KINGDOM TVXQ!

CLOSE 2U
Arualthings

Dolor - Cap. 1

Resignación

Su nombre era Shim Changmin, tenía 21 años de edad y estaba muriendo...

Cualquier persona en su lugar hubiera estado asustado, pero no él, todos algún día moriríamos, unos antes que otros y a él le tocó antes, su destino había sido marcado incluso desde antes de nacer pero solo fue consciente de su prematura muerte a sus 18 años, a partir de ese momento comenzó la cuenta regresiva

Siempre había sido alguien enfermizo, o al menos desde que tenía memoria, no podía hacer ningún tipo de ejercicio por qué al poco tiempo sus pulmones le reclamaban y su respiración se volvía errática, en ese tiempo jamás creyó tener algo como fibrosis quística, pero esa era su realidad, no había una cura, solo tratamiento para poder alargar su vida lo más que se pudiera, pero las personas con FQ no superaban los 30 años

Pero como anteriormente había mencionado, no tenía miedo a morir, lo único que sintió al enterarse fue resignación, solo eso, ese era su destino, además estaba acostumbrado a hacerlo

Desde pequeño solo eso pudo hacer, resignarse, resignarse a que no pudiera complacer a su padre cuando no podía realizar deportes, siendo este un atleta, resignarse a no complacer a su madre al no ser mujer, cuando podía escucharla quejándose con sus amigas de lo mucho que hubiera querido tener una niña, y resignarse al saber que estaba completamente solo.

Con un suspiro dejó sus pensamientos atrás y salió de su habitación, para su desgracia en su camino tuvo que pasar por la habitación de sus padres, dónde escucho a su madre llorar, cualquier persona entraría para consolarla, pero él sabía que solo era puro teatro. Lo hacía cada cierto tiempo para causar lastima, sobre todo con sus amigas, y siempre era lo mismo

"Mi hijo está muriendo"

Pero él sabía que su futura muerte no le afectaba en lo más mínimo, por qué si de verdad lo quisiera, no estaría por todos lados tratando de causar lastima, estaría junto a él, tratando de pasar el mayor tiempo posible juntos.

Luego pasó por el estudio de su padre donde lo escuchó quejarse, lo más seguro de todos los gastos que requerían sus medicamentos y sus constantes hospitalizaciones, más preocupado por el dinero que por su hijo...

Pero no esperaba más de ellos, no cuando a los 8 años se enteró de que había sido un error, había sido por accidente, al haber bajado por un vaso de agua en la noche y simplemente los escucho discutir.

Al parecer é había sido un embarazo no deseado entre dos menores de edad, y los padres de ambos los obligaron a casarse, el era la razón de que aún estuvieran juntos, pero como siempre solo se resigno, aquello explicaba mucho del comportamiento de sus padres, y desde ese momento se preguntó qué pasaría cuando cumpliera la mayoría de edad.

Sin embargo al haberle detectado la FQ, ambos aún eran obligados a mantenerlo debido a aquella enfermedad.

Resignación, resignación, resignación, era lo único que tenía

Salió de su casa con dirección al parque, aquello se había convertido en rutina desde hace 1 año, desde que lo conoció, desde que conoció a Lee Taemin, era solo un chico de 16 años, pero en él había encontrado un amigo, o al menos eso fue lo que pensaba hasta que se dio cuenta de que estaba completamente enamorado, y se sentía como un pedófilo por qué él ya era un adulto y Taemin solo era un adolescente, pero no podía hacer nada al respecto, por eso iba todos los días a ese parque y verlo jugar soccer con sus amigos.

Una vez ahí se sentó en aquella banca viendo al menor jugar, en cuanto Taemin lo vio se detuvo por un momento para saludarlo, y él en respuesta solo sonrió

Una vez terminado el juego, Taemin se despidió de sus amigos y corrió directamente hacia él

-Hyung- Taemin puso aquella sonrisa que hacía que el corazón del mayor latiera sin control - también viniste hoy-

- Claro, me gusta verte jugar- no mentía del todo, ya que en sí el deporte se le hacía absurdo, le gustaba ver al menor, no le importaba soportar 2 horas aburridas del juego, si con eso podía verlo

Después de eso, Taemin se sentó junto a él y comenzó a hablarle sobre cómo había estado su día, a él le gustaba escuchar todo lo que le contaba, sobre sus amigos, su familia, algo muy diferente a la suya.

Al parecer a Taemin le agradaba hacerlo, a diferencia de Changmin, quién solo se limitaba a escucharlo, y era otras de las razones por las cuales le gustaba el menor, ya que este no indagaba en su vida, no hacía preguntas sobre su familia ni nada, ni tampoco parecía molesto por eso, respetaba su intimidad, dándole a entender que cuando estuviera listo le contaría todo.

Aquello también lo hacía sentirse culpable, por que Taemin solo sabía su nombre y que estaba estudiando arquitectura...

¿Qué reacción tendría si le dijera que se estaba muriendo?

Había un par de respuestas que se le pasaban por la cabeza

*Tal vez lloraría
*Lo miraría con lástima
*Se enojaría con él por no decirle antes

Ninguna de las anteriores respuestas le agradaba en absoluto

- Hyung ¿sucede algo? -

La voz de Taemin lo saco de sus tortuosos pensamientos, giró a verlo y le sonrió lo mejor que pudo, pero el rostro preocupado de Taemin ahí seguía

- Lo siento, solo recordé algo, no te preocupes- pero aquella explicación no sirvió de mucho -Es sobre algo que quería preguntarte-

- ¿Sobre qué? - preguntó relajándose un poco

- ¿Qué opinas sobre la muerte? -

Changmin estaba tan nervioso que no se dio cuenta de que el rostro de Taemin se volvió triste

- ¿Sobre la muerte? -

- Si, me refiero a las personas que están muertas, ¿crees que deberíamos recordarlas hasta que llegue nuestra hora?-

- ¿Por qué deberíamos? - Changmin sintió un nudo en su garganta y como su corazón era estrujado ante aquella respuesta - Los muertos, muertos están, ¿por qué hay que recordarlos? Hay que vivir el presente y no en el pasado, por eso es mejor no mirar atrás y olvidar, concentrarse en las personas que están con nosotros ¿no crees?-

"Resignación"

Se repitió en su cabeza y solo pudo forzar lo más que pudo una sonrisa

- Tienes razón-

Aquello se había llevado la última esperanza de decirle la verdad a Taemin, debido a aquella respuesta ahora tenía más miedo de decírselo, sabiendo que una vez que su vida se acabara, el menor lo olvidaría, e incluso si lo sabía podría cortar cualquier contacto con él, y eso no lo quería, quería estar a su lado lo más que se pudiera, y eso era ocultando su vida.

-------------------------------------------------

"Hyung, ya van varios días que no vienes, ¿sucedió algo?"

Changmin leyó el texto y solo pudo suspirar, o al menos lo hizo mentalmente, giro su rostro hacia un lado y como siempre no había nadie, ahí postrado sobre la cama de un hospital conectado a  un respirador  y con una intravenosa se hallaba completamente solo... Se sentía patético.

Su cuerpo durante la última semana se había ido deteriorando y debilitando, los doctores le dijeron que solo era una recaída, pero él conocía su cuerpo y sabía bien que se estaba muriendo, sus pulmones ya no trabajan, tal vez lo único que lo mantenía vivo era aquel respirador artificial.

Volvió a leer aquel mensaje y comenzó a escribir una respuesta, sus temblorosos dedos se movieron con dificultad por aquel teclado táctil, y cuando estuvo a punto de apretar el botón de enviar, se detuvo

"La muertos, muertos están, ¿por qué hay que recordarlos? Hay que vivir el presente y no en el pasado, por eso es mejor no mirar atrás y olvidar, concentrarse en las personas que están con nosotros"

Y leyó lo que escribió

"Te amo"

¿Qué tan bajo se podía llegar como para enviar una declaración de amor en tu lecho de muerte? Aún cuando lo enviara, Taemin lo olvidaría. Por esa razón no le había dado aquella carta que tenía en un cajón de su escritorio, tenía miedo de la reacción de Taemin, así que b
orró el mensaje y le mintió, como venía haciendo desde que se conocieron

"Lo lamento, al parecer cogí un virus, estaré en cuarentena un tiempo, te lo compensaré cuando nos volvamos a ver"

Y presionó enviar

Lo último sonaba fuera de contexto, pero era la única forma que tenía de despedirse, además, no mentía del todo, sea a donde sea que iban las personas después de morir, quería convencerse así mismo de que, cuando llegará la hora de Taemin, tal vez se volverían a ver, era el único consuelo que tenía, solo verlo una vez más...

Dejó con dificultad el celular sobre el pequeño mueble que tenía a un lado y se quedó viendo el techo comenzando a reflexionar sobre lo que había sido su vida. Había sido demasiado corta, le hubiera gustado hacer mucho más, incluso hasta tenía algo así como un plan.

Sus padres al tener tantos gastos con los medicamentos y sus constantes internamientos en el hospital, no pudieron darse el lujo de pagar la universidad, así que logró conseguir una beca, le hubiera gustado terminarla y conseguir su título como arquitecto, la sensación de crear edificios casas o cualquier otro tipo de construcción le emocionaba, le hubiera gustado haber podido plasmar todos los diseños que tenía en su cabeza para luego verlos siendo construidos y terminados.

Le hubiera gustado formar una familia, casarse con alguien especial que lo amara, tener hijos, escuchar sus risas, sus primeras palabras, dar sus primeros pasos, solo verlos crecer sanos y salvos, envejecer y morir junto a aquella persona.

Pero la vida no era justa, no se compadecía de nada ni nadie, y resultó que a pesar de sus planes, está tenía otros para él, pero estaba tranquilo, al parecer ese era su destino.

Sus pensamientos se cortaron cuando el sonido de un nuevo mensaje entrando lo distrajo, tomó nuevamente su celular y leyó aquel mensaje.

"Oh, lo lamento Hyung, espero que te recuperes pronto, llámame cuando lo hagas, descansa"

Ante aquella respuesta, las lágrimas salieron solas y por fin después de mucho tiempo comenzó a sacar todo el dolor que sentía

Y por fin lo admitió...

Tenía miedo, no quería morir, no así, no estando completamente solo, no cuando quería cumplir todo lo que había planeado, no cuando aquella persona especial había aparecido en su vida, no cuando Taemin era esa persona.

Quería vivir todo eso y más junto a él, quería verlo entrar a la Universidad, y como se graduaba, no quería morir sabiendo que Taemin lo olvidaría...

Y el pánico lo invadió cuando sintió que cada vez le costaba más y mas poder respirar

Apretó el teléfono con las pocas fuerzas que le quedaban, quería llamarlo y gritarle cuanto lo amaba, decirle que se estaba muriendo y lo quería a su lado, que no quería que lo olvidara, y que aunque fuera una vil mentira, le dijera solo una vez que lo amaba, no pedía más...

Pero, no sucedió... Para ese momento ya no tenía fuerzas, el teléfono que antes sostenía, cayó de sus manos, rompiéndose al momento de impactar en el suelo, sus sollozos antes audibles, ya no lo eran, ahora lo único que demostraba su dolor era su rostro y las lágrimas que caían por este, y después no hubo nada...

A los pocos minutos de que su respiración y su corazón se detuvieron una enfermera entró a la habitación, tirando el celular roto a la basura y lo desconectó de aquellos aparatos que lo mantuvieron con vida durante tan poco tiempo, preparando aquel cuerpo aún tibio para ser trasladado a la morgue.

Demostrando que ni sus padres lo habían querido, al no haber nadie que lo acompañará en aquel trágico momento.

Y Shim Changmin murió de esta manera

Continuara…

2 Comentarios:

  1. Nooooo de verdad murio? Porque???!!!
    Que resusite porfisss!!!

    ResponderEliminar
  2. Ay pobrecito :'( Que horrible debe ser morir sin ser querido y en la completa soledad.
    Espero leer la continuación pronto!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD