Yunjae en joseon - Capitulo 1

2 comentarios
 Conociéndote

-Jaejoong… –me habla mi madre. Estábamos sentados disfrutando de una pobre cena.

-No te preocupes, yo iré a la guerra. No te faltara nada.

-¡Estás loco! –Sentí su suave golpe sobre mi cabeza -mi corazón no resistiría perderte. Tú hermana… no perderé otro hijo.

-Pero madre…

-He pensado en algo. Termina tu cena y luego hablaremos –ella abandona la improvisada mesa y me deja comer en silencio, ¿Qué será eso que quiere decirme? En los últimos días me ha mirado con detenimiento y no decía nada. Llevo la última cuchara de sopa a mi boca y dejo el tazón en su lugar para acercarme a mi madre. 

-Ya he terminado

-Ven, siéntate –hago lo que me pide y le sonrío en espera de sus palabras, creo que está tardando en hablar. 

-he pensado que… debes hacerte pasar por tu hermana.


-¡¿Qué?! ¡¿Yo?!

-Sabes que tu hermana estaba prometida a un caballero.

-No quiero saber más –me levanto y mi madre me hala con fuerza de regreso al suelo.

-¡Esto puede resultar! Solo escúchame –ella me toma de la mano para que no intente escapar de nuevo –ese caballero es un ministro. Te dará muchas comodidades.

-¡Pero yo soy hombre!

-Tienes el mismo rostro de tu hermana. Eres lindo Jaejoong, el se enamorara de ti sin problemas.

-Prefiero ir a la guerra que casarme con un viejo y hacerle creer que soy una mujer.

-Hazlo… por esta pobre madre que ya no tiene fuerzas para seguir viviendo y lo único que desea es ver a su hijo feliz. Por favor piénsalo.


¡Que lo piense! Creo que en la guerra moriré mucho mejor que si un hombre de esos se llega a enterar de mi verdadera identidad, aunque en la batalla puedo morir el mismo día, al menos puedo retener a ese hombre hasta que se consuma el matrimonio. Podría escapar en esos días y quizás… ¡¿acaso estoy aceptando esa idea?! 

Mi madre… ella realmente se ve muy cansada, si yo muero… ¿Quién cuidara de ella? De cierto modo la entiendo…


**********************

-¡buenos días Jae! –Me despierta mi madre –dime… ¡lo pensaste bien!

-¡madre! –es un poco insistente en este tema

-señora ¿está en casa? –escuchamos la voz de un joven. Mi madre sale a recibirlo y regresa a mi habitación con un sobre en la mano. Ella no sabe leer y me lo entrega para que lo abra. 



“Jaena… cuento los días para conocerte. Si realmente eres hermosa como mi padre te ha encontrado, ansío convertirme en tu protector para siempre. Es verdad que la belleza de una mujer es la fuente de inspiración de un servidor de la nación como yo. Iré por ti la semana antes que finalice este mes… tu caballero”


-esto… –le señalaba el papel -¡¿Qué día es hoy?! –pregunte 

-pero… ¿Qué dice la carta?

-el vendrá la última semana de este mes… ¿eso cuando es?

-ma...ma…mañana, ven conmigo ¡rápido!

Sin saber cómo o cuando ya había aceptado la idea de engañar a ese caballero, mi madre me prueba unos hanboks que eran de mi hermana y les hace algunos arreglos que pudieran disimular un poco mi cuerpo masculino. Mi cabello que ya lucia largo, fue peinado y mejorado con algunos productos hechos por mi madre. En tan solo un día, físicamente me había convertido en una mujer completa y mi parecido a mi hermana era asombroso

-tu rostro es muy bello Jaejoong, y tu forma de ser… esto no es una mala idea. Sé que serás muy feliz -esas palabras… hare que su corazón se sienta tranquilo y asumiré las consecuencias si esta idea no resulta ser tan acertada.


******************

-debemos organizar tu equipaje –me dice mi madre despertándome 

-¡hazlo tu! –le dije moviendo mi cuerpo para seguir durmiendo

-entonces ve a bañarte, no sabemos en qué momento llegara tu caballero 

-¿mi caballero? –Eso realmente me suena aterrador –un hombre anciano que solo busca una joven que cumpla sus caprichos, no debería ser un caballero

-¡Jaejoong! –no le agrado mucho mi comentario

-me iré a bañar, está bien 

Las horas pasaron y estoy vestido con un hanbok de color verde con amarillo y azul oscuro. Me siento nervioso, ese hombre podría descubrirme hoy mismo en cuanto me vea. Mi madre es la más optimista e incluso la veo emocionada. 

-¡ha llegado Jaejoong! ¡Esta aquí! 

-¿de verdad? 

-toma el abanico –mi madre me entrega ese objeto para que cubra mi rostro dejando ver solamente mis ojos. Era tradición que mi caballero fuese quien descubriera mi rostro. Me ubico al lado de la puerta dando la espalda en espera de ese hombre que ingrese a mi humilde casa y se ubique frente a mí

-madre –escucho su voz –he traído presentes para usted y para… Jaena –no puedo evitar pensar que una tierna voz como la que escucho debe pertenecer a un hombre joven. Imagine algo completamente distinto

-es un honor Jung Yunho-shi. Mi hija lo está esperando –cada paso que el daba, hacía que mis latidos aumentaran, trago saliva para calmar mi ansiedad sobre esta situación. Estoy muy asustado. Aun no quiero ver a quien me enfrentare los siguientes días de mi vida. Prefiero cerrar los ojos

-Jaena-shi –me habla y abro mis ojos. Es un hombre joven, tiene una agradable sonrisa y parece que su mirada desea descubrir más en mi rostro. Con su mano recoge el abanico de derecha a izquierda, observándome y ampliando su sonrisa –perdona que en mi imaginación te haya visto menos hermosa, mi viaje hasta aquí ha sido realmente beneficioso para mi corazón. Soy Jung Yunho –me hace una venia y de igual manera agacho mi cabeza. 



-he decidido estar un día aquí –menciona -si a madre no le molesta. Quiero que Jaena se despida de usted y esté tranquila cuando la lleve conmigo –me mira, en sus ojos puedo ver felicidad. Mi madre tenía razón, el ha creído ciegamente que soy una mujer. ¿Esto… funcionara? 

**********************


Anoche mi madre y yo conversamos por muchas horas, me conto los secretos de las mujeres y me enseño como debía actuar. Ella no vendría conmigo y tenía que defenderme solo. Su corazón estaba tranquilo y confió en aquel hombre que me alejaría de su lado. Nos dimos un último abrazo y mi futuro esposo le entrega la dote por mi aceptación a ese enlace. Ese dinero le sería suficiente por un año, ella no sufriría. Las cosas han salido bien. Debería estar calmado pero ver ese caballo en el que subiría para ir acompañado de él, hizo que mi corazón latiera muy fuerte. 

-te ayudare a subir –me dice y me da su mano para cargar mi peso y ubicarme encima del animal, sentado de lado. Le siento afirmarse detrás de mí y pasar sus brazos por mi cintura para dirigir el animal. Sus ojos se fijan en mi rostro mientras yo solo puedo mirar a su derecha. ¿Por qué siento que me hablara y me dijera tantas cosas con su mirada? 

Ha pasado media hora de camino y empiezo a sentir sueño, las horas que tardé hablando con mi madre, mi cuerpo las estaba cobrando. Mi cabeza se movía de un lado hacia el otro y mis ojos se cerraban como si cargara algo pesado. La sonrisa de Yunho-shi en ocasiones me despertaba y trataba de recuperarme pero no era posible del todo

-¿estás muy cansada? –Me pregunta y negué con la cabeza –ven aquí –su mano toca mi rostro y lo lleva hasta su hombro para que durmiera mejor, no quería hacerlo pero el sueño me estaba ganando la batalla


****************************


-¡Jaena-shi! ¡Jaena-shi! Hemos llegado –le escuché despertarme con voz tierna y suave, el toco sutilmente mi mejilla para recuperar mi semblante

-oh!!! Lo siento –pronuncie y el sonreía hermosamente. Tengo una sensación de felicidad al ver que su rostro se ilumina gracias a mi, de verdad estoy creando motivos para preocuparme sobre mi corazón, está empezando a crear emociones que no deberían. 

He bajado del caballo y observo una casa grande, muy bien conservada y de decoración fina en colores pasteles. En la entrada se han ubicado sus familiares en espera de nuestra llegada, eran alrededor de ocho personas

-¡la has traído! –Le dice su madre acercándose a él y dándole un beso de saludo –Jaena-shi… eres realmente hermosa –en estos casos solo puedo limitarme a sonreír y luego agradecer su comentario. Luego me saluda la hermana menor de Yunho, y algunos primos con los que vivían. 

-te llevaré a tu habitación –me dijo y me toma de la mano para guiarme. Como mi caballero vivía lejos de mi casa, se acordó que me mudaría con él una semana antes del casamiento. Aun estaría protegido por estos días puesto que no podíamos dormir en el mismo lugar. Todos al parecer estaban muy alegres con mi llegada y con mi presencia. Mi hermana hubiera sido realmente feliz.

El lugar en el que pasaría los siguientes días era muy cómodo, con lo esencial que tiene una habitación. Yunho me ayuda con las valijas y las ubica cerca de un mueble 

-¿quieres descansar un poco? – Él toca mi mejilla y me mira –ansió que llegue rápido el día de nuestra unión –cada minuto que pasa, este caballero se enamora mas de mi pensando que soy una mujer y yo no deseo que sufra. Mi conciencia está empezando a reprenderme. Creo que debería confesar la verdad

-Yunho-shi…

-¿Qué haces aquí? –Fue la voz de su hermana que se nos une, separando la corta distancia entre Yunho y yo – ¡no debes estar en su habitación! –Se reía –luego hablaras con ella, por ahora déjanos a solas -Mi futuro esposo se aleja de la habitación, no sin antes mirarme por otros minutos y seguir sonriendo por mí.

-ahora sí –pronuncia su hermana, se llama Dae Na. Es una chica muy linda, un poco extrovertida y me expresó que quería convertirse en mi mejor amiga – ¡estamos solas!

-¿quieres decirme algo?

-te ayudaré a guardar tus hanboks ¡vamos!

Mientras las dos ubicábamos los vestidos de mi hermana que ahora yo usaría en el mueble, Dae Na se dedicó a hablarme de Yunho, no puedo evitarlo pero todo lo que ella me confesaba lo grababa en mi cabeza como algo importante, mi curiosidad por ese hombre crecía a cada minuto.

***************


Luego de la cena, Yunho decide llevarme a dar un paseo. Subimos a un caballo y andamos por unas cuantas calles que daban a la salida del pueblo. Creo que fui muy obvio al mostrar confusión por el lugar de destino 

-si estás conmigo, no debes temer a nada ni a nadie –le escuché pronunciar eso en mi oído. La verdad a su lado no sentía miedo. Me sentía en calma, y deseaba escuchar su voz siempre. Prefiero pensar que él y yo podríamos ser muy buenos amigos pero una vez que sepa mi verdad, seguramente me odiara y la sola idea de esa situación, hace que mi corazón se escuche partir. 

Hemos llegado, el lugar es hermoso. Hay un lago grande cubierto de mucha vegetación en el que se puede subir a pequeños botes decorados con velas y estacionarse en el espacio que deseen. Es totalmente romántico. Yunho me ayuda a subir y luego el toma el remo en sus manos para comenzar a mover el bote. La única iluminación que teníamos era la luna y algunos faroles a los lados del bote. Nos hemos detenido cerca de una montaña. Había otras canoas cerca pero no lo suficiente para que nos vieran específicamente

-¿te ha gustado el lago? –Yunho me hablaba desde su asiento

-es… muy romántico

-sé que es muy pronto pero… ¿crees que puedes enamorarte de mí?

-¿ehh? –luego de esa pregunta que no sabía cómo responder, se me acerca casi que obligándome a solo verlo a él, estaba ubicado en mi frente pero con escasos centímetros de lejanía. ¿Por qué mi corazón ha empezado a acelerarse? ¿Es eso normal?

-haré que te enamores de mi –continua el hablando –puedo ver que seremos muy felices –teniéndolo así de cerca solo puedo concentrarme en su boca, es muy carnosa y me está atrayendo, tuve que girar mi rostro para no seguir deseando hacer algo que está en contra de lo normal, pero su mano hace que mi rostro se devuelva a seguir observándolo

-déjame besarte –me dice acercándome más a sus labios, tengo los argumentos para detenerlo pero ¿Por qué no los uso? Creo que probaré una sola vez, solo por una vez.

Cerré mis ojos en espera de su toque que no tardó segundos en unirse a mí, todo se hacía lento y sin prisa. Algo en mi se encendía como un cohete y me hacia volar, me elevaba dentro de mi cabeza. Siento por primera vez como aprisiona mis labios y los suelta para repetir ese movimiento varias veces. Mi rostro me pedía que me moviera de un lado hacia otro para que él pudiera estar unido a mí por más tiempo. Creo que nos estamos entendiendo perfectamente. Ahora siento que él me pide que abra un poco más los labios y al hacerlo algo húmedo y suave hace contacto con mi lengua, esto es mucho mejor pero… algo en mi cuerpo se está viendo afectado. Me detengo apresuradamente antes que sea tarde

-voy muy rápido, lo sé –me habla sin alejarse de mi rostro –lo siento pero quiero hacerlo de nuevo –logré ubicar mi dedo índice entre nuestras bocas para decirle que no quería. En realidad también deseaba repetir esa sensación pero me dije que lo haría solo una vez 

Llegamos a casa y en cuanto me ayuda a bajar del caballo me acerca nuevamente a su boca. ¿Por qué me tortura de esta manera? No sería correcto enamorarme de Yunho. No, mientras él me crea algo que no soy

-te acompañaré a tu habitación –avanzamos caminando hasta la puerta principal y aparece su hermana, Dae Na

-¡un momento! –Ella hace que nos separemos –no deben estar así de cerca antes del casamiento. Yunho, hermano, conoces las reglas y aun así te empeñas en ir en contra 

-¡Dae Na! – Él le habla –aun no conoces eso del amor –le siento sus ojos clavarse en mi rostro mientras yo miraba hacia otro lado para no perderme en esos ojos. Fingí estar cansado y me dirigí a la que sería mi habitación, me acosté sobre la frazada un poco gruesa y miraba hacia el techo pensando en mi vida.

Con el paso de las horas, Yunho se muestra más interesado en mí y… con ese beso de hoy que no logro sacar de mis pensamientos, mi corazón se está involucrando. Es la primera vez que alguien me regala toda su atención y hace que me eleve con solo sentirlo cerca de mí. Sé que dije “una vez” pero deseo volver a besarlo, deseo que sus brazos me atrapen, deseo… no debo seguir con esto. 


************************

Hoy cuando he salido de mi habitación para disfrutar de la primera comida del día, siento las miradas de todos sus familiares. Puedo percibir que les agrado, que están alegres por esta unión y eso me hace querer acabar con esta farsa, pero por otro lado. Quiero vivir con estas personas siempre. 

-Jaena-shi –habla una de las primas de Yunho -¿Qué te ha gustado de tu prometido?

-¿ehh? -¿debo responder? 

-hya!!! ¡No la molestes! –agrega la madre 

-Yunho es muy guapo, sabemos que muchas jóvenes querían casarse con él… Jaena-shi eres muy afortunada –solo podía sonreír. Nada más. Y si, sentirme muy afortunado de conocerlo

-ella aun no responde –comenta un chico, hermano de la prima, todos me animaban a responder pero ni siquiera yo conocía esa respuesta 

-¿Qué es lo que pasa? –aparece Yunho entre nosotros

-queremos saber que le gusta a Jaena-shi de ti –responde el chico –pero aun no nos dice nada

-si ella no quiere hablar no la obliguen –me defendió y no quitaba su mirada de mi –yo responderé –todos se animaron y aplaudían como locos, para luego hacer silencio y escucharlo –yo… yo creo que es lo más hermoso que mis ojos han podido apreciar –todos quedaron encantados con esas palabras, todos menos yo, que si no fuese por la decencia que debo proteger, me hubiera lanzado a sus brazos. 

Me coloco de pie y hago una pequeña reverencia en señal de agradecimiento por su halago

-me tengo que ir –pronuncia él en voz alta. Yunho camina en dirección a mí y me toma por la mano llevándome con él. Desde lejos aun se escuchaban sus familiares ruidosos por esa escena. Abre la puerta de una habitación grande, no la conocía y la cierra para acorralarme en la puerta

-te amo Jaena –mis ojos no podían abrirse más, ha sido muy poco tiempo para los dos y… -se que no está permitido pero… quiero probar de nuevo tus labios –él toca mi barbilla subiéndola a su nivel para acortar la distancia –no me rechaces… -no pude rechazarlo, no quiero hacerlo. Le regale mis labios en ese momento para que hiciera lo que quisiera, lo que su deseo le llamara. Supe en ese beso que contra Yunho he perdido mi razón.      



2 comentarios:

  1. Ahhh me gusta!!!!! Amo el yunjae y la historia me atrapo,buena escritura n.n mas capos!!!

    ResponderEliminar
  2. waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa q lindoooooo me muero hubiera llorado por no tener mas capis pero q bueno q tengo dos mas por leer me encanto y obio que tonta de no leerlo antes me encantoooooo tooooooooooodo kiero ser jaena , pobre jae y ahora como salir de eso y q romantico se enamoraron al toque y no creo q solo por q paresca mujer es su esencia jjajja ...adios sigo leendo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD