Soledad- Capitulo 3.

3 comentarios
Soledad- Capitulo  3.


¿Cuánto había pasado desde que mis padres me habían corrido de casa?, no lo sé, pero creo que era 1 año debido que era el tiempo en el que había estado en la Universidad y un año de vivir con mi Hyung Jaejoong.

A pesar de todo intentaba no encariñarme tanto con él, tenía miedo de que se bajaba todas mis defensas frente a él en cualquier momento me apuñalaría por la espalda, la vida me había enseñado a no confiarme, a aprender que siempre estaré solo, porque la gente no estará para ti por siempre.

-Changmin- La voz de mi Hyung me saco de aquellos pensamientos y me doy cuenta que llevo bastante tiempo mirándolo.

-Lo siento, me perdí- Pude ver aquella sonrisa en sus labios, esa en la que podía ver sus dientes blancos.

Jaejoong se puso de pie (estaba leyendo un libro sentado en uno de los sillones) y camino hacia mí.

-¿En qué tanto piensas Minnie?- Pude sentir como pasaba sus dedos por mi mejilla y me estremecí al sentir su contacto frio.

­ -Solo pensaba-

Jaejoong alejo su mano y con aun aquella sonrisa se dirigió hacia su habitación, suspire, Jaejoong era algo raro, y sentía que se comportaba de manera inusual, podía notar cómo se me quedaba viendo y cuando giraba la visita, desviaba la mirada cualquier otro lado, o fingía hacer algo, muchas veces lo encontraba perdido en sus pensamientos y cuando reaccionaba siempre tenía un sonrojo en su rostro, otro comportamiento extraño es que cuando salgo del baño siempre que me ve parece decepcionado por algo, para después hacer un puchero.

Me encogí de hombros, desde que conocía a Jae este había sido bastante extraño, el hecho de hablarle a alguien que es ignorado por todos ya de por sí para mi es bastante anormal, a si que decidí olvidar todo lo extraño referente a mi Hyung… o más bien aceptarlo.

------------------------------------------------------------

Los murmullos llegaban a mis oídos, la verdad es que aquello ya no me molestaba, toda mi vida había sido así, siempre murmurando cosas malas sobre aquel chico torpe, mal arreglado, etc. Lo que ellos pensaban de mí, me tenía sin cuidado, un día Jaejoong me dijo:

“Las personas que insultan o hablan mal de los demás, es porque tienen baja su autoestima, y lo hacen para sentirse superior a los demás, si le demuestras que sus insultos te lastiman lo harás más poderoso, si no, solo es un idiota más”

Y con aquel pensamiento sonreí, Jaejoong hacía mi día más agradable. Pero iba tan distraído, que termine chocando con alguien y gracias a la gravedad caí al suelo, e inmediatamente comenzaron las risas.

-Lo siento ¿estás bien?- Aquello hizo eco en mi cabeza y alce la vista, por un momento lo mire con duda, quería saber si me estaba hablando a mí, pero lo confirme cuando me sonrió y extendió la mano, la tome y de un solo movimiento me levanto –Lo siento- Y en ese momento un rubor ataco mi rostro.

-No… no yo… fue mi culpa- El volvió a sonreír y mi corazón se acelero –Yo… iba distraído-

El negó con la cabeza

-Entonces ambos tuvimos la culpa, yo también venía distraído-

Soltó una carcajada y no pude evitar reír con él, pero mi risa más bien era nerviosa, debido a que no estaba acostumbrado a estar con la gente.

Fue en ese momento que me di cuenta que era bastante guapo, era alto, me sacaba media cabeza de altura, su cabello estaba pintado de un color grisáceo y bajo su camisa se podía ver su buen trabajado cuerpo.

De repente estiro la mano y dijo

-Jung Yunho- Tome su mano y aun tímido le dije el mío

-Shim Changmin-

-Espero que nos volvamos a ver Min- Y sin más, dio la vuelta y siguió con su camino.

No sé cuánto tiempo paso, pero estuve un buen rato parado como estúpido aun viendo el camino por donde se había ido, sintiendo una agradable sensación en mi mano y como un calorcito aparecía en mi pecho.

------------------------------------------------------

Mis pasos eran lentos y podía sentir como en mi rostro tenía una gran sonrisa, aún no pasaban los efectos de haber hablando con Yunho, abrí la puerta del departamento y me encontré con Jae, se veía preocupado.

-Min- Dijo – Estaba preocupado, es tarde ¿Dónde estuviste?- Yo solo sonreí ampliamente y él me miro con extrañez.

-Hyung, estoy feliz- El sonrió

-¿Por qué?- me pregunto con aquella sonrisa, suponía que por la cara de idiota que traía

-Hoy conocí a alguien - Dije bajando la mirada, sintiendo como un calor se acumulaba en mi rostro – Fue amable conmigo- Lo dije casi en un susurro – Lo que nunca nadie ha sido conmigo-

No hubo respuesta, así que cuando levante mi rostro me encontré con el suyo… su seño estaba fruncido y sus brazos los tenía cruzados contra su pecho… estaba enojado

-A sí que yo no soy nadie- Algo hizo clic en mi cabeza y pude notar la estupidez que había dicho.

-No Hyung, me refiero…- No me dejo terminar

-Bien si él ha sido el único amable contigo, yo no tengo nada que hacer aquí- Dijo dando media vuelta.

Se metió a su habitación y el sonido de la puerta siendo cerrada hizo que reaccionara, camine hacía su puerta y toque varias veces

-Hyung, ábreme, no fue mi intención, lo siento-

Pero jamás me abrió, un suspiro salió de mis labios y me deje caer, contra su puerta, la había cagado, y en grande y me di cuenta que a Yunho hacía que se me olvidara todo… hasta Jaejoong.

-----------------------------------------------

Habían pasado varias semanas y Jaejoong había estado ignorándome y evitándome en ese tiempo, realmente me sentía mal ver en lo que se había convertido nuestra amistad por una estupidez, y la culpa aumentaba cada día, porque en ese tiempo me había hecho amigo de uno y como siempre me olvidaba de Jaejoong

Aquel día cuando llegue a casa, todo estaba a oscuras, fui a la cocina y no había nada, y por más molesto que estuviera Jaejoong siempre me dejaba algo de comida.

Estaba a punto de ir a su habitación con la idea de que estuviera enfermo, cuando la puerta principal se abrió.

Gire mi vista y vi a Jaejoong, se veía bastante mal, su mirada se veía perdida y llorosa

-¿Hyung?-

Giro al escucharme, podía ver que no me enfocaba bien, porque cerraba los ojos, como si no me conociera y cuando logro enfocarme frunció el seño, intento caminar, pero cayó al suelo, rápidamente me acerque hacía él, y me di cuenta que olía a alcohol

-Hyung, apestas a alcohol-

-Como si te importara- Medio me respondió

-Hyung, no empieces- Intente levantarlo del suelo, pero no se dejo, solo pude bufar molesto – Vamos Hyung, de verdad no fue mi intención-

Y sin esperármelo se puso de pie y en un movimiento me empujo, estaba desconcentrado, pude ver su rostro a centímetros del mío, y me di cuenta que estábamos sobre un sillón

-Realmente no lo entiendes ¿Cierto?-

El olor a alcohol llegaba a mi nariz y realmente no entendía lo que me estaba diciendo

Pude ver su sonrisa, aquella que no había visto por varios días, lo vi acercarse más, y por un momento me puse nervioso, el solo pensar que Jaejoong que me besaría, pero (por alguna extraña razón) sentí una gran decepcione cuando deposito el beso en mi frente y su peso muerto cayó sobre el mío.

Me quede ahí intentando entender que es lo que le pasaba a Jae, mi corazón se encogió en solo pensar que algo malo le habían hecho para que bebiera de esa forma, ¿Lo habían rechazado? ¿Su novia lo había cortado? Y ¿Tenía novia?, rápidamente negué, eso no era posible, Jae me hubiera contado si tuviera novia, entonces ¿Qué es lo que le pasaba? Me quede un rato intentando ordenar mis ideas, tanto que cuando intente moverme recordé que Jaejoong se había quedado dormido sobre mí, intente quitármelo de encima, pero estaba bastante pesado, a mi quinto intento suspire frustrado, ya me dolían los brazos de intentar alzarlo, y sonreí, a pesar de que parecía una chica con aquella piel blanca de porcelana, labios rojos, cabello negro y aquel cuerpo frágil solo eran apariencias y al no haber otra opción me quede dormido en aquel sillón con el cuerpo de mi Hyung sobre mí, pero se sentía bien

--------------------------------------------------

Cuando abrí los ojos me di cuenta que mi Hyung ya no estaba sobre mí, en cabio había un cobertor cubriendo mi cuerpo, y solo pude suspirar, me levante sintiendo mi cuerpo adolorido por haber dormido toda la noche sobre el sofá.

Bus que a mi Hyung, pero no había señales de él y solo me encontré con el desayuno que dejo en la cocina.

Los días seguían pasando y mi relación con Yunho era cada día mejor, y algo que jamás creía que sucedería nuevamente sucedió…

Me había enamorado de Yunho, después de lo que paso con Yoochun me prometí no volver a enamorarme, pero nadie manda en el corazón, y así paso tal vez era porque me había hablado y no se había dejado guiar por lo que decían y eso hablaba mucho de él, era una persona correcta, amable y además guapo

Sin embargo pasaba todo lo contrario con Jaejoong, simplemente se había desaparecido desde aquella vez que llego ebrio no lo había vuelto a ver, y cada vez me preocupaba mas.

-¿Changmin?- aquella vez me saco de mis pensamientos

Parpadee varias veces hasta que vi a Yunho que miraba preocupado

-Lo… lo siento me perdí- El sonrió

-Es lo que veo, llevo varios minutos hablándote- Baje la mirada avergonzado

-Lo siento-

-No te preocupes ¿En qué tanto piensas?-

-En mi Hyung- Le dije y me miro confundido – El y yo somos compañeros de habitación, pero peleamos y no he podido hablar con él-

-Ya veo- Dijo algo pensativo –sea lo que sea, se le pasara- Yo asentí no muy convencido – Vamos anímate, no me gusta verte con esa carita-

De repente sentí sus manos en mi rostro como lo acariciaba lentamente y me deje llevar por aquella cálida sensación, cerrando los ojos, cuando los abrí tenía el rostro de Yunho a centímetros del mío.

-Yunho que vas a…- No termine de hablar porque Yunho sello mis labios con los suyos, todo quedo en blanco, solo podía sentir sus labios sobre los míos, cuando se separo me sonrió.

-Nos vemos mañana Min- Dijo para luego girar e irse

Y nuevamente como aquel día en que Yunho me dirigió la palabra, me quede ahí parado viendo como se alejaba, sonreí mientras llevaba una de mis manos hacia mis labios

Abrí la puerta aún con aquella sensación y lo que menos esperaba era encontrarme con Jae sentado en el sofá leyendo un libro.

Cuando la cerré, el cerró su libro e intento ir a su habitación, pero no lo permitiría, no esta vez, eran ya semanas de no hablarnos y lo extrañaba, extrañaba a mi Hyung.

En un movimiento rápido lo abrazo por atrás y él se quedo estático.

-Hyung por favor, tenemos que hablar-

-No tenemos de que hablar- Me dijo – Yo no soy nadie ¿Recuerdas?- Intento soltarse, pero me aferre más a su cintura

-Lo siento, de verdad- Me mordí el labio, porque sentía que en cualquier momento lloraría – Me equivoque yo, yo… te extraño Hyung- Las lagrimas hicieron aparición – Extraño a mi mejor amigo-

En un movimiento brusco se zafo de mi agarre, baje la vista resignado, porque aquello significaba que lo había perdido, y solo pude llorar, sin embargo me tomo por sorpresa cuando Jae me abrazo.

-¿Es verdad?

-¿Eh?

-¿Es verdad lo que dijiste?- Ante aquello sonreí, varias veces la actitud de Jae podía ser infantil.

-Si- Le dije correspondiendo el abrazo- Eres mi mejor amigo-

Nos quedamos abrazados por un largo tiempo, pero no me importo, porque todo había vuelto a la normalidad.

-----------------------------------------------

Mi mente estaba en shock, creo que el estar enamorado de Yunho hacia que tuviera alucinaciones.

-¿Qué? Pregunte y Yunho sonrió

-Changmin ¿Quieres ser mi novio?-

-¿Es enserio?- Yunho bufo divertido

-Si no lo fuera no te lo estaría pidiendo- Parpadee varias veces -¿Entonces?-

Sonreí y me abalance hacía él, lo tome por sorpresa, ya que ambos caímos al suelo

-Si- Le dije para luego besarlo.

Todo había sucedido tan rápido, pero estaba feliz, sin embargo mi Hyung no lo estaba, cuando le dije no le agrado mucho la idea, sermoneándome con eso de que no lo conocía bien, que era bastante sospechoso, que todo iba muy rápido y blah, blah, blah.

Aquello me recordaba a mi… bueno no a mi madre, pero si a una madre sobre protectora, pero al ver que ninguno de sus sermones me afectaban, con un suspiro acepto la relación, diciéndome que me cuidara.

Pero aquello se lo agradecía, porque de una forma u otra me sentía feliz de que mi Hyung aceptara mi relación con Yunho.

-----------------------------------------------------------

Las manos de Yunho recorrían mi cuerpo ya desnudo, y un suspiro salió de mis labios. Llevaba 3 meses saliendo con Yunho, y hacia unos días me había dicho que quería hacer el amor conmigo, no me negué, debido a que no había sido lo mismo que con Yoochun, yo sabía que estaba enamorado de Junsu, pero mi idiotez pudo más, y el termino fue un caos, sin embargo yo amaba a Yunho y él me había dicho lo mismo, así que yo no veía el problema en ningún lado, así que ahora me encuentro en su casa recostado sobre su cama y el sobre mí.

Sus padres no estaban, por eso habíamos elegido ese día, y yo le había mandado un mensaje a Jae.

“Hyung, pasare la noche con Yunho, no me esperes”

Y después había apagado mi celular, porque sabía que me reclamaría, pero borre a Jae de mi mente y me deje llevar por las caricias que Yunho le brindaba a mi cuerpo.

Me estremecía cuando los dedos de Yunho se introducirán en mi entrada, y yo solo podía aferrarme a las sabanas.

-¿Estás bien?- Me pregunto, me mordí los labios ante el dolor y asentí, el sonrió y me beso – Estas bastante tranquilo, ¿Es tu primera vez?-

Ante aquello me avergoncé y desvié la mirada, no creí que me fuera a preguntar, pero de todas maneras le conteste.

-No- Le dije – Yo… estuve con alguien más, pero fue hace mucho-

-Ya veo- Pude escuchar en su voz algo de decepción – Lo siento-

-¿Eh?- No me esperaba eso - ¿Por qué te disculpas?- El sonrió

-Porque se me adelantaron, quería ser el primero y el último- Sonreí

-No importa- Le abrace del cuello y lo acerque más a mi cuerpo – Lo que importa es que estás tú ahorita- Y lo bese, las caricias comenzaron nuevamente.

Sentí como abría mis piernas y cuando entró, recordé el dolor y el placer mezclados ante la unión, aquella sensación exquisita y aunque las lágrimas aparecieron estaba feliz.

Por in nuestros cuerpos se habían vuelto 1, con cada estocada tocaba ese punto que me hacía retorcerme del placer yo solo podía aferrarme a su espalda y gemir lo más alto que podía hasta que llegué a mi clímax.

Por n momento tuve su peso muerto sobre mí, pero no me importo, acaricie su cabello un rato, y cuando se incorporo sonrió y deposito un beso en mi frente “te amo” me susurro para luego salir de mi interior, sentí como su semen salía de mi interior, y escurrió por mis piernas, pero no me importo, me acurruque sobre su pecho y le dije un “yo también” para caer dormido.

Al día siguiente Jae me recibió con uno de sus regaños, de mi imprudencia y demás, y ante mi falta de atención comenzaron nuestras discusiones (que generalmente terminaban en golpes cariñosos)

Pero a pesar de sus regaños pude notar un brillo triste en los ojos de Jae, y no entendía el porqué, desde que salía con Yunho lo veía más deprimido, y muchas de sus sonrisas eran fingidas, no le pregunte porque sé que cuando esté listo él me lo dirá, pero quisiera que me tuviera más confianza para que me dijera que es lo que lo tiene así.

-------------------------------------------------------------------

Mis lágrimas salen de mis ojos al ver a Yunho arrodillado frente a mí con una pequeña caja y en ella un anillo.

¿Cómo reaccionas cuándo la persona de la que te has enamorado te propone matrimonio?

No lo sabía, y solo podía llorar de felicidad

-Qué dices Min, ¿Quieres pasar el resto de tu vida con este idiota?-

Yo solo pude asentir, y pude sentir como deslizaba el anillo sobre mi dedo anular de mi mano izquierda, ahora estaba comprometido con Jung Yunho.

Corría feliz por las calles, había chocado con varias personas y solo podía disculparme con aquella sonrisa tonta en mi rostro.

Subí las escaleras corriendo y literalmente abrí la puerta de un trancazo.

-¡Hyung!- grite una vez dentro

-¿Qué pasa Minnie?- Me pregunto desde algún lado de la cocina

Fui hacía allá y lo encontré terminando de hacer la cena.

-¿Qué es? Huele rico- El rio un poco.

-Kimchi- Me dijo y am i se me hizo agua la boca – Anda tráeme unos platos y comemos-

-Si- Le dije, la verdad es que la comida de Jae era muy buena.

Se los lleve y sirvió el Kimchi en ambos platos y para ese entonces y ya estaba sentado en la mesa esperando que Jae llegara con los platos e inmediatamente que puso el plato frente a mí comencé a comer.

-Oye- Escuche la voz de mi Hyung, levante el rostro por un segundo y me encontré con el suyo sonriente y lo iré con duda – Come con calma, te juro qué la comida no se irá-

Ante sus palabras me avergoncé, la carcajada de mi Hyung no ayudaba mucho y solo pude seguir comiendo.

Cuando termine aquel plato aún no estaba satisfecho.

-Hyung-

-¿Si?-

-¿M… me puedes dar más?- Nuevamente se echo a reír y ante la vergüenza solo pude golpearlo

-Oye no me pegues- Me dijo con un puchero.

-Y tú no te rías- El se cruzo de brazos y sonrió.

-Claro que puedo- Dijo con suficiencia – A menos que no quieras más comida-

Yo solo pude fruncir el seño ¿Cómo se atreve a amenazarme? Y más con la comida.

-Eres un chantajista-

-Velo como quieras- Me dijo aún sonriendo, y solo pude bufar para después escuchar su estridente risa.

Y aunque tuve que soportar su burla toda la cena valió la pena porque comí 3 platos más.

-Por cierto Min- Me dijo una vez que termináramos de comer y alzar la mesa.

-¿Si?-

-¿Qué me ibas a decir? Hoy llegaste muy feliz- Lo mire confundido cuando los recuerdos llegaron a mi cabeza.

Me golpee mentalmente ¿Cómo había olvidado a Yunho? Pero no le di importancia y solo sonreí.

-Si es que…- Le enseñe mi anillo y lo vio con curiosidad.

-Es bonito- Me dijo, y yo asentí

-Yunho me propuso matrimonio-

Pude notar como Jae se ponía estático, su sonrisa se volvió forzada, y nuevamente aquel brillo triste volvió a sus ojos.

-¿De verdad?- Yo asentí, aún con aquella curiosidad –Felicidades- Me dijo, para luego abrazarme, pude sentir como su cuerpo temblaba.

-¿Hyung?-

-Lo siento yo…- Su voz se corto y de repente comenzó a llorar

¿Por qué lloraba? No se supone que debería estar feliz con la noticia

-Hyung ¿Por qué lloras?- Le pregunte separándolo de mi cuerpo

Lo mire y pude ver sus lágrimas correr por sus mejillas, sus ojos estaban rojos y algunos sollozos escapaban por su boca, se veía tan… no lo sabría decir, pero era la primera vez que lo veía tan vulnerable.

-Lo siento- me dijo sonriendo, pero aún así no paraba de llorar – Estoy feliz- Si me preguntan no se veía muy feliz- Me alegra que hayas encontrado a alguien con quien pasara toda tu vida-

-Pero ¿Por qué lloras?- Seguía sin entender y volvió a sonreír.

-Ahora que te cases me dejaras solo- Me dijo con una sonrisa triste y yo sonreí

-Tonto Hyung- Le dije, me acerque a él y acaricie su mejilla, cerró sus ojos – Nunca te dejare solo- Lentamente los abrió – Siempre estaré ahí para ti, siempre serás mi mejor amigo-

Me abrazo y nos quedamos ahí por un tiempo, estaba feliz, porque tenía a las 2 personas que más quería en mi vida y no pedía nada más.

---------------------------------------------------------

Nuestra boda sería en unos 2 meses, estaba emocionado y aunque de mi parte solo iría Jaejoong, no me importaba, porque era al único que necesitaba ahí, aún no conocía a los padres de Yunho, porque estaban muy ocupados por su trabajo, pero según él estaban ansiosos de conocerme y yo a ellos.

Me dirijo hacía la casa de Yunho, por fin tenía la fecha de la boda, y quería notificárselo, cuándo me disponía a tocar la puerta me di cuenta de que estaba abierta, la abrí lentamente, me asome y lo llame.

-¿Yunho?-

Pero no había respuesta, todo estaba oscuro, así que supuse que no había nadie, me disponía a salir, cuándo escuche un suspiro, gire mi vista y me di cuenta que una tenue luz se asomaba por el cuarto de Yunho, no sé si estaba haciendo lo correcto, pero entre y camine hacia ella.

Lentamente abrí la puerta y al hacerlo mi corazón se rompió, lleve mis manos hacía mi boca para evitar gritar, porque ahí en la habitación se encontraba Yunho completamente desnudo embistiendo a otro chico que se encontraba debajo de él, podía sentir un horrible dolor en mi pecho, y me di cuenta que era masoquista, porque seguía viendo aquella escena que hacía que mi corazón se rompía en pedazos

Los gemidos llegaban a mis oídos

-Y… Yunho m… mas-

El sonido de sus caderas chocando entre sí

-C… Chul-

El grito de ambos al llegar al clímax

-Ahhhh-

Y su respiración entre cortada

-Yunnie- Pregunto aquel chico

-Dime Chul- Preguntó mientras besaba su frente.

-¿Cuándo terminara tu farsa con aquel chico?- ¿Había dicho farsa?

-En nos meses, cuando me diga la fecha de la boda- Aquel tipo rio.

-Que iluso y estúpido- Rio – En que cabeza le cabe el hecho de que tu le hables-

-Lo sé, fue tan fácil engañarlo-

Abrí mis ojos sorprendido, ¿Todo lo que había vivido con él había sido un engaño?, no podía ser cierto, debía ser solo una broma, un mal sueño.

-Jamás creí que aceptaras la apuesta-

-Sabes que no me gusta que me reten, y si lo hacen lo hare, además ese niño no fue un reto, fue demasiado fácil, es bastante ingenuo, todo lo que le digo se lo cree, ¿Cómo puedes confiar en alguien si apenas lo conoces? Y lo mejor de todo es que todo lo hice rápido y a él no le importo-

-¿A qué te refieres?-

-Siwon hizo el reto en 5 fases, pero todas estas me llevarían unos 2 años y medio aproximadamente llevarlos a cabo, la primera fue chocar con el “accidentalmente”- Hizo un énfasis en la última palabra – Y ganarme su confianza, todo eso en un año, pero me tomo semanas hacerlo, la segunda fue hacerme su novio y serlo 5 meses, pero lo hice en 3- Podía ver su sonrisa de suficiencia – Luego le quitaría su virginidad, aquello falló un poco, porque aquel chico ya no era virgen, aún no entiendo quien en su sano juicio se acostaría con él, pero supongo que quién quiera que fuera solo lo utilizo-

Ante aquellas palabras el rostro de Yoochun apareció en mi mente y mi corazón se me encogió, las lágrimas comenzaron a salir, porque todo lo que creí que era especial solo había sido una diversión para él.

-Bueno la siguiente etapa era después de 6 meses, tenía que pedirle matrimonio, utilice el anillo de mi padre y ahora anda como loco buscándolo- Mire mi anillo con dolor, aquel objeto que me había dado felicidad ahora solo quemaba en mi piel – y 5 meses después sería nuestra boda- rio – Ya quiero ver su cara cuando solo él se presente, y lo mejor de todo es que todo esto me tomo 4 meses, bueno 6 si suponemos que la boda será en 2-

-Vaya que fue rápido- sonrió - ¿Qué apostaron?-

-Jajaja, digamos que en 2 meses tú y yo nos iremos de vacaciones a Jeju 1 semana- Comenzaron a reír, pero Yunho paro de golpe cuando su mirada se cruzo con la mía – Changmin- Susurro y el otro chico volteo a verme, pero Yunho en lugar de preocuparse sonrió, y aquello me dolió más – Vaya vaya, veo que tenemos a un lindo espía-

Se levanto de la cama y camino hacia mí, tomo mi barbilla con una de sus manos y yo lo empuje

-¡No me toques!- Le grite, di un paso para atrás, pero en un movimiento me tomo de las muñecas y me estampo contra la pared.

-¿Por qué no Min? No es como si no te hubiera tocado antes- Mi cuerpo comenzó a temblar, solo quería salir de ahí – Además nos vamos a casar ¿Recuerdas?- Paso su manos por donde estaba el anillo, pero yo solo podía llorar.

-¡No!- Con una fuerza (que no sabía que tenía) lo golpee y cayó al suelo

Lo vi ahí tirado, sorprendido, al parecer no se esperaba que yo lo golpeara, incluso yo mismo me sorprendí porque nuca había hecho eso, sin embargo en un momento fruncí el seño y me estremecí, aquella mirada que me dirigía era de odio, intente correr pero me agarro del cabello y me tiró al suelo.

-Vas a fingir que no has visto nada- Intente quitármelo de encima, pero solo logré que me golpeara en el rostro, pude sentir como la sangre escurría por él y nuevamente el miedo se apodero de mi – Seguirás con lo de la boda, no pienso perder mis vacaciones solo por tu culpa- Nuevamente tomo mi cabello y me levanto de un tirón.

Todo aquello so oía tan lejano, de repente todo mi cuerpo se sintió cansado, y la voz de Jae llegaba a mis oídos.

“¿No crees que es demasiado rápido?” “Ese chico se me hace sospechoso” “ten mucho cuidado”

Todo aquello que Jae me había dicho y yo creí como exageración por su parte había sido verdad y yo lo había ignorado, ahora estaba pagando las consecuencias

Nuevamente tome fuerza y lo golpee.

-No pagaré tu maldita apuesta- Le dije y con dolor me saque el anillo – No quiero nada de un estúpido como tú- Y se lo avente a la cara, salí corriendo de ahí, ignorando a Yunho, sus gritos y sus amenazas.

Toda aquella fuerza había salido gracias a Jae, su rostro en mi mente aparecía una y otra vez, su preocupación por mí, todo, así que corrí, aún con las lágrimas corrí hacia la única persona que realmente me ha querido, todo a mi alrededor desapareció, solo tenía un objetivo “Jae” sin embargo el sonido de un claxon hizo que él mundo regresara y solo pude ver unas luces, un gran dolor apareció en mi cuerpo y todo se volvió negro.

---------------------------------------------------------------

Cuándo abrí los ojos mi cuerpo gritaba de dolor, y la cabeza me daba vueltas, un nudo se formo en mi garganta y las lágrimas amenazaban con salir cuándo recordé lo que había pasado con Yunho, lleve mi mano derecha hacía donde anteriormente había estado el anillo y suspire, gire mi vista y vi a Jaejoong dormido, sonreí podía ver como lentamente abría sus ojos, por un momento cruzamos miradas y luego él frunció el seño.

-¿Qué?- Le pregunte y el bufo.

-¿No lo recuerdas?- Yo negué

-¿Dónde estamos?- Le pregunte ya que no era mi habitación

-Mi cuarto- Me dijo – Hasta parece que nunca has entrado aquí-

Me extrañe un poco, no es que nunca haya estado, pero se veía diferente, no se algo… vacía.

-¿Por qué me duele todo?- Le pregunte, recorrí la habitación con la mirada y me encontré con unas valijas - ¿Y esas maletas? Hyung ¿Saldrás de vacaciones?-

-Son muchas preguntas- sonrió – Te duele el cuerpo porque te golpeo un auto, ¿Por qué demonios cruzas la calle cuando esta el rojo?- Me regaño – Y no voy de vacaciones, me voy a mudar- El pánico se apodero de mi cuerpo.

-¡¿Qué?!- Me incorpore rápidamente - ¿Por qué… -no pude continuar, un dolor atravesó mi cabeza.

-Hey, que parte de te golpeo un auto no me entendiste- Me dijo volviéndome a recostar –Tuviste suerte de llevar identificación- Lo mire confundido – Quien iba manejando te llevo al doctor y luego te trajo aquí- Baje la mirada – Además tienes suerte porque es alguien que conoces, me dijo que era tu maestro de finanzas-

-Rain- Susurre al recordar a mi maestro

-¿A sí se llama?- Negué

-No, así le dicen, pero en realidad no se cual es su nombre- Asintió – Hyung ¿Por qué te vas a mudar?- Sentí una opresión en mi pecho.

-Oh eso- Sonrió – Este departamento es para 2 personas, incluso podemos meter a 3 o 4, pero para una sola es bastante grande- Aún no entendía a que venía todo aquello con mudarse – Una vez que te cases estaré aquí solo, así que pienso mudarme en 2 meses-

Baje la cabeza ante sus palabras y apreté las sabanas ¿Cómo decirle a Jae que ya no abría boda? Que Yunho solo me había usado, y sin poder evitarlo las lágrimas escaparon de mis ojos.

-¿Min?- Los sollozos salían de mi boca - ¿Por qué lloras?- Y en un impulso agarre a mi Hyung abrazándolo del cuello.

-No te vayas- Le dije – No me dejes solo-

-Min yo…-

-Todo fue un engaño yo… Yunho solo me utilizo, todo era una farsa, una apuesta, no te vayas-

Sentí como Jae se sentaba en la cama y me abrazaba, con una de sus manos comenzó a acariciarme el cabello.

-Siempre estaré aquí para ti- Me dijo y saque todo el dolor que tenía.

Llore, llore como hacía mucho tiempo no lo hacía aferrado a Jae, que no se quejo en ningún momento, simplemente se quedo ahí sin decir nada, dejando que me desahogara.

Y ahora con un hueco nuevo en mi pecho por la traición de Yunho, tenía miedo que Jae también se fuera de mi lado, dejándome completamente solo.



3 comentarios:

  1. Waaaaaaaaa q hermosoo capitulooo muero es mas morí ...q malo no le digo otra cosa xq es malo maldecir jaja como le hizo todo eso pero tmb mine de fácil bueno estaba enamorado pero lo peor pobre jae m encanto cuando lo tumba en el sillón waa kisiera ser mine jiji peor lo aun peor es q mine se vuelve a encontrar con yunho después? Y con yoochun ??? Y q va a pasar con jae q no esta ? Xfis continua no dejes d escribir q m encanta como narras yo kisiera escribir así byee :)

    ResponderEliminar
  2. Aaahhh q bien que yunhito -yunho maldeeto- no lo qeria y q lo utiliso....xq ya m iba a arrancar los pelos d tanta intriga...mi pobre jae con qien se iba a qedar...pobre mi jae T_T es masoqista....y min ni cuenta se da.....

    ResponderEliminar
  3. esperanza1/30/2015

    Min como no te distes cuenta que Jae es el unico que te ama sinceramente ,bueno dicen que el amor nos vuelve ciegos y tontos......Min no des mas dolor a mi Jae. gracia.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD