No lo sabes, pero te amo

3 comentarios
Título: No lo sabes, pero te amo...
Autor: Mery
Pareja: MinSu, HoSu
Género: Angst
Extensión: Oneshot
Declaración: Siempre quise poner declaración XD *tose* Ni Junsu ni Changmin ni DBSK ni JYJ, ninguno me pertenece (lamentablemente) si así fuera, encerraría a los 5 en un departamento de dos ambientes bajo llave, en un décimo octavo piso y los dejaría allí por el tiempo que tarde en aprenderme la coreografía completa de Lucifer :3
N/T: Es el primer MinSu que escribo XD Dedicado a todas las fans de esta bella pareja :D El disparador fue uno de mis últimos sueños e inspirado en éste artículo y en ésta foto.
Resumen: A veces, la voz de nuestra conciencia es nuestra peor enemiga...

-------------------------------------------------------------------------------------



"Podemos engañar a los demás,
pero no podemos engañar a nuestra conciencia,
único testigo de nuestra vida
y es lo que llevaremos ante Dios,
porque todo lo demás se quedará en la tierra."

(Maria Luz Novoa)


La conciencia es concibida como una voz interior que nos dice lo que hay que hacer o evitar. Si hablara con una voz, esta sería nuestra voz.

Es algo que sólo le pertenece al ser humano, es parte de nosotros. Desempeña un papel decisivo en nuestras vidas, bueno, eso si la escuchamos o no.

Se supone que debemos recurrir a ella para no dejarnos llevar por nuestros instintos animales, debemos razonar y escucharla. Ja! Si fuera tan fácil...

La mente da vueltas y vueltas…Pensando, filosofando, amenazando... Por otro lado, el corazón es también un mecanismo… Aunque diferente de la mente... Puedes llamar a la mente el instrumento de la lógica y al corazón el instrumento de las emociones. Pero también el corazón da vueltas y vueltas con las emociones. Entonces... ¿La razón es el amo y el corazón el sirviente?

Hay cosas que son imposibles para el corazón, y lo mismo ocurre con la mente. La mente no puede amar, no puede sentir. El corazón no puede razonar, es irracional.

Mi camino ha sido descrito como el camino del corazón, pero no es verdad. El corazón sólo crea alucinaciones, ilusiones, dulces sueños…pero no puede darme la verdad. La verdad que está detrás de ambos: en mi consciencia, que no es ni mente, ni corazón.

La mente sola es peligrosa, tiene ojos, pero no ve…está ciega. Para todo el mundo...al amor se lo considera ciego, pero en realidad no es que el amor sea ciego, si no más bien que el corazón no tiene ojos. No elige a quién amar. No miente... Y es sincera.

*****

Hay veces que me pregunto si mi cuerpo tiene mente propia o es que estoy muy cansado como para notar que me estoy moviendo. Sea como sea, estoy aquí en la cocina rodeado de harina, huevos e innumerables utensilios y me pregunto cuándo fue que saqué todo esto...

¿Qué estás haciendo?

“Nada que te importe”

¿Estás cocinando?

“¿No es obvio?”

¿Para quién?

“…”

¿Para él?

“…”

¿Por qué lo haces?

“Es su cumpleaños”

Eh intentas sorprenderlo con una torta...

“Así parece”

No sabes hacer ni un huevo frito.

“Sé ingeniármelas”

Ah claro, buscaste por Internet. Otra vez, ¿por qué lo haces?

“¿No contesté ya?”

No fuiste sincero. Vamos, a mi no puedes mentirme.

“…”

Tanto esfuerzo, ¿para qué?

“Es mi amigo y lo aprecio”

Lo aprecias… ¿Sólo eso?

“Sí…”

¿Seguro?

“¡Sí!”, digo casi en un grito y me enojo conmigo mismo mientras saco un papel cuidadosamente doblado de mi bolsillo. Pase horas y horas buscando por la red la receta de su torta preferida. Quería que mi regalo fuera especial, necesitaba demostrarle que me importaba.

26 años... ¿Hace cuánto que lo conoces?

"Desde el secundario...", sonrío al recordar nuestro primer encuentro. Siempre fui del tipo callado. Estaba todo bien mientras no se metieran conmigo. Todos en la escuela sabían eso, claro, todos menos el chico nuevo...


*Flasback*

Era un día como todos los demás, extremadamente aburrido. La profesora de Literatura parloteaba sobre literatura inglesa y yo me entretenía contando las manchas de humedad del techo. El timbre tocó y como si estuviera cronometrado mi estómago gruñó.

Cuando llegué a la cafetería fui saludando a mis amigos, que no eran muchos, mientras tomaba una bandeja. Mi hermano me saludó desde su mesa, y como siempre, me invitó a sentarme con él, aunque bien conocía el hecho de que no me caían sus amigos. Sabía que lo hacía por lo buen tipo que era y es y también que me entendía, por eso nunca se enojaba. Pensaba en eso cuando alguien chocó contra mí.

"¡ Fíjate por donde vas imbécil!", grité molesto mientras me levantaba del piso y sacudía mis ropas.

"Perdón, lo siento. Es que soy nuevo y no encontraba la cafetería, y no quería perderme la hora del almuer-"

"Cierra el pico cotorra, no me interesa la historia de tu vida", dije empujándolo. "Muévete, que es mi turno". Estaba molesto y sólo quería comer. "Ajhuma~ Hola, ¿que nos toca hoy?"

"Hola Changmin ah, hoy tenemos jajangmyeon"

"Genial~ Deme dos"

"Changmin ah~ Sabes que no puedo"

"No sea mala, hoy se ve tan joven. Deme uno más, ¿qué le cuesta?", dije con una sonrisa pícara. Tácticas de casanova, según mi hermano, nunca fallan.

"Aigoo... Esta bien, ten". En el momento en que estiro los brazos para tomar mi plato extra, el imbécil de hace un rato tomó el plato de mi bandeja y se dio a la fuga. "¡¿Qué mierda?!"

"Shim Changmin, no insulte", me retó la cocinera pero no la escuché. Tomé mi bandeja y perseguí al enano ese que huyó con mi preciado jajangmyeon. Lo vi sentarse muy tranquilamente en una mesa vacía del centro.

Llegué y apoyé mi bandeja sobre la mesa. Mis ojos ardían de rabia y crucé mis brazos sobre mi pecho. Nadie se mete con mi comida. "¿Qué te crees que haces enano?", dije con notable furia contenida. Él ni se inmutó y más bronca me dio. Tome asiento frente a él y estiré el brazo para tomar el plato. En un rápido movimiento tomó mi muñeca deteniendo mi acción. Nuestras miradas se cruzaron por lo que parecieron eternos minutos hasta que finalmente volvió a hablar.

"Ya tienes un plato, ¿para qué quieres dos?"

"Me gusta alimentarme bien", mis ojos desafiantes nunca se apartaron de él.

"No te alcanzará el tiempo para acabar con ambos"

"Como rápido", dije petulante.

"Apuesto a que termino antes que tú"

"¿Es un desafío?". De pronto el día me regalaba un momento de diversión. Un lindo regalo de parte de esta monótona vida. "Acepto". No sé en qué momento pasó pero a los segundos un pequeño tumulto nos estaba rodeando. Y cómo no, si habían desafiado al antisocial y temerario Shim Changmin.

El silencio se hizo presente, nadie se atrevía a mover ni un músculo. Podía sentir cómo intentaban contener sus respiraciones. Ignorando al resto, me concentré en sostenerle la mirada al chico nuevo. Nunca nadie había osado en desafiarme, parecía que no me tenía miedo. Sus ojos con forma de gotas no vacilaron ni un minuto. Sus manos a cada lado del plato, los palillos descansando a la izquierda del mismo. Así que es zurdo... Me congelé en aquel momento, ¿por qué me importaba si era zurdo o diestro? Uno de mis amigos lanzó un silbido y fue la señal para empezar a comer. Él succionaba los fideos como si ni siquiera le hiciera falta el masticar. Debo confesar que me sorprendió un poco y me sentí presionado pero inmediatamente retomé la marcha y ambos terminamos al mismo tiempo. Como no hubo un ganador, seguimos otra ronda. Mis propios compañeros donaron sus almuerzo por una hora de diversión.

Bien... Se preguntarán quién ganó. Nadie. Empatamos otra vez. Ah no, esperen. Si ganamos algo... Una visita a la enfermería por indigestión jajaja. Y eso pasó seguido.

Desde ese día, Junsu y yo fuimos inseparables. A los pocos días ya tenía amigos y enamoradas. Debo confesar que su llegada me cambió rotundamente, su sola presencia me daba ánimos de ir a la escuela. Pero todo cambió cuando me confesó que le gustaba alguien...y que era gay...

*Fin del Flasback*


¿No te molesta que sea gay?

“Jamás me importó”

¿Le dijiste que también lo eras?

“No”

¿Por qué?

“No veo la necesidad”

¿Tienes miedo de que se enoje porque no le contaste antes?

“Él no es así”

¿Tienes miedo de que crea que te hiciste gay por él?

“... Ya basta…”

Basta qué, si es verdad.

“Yo no-”

Si le hablas ahora quizás tengas una oportunidad.

“... No puedo…”

¿Por qué?

“Porque no”

¿Es por él?

“…”

Ahora resulta que porque es el amante de tu hermano tú no puedes amar-

“¡Basta!”

Basta nada Changmin, me cansé de llorar. Me repudia esta etapa emo en la que te hundes. Fuiste tú quien lo conoció primero, anda, por qué no te culpas por ser tan idiota de habérselo presentado a Yunho en el secundario. ¡Al menos acepta lo que sientes por él!

“No es eso...”

Ah, ¿no? ¿Entonces por qué estás haciéndole una torta cuando tranquilamente podías ir a comprar una?… Y en tal caso eso le corresponde a su novio. ¡No a ti!

“Ja! ... Supongo que eso me hace un imbécil...”. ¿Por qué? ¿Por qué mi cabeza debe seguir dando vueltas?

Esta noche en la fiesta apenas si notará tu presencia. A ver dime, ¿por qué Changmin?

“¡Dije que ya basta!”, grito desesperado. Me estaba hartando de todo esto.

“¿Changmin ah?”, escucho su voz y lo veo en la puerta de la cocina mirándome sorprendido.

“Junsu…”. Mi corazón empieza a latir con fuerza ante su sola presencia.

“¿Con quién hablas?”, dice mientras camina hacia mi y su cercanía hace que me estremezca.

“Con nadie Su, ha.. hablaba solo”, bajo la mirada, no quiero que me vea así.

“Ah…Ok... ¡Oye! ¿Qué no me vas a felicitar?”



¿Por qué Changmin...?



“Feliz cumpleaños hyung”, me acerco y le doy un abrazo pero me alejo rápidamente ante el temor de que note lo alterado de mi corazón.

“¿Qué es eso? ¿Por qué tan frío?”, no Junsu, no me hagas puchero.

“Junsu amor, ayúdame con las bolsas que son muchas”, ese es mi hermano, la única familia que me queda... y el dueño de su corazón.

“¡Voy Yunnie!”, él se aleja rápidamente al encuentro de Yunho, comparten unos mimos y pocas palabras, y Junsu sale en busca de las demás cosas.

“Hola Changmin, ¿qué estás haciendo?”

Odiándote con toda mi alma. "Intentando hacer una torta para Junsu"

"¿Una torta para mi? ¡Changmin ah, ¿te dije alguna vez que te quiero mucho?! Jajaja”, tu sonrisa me paraliza como siempre y por un instante no me importó que fueras de mi hermano.

“Agrr, creo que debí decirte que Jaejoong traía la torta”, miro a mi hermano quien se ve culpable.

“Oh…”, mis ánimos se fueron al piso. Jaejoong es un excelente cocinero y seguramente su torta será una espectacular de tres pisos.

“No importa Changmin ah~ Quiero galletas, ¿qué te parece si tú y yo hacemos unas para comer ahora?”

"Ok...", mi voz salió débil contra mi propia voluntad.

“Entonces, mientras ustedes hacen eso, yo iré a terminar con los preparativos para esta noche, ¿te parece Junsu?”. Él le sonríe, con esa sonrisa que nunca me dio a mí y corre a los brazos de mi hermano quien lo recibe con gusto y prueba esos labios que siempre soñé con degustar. Aparto mi mirada de esa escena. Demasiado dolor por un día.



¿Nuevamente, por qué…?



Yunho se va e inmediatamente saco el libro de cocina que alguna vez fue de mi madre. En silencio buscamos los ingredientes faltantes y empezamos con la preparación.

“¿Me guardas un secreto Min?", dice mientras derrite la manteca. "Creo que Yunho me va a proponer matrimonio”, juro que escuche a mi corazón agonizar mientras era apuñalado por cientos de dagas filosas para luego romperse en mil pedazos como fina cristalería.

“...¿Cómo lo sabes?”, logro decir mientras tamizo la harina y mientras lucho con todas mis fuerzas para no largarme a llorar como niño de dos años.

“Por como actúa… Y la cajita con el anillo que tu madre le dio y que trata de esconder en su bolsillo también es prueba suficiente jajaja”. Tu felicidad me destruye Junsu.



¿Por qué...?



"¿Y le vas a decir que no? Siempre me tendrás a mi, tu sabes jajaja"

"¿Estás loco? ¡Claro que le diré que sí! ...Lo amo", bajas la mirada y sonríes mientras intentas ocultar tu sonrojo. Yo me hundo más en la desesperación.

"Bien... Entonces... Tienen mi aprobación"



Es tu fin y ahora sí que lo es... ¿Qué tienes para decir Changmin? ¿Hasta cuándo vas a seguir negando lo que ya sabes? ¿Por qué no intentaste separarlo de tu hermano? ¿Por qué sigues callado?



Junsu me mira con esos ojos que son mis estrellas y yo me acerco para limpiarle una pequeña lágrima que rueda por su mejilla derecha. Se inclina y me da un dulce beso en mi mejilla, un beso de aquellos labios que jamás conoceré.

Será la última vez que pueda tocarlo así.

Será la última vez que lo tenga sólo para mí.

¿Por qué?

Porque lo amo.


♥ FIN ♥


Mery hablando:
Oh, bien... ¿Qué puedo decir? Escribí el boceto viajando en una furgoneta hasta la capital...seguí escribiendo en la cola del banco y lo terminé mientras estudiaba para un parcial. Inspiración... Lo soñé, así de simple. Un día me desperté con la idea principal y busqué desesperada papel y lápiz. Si escribiera todo lo que soñara... Necesitaba volcarlo al papel. ¿Por qué MinSu? No sé XD Están entre las parejas que me gustan y escribir desde el lado de Changmin, sorprendentemente, me resultó muy fácil. Mianhe, no pude evitar el HoSu XD ♥ Siempre creí que Changmin y Junsu tenían esa relación que si bien no se decían muchas palabras de afecto públicamente, ambos sabían lo que sentían por el otro.
Espero les haya gustado ^^

3 comentarios:

  1. "Porque lo amo."

    creo q eso lo resume... ♥

    adoro tu mente mi querida Mery

    ResponderEliminar
  2. luna36886/29/2012

    Oh que hermoso escribes...una historia muy triste pero muy bella...me hisciste llorar TT^TT ...pobre Min, debo dcir que pude sentir su dolor y realmnente dolía mucho, pero el ama a Junsu y si el es feliz todo estará "bien".....Oh que triste TT^TT *sigue llorando*.

    Muchas gracias por tan bella historia.

    Besos ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD