The Castle of Count - Cap 5

0 comentarios
El soldado, acompañado del curioso príncipe se dirigieron a los oscuros callejones que tenía el sótano del castillo, no podían negar que entre toda aquella curiosidad brotaba por sus poros el miedo de que apareciese algo espeluznante frente a ellos, se imaginaron lo peor, cuerpos colgados, destrozados, sin cabeza y demaces, pero sobre todo a la gente de su pueblo destrozada por esta maldita bestia.


Soldado: Príncipe, ¿está usted seguro que quiere seguir? –realizando un ademan de miedo-

Prince: ¡claro! ¿Usted no quiere continuar?

Soldado: no es eso señor, solo le preguntaba

Prince: si esa bestia se alimenta del miedo de la gente, usted aquí sería el primero en ser asesinado

Soldado: No diga esas cosas señor –mirándolo- yo…yo no tengo miedo

Prince: está temblando… eso no es miedo… -colocando una mano sobre su hombro- continuemos

Soldado: ¡si señor! –Caminado detrás del príncipe-




Lo que no esperaba el joven príncipe y su soldado, era que dentro de todo lo que su imaginación podía hacerles creer entre todas esas sombras y ruidos, es que apareciesen millones de aves que si bien estaban muertas y en estado de descomposición, se notaban completas, con sus 2 patas, y cabeza. Lo único extraño en ellas era que toda su sangre había sido extraída, como para hacer un rito satánico.




Soldado: Ash, que es ese olor –tapando su nariz-

Prince: ¿no es evidente? Mire cuantas aves hay aquí

Soldado: Señor, no le parece extraño que ese señor con el que hablo hace rato, no duerma arriba en las habitación como los demás

Prince: ¿él no duerme en habitaciones? …. –extrañado- donde está quedándose-

Yunho: aquí, donde estas de pie

Soldado: -protegiendo al príncipe- aléjese! Ahora!

Yunho: no tengo intención de dañarlo, -apariencia calmada- al que puedo dañar sin tener piedad es a ti –mirando al soldado-

Prince: ¿Qué es usted? ¿Qué clase de persona es?

Yunho: ¿persona? –Ríe- deje de ser persona hace muchos años

Soldado: -sin dejar de apuntarlo con su arma-

Yunho: quita eso, aunque dispares no me mataras jamás, iluso

Prince: entonces los rumores de mis empleados es cierto –mirando a Yunho- usted es una bestia y está haciendo estragos con las aves de los pobladores

Yunho: cálmese príncipe, -mirando sus uñas- no debería molestarse lo hace envejecer más rápido

Prince: ¿Qué quiere de mi padre? ¿Qué quiere de nuestro reino?

Yunho: ¡CORRECCION! Mi reino… -suspirando- si no fuese por mi usted príncipe. Sería un miserable campesino como todos los demás

Soldado: ¡NO SE ACERQUE AL PRINCIPE! –Dándole empujones con su arma-

Yunho: ¡ESTAS COLMANDO MI PACIENCIA! –De un solo movimiento, lo dejo tumbado contra la muralla-

Prince: -mirando a su soldado- ¿Qué, me hará lo mismo?

Yunho: no, no con usted no, no podría príncipe…




La sangre de aquella bestia estaba ardiendo de ira, al ser descubierto por la persona menos indicada, la vida del príncipe corría peligro al estar cerca de aquella cosa a la cual estaba enfrentado con el temor de ser desgarrado por completo, por aquel animal, ahora sus medios eran evidentes, al ver la fuerza que mantenía oculta este hombre, sus ojos se habían vuelto rojos tal cual como su soldado había advertido hace unas horas atrás, solo faltaba una prueba más, sus colmillos, aun no sufría toda su transformación.




Yunho: usted, no debería interferir en lo que no le corresponde

Prince: ¿Qué es lo que, según usted…. No me corresponde?

Yunho: averiguar la vida de los demás, a usted le importa mi vida ¿eh?

Prince: no, solo quiero saber porque mi padre nunca lo menciono, nunca me dijo nada de usted

Yunho: por algo debe ser, míreme… es obvio, nadie quiere tenerme cerca, desaparecí hace millones de años de este lugar, mate a centenares de personas y ¿aun quiere saber de mí?

Prince: y lo dice muy liviano, como si matar a unas cuantas personas para usted fuese lo mejor del mundo

Yunho: lo es, debo alimentarme de algo… o ¿cree que mato esas aves por diversión?

Prince: peor estas matando a las aves de la gente, y las dejas sin comer

Yunho: debo hacerlo, es mi método de sobrevivencia, pero ese no es punto –comenzando a enojarse-

Soldado: -comenzando a reaccionar- Aahh

Prince: ¿Cuál es el punto? Que quieres

Yunho: que su padre diga la verdad… nada mas eso

Prince: ¿Qué verdad?

Yunho: la de su familia príncipe… -diciéndolo disgustado-

Prince: ¿qué paso con mi familia? –serio-

Yunho: murieron… -suspirando a gusto-

Prince: mi madre y mi familia deben haber muerto en sus manos –mirándolo- mi padre nunca ha mencionado a mi madre.

Yunho: oh ¿eso crees? Debe preguntarle su padre porque nunca menciono a su madre –riendo- era una mujer hermosa… al igual que usted, inteligente no como su padre

Prince: ¿Qué sucedió con ella? –Molesto- ¿Qué?

Yunho: ¿en verdad quiere saber? –Suspirando- ¿en realidad quiere saber? Te lo diré…

Prince: dígalo de una buena vez…. –esperando-

Yunho: como quiera no tengo porque ocultarlo….-mirando al soldado- su madre, -tomándose una pausa- su madre se suicidó, por culpa de su padre…

Soldado: -levantándose con dificultad-

Prince: ¡miente! –Negando- ¡USTED MIENTE!

Yunho: pregúntele a su padre, si no me cree… el me pidió ayuda para esconder aquel crimen un asesino no llega poder fácilmente, mucho menos cuando el hijo que crio realmente no es su hijo sino de su hermano –sus ojos se tornan rojizos- así que ahora no me moleste más querido príncipe si no quiere que lo dañe igual como a su soldado, debería traer al médico, tendrá un par de huesos rotos –riendo-

Prince: cállese… eso lo veré yo personalmente… -saliendo del lugar-




Aquella bestia había desatado el peor estado de ánimo que jamás se había visto en el príncipe, aquel chico salió corriendo entre los callejones en busca de explicaciones, sin su soldado, buscando por todo el castillo a su padre, el cual tendría que darle cientos de explicaciones en el momento. En esos momentos, lo único que el príncipe podría esperar en esos momentos es una verdadera y sincera respuesta de su padre.




Prince: -entrando a la habitación de su padre- con usted tengo que hablar

Rey: ¿Cómo puedes entrar de esa forma? ¿Acaso no tienes educación?

Prince: es verdad que ¿usted mato a su propio hermano por poder? Que yo no soy su hijo y que mi madre se suicidó por esto

Rey: -asustado por todas esas preguntas, cayendo de golpe en su silla- q-quien te dijo eso

Prince: que le importa a usted quien me lo haya dicho ¡RESPONDA! ¿es verdad o no?

Rey: príncipe yo…..hijo yo….

Prince: si o no….

Rey: -asiente suavemente, bajando su cabeza- es verdad hijo

Prince: No me llame hijo… señor…usted no es mi padre… -sollozando retirándose-

Yunho: -apareciendo- se lo dije príncipe, ahora puede confiar solo en ciertas personas…

Prince: -dándole un empujón- ¡quítese!




Lo que Yunho buscaba en esos momentos, no era la destrucción del reino, ni mucho menos del príncipe, si no que quitarle lo más preciado al rey, su poder, su riqueza y su hijo llevarlo a su lado, desde que había visto al joven crecer, se propuso aquella meta que cuando el príncipe tuviera 26 años se acercaría sigilosamente a él para poder tomar el mando del castillo junto al joven. Si, podemos decir que desde que Yunho vio al joven príncipe, se generó en él una especie de obsesión con este, quería tenerlo cerca no dejarlo nunca, quería poseerlo que fuese solo suyo y de nadie más aunque eso significara convertirlo en uno de los suyos. Aunque todos lo odiaran por aquella acción, porque lo único que Yunho quería era ese poder que pocos tienen.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD