Quédate conmigo - Cap. 4

1 comentarios

El tiempo avanza, los minutos y segundos también y mi vida cada vez se les acaba el tiempo porque uno nunca sabe que día se le llegara a uno el fin del mundo, porque ¿desde cuando dicen que se acabara? el mundo se le acaba a aquel que vaya falleciendo.

Hoy en mis día sigo tratando de avanzar, tratando de sobrevivir como cualquier ser humano, unos batallan mas que otros. He cerrado mi anterior puerta para abrir la siguiente y si se me llegara a cerrar pues... ni modos, a ir a tocar a otras puertas. La vida a veces te tiene tan alto que crees que es un simple sueño y de pronto te da un bajón, y si quieres volver a estar arriba tiene uno que levantarse... es cansado, claro que lo es, pero si algo me ha dicho mi madre es que si uno en realidad quiere algo, que cueste y vaya que me ha costado.... bastante... dios sabe que tanto he sufrido por eso... solo duro un momento en que creí que todo era prácticamente perfecto pero creo que no tuve las agallas suficientes como para haberme aferrado y creer que esta desicion de verdad hubiera sido la mejor, ¿y lo ha sido? no lo se... al menos logre, por lo menos se que él ya esta rehaciendo su vida.

- ¿de nuevo en las nubes? - una voz me saco de mis pensamientos volviendo en si

- hola - el solo dio una pequeña reverencia sonriéndome calidamente

- desde que te conozco no te he visto salir ni un solo día...

- digamos que no tengo el tiempo suficiente, el trabajo toma todo mi tiempo y lo ultimo que quiero es vestirme para salir, al contrario solo quiero poner mi cabeza en la almohada - dije en un suspiro tomando el café que había parecido en frente

- bueno... en algún momento tendrás que salir, ¿no estarás desviviéndote en el trabajo cierto? eres joven aun, deberías de tomarte la vida un poco..

- las circunstancias no me lo permiten y si tengo que sacrificar mi diversión, lo tengo que hacer... no me queda de otra Harry - el solo suspiro con resignación

- pues quizás tengas razón pero ¿que tal los fines de semana? trabajas solo medio tiempo de tu trabajo, podrías aprovechar y darte un poco de atención - levante mis cejas y fruncí mis labios, y él solo se limitaba a reírse bajo - anda, salimos este fin ¿que te parece? no hay nada que perder - suspire no muy convencida, torciendo mi labios.

- no lo se, tenia pensado trabajar por tiempo completo, tengo que pagar la renta, luz, agua... ya sabes, soy una inmigrante y tengo que pagar otras cuestiones, por eso mi madre me dijo que buscara marido para que sean solo tres años que tenga que esperar para tener la ciudadanía

- eso es mucho tiempo, ¿porque quieres convertirte en ciudadana?

- porque aquí estoy bien, y quiero ser ciudadana, no quiere decir que no me sienta feliz con mi actual nacionalidad es solo que quisiera tenerla aunque signifique tener que sacrificar no visitar a mi familia para que en el proceso de naturalización no haya problemas.

- ¿cuanto tienes que esperar?

- cinco años y si me caso con uno de aquí se reduce a tres.. sabes a veces he pensado solo hacerlo como convenio con alguien - se inclino sobre la mesa para mirarme atentamente

- ¿que te parece si te casas conmigo? - lo mire incrédula por unos segundos

- Harry.. solo lo dije de broma yo..

- solo quiero ayudarte ¿o me dirás que no lo tenias pensado hacer?

- aish.. solo fue un comentario, no lo decía en serio - rodee mis ojos tratando de ocultar que me había atrapado seguido de unas risas de ambos

- pues yo si te lo digo en serio... ¿que te parece? solo por convenio ¿mhh? a demás soy el mas confiable que tienes quien sabe si en el futuro no sea lo que en verdad esperas...

- y como se que contigo no sera lo mismo - Harry abrió su boca sintiéndose ofendido yo solo me encogí de hombros

- no voy hacerte eso, eres mi amiga... una amiga que esta en aprietos y necesita ayuda así que si tener que casarme pude ser una solución, lo haré

- ¿no crees que eso ya va mas haya de la amistad?

- quizás ¿que tiene de malo ayudarte?

- lo voy a pensar.



La semana paso muy rápido estuve pensando bastante sobre la propuesta de Harry, aunque no estaba tan segura, casarme ¿y después que pasaría? seria por un corto periodo o al menos eso es lo que creo, se sentiría bastante extraño haber contraído matrimonio y después divorciarme.



Ya era sábado por la noche, eran al rededor de las nueve y como siempre lo único que deseaba era tirarme encima de la cama pero antes de llegar al departamento había un coche estacionado, no quise fijar mucho mi vista en él así que lo pase por desapercibido aun manteniéndome alerta.



- buenas noches.. señorita - enfatizo a lo ultimo

- buenas noches caballero - conteste de cuenta sabiendo de quien se trataba - ¿que haces aquí?

- supuse que mi futura esposa tendría hambre - trate de ingerir lo que había mencionado, así que creo que fui bastante obvia - oh.. yo lo lamento, no quise incomodarte, perdóname...

- esta bien, no pasa nada... es solo que se escucha raro.. si algo - quedamos en un silencio bastante incomodo - así que.. ¿me invitaras a cenar? - el solo sonrió levantando sus comisuras para cederme el paso hasta su auto

Conducimos hasta no muy lejos restaurantes, al llegar lo mire un poco sorprendida, sabia que Harry gozaba de privilegios bastantes altos pero era bastante sencillo.

- creí que iríamos a un lugar un poco menos... elegante - respondía mientras avanzaba despacio

- ¿tu crees? - claro, como lo supuse, ¿como podría ir el gran Harry a puestos de esquinas o simples cenadurias?

- bueno... a la gente asalariada como yo, estos tipos de restaurantes solo se llega a visitar si algún chico quiere impresionar a su enamorada o simplemente tiene el dinero suficiente como para comer sin siquiera tener que contar el dinero - solo se limitaba a sonreír y yo un poco incomoda ya que mi vestimenta no era apropiada para ese tipo de establecimiento, no es que mi aspecto fuera denigrante pero pude haberme preparado con algo sencillo

- pues déjame decirte amiga asalariada que no tienes que preocuparte por eso, si quieres podemos venir cuantas veces quieras y así te sentirás mas familiarizada

- si claro, y es por eso que trabajo para poder mantenerme yo sola y no que un amigo quiera mantener mi alimentación

- ya.. esta bien, lo siento... solo fue una sugerencia nada mas, no quise ofender

Sin mas, ingresamos a dicho restaurante y cenamos tranquilamente, no tuvimos una conversación muy importante así que al terminar nos fuimos de inmediato ya que no dejaba de bostezar por mas que trate de no hacerlo.

- dios, mis parpados pesan

- tuviste un día duro

- bastante, ahora si el trabajo me consumió por completo y mañana tendré que..

- ¿mañana también trabajaras? - yo solo suspire y susurre un débil "si" - estas siendo muy excesiva con tu trabajo.

- Harry, en mi caso un día es un día y lo tengo que aprovechar, y si mi estabilidad física y mental me lo permiten, estoy dispuesta a aprovecharlo al máximo

- si, hasta que un dia te desmayes por falta de reposo - quizás tendrá razón, a veces que llego a cerrar mis ojos en el trabajo y quedarme dormida por un momento pero ¿que puedo hacer? es el trabajo con el que me gano la vida y si no tengo otro negocio mas que estar en mi trabajo lamentándome por cosas pasadas, prefiero estar ocupada mi mente en mi labor que estar pensando en otras cosas

- tal vez, pero yo me siento disponible para trabajar al día siguiente a demás no es como si tuviera algo en particular que hacer mañana...

- estas preocupándome ¿ así estarás toda la vida? digo... te desvivirás en el trabajo pagando todo y nada para ti ¿que caso tiene?

- que con ello estoy sobreviviendo, se que el trabajo y el dinero que me pagan todo lo consumo pagando para el mantenimiento donde vivo ¿pero que puedo hacer? no puedo darme el lujo de dejar eso para después así es la vida que viví con mis padres, prefería no pedirle siquiera un centavo para la escuela y gastármelo en chatarras para que lo invirtieran en la comida del día, o lo que fuera para la casa... (eso lo que hago desde siempre)

- se por el motivo que lo haces, por eso mismo quiero ayudarte... no quieras cargar todo tu sola, por favor permite me ayudarte - se detuvo en frente de casa y antes de que bajara me tomo de las manos - no quiero presionar, no quiero hacerte sentir incomoda, que te desgastes tanto, solo quiero que tengas una buena vida porque es realmente desesperante el verte y no poder hacer nada porque no me lo permites

- Harry..

- por favor, toma en cuenta lo que te dije... si tu te casas conmigo tus problemas se irán terminando

- no me mal interpretes, pero no quiero usarte para salir de mis problemas

- no me usaras, solo estoy prestándote apoyo, como tu dijiste un convenio solo hasta que obtengas la ciudadanía americana, no te estoy pidiendo nada a cambio si lo vez por ese modo - mordí mi labio ante la circunstancia que estaba viviendo, preguntándome ¿debería o no?

- yo... no lo se, no quiero que tu te prives de otras cosas solo porque estaríamos casados, digo...

- no cambiara nada, seguiremos haciendo nuestras vidas pero juntos - se quedo en silencio - solo por un tiempo, lo que se necesites y después, nos separaremos si así lo deseas.

Estaba en un delirio en mi cabeza, por una parte decía que si pero por otra no, era un lío aunque no quiera aceptarlo él era mi única salida, con el único que podía recurrir.

- ¿s-solo por un tiempo? - susurre

- lo que necesites - solté un suspiro y mire hacia el techo tratando de tomar el valor y así dirigirme a el

- esta bien... nos - trague saliva - nos casaremos

El solo sonrió y beso mis manos.

- hay algo que quiero decirte - me miro profundamente, espero que no sea lo que estoy pensando por favor

- que pasa

- como has aceptado, lo cual implica que si iniciaras el proceso para naturalización y tienes que tener un tiempo permanente asi que... antes de que lo hagas, yo tengo que viajar la próxima semana a corea y quisiera que.. me acompañaras

- bueno, eso implicaría tener que pedir permiso en mi trabajo que creo que no me lo otor...

- no.. si quieres yo puedo conseguirte otro trabajo que te paguen mejor y ahora pues.. ya que estaremos juntos no necesitaras trabajar ¡claro! si tu quieres... puedes seguir trabajando pero podría conseguir un trabajo que se acomode a tu gusto porque se que eres buena en el diseño de remodelacion así que...

- Harry...

- por favor, solo quiero ayudarte

- estas haciendo demasiado por mi

- estoy siendo... el amigo, hermano, familiar o esposo que solo quiere apoyar a un ser cercano y si tengo las posibilidades de hacerlo, lo haré - se veia muy decidido en cada una de sus palabras y podrida decir que él ha sido como un amigo o hermano, en este caso se convertiría mi esposo solo por un tiempo

- de acuerdo...

- bien.. si te parece mañana podrías mudarte a mi departamento, tendrás tu espacio, mientras que yo hago los preparativos para la boda

- ¿pretendes que nos casaremos con smoking y vestido?

- e-eh.. no lo se, solo lo supuse

- Harry, no seria necesario hacer eso, basta con llevar a unos testigos y casarnos por el civil

- claro, claro... creí que.. preferirías algo así digo, es lo que mayormente las mujeres quieren ¿no? - me miro confuso

- si, todas las mujeres sueñan con la boda perfecta pero no es nuestro caso porque solo es un convenio

- seguro, un convenio.



Posterior, solo me despedí y me adentre a mi departamento, solo cuando entre me fui directo a la cama y miraba hacia el techo por alguna inspiración hablando conmigo misma si lo que hacia estaba haciendo lo correcto, fueron tantas cosas por lo que pasaron en mi mente que me quede profundamente dormida hasta despertar alterada por la misma costumbre al tener que ir al trabajo. Eran las siete de la mañana y faltaba una hora para ir al trabajo así que lo primero que pensé es presentarme al trabajo y dar mi renuncia o presentarme normalmente aunque por la noche Harry había dicho que podía mudarme pero no estaba segura si hacerlo o no. El tiempo voló tan rápido que ya faltaban algunos minutos para que fueran las ocho así que cuando llegue recibí un mensaje de él avisándome que tomara mi ropa y lo que fuera a llevarme y me recogería a las nueve. Fui directo con mi superior y presente mi renuncia, a pesar de que me rogó por unos momentos que no lo hiciera le agradecí por muchas veces de haberme dado trabajo y salí de ahí.

Y como lo acordado, Harry llego y yo solo baje con mis pocas pertenencias, suspirando y viendo a ese pequeño lugar que me había alojado por un tiempo. Al llegar a la residencia de mi futuro conjugue aunque no me agradaba mucho decir "esposo" preferiría verlo como ¿colega? no sabia como llamarlo, quede impresionada por el lugar en donde vivía.

- bueno... amm, este es mi humilde hogar - ¿humilde? pensé volteándolo a ver incrédula hacia sus palabras y el solo riéndose

- claro... todo tendrá pero menos humildad

- hey.. para mi lo tiene - "claro, olvide con quien estaba" pensé de nuevo para mi misma - hay algo que quiero mencionarte

- claro que pasa

- creo que nuestro viaje a corea se adelantara mas de lo acordado - mencionaba mientras ingresábamos a su recinto viendo todo lo que estaba a mi paso

- ¿a si? ¿y para cuando?

- mañana

- ¿mañana? ... bueno, no es como si tuviera algo que hacer ahora si - solté una risa floja y el solo suspiro viéndome extendiendo su mano para acercarme

- entonces, mañana partiremos señorita

≈ Koяεα ≈ ஐ


Ya había pasado algún tiempo que había abandonado este lugar, pero por causas de la vida estoy de nuevo aquí pero ¿que va? no soy la misma de hace ese tiempo.

- bien ya estamos aquí... ¿que es lo que quieres hacer? - pregunto animado

- no lo se, ¿tienes algún plan?

- que bien que lo mencionas por que si...

- ¿ así? ¿y que es?

- una sorpresa

- ha vamos Harry no vengas con sorpresitas, anda dime - le rogué poniendo un puchero esperando a que cediera

- no~ aunque me hagas esa cara de cahorrito, no voy a mencionarte nada - fruncí mi ceño dándole la espalda - va a ser una buena recompensa...

- eso espero - mencione molesta y lo típico de él era solo reírse

- entonces te pones mas bonita de lo que eres por que te llevare a un lugar que de seguro va a gustarte - el solo guiño y desapareció. No me quedo de otra mas que hacer lo que me pedía.

...


- Bien, ya estoy lista... ¿en donde estas perdido? - buscando en la gran sala, hasta que su figura apareció dejándome sorprendida, se veía realmente atractivo. - vaya... estoy de acuerdo que nunca nos pondremos de acuerdo para vestirnos - el era elegante y refinado, y yo solamente tome unos jeans una blusa que había comprado ya hace unas semanas antes que no había tenido tiempo de estrenarlo pero tampoco era una cenicienta, al menos trataba de no usar la ropa común para salir cada vez que a Harry se le ocurría invitarme a salir

- no esta mal, te vez mas alta de lo acostumbrado, aun así no me alcanzas - entrecerré mis ojos y lo señale acusándolo

- ¿ahora si me deras a donde iremos? - el solo negó con su dedo y me extendió la mano para salir.

En todo el trayecto trate de convencerlo pero el seguía negándose.

- aiish.. si no me vas a decir al menos ¿ podrías decirme cuanto falta por llegar? - cruce mis piernas y mis brazos viendo hacia fuera de la ventana tratando de adivinar a donde posiblemente nos dirigíamos

- eres una impaciente, ya llegaremos

De pronto sentí la necesidad de ir al baño y yo solo pedía que hubiera baño en ese lugar. Llegamos y había bastante gente y en mi mente solo repetía que quería ir al baño

- ¿estas emocionada?

- no, quiero ir al baño, detesto tener ganas cuando salgo de casa - el solo soltó una risa burlona tapándose su boca con una mano y yo mandandole miradas de desprecio.

Solo me concentraba en retener mi vejiga, avanzaba junto con la gente mirando hacia el piso, mientras que el idiota de mi acompañante solo reía por debajo, cuando al fin ingresamos, Harry se acerco y me susurro que iría a buscar los lugares mientras yo desesperada mente comencé a buscar los baños. Al encontrarlos, podía escuchar a los ángeles cantar coros celestiales, entre supervisando que no había nadie y entre a uno de ellos.

No entendía nada de lo que hablaban, había gritos y mas gritos, preguntándome de que se trataría ¿una película no siquiera me di cuenta a donde había llegado. En eso senti como me viraba dentro de la bolsa del pantalón y ver el mensaje

"esta punto de empezar, ¿porque tardas tanto?"

Solo chasquee, ¿de que podría tratarse? ¿alguna obra?

Salí del baño para dirigirme a donde todos estaban, el escenario se puso oscuro complicando mi vista encontrar a Harry.

"me lleva.. ¿donde estará?" Trataba de agudizar mi vista pero no podía, y los gritos se hacían cada vez mas fuertes, trate de inútilmente gritar para obtener una respuesta pero simplemente no. Estaba desesperada, no sabia ni siquiera por donde empezar. Recordé el mensaje que me había mandado minutos antes pero ¿en donde seria ese lugar perfecto? a lo mejor ¿hasta enfrente? asi que avance hasta que las notas de un piano calmo a toda la gente, así que agradecí que al fin comenzara y se tranquilizara todo el alboroto.

Al fin pude divisar una melena mas corta que las demás ya que la mayoría eran mujeres que comenzaron a a gritar desaforadas después de que se escucharon las primeras notas vocales, que justamente las reconocía al instante paralizando mi cuerpo entero.

Mis oídos y mis ojos volvían a verlo de nuevo...



Camine, casi automáticamente hacia enfrente sin aliento, él estaba ahí, con ese mismo porte angelical, su voz dulcemente entonado llenando a todo el establecimiento, escuchando a penas suspiros de otras personas.

Me quede en ese mismo lugar hasta que la melodía termino, mis ojos amenazaban con llorar y mi corazón casi salir de mi pecho ¿que debía hacer? no sabia. La gente aplaudió eufórica mientras el devolvía su vista hacia la afición regalando una tierna sonrisa hasta que escuchaba de lejos que alguien me llamaba una y otra vez, solo lejos... esa voz se perdía entre los gritos hasta que se escucho audible y en ese instante, hubo un contacto visual.



mi mueño... es lo único que salio de mi garganta.

1 comentarios:

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD