Quédate conmigo - Cap. 5

0 comentarios

Esos ojos cafés con los que me atreví a mirarle cuando le confesé mi amor, esos labios con su tinte cerezo de los que anhelaba besarlos, estaban en medio de toda esa multitud pero podía reconocerlos perfectamente porque son rasgos y detalles que mi mente y corazón no habían olvidado.

...

- ¡hey!... bonita ¿estas bien? - preguntaba Harry mientras trataba de atrapar la atención de la chica
- ¿a-ah? Harry.. yo.. si si estoy bien - respondía un poco confusa
- ¿segura? te vi un momento y parecieras que estabas pálida  has pedido color - el chico sonrió - a caso ¿Xia Junsu te ha dejado así? - ella volteo con los ojos grandes sin poder decir ninguna palabra
-  ¿porque me trajiste aquí?
- bueno... porque una vez que vi en tu bolsa una foto de él y supuse que te gustaba
- ¿una foto? - interpelo sorprendida
- si... yo la vi una vez... no creas que estaba registrando tus cosas pero llegue a verla y por eso supuse que podría darte esta sorpresa.

La chica se quedo pensativa, mientras que de nuevo su acompañante le llamaba para que volviera en si de nuevo, entre preguntas a su actitud, Harry caminaba junto con ella hasta llegar a sus respectivos lugares.

...

Estaba tan nerviosa, incomoda, no sabia que hacer o como actuar, estaba casi prácticamente enfrente del escenario, no tardo de nuevo en comenzar otra melodía y Junsu interpretándola. Como experto que era en entretenimiento tenia a todos a su merced, gritando e implorando mas por él. Momentos en que se acercaba tanto y teníamos contacto visual, solo quería esconderme, quería irme de ahí, no me sentía para nada bien estando en ese lugar, pero a quien engañaba, mis ojos estaban al tanto de él de hecho no quería quitarle la vista de encima, era un ángel danzante, tan hermoso.

- ¡no entiendo como estas chicas pueden gritar tanto! - trataba de comunicarse Harry, había mucho ruido, todas cantando al unisono - ¡creo que saldré sordo de aquí!
- ¿¡quieres irte ya!?
- ¿¡oh!? no no.. ¿¡Quieres que nos vayamos!? ¡no te veo cantando o gritando como ellas!
- ¡es solo que no quiero quedarme afónica!
- ¿¡segura que lo estas disfrutando!? ¡te veo mas silenciosa de lo normal! - yo solo lo miraba y volteaba al escenario, si solo supiera mi pasado de unos meses.

Los minutos pasaban, y cada vez me sentía mas ansiosa, esas veces que hablaba con el publico y como sonreía; esa perlada sonrisa que tanto me había encantado ver en su rostro, esos vestuarios que se apegaban a su firme y esbelta figura que hacia que mi cuerpo recordara su candente contacto junto al mio de aquellas noches, un escalofrío me recorría por toda la columna al palpar casi su aliento en mi oído, no era un buen momento para ponerme sensible y melancólica, y menos si tendría que lidiar con las constantes preguntas de Harry.

- Debo me mencionar que si es atractivo, creo... que es un artista completo.. lo digo porque muchos Idols de hoy en día son mas reconocidos por sus apariencias físicas y no realmente como cantantes...
- ¿lo crees?
- si.. bueno, ya que lo veo creo que así lo es, antes creía que solamente eran personas manejadas por empresas y chicos caras bonitas y nada mas, pero creo que Xia es diferente... a parte que esta como solista y es un poco mas pesado pero aun así es muy bueno haciéndolo
- sii bueno... siempre abra personas que sobresalen unas mas que otras - buscaba la figura de Junsu pero no estaba

Todo siguió igual, gritos, coros, suspiros... hasta que se llego el final de la presentación  algo se oprimió en mi pecho. Con aplausos sonoros por un determinado tiempo; el escenario se lleno de pequeños confetis plateados regados por todo el espacio mientras que el elenco hacia una reverencia de nuevo llevándose los eufóricos aplausos. ¿Esta seria la ultima vez que lo vería? no se sabe, cuando un día creí que no lo vería jamas, aquí estoy de nuevo ¿se significara algo? quien sabe, aun así el retirarme no seria tan doloroso como lo fue anteriormente.

₪☆→ J  u η s u ←☆₪

Mi mente trataba de memorizar esos últimos momentos, cada vez que salia a escena mis ojos automáticamente la buscaban a ella entre la multitud, no podía evitar no mirar hacia ella de vez en cuando pero algo que me frustraba es verla con ese chico ¿porque vendría con ese chico? ¿que tipo de relación tenían? miles de preguntas saturaban mi cabeza.

La afición comenzó abandonar el lugar pero algo me retenía no querer moverme de ese lugar, no quería perderla de vista.

- ¡Junsu Hyung! ¿que haces aun parado ahí?
- oh.. yo mh..
- anda vamos, los chicos están esperándote para felicitarte por el concierto

Sin mas, seguí a ese chico inquieto hasta donde estaba todo el equipo, les agradecí por el apoyo y los buenos deseos pero aun asi estaba inquieto, quería salir corriendo de ahí, estaba un poco trastornado y me sentía extraño. Ya estaba por salir de el local pero me encontré con Jaejoong hyung

- ¡Susu! - grito mientras me estrechaba
- Hyung
- estuviste excelente esta noche, como siempre
- gracias... oh Hyung, yo am..
- oh Junsu, no me mal entiendas pero... debo irme, mañana tengo que levantarme temprano - sin pedir muchas explicaciones le desee buenas noches y me despedí de él.

Corrí hacia el auto encendiéndolo al instante, pasaba por el estacionamiento cuando de pronto frene.

"¿que estoy haciendo? ¿a donde demonios me dirijo con tanta urgencia?"

Estaba actuando contra el tiempo, pero ¿a que? y se cual es la razón pero que absurdo, ¿en realidad... yo aun quiero verla?

- oye... ¿viste al chico que iba junto con nosotros saliendo hace un momento?
- oh si..
- ¡estaba tan atractivo!
- ¡ya se a quien te refieres! lo se... pero al parecer venia con otra chica ¿seria su novia?
- no creo, tengo entendido que a los novios no les agrada acompañar a su novias a que vean a otro hombre
- es cierto. La chica tenia un aspecto occidental...

Ya no pude escuchar mas lo conversación pero me había dejado con la duda... chico, acompañado de una chica con aspecto occidental ¿podría tratarse de ella? De pronto un claxon me saco de mis pensamientos  un auto estaba de tras mio asi que vi por el retrovisor, podía distinguir a dos personas, avance hasta la salida y aun auto avanzo ingresando al estacionamiento lo cual ilumino a la persona que iba de tras, revelándome que se trataba del chico que había visto hace unos cuantos minutos. No quise a avanzar mas, estaba seguro que la otra persona de alado podría tratarse de ella, inútilmente miraba por el retrovisor para ver el copiloto pero  era muy oscuro, solo su silueta.

۞җ■ нαяяץ ■җ۞

El auto de enfrente no avanzaba, me estaba poniendo molesto por su lentitud. Soné varias veces el claxon para que reaccionara mas rápido y así fue, comenzamos a avanzar para tomar el bulevar.

- ¿que te pareció la sorpresa? - pregunte sosteniendo mi vista hacia enfrente, ella solo suspiro.
- estuvo bien... - u voz sonaba apagada
- ¿segura? no me convences, ¿a caso no fue de tu agrado atraerte aquí? - ella negó varias veces y dijo que había estado bien pero seguía sin convencerme

No insistí mas, seguí con el recorrido hasta llegar a nuestro departamento, pero había algo que me inquietaba, ya llevaba casi el trayecto entero sintiendo una luz de un auto que nos seguía  pero me despeje la posibilidad, Seul es una ciudad muy transitada.

- hemos llegado linda - no recibí respuesta y voltee y vi que tenia los ojos cerrados, le llame varias veces y no contesto - tal vez estaba cansada por el viaje - sonreí al ver como abría la boca

Salí del auto y me dirigí hacia su puerta, la tome de su cintura para poder cargarla y ella solo balbuceaba, solo atinaba a sonreír, siempre lograba hacerlo y aun cuando estaba inconsciente... la tome de sus piernas y ella me tomo por el cuello. Me quede admirándola por un momento, en la forma en que la tenia, como si fuéramos pareja de verdad... lanzó un suspiro de complacencia y lo que se me ocurrió en ese momento es acercarme hasta ella, sentir su respiración demasiado cerca, ya tenia días anhelando por tener esa cercanía,  miraba y miraba sus labios cada vez mas cerca hasta cerras mis ojos y tocar su mejilla con mi nariz hasta posar mis labios en los suyos, los moví lentamente, eran tersos y cálidos  mejor de lo que yo había imaginado, seguí insistiendo masajeandolos hasta que recibí una pequeña respuesta y como sus manos me amarraban mas a ella. Seguí besando hasta que al fin pude encajar mas mi labios en los suyos, moviéndonos al mismo compás.

"mhhh" susurro, sorprendiéndome para mirarla pero seguía con los ojos cerrados
"jun mhhsia" no entendía lo que decía, relamiendo sus labios para acomodarse mejor y seguir durmiendo.

- en estos momentos desearías que ya fueras mi esposa - hable en voz alta para despues entrar a el departamento.

ღ-ღ- ﻮιгℓ -ღ-ღ
Dormí plácidamente  hace mucho que no dormía de esa manera, tenia alguna sensación pero no sabia exactamente de que pero me hacia sentir feliz, peor de pronto vi a mi al rededor y me extrañe por un momento hasta que recordé que me encontraba con Harry pero ¿que había pasado anoche? solo recuerdo que veníamos en el camino y de pronto caí dormida en no se en que momento para después sentir una sensación cálida y recordé... lo recordé a él, había jurado que lo había besado, el sueño se sentía tan real. ¿Esa seria la causa de mi felicidad? por un momento pensé que había sido real, que había sentido de nuevo sus labios y su calidez pero no, era solo un sueño.

- has despertado - la voz de Harry me disperso de mis pensamientos
- hola..
- hola, ¿dormiste bien?
- si... creo que me quede dormida - tomándome la cabeza para quitarme la pequeña comezón que tenia
- lo hiciste, tuve que cargarte hasta acá - yo solo voltee a verlo y el dedicándome de nuevo sus sonrisas de todo el tiempo
- eso debe de haber sido torutoso..
- ¿porque? no pesabas nada, parecía que traía una pluma - entrecerré los ojos acusándolo
- ¿me estas diciendo flaca?
- creí que a las chicas les gustaba que les digan delgadas..
- si, pero no hasta el grado de hacerla sentir como un saco de huesos - se disculpo varias veces - no te preocupes todo esta bien
- bien, vamos a desayunar - asentí y salí de la cama.

Todo transcurrió cotidianamente, hablando de nada importante.

- Harry ¿sabes?..
- ¿oh? que cosa..
- eres como el hermano que hubiera querido tener - sonreí tomando las últimos pedazos de fruta - lastima que ya tengo al mio - carcajee - pero de verdad que has sido de gran ayuda, eres la persona en la que en estos momentos mas confío, gracias por todo hermano querido

Segui desayunando sin tener respuesta, voltee a verlo y lo vi muy serio.

- ¿pasa algo? - el devolvió la mirada y la desvió - Harry... ¿estas.. bien?
- yo..  - me incline mas en la barra esperando la respuesta que nunca llego
- Harry
- olvídalo, no es nada - se levanto y dejo su plato para desaparecer. ¿Porque se abría molestado?

Seguí devorando el desayuno pero seguía inquieta por el repentino cambio de humor. Sin mas negocios que hacer me dedique a lavar los dos platos y ya terminado me dirigí hacia el living donde estaba Harry muy serio, no sabia si acercarme o dejarlo un rato pero mis impulso me hicieron acercarme hasta él sin decir ninguna palabra. Me acerque a el y dije que saldría por un rato, el solo asintió y salí del departamento.

Sin saber a donde ir, por reflejo me dirigí a esas partes... los lugares que solíamos visitar al rededor de la media noche ya que no había gente, casi siempre lo hacíamos a esa hora de la noche, tuve muchas ganas de ir a partes a la luz del día pero debido a su situación no podía, para mi no había problemas pero tenia que entender que tener que mantener la relación en secreto al ojo publico era importante ya que seria agobiante también para mi los constantes encuentros con paparazzis y que Junsu no era cualquier persona de la industria musical, todo el tiempo en observación por todo el mundo. Ahora estoy aquí  como cualquier individuo dando un paseo, me senté ahí por un momento o en realidad no se por cuanto tiempo hasta que el mal clima me hizo reaccionar avisando con caer lluvia pero fue esa blanca estela de nieve que comenzó caer. La gente había desaparecido, y solo veía una que otra persona correr. Seguí con mi recorrido dejando las primeras huellas en la blanca nieve, sintiendo el aire golpear con mi cara y mis manos ledas aun a pesar de tenerlas metidas dentro delas bolsas. Exhale vapor expresando el frío que ya comenzaba a calarme los huesos y asi que dando el ultimo vistazo como la nieve caía, decidí que era tiempo de regresar.

Estaba de regreso pisando mis mismas pisadas que había dejado por un momento, era bastante entretenido, seguí así hasta llegar casi al final de mis pisadas, así que al llegar suspire llevando mis manos a mis labios para calentarlas con mi aliento y haciendo fricción en estas mismas, voltee a los lados y me di cuenta que era una loca, una masoquista, era la única persona que se encontraba ahí en medio de esa nevada, hacia mucho tiempo que no veía una así que disfrute todo lo que pude soportar.

Seguí caminando, hasta encontrarme con otras huellas que decidí seguir el mismo patrón de antes, podría ver que eran zuelas de zapatos y de un hombre por su medida, me entretuve hasta que sin querer vi en mi camino unos zapatos que estaban horizontales de como iban las pisadas, y me di cuenta que no era la una anormal bajo la nevada y dar a creer a la persona que quizás lo seguía.

- oh lo siento.. - voltee a verlo y estaba abrigado de pies a cabeza, solo veía el vapor que exhalaba.

Hice una pequeña reverencia para rodero y seguir con el camino, pero voltee a ver de nuevo esa persona que al mismo tiempo volteo.

Rostro blanco, ojos goteados, nariz ancha y labios regordetes, rosados jugando contraste con su piel. No pude evitar no quedarme viéndolo, asegurándome que no estaba alucinando en esos momentos, mis labios volvieron a pronunciar su nombre, parpadeando varias veces cuando comenzó a acercarse. Mi corazón se acelero tan rápido que creí que explotaría  pero solo desvió la mirada pasando por un lado de mi. Abrí mis ojos impresionada por lo que había visto, y de pronto ese sentimiento de culpa me inundo, haciendo que de mis ojos brotaran las lagrimas de amargura que alguna vez creí ya haber des echado totalmente pero no, aun seguían ahí, mi cuerpo tembló violentamente haciendo que mis piernas se doblaran y cayera hacia el suelo, llevándome la mano hacia mi boca y el otro a mi pecho apretando mis prendas. Llore amargamente unos minutos hasta que decidí pararme ya que el frío me obligo a hacerlo, tenia todo mi cuerpo entumido incapaz de mover, me levante como pude y me gire dando mis primeros pasos hasta chocar con algo, voltee hacia arriba y me encontré con sus azabaches ojos. Volví a parpadear para visualizar bien y no creer en otra cosa pero si era, no sentía mi cuerpo estaba tan entumida que volví a caer hacia el piso tomando sus piernas como refuerzo para no caer y comenzar a sollozar fuertemente. Dando los últimos suspiros me fui desvaneciendo, poco a poco, cansándome como lo hacia antes después de llorar tanto pero antes de eso una fuerza en mis brazos me levantaron.

- estas tiesa del frío, vas a enfermar... has perdido el color - no podía contestar, tome de sus brazos y deje caer mi cuerpo en sus brazos envolviéndome en su calor corporal. Necesitaba calor, necesitaba sus brazos que me abrazaran, lo necesitaba a él. Cerré mis ojos por completo embriagándome en su aroma y quedar sedada al fin.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD