To Junsu

3 comentarios

Título: To Junsu.
Autor: EunKyo
Pareja: YooSu
Género: Slash, Romance.
Extensión: One-Shot
-----

Los rápidos dedos de Yoochun se deslizaban por las teclas, escribía un correo para Junsu.  El asunto simplemente recordarle su amor, recordarle a ese bello ser todo lo que despertaba en él.

Kim Junsu:

Sé que todo lo que a continuación escribiré lo sabes. Lo sabes a la perfección, pero quiero recordártelo una vez más; ahora estas tan lejos de mí, que me siento tan vacio, me haces falta, me haces mucha falta Junsu; más que el aire para respirar, porque tú eres mi oxigeno. Tú eres lo que me ata a la realidad y me hace creer que vivo en el mismísimo paraíso, tú eres algo mágico.

Una especie de hechizo ejerciste sobre mí, con tu dulce sonrisa, con tus ojos llenos de inocencia, con ese cariño, con tus besos, tus caricias, tu cuerpo… esos sensuales movimientos que haces al bailar, hacen que me vuelva loco, que me ponga celoso, de que todas y todos puedan ver ese cuerpo tuyo, tan endemoniadamente hermoso.
¿No eres acaso toda una tentación hecha hombre?

Porque cambios tan drásticos como el ser tiernamente sexy, no existe en este plano. ¿De dónde vienes? Siempre he querido saberlo… me enamoraste… desde la primera vez que cruzamos miradas, que sonreíste tímidamente y mi corazón acelero su paso, tal potro desbocado. Ahí lo supe.  Mis labios regresaron una resplandeciente sonrisa para ti, solo para ti, Junsu.

La gente nos miraba raro, pasábamos todo el tiempo posible juntos, riéndonos de cualquier cosa. Nos volvimos muy cercanos en tan poco tiempo, adoraba abrazarte, y aun me encanta.  Recuerdo que en una noche con tormenta, llegaste junto a mí… le tenías miedo a los truenos. Pero prometí siempre estar contigo en una tormenta, para protegerte de ellos.  Te abrazaste a mi cuerpo, yo solo logre estremecerme al sentir tu tacto, sentí incomodidad, pero no de esa incomodidad de dormir con un hombre; sentí incomodidad porque no podía besar tu suave piel. No podía recorrer con mis manos cada palmo de ella.

Pero creo que me fui muy atrás… no te molesta verdad?  Recuerdas nuestro primer beso? Fue antes de que fuésemos novios.  Me estabas enseñando los pasos de esa coreografía que no lograba salirme perfecta.  Estábamos agotados… pero seguíamos practicando arduamente , tu casi caías al suelo… y me atreví a abrazarte para evitarlo, aunque de manera no satisfactoria; ambos caímos al frio suelo, quedando nuestros labios juntos en un pequeño y casi imperceptible roce.

Nuestros ojos se abrieron llenos de asombro, sin despegar aun nuestros labios, tus mejillas se sonrojaron tan lindamente, que no pude evitar acariciar tu espalda. Y dar comienzo a un beso suave, lleno de sentimientos, con dudas incluidas. Con delicadeza extrema… ese suave baile comenzaba, tenía como protagonistas principales nuestros labios… nosotros.
Me gusta tanto decir nosotros, cuando me refiero a ti y  a mí.

Nuestras respiraciones agitadas por el esfuerzo que realizamos al bailar, y ahora por la calidez brindada por el otro. No sé cuánto tiempo pasó… ni cuando termino ese beso.  Pero puedo decirte que fue maravilloso.  Aunque me costó caro; pasó una semana para que pudieras mirarme nuevamente a los ojos, sin rehuir de mí. Tu rostro se coloreaba con solo escuchar mi nombre o algo referente a la sala de ensayos. Eres adorable!

Todos se preguntaban que sucedía o que sucedió para que no quisieras estar conmigo. Fue bochornoso decirles.  Pero de alguna u otra forma lo sabrían. Todos parecían aliviados y alegres, pregunte la razón, me miraron con cara de: hablas en serio Yoochun?  Todos notaban la conexión única que existía (y existe) entre nosotros. Ese día me sonroje…  no pude negarlo,  como negar lo que siento por ti, como podría yo negarte a ti?
Mi declaración tardo en llegar, no encontraba una forma que fuera perfecta. Tenía que hacerlo maravilloso, era para ti… tenía que ser único y especial.

JaeJoong Hyung me ayudo con la cena, planee quedarnos solos en el apartamento, una cena romántica, un baile cadencioso. Y tener a la luna que brillaba radiante como testigo de nuestro amor.  Mis palabras fueron sinceras y sencillas, no necesitaba darle vueltas al asunto. Tenía claro lo que sentía por ti, y sabia que tú también sentías lo mismo por mí.

Después de que yo declarara  mis sentimientos, aceptaras ser mi novio. Yo era el hombre más feliz que pudiese existir en el mundo.  Saber que sentías lo mismo, sentir tus brazos rodear mi cuerpo, y ese casto beso dejado sobre mi mejilla hicieron brotar lagrimas de mis oscuros ojos. Que brillaban por esas lágrimas que pugnaban por salir. Tome tu mentón, sostenía tu cuerpo junto al mío, estrechaba tu figura en uno de mis brazos, rompí la corta distancia para unir con suavidad nuestros labios. Compartimos un beso tranquilo, que dejaba sentir nuestro amor. Trasmitía todo, cerramos  nuestros ojos… disfrutamos de ese momento. De la tranquilidad que nos lleno el cuerpo.

“Te amo Junsu-ah” fueron las palabras que brotaron de inmediato al terminar el beso. Reíste de nervios, y sonriente y sonrojado contestaste. Compartimos muchos besos más a la luz de la luna. La misma que nos mira entregarnos el uno al otro, en incontables ocasiones.
Recorrer cada recoveco de tu cuerpo de una manera lenta y entregada, fue magnífico. La primera vez que hicimos el amor… sientes lo mismo que yo al hablar de todo esto? Ese sentimiento de felicidad. Me siento como un chiquillo enamorado por primera vez. Y en verdad me sigo sintiendo así. Hacerte el amor, sentirme tuyo, sentirte mío. Dios! Fue unirnos aun mas… aun mas Junsu! Sé que te encanta que te hable al oído, conozco  cada punto débil de tu cuerpo. Me encanta complacerte, hacerte estremecer bajo mío.

Sabes que aunque digo cosas pervertidas… que mis locas y descabelladas ideas de hacerte mío en cualquier parte… son cosas que no son banales… Te Amo Susu.  Y siempre, siempre te hecho el amor, nunca hemos tenido sexo.  Lo sabes verdad? Sé que sientes lo mismo.
Hoy día, añoro tus labios, tus risas escandalosas, tus manos bordeando mis hombros… mis manos rodeando tu cintura, tus ‘te amo’ susurrados en mi oído; extraño tus sonrojos, extraño mirarte cuando duermes junto a mí.

Me haces falta, regresa Junsu, porque estoy muriendo sin ti. Necesito de ti para vivir, necesito amarte y que me ames.  Añoro recorrer tu figura, sentirte bajo mío estremeciéndote mientras hacemos algo más que el amor.  Extraño tus gemidos, tu sabor, tu inocencia y tu lado mas sensual.

Te extraño por completo, nunca dejo de pensar en ti. No existe nadie más que tú, en mi mente, en mi corazón y en mi vida. Tú eres mi vida, tu eres mi todo.

Te amo Kim Junsu!!

Y todo esto es porque quería recordártelo, quería que lo supieras… aunque ya lo sabes.
Todo tuyo, Yoochun.

P.D. El día de tu regreso no veras la luz del día… hasta dentro una semana.


Fin.

3 comentarios:

  1. Anónimo4/11/2014

    Awwww cosa bella bella.... cursi mil!!
    Me encanto el fic!!!
    Gracias por escribirlo!!! Y una pregunta: habra contestacion cursi para yuchun??
    :3

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/01/2014

    Hermoso T.T tan lindo Yoochun <3 pobre Su despues de esa semana no podra caminar

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8/03/2014

    ¡¡Qué lindo todo lo que YC le escribe a Su!!! ♡♥♡♥ me encantó, gracias por publicar

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD