Why / Empty - Capitulo 1. (Vol. II)

5 comentarios
Capitulo 1: "Después de un tiempo" (Vol. II)


El polvo negro cubrió sus parpados casi por completo, seguidamente fue esparcido por unos dedos alrededor de sus ojos, hasta difuminarse en su piel. Incluso con esa estrafalaria sombra de ojos, él se veía radiante. Sus ojos desprendían un aura diferente cuando eran rodeados de aquel color oscuro y penetrante. 

Parecía estar distraído observando su propio rostro reflejado en aquel inmenso espejo. Su piel blanca resaltaba con aquel color claro de su cabello, ahora perfectamente peinado. 

Le dolía severamente saber que ya no era un niño. Ahora era un hombre. Un hombre que había evolucionado increíblemente todos esos años. Viéndose ahora ante el espejo, él no se arrepentía de nada de aquello que le había hecho ser lo que ahora era (feliz por sus sueños realizados, como estaba en ese momento).

Pasaron una fina capa de maquillaje sobre sus mejillas mientras, sonriente, bromeaba con aquella estilista que ahora perfilaba sus ojos en negro. Ella sorprendida exclamó con formalidad:

— Tienes un rostro angelical, es extraño que tengas una voz tan potente. — 

La joven quedó cautivada por aquella cara, y habló sin darse apenas cuenta. 

Y eso era cierto, el rostro era fino, demasiado delicado para un cantante de voz potencial y estilo rock, pero él siempre había sido increíblemente camaleónico.


Se veía extremadamente exhausto sobre la silla a pesar de estar acostumbrado a aquel protocolo de maquillaje y peinado, que tampoco despreciaba (incluso le había comenzado a gustar aquello…). “Una estrella tiene que brillar como tal.” Escuchó en más de una ocasión a lo largo de todo ese tiempo. Y él sin duda se sentía una estrella. Tan diferente ha como se había sentido en el pasado… que ya había olvidado aquel ‘ayer’ (o al menos intentado olvidarlo...) Tenía su mente saturada de nuevas experiencias y esta nueva vida, como para detenerse a pensar en la anterior. Resultaba de lo más extraño ver como aquellas personas que en un pasado había conocido, eran casi olvidadas en todo ese tiempo….


Cuando terminaron de maquillarle, todos comenzaron a rodearle arreglando y retocando su apariencia, ya perfecta. La voz del manager parecía mezclarse con las demás voces de la sala:

— Jaejoong — repetía una y otra vez tras él — Sí comenzamos ahora, podremos ir al ensayo — el manager le tomo del delgado brazo y lo desplazó, alejándole de la muchedumbre — Además deberías conocer al resto del personal que estará en los próximos conciertos. Tienes unas fechas confirmadas. Échale un vistazo a los mensajes que te envío— 

— Los leo todos, ¿Qué crees que estoy haciendo ahora? — le tranquilizó a la vez que echaba un vistazo a su teléfono, tecleando sobre la pantalla fina y táctil. Todos los trabajadores presentes rieron de forma suave, Jaejoong era siempre el centro de atención.

— Enserio…, siempre te quieres implicar mucho en todo lo que haces. — afirmó, conociendo como era Jaejoong con el trabajo desde que le conoció. — Así que escucha muy bien las cosas que te han recomendado. Hace unas semanas me prometiste hacer los ensayos junto al grupo de baile que te acompañará. ¿Lo olvidaste?… — le recordó seriamente. 

Jaejoong suspiró, cansado pasó su mano sobre el cabello de color claro y contestó: — Dije que no quería nada de eso. Como solista, me he basado de mi única presencia en el escenario sin ningún problema todo este último tiempo. Ya tuve un equipo de baile anteriormente. ¿Por qué ibas a incluir otra vez en mis espectáculos a un grupo de bailarines? Quiero estar solo en el escenario esta vez. Solamente yo. — se auto-señaló. El manager resopló.

— Tómalo como una prueba. Acordemos que estéticamente quedaría mejor de ese modo. Ensaya junto a ellos. — insistió ahora de forma amigable — Está preparada la coreografía, que solamente ellos realizaran, pero ni tan siquiera has ido a comprobarlo... ¿Por qué? Es impropio en ti. —

— Creí que no se incluiría, por eso… — le explicó Jaejoong, defendiéndose. Su voz derrotada cedió: — Pero si insistes tanto como hablas, no me queda otra opción que ensayar en el escenario junto con el equipo de baile, ¿Te parece eso bien? —

El manager comenzó a aplaudir, celebrando de forma cómica la derrota de Jaejoong: — Es justo la respuesta que esperaba — dijo volviendo a redirigir a Jaejoong hacia el siguiente acto.

— Diles que vengan y hagan lo que tengan que hacer… —


~~~~~~~


— ¡Uuuh! ¡OH! ¡Wuuu! — bostezó ruidosamente sobre el apagado escenario — He tenido mucho trabajo hoy, así que espero no ser una gran molestia en los ensayos. — Jaejoong acomodó su ropa ancha y ordinaria, con su rostro ahora de nuevo limpio, a la vez en la que hablaba al personal y los músicos presentes. — ¿Cuándo llegara el elenco de baile? Justamente ahora tenemos que ensayar la canción en la que aparecen — se quejó.

Al cabo de un tiempo apareció un grupo mixto que se posicionaron tras Jaejoong:



— ¡Me hicisteis esperar mucho! Hace tiempo que no me hacen algo así… — rió sin poder evitarlo mientras echaba un ligero vistazo a aquel grupo, pero sin mayor importancia — Las pruebas de sonido, suelen ser algo interesante… pero no muy entretenidas. —

Todo aquel desolado panorama era desquiciante. Cuando Jaejoong comenzó a cantar, lo hizo de modo pasivo y calmado, ajustando debidamente su micrófono. De forma muy diferente a cuando las gradas estaba a rebosar de personas aplaudiendo, animando y voceando su nombre, como nunca antes nadie había hecho.

La voz de Jaejoong resonaba de forma extraña en aquel vacio. Tras él, aquel grupo de danza había comenzado a bailar, pero Jaejoong no le había prestado ninguna atención, estaba más pendiente de cómo sonaba su voz sobre el micrófono de mano, y el sonido de la música en directo.

Cuando terminó la canción con un estruendo de batería, Jaejoong se volteó, e inclinando su espalda saludó a todos aquellos que estaban tras él. Los bailarines vestidos de forma ordinaria, como él, devolvieron el saludo con cansado jadeo. 

Jaejoong volvió a pasar su mirada por aquellos chicos y chicas, y sus ojos se detuvieron de pronto. 

Con sus paralizadas pupilas observó de forma directa a aquel hombre. No detuvo su mirada en él por que fuese extremadamente hermoso entre el pequeño grupo que se disolvía (que lo era), o por que destacara con aquel rostro pequeño y húmedo, sino que, Jaejoong paró su vista en él al reconocerlo de inmediato. 

Fue igual que recibir un golpe en la nuca, y poco falto para que su mente se nublase.... 

Esa extraña sensación del pasado golpeo su alma sólo con verle. 

Los años habían pasado por la cara y el cuerpo de Yunho tanto como en él mismo, pero… seguía siendo tal y como lo recordaba en aquel día en el que le persiguió hasta aquel grupo de jóvenes, realizando sus extravagantes y complejos bailes urbanos, cuando le había visto bailar y terminar con aquel mismo rostro cansado pero vivo de mejillas rojas. ¿Es el joven soñador e ingenuo Yunho ese mismo que ahora estaba a poca distancia de él? ¿Era aquel que tenia un rostro tan masculino, duro e inexpresivo? Era más alto, y su cuerpo era mucho más ancho de lo que había sido antes. Conocer a una persona en su adolescencia y verla después en su madurez era impactante, sin ninguna duda...

Revivir el pasado era un lujo que pocos podían apreciar, para Jaejoong revivir ese pasado era peor de lo que podía imaginar. Parecía volver a su memoria, en forma de flashback, aquellos momentos en los que no había vivido tal y como había deseado. Cuando su vida estaba cuesta arriba y había echo cosas impensables. Ahora que podía vivir de forma libre recordar todo aquello no era sencillo.

Por otra parte, no había terminado las cosas bien con aquel hombre de ropa deportiva que ahora le miraba fijamente. Había terminado todo precipitadamente y de forma un tanto vulgar. En cierto modo, había engañado, o lo que era mucho peor, traicionado. Y la última imagen que había tenido de él era puramente sexual, en aquella lejana noche. La última en la que le vio...

¿Qué se proponía estando ahí? ¿Cómo había llegado hasta allí? 

Quería preguntarle muchas cosas, y a la vez prefería no preguntarle nada... 

Cuando Jaejoong (durante todo ese tiempo estando separados) recordaba en algún momento a Yunho, pensaba que el tiempo habría caído en él de forma horrible, y mostraría un aspecto muy diferente a aquel que recordaba. Pero al tenerle ahora a su lado, se dio cuenta que era más hermoso de lo que había sido de adolescente. Tenia muchas más cosas perfeccionadas que en aquel tiempo. Lo mejor seria dejar de mirarle… 

Jaejoong desvió su vista rápidamente, y aunque su rostro de sorpresa había hablado por si solo, intentó fingir ignorarle, como si realmente el impacto no fuese tan fuerte. 

Jaejoong se alejó al despedirse de todos, y se coló detrás del oscuro escenario. 

Quería huir al backstage, e inhalar el humo del tabaco durante horas, pero fue imposible... 

Escuchó unos pasos aproximarse, y su piel pareció estremecerse.

— No creo que no me reconozcas — escuchó una voz madura, pero aún reconocible.

— Es inevitable reconocerte, no has cambiado mucho — contestó antes de voltearse a mirar a Yunho, quien había seguido sus pasos hasta llegar tras el escenario, repleto de aparatos entre la oscuridad. 

¡Allá estaba!, como si fuese el chico más paciente del mundo.

Él único que sabía cosas de Jaejoong que nadie más conocía:

— Tú en cambio, eres completamente diferente — Yunho miró con atención a Jaejoong. Comparado con el débil muchacho pelinegro del pasado, ahora se veía increíblemente más sensual. Su cara había madurado también. — Jaejoong, ahora eres un gran cantante ¿Debería felicitarte? — preguntó.

— Tú también eres tal y como lo deseabas… — le recordó, e intentó desviar la mirada. Aquella conversación era tan tensa que le costaba respirar. No imaginaba volver a ver a Yunho de nuevo tras lo que había hecho. — Creo en el destino…, pero también creo que tú le diste un buen empujón a el. ¿Por qué sino ibas a estar aquí ahora? ¿Quieres vengarte de mí por el pasado o algo así? — la idea apareció y le preguntó sin preámbulos, y furioso por esa opción, continuó preguntando con voz arrogante: — ¿Por qué no me cuentas que pasó después de que me fuese? — con un sutil retintín.

— En el fondo no eres tan diferente... Es difícil que cambies —rectificó Yunho, que quedó sorprendido, pues aquella voz parecía ser la misma que hacia años le había echo perder la cabeza, y sus frases seguían siendo igual de protestonas y malhumoradas que cuando se conocieron. Era como si la frágil confianza hubiese desaparecido.... 

— Eres demasiado predecible, seguro que tu venganza será decirle a todos sobre mi pasado — Jaejoong llevó su mano a la cintura de forma masculina, pero asexual por lo fina que era su cintura — ¿Me equivoco? Ahora que estoy en medio de la prensa, o como dicen “en el punto de mira de todos”… Me hundirías si dijeses algo de mí —

— ¿Qué tendría que decir de ti? — su moreno rostro hizo una falsa mueca de “no saber”.

— ¿Estás jugando? — Yunho no contestó la pregunta. Estaba jugando, y por supuesto que sabia de que hablaba, pues sabia que era aquello del pasado que Jaejoong quería guardar. (Venderse a los demás no era algo que se pudiese decir libremente, y era algo que ambos sabían bien). 

— Ha pasado mucho tiempo. Haz lo que quieras… — Jaejoong caminó, quería alejarse ya que era difícil hablar cuando la sangre que bombeaba su corazón golpeaba sus sienes.

— Es extraño que nadie lo confesara o revelara…Te conocían muchos chicos, no solamente yo — Yunho hizo que Jaejoong se detuviese al escuchar aquella frase. Se sintió insultado cuando escucho aquel remarcado “muchos”.

— Todos esos rebeldes chicos de ese mísero barrio del pasado son ahora adultos, por qué iban a tener que decir lo que hacían con un chico de la calle, ¿no sería eso peor para ellos? De todos modos nadie creería algo así — sonrió y negó con la cabeza— Seria una historia inverosímil de una estrella como yo, ¿verdad? — 

Yunho asintió, y por un instante las miradas de ambos parecían estar diciendo cosas que en el pasado habían sido inconclusas, pero una tercera persona apareció de entre las sombras, entre cables y aparatos, haciendo que aquella conversación no verbal terminase.

— Oh, lo siento. — se disculpó al ver que había interrumpido una conversación — ¡Te estaba buscando! Llevan un buen rato esperándote, Jaejoong. ¿Todavía sigues por aquí? — 

Al escucharle, Jaejoong retomo su camino y se marchó sin más, ni siquiera se despidió. 

El trabajador, parte del personal, miró a Yunho, a quien conocía por formar parte del grupo de baile

— No sabía que conocieras a Jaejoong… — le dijo sorprendido, ahora que ambos estaban solos. Yunho lo afirmó silenciosamente. — Parecía que teníais una conversación cercana —

— Conocer a Jaejoong es como un privilegio — Yunho sonrió con cierto sarcasmo en la frase, cosa que el trabajador no advirtió.

— Seguro que ha decidido invitarte, no lo suele hacer muy a menudo. — 

Yunho se vio extrañado: — ¿Invitarme? —.

— Sí, ya sabes que es un hombre incapaz de estar solo, siempre invita a amigos a ese club —

Yunho escuchó con atención aquellas palabras, y preguntó discretamente sobre ello. Aún quería hablar más tiempo con Jaejoong, esa conversación le había recordado a otras tantas de antaño, y aún esperaba una explicación de lo sucedido en aquel tiempo... Quizás, si apareciera por un lugar frecuentado por Jaejoong (como el que había surgido en la conversación de ahora) podría “ajustar cuentas” del pasado de una vez por todas…

5 comentarios:

  1. Ahhhhh capo!!!!!! Quiero saber que paso como jae llego a ser cantante,y yuni es bailarin ohhhh. Que sea coreografo n_n sigue x fa

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/15/2013

    gracias por fis mas......... me muero por saber que mas pasa......me encanta el fic

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12/16/2013

    Hola Himenie;

    Realmente me gusta su manera de la escritura, es directo sin perambulos, pero al mismo tiempo, está tan bien estructurado y visual.Este es el primer capítulo de la segunda etapa y ya es muy bueno, mostrando lo que sigue y aumentar el interés de los lectores a conocer más y más.

    Yo ya estoy royendo clavos de ansiedad para el próximo capítulo.

    Un abrazo y matta ne.
    Hanajima-san.

    PD:Estamos en el final del año. Quiero desearte hermosas vacaciones, descanso y diversión para los últimos días del año. Gracias por compartir su talento con nosotros-lectores-y desea, no sólo a ti, sino a todos sus seres queridos, un muy acertado 2014 e inspiración ^_- .

    ResponderEliminar
  4. !waaa porfin actualizacion! me gusta mucho esta historia y me alegra que halla un capitulo.

    la verdad pues fue sorprendente que el destino los reencontrara y ahora jaejoong como cantante tendra a yunho de bailarin,, lo cual sera genial y tendran mas encuentros.

    tambien seria bueno que puedan hablar mejor para aclarar las cosas de el pasado , aunque no volveran hacer como antes.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12/22/2013

    Owwww..... me enoja la actitud de jae...pero que sucederá???? Estoy ansiosa ... gracias por escribir tan hermoso...por favor actualiza pronto...

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD