Dicen que el amor es ciego - Cap. 3

3 comentarios
DESICIONES
POV´S Jaejoong

Ayer se me ocurrió que en vez de hablar con el niño este podría hablar con el dueño del circo. Así que decidí que el día de hoy si o si me entrevisto con el Sr. Jung aunque el gran problema es que no sé dónde vive pero no creo que me sea difícil conseguir la dirección con mis encantos.

Unas cuantas horas después…

Como les decía nadie se resiste a mis encantos y con haberle guiñado el ojo a Hannah, ella no dudo en darme la dirección y hasta el teléfono al cuál pienso llamar inmediatamente.

- Buenas tardes podría comunicarme con el Sr. Jung por favor.

- Le saluda la familia Jung, a quien anuncio disculpe.

- Dígale que es de parte de uno de sus mejores huéspedes.

- Bien, permítame un momento.

- Srta. mejor dígale que es de parte del Sr. Kim

- Ya lo anuncio, un momento por favor.

No quería usar la influencia de mi padre pero Yoochun tiene razón si se enteran que soy el hijo de uno de los más grandes empresarios de los Estados Unidos podría evitar que me echen del hotel. Aunque no estoy seguro si eso sea relevante para el sr. Jung porque ya llevo cerca de 10 minutos en la línea y hasta el momento no me han comunicado con él, esto es tan desesperante.

- Disculpe la demora Sr. Kim.

- Si la escucho.

- Lo que sucede es que el Sr. Jung acaba de salir por motivo de negocios.

- Y a qué hora regresa.

- Es un viaje de negocios, debe estar retornando la siguiente semana pero su hijo.

- se encuentra en estos momentos y lo atenderá inmediatamente.

- No se preocupe, no es necesario el trato es directamente con el Sr. Jung.

¡¡Ay!! Suspiro con pesar -por qué tengo que tener tan mala suerte, justo al Sr. Jung se le ocurre viajar- ¿y ahora qué hago?- Estaba tan abstraído que no me di cuenta que no había cortado el teléfono hasta que escuche la voz de Yunho.

- Buenas tardes le saluda el Sr. Yunho cualquier trato o consulta que desee realizar puede tratarlo directamente conmigo.

Pero que estúpido soy, como no corte a tiempo, ese engreído no puede enterarse que yo le he llamado, disimuladamente colgué el teléfono.

- Alooo… aloo

- Tuuu tuu tuu

Espero que no se haya dado cuenta que era yo.

Con mis esperanzas por el piso y más desanimado aun volví a tirarme en el sofá…-y ahora Hompit no nos va quedar de otra que mudarnos porque no pienso hablar nunca más con ese tarado… ven vamos ayúdame a empacar y ya luego llamaremos a Chunnie. Pero eso si no pienso irme sin darle una lección al engreído ese –digo acariciando a Hompit y dirigiéndome a mi cuarto- en estos días que aún me quedan voy a hacer de la vida de Jung Yunho un infierno antes de irme.

Quise empacar pero la sola idea de irme me causaba una tristeza enorme, había pasado 8 años de vida en ese hotel y adaptarme a un nuevo ambiente iba a ser difícil para mí, tan apenado estaba que hasta me olvide de comer.

Decidí no comer en la habitación y bajar al restaurante del hotel…sabía que no me dejarían entrar con Hompit pero aun así decidí bajar con él un rato. Tal como lo predije no me dejaron pasar, me dijeron que tenía que dejar al perro afuera para poder entrar, no me quedo de otra que dejarlo con uno de los guardias del hotel, lo acaricie y le dije no tardo pareció entenderme porque se quedó tranquilo.

Ingrese al restaurante y solo solicite un ramen porque no tenía mucha hambre y me sentía intranquilo de dejar a Hompit afuera con un extraño. Tardaron más de 15 minutos en traer mi pedido así que termine  atragantándome con la comida en mi afán de salir rápido. Cancele en caja y al escuchar a Hompit lloriquear salí tan rápido que casi me llevo una mesa por delante, mi perro parecía estar diciéndome “donde estas, porque, me has dejado solo”.

Me acerque agitado debido a la pequeña carrera, le quite la correa al guardia y sin siquiera dar un gracias empecé a acariciar a mi perro para calmarlo. En estos momentos lo único que me faltaba era ser regañado por Yunho por el supuesto escándalo que hacia mi perro.

Ya que a Hompit le encanta caminar decidí pasear por la piscina, no llevaba ropa de baño pero si se daba la ocasión me metería un rato, después de todo hay tollas que se usan para el sauna y a estas alturas vergüenza es lo que menos tengo, sería muy chistoso pasearme por todo el hotel solo con la toalla en la cintura.

Dimos unas cuantas vueltas alrededor de la piscina, y finalmente me saque el polo y como me había puesto una bermuda, ingrese así a la piscina junto a Hompit, nadamos un poco y sin querer conseguí lo que estaba planeando; mi pequeña venganza contra Yunho empezaría espantando a unos cuantos de sus clientes, porque cuando nos metimos a la piscina los huéspedes empezaron a murmurar sobre nosotros.

- Como es posible que permitan que el perro entre en la piscina eso es antigénico decían algunos, otros que estaban dentro de la piscina salieron disparados ni bien entramos hompit y yo.

Los huéspedes seguían murmurando mientras salían y se metían en las duchas, yo seguí nadando y aguantando la risa, poco después se escucharon pasos por el pasadizo y escuche una voz que inmediatamente la reconocí como la voz de Yunho.

Salí de la piscina me envolví con una toalla que encontré y mientras me secaba el cabello y hompit se secaba solo girando su cuerpo, escuche a Yunho mucho más cerca hablando con unos socios acerca de una remodelación de la primera planta del hotel, él estaba tan ensimismado en su conversación que ni siquiera se dio cuenta de mi presencia hasta que los socios se mostraron interesados en la piscina, fue ahí que me noto y se le escapo mi nombre como un susurro amenazante, cuando se dio cuenta de su error trato de cambiar de tema mientras llevaba a sus socios al área de entretenimiento sin embargo su conversación se vio interrumpida por un estrepitoso ruido en la piscina.

Sus socios se sorprendieron al notar que quien había caído y los había mojado en el proceso era Jung Yunho, el personal del hotel que se encontraba cerca se acercó corriendo para poder socorrerlo. Algunos no pudieron evitar reír al igual que yo, todos querían saber cómo había caído y terminaron por comprenderlo cuando vieron a Hompit salir de la piscina y caminar en dirección mía.

Había pasado que Hompit como el perro sensible que es sintió la amenaza en la voz de Yunho cuando dijo mi nombre y con todo su pelaje aun mojado corrió en dirección a Yunho se sacudió mojando a los socios de éste y se abalanzo sobre él, ambos cayeron a la piscina haciendo un gran ruido.

Hompit salió inmediatamente y regreso a mi lado mientras Yunho era ayudado por algunos empleados, yo seguía riendo porque el pobrecito había mojado su traje de gala, estaba mojado hasta los calzones y además había pasado una vergüenza frente a sus socios.

Yo obviamente ofrecí una falsa disculpa, Yunho dijo que no había problemas pero el tono de su voz sonó amenazante y me veía con furia en los ojos… así que entendí que no me estaba gritando debido a sus socios. Hompit empezó a ladrarle y él se excusó con sus socios para dirigirse a su habitación, al parecer pescaría un resfriado porque estornudaba constantemente. Cuando todos se fueron pude reírme con ganas y abrazar a Hompit porque lo que había hecho mejoro mi día inmensamente.

Pensé que Yunho vendría a reclamarme en la noche pero no lo hizo, lo cual fue muy bueno porque pude seguir regocijándome por su vergüenza.

Los dos días siguientes decidí establecer como parte de mi rutina un paseo por todo el hotel, me tope un par de veces con Yunho el no dejaba de mirarme creo que ahora con un poco de odio, en ningún momento me dijo nada ni siquiera me saludo y eso no me importo en lo más mínimo pero me daba mala espina que no reclamara.

Y no me equivoque al tercer día mientras realizaba mi nueva rutina de venganza se me acerco sigilosamente y murmuro.

-No importa lo que hagas, así te pasees desnudo por todo el hotel no evitaras espantar a los huéspedes porque ya me encargue personalmente de informarles que te iras dentro de 3 días, por cierto fue ingeniosa tu idea de hablar con mi padre me tomo por sorpresa aunque para tu mala suerte él está de viaje y aunque estuviera aquí las cosas no cambiarían para ti. Ya te lo había dicho pero al parecer eres más idiota de lo que pareces y no comprendes que YO SOY EL NUEVO JEFE -presionando su dedo en mi cabeza…-métetelo en tu cabezota.

-Yo no estoy haciendo nada…-dije de manera cortante quitando su mano de mi cabeza…-lo que pasa es que tú además de llorón eres un paranoico y no sé de donde sacas que yo estuve llamando a tu casa tengo mejores cosas que hacer y hay mejores hoteles que este a donde puedo mudarme…-termine diciendo con prepotencia.

-Y si tanto te jactas porque aun sigues aquí ya tendrías que haberte ido hace días, para mí que…

-Eso es algo que no te incumbe mientras no se termine el plazo que me diste puedo hacer lo que yo quiera de todos modos aun no me reembolsas el dinero que ya he pagado…-dije interrumpiéndolo.

-Te has golpeado con algo o qué, de que dinero estás hablando.

-Veo que el único idiota aquí eres tú, después se dice administrador…-mostrando una risa burlona…-lo que pasa es que te crees superior por ser el hijito de papi y te dices dueño cuando ni siquiera te tomas la molestia de evaluar los contratos. Te informo que mi contrato es por todo este año y que si una de las partes no cumple el contrato tiene que devolver el doble de dinero. Esta vez señalándolo yo y empujándole con el dedo termine de decir…-Así que hasta que no me reembolses mi dinero no tienes ningún derecho a reclamarme ni a decir nada…no eres más que un pobre niño mimado…me di la vuelta y camine junto a Hompit que nos había interrumpido ladrando varias veces dejando a un Yunho tan absorto por lo que le dije que no se percató cuando me fui.

De vuelta a mi habitación tenía una confusión de emociones estaba feliz y molesto a la misma vez, feliz porque le di su merecido al ególatra ese aunque con todo lo que me dijo no me conformo no  tengo ganas de darle el gusto.

En estos días estuve hablando con Chunnie, él me dijo que podría hablar con el papá de un amigo que tiene ciertas influencias y que a través de él me pueda quedar en el hotel. Al principio no estaba de acuerdo porque eso de pedir favores no va conmigo pero al final termine cediendo ya que era la última carta que me quedaba, ahora solo estoy esperando que las repuestas sean positivas.

Sin embargo la incertidumbre está matándome si los contactos de Chunnie no funcionan no sé qué voy a hacer, acaso ¿debería luchar por quedarme o simplemente debería irme?.

3 comentarios:

  1. Anónimo5/30/2014

    ya era hora
    que bueno que lo pusieron en su lugar
    se lo merece
    gracias por escribir y compartir
    k-ede

    ResponderEliminar
  2. si jae quédate y quítale lo amargado a yunho
    enséñale a ser feliz

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias por todos los capis continuare leyendo <333333

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD