Something - Cap. 3

1 comentarios




-Así que… ¿Están saliendo? –pregunto por décima vez Jaejoong a Junsu.

-¡Sí! –respondió nuevamente muy feliz.

-Bien, pues. Felicidades. Sí, eso creo. –Jaejoong, por alguna razón, no se creía lo que estaba pasando.

-¿Qué sucede hyung? ¿No está feliz? –Junsu pregunto un tanto desanimado.

-No, no es eso. Es solo que… Changmin no ha cambiado contigo. –y como si lo habían invocado, Changmin llego en ese momento.

-Tenemos que irnos. –hablo, sin siquiera mirar a alguno que se encontraba en la mesa.

-¡Si! –Junsu rápidamente se levantó y tomo sus cosas. –Nos veremos luego hyung. –se despidió animadamente.

Jaejoong los observo irse, totalmente confundido. Tanto, que no noto cuando Yunto se sentó frente a él.

-¿Pasa algo? –Yunho le tomo de la mano, haciendo que el otro reaccionara.

-¿Eh?… ¿Changmin no te ha dicho que él y Junsu están saliendo? –entrelazo sus dedos con los del otro.

-Uhm… no. No me lo había dicho. –no le dio mucha importancia.

-¿Por qué lo dices en ese tono? –se levantó enfadado. –Parece que todo se lo ha inventado Junsu. O puede ser otra cosa, pero él está muy ilusionado. –caminaba enfadado de un lado a otro.

-Jaejoong, cálmate. Tú y yo sabíamos que terminarían juntos. –se levantó y lo abrazo.

-Yunho… -sonrojado, trato de zafar el agarre.

-¿Si? –susurro en su oído.

-Estás abrazándome. –mordió su labio inferior.

-¿Y? –lo giro para estar cara a cara.

-Estamos en un lugar público. –susurro.

-¿Vamos a otra parte? –sonrió pícaramente. Jaejoong rápidamente se alejó de él para tomar sus cosas y comenzar a caminar hacia otra parte, seguido por Yunho.

~Something~

Todos se encontraban de un lado para otro. Totalmente agitados. Ese día, tendrían el primer ensayo general para la obra.

Yoochun y Junsu habían trabajado demasiado en la actuación de Changmin. Teniendo una gran mejora.

-Recuerda no sobre actuar. Y dar pequeños lapsos en los momentos dramáticos. Así como dar una mirada profunda y sincera a lo que dices. –recordaba Yoochun.

-Yoochun… a quien tienes que decírselo es a Changmin, no a mí. –quito las manos del mayor que en ese momento tenía sobre sus hombros.

-¡Oh, sí! Si, ohm… Changmin ya lo sabe. Nunca está de más recordártelo a ti. –tanto Changmin como Junsu, le dieron una mirada de muerte, pero por diferentes razones.

-Bien. Tenemos que irnos ya. –Changmin tomo a Junsu de la mano, y comenzó a llevarlo al salón de prácticas.

-Puedo irme solo. Gracias. –se zafo el otro, comenzando a caminar más rápido.

-¡Junsu! –Jaejoong se topó con Junsu en el camino y corrió hacia él.

-Hyung, tienes que ir a verme en mi ensayo. –le hablo alegremente, ignorando a Changmin que venía detrás.

-Claro que sí. ¿Cómo me perdería algún ensayo tuyo? –le revolvió el cabello. Jaejoong siempre había ido a los ensayos generales y a las primeras presentaciones de los musicales en los que había participado.

Jaejoong nunca había dejado a Junsu. A pesar de que trabajaba con Changmin. Así como Yunho, pero este no era tan frecuente en la vida del menor.

Todos se dirigieron al salón de ensayos, donde se encontraron con toda la escenografía ya preparada.

-Muy bien, todos. ¡A sus puestos! –ordeno el director.

El telón se cerró. Para que todos se colocaran en donde les correspondía. Luego de unos minutos el telón volvió a abrirse, mostrando a Junsu en el centro del lugar, sentado en el suelo.

-Ya han pasado años. Y él nunca regreso. Eso significa cuán importante soy en su vida. –comenzó Junsu. Personas del elenco pasaban a su alrededor, para dar el ambiente. –Debí de darme cuenta de esto antes. –Junsu se levantó. Dando inicio a la primera canción.
La obra fue avanzando, dando paso a la escena donde los personajes de Changmin y Junsu se encuentran por segunda vez.

-Vamos Jiwook. Debes escucharme. –Changmin miraba suplicante a Junsu.

-Ya le he dicho, que el único Minwoo que ha llegado a mi vida no vale la pena de recordar hoy. Así que, le pido que nunca más me vuelva a buscar. –Junsu se dio la vuelta, comenzando a caminar para alejarse de él.

-Tienes que escuchar del porque me fui de tu lado. –se detuvo. –No me fui de tu lado porque quería. Han pasado un sinfín de cosas desde que me separe de tu lado. –Junsu cerró sus ojos. Para los demás, aquella actuación se estaba tornando tan real.

-Nunca más volviste. No supe nunca nada de ti. Hasta ahora que vuelvo a verte. ¿Por qué? –giro para verlo. Changmin y Junsu se adentraban en los sentimientos de los personajes, porque se asemejaban a los propios.

-¡¿Cómo que un beso?! –el grito del director hizo que todos quitaran su atención de aquellos dos y giraran para verlo.  -¡¿Esta era tu sorpresa?! –gritaba a la escritora.

-Realmente es lo único que falta. Sería como la cereza del pastel. –dijo ella tranquila.

-Pues ya tienes tu pastel. La cereza no sé te dará. –camino molesto para estar frente al escenario. Changmin y Junsu aún se seguían observando, inconscientes de lo que sucedía alrededor.

-Es momento de que me escuches. –Changmin dijo. Haciendo que todos volvieran su atención a ellas, incluso el director, que se asombró que ninguno de ellos dos haya  interrumpido su actuación, como el resto del elenco.

-¿Alguna vez me escuchaste? Toda la vida te he escuchado y seguido. ¡Toda! Y, cuando yo solo te doy lo que te corresponde, soy el malo. ¿Por qué? ¿Por qué debo ser yo el que ahora llore y siga sufriendo por ti? –dijo comenzando a llorar.

-No es así. Es solo que pasan cosas y… Junsu. Por favor… -todos abrieron sus ojos en sorpresa. Vaya que era un ensayo general y no una presentación, o esa confusión valdría miles de miradas desconcertadas entre el público.

-Ríndete Changmin. –volvieron a verse sin decir nada.

-Muy bien chicos. El ensayo por hoy se pospone. –les hablo el director, parándose en medio de los dos, arrepintiéndose luego ya que la mala vibra se podía sentir.

Changmin y Junsu reaccionaron, notando que eran los únicos en sus puestos. Cada uno se dirigió hacia su camerino.

-¿Qué fue todo eso? –para sorpresa de Junsu, a quien encontró en su camerino fue a Yoochun, y no Jaejoong como siempre había sido.

-¿El qué? –no sabía a lo que se refería.

-Lo que tú y Changmin estaban haciendo en el escenario. Decían lo del guión, pero no mantenían el nombre de su personaje. –se fue acercando a él, hasta acorralarlo contra la pared.

-No… sé de qué hablas. –nervioso. Pero no mentía.

-¿Changmin es el chico que te lastimo hace algunos años? –le pregunto viéndolo directamente a los ojos.

~*~*~*

-¿Qué haces aquí? –sin cariño alguno, Changmin le pregunto a su mayor.

-¿No crees que estás presionando mucho a Junsu? –pregunto Jaejoong.

-¿Qué? –lo vio confundido. –Los últimos días lo único que hemos estado haciendo es practicar para el musical. Y con Yoochun en medio, te informo. –comenzó a quitarse algunas de las ropas de vestuario.

-Lo que hace unos momentos estaban haciendo… no era actuar. –se sentó en el sofá.

-¿Qué? ¿También me dirás que actuó de lo peor? –lo vio enfadado. –Si es eso, ya escuche suficiente, puedes irte. –le señalo la puerta.

-¿Qué? –lo vio confundido y molesto. –Changmin. Ustedes dos parecían seguir el guión, pero… dijeron sus propios nombres al final. –Changmin se quedó pensativo.

-No… no es cierto. –se sentó como cansado a un lado de su mayor.

-¿Realmente eso es lo que quieres decirle a Junsu? –coloco su mano sobre el hombro del otro.

-¿Será eso lo que Junsu querrá decirme? –lo vio algo asustado. Jaejoong lo abrazo.

-Deberás averiguarlo.

~Something~

“No creo que esa relación vaya para bien. Changmin te ha tratado peor de lo que te trataba cuando solo eran amigos. Junsu, estas sufriendo mucho por él.”

Junsu repetía una y otra vez las palabras que Jaejoong le había dicho hace unos pocos días.

Porque tenía razón.

Junsu había sido el más feliz al saber que Changmin le correspondía, pero últimamente Changmin parece muy distante con él. Y cuando están juntos, él parece más ocupado en sus cosas que tener a Junsu frente a él.

Junsu comenzó a llorar en silencio, sin notar quien pasaba a su alrededor. Desde hace media hora (sin notarlo) había estado esperando a Changmin afuera de la escuela, ya que el otro había olvidado algo en su salón.

-¿Junsu? –Changmin le hablo al estar frente a él y notar su llanto. El menor rápidamente se levantó y abrazo al otro, escondiendo su rostro en el pecho de Changmin. -¿Qué sucede? –comenzó a acariciar su espalda, lentamente, para tranquilizarlo.

-Eres un tonto. Un tonto muy grande. –lloro más fuerte, aferrándose más al cuerpo de Changmin.

-¿Qué? –lo vio confundido, pero sin querer adentrarse del porque se encontraba así.

-Yo te amo demasiado… -susurro por último. Dejando sin palabras a Changmin.

~Something~

-Debí de acerté caso y haberme alejado de él antes de todo lo malo. –Junsu decía débilmente. Se encontraba recostado en las piernas de Jaejoong, en la casa del mayor.

-Cuando se trata del corazón, uno no escucha razones. –lo consolaba acariciándole el cabello. –Pero…

-Hyung… tú has estado con él todo este tiempo. ¿Nunca le preguntaste del por qué se fue? –se levantó y lo vio a los ojos.

-Junsu… eso es algo que yo no puedo decirte. Así como tampoco le dije a él donde estabas, para respetar el que tú no querías verlo.

-¿No le dijiste dónde estaba? –lo vio confuso. -¿Eso quiere decir que me busco? –Jaejoong se golpeó mentalmente. –Significa que no me dejo porque así lo quería… -susurro.

-Junsu… debes hablar con él. –termino de decir antes de que Yunho entrara a la sala.

-Changmin está en el hospital. Se desmayó mientras ensayaba una nueva coreografía. –le hablo a Jaejoong, no notando la presencia de Junsu.

-¿Por qué no me llamaste desde el hospital? –Jaejoong rápidamente se dirigió al pequeño cuarto que estaba al lado de la puerta, para tomar su abrigo, Yunto se tiro sobre el sofá y cerro sus ojos. –Está bien, tranquilo, ya todo pasará. –se acercó a él para consolarlo. –Vamos, tenemos que irnos.

Yunho se levantó, aún sin notar la presencia de Junsu.

-Yo… también quiero ir… -hablo el menor. Obteniendo una mirada de asombro de Yunho.

-Claro que sí. Vamos, manejaré yo. –Jaejoong le quito las llaves a Yunho y guío a todos hacia la puerta.


Al llegar al hospital, Junsu dudaba si entrar a la habitación de Changmin, por lo que espero a sus mayores a fuera.

-Lamento el no haberte saludado. –se disculpó Yunho con el menor.

-No te preocupes hyung. No era momento de saludos o algo. –le dio una sonrisa falsa. Quería preguntar por Changmin, pero a la vez no.

-Iremos por algunas cosas para Changmin. ¿Puedes quedarte para cuidarlo? –pidió Jaejoong. –Está durmiendo, así que no hay problema. –le informo.

-Si… yo… vayan, lo haré. –los mayores se fueron, dejando a un nervioso Junsu. –Está durmiendo… -susurro, frente a la puerta de la habitación de Changmin.

Lentamente abrió, encontrándose con un Changmin dormido. Suspiro. Tenía que quitarse sus nervios. Pero no podía.

¿Cómo hacerlo? Si esto le recordaba a un acontecimiento del pasado.

-Junsu… -susurro Changmin, entre sueños. Junsu mordió su labio inferior, tratando de contener sus sentimientos.

-Aquí estoy… no te preocupes. No es nada lo que te ha pasado. –quiso acariciarle el rostro, pero se contuvo o el otro despertaría. -¿Qué fue lo que sucedió? ¿Por qué me dejaste? –pequeñas lágrimas salían.

-No merezco nada… -Changmin movió su cabeza, para quedar ahora frente a Junsu.

~Something~

Junsu se encontraba levantando de su camilla en el hospital. Ese día había tenido un accidente de auto, junto con Changmin, quien iba manejando.

-Debo… ver como esta… -dijo antes de salir, ignorando a Jaejoong que se encontraba dormido en el sofá de la habitación.

A paso lento llego a la habitación de su novio. Ahora agradecía que Yunho y Jaejoong hablaran tanto cuando se suponía que él dormía.

-Junsu… -susurro Changmin cuando Junsu estaba a un lado de su camilla.

-Aquí estoy… estoy bien. Así que, tú también tienes que estarlo ¿De acuerdo? –le dijo, con pequeñas lágrimas en sus ojos.

-¿Junsu? –Changmin despertó y se encontró con Junsu, llorando y entrelazando sus manos con él.

-¿Changmin? –Junsu abrió sus ojos, al sentir como Changmin se había movido.

-No llores. –le pidió el menor, tratando de secarle las lágrimas que tenía. –Estoy bien. Al igual que tú. –acaricio las pequeñas heridas que el menor tenía en su rostro. Dirigió su mirada hacia la mano de Junsu y noto que también tenía algunas vendas. –Creí que te perdería. –lo atrajo hacia él, en un fuerte abrazo. Junsu lloro más fuerte.

-Changmin… -sus sollozos se incrementaban más, mientras se aferraba al cuerpo del otro.

-¡Junsu! –Jaejoong abrió la puerta rápidamente, cayendo al suelo al ver a los dos ahí. Aliviado.

-Los dos están aquí, vamos Jaejoong, levántate. –le pidió Yunho calmadamente.

Jaejoong se encontraba buscando al menor hasta ese momento, ya que había notado que Junsu ya no se encontraba en la habitación, Yunho lo había ayudado a buscar, pero más calmado.

-Yunho… llévame a la cafetería, por favor. –le pidió, mientras le tomaba de la mano fuertemente, para tranquilizarse.

-Está bien, tenemos que dejarlos por ahora. Estarán bien. –le dijo para tranquilizarlo. Ayudo a levantarlo y cerró la puerta, para luego irse. Él sabía muy bien lo maternal que era Jaejoong, pero en especial cuando se trataba de Junsu y Changmin.

-Haces que Jaejoong se estrese mucho. –Changmin se encontraba acariciando el cabello de Junsu, los dos se encontraban recostados en la camilla del mayor, como podían.

-Necesitaba verte… -cerro sus ojos, abrazando más fuerte al mayor.

-Te darán de alta primero que a mí, así que, podrás cuidarme hasta que yo salga. –le dijo.

-Uhm. –se quedaron en silencio por un momento. –Changmin…

-¿Uhm? –Changmin dio un suspiro.

-Realmente… ¿Dudas de lo que sientes? –se sentó, para verlo directamente a los ojos.

-No. Es diferente. –lo imitó.

-¿Diferente? –lo vio confundido.

-Tengo miedo que lo que siento por ti sea mucho más fuerte. Que tenga que depender de ti y… -decidió detenerse, le estaba diciendo mucho.

-¿Y…? –pero Junsu quería escuchar todo.

-Te amo. Eso es lo que importa. –le susurro en el oído, mientras lo abrazaba nuevamente.

~Something~

-Pero ahora no me dirás que me amas ¿cierto? –lo vio triste. –Ahora yo no estoy herido, así que te cuidaré... hasta que Jaejoong hyung vuelva. –fue a sentarse al sofá.

Unas horas más tarde, Jaejoong se encontraba arreglando todo en la habitación de Changmin, con este despierto, mientras le hablaba de cualquier cosa.

-Por cierto, ya le dije al director sobre lo sucedido. Dijo que entendía, ya que tienes el musical y tus demás actividades de idol. –le informo el mayor.

-¿Dónde está Yunho? –pregunto Changmin.

-Hablando con el manager y algunas personas de la empresa en recepción. Discutiendo sobre tu descanso.

-¿Cree que es su culpa, no es así? –giro a verlo.

-Conoces como es él respecto a ti. –se cruzó de brazos, recostándose en uno de los muebles.

-Como tú eres con Junsu. –le encaró.

-Ya que hablas de él… ¿Hablaron? –pregunto mientras se sentaba a los pies de la cama de Changmin.

-¿Qué? –lo veía confundido.

-Eish, vamos, dime. Tuvieron que haberse dicho algo en las casi dos horas que estuvieron juntos. –Jaejoong rio.

-Junsu… ¿estuvo aquí? –trataba de comprender.

-Espera… Significa ¿qué no lo viste? –lo vio confundido. –Estuvo aquí todo el tiempo en que no estuvimos….

-No desperté hasta poco antes de que entraras y empezaras a poner todas estas flores. –le dijo, recostándose en la cama.

-Así que… estuviste dormido todo ese tiempo. –suspiro. –Bien, sigue descansando. Iré con Yunho. –salió de la habitación, dejando a un pensativo Changmin.

-Estuviste…. Cuidándome. –suspiro.

*~*~*

-Nosotros seguiremos con el ensayo. Ustedes bien sabían que Changmin aún mantendría su trabajo de idol. Así que, sigan con lo suyo y no se preocupen por nada. –el director les daba instrucciones a los demás actores.

-Te dije. No aguantaría demasiado. –decía una de las chicas. Junsu golpeo la mesa cuando se levantó, atrayendo la atención de todos.

-Me gustaría decirles algo. –pidió Junsu mirando hacia el director, quien asintió levemente. –Aquí nadie sabe exactamente lo que sucede con la otra persona. Así que, limítense a solo realizar su trabajo. –y volvió a sentarse, dejando casi heladas a las chicas.

-Muy bien. Ya pueden retirarse. Prepárense mucho para la primera presentación. –ordeno el director. Dando paso a que todos salieran de ahí. –Junsu. –el mencionado detuvo su caminar.

-Diga. –giro a verlo.

-Changmin y tú… ¿Se conocían desde antes?  -dijo sin rodeos.

-Si. ¿Algo más? –tampoco daría detalles.

-¿Desde cuándo? –ahora se encontraba curioso.

-Poco antes de nacer. ¿Extraño, no? Ahora parecemos dos desconocidos. –suspiro. –Pero, la historia que pronto él y yo representaremos, no es tan alejada de la realidad. Claro, nosotros no somos algún jefe de compañía o un gran diseñador de interiores. –rio para quitar la incomodidad que comenzaba a ver.

-Bien. Puedes irte. –se levantó también. Junsu se despidió.

-Junsu-ssi…  -una voz femenina detuvo a Junsu.

-¿Si? –cuando giro para verla, se dio cuenta que era la escritora de aquella historia. -¿Sucede algo?

-Changmin… ¿Se encuentra bien? –pregunto algo tímida.

-Ya se está recuperando. –la chica asintió. –Miyoung… -susurro.

-¿Si? –lo miro directamente a los ojos.

-¿Por qué hiciste está historia?

-Tú… ¿no recuerdas?

-¿Perdón? –la vio confundido.

-Yo… soy Kang Miyoung… -bajo su mirada, nerviosa.

-¿Kang… Miyoung? –s rostro mostraba que estaba recordando o que al menos eso quería.

Y lo hizo.

Kang Miyoung era la vecina que vivía frente a su casa y que cada que lo veía a él con Changmin gritaba como si de artistas se trataran. También, supo que fue una gran animadora fiel de Changmin cuando se volvió cantante.

-Si. –lentamente levanto su rostro, viendo a Junsu con la mirada perdida.

-Tengo que irme. –camino hacia la puerta y se fue.

*~*~*

Los días pasaban, y con la rápida recuperación de Changmin, pudieron llevar a cabo todo lo planeado. El día del estreno del musical, se acercaba más, por lo que la concentración de cada uno, se centró únicamente a ello.

-¿Todo listo? –Jaejoong entraba al camerino de Junsu. Al fin iban a presentar el musical ante el público.

-Si. –Junsu se vio por última vez en su tocador y se levantó. Desde hace unos minutos atrás que las estilistas lo habían dejado.

-¿Tranquilo? –coloco su mano en el hombro del menor, para reconfortarlo.

-¿Por qué no lo estaría? Solo siento algo de ansiedad. –rio algo nervioso. –Es un musical como cualquier otro.

-Pero no en cualquiera actúas con Changmin. –le recordó. Junsu bajo la mirada.

-¡10 minutos Junsu! –dijo una chica desde la puerta.

-Vamos hyung. Hoy daré todo de mí, como siempre. –le dijo muy sonriente.

Jaejoong lo siguió, hasta quedar detrás del escenario, donde los demás actores ya se encontraban dando sus últimos retoques para salir a escena.

-Te estaré dando todo el apoyo desde el público. –Jaejoong se despidió de él y se dirigió hacia donde Yunho estaba en el público.

Junsu dio varios largos suspiros, para tranquilizarse.

-Lo haremos bien. –Changmin hablo a su lado. Junsu giro a verlo y este le respondió con una sonrisa.

-Si… -ahora su corazón latía más fuerte, y no porque en pocos  minutos saldrían a escena. Si no, porque Changmin se encontraba a su lado.

El momento de salir a escena llego, y dieron una grandiosa presentación, intentando que los gritos de las chicas (cuando aparecía Changmin) no los dejara sordos.

Una gran ronda de aplausos por parte del público los recibió a todos al finalizar.

-Lo hicieron muy bien. Este musical será el mejor de todos. –Jaejoong, muy felizmente felicitaba a Junsu y Changmin, dándoles un fuerte abrazo a ambos.

-Realmente lo hicieron muy bien. –Yunho también los felicito.

-Gracias, Jaejoong hyung, Yunho hyung. –dio una leve reverencia, pero ahora se encontraba sin ánimos.

-¿Qué sucede? ¿Te sientes mal? ¿Mareado? ¿Sientes que te desmayaras de nuevo? –Jaejoong lo tomo de los hombros y pregunto muy preocupado. Changmin los vio confundido.

-No, hyung. No es nada de eso, solo… tengo algo de sueño. –comenzó a caminar hacia su camerino, el mayor lo siguió.

-Desmayarse… ¿de nuevo? –pregunto Changmin mirando a Yunho.

-Junsu se desmayó una vez al finalizar una presentación. Al llevarlo al hospital, dijeron que no se estaba alimentando bien y presentaba indicios de depresión. –Changmin se asustó. –Si no fuera por Jaejoong, Junsu hubiera caído en una depresión enorme. –Changmin se quedó pensativo. –Ya es tiempo en que ustedes dos hablen. Frente a frente. –lo animo.

-Si… yo… iré a buscarlo. –y camino por donde los otros se habían ido.

*~*~*

-Yo sé que no es solo cansancio. –Jaejoong lo vio cruzado de brazos desde el sofá. Junsu se encontraba caminando lentamente alrededor de camerino.

-“Porque aunque no sepa del porque te has ido, sé que aún me seguías buscando. Lo sé, porque yo te he estado buscando todo este tiempo.” –Junsu cito una parte del guion de su personaje. Jaejoong lo vio algo confundido. –Eso dice todo… este musical…

-¿Te ha estado atormentando un poco? –se levantó y se colocó a un lado del menor.

-Me ha estado dejando mucho que pensar…

-Es momento de que ustedes dos hablen. –dijo, para luego dirigir su mirada hacia la puerta, notando que Changmin entraba. –Nos veremos luego. –Jaejoong se fue, dejando algo desconcertado a Junsu.

Junsu se giró, para encontrarse con Changmin. Se vieron por un momento, mientras el silencio los rodeaba.

-Tenemos que hablar. –dijo sin más Changmin.


-Lo sé. –Junsu respiro fuerte.



1 comentarios:

  1. Al fin se revelará, que fue lo que sucedió en el pasado, y terminó alejándolos. Espero que la conversación resulte productiva para ambos. Y puedan llegar a comprenderse y personarse.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD