La Cajita de Pandora

3 comentarios


Titulo: La cajita de pandora
Autor: Kiimiko
Pareja: 
MinSu
Género:
Lemon.
Extensión: 
Oneshot

Últimamente todo le aburría, si, estaban los cinco nuevamente como un grupo, pero después de los primeros días ya todo se había vuelto en una enorme rutina, monótona y poco productiva, es decir, no era mal agradecido, estaba muy feliz de poder estar todos juntos sin tener que hacerlo a escondidas, pero en este momento se encontraban en un receso y no había mucho que hacer durante el día

-he Junsu, ¿Qué haces allí acostado sin hacer nada?- Changmin había entrado al cuarto en búsqueda de su laptop, pero el ver a Junsu allí recostado boca arriba sin hacer nada le dio una enorme curiosidad y una pregunta asalto su mente, una que no formularía nunca

-me aburro enormemente- y esa respuesta hizo que en el rostro de Changmin apareciera una enorme sonrisa

-ven, salgamos, vamos a un lugar que conocí el otro día- vio los ojos de Junsu brillar con curiosidad, por ese lado ya lo tenía ganado, el problema sería al estar allá, ¿Cómo convencería a Junsu una vez allá para que hiciese lo que él quería? O mejor dicho lo que se debía hacer en los lugares como ese

-vale, me esta doliendo el cuerpo de estar aquí y nuestro receso no me ayuda en nada-

-pero este lugar tiene sus reglas, deberás obedecerme en todo lo que te diga… ¿vale?- vio la indecisión pasar por el rostro de Junsu pero tan rápido como vino, se fue

-esta bien- Junsu sonrió para tranquilizar a Changmin, ni que fuera la gran cosa, fuese el lugar que fuese, debía ser más divertido que mirar el techo de la habitación. Así se fueron a cambiar de ropa, Changmin le explico que era un lugar muy concurrido pero al que podían ir sin tapujos, además le dijo que era un lugar un tanto extraño pero divertido como para conocer gente y había más personas del rubro de la música, no eran solo ellos

Ambos salieron del departamento  sin que ninguno de los otros integrantes los viera, ya que el ChunJae se habían perdido hace rato y Yunho estaba encerrado en su cuarto para practicar unos pasos de baile. Decidieron que irían caminando puesto que se estaba haciendo de noche, nadie los reconocería y les servía para cambiar un poco de aire, pues aunque estuvieran en receso eso no significaba que podían salir a la calle de lo más tranquilo, de hecho muchas veces terminaban corriendo de una pila de fans alocadas, no es que no les agradecieran, claro que no, era solo que de repente era agradable poder disfrutar de cosas comunes que ellos como estrellas no podían hacer

-y su, ¿estas feliz de que nos podamos ver normalmente?- intento comenzar conversación el más alto

-claro que estoy feliz de verlos, te extrañe mucho… a Yunho también, obvio- Junsu se puso nervioso, casi metía la pata, eso hubiera mandado al carajo su agradable noche

-yo también te extrañe, más a ti que a Jae o Yoochun- bien, eso ya había puesto incomodo a Junsu y se sumieron en un silencio un tanto incomodo pero agradable, raro pues lo incomodo no es agradable, pero entre miradas furtivas se iba haciendo todo más ameno

Llegaron a un gran edificio, era bastante elegante, el primer piso era un restaurant muy exclusivo, el segundo era un bar y el tercero, supuso que también era una especie de bar o disco pues se veían las luces por las ventanas

-nosotros vamos al tercer piso- dijo Changmin al guardia, este les paso un papel para que ambos firmaran, Junsu lo miro extrañado

-¿Minn que es esto?- vio una sonrisa en el rostro del más alto que lejos de tranquilizarlo casi le asustaba

-no te preocupes, tu solo debes firmar aquí- apunto una línea punteada – y yo acá- apunto la línea en rojo, aunque esto comenzaba a darle mala espina, decidió hacer caso omiso a su presentimiento y firmo sin leer, el guardia reviso la hoja y los dejo pasar. Una vez en el tercer piso todo parecía alucinante, habían luces de colores que alumbraban toda la habitación, los vasos con tragos dentro también eran de colores diferentes y las mesas se dividían de a seis personas, sin saber que hacer Junsu posó su mirada en su acompañante, por alguna extraña razón el mirar a Changmin lo hacía ponerse en guardia… como si fuese peligroso

-ven Junsu, allá hay algunos de nuestros compañeros, para que veas que no soy el único- miro hacia la mesa que había en una especie de segundo piso y allí estaban Siwon con Heechul y Minho con Taemin, los saludó con la mano

-Junsu ¿Qué haces aquí?, jamás te habría visto como alguien a quien le gustan los fetiches y menos que tu acompañante fuera Changmin- se sentó al lado de Changmin y miro extrañado a Heechul pues lo que le había dicho le sorprendió mucho y para el no tenia ningún sentido, ¿Qué fetiche? – Por tu rostro veo que no sabes nada- Junsu asintió sin darse cuenta – bueno, te explico, afuera tuviste que firmar ¿cierto?- otro asentimiento por parte del peli azul- bien, el que firmo en la línea roja es el amo y el que firmo en la punteada es el esclavo- miro a Changmin con enojo, es cierto que le había dicho que era un lugar un tanto extraño, pero no a esa magnitud

-eres un idiota- Changmin se comenzó a reír, pero ya no había vuelta atrás

-lo siento, pero te veías tan aburrido que pensé que te vendría bien cualquier cosa y no te preocupes, no te hare hacer nada- lejos de tranquilizarlo se preocupo mas, de hecho puede que hasta lo decepcionaba un poco pero eso no lo diría

-okay, supongo pero, ¿por qué tu eres mi amo y no al revés?- Junsu lo miraba con el ceño fruncido

-porque tú eres tierno, lindo, amable y tu trasero es perfecto- eso hizo que sus mejillas se encendieran, lo que provocó que Changmin le pellizcara una

-Ja, sumiso, yo soy capas de mamársela a Siwon aquí mismo- comento Heechul mirando desafiante a Junsu

-no quiero ver eso, chalenge not acepted- respondió Junsu haciendo sonreír a los demás

-huiii cobarde- Heechul realmente quería que Junsu enganchara en su juego

-no caeré en eso, no tengo intención alguna en hacerle eso a nadie así que si quieres hacerlo tu, hazlo pero yo me voy de aquí- el peli azul se paro y fue a la barra, en poco tiempo llego Changmin el cual se posicionó detrás de él acorralándolo- ¿qué haces?-

-pues, tengo muchas ganas de besarte- la forma tan directa en que lo había dicho cohibió por completo al mayor

-deja de decir estupideces- intento alejarlo pero Changmin empleaba toda su fuerza para que no pudiera escapar

-a ver, tu primera orden, roda tus brazos por mi cuello y no me alejes en ningún momento… o te castigare- eso hizo que Junsu temblara, no quería saber que sería ese castigo así que sin saber porque realmente, hizo lo que Changmin le había ordenado aunque mirándolo mal en todo momento, Changmin se acercó y lo beso primero de manera lenta lo cual fue menguando a uno fogoso y obsceno haciendo que cayera saliva por la comisura de la boca del mayor. Las manos del pelinegro recorrían la espalda de su compañero mandando descargas eléctricas por todo su cuerpo las que se dirigían todas a un solo lugar, su entrepierna

-mmm, Chang… min- susurro Junsu al sentir las manos del otro tocar su trasero de manera ruda por sobre la ropa, alejo sus brazos del cuello del más alto para posarla en la barra, lo extraño fue lo que vino después puesto que Changmin se alejó inmediatamente- ¿qué haces?-

-pues, me has desobedecido y eso debe castigarse- llevo a Junsu a unas habitaciones que habían las cuales tenían un vidrio que daba a la pista de baile- apoya tus manos en el vidrio, mirando al frente- Junsu lo hizo sin chistar, no sabía que seria el castigo y estaba expectante.

Un golpe llego a sus glúteos de manera ruda, le dolió pero no quiso decir nada, solo soporto, giro un poco su rostro para ver con que lo estaba golpeando, grande fue su sorpresa al ver una paleta de cuero aunque, rescatando lo bueno de la situación, no le golpeaba directamente sobre la piel lo que aminoraba algo el dolor. Luego de una seguidilla de golpes los cuales Junsu no supo contar pues estaba concentrado en intentar soportar el dolo, Changmin decidió parar

-intentemos nuevamente a ver si ahora obedeces, desnúdate- el peli azul aun estaba sorprendido a pesar de eso obedeció de manera casi mecánica sacando prenda por prenda y con un intenso sonrojo en sus mejillas, es que Changmin no le había dicho que no le haría hacer nada, maldito mentiroso de mierda, aunque ¿por qué le hacia caso?

-ya- se sentía vulnerable, cohibido, avergonzado y para su pesar muy excitado

-parece que te gusta, a ver agreguemos más incertidumbre- vio al menor ir al armario y volver con una venda en la mano y otras cosas que no alcanzo a ver pues la venda tapo rápidamente sus ojos.

Nunca se lo dijo a nadie pero realmente le desesperaba que le taparan los ojos, no había absolutamente nada que le pusiera más histérico que lo privaran de su visión. Al no ver nada su cuerpo comenzó a temblar las lagrimas mojaban la venda, jamás le gustó que le taparan los ojos, ni siquiera en ese estúpido juego de “¿Quién soy?”, siempre lograba desesperarlo y mandaba lejos las manos que le privaban del mundo

-así esta mejor- Junsu estaba sentado con las manos atadas al respaldo de la silla, sus ojos vendados y cada pierna atada a una de las patas de la silla dejándolo completamente descubierto ante la visión de Changmin

-sácame la venda- su voz sonó desesperada, demandante… un gran error, Changmin se acercó y pellizco, casi retorció con mas fuerza de la debida uno de sus pezones haciendo que Junsu soltara un grito ante el caliente dolor

-no deberías faltarme el respeto, solo sígueme el juego y todo terminara de maravilla para ambos- Junsu seguía intentado recordar como se había metido en este lío y en que momento Changmin se había transformado tan abruptamente. Su mente racional decidió callar y aceptar todo lo que le pidiera Changmin pues odiaba el dolor, aunque siempre estaba esa vocecita al fondo que decía que no se dejara dominar, que mandara todo a la mierda y le pegara el golpe de su vida al menor

-esta bien- no veía pero sabía que en ese momento la sonrisa en el rostro de Changmin no podía ser más amplia, de la nada sintió algo húmedo en su entrepierna, algo que hizo su cuerpo vibrar y que salieran gemidos reiterados de su boca. Sintiendo la lengua de Changmin que comenzaba a lamer y succionar mientras deslizaba sus labios hacia arriba y abajo, chupando y lamiendo, Junsu apretó sus ojos cerrados y húmedos por el llanto, el ritmo que llevaba Changmin era acelerado, parecía que estuviera ansioso y los gemidos de Junsu iban cada vez en aumento- Changmin, haaa, espera, me vendré, ha para, por favor- otro pellizco mas fuerte de lo debido en su pezón lo hizo gritar y recordar que no debía contrariar al menor

-recuerda que no debes llevarme la contraria, si quiero que te vegas en mi boca, no debes impedirlo- Junsu se quedo callado pero la humedad no volvió a envolver su hombría de hecho paso a sus labios, su lengua lo recorría por dentro desesperado, ansioso, obsesionado pero lo que Junsu de verdad necesitaba era atención allí abajo aunque por su seguridad decidió no decir nada, la boca de Changmin bajo por su cuello dejando un camino de saliva a su paso hasta llegar hasta el pezón derecho, lo mordisqueo y lamio hasta que quedo erecto por las atenciones

-Haa, mmm- Junsu no podía reprimir los gemidos, se sentía demasiado bien lo que le estaba haciendo, el menor llegó a su entrepierna nuevamente, pero esta vez lamía su pene mientras con su mano acariciaba sus testículos, no pudo reprimir lo gemidos y su cabeza la tiro violentamente hacía atrás mientras se retorcía por las sensaciones, se movía tanto que las cuerdas dejarían marcas en sus muñecas y tobillos pero no importo, su cuerpo seguía removiéndose extasiado

La ausencia de las caricias de Changmin sobre su cuerpo después de un rato lo desconcertaron, hasta que escucho su voz nuevamente- te desatare, pero la venda en los ojos seguirá allí- las cuerdas de su tobillos y muñecas desaparecieron- estoy muy duro solo con este jueguito- Changmin se pego a la espalda de Junsu restregando su duro miembro en el trasero del mayor mientras sus manos volvían a torturar esos rosados montículos

-haa, Minn ya, haa que grande- en realidad le quería decir que lo quería dentro pero el recuerdo de los golpes y los pellizcos volvieron a su mente haciendo que cambiara a tiempo su frase

-y pronto estará dentro tuyo- Changmin tiró a Junsu sobre la cama, vio a este un poco asustado pues no veía, se relajo cuando estuvo sobre el colchón. La vista del menor se desvió un poco sobre la ventana viendo como al otro extremo en la baranda estaban sus amigos mirando, esto lo hizo sonreír, devolvió su atención al peli azul- pero, creo que deberíamos jugar más, después de todo tu principal razón para venir aquí era porque estabas aburrido- el menor llevo el bastón de dulce a su boca dejándolo bien mojado para luego introducirlo suavemente en la entrada de su amigo el cual lanzo un largo gemido al sentirlo- no es tan grueso pero se siente bien ¿no?- comenzó a embestirlo con ese bastoncillo, Junsu apoyó su cabeza en la colcha intentando soportar su peso

-haaa, mmm, más- no sabía que era lo que le embestía pero estaba mojado e iba cada vez más rápido, como siguiera así se vendría allí mismo pero cuando pensó que por fin llegaría al éxtasis, se detuvo, la venda fue quitada de sus ojos y fue obligado a pararse

-ahora, móntame- Changmin se recostó boca arriba en la cama con los pantalones a medio bajar y sin la polera, Junsu lo vio, esa parte de su anatomía era particularmente grande

-pero…- -hazlo- fue la respuesta simple y clara del menor, Junsu se subió a horcajadas y tomo el miembro ajeno con su mano para posicionarlo, nada más al sentir la punta contra su trasero soltó un suspiro, fue bajando lentamente, le dolía como mil demonios, su paraje era demasiado estrecho pero con ganas de que terminara pronto se dejo caer… mala idea, el dolor se intensifico y más al mezclarse con el que había dejado Changmin al flagelarle, aun así comenzó a montarlo. Esta se las pagaría

-haa, Junsu estas muy apretado y caliente, haaa que rico- siguió montando al menor y sin que este se diera cuenta saco el cinturón de su pantalón y lo tiro al dosel de la cama, para su fortuna este no hizo ruido, siguió subiendo y bajando, el placer lo recorría de pies a cabeza, sus manos recorrieron los firmes brazos de Changmin mientras se detenía para darle un beso fogoso del cual él llevaba el mando, recorrió sus brazos hasta llevarlos por sobre su cabeza y juntos las muñecas para atarlas con el cinturón al dosel de la cama, Changmin se dio cuenta tarde pues estaba demasiado extasiado con aquel beso

-Junsu, suéltame es una orden- Junsu beso castamente los labios del menor y siguió cabalgando mas rápido y mas profundo, con sus manos apoyadas en el pecho de su acompañante subía y bajaba haciendo que la latiente longitud de Changmin golpeara constantemente ese punto donde lo hacía delirar de placer, pero pensó que eso no era castigo suficiente, decidido comenzó a masturbarse frente a su compañero el cual se desesperaba cada vez más por tocar ese terso cuerpo

-haa Junsu haaa- el placer era increíble, estar dentro de ese estrecho paraje, pero la desesperación por ir más rápido, por tocar sus piernas y su trasero le impedían disfrutar de manera plena

-haa Minn me vendré, mmm haaa- la ultima arremetida hizo que Junsu se viniera de forma violenta salpicando en el rostro del menor hasta su pecho, pero Changmin aun no se venía

-me ha gustado bastante, hay que repetirlo aunque sin los golpes o te pasara esto- Junsu se paro para ir en búsqueda de sus ropas, se vistió tranquilamente ante la furiosa mirada de Changmin

-no puedes dejarme así- grito con voz chillona ante la desesperación de quedarse atado a una cama, con una erección y embarrado en semen

-pues puedo y lo haré, aunque- Junsu estaba completamente vestido, se acercó a las caderas del menor y engullo su hinchado miembro el cual se hincho mas al sentir esa cálida y húmeda cavidad, su lengua recorría, succionaba y rozaba suavemente con sus diente haciendo que los gemidos de Changmin fueran en aumento, no tardo mucho en sentir el salado sabor del pre-semen

-haa, mmm, Junsu estoy a punto, lo haces tan bien- paro de forma abrupta, sabía que faltaban unas succiones más y Changmin se vendría, pero no le daba la gana dejarlo satisfecho, de hecho su rostro parecía aun más desesperado

-¡Junsu, noo, por favor, lo necesito!- rasguño el pecho de Changmin el cual se tenso al sentir aquello

-eso fue por golpearme, ahora debes obedecerme Minn, si yo quiero que te quedes así, mala suerte, ¡te quedas así!- lamio las heridas del menor, un sabor metálico inundo sus sentido. Luego de lanzarle un beso salió del cuarto más feliz que una pascua

Pasaron horas antes de que Siwon se apiadara del peli negro y fuera a sacarlo, cuando entro su erección ya no estaba y el semen estaba seco aunque lo que mas le impacto fueron los cuatros rasguños en el pecho de Changmin, nunca pensó que Junsu se portaría de esa manera, lo había sorprendido pero a pesar de eso no pudo evitar reírse a carcajadas aun si la mirada de Changmin dijera que lo mataría apenas lo desataran

Nunca más vendría con cinturón cuando sometiera a Junsu, era peligroso, prefería que se le cayeran los pantalones a terminar atado al dosel y con una erección a punto reventar

-ese… ¿Cómo se le ocurre dejarme así?- ambos estaban sentados sobre la cama, Changmin ya estaba vestido y limpio aunque con una frustración increíble

-es una caja de sorpresas, para ti, una caja de pandora jajaja- el celular del menor comenzó a sonar salvando a Siwon de la paliza que estaba dispuesto a darle, tomo el celular en sus manos, era un mensaje

“creo que para la próxima, hay que pensar bien quien será el esclavo y quien el amo, ¿no crees?, besos ;$” lo lanzo lejos quebrando una mesa de vidrio, ya se las vería Junsu, en algún momento se vengaría, aunque muy en su interior le agradaba haber visto que Junsu no era tan sumiso como había creído, eso era interesante, quizás abriría esa cajita de pandora nuevamente.

FIN

3 comentarios:

  1. xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD LOL!! ¡Changmin fue engañado! -muere-

    OMG! ...que rico shot. ¡Que rico!

    ¡Me encanto, me encanto! dsadsad~
    Esto de ver a Junsu salvando un poco de su dignidad -ya bastante perdida por cierto- me encanto xDD.

    Venga, que el sadismo que pueden desarrollar estos dos me ha dado grata sospresa! (el experimento fue un exito con este genero xD-)

    Que rico oneshot linda Kiimiko <3
    *¬*

    ...quiero mas de esto, asi, asi.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/02/2013

    Me encanto *-*

    La personalidad de Junsu fue lo mejor, Me encanto tu fic, deberias publicarlo en tu blog.

    Besos

    Minsu Forever

    ResponderEliminar
  3. Yeah Yeah;3; ¡MINSUUUUUU! <3 Te quedo genial*-* ¡HAHAHA! Mi Junsu <3 Gracias por tu fic ;3; Me Gusto Mucho <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD