco y me voy – dijo determinado


Changmin solo de pensar que Jonghyun lo abandonara sintió que las fuerzas le faltaban, entonces recodó las palabras de Yunho, él le dijo que dijera a Jonghyun todo lo que sentía por él, pero incluso para Changmin todo eso era muy confuso


  • ¿Por qué me haces esto? – preguntó perturbado, alejándose un paso de él, los ojos de Changmin estaban atiborrados de duda, Jonghyun sabía que estaba siendo drástico, pero solo así podía saber que era lo que Changmin quería de él


  • Changmin, nos hemos besado, tocado… - pausó unos momentos, ligeramente avergonzado al recordar aquella noche cuando Siwon atacó a Changmin y él y su amigo vivieron momentos de intimidad que no habían salido de su memoria ni un solo instante – Esa es la parte que hace aferrarme a la posibilidad


  • No me dejes, es lo que quiero, quédate a mi lado pero no puedo amarte y no me martirizaré tratando de obligarme a ello – respondió con seriedad, pero sus ojos estaban confundidos – Me gustas y te quiero realmente


  • Jamás intentaría obligarte a que me amaras – dijo Jonghyun, acercándose a Changmin de nuevo, tan cerca que casi pudo sentir el latido de su corazón


  • Me haces sentir cosas extrañas – confesó Changmin en un susurro, sintiendo cada vez más cerca el cuerpo de su amigo, cerró los ojos un instante y suspiró – No es amor, pero tampoco es solo cariño – Changmin levantó sus brazos y se aferró al cuello de Jonghyun – A veces te deseo y solo pienso en que deberíamos olvidarnos de todo, simplemente… - se contuvo de decirlo, pero Jonghyun también lo sintió


El corazón de ambos se aceleró, como en sintonía, Jonghyun no pudo más y sujetó la cintura de Changmin, cerró sus ojos y le arrebató un beso, Changmin se apartó un instante, como si dudara, sin soltarlo, luego ambos cerraron los ojos y se besaron, desesperadamente, buscaron el mayor contacto de sus cuerpos y sus bocas se buscaron sin inhibiciones. Ambos sabían lo que significaba, ese no era un beso como los demás, su final solo podía estar en la cama. Changmin bajó los brazos del cuello de su amigo y le sujetó con fuerza la camisa, a la altura del pecho, se separó y agachó su cabeza hacia el hombro de su amigo hasta apoyar sobre este su frente, Jonghyun respiraba agitado


  • ¡Diablos Jonghyun! – dijo de pronto, elevando la voz, apretando con más fuerza la tela de la camisa, el aludido respiraba agitado pero su mirada estaba un poco ausente, seguro de que por más que se desearan, Changmin lo rechazaría – La gente no va por ahí teniendo sexo con sus amigos – dijo avergonzado, luego levantó la mirada y buscó la de Jonghyun, los dos estaban tan sonrojados y nerviosos


  • No te exigiré compromiso, pero no neguemos lo que nos está pasando – respondió apurado, volviendo a buscar los labios de Changmin, se dieron un beso rápido mirándose a los ojos – Somos un par de adultos – sonrió convencido de lo que decía, Changmin también sonrió


  • ¿Qué pasará mañana? – preguntó confundido, pero volvió a besarlo


  • Lo que quieras que pase – respondió tajantemente. Sujetó su rostro con ambas manos y se volvieron a perder en un beso apasionado. Por momentos Changmin sentía deseos de apartarlo y atender a su razón, deseaba a Jonghyun como hace mucho tiempo no deseaba acostarse con alguien, pero sabía que era la excitación del momento, su abstinencia de cinco meses, el deseo de sentir otra piel quemarse junto a la suya


  • Jonghyun – suspiró Changmin al separarse, sintiendo su despertar y el de su amigo, lo jaló de nuevo de la camisa y caminó hacia la cama, se besaron apasionadamente mientras avanzaban y al llegar al pie dejaron de besarse, Changmin no tardó ni un instante, llevó sus manos a la parte de abajo de la camisa de Jonghyun y la levantó sin detenerse, Jonghyun levantó al instante sus brazos y la prenda fue aventada por Changmin al suelo, enseguida le acarició el pecho mientras se besaban en los labios, luego los abandonó y continuó besando, bajando por el cuello, el pecho, mientras descendía, besó su abdomen y se colocó de rodillas, miró hacia arriba y buscó los ojos de Jonghyun mientras le desabrochaba el pantalón su amigo se quitaba los zapatos


El pantalón de Jonghyun cayó y entonces sacó los pies, Changmin agarró la prenda y la aventó lejos. Miró hacia la entrepierna ya despierta y levantó su mano derecha, acariciando por encima de la prenda interior, Jonghyun cerró los ojos y Changmin sonrió nervioso, pero el deseo no había disminuido, se quitó desesperadamente la camisa y volvió a tocar a Jonghyun, besó un par de veces con poca timidez, por encima y luego bajó la ropa interior, Jonghyun abrió los ojos, agitado, comenzando a sentir los besos de Changmin en su miembro, completamente al descubierto


Ni en sus fantasías más retorcidas Jonghyun imaginó a Changmin besarle de aquella forma, luego llevándolo a su boca, succionando delicadamente, mientras le acariciaba con su mano izquierda los testículos y la derecha se apoyaba en su cadera. Los gemidos contenidos de Jonghyun excitaron más a Changmin y aumentó un poco más el ritmo, su amigo se concentraba enormemente por no terminar, apretó los labios y Changmin se detuvo, lo sacó y luego dio un par de besos, se levantó enseguida y se topó con la mirada excitada de Jonghyun, se besaron apasionadamente, Changmin aprovechó para sacarse los zapatos. Se apartaron un poco pero Jonghyun no perdió oportunidad, atacó el cuello de Changmin con sensuales besos, húmedos y necesitados, mientras sus manos se dirigían al pantalón, desabrochándolo y dejándolo caer al suelo


Jonghyun sujetó la cintura de Changmin con ambas manos y se agachó para regalarle besos suaves en el pezón izquierdo, él lo miraba detenidamente, acariciándole los cabellos, mientras se sacaba el pantalón y con el pie lo empujaba lejos. Jadeó al sentir la lengua rodearle ahora el pezón derecho, mientras el pulgar le acariciaba el otro, Jonghyun dio un último beso antes de darle un sutil empujón, Changmin se sentó en la orilla de la cama, sin dejar de mirar a Jonghyun se recorrió hacia el medio, Jonghyun le siguió, subiéndose de bruces, Changmin se agachó hasta apoyar media espalda y se sostuvo con los codos, Jonghyun lo alcanzó, colocándose sobre él sin encimarse, se agachó y se besaron, con menos pasión que los primeros besos, pero más profundamente. Bajó por su barbilla, mordiendo sutilmente con sus labios, luego el cuello, siguió el pecho, por en medio, sin besarle esta vez los pezones, bajó directo al estómago, luego besó su ombligo y bajó con sutiles besos por el camino de vello que nacía hacia abajo, Changmin jadeaba sintiendo aquellos besos, mirándolo descender


Sin levantar la mirada fue directo a la ropa interior y la quitó en su totalidad, desvelando el secreto que quedaba entre los dos, ahora estaban desnudos en su totalidad, como jamás se hubieran imaginado, Jonghyun se relamió los labios, había deseado tanto ese momento que no dudó en tomarlo, besó desde la punta hacia abajo, Changmin suspiró excitado, inclinó la cabeza hacia atrás y miró el techo, Jonghyun sujetó con delicadeza sus genitales, metió uno de sus testículos a la boca y chupeteó, luego el otro, Changmin gimió fuerte, extasiado, sonrió y miró de nuevo hacia abajo, observando cómo Jonghyun le besaba el miembro, introduciéndolo poco a poco a su boca, Changmin se dejó caer completamente en la cama y se llevó una mano a la frente, con la otra apretó la sábana


  • Mmm Jonghyun – gimió sonriendo, aquel era quizás el mejor sexo oral que le habían hecho en toda su vida, jamás había imaginado que su amigo fuera así en la intimidad, sus ex parejas siempre terminaban por volverlo a buscar y ahora Changmin entendía por qué


Jonghyun se detuvo antes de hacerlo terminar, dio un par de besos antes se erguirse, subió de nuevo con besos hasta llegar a los labios de Changmin, se besaron lenta y acompasadamente, más excitados que antes, luego se miraron a los ojos y se sonrieron, se dieron un último beso antes que Jonghyun se apartara, sentándose sobre la cadera de Changmin, le acarició el pecho y luego el abdomen, se levantó ligeramente y sujetó el miembro del más alto, dirigiéndolo hacia su entrada, se miraron a los ojos mientras Jonghyun descendía hasta sentarse de nuevo sobre la cadera, Changmin le colocó las manos sobre las piernas y él se comenzó a mover, sintiendo la placentera invasión, no se aguantó en gemir, había deseado por tantos años estar con Changmin y ahora era una realidad, lo tenía con él, dentro de él


Los gestos de doloroso placer en Jonghyun excitaron más que nunca a Changmin, admiraba ese rostro perdido, extasiado, regalándole gemidos que eran música para sus oídos, la última vez que Kyuhyun dejó que él le invadiera había sido hace mucho, pocas veces su ex novio lo dejaba dominar, pocas veces su ex se entregó a él y cuando lo hacía escondía su rostro en su cuello o pecho, sin permitirse mostrar su debilidad, su entrega, pero Jonghyun no, él no temía mostrarle que le pertenecía en esos momentos. Changmin cerró los ojos con fuerza y emitió sus últimos gemidos antes de llenar con su esencia a Jonghyun, sintió los espasmos placenteros tras culminar mientras Jonghyun se seguía moviendo, acompasadamente hasta detenerse, se levantó para librarse de la invasión y se colocó justo al lado de Changmin, él giró su cabeza y se besaron lentamente, un poco cansados, pero el más alto bajó su mano y comenzó a acariciar el miembro de Jonghyun, no estaba tan erecto como antes, el placer anal le había hecho perder concentración en esa parte, pero con las caricias de Changmin y sintiendo los besos en su boca volvió a tener una erección


Se separaron un poco y se sonrieron, con la mirada se dijeron que aún podían continuar, aquella primera vez sería completa, así lo habían decidido sin decirlo, Jonghyun se incorporó, subió en Changmin y mientras se besaban separó sus piernas, permitiéndole colarse en medio de ellas, con sus dedos buscó la entrada de Changmin y acarició suavemente, agarró su miembro y lo introdujo poco a poco y completo, Changmin se arqueó al sentirse lleno y se aferró a la espalda de su amigo, se besaron mientras él se comenzó a mover, los vaivenes rítmicos de su cadera lograron que la invasión fuera completa, perfecta. Changmin no sabía si la sobrexcitación se debía a sus meses de abstinencia o si realmente su amigo era tan bueno, gimió como nunca había gemido, ni siquiera en brazos de Kyuhyun, a quien se había entregado tantas veces de diversas formas


Sus manos se buscaron y entrelazaron mientras Jonghyun daba las últimas estocadas, viniéndose por completo dentro de Changmin, hasta que no sintió ni un brote más. Se besaron con las respiraciones tan agitadas que parecía que en cualquier momento iban a colapsar, el sudor y el calor de sus pieles se sintió como una sola, poco a poco Jonghyun se retiró y se colocó justo al lado de Changmin, se abrazaron y se besaron, suavemente, estaban agotados, pero el estado de relajación era total. Completamente satisfechos se acompañaron en silencio, aún abrazados hasta que Changmin se apartó unos instantes, bajó un poco y se abrazó a la cintura de Jonghyun, sonriendo


  • ¿Cómo diablos nos abstuvimos de esto por tantos meses? – preguntó de pronto Changmin, sintiéndose momentáneamente arrepentido de no haberse acostado con su amigo mucho antes, Jonghyun sonrió, comenzando a acariciarle la espalda a Changmin mientras lo abrazaba


  • Porque era lo correcto – respondió con nostalgia, Changmin borró su sonrisa pero se abrazó con mayor fuerza a su amigo


  • ¿Estuvo mal esto? ¿Te arrepientes? – preguntó asustado, de pronto temía haber tomado una mala decisión


  • No me arrepiento y tampoco estuvo mal, pero no hacerlo tampoco estaba mal – contestó convencido de sus palabras – Cuando recién llegamos tú me lo dijiste ¿recuerdas? Me preguntaste si me conformaba con solo sexo y te dije que no, pero ahora – pausó unos instantes – Está bien, seré para ti lo que quieras, amigo, amante… mientras pueda estar a tu lado – dijo sinceramente


  • Esto fue más que sexo, no digas tonterías – regañó Changmin


  • Para mí lo fue todo, te amo – declaró con sinceridad, a Changmin se le hizo un nudo en el estómago, aquel sentimiento de amor que sabía que existía pero no había pensado en él lo hizo sentirse triste. El más alto se apartó solo para poder subir de nuevo a la altura de Jonghyun, se miraron en silencio unos instantes


  • Lo sé – respondió, cerraron sus ojos y se volvieron a besar, suavemente, mientras sus brazos se encontraron de nuevo en una fusión cariñosa, muda, necesaria. Se necesitaban más que nunca.


En el Bar las cosas estaban demasiado tranquilas, ya solo había música del reproductor, algunos clientes se habían ido en espera de que Changmin se presentara o volviera Jonghyun, pero luego de más de una hora se habían dado por vencidos, otros se quedaron porque simplemente iban a pasarla bien. Eunhyuk, dejando que Junsu se encargara de todas las mesas solo atendía la barra, Donghae bostezaba


  • Sin Yunho, Changmin o Jonghyun las cosas están muy tranquilas ¿no te parece? – preguntó el Barman a su novio, él lo miró con gesto de indignación


  • ¿Te aburro? – preguntó ofendido, Donghae sonrió y le dio un beso rápido


  • Contigo me basta y sobra – respondió burlonamente, Eunhyuk torció la boca mientras lo miraba, fingiendo que estaba enojado


  • No te creo


  • Al rato te lo demuestro – susurró cerca de su oído, a Eunhyuk se le erizó la piel, se acercó a Donghae y lo miró con gesto divertido


  • Oye, esos dos llevan más de una hora sin volver ¿Crees que…?


  • No lo creo – respondió Donghae convencido – Seguro siguen hablando y peleando


  • No sé, algo me dice que al fin sucumbieron a sus deseos – dijo divertido – Más bien eso espero, toda esa tensión sexual merece ser liberada


  • ¿De verdad lo crees?


  • Sí, ¿apostamos?


  • No, tu intuición a veces me asusta – confesó Donghae – Mejor ponte a trabajar, mira que dejarle todo a Junsu – regañó indignado, Eunhyuk obedeció a regañadientes y se retiró mientras hacía puchero.


En cuanto llamaron a su puerta Yunho se levantó deprisa, estaba sentado en el mueble de la sala, se acomodó la ropa y abrió, en el umbral estaba Stephanie, vestía una mini falda color rojo y una blusa blanca holgada, la tela parecía seda y debajo vestía otra blusa blanca pero más gruesa, de tirantes, las zapatillas le torneaban las piernas. El cabello negro y ondulado calzaba perfecto con la forma delicada de su rostro y el maquillaje sobre él era discreto salvo los labios rojos, no exagerados pero que le resaltaban en totalidad la figura. Yunho sonrió embelesado, extendió su mano hacia ella y la sujetó, una vez que ella entró él la soltó y cerró la puerta


  • Estás preciosa – halagó sinceramente


  • Gracias – contestó avergonzada. Yunho se acercó de nuevo y la besó en la boca, le agarró la bolsa que colgaba de su hombro y la apartó


  • Dejaré esto acá ¿está bien? – preguntó y ella asintió, Yunho llevó la bolsa a su habitación y luego volvió – Siéntate, serviré la cena


  • ¿Vas a servirme?


  • Eres la invitada ¿no? Ponte cómoda – ella obedeció y se sentó en una de las sillas del comedor, Yunho fue hacia la cocina y regresó con dos platos de comida, los sirvió y luego fue por dos copas y vino. Stephanie miró los camarones y la pasta junto con algunas verduras, olía delicioso


  • Increíble – dijo sonriendo, Yunho volvió al comedor, sirvió el vino y luego se sentó


  • Pruébalo – le pidió emocionado, Stephanie probó un bocado y al instante percibió el delicioso sabor, luego miró a un sonriente Yunho


  • ¿Cuánto tiempo te tardó pedir esto a domicilio? – preguntó burlonamente, Yunho se sonrojó pero soltó una carcajada


  • ¿Tan obvio es? – ella asintió, sonriendo – Te seré sincero, abrí el refrigerador y no había nada, abrí la alacena y estaba casi vacía, así que mejor pedí esto, perdón, sé que te prometí cocinar la cena – se disculpó sinceramente


  • No te preocupes, no será la última vez, espero – contestó amablemente, él sonrió amplio, le gustaba su buen humor. Se acercó sin levantarse de su silla y se besaron, mientras se agarraban una mano sobre la mesa.


Changmin abrió sus ojos, se había quedado dormido unos momentos, miró a su lado y Jonghyun dormía profundamente, sonrió, ambos seguían desnudos, sin nada encima, ni siquiera se habían tomado la molestia de ponerse la sábana sobre el cuerpo. De forma suave y sin hacer mucho movimiento Changmin se sentó, pero inclinado hacia Jonghyun, apoyándose del codo izquierdo, contempló su rostro y sonrió


  • Es tan guapo – susurró mientras lo observaba, estiró su mano derecha y le acarició los labios, Jonghyun se movió un poco pero sin despertar – Tan atractivo – su mirada se deslizó hacia su pecho, este se movía acompasadamente, miró su abdomen y luego más abajo, su miembro dormía al igual que él. Pensó en que tal vez no era la proporción soñada pero aquel le había dado momentos inolvidables de placer, se sonrojó solo de acordarse, el calor del cuerpo de su amigo encima, impregnándole la piel del olor de su sudor, el indiscutible olor a sexo que inundó aquella habitación mientras se entregaban sin prejuicios


“¿Qué sucederá mañana?” la respuesta de aquella pregunta aún le inquietaba, aunque su amigo le había dicho que lo que él quisiera se sentía inseguro. Para Changmin haber roto esa barrera entre los dos era inquietante, placentera y pecaminosa, pero impresionante, era innegable que no quería perder a su mejor amigo, pero ahora no había marcha atrás, o actuaba sin arrepentimientos o mejor se alejaba, pero en ese punto alejarse no era una opción, le había pedido a Jonghyun que se quedara y él había accedido


Changmin se levantó con cuidado de la cama y fue hacia el ropero, abrió y sacó una sábana, mientras avanzaba a la cama la desdobló, volvió a acostarse y la tiró sobre el cuerpo de los dos, por debajo de esta se acercó a Jonghyun y se abrazó de nuevo a él, cerró los ojos e intentó dormir, lográndolo minutos después.


Luego de cenar Yunho no permitió que Stephanie lavara los trastos. Se sirvieron vino de nuevo y Yunho le mostró el resto de la casa a su novia, era pequeña pero no la conocía del todo, aunque ya tenían varias semanas de haber comenzado a salir. Dejaron la habitación principal para el final, esta tenía pocos muebles, tenía clósets empotrados a las paredes, una cama en medio con un solo buró, del lado izquierdo, en la esquina una cómoda, en la otra una pequeña mesa y sobre ésta un televisor de 21 pulgadas, a Yunho le gustaba vivir modestamente a pesar de que tenía bastante dinero, en gran parte debido a la estima que tenía de aquella casa hecha por su abuelo cuando su papá era niño y también por estar tan cerca de Donghae


Stephanie miró alrededor y sonrió, luego se dirigió a Yunho


  • Me gusta tu casa, es acogedora – dijo sinceramente, Yunho sonrió


  • ¿De verdad? – preguntó emocionado, ella asintió, Yunho se acercó y le dio un delicado abrazo, pero Stephanie sintió en él más necesidad de la que a Yunho le habría gustado mostrar


“Podrías tener más ¿sabes? Deja este pueblo, vámonos juntos. Seúl es grandiosa”


Yunho recordó palabras del pasado, palabras que ahora eran dolorosas, porque lo había intentado, dejarlo todo por seguir al amor de su vida, pero no funcionó y se hicieron daño de nuevo, cada vez que ella volvía y él lo daba todo algo pasaba, negándose ambos que ya pertenecían a mundos muy diferentes, aferrándose a un amor que ya no tenía lugar ni tiempo


  • ¿Estás bien? – preguntó de pronto cuando sintió aquel abrazo demasiado prolongado, Yunho se alejó y le sonrió, la besó suavemente en los labios y luego la miró


  • Estoy agradecido de haberte conocido – dijo con sinceridad y aquellos ojos puros la hicieron sonrojar, sonrió con ternura y dejó su copa sobre la cómoda, quitó a Yunho la suya e hizo lo mismo, él la miró alejarse solo para verla cerrar la puerta de la habitación, después se acercó a él y cerraron sus ojos al mismo tiempo, compartiendo un beso suave y despacio


  • Yo también, te quiero – respondió con honestidad cuando se separaron un poco, luego Yunho la sujetó de la cintura y volvieron a besarse, caminando hacia la cama, ella se sentó sobre esta a la orilla y Yunho se quitó los zapatos y desabotonó su camisa, luego la quitó y se acercó, agachándose se besaron, al separarse Yunho se hincó en el suelo, sujetó la pierna izquierda de ella y le besó el tobillo mientras quitaba el zapato, la soltó sutilmente y agarró la otra, repitió el movimiento, dio un beso en el tobillo mientras quitaba el otro zapato, esta vez sin soltarla besó la suave piel, subiendo sensualmente por su pierna, mientras su mano derecha se colaba por debajo de la falda hasta sujetar su ropa interior, luego la deslizó hasta quitarla, volvió a colar su mano debajo de la falda e introdujo dos dedos en su vagina, explorando, haciéndola lanzar un suspiro, cerrando sus ojos


Yunho se levantó del suelo sin dejar de explorar sutilmente con sus dedos, con la mano izquierda sujetó el seno derecho y lo acarició mientras poseía de nuevo sus labios, luego su fino cuello, escuchando el dulce gemido de su acompañante en el oído. Aquella no sería una noche cualquiera y podía sentir que era ella quizás quien podría alguna vez sacar de su corazón el fallido amor sin futuro que sentía por aquella estrella fugaz que brillaba lejos de él, en Seúl, tras los reflectores de un escenario musical.


A la mañana siguiente, Changmin abrió los ojos poco a poco mientras se removía en su lugar, sintiendo la calidez de las sábanas bajo su piel desnuda, otra sobre su cuerpo. A su lado estaba Jonghyun sentado, observándolo con una mirada dulce, a Changmin se le enterneció el corazón, le sonrió con calidez y estiró su mano hacia él, Jonghyun la sujetó, apretándola contra la suya, le dio un beso en la parte posterior, sin soltarla miró a Changmin


  • ¿Cómo amaneciste?


  • ¿Cómo crees? – respondió sonriendo ensoñado, Jonghyun sonrió avergonzado – Ven aquí


Jonghyun se agachó hacia Changmin, este le soltó la mano y se agarró a la parte de atrás de la cabeza de su amigo para atraerlo, se besaron suavemente por largo tiempo, al terminar permanecieron juntos, con la frente del otro apoyada sobre la propia, sonriendo, sintiendo sus respiraciones, luego volvieron a besarse hasta que el estómago de Changmin comenzó a gruñir, se separaron, riendo


  • Perdón – se disculpó enseguida, Jonghyun negó, abrieron luego sus ojos


  • Anoche no comiste nada y ya es un poco tarde – respondió, separándose luego


  • ¿Qué hora es?


  • Van a ser las diez


  • ¿Qué? ¿Tan tarde? – preguntó asustado


  • Creo que hace mucho no dormías tan plácidamente


  • Después de anoche no podía dormir de otra manera – respondió sin vergüenza, Jonghyun sonrió avergonzado, luego Changmin se sentó sobre la cama, se miraron – No tienes idea de lo que significó para mí, gracias – dijo sinceramente, Jonghyun asintió


  • Para mí también fue muy significativo – contestó con honestidad, luego le besó la mejilla a Changmin y se levantó de la cama, mostrándose desnudo ante él, aunque luego se sintió extraño y agarró su ropa interior del suelo, colocándosela


  • No te tapes – dijo Changmin haciendo puchero, Jonghyun se rio pero no se quitó la ropa interior – Egoísta – le sacó la lengua en broma


  • Anda, vamos a desayunar – dijo moviendo su cabeza haciendo ademán de que se pusiera de pie, Changmin obedeció enseguida, quitándose la sábana de encima, Jonghyun lo miró de pies a cabeza, morbosamente, Changmin se tapó enseguida – No te tapes – le imitó, sonriendo descaradamente, Changmin rio y agarró una almohada, lanzándosela en la cabeza a su amigo – Maldito – respondió en broma a la agresión y regresó a la cama, atrapando a Changmin le sujetó ambos brazos, aprisionándolos contra la cama


  • ¿Qué vas hacerme?


  • Esto – respondió con voz tenue, descendiendo sin encimarse, cerraron sus ojos y se comenzaron a besar, sobre la cama, sintiendo nuevamente la necesidad en los labios del otro.


Cuando Stephanie abrió sus ojos se encontró sola en la cama, agarró la sábana que le cubría y empuñó una parte sobre su pecho, miró a ambos lados y vio que también estaba sola en la habitación, acomodó su cabello y se levantó, rodeándose el cuerpo desnudo con la sábana, sujetándola por encima de los senos. De la cocina provenía un rico olor a huevos fritos con tocino, sonrió avergonzada, había prometido hacer el desayuno, así que salió de la habitación a paso lento


Frente a la estufa estaba Yunho, cocinando, sin percatarse de que su novia se acercaba a él por atrás, hasta que un brazo izquierdo le rodeó la cintura, sonrió, sintiendo luego un beso sobre su espalda desnuda, tan solo vestía las bermudas que usaba para dormir


  • ¿Irrumpes en tu palabra y haces que irrumpa en la mía? – preguntó refiriéndose al desayuno, Yunho negó


  • Tenía hambre – respondió cínicamente – Y tú eres una dormilona – se mofó, en represalia ella le pegó sutilmente en la espalda, luego se alejó y se colocó a su lado, mirando la cazuela con los huevos revueltos


  • Se ve rico – dijo con buen ánimo, Yunho se agachó hacia ella y le besó la mejilla, ella volteó y se besaron en la boca – Iré a vestirme – se sonrieron


  • Sí – respondió Yunho, ella le dio la espalda y se alejó, Yunho la miró de pies a cabeza y sonrió con entusiasmo, recordando la noche anterior, hacía mucho tiempo que una mujer no lo enloquecía tanto, moría de ganas por volverla a poseer, solo de pensarlo se sentía endurecer, así que dejó de pensar en eso y se concentró en el desayuno.


Changmin y Jonghyun comían su desayuno como si nada, tratando de comportarse lo más normal posible, en cambio la pareja dueña del Bar compartían miradas de soslayo, sintiéndose relegados, se morían de ganas por saber lo que había pasado, porque ninguno de los dos se animó a entrar a las recámaras que ocupaban, temerosos de irrumpir en un momento íntimo, pero la curiosidad los estaba matando


  • Bueno, ya basta – dijo de pronto Eunhyuk, mirando hacia el par de amigos, ambos voltearon a verlo, sorprendidos - ¿Se reconciliaron?


  • ¡Eunhyuk!


  • Calla que también quieres saber – reprendió enseguida, luego volvió al otro par - ¿Y?


  • Bueno – respondió Changmin, encogiéndose de hombros, miró unos instantes hacia su amigo, él estaba mudo aún – Sí, nos reconciliamos ¿verdad? – su amigo asintió, sonriendo


  • Hey – dijo Eunhyuk, levantó el dedo y los señaló a ambos, sonriendo también – Lo hicieron – dijo con emoción, Jonghyun que iba a beber de su jugo se abstuvo y tosió discretamente, Changmin se sonrojó por completo y agachó la mirada. Ninguno de los dos supo que responder


  • No te pases – regañó su novio, sonrojado también


  • Ya era hora – dijo ignorando a su novio, volvió a comer con buen ánimo – Entonces ya son novios – comentó tranquilamente, pero ninguno de los dos lo tenía claro, así que solo compartieron una mirada incómoda, Eunhyuk se dio cuenta y suspiró – No lo saben ¿cierto? – preguntó decepcionado, Changmin sonrió y miró hacia la pareja que tenían enfrente


  • Nosotros aún tenemos mucho que aclarar ¿verdad? – miró hacia su amigo y él asintió


  • Ya esperé siete años, puedo esperar otros siete – dijo con tranquilidad, mirando hacia su amigo, Changmin sonrió apenado – No te presiones ¿sí? – le sonrió con ternura y continuó desayunando, como si nada, pero Changmin estaba preocupado, Donghae se dio cuenta pero no dijo nada


Terminaron de desayunar y a Eunhyuk le tocó lavar los trastos, Jonghyun le ayudó mientras que Changmin y Donghae juntaban algunas cosas que quedaron en el Bar, los dos hacían lo propio en silencio, pero el Barman se dio cuenta que Changmin estaba muy pensativo, entonces decidió acercarse a él, fingiendo que juntaba algo cerca del más alto


  • Yo me sentía así – dijo de pronto, Changmin volteó a verlo, pero no respondió, lo siguió mirando unos momentos – Cuando Eunhyuk y yo comenzamos a salir me sentía extraño, incómodo, preocupado, no dejaba de preguntarme ¿Funcionará? ¿Lo lastimaré? ¿Hago bien estando con él? Mientras mi mente continuaba aferrándose a Yunho – sonrió con tristeza – Pero Yunho era un sueño imposible, distante, mientras que Eunhyuk era una realidad, era alcanzable – miró hacia Changmin, él le sonreía conmovido – Y todo este tiempo no ha pasado un solo día en que yo piense que tomé la decisión erróneo ¿sabes? Porque le quiero, porque a su lado soy feliz, aunque mi corazón le pertenezca a alguien más – explicó con voz cadenciosa mientras su mirada observaba fijamente a Changmin


  • Entiendo – sonrió, quedándose pensativo por unos momentos – Yo le daré una oportunidad a Jonghyun, pero sin el compromiso que él quisiera. Tal vez eso de ser novios funcionó para ti, pero yo ahorita no quiero un novio, no después de haber dejado a uno con el que duré casi cinco años, Jonghyun lo sabe, estoy seguro – confesó sintiéndose tranquilo, Donghae entendió cada palabra y asintió


  • Mientras sea lo que ambos quieren – le sonrió amigablemente y luego continuó con lo que estaba haciendo, Changmin suspiró ligeramente y también continuó con lo suyo.


Eunhyuk lavaba los trastos mientras que Jonghyun los secaba y acomodaba, el primero silbaba alegre una canción y Jonghyun de repente le siguió el cuento porque también se la sabía, hasta que de repente ambos se callaron


  • Bueno y ¿Qué van hacer? – preguntó repentinamente, Jonghyun sonrió divertido


  • En verdad eres chismoso ¿cierto?


  • Sí – contestó descaradamente, Jonghyun se rio


  • Vamos, esto fue grande, tú y Changmin estuvieron juntos por fin ¿Qué sentiste?


  • ¿Qué quieres que sienta? Fue la mejor experiencia de mi vida – respondió avergonzado


  • ¿De verdad? – sonrió emocionado y Jonghyun asintió


  • Se entregó a mí, me entregué a él, fue perfecto, fue… - se quedó callado unos momentos, recordando cada detalle, cada sensación, un brillo se asomó en sus ojos – Todo fue increíble – dijo al fin, aún ensoñado, como si todo eso hubiera sido parte de un sueño, luego sonrió amargamente, Eunhyuk lo miró con tristeza – Fue tan maravilloso y a la vez ahora que lo pienso fue triste, él se abrió a mí, pero sé que no quiere compromisos, él mismo me lo dijo, “La gente no va por ahí teniendo sexo con sus amigos” y es verdad, pero lo hicimos, tuvimos sexo, sin compromiso, aunque fue más que sexual, Changmin no quiere una relación seria ¿me explico? Si él se interesa luego por alguien más ¿yo que voy hacer? No lo podré retener porque es solo mi amigo – explicó cabizbajo, Eunhyuk dejó el plato que lavaba, se secó la mano y la colocó sobre el hombro de Jonghyun para reconfortarlo


  • Eso es ahora, tal vez más adelante se sienta diferente y te acepte como pareja ¿no crees?


  • Es una posibilidad pero si no sucede ¿No es mejor no hacerse falsas ilusiones? – preguntó de forma pesimista aunque era realista también, Eunhyuk asintió, en silencio.


Luego de aquella charla volvieron a lavar los trastos, sin volver a tocar el tema anterior hasta que ambos terminaron con su quehacer…
En el departamento de Yunho, su novia se había marchado minutos atrás, ahora Yunho arreglaba la casa, limpiando, primero juntó la cocina, lavó todo y dejó limpio, dentro de sus posibilidades ya que solía ser descuidado, luego fue hacia la habitación, tendió las sábanas de la cama, el aroma a flores de Stephanie aún estaba impregnado, al finalizar revisó el suelo, juntó las dos bolsas vacías de condones que dejó tiradas junto a la cama la noche anterior y las tiró a la basura, luego volvió y acomodó todo


  • Creo que es todo por hoy – dijo con voz cansada, aunque solo se había ocupado de la cocina-comedor y de la recámara, pero él no era mucho de hacer quehaceres domésticos – Iré al campo – decidió de pronto. Agarró las llaves de su auto y salió de casa, subió a su coche y se marchó enseguida


Changmin y Donghae ya no estaban en el Bar, el primero subió a su recámara para tender la cama y juntar algunas cosas, mientras el segundo se quedó en la cocina, pensando en lo que haría para comer más tarde, en tanto Jonghyun y Eunhyuk revisaban una fuga de agua en el baño, aunque ninguno de los dos sabía de esas cosas, pero Eunhyuk era tacaño y no quería llamar a un fontanero


  • Que cochinero dejé – pensó Changmin al ver la habitación, la ropa que Jonghyun le quitó anoche seguía en el suelo, también la maleta que abrió.


Suspiró resignado y caminó hacia la ropa, levantó el pantalón y escuchó un ruido de algo caer, volteó y miró el anillo, fijó su mirada detenidamente ahí, luego se agachó y lo junto


  • Si no fuera porque pienso devolverlo a su dueña lo tiraría – dijo en voz baja, pensando en la que fue su suegra, le tenía mucho cariño a la señora y solo por eso conservaría el anillo, así que lo guardó en la maleta, en tanto su viejo celular y la ropa que usó en la fiesta de cumpleaños de su ex los apartó para luego tirarlos a la basura


Changmin metió la maleta dentro del ropero en la parte de abajo y juntó el resto de su ropa, después se acercó a la cama para tenderla, mientras lo hacía recordaba con una sonrisa haber estado con Jonghyun, pensó en lo apasionado que había sido su amigo, la forma en que lo hizo suyo y la forma en que se entregó a él. De pronto un hormigueo dentro de su pantalón lo abochornó, sintiéndose como un adolescente que no se controla suspiró, luego miró hacia abajo y sonrió


  • Ya jugaste anoche – regañó a su miembro, luego suspiró – Está bien – dijo divertido, se puso de pie y colocó el seguro a la puerta, luego volvió a la cama y se sentó, desabrochó sus pantalones y bajó un poco la ropa interior, sujetó su miembro erecto y comenzó a masturbarse, pensando en Jonghyun, recordándolo, sus labios, su lengua, su miembro dentro de él, aprisionándolo – Nhg – se corrió enseguida, gimiendo tranquilamente, agarró el producto con su mano y lo sostuvo hasta limpiarse con un pañuelo desechable


Changmin respiró con dificultad unos momentos, luego sonrió avergonzado


  • Bueno, ahora no fue pensando en Yunho ni en el baboso de Kyu – rio divertido mientras se acomodaba la ropa.


Changmin terminó de arreglar la habitación y luego se tiró sobre la cama, agarró su celular y puso una de las canciones que más le gustaban de su lista de reproducción, cerró los ojos mientras sonreía, tarareando la letra, hasta que de pronto la canción fue interrumpida por el timbre de una llamada, Changmin abrió los ojos y se incorporó un poco, vio que la llamada era de su mamá y contestó enseguida


  • Hola mami – dijo en tono infantil, no solía hablarle así pero ese día estaba de muy buen humor, su madre se dio cuenta y rio discretamente


  • Hola mi amor ¿cómo estás? – preguntó sonriente, era la primera vez desde que su hijo se fue que lo escuchaba tan alegre


  • Fantástico, mamá, este pueblo es lo mejor, me ha ayudado a reflexionar sobre mí, sobre Jonghyun, él y yo… estuvimos juntos y… perdón, no debería hablarte de esas cosas – dijo avergonzado, con sus padres era muy reservado en su vida íntima, pero estaba tan entusiasmado que no se contuvo. Del otro lado su madre se quedó completamente muda, ahora dudaba si decirle o no el recado de Kyuhyun


  • Descuida hijo, se te oye feliz


  • Sí, algo así, no extraordinariamente feliz pero, feliz, sí – respondió contrariado, de repente se dio cuenta que quizás confundía la felicidad con la alegría, pero no quería pensar en eso


  • No sabes el gusto que me da mi amor


  • Mamá, ¿pasa algo? Te oigo triste


  • Quiero ser sincera contigo hijo – pausó un poco, preocupándolo – Él estuvo aquí – al decir esas palabras Changmin sintió un espasmo en el estómago, tragó saliva con dificultad y se movió con incomodidad en su espacio, sobre la cama, pero no supo que decir – Changmin ¿sigues ahí?


  • Sí – respondió nervioso


  • Hijo…


  • ¿Cómo está? – la interrumpió, sintiéndose de pronto desesperado - ¿Come bien? ¿Se ve bien de salud? – intentó calmar la angustia por su propia salud, así que se tranquilizó - ¿Cómo lo viste? Sé sincera mamá, te lo suplico – pidió tratando de parecer tranquilo


  • Devastado – respondió enseguida, recordando el estado en que lo vio – No se asea, está flaco, ojeroso, se ve cansado y enfermo – detalló honestamente, a Changmin la sangre le llegó hasta los pies, enmudeció unos momentos


Changmin recordó el día siguiente a la noche en que abandonó a Kyuhyun, estaba tan enojado y resentido que imploraba que él estuviera destruido, así como se sentía él, pero ahora escuchando a su mamá no se sentía bien, lejos de eso se sentía preocupado, él no le deseaba ningún mal a Kyuhyun, después de todo él había sido el amor de su vida


  • Changmin, ¿estás bien?


  • No – respondió rápido – Quiero verlo


  • No Changmin – dijo ella convencida – No dejes que la culpa hable por ti, aún es pronto para verlo – explicó con calma


  • Pero mamá…


  • Hijo, él también necesita pensar sobre lo que hizo, los dos necesitan espacio lejos del otro – pausó unos instantes – Dime, ¿lo sigues amando? – preguntó con temor de escuchar un Sí instantáneo, pero Changmin tardó en responder


  • No lo sé – respondió honestamente – Los primeros días después de dejarlo fueron muy difíciles, lloraba casi cada noche, soñaba con él, pensaba en él, aún lo sentía, si cerraba los ojos él estaba ahí… pero llegamos a este pueblo y conocí a todas estas personas – sonrió al pensar en Donghae, Eunhyuk y Yunho – Y con ayuda de Jonghyun dejé de pensar en él, dejé de extrañarlo como loco y me concentré en otras cosas, pero no sé si ya se esfumó ese amor que sentí por él, aún no lo sé


  • ¿Lo ves? Sigues confundido, creo que es pronto para verlo si estás decidido a no volver con él


  • ¿A qué te refieres?


  • Que por el contrario, si crees que vale la pena darle una segunda oportunidad, él dejó un boleto de avión para ti – dijo finalmente, al oír eso Changmin abrió los ojos más amplio de lo normal, la mano que sostenía el celular le tembló


  • ¿Qué? – preguntó nervioso


  • Dijo que siempre soñaron con ir a París, que te estaría esperando en el aeropuerto, dejó tu boleto conmigo – explicó con dificultad, habría preferido no decirle, pero había prometido al ex de su hijo que lo haría


  • Mamá, yo… no sé qué decir


  • Piénsalo hijo, no sé lo que haya en su corazón pero sé lo que vi, vi a un hombre desecho, está arruinado, me suplicó que te dijera que te ama más que a su vida – así culminó su recado, Changmin volvió a tragar saliva, lo imaginó hecho un guiñapo y su corazón dolió


  • ¿Qué debo hacer?


  • Es tu decisión hijo, solo tuya. Si quieres pelear por esos cinco años a su lado y olvidar lo que te hizo es tu decisión y yo la respetaré, pero si crees que no vale la pena seguir a su lado porque ya no confías en él y prefieres vivir ahí con esas personas también te respetaré, mientras no te olvides de tu madre, tu padre y tus hermanas – dijo lo último con un poco de humor, Changmin sonrió pero sin dejar de sentirse mal por Kyuhyun


  • Jamás haría eso madre


  • Lo sé – sonrió compasivamente – Piénsalo ¿sí? El vuelo sale en cuatro días


  • Lo pensaré – dijo al fin


  • Te dejo mi amor, cuídate y toma la decisión que sea mejor para ti, sé que ahorita te sientes feliz por lo que pasó contigo y Jonghyun, pero piensa en tu felicidad, no en la de él ¿de acuerdo?


  • Sí, eso haré – respondió decidido – Gracias mamá, te amo


  • También te amo hijo, hasta pronto – le lanzó un beso y colgó. Changmin suspiró y se tiró en la cama, la canción que reproducía el celular se reanudó


  • Kyuhyun… - suspiró nuevamente, cerró los ojos y comenzó a recordar, a analizar su situación, ¿Qué es lo que quería? ¿Deseaba volver con su ex y continuar con su vida como la conocía antes de dejar Seúl? ¿O quería estar ahí? Darse una segunda oportunidad de querer al lado de Jonghyun, seguir cantando en las noches de aquel tranquilo Bar, al lado de esas personas que cada vez eran más importantes para él – Jonghyun, Donghae, Eunhyuk y Yunho ¿Qué son ellos para mí ahora? Y si regreso con Kyuhyun… ¿Qué hay de Minho? Si no tuvo escrúpulos para acostarse con mi novio ¿Qué me hace pensar que se dará por vencido? ¿Qué me asegura que Kyuhyun no será débil ante él otra vez?– meditó preocupado, volviendo a recordar aquella noche, ya no dolía la imagen de los dos teniendo sexo sobre su cama, pero el enojo de haber sido burlado continuaba lacerándole.


Cerca de las seis de la tarde, Changmin se metió a bañar para alistarse y bajar al bar, al salir fue hasta su habitación, se vistió y luego se acercó al espejo para peinarse, en ese momento alguien llamó a la puerta


  • Pasa – indicó Changmin enseguida sin dejar de mirarse en el espejo. La puerta se abrió y luego de unos segundos vio a Jonghyun en el reflejo, le sonrió – Hola


  • Llegué tarde – dijo con un gesto de tristeza, aunque fingido


  • ¿A qué? – preguntó contrariado, terminó de peinarse y se giró hacia su amigo


  • Iba a pedirte que nos bañáramos juntos – respondió sin vergüenza, Changmin sonrió divertido y se acercó hasta él


  • Pervertido – dijo en broma, luego le echó los brazos al cuello – Pero mañana dejaré que enjabones mi espalda – le guiñó un ojo y el otro sonrió ampliamente. Jonghyun le devolvió el abrazo aferrándose a su cintura, dispuestos a besarse cerraron los ojos pero la puerta de la habitación se abrió de golpe, sin dejar de abrazarse miraron hacia allá al mismo tiempo, rápido


  • Perdón – se disculpó avergonzado Donghae, sonrojado. Jonghyun y Changmin se sonrieron y separaron enseguida


  • No te preocupes – respondió Changmin, fue hacia el espejo y volvió a acomodarse el cabello, Jonghyun se acercó a la puerta


  • Iré a bañarme, ya bajamos – dijo con amabilidad, Donghae asintió


  • Lo siento, venía a decirles que abriremos media hora tarde


  • Está bien – respondió amablemente Changmin, aunque Donghae notó que estaba un poco serio y pensó que era porque les frustró aquel beso que pretendían darse


  • Lo siento de verdad, no quería interrumpir, acaban de empezar y es obvio que…


  • Espera – interrumpió Changmin – No estoy molesto, no te disculpes – sonrió, dejando de mirarse al espejo volteó hacia Donghae


  • Te vi extraño, creí que tal vez te molestaste – al oír eso Changmin entendió que quizás había puesto un gesto melancólico, pues desde que habló con su mamá se sentía inquieto


  • No es eso – respondió enseguida – Hoy hablé con mi mamá


  • ¿Pasó algo malo? – Changmin negó con su cabeza - ¿Todo bien en casa?


  • Sí, es Kyuhyun, fue a casa de mis padres – confesó sin premura, luego suspiró, quedándose pensativo, Donghae no supo que responder – Dice mamá que lo vio muy mal y estoy preocupado, si enferma, si algo le pasa, me sentiré culpable – confesó, entonces el barman se acercó a él y lo miró de frente


  • ¿Aún lo amas? – Changmin se encogió de hombros – Aunque no lo amaras, es obvio que aún te importa, y es normal, lo quisiste mucho, pero no dejes que el sentimiento de culpa te domine, él eligió su camino, tú elegiste el tuyo – las palabras de Donghae hicieron que Changmin se sintiera un poco más aliviado


  • Hay algo más – se detuvo unos instantes y sonrió con tristeza – Cuando cumplimos tres años de novios íbamos a planear un viaje a París, pero entonces lo ascendieron en su trabajo, le dieron el puesto de Director General y tuvimos que posponerlo, cuando cumplimos cuatro ambos tuvimos mucho trabajo y lo pospusimos otra vez, siempre nos imaginamos caminando por las calles de París, juntos, pero todo quedó en ese sueño – suspiró cansado y no sabía si continuar o no – Mamá dice que él ya tiene los boletos, que me estará esperando en el aeropuerto, ese sueño puede hacerse realidad ¿sabes?


  • Changmin – preocupado de que su nuevo amigo se marchara lo miró con desánimo - ¿Y tú no estás pensando en irte o sí? – el aludido volvió a encogerse de hombros – Pero lo que te hizo…


  • Lo sé – interrumpió – Estoy confundido, es todo


  • Mira, si es por culpa te irás por la razón equivocada, si es por amor no tendré más remedio que apoyarte – sonrió con tristeza y Changmin lo miró conmovido – Para eso estamos los amigos ¿no? – Changmin asintió y se acercó para darle un abrazo y Donghae correspondió, luego de unos momentos se separaron


  • Gracias – dijo sinceramente


  • Bien, iré abajo, y piénsalo bien Changmin, ¿Sí?


  • Lo haré – asintió y luego Donghae se marchó, Changmin volvió a mirarse en el espejo, observó fijamente sus ojos en el reflejo - ¿Irme o no? – suspiró agotado, apenas comenzaría la noche y se sentía pesado, abrumado por la difícil decisión que debía tomar.


Eran alrededor de las ocho y había pocos clientes en el Bar, Changmin había bajado desde hace mucho rato pero Jonghyun seguía arriba. Sentado en la barra bebía una cerveza, su segunda cerveza de ese día, minutos atrás había cenado algo, pero no mucho. Donghae lo miraba de cuando en cuando, preocupado por él, Eunhyuk se dio cuenta y se acercó a Changmin, aprovechando el poco trabajo se sentó junto a él, Changmin lo miró y le sonrió


  • ¿Te sientes mal? Te veo un poco decaído – observó mirándolo fijamente


  • Solo un poco agotado, pero es cansancio mental – respondió convencido, Eunhyuk compartió una mirada con su novio y luego miró de nuevo a Changmin


  • ¿Es por Jonghyun?


  • No, nada de eso – sonrió al pensar en su amigo, luego miró a Eunhyuk – Kyuhyun fue a casa de mis padres y le dijo a mamá que tenía los boletos para el viaje que soñábamos hacer juntos, me estará esperando en cuatro días – explicó sin tanto detalle, a Eunhyuk se le abrieron los ojos más de lo normal


  • ¿Y lo estás considerando? Ese patán es un infiel – dijo sin temor, Changmin sonrió incómodo, más no enojado


  • No le digas patán – suspiró profundamente – No me siento bien odiándolo, ya pasé mucho tiempo maldiciéndolo


  • Entiendo, perdóname – se disculpó sinceramente


  • Necesito pensarlo bien, no quiero cometer un error


  • Cierto – dijo Donghae – Y nosotros te vamos a apoyar – miró hacia su novio y le hizo una seña, Eunhyuk torció la boca pero obedeció


  • Sí, sí, te apoyaremos si te vas – respondió de mala gana – Pero no te irás ¿verdad?


  • ¡Eunhyuk! – regañó su novio


  • Perdón pues – hizo un puchero y Changmin echó a reír, los miró a ambos y sonrió, realmente se estaba acostumbrando a eso, entonces analizó, si regresaba con Kyuhyun sin duda perdería a Jonghyun, además allá en Seúl estaría Minho, quien obviamente ya no era su amigo, Changmin tenía muchos amigos, pero los más cercanos siempre habían sido Jonghyun y Minho


  • Ignora a éste – Donghae le pegó a Eunhyuk en el hombro y él se sobó, haciendo berrinche


  • Gracias chicos – sonrió un poco más animado, Eunhyuk le colocó una mano en el hombro en digno de solidaridad y se puso de pie


  • Es en serio, lo que decidas te apoyaremos – le guiñó un ojo, Changmin asintió


  • Por cierto, no le digan nada de esto a Jonghyun por favor, él solo escucha Kyuhyun y se enoja mucho, prefiero no alterarlo


  • No te preocupes, al menos por mí – dijo Donghae, mirando con sentencia a Eunhyuk quien era muy indiscreto


  • Seré una tumba – respondió enseguida, aunque sonrojado


  • Gracias – contestó calmado, Eunhyuk se apartó de ahí para atender otra mesa. Instantes después se apareció Jonghyun y se sentó junto a Changmin en la barra - ¿Comiste algo? – preguntó Changmin mientras lo miraba, su amigo asintió


  • ¿Qué cantaremos hoy?


  • Lo que quieras – respondió sonriéndole, luego le colocó una mano en la pierna y lo acarició discretamente, Jonghyun tosió con disimulo, comenzando a reír ambos. Donghae sonrió al mirarlos, aunque ellos no se dieran cuenta actuaban como una pareja.


Cerca de las nueve de la noche llegó Yunho acompañado de Stephanie, tomados de la mano y riendo contentos, Donghae los vio llegar y suspiró con desánimo, hace tiempo que no veía a Yunho sonriendo tanto al lado de una chica, luego se sintió tonto y egoísta por no sentirse alegre por él, así que decidió dejar de verlos, pero Yunho y ella se acercaron directamente a la barra y se sentaron ahí


  • Hola – saludo Donghae a la pareja


  • Hola – contestó alegremente ella, en tanto Yunho solo alzó la mano y sonrió


  • ¿Qué les sirvo?


  • Lo de siempre para mí y ella un escocés en las rocas – dijo mirándola y ella sonrió


  • Ya te lo aprendiste – emocionada se acercó y lo besó, luego los dos se besaron y fastidiado Donghae dejó de mirarlos, se alejó para preparar las bebidas, cuando regresó con ellas los dos estaban conversando


  • Tomen tórtolos – dijo tratando de parecer normal y bromista, pero estaba celoso, hace días no se sentía tan celoso por Yunho y eso lo molestaba, quería dejarlo ir, olvidarse de él por completo y no podía, haciéndolo sentir desesperado


  • Gracias – Yunho notó la expresión de Donghae pero decidió ignorarla, para él también era difícil esa situación, luego volvió a prestar atención en su novia


Luego de cantar una última canción antes de su primer descanso, casi a las diez de la noche, Jonghyun y Changmin continuaron en la tarima, acomodando los instrumentos, luego se sentaron en las sillas que siempre estaban ahí. Momentos después se acercó Junsu hacia ellos, llevaba el par de cervezas que siempre bebían en sus descansos


  • ¿Cansados? – preguntó el mesero a los chicos, Jonghyun asintió ligeramente, pero Changmin negó enseguida, luego bebió de su cerveza


  • Puedo seguir y seguir, es más, ¿cuál quieres? Regresando del descanso la tocaremos – dijo con buen ánimo, pero Junsu se encogió de hombros


  • Ninguna en especial, la que toquen será genial – sonrió con amabilidad y se retiró, Changmin bufó decepcionado


  • El cara de chiste se hace el difícil – dijo hacia su amigo y Jonghyun echó a reír


  • No seas grosero – lo regañó con sutileza


  • Ya, no importa – sonrió y miró hacia Jonghyun – Me debes un beso – dijo de pronto, mostrándole a su amigo una sonrisa traviesa, Jonghyun arqueó una ceja


  • No recuerdo eso – respondió disimulando, Changmin no dijo nada, bebió los últimos tragos de su cerveza y bajó de la tarima, le dirigió una última mirada a su amigo antes de dirigirse al interior de la casa, no sin antes dejar su botella vacía de cerveza en la barra


Jonghyun sonrió, miró alrededor y al ver que nadie le prestaba atención se levantó también, faltándole un poco para terminar la cerveza dejó la botella sobre la barra también, apresurándose a seguirle los pasos a Changmin, nadie pareció notar aquella huida parecida a un juego adolescente del gato y el ratón, salvo Yunho, que los había visto a ambos entrar a destiempo dentro de la casa, lleno de curiosidad miró hacia Donghae que destapaba un par de cervezas para unos clientes


  • ¿Qué pasa? – preguntó cuando su amigo buscó su mirada


  • Changmin y Jonghyun… - sonrió - ¿Ya son algo?


  • ¿Algo? – preguntó confundido


  • Acaban de entrar deprisa en la casa, sospechosamente – dijo divertido, su novia lo miraba sin entender mucho, pero Yunho parecía muy entretenido


  • No sé muy bien, ha pasado algo entre ellos, pero no sé qué clase de relación tengan ahora – se sinceró Donghae porque realmente no sabía si solo estaban jugueteando o si se harían novios o algo parecido


  • Ya veo – respondió Yunho confundido, pero ya no ahondó en el tema, continuó charlando con su novia cosas banales.


Jonghyun entró en la casa y no vio a Changmin, sonrió divertido y luego miró a su alrededor con curiosidad, aguzando el oído pero nada


  • ¿Changmin? – llamó con voz tranquila, sin dejar de caminar, dirigiéndose a las escaleras, antes de llegar al primer escalón escuchó que su amigo le cuchicheaba y volteó a su lado derecho, de atrás de la escalera salió Changmin y lo sorprendió


  • ¿Me buscabas? – le preguntó avivadamente, sujetándole los brazos por encima del codo, los deslizó hacia arriba y le rodeó el cuello con los brazos antes que pudiera responderle


Se besaron apasionadamente, Jonghyun le abrazó con fuerza, pegando su cuerpo al del otro, Changmin jadeó por el impulso y dio un paso atrás, abrió un poco sus ojos y la expresión entregada de Jonghyun lo emocionó, pocas veces sentía esa necesidad por ver el gesto de quien le besaba y estaba deslumbrado por aquella entrega que podía verse en el semblante de su amigo


Se detuvieron por aire y luego volvieron a besarse, y ese beso fue más acalorado que el anterior, Changmin deslizó sus manos y acarició la espalda de su amigo por encima de la ropa, mientras él levantó las manos, con la izquierda le tocó el rostro y con la derecha en la parte posterior de su cabeza le alborotó el cabello, atrayéndolo hacia él. Separaron sus labios de golpe, Jonghyun quitó la zurda de la mejilla del otro y le atrapó la cintura, dejando la otra sujetando suavemente sus cabellos y dirigió sus labios al largo cuello del más alto, Changmin inclinó la cabeza hacia atrás y dejó escapar un suspiro


  • Vamos arriba – dijo en un susurro, a Jonghyun le tembló todo, apenas la noche anterior habían estado juntos y Changmin pedía que fueran a la habitación


Sin decir nada Jonghyun se separó de Changmin y le agarró la mano, el más alto sonrió y siguió a su amigo cuando comenzó a subir las escaleras, atrás de él pero con su mano sujetada por Jonghyun. Changmin miró la espalda ante él y sus ganas aumentaron, necesitaba de eso, dejar de pensar en Kyuhyun, entregarse a Jonghyun sin inhibiciones


Llegaron arriba, ésta vez a la habitación de Jonghyun, cerraron la puerta y prendieron la luz, sin más juegos se besaron, las manos de Changmin desabrochaban su propio pantalón mientras avanzaban hacia la cama, sin tumbarse en ella quitaron entre los dos la camisa de Changmin y la aventaron al suelo, en tanto el pantalón cayó a sus pies junto con la ropa interior. Volvieron a besarse con pasión, deseándose cada vez más, sintiendo tanta urgencia que ambos sabían que no necesitaban juguetear más, así que Jonghyun lo sujetó del brazo izquierdo y lo movió para que se volteara, Changmin le dio enseguida la espalda y su amigo aprovechó para besarle, partiendo de los hombros y hasta media espalda, desabrochó su pantalón y lo bajó junto con su bóxer, luego le sujetó las caderas y lo penetró sin demoras


Jadearon al completar su unión, Changmin giró la cabeza un poco hacia atrás y se besaron, las manos de Jonghyun le sujetaban la cadera para no perder aquella unión, cuando dejaron de besarse Changmin se inclinó hacia delante y se sujetó de las sábanas de la cama, cerca de la esquina, Jonghyun comenzó a embestirlo, primero suave, escuchando los jadeos de su amigo, luego aumentando la velocidad y la intensidad. Los gemidos de Changmin, desinhibidos, se escucharon por toda la habitación


Dejando el lado derecho de su cadera, Jonghyun le comenzó a acariciar la espalda, sin dejar de moverse rítmicamente. Changmin apretó los ojos y gimió cada vez más fuerte, entregado por completo a su pasión, sin pensar en nada, Paris en esos momentos no significaba nada. Jonghyun observaba la espalda de Changmin, amplia, caliente y suave, se agachó para poder besarla y su mano derecha buscó el miembro de su amigo, lo comenzó a masajear hasta que se puso duro y golpeteó con un poco más de fuerza, empujándose hacia él


Cerca del final, sintiéndose desesperado, Jonghyun volvió a usar ambas manos en las caderas de Changmin y se corrió dentro, dejó de moverse unos momentos y luego siguió, muy lentamente, penetrándolo, hasta detenerse totalmente y salirse, Changmin jadeaba, agotado, sonrió satisfecho y se levantó un poco, solo para sentarse sobre la cama, Jonghyun miró su entrepierna sin decir nada, se agachó hasta él y le sujetó ambas mejillas, lo besó en los labios, luego bajó directo al pecho, dio un beso y más abajo otro en el abdomen


Jonghyun se hincó frente a él, debido a que el pantalón seguía a sus pies no pudo colocarse en medio de sus piernas como hubiese querido, pero como pudo se acercó, lo sujetó con dos dedos y se lo llevó a la boca, Changmin suspiró y cerró los ojos, llevando su mano a la cabeza de su amigo, moviéndose esta al ritmo de Jonghyun. La boca de su amigo lo llevó al paraíso y en menos tiempo del que pensó le llenó la boca, Jonghyun lo sacó y acarició, mirando el rostro de placer de Changmin, le sacó un pequeño brote más y volvió a introducirlo, chupando un par de veces más hasta sacarlo definitivamente, aprovechando la sensibilidad, lo hizo sentir un placentero espasmo


Changmin sonrió satisfecho, respiró agotadamente un poco y abrió sus ojos, Jonghyun se levantaba del suelo, acomodándose la ropa, se acercó a Changmin y le dio un beso en los labios, luego se alejó para ir por su camisa, el más alto lo observaba, sintió un poco de nostalgia pero la ignoró enseguida, Jonghyun le dio su camisa y Changmin se la colocó, luego se levantó para acomodarse el resto de la ropa


  • Eso fue más que un beso – dijo Changmin sintiéndose acalorado, se quitó el mechón de cabellos que se habían pegado ligeramente a la frente


  • Sí – respondió sonriéndole con ternura. Ambos se sentaron en la cama y se besaron, el más alto buscó la mano de Jonghyun que descansaba en su pierna y la entrelazó con la suya


  • ¿Quieres hablar de esto?


  • ¿Hablar? – preguntó confundido


  • En la mañana cuando Eunhyuk preguntó si éramos novios… la verdad es que no lo pensé para nada, pero tú sabes que yo…


  • No te preocupes – le interrumpió y buscó su mirada – Es pronto, solo, disfrutemos esto, así como viene ¿de acuerdo? – le sonrió y Changmin le correspondió, sonriendo avergonzado


  • Entonces ¿está permitido todo?


  • Ya tuvimos sexo, dos veces ¿Qué más podríamos no permitirnos? – preguntó divertido, pero Changmin no solo hablaba de eso y borró su sonrisa, apartó la mirada unos instantes


  • Me refiero a salir con otras personas – dijo sin más dilación, volviendo a mirar a su amigo, Jonghyun frunció el entrecejo unos instantes, sintiéndose un poco incómodo, Changmin lo miró fijamente, atento esperando su respuesta


  • Sí, está bien – se encogió de hombros, pretendiendo que no le importaba – Cero exclusividad – sonrió forzadamente y le dio un beso en la mejilla, Changmin sonrió animado y suspiró, soltándole la mano


  • Menos mal, si me hubieras dicho que no, creo que no hubiera vuelto a acostarme contigo – dijo de forma relajada y se puso de pie para ir a mirarse al espejo y acomodar su cabello, dejando a Jonghyun sentado en la cama, pensativo - ¿Volvemos? – dijo girándose hacia su amigo, él volteó enseguida y le sonrió, fingiendo que no pensaba en esa última conversación


  • Sí, vamos – se levantó de la cama y salió primero, Changmin tras él, apagó la luz y cerró la puerta, caminaron juntos hasta bajar completamente las escaleras, antes de volver al bar se dieron otro beso – Si salimos juntos se ve menos sospechoso – dijo Jonghyun y Changmin asintió, divertido


El par de amigos volvió al Bar, parecía como si nadie les prestara atención y llegaron hasta la barra, se sentaron ahí y enseguida se acercó Eunhyuk mirándolos con suspicacia


  • ¿Qué pasa? – preguntó Changmin, fingiendo demencia


  • Pasa que subí y escuché tremenda película porno – respondió con tono de voz moderado para que no le escuchasen las personas más cercanas, Changmin rio divertido


  • ¿Más porno que las que protagonizan ustedes? – preguntó en defensa, Jonghyun que también los había escuchado se rio discretamente, en cambio Eunhyuk se sonrojó, luego rascó su cabeza con incomodidad


  • Así que han escuchado – comentó avergonzado, el par de amigos asintió, llevaban ahí varios meses como para no haberlos oído nunca. Un cliente llamó a Eunhyuk que era el mesero más cercano y tuvo que marcharse, quedándose ellos dos, Donghae se acercó al lado de la barra donde estaban ellos


  • ¿Algo de beber?


  • Ahorita no – respondió Jonghyun


  • Tampoco, gracias


  • ¿Nada? – preguntó extrañado - ¿Para la deshidratación? – les guiñó un ojo, sonriendo, Changmin sonrió también, ligeramente avergonzado


  • Tu novio debería tener su propio programa de chismes ¿eh? – dijo Changmin, su amigo lo apoyó afirmando con la cabeza


  • Sí – respondió con una sonrisa, miró hacia donde estaba Eunhyuk, él se dio cuenta y le devolvió la sonrisa – Ganaríamos dinero extra – dijo divertido y luego se apartó para atender un pedido del otro mesero


Los clientes que estaban entre Changmin y Jonghyun, y Yunho y su novia se marcharon, el más alto se levantó de su asiento y le hizo una seña a Jonghyun para que se movieran, él le siguió, quedando del otro extremo a Stephanie, Changmin al lado de Yunho, él se dio cuenta y volteó, saludó a ambos


  • ¿Qué tal? – saludó animosamente


  • ¿Cómo están? – preguntó Changmin dirigiéndose a la pareja aunque apenas si podía ver a la chica


  • No mejor que ustedes – respondió guiñándoles el ojo, Stephanie que también había oído el chisme soltó una risa divertida, aunque discreta


  • Ese Eunhyuk – bufó Changmin avergonzado, sobre todo porque la chica se había enterado, no le tenía tanta confianza como a los demás. Jonghyun solo suspiró resignado, con ese mesero chismoso no había privacidad para nada


  • No te preocupes Changmin – dijo de pronto Stephanie, inclinándose hacia la barra para poder ver al aludido – Nadie más oyó


  • Más le vale a ese chismoso – respondió sonriéndole a la chica


  • Mejor volvamos a tocar – dijo Jonghyun ocultando su bochorno, se puso de pie y se colocó frente a Changmin, él asintió y también se levantó, los dos voltearon hacia la pareja


  • Nos retiramos – dijo Changmin levantando su mano, la pareja asintió y Yunho también levantó su mano, Jonghyun solo se despidió asintiendo


  • Bye bye chicos – respondió Stephanie


Changmin y Jonghyun se retiraron a la tarima, Jonghyun agarró la guitarra mientras discutían que canción tocar primero, optaron por una balada a medio tiempo para calentar. El reloj marcaba más de las once de la noche, Yunho y su novia, tomados de la mano estaban sentados mirando hacia la tarima en lugar de la barra, había varios clientes pero el Bar no estaba del todo lleno, Donghae servía un par de bebidas y Eunhyuk cobraba una cuenta, todo parecía tan normal como siempre, la tranquilidad habitual del pueblo, sin perturbaciones, la vida podía parecer perfecta en esos instantes, pero para Yunho el tiempo se detuvo cuando la puerta del Bar se abrió, y como el cruel fantasma que se niega a abandonar la casa que habitó, la figura de quien no esperaba volver a ver en su vida irrumpió ahí


Los refinados y gráciles pasos avanzaron hacia el interior del Bar, con sus pantalones de mezclilla rotos, cernidos a su esbelto cuerpo, la blusa holgada que mostraba sus hombros, los botines de alto tacón. Ella sonrió mientras caminaba, agitando la cabellera lisa de color caoba, descansando sobre sus hombros, podía verse elegante y de gran presencia en cualquier momento, con cualquier vestimenta


Los clientes del bar notaron su presencia y los cuchicheos no faltaron, a ella no le llegaron las críticas a los oídos, las expresiones de desprecio, gracias a la música que tan concentrados interpretaban Changmin y Jonghyun, ajenos a esa escena tan íntima entre la esencia de ese pueblo y la chica que llegaba


Eunhyuk la vio llegar y sonrió entre confundido y alegre, su primera reacción fue mirar hacia Donghae pero él no la veía aún, limpiaba un tarro, luego miró hacia Yunho y lo vio tenso, absorto en la figura que se acercaba hacia la barra


Yunho la vio llegar, creyéndola un espejismo pero ¿era real? Apretó la mano de su novia con fuerza, sin medirla, sin ser consciente, solo se concentró en ella, tan perfecta, tan hermosa como la recordaba. Su corazón latió de prisa a medida que la vio acercarse, pero apenas si lo miró, llegó hasta la barra, de su lado, tan cerca que Yunho percibió su perfume, habían pasado más de diez años desde que ella usó fragancia por primera vez y siempre era el mismo aroma, el que Yunho buscaba en cada sábana, en cada cabello que acariciaba que no era el suyo


Stephanie no era ajena al tema, lo conocía, su amiga Dana se lo había advertido, Yunho guardaba una herida abierta que nunca supo cerrar, ella conocía la historia como todo el pueblo lo hacía, y conocía el rostro también, sentir ese apretón de Yunho en su mano solo le confirmó que incluso antes de pelear, ella había perdido la batalla


  • Ron con hielo por favor – la privilegiada voz sacó a Yunho de su aturdimiento, aquella orden de “Ron con hielo” la repitió en su cabeza mientras ella la decía, como una memoria que se recupera, en ese momento Donghae levantó la cabeza y la miró frente a él, sonriendo tranquilamente, el barman dejó caer el tarro que limpiaba al suelo, conmocionado, el ruido fue tan fuerte que se escuchó por todo el bar, pues en ese momento Jonghyun terminaba de tocar el último acorde


En el Bar los clientes miraron hacia la barra y los cuchicheos aumentaron, Donghae miró a la recién llegada con resentimiento, pero sacó la botella de Ron a regañadientes para servir la bebida, Changmin aguzó la mirada hacia la extraña escena y cuando ella se acomodó parte del cabello tras la oreja le vio el rostro


  • Oh por Dios… oh Dios – expresó Changmin agitado, llevándose una mano al pecho, su corazón se aceleró y una incrédula pero feliz sonrisa le adornó el rostro, Jonghyun miró también a aquella chica y la distinguió, sin poder creerlo tampoco, se colocó al lado de Changmin y le rodeó los hombros con un brazo, ambos mirándola – Es BoA, es BoA ¿verdad? – preguntó con emoción, Jonghyun sonrió embelesado y asintió. Ambos eran fans de la cantante, pero sobre todo Changmin, la admiraba desde hace muchos años.


  • Aquí tienes – dijo Donghae de mala gana, luego miró con preocupación a Yunho, pero su amigo parecía aún conmocionado, estaba tan quieto. Donghae prefirió no ver esa expresión de dolor y se dedicó a juntar los vidrios rotos


Stephanie dirigió una mirada de soslayo a Yunho, sus pupilas parecían dilatas y su mano no aflojaba el apretón. BoA estaba cerca de él, pero miraban hacia diferentes direcciones, sintiéndose humillada arrebató la mano del agarre de Yunho, él no reaccionó al instante hasta que ella se levantó del banco enseguida y caminó hacia la entrada para abandonar el lugar, sin mirar atrás Yunho se levantó rápido y fue tras ella


Changmin y Jonghyun compartieron una mirada cuando vieron a la pareja salir tan súbitamente del Bar, pero no dijeron nada sobre eso


  • ¿Por qué todos parecen tan tranquilos? BoA está aquí, en este insignificante pueblo – dijo confundido, Jonghyun lo pensó unos instantes


  • ¿Dónde nació BoA? – preguntó confundido


  • Mal fan – regañó Changmin indignado – Nació en Guri, Gyeonggi – dijo orgulloso de sus conocimientos de fan – Por si en algún momento pensaste que nació aquí


  • Pues debió vivir aquí algún tiempo, o no saben que es artista, no sé – concluyó el guitarrista, Changmin asintió, tampoco es que tuviera conocimientos de sasaeng


  • ¿Debo acercarme? Quiero su autógrafo – dijo emocionado Changmin


  • No es buena idea, percibo un ambiente muy hostil – dijo mirando hacia Donghae, el barman la miraba con tanto desprecio que daban escalofríos.


Yunho alcanzó a Stephanie cuando ella llegó hasta su auto, estacionado hasta la esquina de la calle del Bar, porque cuando llegó no había donde dejarlo. Dispuesta a abrir la portezuela y marcharse él llegó y se lo impidió, sujetándola del brazo, enseguida ella se opuso, deshaciéndose del agarre, Yunho no insistió, la miró con preocupación


  • ¿Por qué vienes tras mí cuando es obvio que te mueres por verla? – preguntó con la voz quebrándosele, Yunho cerró los ojos unos instantes y suspiró


  • No me hagas esto – pidió con tristeza


  • No, no me hagas esto tú a mí – espetó con enojo, miró su mano unos instantes, aún se sentía caliente por el fuerte apretón, Yunho le miró la mano y se sintió culpable


  • Perdóname – solicitó preocupado – Es solo que…


  • La amas, lo sé, sé esa historia – respondió abrumada, sintiendo de pronto que le faltaba el aire, pero aspiró un poco y se calmó, Yunho se quedó mudo unos momentos, intentó luego acercarse a ella pero Stephanie dio un paso atrás, haciendo distancia entre los dos con su brazo derecho, lo miró a los ojos – Dana me contó todo, me advirtió que nadie la había sacado nunca de tu corazón, sin embargo no me preocupé – bajó el brazo sin dejar de mirarlo – Pero porque ella no estaba aquí, sin embargo ahora…


  • No te estoy dejando – se defendió con angustia, al lado de Stephanie la pasaba muy bien, se divertía y el tiempo era más agradable, aunque no la amaba, le gustaba mucho su compañía


  • Lo sé, pero lo harás – respondió con desánimo – Mientras no superes tus asuntos internos dejarás a cualquiera por ella – explicó tratando de calmarse, pero sentía deseos de llorar, no solo porque su orgullo de mujer había sido quebrantado, sino porque ella comenzaba a enamorarse de él y esa situación dolía


  • Stephanie…


  • Adiós Yunho – le interrumpió, se acercó a él y le sujetó el rostro con ambas manos, le dio un beso en los labios y se apartó, pero antes que se pudiera alejar por completo Yunho la detuvo, se abrazó a ella


  • No por favor, quédate conmigo – suplicó desesperado, pero estaba confundido, no era por ella que no quería que se fuera, era por él, porque si estaba solo sucumbiría a su debilidad por BoA, sin importar cuántas veces antes tuvo que decirle adiós, él volvía siempre a caer en sus brazos, con Stephanie a su lado tendría un motivo para no sucumbir


  • No puedo, lo siento – dijo ella y lo apartó, las lágrimas le adornaban la piel del rostro, él sintió una terrible culpa, pero no podía hacer más, la dejó ir. Stephanie subió a su auto y se marchó enseguida, Yunho no se movió hasta que dejó de ver el auto, ella se detuvo en cuanto dejó de ver a Yunho por el retrovisor, se apeó afuera de una casa y comenzó a llorar.


  • ¿Qué haces aquí? – preguntó con fastidio Donghae luego de pensarlo unos momentos, nadie salvo BoA estaban en la barra, ella continuaba de pie, dando la espalda hacia la puerta


  • ¿Es su novia? ¿O la amiguita de esta noche? – preguntó evadiendo la pregunta, el barman sonrió con burla


  • Eres increíble – dijo con indignación – Ya déjalo en paz, ¿no ha sido suficiente? – preguntó enojado, pero ella no respondió, bebió de su vaso. Enojado Donghae se apartó para no verla, en tanto Eunhyuk se acercó a ella, por un lado, BoA lo vio de reojo y sin soltar su vaso le sonrió


  • ¿Y tú? ¿También me vas a tratar como a la perra maldita que soy? – preguntó de forma sarcástica, Eunhyuk sonrió amistosamente


  • ¿Cómo crees tonta? – contestó enseguida, ella soltó el vaso y se dieron un abrazo amistoso – Siempre es bueno verte por aquí – dijo sinceramente, recibiendo de su novio una mirada de reproche que se sintió como un poste sobre su espalda, pero lo ignoró


  • Todo parece tan igual – dijo con nostalgia, miró a los alrededores y por primera vez notó a los dos chicos de la tarima que la miraban con admiración, BoA les sonrió casi haciendo que Changmin se desmaye y luego miró hacia el mesero de nuevo - ¿Tienes nuevos músicos?


  • Sí, son Changmin y Jonghyun, por lo visto te conocen… bueno, ¿Quién no? – dijo sonriente, ella sonrió avergonzada - ¿Puedo decirles que vengan?


  • Claro – respondió con una sonrisa divertida. Eunhyuk les hizo una seña a ambos para que se acerquen, ni tardo ni perezoso Changmin bajó de prisa de la tarima, Jonghyun que era menos fan que su amigo le siguió los pasos, el más alto llegó a la barra pero se quedó paralizado a dos metros de la cantante, mientras Jonghyun se acercó mucho más


  • Eres más hermosa en persona – dijo de pronto Jonghyun, mirándola a detalle, haciendo que se sienta un poco incómoda, Eunhyuk rio divertido al ver la expresión en su amiga


  • No te sientas acosada, es tan Gay como yo – aclaró con tranquilidad, BoA sonrió y estiró su mano hacia él


  • Mucho gusto – dijo con sencillez, Jonghyun miró asombrado aquella mano, incapaz de tocarla, BoA se rio - ¿Me dejarás la mano tendida?


  • No, no – respondió enseguida y estrechó su mano con delicadeza – Te toqué, toqué a BoA – dijo emocionado – El placer es mío, mil veces mío, soy Jonghyun


Eunhyuk se rio por aquella reacción en el guitarrista, parecía todo un fanboy, era extraño verlo así ya que casi siempre estaba más serio y reservado, pero ahora parecía un adolescente enamorado. Por su lado Changmin seguía paralizado mirando a la cantante, su favorita de toda la vida, tenía todos sus discos y conciertos, a los cuales extrañaba mucho más que al propio Kyuhyun, a quienes dejó en Seúl


  • Changmin, ven – dijo Eunhyuk divertido, haciéndole una seña con la mano


  • ¿Gay también? – preguntó sonriente, Eunhyuk asintió


  • Es que… - perplejo dio dos pasos hacia BoA - ¿Puedo tocarte? Un dedo, un cabello, lo que sea – pidió emocionado, haciéndola reír


  • Dame un abrazo si quieres – respondió estirando sus brazos hacia los lados


  • ¿Yo también puedo? – preguntó Jonghyun, ella asintió, el guitarrista se adelantó y le dio un abrazo rápido, Changmin lo miró enojado


  • Hey, iba yo primero – regañó infantilmente, su amigo se hizo a un lado y entonces Changmin se acercó, la abrazó cautelosamente, como si fuera de cristal, BoA cerró los brazos alrededor de él y casi hace que se desmaye de la felicidad – Esto es un sueño – dijo embelesado cuando se separó


  • No exageres, soy de carne y hueso, igual que tú – dijo ella con humildad, Changmin sonrió mucho más amplio


  • Espera, debo llamar a mi madre – dijo con entusiasmo, sacó el teléfono y buscó en su lista de contactos – Te adoramos, en serio – la miró de reojo mientras buscaba el número


  • Changmin – le interrumpió y él volteó - ¿Puede esperar a mañana? Yo la saludaré, te lo prometo, pero hoy tengo algo que hacer – dijo mientras miraba hacia la puerta del Bar, que era de cristal, afuera estaba Yunho, mirándola fijamente


Changmin notó que miraba hacia la puerta y volteó, vio a Yunho, con una expresión como jamás lo vio, tenía la mirada triste y el gesto rígido. Ambos se miraban como si el tiempo no existiera, como si nadie más adornara aquella escena


  • Sí – contestó inquieto, volviendo a ver a BoA, ella le sonrió y luego les pasó de lado, caminando hacia la puerta, podía escuchar los cuchicheos de los chismosos clientes del Bar, pero no le importaban, solo el hombre tras la puerta


  • Ahí va de nuevo – suspiró Donghae, acercándose a donde estaban los otros


  • Cariño, no te metas – dijo Eunhyuk seriamente


  • Tú sabes cómo acabará esto – refutó el barman con angustia, pero su novio lo miró descontento, frunciendo el ceño


  • Es cosa de él, déjalo ir ya, Yunho es el que debe decidir si sufrir o no de nuevo, ya supéralo, supera a Yunho – dijo con enojo, hacía mucho que no discutían por eso, desde que Changmin y Jonghyun habían llegado, pero ésta vez el mesero no se metió en la casa como aquella vez, solo se alejó de la barra y continuó trabajando


  • Él no entiende – dijo Donghae como si hablara con Changmin y Jonghyun, pero ellos estaban confundidos, no se atrevían a meterse – Yunho terminará llorando en mis brazos, como siempre, y eso me mata – sonrió con amargura, dirigió una mirada hacia sus músicos y luego les dio la espalda, distrayéndose en algo más


Los dos amigos compartieron una mirada, luego enseguida ambos entendieron, Changmin abrió amplio los ojos y se giró hacia la puerta, BoA estaba por abrirla. Compartió otra mirada con Jonghyun y de pronto se sintió triste


  • Es ella, BoA es la mujer que Yunho no puede olvidar – dijo Changmin con voz tenue, su amigo asintió


  • Eso parece – respondió también sorprendido – Sin duda este pueblo me sorprende – completó Jonghyun, sintiéndose curioso por el tema, pero para Changmin más que curiosidad lo hacía sentirse contrariado.


BoA salió del Bar y por primera vez luego de dos años estaba nuevamente delante de Yunho, se miraron a los ojos, ella sonreía tratando de aparentar ser fuerte, él la mirada con gesto duro tratando de ser indiferente, pero ambos se morían por darse un abrazo, por besarse y romper esa barrera que les separaba


  • ¿No vas a decir nada? – preguntó inquieta, los nervios haciéndose añicos, pero firme como piedra, como había aprendido durante todos esos años


  • ¿Qué quieres? – cuestionó en respuesta, sin ablandar la mirada


  • ¿Podemos hablar en otro lado? O Donghae saldrá con un balde de agua fría para ahuyentarme – dijo mientras lo miraba con sus ojos claridosos, Yunho asintió y le dio la espalda, caminando hacia su casa, ella lo siguió con paso decidido.


  • No puede ser, ya van a su casa, Yunho no aprende – pensó Donghae mientras los miraba marcharse a través del cristal, pero no era el único, algunos clientes chismosos aún miraban a la trágica pareja, cuchicheando como siempre


  • Mejor tocamos de nuevo y calmamos estos ánimos – dijo Jonghyun a Changmin y su amigo estuvo de acuerdo, ambos regresaron a la tarima para cantar algo más alegre, poco a poco el ambiente del Bar se recuperó de la tensión.


Yunho abrió la puerta y la dejó pasar primero, luego entró tras ella y prendió la luz, después cerró la puerta y se aseguró que las cortinas estuvieran bien corridas y no se viera hacia afuera, BoA miró la casa con nostalgia pero no se atrevió a moverse de ese lugar, Yunho llegó a la sala y aventó las llaves a la mesa de centro. Aún cerca de la puerta de entrada BoA miró la espalda de Yunho y se acercó a él, estiró su mano y le tocó apenas con los dedos, fue suficiente para que Yunho perdiera los estribos, se giró hacia ella y la abrazó con fuerza, debido a los tacones no estaba tan bajita como siempre, ella respondió al abrazo con la misma efusividad


  • Estás aquí – le susurró cerca del oído, aferrándose con mayor fuerza


  • Si, aquí estoy, contigo – respondió con una sonrisa, intentó apartarse y buscar sus labios, pero Yunho se alejó rápidamente, mirándola confundido


  • ¿Por cuánto tiempo?


  • No lo sé, pero…


  • No, ésta vez no – la interrumpió, mirando aquellos hermosos ojos brillosos


  • Yunho, quiero estar contigo, yo…


  • ¿Más de lo que quieres estar en esos escenarios? – preguntó dolido, sintiendo una inquietante punzada en el pecho


  • Nada es igual sin ti, la gloria no se saborea si no están conmigo tus labios, Yunho – dijo con voz candorosa, se acercó a él y estiró sus manos. Yunho sin poderse mover sintió las manos de ella sobre sus mejillas - ¿No me extrañas?


  • Cada día – respondió al instante


  • ¿Ya no me amas?


  • ¿Me amas tú? – respondió Yunho con otra pregunta


  • Con toda mi alma – respondió ella y se acercó un poco más, buscando sus labios, pero él subió su mano y le tapó la boca con tres dedos, cerró los ojos y apoyó su frente en la de ella


  • También te amo – susurró – Te amo demasiado – haciendo uso de todas sus fuerzas de voluntad la apartó, ella lo miró con desesperación pero dejó que él la alejara, apartando las manos de su rostro, se miraron en silencio


  • Ven conmigo


  • ¿Para qué? ¿Para ser tu sombra otra vez? ¿El amante oculto que no existe para el resto del mundo más que para ti? – preguntó en un arrebato, sintiéndose molesto


  • Jamás fuiste eso, lo que pasa es que la agencia…


  • La agencia, la agencia – la interrumpió – Tu vida le pertenece a esa agencia ¿no?


  • Sabes que no es así


  • ¿Entonces qué es? – preguntó molesto


  • Yunho yo…


  • Ya basta, estoy cansado de luchar – la interrumpió, acercándose otra vez, pero el aroma de su piel era tan embriagante que retrocedió – Deja tú esa vida, vuelve al pueblo… vuelve conmigo – pidió, como tantas veces había pedido en el pasado, ella negó enseguida, agachando la mirada


  • Lo siento


  • Yo también lo siento, pero lo siento por ti, este pueblo te ha quedado muy pequeño ¿no es así? A la gran BoA – dijo dolorosamente, ella lo miró de nuevo, con tristeza, con decepción


  • Faltabas tú de decirlo – respondió abrumada, le dio la espalda a Yunho – Perdona si te importuné – dijo mientras caminaba hacia la puerta, pero Yunho la alcanzó antes que llegara, la abrazó por la espalda y dejó que el perfume de su cabello le inundara los sentidos


  • Perdóname, no quise decir eso, de verdad – suplicó, abrazándola con mayor necesidad


  • Pero lo dijiste – contestó herida, se aferró a los brazos de Yunho en su cintura. Permanecieron en esa posición por largo rato hasta que Yunho la soltó, BoA se giró hacia él – Todos piensan que amo hacerte sufrir, lo cierto es que no sé vivir sin ti Yunho, pero tampoco sé vivir sin lo que más amo, cantar, creí que tú lo entenderías, pero todo el Pueblo me acusa, me señala por haber luchado por mis sueños, no es justo


Yunho la miró en silencio, comprendía sus palabras, pero también se entendía a él mismo cuando tuvo que vivir solo con los recuerdos, conformándose con el pasado


  • Creo que fue un error venir – se encogió de hombros, mirándolo


  • No es así – contestó Yunho al fin


  • Quería saber cómo estabas, perdóname si hice que te pelearas con tu novia – al oír esas palabras Yunho se acordó de Stephanie y volvió a sentir culpa, pero negó con la cabeza


  • Terminó conmigo – confesó con incomodidad


  • ¿Por mí? – preguntó un poco preocupada, Yunho no se molestó en mentirle, asintió con la cabeza, BoA no sintió culpa pero ver la expresión de Yunho le dolió – Lo lamento


  • Era una ilusión creer que iba a olvidarte con otra, Stephanie o alguien más – dijo con descaro – Cielos, soy un cretino – reflexionó cuando se dio cuenta que había estado usando a Stephanie solamente


  • No lo eres, tú eres una buena persona, un buen hombre, soy yo la que te corrompí – dijo asumiendo sinceramente toda la culpa, pero Yunho negó rápido


  • Eso jamás, tú no tienes la culpa de que a pesar de todo aún te amo – contradijo también con sinceridad, dispuesto a asumir la culpa de todo - ¿Cuánto tiempo te quedarás?


  • Dos semanas – respondió con tristeza


  • ¿Dónde llegaste?


  • Al Hotel de las afueras, por donde vive Siwon – dijo tranquilamente, pero solo de oír ese nombre a Yunho se le revolvió el estómago


  • ¿Caminaste hasta acá? – preguntó preocupado y ella asintió – Es muy lejos, si no viniste en auto deberías… - pausó, pensativo – Quedarte aquí – dijo luego de unos momentos, ella sonrió y asintió enseguida, si Yunho no lo hubiera sugerido ella misma lo habría hecho


  • Gracias Yunho


  • ¿Tienes hambre? – preguntó con mejor ánimo, como si frente a él no tuviera a la mujer que repetidas veces le rompió el corazón, sino a la amiga de infancia con la que creció


  • La verdad sí – contestó llevándose ambas manos al estómago


  • Pediré algo a domicilio


  • Sí – con más ánimo que cuando llegó se sentó en una silla del comedor, mientras Yunho cogía el teléfono para pedir comida. Lo observó detenidamente y luego miró el resto de la casa que saltaba a la vista, suspiró con nostalgia, pensando en todos los momentos que esa casa guardaba de los dos


Yunho colgó cuando terminó de hacer el pedido y se sentó junto con BoA en el comedor, se miraron con un poco de incomodidad, en dos años habían pasado tantas cosas que había mucho de qué hablar, pero aún pensaban en lo que se habían dicho, así que se quedaron callados hasta que llegó la comida, Yunho fue a abrir, del otro lado estaba Sulli, la chica había llegado en moto


  • Hola guapo – saludó desenvueltamente – Hoy tienes mucha hambre ¿eh? – preguntó con una gran sonrisa, pero luego vio por el costado de Yunho a BoA sentada en el comedor, la chica la miró con desagrado de pies a cabeza – Ah, conque tienes compañía – dijo con irritación, Yunho sonrió incómodo


  • ¿Cuánto es? – evadió el tema, sacando su cartera, Sulli le señaló la nota adjunta a la bolsa donde tenía los recipientes de comida


  • ¿Cuántos días lleva esa aquí? – preguntó con pocos modales, Yunho la miró duramente, como un padre que reprende a su hija


  • Guarda el cambio… – dijo entregándole un billete más alto de la cuenta total – Y cómprate una muñeca – quitó de su mano la bolsa con la comida


  • Si papá – dijo de mala gana y haciendo puchero, dio la espalda y se alejó, Yunho cerró la puerta y suspiró, luego se giró hacia BoA y caminó al comedor, la chica le sonreía con gesto divertido, Yunho dejó la bolsa sobre la mesa y le devolvió la mirada, pero sin entender por qué sonreía


  • Jung Yunho no ha cambiado, las trae muertas a chicas y grandes ¿eh? – observó con buen ánimo y luego echó a reír, él, contagiado por su risa también se rio. Quizás fue ese el momento menos tenso entre ambos


En el Bar, había llegado la hora de descanso de Changmin y Jonghyun nuevamente, ésta vez no salieron como locos para tener sexo, como pasó antes, sentados a la barra bebían una cerveza, pero desde que Yunho y BoA se habían ido juntos Changmin estaba pensativo, al igual que Donghae, mientras que Eunhyuk seguía enojado con su novio, solo Jonghyun parecía ajeno a la situación. Suspiró en medio del silencio y Changmin volteó a verlo


  • ¿Qué pasa?


  • A mí nada – dijo bebiendo de su botella de cerveza – Pero todos ustedes tienen una cara de afligidos…


  • No estoy afligido, es que me siento inquieto


  • ¿Por Yunho? Estás teniendo demasiado interés por “el tipo bueno” ¿no? – preguntó sintiéndose celoso, arrancando en Changmin una sonrisa, él enseguida negó


  • Pensaba en BoA


  • ¿Ah sí? – preguntó confundido y Changmin asintió


  • ¿Y si no es lo que creí? ¿Si ella es digna de odiarse como Donghae la ve? – preguntó preocupado, pero su amigo se rio un poco - ¿Por qué te ríes?


  • Ella canta precioso ¿no? – el más alto asintió – Y baila divino – secundó, Changmin asintió de nuevo, sonriendo – Es una artista increíble, por algo somos sus fans ¿no? – de nuevo, Changmin asintió, mirando a su amigo - ¿Lo ves? Su vida privada no debe importarnos, y ella no es mala persona, lo que tenga con Yunho es entre ellos – aclaró con elocuencia


  • Tienes razón, perdón, es que me dejé llevar – dijo avergonzado, su amigo le sonrió


  • No pasa nada, no te preocupes – dejó de mirarlo y siguió bebiendo de su cerveza, con esa charla Changmin se sintió más tranquilo respecto al tema.


Terminaron de cenar entre charlas sin importancia, BoA le comentaba a Yunho que la temporada de lluvias se había adelantado en Seúl y que el clima estaba muy húmedo, pero en el pueblo estaba todo bien, aunque a la hora que llegó estaba un poco nublado. Yunho la escuchaba atento, como si cada palabra salida de su boca fuera sublime, su cerebro apenas captaba que ella realmente estaba ahí, frente a él, en su cabeza no existía nadie afuera de esa casa, solo ellos dos, en medio de un mundo que solo les pertenecía a ambos


  • Llevaré esto – dijo BoA apilando la basura de los trastos desechables donde habían comido, Yunho iba a ayudarle pero ella hizo un ademán con su mano de que podía hacerlo sola


La observó detenidamente, en silencio, imaginando a su lado la vida que jamás tendrían juntos, en su imaginación BoA era su esposa y cada noche compartían juntos la cena, tendrían dos o tal vez tres hijos, los llevaban juntos a la escuela, los arropaban antes de ir a dormir, luego, sin que ellos les escuchasen, se entregaban sin que el resto del mundo existiera, porque se tenían el uno al otro y todo era perfecto


Yunho agachó la mirada, sabía que todo eso no existiría nunca, en el pasado ella le aceptó un anillo de compromiso y luego se lo devolvió, una de tantas veces que lo dejó para cumplir sus sueños, destruyéndole los suyos, pero ahí estaba él, de nuevo a su merced, sin saber que sucedería el día de mañana, incluso unos minutos más, todo era incierto, se moría de ganas por tenerla entre sus brazos, pero no quería ser él quien comenzara a cavar su próxima tumba.


  • Tengo sueño – expresó BoA cuando terminó de juntar todo de la mesa – ¿Dormiré ahí? – señaló la habitación de al lado, Yunho asintió


  • No he cambiado las sábanas desde la última vez – dijo sin pensar, ella lo miró unos instantes con seriedad


  • ¿La última vez qué…?


  • Durmió alguien ahí – contestó tranquilo, luego recordó que su último inquilino había sido la chica con la que se acostó y luego le robó antes de irse. Yunho sonrió


  • Alguna mujer, seguramente – dijo con fastidio, pero tratando de mantener la compostura, Yunho solo sonrió con disimulo, ignorando el tema


  • ¿Vamos por tus cosas al Hotel? – cambió el tema, BoA lo observó con mirada adusta y luego negó sutilmente


  • Mañana vamos por ellas – respondió con más claridad - ¿Podrías prestarme una de tus camisas para dormir? – preguntó tranquilamente, como si nada, Yunho la observó fijamente en silencio por unos momentos, luego asintió y fue a su habitación, ella no lo siguió


Yunho se dirigió al clóset y abrió de par en par las puertas, fue hasta el final del lado derecho y empujó la ropa en los ganchos hacia la izquierda, ahí vio una camisa blanca algo gastada y holgada, la extrajo de ahí y la observó, sonrió y luego salió de la habitación, BoA miraba uno de los cuadros que tenía Yunho, pertenecía a su madre y solo le conservaba porque le recordaba a ella, el cuadro no le gustaba porque era una flor insignificante, mal pintada


  • Aquí tienes – dijo al llegar hasta ella, BoA se giró hacia Yunho y miró la camisa, la reconoció enseguida y miró hacia él, los ojos se le cristalizaron un poco pero enmudeció, se la quitó de las manos con cuidado y la acercó hasta ella, cerró los ojos y la olió


  • Aún huele a ti – dijo avergonzada, pero Yunho negó


  • Huele a nosotros – contrarió sin pensarlo mucho, BoA abrió los ojos y lo miró, sintió por él en esos instantes todo el amor que aún guardaba y apretó los labios intentando no llorar. Esa camisa pertenecía a él pero nunca la estrenó, sino ella, después de la primera vez que hicieron el amor, en esa misma casa


  • ¿Qué caso tiene torturarnos así? – preguntó con frustración, mirándolo en busca de una respuesta, pero él no la tenía, ninguno de los dos


  • Sabes dónde está todo, descansa – dijo de repente, para romper cualquier tensión y se alejó fríamente de ella, entrando en su habitación, cerró la puerta y al hacerlo apoyó la espalda en ella, cerró los ojos con fuerza y suspiró – No tocarte, esa es la tortura – pensó agobiado


  • Tonto – susurró ella con indignación, se abrazó a esa camisa y fue hasta la otra habitación, miró la cama, tendida, pero recordó lo de la falta del cambio de sábanas y se estremeció con desagrado, buscó en el clóset unas nuevas y las cambió. Se quitó la ropa casi por completo, dejándose solamente las bragas y encima la camisa, apagó la luz, fue a la cama y se tumbó en ella, mirando hacia el techo, el sueño se había esfumado hace tiempo.


Yunho miró el techo insistentemente, llevaba más de media hora sin poder dormir, los nervios lo traicionaban, ¿Cómo podía dormir sabiendo que ella estaba ahí? Que solo los separaba una fría y estúpida pared. Se removió en su cama hasta quedar acostado de lado, miró el ropero fijamente, aunque en realidad no lo miraba, pensaba, en ella, no podía pensar en nada más, el amor que sentía por BoA no había disminuido ni un poco, como si cada día ella se hubiera dedicado a mantenerlo, cuando era todo lo contrario, ella nunca llamaba, no escribía, ella se había alejado y había vuelto, dos años después, entonces ¿Por qué no era capaz de odiarla?


Afuera de su habitación escuchó un ruido, usándolo de pretexto salió, sin prender la luz vio la silueta de ella en la oscuridad, salía de la cocina y sostenía un vaso con agua, la luz de la habitación contigua a la suya ayudaba a tener claridad general de la pequeña casa. Prestó atención a su cuerpo, iba descalza, la camisa le llegaba muy por encima de la rodilla, debido al color claro de ésta no tuvo problema en notar el contorno de sus redondos y firmes pechos, pero evitó mirar, buscando su mirada, ella le sonrió, bebió un sorbo del agua y dejó el vaso sobre la mesa del comedor


  • ¿Tampoco podías dormir? – él negó, en silencio - ¿Pensabas en algo? – Yunho volvió a negar, luchando fuertemente por no mirarla y no desearla más, ella lo sabía, conocía su mirada mejor que nadie. BoA sonrió y se acercó un paso hacia él, pero aún estaban más de tres metros separados – Yo si pensaba ¿sabes? Recordaba aquella vez, diseñaste algunos pasos para mi coreografía ¿recuerdas? – sin responder él seguía mirándola, recordando pronto aquella pregunta que Changmin le hizo, si había pensado en bailar profesionalmente – Lo hiciste de broma, imaginamos como sería si de repente salieras en el escenario y entonces grabamos un demo, en la agencia les encantó y…


  • ¿Por qué recuerdas eso? Nunca te pedí que se los mostraras, eras tú quien quería que formara parte de tu mundo porque no querías ser parte del mío, aquí – la interrumpió, reclamándole, sintiéndose luego culpable al ver su gesto serio, la sonrisa de hace unos momentos se le había esfumado, y él amaba verla sonreír – Perdón


  • No lo hice para lastimarte, sabes que tienes talento, ellos te ofrecieron un contrato directo ¿sabes cuántas veces sucede eso? Muy pocas, la mayoría va a audiciones…


  • Por favor, ya no quiero hablar de eso – suplicó cansado, aquella discusión la habían tenido en el pasado en varias ocasiones y siempre terminaba igual. Ella asintió, en silencio, él continuaba mirándola a los ojos – Creo que regresaré a dormir – dijo antes de darle la espalda e intentar alejarse, pero su dulce voz lo detuvo, aquella prodigiosa voz que los hizo separarse cuando un cazatalentos la descubrió


  • Nos convertiremos en extraños en este lugar en este momento, alguien va a derramar lágrimas y va a quedarse solo, pero odio ver que no trates de dejarme cicatrices y se siente incómodo, así que voy a dejarte ir – cantó con sentimiento, al final se le quebró la voz por unos instantes, Yunho se giró hacia ella y los ojos de ambos se encontraron en un espacio libre de reproches


Se acercó a ella rápidamente y con decisión la estrechó entre sus brazos al tiempo que ella le atrapó el rostro con ambas manos, fundiéndose en un apasionado y desesperado beso, entregando la totalidad del aliento, Yunho le atrapó la cintura con tanta fuerza y necesidad que BoA sintió que podía quebrarse en ese mismo momento pero no le importaba, porque había anhelado ese beso durante meses de soledad. El deseo contenido del tiempo que estuvieron alejados no les permitió pensar con claridad, Yunho dejó sus labios solo para agacharse frente a ella, como aquel paso que había creado para su canción, pero en lugar de subir al instante para encontrarse con sus manos y su rostro, se detuvo en su estómago y coló ambas manos por debajo de la camisa, sujetándole la ropa interior, la deslizó por sus piernas hacia abajo sin problema hasta que ella pudo sacar los pies y entonces volvió a subir


Yunho la miró con intensidad antes de volverle a arrebatar un beso necesitado que ella correspondió de la misma manera, le acarició los senos suavemente y luego la sujetó por los hombros, sin dejarse  de besar cambió el rumbo de sus cuerpos, ahora el de ella estaba cerca de la puerta de su habitación y avanzaron hacia ella con urgencia. Delicadamente apoyó la espalda de BoA en la puerta de la habitación y volvió a agacharse hasta sujetarle las piernas con ambas manos, elevándolas hasta que ella le rodeó la cintura, volvieron a besarse apasionadamente y BoA aprovechó para sacarle la camisa a Yunho, luego otro beso, profundo, urgente, se separaron solo para mirarse a los ojos, con su mano derecha Yunho tiró hacia abajo su short junto con la ropa interior, cayeron sin problema


No la hizo esperar más e introdujo su sexo sin problemas, compartieron una mirada de confort y él sintió sobre su rostro el aliento jadeante de ella antes que apretara los labios con fuerza, no se movió hasta que la hubo acostumbrado a su invasión y mientras la penetraba compartieron apasionados y húmedos besos. Se entregaron al amor sin pasado, presente o futuro, solo ellos dos, Yunho y BoA, sin importar qué sucedería después, si aquella sería la despedida final o el inicio por fin de una relación duradera.


Hace casi una hora que el Bar había sido cerrado, en su habitación Changmin miraba por la ventana, mirando otras casas de por ahí, ya conocía a algunos vecinos, la mayoría clientes del Bar y sus declarados admiradores, pero desde ese lugar no podía ver la casa de Yunho y no dejaba de preguntarse qué había sucedido, hasta antes de saber que se trataba de BoA, realmente nunca le había interesado mucho el pasado de Yunho con aquella mujer de la que Donghae tanto hablaba y a la que tanto odiaba, ahora no podía dejar de pensar en eso aunque Jonghyun le había explicado que eso no era de su incumbencia


Changmin salió de su habitación al acordarse de su amigo y fue hasta la alcoba de éste, sin llamar a la puerta solamente abrió y entró, cerrando la puerta tras él. Se acercó hasta la cama y se subió, Jonghyun no estaba dormido y reaccionó al instante, se giró hacia el lado donde estaba Changmin, él le sonreía


  • ¿Qué pasa? – preguntó confundido


  • Vine a darte el beso de las buenas noches – dijo con una sonrisa, pero el otro no le creyó ni un poco


  • ¿Y la verdad? – preguntó enarcando una ceja, Changmin soltó una risa discreta y se bajó de la cama, fue hacia la ventana desde la cual podía ver la casa de Yunho – Ya me imaginaba – dijo con fastidio, volviendo a acostarse completamente en la cama


  • ¿Crees que lo estén haciendo? – preguntó con curiosidad, Jonghyun bufó con fastidio


  • No debe de importarnos si lo están haciendo o no – respondió enojado, Changmin se dio cuenta y volteó de nuevo hacia la cama


  • Y tú ¿Quieres hacerlo conmigo? – preguntó despreocupadamente


  • ¿Ahorita? No, quiero dormir – respondió avergonzado, Changmin ya sabía que obtendría una respuesta negativa y solo sonrió divertido, volvió a mirar hacia la casa de Yunho, pero las cortinas no parecían mostrar que hubiera una sola luz prendida


  • Yo creo que sí lo están haciendo – dijo con atrevimiento, Jonghyun solo negó en silencio, ignorando los comentarios de su amigo. Changmin dejó de mirar por la ventana y volvió a la cama con su amigo, se acostó en ella sin pedir permiso


  • Vete a dormir – le pidió con cansancio, tenía los ojos cerrados


  • Dormiré aquí – decidió sin consultarlo con su amigo, Jonghyun volteó hacia aquel lado de la cama y observó fijamente a su amigo. Changmin estaba acostado boca arriba y tenía los brazos tras la nuca, mantenía los ojos cerrados


Jonghyun lo miró por unos instantes antes de decidir acercarse hasta él, lo abrazó por la cintura y cerró los ojos, sintiendo su agradable calor, fue como estar dentro de un sueño, pese a los momentos de intimidad en el sexo que compartieron, esos pequeños pero agradables acercamientos entre ellos resultaban más gratificantes


  • Descansa Changmin – dijo con voz dulce y el aludido tan solo sonrió.


----

Nota de autor: ¡Hola de nuevo! Antes de cualquier nota, aclaro que la canción que cantó Jonghyun para Changmin se llama Should I stay or should I go de The Clash, antes que se me olvide jajaja. Ahora sí, mi nota, respecto a BoA, ¿recuerdan cómo inició este fic? ¿No? Pues la primera frase fue “Una pegajosa canción de kpop sonaba en los muros de una casa promedio dentro de Seúl” y luego ¿recuerdan que en más de una ocasión hago referencia a la cantante favorita de Changmin? Pues sí, todo el tiempo estuve poniendo guiños sobre ella hasta que finalmente saqué al personaje en la historia ¿Se lo esperaban? Yo creo que más de alguno de mis lectores sí. Bueno, quiero aclarar que aunque es BoA cantante y blabla, pues es como si fuera otra, mientras que la BoA real debutó con trece años de edad, en este fic la pensé debutando a los 17, así que si muchas cosas no coinciden es porque este es un personaje más


Espero recibir sus comentarios :) me gusta saber que este fic es de su agrado, ¿Qué les pareció lo que pasó entre Changmin y Jonghyun? ¿Cómo imaginaban a BoA dentro de la historia? Por cierto, lo que cantó ella en la penúltima escena es un fragmento de la canción “Only One” esa donde nuestro Yunho y algunos otros de la SM bailaron con ella, si pueden lean la traducción completa, creo que se apega tanto a la historia de amor que imaginé para ellos dos, y fue coincidencia, no pensé en desarrollar su historia con base en la letra, la leí en español cuando quise poner un fragmento en este capítulo jajaja. En otro asunto, quiero aclarar que no estoy alejando al HoMin jeje, sino todo lo contrario, necesito que ambos personajes superen su pasado antes de unirlos como pareja, siento que si ellos dos no dejan atrás a las personas que amaron tanto y los lastimaron, serían incapaces de amarse uno al otro, solo les pido paciencia, para mí es más importante escribir una historia creíble antes que pasar a la parte HoMin hard jajaja así que desarrollaré a los personajes de esta manera, espero me perdonen

Ya, hasta aquí lo dejo que ha sido la nota de autor más larga, así que comentarios, sugerencias, tomatazos y demás, favor de dejarlos ya sea en mi blog, Facebook, amor yaoi o fanfiction, les estaré eternamente agradecida

2 comentarios:

  1. Cielo santo!!! Al fin lo hicieron ♥ me gustó mucho la escena, aunque ahora Jonghyun va a sufrir más porque Changmin solo lo quiere para el sexo :(

    La aparición de BoA fue muy dramática, pobre de la novia de Yunho, y pobre de él, se afectó mucho con su llegada

    Changmin no puede irse con Kyu a Paris, simplemente no puede u.u

    ResponderEliminar
  2. ♡ eres una excelente escritora, me encanta tu historia ♡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD