Good Night- Capitulo 5.

1 comentarios




Capítulo 5: Te amo pero ya lo olvide.


Las Lágrimas corrían por su rostro, no sabía cuánto tiempo tenía echado boca abajo sobre su cama, solo sabía que tenía un gran dolor sobre su pecho.

Había leído el pedazo de papel que Changmin le había dado, y eso lo había dejado peor que cuando supo que Min le había dicho la verdad.

“Mi pequeño, se que ya no tengo el derecho de decirte de esa forma, pero quiero que esta sea la última vez

Solo quiero que sepas que siempre has sido mi felicidad, desde el día que naciste supe que debería de protegerte, de cuidarte, yo era feliz con el simple hecho de que me sonrieras.

Mis recuerdos más felices los tengo junto a ti, tus primeros pasos, tus sonrisas, todo aquello me motivaba para hacerte feliz.

Sin embargo el dolor me consumió cuando te llevaron de mi lado, y aún más que fue el momento cuando dijiste tu primera palabra, había esperado tanto que la dijeras, y justamente había sido el peor momento para hacerlo.

Por años me torture y recrimine una y otra vez, porque no había tenido la fuerza suficiente para evitar que te llevaran.

Y ahora tantos años después me había resignado a que nunca te volvería a ver y conocí a un chico tímido y torpe, que con el tiempo descongelo mi corazón después de tantos años.

Había llenado aquel hueco que se formo cuando se llevaron a mi pequeño hermanito…

Cuando descubrí que mi eras mi hermano, no sabes lo feliz que estaba y en el momento que te recuperé te volví a perder, tal vez si solo no te hubiera contado nada, si solo hubiera sido egoísta, tal vez seguirías amándome.

Cada vez que paso por un lugar me dicen que soy un perro, un simple pero que alguien dejo abandonado algún día, y tienen razón, no soy nadie para tener tu amor, tu cariño, me merezco vivir en un lugar como aquel callejón, por eso cumpliré lo que me pediste, no te buscaré ni regresaré a aquella cabaña, simplemente me alejare de ti, no quiero ve aquella mirada de desprecio en tu rostro, sé que me odias…

Por un instante sentí que alguien me quería, que nunca volvería a estar solo, pero me equivoque porque te perdí una vez y ahora que te volví a perder fue suficiente para darme cuenta que mi destino no es estar junto a ti.

Por eso te pido que seas feliz Taemin, mientras lo seas yo también lo seré, porque tu felicidad es la mía.

TE AMO”


Y cuando las lágrimas cesaron solo quedo el dolor supo que debería tener una explicación por parte de sus padre, porque después de todo los había defendido y por eso había perdido a Changmin.

Escucho como la puerta principal se abría y supo que uno de sus padres había llegado.

Poco después la puerta de su habitación fue abierta y su madre fue quien entro.

Sin embargo la Sra. Lee se sorprendió al ver a su hijo sentado sobre su cama con los ojos rojos e hinchados y aún a pesar de que no salía ninguna lagrima su rostro estaba cubierta de estas, lo que más le impacto es que aún en ese estado la miraba con rabia.

-Cariño ¿Estás bien? Le pregunto acercándose lentamente, y cuando intento tocarlo solo recibió un manotazo y un grito

-¡No me toques!-

La Sra. Lee quedo en shock ante la actitud de su hijo era como si…

-Cariño dime ¿Qué sucede?- Taemin respiro hondo para tranquilizarse

-Quiero que me digas quienes son ellos- Le dijo apuntando aquellas fotografías.

Cuando digo que su madre entro en un estado de pánico fue decir poco, vio aquellas fotografías, su ex esposo (el amor de su vida) y… y Changmin, su pequeño.

-¿D… de dónde sacaste eso?- Y su desesperación fue aumentando hasta que enfureció -¡¿No sabes que no debes tomar las cosas que no son tuyas?!-

-¡¿Y tú no sabes que no debes decir mentiras?!- Le respondió de la misma forma que ella lo había hecho ¡Ustedes 2 me han estado mintiendo toda mi vida!-

De repente todo so enojo se esfumo y retrocedió ante los gritos de su hijo.

Sin embargo su discusión fue interrumpida debido a que la puerta fue abierta con brusquedad.

Ahí en el maco de la puerta estaba su padre, notablemente molesto

¡¿Qué demonios sucede aquí?!-

Taemin y su madre se encogieron ante el grito

Tae instintivamente tomo las fotografías y con cuidado sin ver cuales puso 2 debajo de su almohada.

-¿Y bien?- Volvió a preguntar su padre, impaciente por una respuesta.

Taemin quería respuestas y de una forma u otra las conseguiría y si no era por parte de su madre las obtendría de su padre.

-Quiero saber quiénes son- Le dijo con seguridad

Su padre tomo curioso las fotos que Taemin le entregaba, sin embargo ninguno de los 2 vio el temor de la Sra. Lee.

Y en cuento el Sr. Lee vio aquellas fotos su ceño se frunció y la ira se desato en su cuerpo, giro la vista hacía su esposa y solo pudo gritar.



-¡Te dije que te deshicieras de ellas!- Taemin se sorprendió ante eso -¡¿Por qué me desobedeciste?!

Su madre solo podía abrir y cerrar la boca, porque aquello era lo único que le quedaba de Sung Min y de Changmin, su esposo la dejo de ver y giro hacía Taemin.

-¿Y?- Volvió a insistir.

-No tienes nada que saber- y dio media vuelta

-El niño es mi hermano ¿Cierto?- Ane aquello sus pasos se detuvieron –Changmin, mi medio hermano- Suspiro un poco –Y aquel hombre es su padre-

-¿Quién te dijo eso?- Le preguntó enojado y nuevamente vio a su esposa -¡Fuiste tú ¿Cierto?!

-¡Ella no me dijo nada!- Le gritó para que dejara de atacar a su madre -Todo eso me lo dijo el mismo Changmin-

Ante la mención de Min, ambos quedaron en shock, su madre comenzó a soltar lágrimas porque su pequeño estaba vivo, el fruto del amor que le tuvo y le tenía a Sung Min aún estaba ahí afuera.

Sin embargo el Sr. Lee estaba furioso, porque aquel mocoso seguía vivo y eso podía echar a perder todos sus plantes

-No quiero que lo vuelvas a ver- Le dijo en forma de advertencia

-¡¿Por qué?!-

-¡No es de tu incumbencia!-

-¡Claro que sí, es mi hermano!

Pero su padre lo ignoro, y siguió caminando, jalando del brazo a su madre. Por un momento Taemin los siguió, no escuchaba que tanto su padre le gritaba a su madre, pero vio como tomaba un encendedor y quemaba aquellas fotos, vio como su padre salía y su madre caía de rodillas mientras las lágrimas caían por su rostro.

Por un momento regresó a su habitación y agradeció el haber ocultado aquellas fotos, las tomo y vio cuales habían sido, una era en la que salían su madre, el padre de Changmin y su Min, y la otra era donde Changmin sonreía con 2 años de edad.

Guardo en sus cajones la segunda y bajo las escaleras, lentamente se acerco a su mamá y puso una de sus manos sobre su hombro. Ante el contacto su madre se giro a verlo, la vio ahí tan vulnerable, pero ignoro su sufrimiento al recordar el de Changmin y solo le estiro la fotografía.

-Es lo único que pude salvar-

Su madre lo miro sorprendida, pero el solo giro y fue hacía la puerta.

-¿A dónde vas?-

Pero Taemin la volvió a ignorar y salió de su casa, camino con un solo objetivo en su mente, hacía la única persona que le podría dar respuestas y la que sabía el paradero de Changmin.

------------------------------------------------

Cuando llego vio como el Sr Park iba cerrando la tienda donde trabajaba, por un momento dudo, porque además de lo que Changmin le había contado, no sabía nada de él y viceversa, pero la desesperación por ver a Changmin pudo más que sus inseguridades.

-D… disculpe- Dijo con timidez

Ante aquello Yoochun giro la vista, encontrándose al chico de los pesares de Changmin.

-¿Si?- Pregunto con una sonrisa

-Eh, bueno tal vez no me conozca, pero soy…-

-Eres el chico que andaba el otro día con Changmin- Poco es decir que Taemin se quedo sin habla -¿Qué?- dijo con algo de burla –Creíste que no me fijaría en la persona que hizo a Changmin sonreír- Taemin solo atino a sonrojarse.

Yo… ¿Puedo hablar con usted?- Yoochun lo miro con duda –Acerca de Changmin-

No necesito más palabras, Yoochun le sonrió y asintió.

Taemin lo siguió en silencio, entraron a una casa, no muy grande, no muy chica, bastante modesta para una familia con un salario promedio.

Yoochun le sirvió un vaso de jugo una vez dentro y sentados en uno de los sillones de su sala, se sentó frente a Taemin y hablo

-Bien, ahora dime qué quieres saber- Taemin le dio un trago al jugo y le respondió

-Todo, quiero saber la historia de Changmin-

Pudo ver como Yoochun mostraba una sonrisa nostálgica y le daba un trago al Whisky que tenía enfrente.

-Realmente eres curioso niño- Le dijo- Pero solo por ser tú, te contare lo que se-

Taemin lo miro sorprendido ¿Tan especial lo consideraba? Y solo alcanzo a asentir.

-Mira, lo primero que te contaré solo es lo que el mismo Changmin me conto- Taemin comenzó a poner atención –Según esto, Changmin vivió con sus padres, eran una familia media, cuando Min cumplió 2 años su padre falleció debido a una enfermedad, un año después su madre conoció a un hombre, quien la ayudo y acepto a su hijo de 3 años como suyo, se casaron y ella quedó embarazada, sin embargo a los pocos meses el hombre la corrió con su pequeño de 4 años y con 3 meses de gestación-

Hizo una pausa y vio a Taemin que para el momento no se notaba sorprendido

-Meses después de dar a luz- Continuo – Intento deshacerse del más pequeño –Taemin se sorprendió notablemente -Sin embargo su plan se vio frustrado por Changmin, porque busco a su hermanito hasta encontrarlo en un basurero, cuando regreso su madre no estaba y Changmin espero por ella por casi 2 años-

-Hizo otra pausa al ver el estado en que se encontraba Taemin, ya que intentaba controlarse por no llorar, porque era de él de quien se habían tratado de deshacer

-¿Y qué pasó después?- Le pregunto con un nudo en la garganta-

-Conocí a Changmin cuando llego a la tienda para pedir trabajo, recuerdo que se lo negué, Changmin era solo un niño y lo único que pensé era que su madre lo utilizaba para seguir dinero y solo le entregue algo para que comiera, lo cual rechazo y me dio más motivos para creer que su madre quería dinero- Un suspiro salió de sus labios y continuo –Después de varios días lo volví a ver en la calle pidiendo dinero-

-Pero Changmin siempre a odiado la caridad- Le dijo desconcentrado.

-Lo sé- Dijo con una sonrisa –Pero su motivo era más fuerte que el hecho de hacerlo- Volvió a suspirar –Poco después entró a la tienda y…

Flash Back

-Creo haberte dicho que no tengo trabajo para ti- Le dijo un poco molesto

Changmin bajo un poco la mirada triste, porque había tenido que recurrir a la lastima de la gente para conseguir algo de dinero y poderle dar de comer a su hermano, en lugar de conseguirlo con su propio esfuerzo.

-Lo sé- Le dijo en un susurro Solo vengo a comprar unas cosas- Yoochun cruzo sus brazos aún molesto –Tengo dinero- Le dijo estirando su brazo y abriendo la pequeña palma de su mano, enseñándole bastantes monedas –Ve-

-Sí, te vi pidiéndolo en la calle- Aquello solo hizo que Changmin se sintiera peor de lo que ya lo hacía –Por qué no viene tu madre a comprar lo que sea que necesite- Sin embargo Changmin bajo la mirada y no respondió, aquello exaspero a Yoochun y bufo molesto –Toma lo que quieras y lárgate-

Solo alcanzo a escuchar un leve “gracias” y giro, Yoochun lo miro con detenimiento, no pudo evitar sonreír un poco al ver como la boca se le hacía agua ante tanta comida, lo vio ver con lastima las monedas que tenía para tragar con dificultad, como si se forzara a olvidar que tenía hambre y sorprendido Yoochun vio como el pequeño niño tomaba varias papillas, viendo el precio y contar el dinero, para luego hacer cuentas mentales, además de eso tomo un paquete de pañales y algo de leche.

Cuando estuvo frente a él, no pudo decirle el precio de lo que había tomado, simplemente le entrego las monedas y salió de la tienda y con asombro vio que le había entregado lo exacto y (al parecer) todo lo que tenía.



Y aquello casi se repetía 1 vez a la semana, pocas veces a Changmin le sobraba dinero y era entonces cuando compraba algo diferente que no fueran cosas para bebé, como algo de jamón, pan, etc.

Y era cuando a Yoochun le ganaba la curiosidad, porque prácticamente el niño devoraba el alimento en cuanto lo pagaba, era como si el pequeño se muriera de hambre. Y aquel día en cuanto lo vio entrar, decidió que llegaría hasta el fondo de todo eso.

Cuando dejo los productos en la vitrina y se disponía a pagarle Yoochun lo detuvo

-Espera- y Changmin se detuvo –No prefieres un Sándwich- Dijo enseñándole un par sobre un plato envuelto en papel plástico. Yoochun observo algo divertido como se lamia los labios al ver el alimento –Se ve que tienes hambre- Changmin cerró los ojos y negó energéticamente –Que lastima- Y ante un hambriento Changmin, Yoochun quito el plástico, tomo y mordió un Sándwich –Esta realmente bueno-

Changmin mordió su labio inferior y sin poder evitarlo su estomago gruño por el hambre

-No te entiendo- Le dijo al pequeño –Te estas muriendo de hambre y aún así prefieres eso a comida- Le dijo apuntando los pañales y lo demás – ¿A caso eres tonto?-

Pudo ver como Changmin apretaba los puños, pero aún así solo le entrego las monedas y tomo los objetos para girar, sin embargo el brazo de Yoochun lo detuvo.

-¡Suélteme!- Le grito intentando zafarse

-¡No! No hasta que me expliques porque demonios gastas tu dinero en algo que tu no necesitas, y por qué demonios tienes que ser tu el que consigue dinero, es tu madre quien debe de hacer eso, no debes de dejar que te manipule, no es tu obligación- Changmin dejo de forcejear

-¿Es malo?- Un susurro salió de los labios de Changmin, y cuando giro su rostro, Yoochun pudo ver las lágrimas de Min, aquellas que salían por primera vez debido a su impotencia, por no tener el dinero suficiente para mantener a su pequeño0 hermano y a él -¿Es malo intentar alimentar a tu hermano?- Yoochun se sorprendió ante lo que dijo ¿A qué se refería con ello?

-¿Y tu madre?-

-Nos abandono- Susurro –Nos dejo solos y yo… yo solo quiero… solo quiero que mi hermano no pase hambre-

-¿Cuántos años tiene tu hermanito?- le pregunto con un nudo en la garganta cuando escucho aquello

-1 año- Murmuro

Y Yoochun no pudo evitar abrazarle, porque había sido un tonto al negarle el trabajo a ese niño, porque lo único que quería era darle de comer a su hermano

Y Changmin lloro y se aferro a aquel cuerpo que después de tanto tiempo le daba un apoyo emocional.

------------Flash Back End-----------

Taemin veía la sonrisa nostálgica de Yoochun, aquella historia le había llegado, porque Changmin prefería morirse de hambre a qué a él le faltara algo

-Después de eso, hice todo lo posible por ayudarlo, aunque al principio se negó, solo acepto cuando le dije que me podía ayudar en la tienda- Suspiro y volvió a sonreír –Le di unas cosas, biberones, una especie de pañalera, algo de ropa y una silla para bebes- Con aquel comentario Taemin recordó la silla en la pequeña cabaña –Aquel pequeño era todo para Changmin, era su felicidad, incluso él fue quien le dio su nombre- Rio – Recuerdo que con una gran sonrisa me dijo que había escuchado el nombre de Taemin, y que en ese momento supo que ese nombre le quedaba perfecto-

Taemin sintió un nudo en la garganta, su madre ni se había tomado la molestia de elegir un nombre para él

-¿Qué fue exactamente lo que paso con su hermano?- Le dijo con la voz algo ronca (omitiendo que él era ese niño)

Un suspiro salió de sus labios

-Recuerdo el cumpleaños número 2 de su hermano, fue la última vez que lo vi tan feliz, le di un carrito para que se lo diera de mi parte y Changmin ahorro mucho y le regalo un dije, era algo especial que le duraría, días después Changmin no se apareció a trabajar, creí que Taemin se había puesto mal así que una vez que cerré la tienda fui a aquella cabaña y cuando entre, pude ver a Changmin tirado en el piso, estaba cubierto de golpes y sangre- Yoochun paro un segundo al recordar aquella horrible escena- Cuando vi que respiraba busque a Taemin por la casa y jamás lo encontré, no había comida, pañales, jugo, agua, nada excepto aquella silla alta- Suspiro –Lleve a Changmin al hospital, tenía varias costillas rotas y hematomas-

Hizo una larga pausa dónde ninguno de los 2 dijo nada, pero al final siguió hablando

-Una vez que salió del hospital Changmin se encerró en la cabaña, en un principio lo deje solo porque de alguna u otra forma necesitaba ese tiempo para asimilar que ya no tenía a su hermano, cuando fui a verlo tuve que regresarlo al hospital, debido a que no se había alimentado y llegó con anemia, cuándo lo dieron de alta lo traje aquí para poder cuidarlo, claramente mi esposa se enojo, por semanas discutí con ella, en ese tiempo Changmin no sonrió, no lloro, no demostró nada, excepto un vacio, porque le habían quitado su vida, su felicidad y un día desapareció y no lo volví a ver hasta ese día que iba contigo.

Taemin agacho la cabeza cuando sintió las lágrimas acumularse en sus ojos, porque Changmin había tenido una vida tan difícil y él había vivido rodeado de lujo, sin saber de su existencia.

-Y dime- Su voz lo saco de sus pensamientos -¿Quieres que te lleve con tu hermano?- Taemin no pudo evitar sorprenderse ante aquello

-¿C… como?- Yoochun sonrió

-Es fácil saberlo, en primera porque Changmin me lo dijo- Taemin sintió sus mejillas arder –Y en segunda porque no has soltado aquel dije desde que lo mencione-

Bajo su mirada y se sorprendió al ver su mano cerrada sobre su dije y más el hecho le hacerlo inconscientemente

-¿Puedes llevarme con él?-

Yoochun sonrió y asintió

----------------------------------------

Taemin se sorprendió un poco cuando se dio cuenta que se dirigían hacía la cabaña, porque Changmin había dicho que no regresaría a ese lugar.

Sin embargo lo que menos esperaban era encontrarse con la escena de varas patrullas y una ambulancia alrededor de la cabaña, Taemin vio con horror como Changmin estaba cubierto de sangre mientras sacaban su cuerpo en una camilla.

Y sin pensarlo 2 veces corrió entre la gente, lentamente el miedo se apodero de su cuerpo, el mundo desapareció, solo estaba el cuerpo de Changmin desangrándose, todo pasaba en cámara lenta, y cuando estuvo a punto de llegar a su lado alguien lo detuvo.

-Lo siento, pero no puedes pasar- Le dijo un momento

Pero en ese momento la mente de Taemin no estaba ahí e intento zafarse de lo único que lo separaba de Min.

Sin embargo no pudo, se quedo quieto, solo viendo como subían su cuerpo a la ambulancia, sintió algo sobre su hombro, giro y se encontró con Yoochun.

-Tranquilo- Le dijo al verlo, porque en el rostro de Taemin no había nada, no había dolor, pero en sus ojos se podía ver que en cualquier momento entraría en shock, pero no lo hace porque su mente no quiere aceptar lo que está pasando

-¿Lo conocen?- Les preguntó el policía, Yoochun solo pudo asentir -¿No lo acompañaran?- Al principio Yoochun no entendió, pero vio la ambulancia y lo supo –Solo una persona puede ir-

-Ve- Le dijo a Taemin y le dio un pequeño empujoncito para que caminara

Sus pasos fueron lentos, pero cuando se quiso dar cuenta estaba dentro de aquella ambulancia, viendo aquella escena surrealista de cómo Changmin perdía una cantidad exagerada de sangre.

Pero aún así Taemin jamás dejo escapar un sollozo, no lloro, no grito, porque aún quería creer que su mente jugaba con él y que en cualquier momento despertaría en los brazos de Changmin.

Nuevamente cuando se quiso dar cuenta estaba caminando en los pasillos del hospital, detrás de la camilla que llevaba su cuerpo.

Cuando atravesaron una puerta grande de metal no lo dejaron seguir avanzando, Taemin escucho algo de metal caer al piso, pero su vista estaba fija en la mano de Changmin, que ahora colgaba de la camilla, y cuando desaparecieron de su vista al pasar por otra puerta bajo la mirada.

Un nudo en su estomago, fue el primer síntoma de dolor que demostró Taemin, al ver aquel carro de metal, sin embargo solo se agacho y lo recogió, viendo como este estaba cubierto por la sangre de Changmin.

Se puso de pie y lo llevo a su pecho el pequeño objeto, se quedo parado viendo la puerta por dónde habían entrado.

Poco después Yoochun llego corriendo, y al ver a Taemin ahí parado con la vista perdida en algún punto, solo pudo abrazarlo y susurrarle que todo estaría bien, que Changmin era fuerte y que regresaría a su lado, y a la vez trataba de convencerse a sí mismo de lo que decía.

No sabían cuanto tiempo fue el que paso, pero en algún momento aquella puerta se abrió.

Inmediatamente Yoochun se puso de pie.

-¿Cómo está?-

El muchacho (bueno el doctor, pero era aún bastante joven) suspiro

-Ha perdido mucha sangre- Dijo serio –Necesito que me llene estos documentos-

Yoochun los tomo en sus manos y los leyó, eran datos acerca de Changmin, pero fuera del nombre no sabía más, ni apellido, ni fecha de nacimiento, a la vez que había un permiso

-¿Cirugía?- El doctor asintió

-Recibió un disparo en la cabeza, hay que operar para sacar la bala-

Yoochun y Taemin sintieron como el aire a sus pulmones no era suficiente porque aunque no sabían la razón, tenían miles de teorías, pero jamás esa cruzo por su mente ¿Por qué alguien le dispararía? Changmin no tenía dinero, no tenía nada ¿Por qué?

-Entiendo- Susurro Yoochun

-¿Es su padre?-

-No, solo soy un amigo-

-Lo siento, pero necesito la firma de un familiar-

Al escuchar eso Taemin inmediatamente se puso de pie

-Y yo… ¿Puedo fi8rmar?- El doctor lo miro

-Y tú eres…-

-Es mi hermano mayor-

-¿Cuántos años tienes?-

-16-

-Lo siento, pero tienes que ser mayor de edad-

Taemin bajo la cabeza, porque aún en esos momentos no podía hacer nada por Changmin

-Taemin- Le habló Yoochun –Por qué no me llamas a tu madre-

En ese momento lo que menos quería saber Taemin era sobre sus padres, pero Changmin necesitaba esa firma para vivir, así que se trago su orgullo y asintió.

Le dio el nombre de su hermano y de su mamá, así como su número telefónico, pero aún así se negó rotundamente a hablar con ella. A lo lejos escuchaba al doctor hablar con su madre.

-¿Sra. Lee?-

-¿Si?-

-Mire hablo del hospital central de Seúl, tenemos a su hijo- El doctor vio el papel con los datos que Taemin le entrego –A su hijo Changmin-

Sobra decir que su madre tardó en contestar al recibir la noticia

-¿Q… que tiene?-

-Recibió un balazo y necesito que venga para firmar una autorización y poder realizar la cirugía-

-Voy para allá-

Pasaron exactamente 15 minutos en lo que la Sra. Lee llegó al hospital, en cuanto llegó le hicieron llenar documentos con los datos que solo ella sabía de Changmin y firmo la autorización.

Llegó dónde estaban el Sr. Park y su hijo, pero esté la ignoro completamente y no lo culpaba.

Ahora solo había que esperar…

Pasaron las horas y no sabían nada del estado de Changmin.

Taemin se había quedado dormido, casi por ordenes de Yoochun al decirle que debería ir a su casa a dormir, pero se negó rotundamente a abandonar el hospital y a regañadientes termino durmiendo en su regazo

Todos se habían quedado dormidos por el cansancio psicológico que tenían, Taemin (quien era el que había dormido más) lentamente abrió los ojos, viendo aquellas paredes vacías, sintiendo un gran vacío en su corazón.

Justamente en ese momento el doctor salía de aquella puerta, Taemin se puso de pie inmediatamente, lo que provoco que Yoochun y su madre despertaran, imitando al menor.

-¿Qué sucedió?- Pregunto su madre con voz entrecortado y con algo de esperanza de que le dijeran que su hijo se estaba recuperando

Sin embargo el doctor negó con la cabeza y aquello hizo que la Sra. Lee callera de rodillas al suelo y su llanto no se hizo esperar.

-Lo siento, hicimos todo lo posible, además de haber perdido demasiada sangre, la bala se encontraba más profundo de lo que calculamos, y a mitad de la cirugía su corazón se detuvo- Hizo una pequeña pausa –Y si por casualidad hubiera sobrevivido, le hubieran quedado secuelas-

Nuevamente todo desapareció para Taemin, un escalofrió lentamente recorrió su cuerpo, y su mente se empeñaba en jurar que aquello era una mala broma, que su Changmin no podía estar muerto, se abrazo a sí mismo y mordió su labio inferior, sin embargo un sollozo logro escapar de sus labios y antes de dejar que el dolor se apoderara de él pudo ver como una camilla salía de una de las salas, pudo identificar aquello mano que tantas veces había tomado la suya, que tantas veces en caricias recorrieron su cuerpo.

Y sin dudarlo comenzó a caminar, nadie se dio cuenta, el solo siguió avanzando, era como si su mente le pidiera que lo confirmara, que viera con sus propios ojos que Changmin estaba muerto.

Sin embargo alguien lo detuvo antes de poder llegar, porque no se dio cuenta, porque sin saberlo había gritado su nombre.

Fue cuando la histeria se apodero de su cuerpo…

-¡Suéltenme!- Yoochun y el doctor lo detenían y aquello solo hizo que por fin las lágrimas salieran de sus ojos, que comenzara a gritar y a forcejear -¡Changmin!- Grito una y otra vez -¡Diles que no estás muerto!- Sus sollozos eran cada vez mas fuertes -¡Idiota, no te puedes morir! ¡No puedes dejarme solo!-

Taemin sintió un pinchazo en uno de sus brazos, lentamente dejo de forcejear, sintió su cuerpo volverse pesado y un murmuro salió de sus labios antes de que todo se volverá oscuro.

-“No te odio”-

-------------------------------------------------

Taemin cerró los ojos ante el placer que le brindaban las manos de Changmin y sin querer quedarse atrás llevó las suyas hacía su pecho, recorriéndolo lentamente palpando cada centímetro de su piel, y no pudo evitar sonreír cuando aquel suspiro de placer que Min soltó.

En un movimiento Taemin giro, quedando a ahorcadas de un sorprendido Changmin, sin embargo aquella sorpresa no duro mucho, porque sonrió de manera lasciva, sujetando sus caderas y relamió sus labios en cuanto comenzó a acariciar sus nalgas.

Taemin movió un poco sus caderas, lo que provoco que ambos echaran sus cabezas atrás y un gemido saliera de sus bocas debido al placer que provoco el contacto entre sus ingles.

Sintió como Changmin lo tomaba de sus caderas, levantando lentamente y como si estuvieran conectados Taemin busco el miembro erecto de Min, lo tomo entre sus manos y lo dirigió hacía su entrada.

Una vez que lo situó, Changmin lo soltó y un pequeño grito salió de sus labios, enterró sus uñas en el pecho de Changmin, porque aunque no dolía como la primera vez aún sentía algo de molesta el tener aquel trozo hinchado de carne enterrado en su intimidad.

Y agradeció aquellas caricias que Changmin le brindaba para poder acostumbrarse a su invasión, así que cerró los ojos y se recostó sobre su pecho, disfrutando como aquellas grandes manos recorrían su cuerpo.

Y una vez que se hubo acostumbrado Taemin movió sus caderas, dándole a entender a Min que podía continuar, y no tuvo que esperar mucho, porque inmediatamente Changmin cambio las posiciones, e inmediatamente comenzó con las estocadas, con aquella danza entre sus cuerpos.

Taemin mordía sus labios ante el placer que le producían las estocadas, ya no tenía un soporte estable, porque una vez que se aferraba a su espalda estas se resbalaban, y las sabanas no le daban un buen soporte, por lo que termino enredando sus piernas alrededor de la cintura de Changmin, agarro la cabecera, y solo se dejó hacer.

Solo aquellos gritos de placer que escapaban de sus bocas se escuchaban, no les importaba nada excepto sentir aquellas sensaciones que el otro cuerpo les brindaba, solo ellos 2 existían.

El calor recorrió su cuerpo y se concentro en su vientre bajo, poco después el nombre de Changmin escapo de sus labios y poco después soltó su semilla en el vientre de Min, quien no detuvo sus embestidas y más bien solo acelero, Taemin solo se aferro a su espalda y una sonrisa cansada se apodero de su rostro cuando Changmin le susurro un “Te quiero” antes de correrse dentro de él.

Solo sus respiraciones agitadas se escuchaban y después de un tiempo Changmin se incorporó, ambos se veían a los ojos y sonreían.

Min le dio un pequeño beso de pájaro a Tae para luego salir de él, y el menor sintió un vacio cuando lo hizo, pero no dijo nada

Y esperando como siempre que Changmin se recostara a su lado se sorprendió cuando este salió de la cama-

-¿Changmin?- Pregunto con una sonrisa mientras se incorporaba -¿A dónde vas?-

Y aquella sonrisa lentamente se fue borrando cuando lo vio alejarse sin dedicarle ninguna mirada o decirle algo.

Tomo la sabana para cubrir su cuerpo y con desesperación corrió tras él, pero mientras más avanzaba, aquella ancha espalda iba desapareciendo.

En un momento noto como se detenía y lentamente se fue acercando y cuando estuvo a punto de tomar uno de sus brazos este desapareció, quedando frente a él una lapida, una que tenía inscrita “Shim Changmin” en ella


Taemin despertó con la respiración agitada, su cuerpo sudaba por aquellas escenas y solo abrazo sus rodillas y enterrando su cabeza en ellas, permitiéndose sentir y lloro, lloro como lo hacía desde que Changmin muriera.

Y con cada día que pasaba, Taemin se recriminaba por olvidar el tacto de sus manos, el sonido susurrante de su voz y aquello trajo como consecuencia el no poder soñar claramente y cuando lo hacía solo eran recuerdos vacios, era como ver una escena de cuando estaba con él, pero nada más, no sentía más que dolor y frio.

Se recostó sobre su cama y aún cuando salió el sol, no se movió, porque ese día no le importaba el mundo, cuando no pudo volver a conciliar el sueño, lentamente salió de su cama para tomar una larga ducha.

Una vez dentro el agua fría recorría su cuerpo, nuevamente las lágrimas se acumularon en sus ojos, recordando que nunca pudo despedirse de Changmin, que después de aquel ataque que le dio en el hospital lo tuvieran que estar sedando durante 2 me3ses, por que una vez que aquel medicamento dejaba de hacer efecto se volvía histórico, hasta que un día simplemente despertó, ya no habían lágrimas, ya no habían gritos, solo un gran vacío y dolor en su pecho.

Y por eso se había perdido el funeral de Changmin, al cual solo había ido Yoochun, su madre, sus amigos: Key, Onew Jonghyun y hasta Minho, solo aquellas pocas personas que habían conocido a Shim Changmin.

Una vez terminó su ducha se vistió con unos pantalones holgados y una polera, sin más salió de su habitación y puso escuchar los sollozos de su madre, pero como siempre los ignoro y salió de la casa.

Desde entonces la relación familiar se había ido en picada, no les hablaba a sus padres a menos que sea por los negocios de la compañía.

También de su cuello ahora colgaba una lleve, aquella que abría la caja de metal, y que ahora contenía su dije de luna, la fotografía de Changmin cuando tenía 2 años, aquel carrito de metal y la carta, para él aquello era lo más valioso que tenía, eran los recuerdos de Changmin.

Taemin se sentó enfrente de aquella lapida y comenzó a observándola viendo los detalles recordándole cada vez que la visitaba que Changmin llevaba 3 años de muerto.

Al lado de esta había otra con el nombre de “Shim Sung Min” y había llegado a la conclusión de que su madre había mandado a hacer su tumba junto a la de su padre.

Y nuevamente aquellas lagrimas corrieron por su rostro, porque sabía que Changmin estaba junto a su padre y que había dejado de sufrir, que ya no padecía frio o hambre, pero quería ser egoísta, quería que Changmin estuviera a su lado, abrazándole, haciéndole reír, lo extrañaba tanto, extrañaba su sonrisa, su sarcasmo y sobre todo extrañaba que le hiciera el amor.

El día terminó rápido y cuando sus lágrimas se secaron regresó a la ciudad, entrando a un pequeño café, dónde solía ir con Changmin, se sentó junto al ventanal y solo pidió algo de café frio, para que le bajara el dolor de cabeza.

Y ahí entre tanta gente Taemin lo vio, pudo ver a Changmin, restregó sus ojos y aún seguía viendo su figura sentada sobre una de las mesas, sonriendo junto con otra persona.

Su estado de shock era tanto que solo se le quedo viendo, reacciono cuando vio que estaba solo y que se ponía de pie.

Y si pensarlo Taemin corrió y se abalanzo hacía él, escondió su rostro en su pecho y los sollozos salieron de su boca, sin embargo aquellas lágrimas eran de felicidad, separo su rostro y sin poder evitarlo lo beso, solo fue un pequeño beso, pero fue suficiente para sentir aquel calor que le transmitían sus labios, para llenar nuevamente aquel vacio, y no pudo evitar suspirar.

Cuando se separo lo volvió a abrazar y reclamarle con una sonrisa…

-Eres un idiota Changmin, no vuelvas a hacerme esto-

Pudo escuchar su risa y aquello lo alegró y reconfortó aún más

De repente Changmin lo separo de su cuerpo, subió su vista y se encontró con su rostro, que le sonreía.

-Me estás confundiendo- Le dijo –No soy ese chico Changmin-

Taemin abrió los ojos sorprendido, debía ser una broma, así que forzó una sonrisa

-No juegues así conmigo-

-Lo lamento, pero no te conozco- le volvió a sonreír a medo de disculpa

Dio media vuelta saliendo del local, dejando a Taemin con un montón de preguntas y sobre todo angustia.

¿Qué demonios estaba sucediendo?

1 comentarios:

  1. mierda mierda que pasó? tantas emociones de una sola vez me han dejado en shock... que mierda paso, como así que Changmin murió y para rematar hace 3 años???, y quien fue al que vio Taemin?

    joder mujer actualiza que me has dejado en una pieza

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD