Soy tu mas grande fan, Jaejoong cap. 8

7 comentarios
Yunho escuchaba atentamente las indicaciones que el secuestrador le dictaba por teléfono mientras que jaejoong tan solo permanecía recostado en el espaldar de la cama con una mirada expectante, intrigado por lo que sucedía.

Tal parecía ser, que ese maniático se las había arreglado para secuestrar a yoochun y junsu, y que ahora pedía a cambio a jaejoong por la seguridad de sus dongsaengs, o eso era lo que Yunho entendía. Rayos, ¿Por qué sentía que estaba en alguna película de acción? Todo era tan irreal.

Tenía que actuar rápido, el secuestrador le dijo que si llamaba a la policía o iba por ayuda los mataría, y no podía darse el lujo de cometer el riesgo de que sus dongsaengs salieran heridos (o muertos) por su culpa. Pero…tampoco permitiría que ese hombre volviera a tener a jaejoong a su disposición, por muy enojado que se encontrara con el mayor en esos momentos no accedería a entregárselo a ese sicópata. Jamás.

Colgó el teléfono lentamente enfocando su mirada en el piso, analizando toda la situación ¿Qué diablos iba a hacer ahora?

- ¿Qué pasa?- pregunto jaejoong levantándose de la cama.

- Tengo que irme- dijo decididamente yunho saliendo de su trance mientras buscaba su ropa que estaba desperdigada por todo el cuarto de baño.

- ¿Qué?- exclamo jaejoong estupefacto- ¿A dónde? ¿con quién hablabas?- jaejoong de alguna manera se oía como una esposa celosa.

Yunho no contesto y solo se limito a seguir colocándose su ropa. Jaejoong se enfureció al ser ignorado y agarro fuertemente a yunho del brazo haciendo que lo mirara, por lo cual inmediatamente yunho se zafo bruscamente del agarre de jaejoong. Ambos se miraban fijamente, sus ojos destilaban fuego.

- Ese loco tiene a yoochun y junsu- dijo finalmente yunho- iré por ellos.

El rostro de jaejoong en seguida cambio, tornándose en una expresión de preocupación, estupefacción y angustia mezcladas. Yunho no pudo evitar sentir un malestar en su estomago al ver el cambio que había tenido la expresión de jaejoong solo por la mención de los más jóvenes.

Yo también iré- afirmo jae comenzando a buscar también su ropa.

- No- dijo yunho- aun no estás bien y puede ser peligroso, es mejor que yo valla solo.

- No- reclamo jaejoong- son mis miembros y tengo que ir por ellos- su voz sonaba angustiada, como si estuviera a punto de quebrarse.

- ¡ya te dije que no!- exclamo yunho irritado- quédate aquí, no llames a la policía y tan solo espérame ¿de acuerdo?- daba lo mejor de sí para no explotar de nuevo contra jaejoong.

Jaejoong hizo una mueca de fastidio y cruzo los brazos, viendo como yunho seguía alistándose para irse. Este ni siquiera se molesto en despedirse al salir de la puerta, solo se limito a decir que se quedara ahí y no le abriera la puerta absolutamente a nadie.

Luego todo se quedo en silencio, un inquietante silencio. Jaejoong se recostó en la cama pensando cómo es que la situación había llegado hasta esos extremos.

No creía que pudiera soportar tanto tiempo la ansiedad, necesitaba hacer algo, tenía que ir allá.


Era su deber.

________________________________



Estaba nuevamente en un taxi rumbo a su destino: la solitaria casa de ese demente. Su cabeza tenuemente inclinada hacia atrás le permitía visualizar todo el paisaje que se presentaba a través de su ventana. Estaba tan harto de todo, tan casado, tan molesto, tan…triste. La discusión que había tenido hace unos minutos atrás con jaejoong, había dejado su estado de ánimo por el piso. No podía creer que jaejoong pensara todo eso de él, y eso que se había engañado a si mismo creyendo que jaejoong lo necesitaba solo a él y a nadie más que el. Que mentira.

Y para rematar las cosas, la situación estaba peor de lo que se podría haber imaginado. Ahora yoochun y junsu eran los que estaban secuestrados y otra vez iba él, a arriesgar su vida, su integridad y su cuerpo por sus malagradecidos amigos. Se preguntaba si ellos también pensarían como jaejoong, estaba casi seguro de que lo hacían.

Pero luego pensó que a pesar de todo, ellos eran sus hermanos, personas con las que había convivido casi toda su vida, no podía abandonarlos a su suerte, tenía que protegerlos y cuidarlos, tal como lo había prometido a la hora de convertirse en el líder de dong bang shin ki.

Así tuviera que arriesgar su propia vida para lograrlo. Luego sonrió.

- ¿Qué pasaría si yo llegara a morir hoy, jae?- se dijo a sí mismo con una amarga sonrisa pintada en su rostro- ¿me extrañarías…o en cambio…?


No alcanzo a completar su frase ya que sentía como nuevas lágrimas invadían sus ojos. Se sentía tan miserable.

________________________________



Yunho llego al vecindario de ese hombre por segunda vez y esperaba que fuera la última vez que tendría que ir por esos lares. Eran aproximadamente las 3 de la mañana, tantas cosas habían pasado en tan pocas horas.

Sabía que no podía llegar de frente a rescatar a junsu y yoochun, tenía que idear un plan, entrar por un atajo y llegarle de sorpresa al hombre y sus secuaces. Camino hasta la casa, que por suerte no era difícil de identificar y entro a la vivienda continua, que afortunadamente estaba sin seguro. Subió por las escaleras y salió por una ventana del segundo piso, ideando entrar a la casa del secuestrador por una de las ventanas.

Cuando por fin llego, luego de pasar cuidadosamente las tejas que conducían hacia la otra casa, entro por la ventana y se irguió tratando de mirar lo que había dentro de aquella vivienda. Le era casi imposible, ya que estaba en total oscuridad pero en medio de toda esa opacidad logro distinguir una luz amarilla que provenía de uno de los cuartos. Se acerco ojeando por la rendija de la puerta y logro ver a junsu y yoochun amarrados en el piso, mirando confundidos de un lado para otro. Se notaban que estaban asustados y nerviosos. También noto que el secuestrador estaba en esa habitación con ellos.

Intento apartarse dispuesto a buscar otra forma por la cual penetrar en la habitación, pero sintió como una pistola era puesta sobre su cien. Uno de los cómplices lo había encontrado. Mierda.

- ¿A dónde crees que vas?- le susurro al odio, para luego abrir la puerta de una patada revelándole al secuestrador de que yunho estaba ahí.

El cómplice empujo con fuerza a yunho, adentrándolo a la habitación haciendo que este trastabillara y cayera apoyando ambas manos sobre el suelo.

- ¡Hyung!- gritaron al mismo tiempo junsu y yoochun, esperanzados y al mismo tiempo preocupados de que yunho estuviese ahí.

Los dos cómplices apuntaron con sus armas a yunho y el hombre se acerco a él jalándolo bruscamente del cabello, haciendo que lo mirara.

- ¿Dónde está?- pregunto seriamente, era obvio que se refería a jaejoong.

- El…esta…-tartamudeo. Tenía que inventarse algo, ya que si decía que no había traído a jaejoong consigo, probablemente el hombre mataría a sus dongsaengs-…en la otra habitación- mintió.

El hombre levanto su mirada y se dirigió a uno de los otros hombres-¡Seok Young ve a buscarlo!- ordeno, el mencionado asintió saliendo por la puerta en busca de jaejoong.

Yunho sudaba frio, jaejoong no estaba por ahí, no sabía que les podría pasar a los tres si el hombre lo descubría y ciertamente no lo quería ni averiguar. Junsu y yoochun solo miraban asustados y totalmente confundidos, no entendían ni una mierda de lo que ocurría.

- No está- dijo el hombre asomando su cabeza por la puerta.

Yunho cerró los ojos- El debe estar escondido en alguna parte, lo sé- mintió de nuevo intentando ganar un poco de tiempo.

El hombre suspiro pesadamente, para luego ordenarles a sus hombres que fueran a buscar a jaejoong por toda la casa, no sin antes obligarlos a darle una gran paliza a yunho. Yoochun y junsu gritaban desesperados pidiéndoles que se detuvieran de pegarle a su hyung, cerrando los ojos ante la horrible escena que presenciaban sus ojos. Yunho quedo en el piso, sintiendo la sangre invadir su boca, se sentía tan débil. La disputa que había tenido con jaejoong lo había exprimido por completo, es como si ya no tuviera las fuerzas ni las ganas para seguir luchando. Los hombres salieron en busca de jaejoong.

Después de unos minutos llegaron nuevamente los cómplices diciendo que no lo habían podido encontrar y que estaban casi seguros de que él no se encontraba en la casa.

El hombre volteo furioso hacia yunho y luego fue directo hacia donde se encontraban amarrados yoochun y junsu, alzando su arma en el proceso.

Yunho sabía lo que el sicópata iba a hacer.

- Morirán- dijo el hombre, apretando el arma en su mano.

- ¡Nooo!- yunho grito y con la poca fuerza que le quedaba trato de llegar hasta sus dongsaengs, intentando arrastrarse por el piso.


El hombre apunto primero a junsu, poniéndole el arma en su frente, junsu solo cerró los ojos.

________________________________



Changmin se encontraba totalmente perdido entre las calles que transitaba a esa hora de la madrugada. Lo único que había hecho después de ver como sus hyungs eran raptados, era correr, correr, correr en busca de ayuda, pero tal vez esa no fue una buena idea ya que no tenia ni la menor idea en donde se encontraba y no veía alguna señal de otro ser humano que lo pudiera ayudar a rescatar a sus hyungs. Ni siquiera veía donde carajos estaba la avenida, se había adentrado mucho en ese vecindario “fantasma”.

Seguía caminando y caminando, esperando ver alguna casa con las luces prendidas o un negocio abierto, pero no había absolutamente nada. Dejo de caminar para poder tomar un poco de aire, tenía que pensar en algo, no se la podía estar todo el tiempo caminando mientras que sus hyungs eran torturados por esos hombres.

No tenía su celular consigo ya que lo había dejado olvidado en el asiento trasero de la camioneta de yoochun, gracias a que con toda la confusión, gritos y disparos se le había quedado y ahora no tenía ningún teléfono por el cual poder comunicarse. Es mas ni siquiera encontraba un puto teléfono en aquellas calles que pudiera servirle para llamar a la policía. Maldita sea.

¿Será que esos hombres que secuestraron a yoochun y junsu son los mismos que tienen a yunho y jaejoong? Pensó changmin mientras caminaba casi que sin ganas.


Repentinamente, escucho unos ruidos provenientes de una casa que se encontraba en la esquina de la calle por la cual estaba transitando. Se acerco y vio como una anciana aseguraba las rejas de afuera de la gran casa. Era su salvación. Fue corriendo hacia ella y de inmediato ella se asusto ajustando las rejas con rapidez y dispuesta a encerrarse en la casa.

- ¡Espere!- grito changmin.

La señora lo miraba con desconfianza, apretando fuertemente las rejas de su casa con ambas manos. Parecía que no estaba acostumbrada a tratar con extraños.

- Necesito un teléfono- dijo con la respiración agitada- ¿tiene alguno que me preste o sabe dónde puedo encontrar uno?

La señora lo miraba pero no le respondía, tan solo seguía inmóvil sosteniendo la reja y con todo su cuerpo temblando. Changmin le devolvía la mirada con la esperanza de que la anciana le respondiera. Luego la señora hizo una leve reverencia por lo cual changmin imito el acto, rayos por toda la adrenalina de la situación se le había olvidado mostrar sus buenos modales.

La señora le indico con señas que ella tenía un teléfono, parece que se le hubiera olvidado hablar o que tal vez, sentía tanto temor de changmin que las palabras no fluían por su boca. Changmin asintió diciendo que si podía ingresar y la señora abrió la puerta permitiéndole el paso.


“Gracias al cielo” pensó changmin antes de adentrarse en la oscura casa.

________________________________



El sonido de la puerta inesperadamente abierta, fue lo que interrumpió la desgracia que se iba a cometer en unos pocos segundos.

Era jaejoong, quien angustiado y temeroso de lo que le pudiera pasar a sus miembros decidió ir a esa casa y entregarse el mismo. Todo esto había sido provocado gracias a él y ahora tenía que enfrentar su destino. Tenía que ser valiente por la seguridad de sus miembros.

El hombre al verlo sonrió, olvidándose completamente de junsu, y yunho en cambio abrió los ojos en demasía para luego entrecerrarlos furioso porque jaejoong no había seguido sus indicaciones.

- ¡¿Qué haces aquí?!- grito yunho exasperado incorporándose lentamente del suelo- ¡Te dije que te quedaras en el hotel!

Jaejoong pudo ver que yunho se encontraba herido. Había un hilillo de sangre saliendo por su boca, y además su peinado y su ropa estaban toda demacrada y desarreglada. Camino hacia él pero luego se detuvo percatándose de las dos personas que se encontraban amarrados en el suelo, mirándolo fijamente con los ojos abiertos de par en par. Eran sus amados miembros yoochun y junsu.

- Yo…- jaejoong dudo ligeramente antes de continuar con su respuesta, pero lo hizo- vine porque soy yo al que realmente quieren- dijo esta vez decidido y seguro- a nadie más.

- Buen chico- dijo el hombre acercándose a jaejoong, este retrocedió unos pasos al ver como el hombre se le estaba aproximando.

Yunho intento atacar al hombre, pero uno de los maleantes lo apreso sosteniéndole fuertemente los brazos por detrás.

- ¿Por qué no pudiste hacerme caso?- pregunto yunho agotado, su voz sonaba más baja pero con un matiz de tristeza y decepción.

- Yunho ellos son mis miembros- dijo jaejoong señalando a yoochun y junsu- no podía permitir que les pasara algo malo por mi culpa, nunca me lo perdonaría, nunca.

Jaejoong se oía tan contundente y valiente que yunho entendió lo que jae sentía por sus miembros, un sentimiento de amor y amistad tan grande que expondría su propia vida por el bien de sus compañeros. Pero yunho había hecho lo mismo por jaejoong, al ir y enfrentarse con esos criminales ¿Qué acaso no merecía un poco de reconocimiento también? Incluso estaba arriesgando su vida ahora mismo por los tres miembros que decidieron abandonarlo y dejarlo. Aunque muchas veces lo hubiera deseado o hubiera tratado, el nunca podía odiarlos, nunca, porque los amaba tanto que su corazón no daba cabida a ese sentimiento de odio, sobre todo a jaejoong.

El hombre se abalanzo contra jaejoong, pero jaejoong lo esquivo tratando de llegar hacia los dos que estaban amarrados. Desafortunadamente no pudo, ya que el hombre lo sujeto del brazo impidiéndole que corriera. Luego lo estampo violentamente contra una pared y se alejo apuntándole con el arma.

- ¿te crees muy listo mi joongie?- dijo el hombre- no escaparas esta vez.

Jaejoong trato de moverse disimuladamente hacia la dirección en donde se encontraban sus dongsaengs pero el hombre elevo más el arma que tenía en su mano. Jaejoong opto por quedarse quieto, recostado sobre esa pared, con ambas manos y cabeza pegadas totalmente a esta.

Luego sus ojos se posaron en yunho quien lo estaba mirando con la cabeza gacha, tratando de expresarle con su mirada que estaba cansado y que era mejor rendirse. Nunca había visto a yunho tan decaído, tan derrotado, tan vencido.

- ¡Sun-woo lleve a estos bastardos a la habitación de al lado y haga lo que quiera con ellos!- mando enfurecido a uno de sus secuaces, refiriéndose a yoochun y junsu.

Yoochun y junsu se aterrorizaron al instante, preocupados por su futuro y lo que sería de ellos, y jaejoong al ver las muecas de angustia reflejada en sus rostros intento de nuevo correr hacia ellos evitando que se los llevaran.

- Si te mueves lo matare- amenazo el hombre esta vez refiriéndose a yunho, apuntándolo con el arma.

Jaejoong entonces decidió ir hacia yunho pero el secuaz del secuestrador levanto a junsu y yoochun, guiándolos brutalmente a la otra habitación para matarlos. Entonces se detuvo, no sabiendo que hacer. Estaba contra la espada y la pared.

Vio como el hombre que estaba llevándose a yoochun y junsu, los empujaba y pegaba cruelmente y no lo pudo soportar. Sin pensarlo dos veces, ni medir las consecuencias de sus actos, fue corriendo hacia ellos intentando protegerlos.

Yunho contuvo su respiración, así que esa era la elección de jaejoong.

¡Los elegiría a ellos mil veces sobre ti!

Sus palabras eran ciertas, no mentía, era verdad. Había preferido salvar la vida de yoochun y junsu antes que la suya. ¿Todos esos años que habían estado juntos no contaban? ¿Todos esos besos y caricias compartidas eran una simple mentira? ¿Las risas, los éxitos, los fracasos todo lo que había experimentado juntos le valía una mierda? Se sentía como el ser mas desdichado del planeta entero, no podía ni articular palabra. Jaejoong no lo había elegido y dolía, dolía demasiado.

Luego sintió como una bala atravesaba su pecho seguida por otra. El hombre le había disparado observando satisfecho como yunho estaba herido. Jaejoong se detuvo en seco mirando el doloroso hecho, viendo como el secuaz que sostenía a yunho lo soltaba y este caía de bruces contra el suelo.

- ¡Noooo!- grito abrumado corriendo hacia yunho pero el otro de lo secuaces lo retuvo por detrás impidiéndole avanzar.

Jaejoong se movía desesperado tratando de zafarse del agarre del otro hombre, pero tal era la fuerza con la cual lo sostenía que no podía librarse por más que luchaba batiendo sus piernas hacia arriba y hacia abajo. Sus lágrimas se agolpaban en su ojos y sentía como su corazón de partía pedazo por pedazo.

El secuestrador se reía a carcajadas apoyando su cuerpo contra una de las paredes, al fin pudo derrotar a Jung yunho.

Yunho tan solo se revolcaba de dolor en el piso, mientras que un gran charco de sangre nacía debajo de su cuerpo. Luego se quedo quieto mirando hacia jaejoong con sus ojos entrecerrados tratando de conseguir algo de aire para así poder exhalar su último aliento. Jaejoong paro de luchar, con su rostro inundado de lágrimas mirando fijamente a yunho.

El amor de su vida se le estaba escapando y no podía hacer nada. Yunho estaba muriendo ahí mismo.

Junsu bajo la cabeza llorando amargamente y yoochun permanecía inmóvil, incrédulo a lo que sus ojos observaban. Tan solo permanecían ahí, amarrados en el piso sin posibilidad de poder ir hasta donde estaba yunho.

Luego la puerta fue abruptamente abierta, revelando a changmin quien traía consigo a un grupo de policías. Los secuaces alzaron las manos sorprendidos por la repentina visita de los policías y eso le dio una oportunidad a jaejoong para ir hacia donde se encontraba el cuerpo moribundo de yunho. Changmin enfoco su vista en la horrible escena que presenciaban sus ojos.

- Hyung…- susurro con la voz apagada.

- Changmin…- alcanzo a decir yunho extendiendo sus brazos temblorosos para que el menor fuera por él.

Jaejoong llego finalmente hasta el cuerpo de yunho y trato de sostenerlo en sus brazos, pero yunho lo aparto torpemente, rechazando el agarre que jaejoong ejercía sobre su cuerpo.

- No…- logro decir- …aléjate…t-te odio- susurro y jaejoong sintió como su mundo se destrozaba. Por más que intentaba agarrar a yunho este más lo rechazaba alejando sus brazos bruscamente de su cuerpo.

- No…p-por favor…-jaejoong tartamudeaba ya que el dolor y las lágrimas no le dejaban hablar correctamente.

Changmin quien había estado petrificado viendo la escena, se despertó y fue corriendo hacia su hyung, quien lo recibió con los brazos abiertos, permitiéndolo acunarlo en su cuerpo.

- ¡No hyung No!- gritaba changmin entre lagrimas- ¡Que alguien llame a una puta ambulancia!- se dirigió hacia los policías que estaban atrapando a los tres delincuentes.

Jaejoong al ver que yunho permitió que changmin lo abrazara, tan solo se quedo temblando arrodillado al lado del cuerpo de yunho, sintiendo como la sangre de este le mojaba las piernas.

Sentía tanto dolor, que no estaba seguro si podría soportarlo. No había medido las consecuencias de sus actos y había corrido hacia sus dongsaengs sin siquiera pensar en lo que le podría pasar a yunho. Si moría nunca se lo perdonaría porque todo había sido su culpa, su maldita culpa.

- Por favor yunho, no me dejes….te amo.


7 comentarios:

  1. No, no, no, ahora que pasara, en verdad que Jae la embarro al correr sin pensar en las consecuencias, la verdad creo que ahora va a ser muy dificil que Yunho lo perdone, es que me pongo en los zapatos de Yunnie y de veras que la sensacion es de total desolación al ver como la persona que amas y por la cual has estado exponiendo tu integridad te deja a un lado...

    Ahora solo queda esperar a ver como seguiran las cosas, please no mates a Yunnie

    Gracias por el cap U_U un poco triste pero lindo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/03/2013

    ooooooooooooooooooooooooooooooo no gran error a cometido jae ahora si que a perdido a su yunho por a ver tomado esa decisión y a verlo rechazado espero que no muera y pueda arreglar su error jae y lo perdone para que se amen y sean felices

    ResponderEliminar
  3. DIOS MIO DIOS MIO NOOO Yunho joder mierda aaaaaaaaaaaaarrggh O_____________O

    ResponderEliminar
  4. Nou, nou esta yo me senti muy mal

    *llora* ah! cuando Yunho recibio los disparos hasta a mi se me paro el corazòn pobre Yunnie el no se merecia eso y es cierto lo que dice pero pos moriria muy triste por no poder salvar al amor de mi vida quiero proximo capo, por que Yunho tenia que ser herido de esa forma y mas por Jae

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/04/2013

    VOY A MORIR SI MUERO YUNHO POR FAVOR NOOOOOOOOOO MALDITO JAEJOONG AAAA TE DETESTO JAJAJAJAJAJAJ SOLO EN EL FIC JIJIJIIJJI CHANGMIN SALVA A YUNHO SIIIIIIIIIIII

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/04/2013

    por favor quiero sber que sigue aaaa porfavor no puedo seguir con esta angustia si yunho muere .............. yo morire no lo mates ten conpasion jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Oh dios mio !! Estoy llorando a mares ... Puedo sentir el dolor d Yunho y Jae ... Solo espero q Yunho no muera por lo menos no antes d q pueda perdonar a Jae ... Ahh porfavor necesito el sgte capo no puedo mas con la angustia ... Esta buenazo tu fic me encanta ^^

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD