I believe we can be together again - Parte 1

1 comentarios



La lluvia golpeaba con fuerza la ventana de nuestro departamento, podía escuchar el suave murmullo de no sé qué platica entre Yoochun y Junsu ¿Cómo ellos si pueden seguir normales aun después de que nos faltan dos personas para completar aquella perfecta armonía? Psh, claro que a ellos no les importa, o si les importa no lo hacen tanto por que se tienen el uno al otro ¿y a mí que me chupe el diablo o qué?

Un suspiro profundo emergió de mi garganta y me gire boca arriba, un trueno hizo retumbar los vidrios de las ventanas y yo como niño de siete años me encogí de miedo, aferre fuertemente mi almohada y desee con todas mis ganas que El estuviera aquí conmigo. Una sonrisa nostálgica cruzo mi rostro al recordar esas noches de tormenta que todo el grupo dormía junto, el siempre dormía con Changmin, pero cuando sentía que empezaba la tormenta se escurría en mi cama y me abrazaba fuertemente; al principio yo siempre me rehusaba en aceptar su abrazo, pero con el tiempo descubrí que los latidos de su corazón me relajaban y podía conciliar el sueño, incluso aun mas si el de repente se ponía a tararear alguna nana para amortiguar un poco más el sonido de los temibles truenos. Fue justamente en una tormenta cuando tontamente le confesé mi amor, sonrojándome desesperadamente y queriendo huir de ese lugar en esos momentos, cuanta fue mi sorpresa al sentir sus labios besado los míos tiernamente, cuando me separe de el pude ver esa mirada de amor en sus bellos ojos y al verme reflejado en ellos supe que aquello era verdad, y que sería bueno bastante bueno.

Pero ¿dónde estaba su cálido cuerpo ahora? ¿Por qué no se apresuraba a venir a consolarme? ¿Por qué no escuchaba su suave risa riéndose de mi “infantil” temor? ¿Dónde estaban sus tiernos besos en noches como aquellas? ¿Dónde están sus suaves manos queriendo siempre tocar un poco mas allá de lo que siempre le permití? ¿Dónde está esa pasión con la que me amo por primera vez después de mucho tiempo de ser novios? ¿Dónde estaba todo ese amor que me juro? ¿Aquel beso en esa fría y oscura calle? ¿Aquellas veces en la que hacíamos lo imposible para escondernos de que los demás nos descubrieran pero aun así era imposible no ser afectuosos con el otro? ¿Dónde? ¡¿Con Changmin?! ¡¿Con Heechul?! ¿¡Con esa chica?! ¡MALDITO SEAS U-KNOW YUNHO! Golpee la almohada fuertemente y de inmediato sentí las lagrimas correr por mi rostro…había sido toda su culpa el hecho de que nos tuviéramos que separar ¿acaso creía que yo no me iba a dar cuenta? ¿Acaso solo fingió todo eso para poder poseerme? ¿Fui acaso tan ingenuo para olvidar que él era un maldito mujeriego, Casanova, playboy…y todo lo demás? Cerré los ojos con fuerza y recordé con triste amargura aquella escena que nos separo.

Todo el grupo sabia de nuestra relación, incluso las fans ya se hacían a la idea de lo que pasaba entre nosotros, todo era normal…DBSK estaba en la gloria en esos momentos y yo también me sentía en la gloria, mi más grande sueño se había convertido realidad e incluso estaba creciendo y a mi lado tenia a la persona más maravillosa de todo el mundo, U-Know Yunho… ¿Quién diría que alguien como él quisiera estar conmigo? Pero aun así lo estaba. Cierto, habíamos tenido ciertos problemas pero el siempre me aseguro de que todo era mentira y estúpidamente yo confiaba en el.

Esa noche llegue de haber pasado una tarde agradable con Hyun Joong y Kyu Jong, al parecer algo demasiado agradable había pasado en la vida de esos dos, pero claro que no me quisieron decir (*), en cuanto entre recordé que ni Changmin, Junsu y Yoochun iban a estar esta noche en casa por lo que me quedaba DEMASIADO tiempo para compartir con Yunho. Sentí ese escalofrío de emoción al saber que tendríamos la noche para nosotros solos, no es que no hiciéramos el amor mientras estaban los otros miembros, pero solos podríamos explayarnos por completo. Temblé ligeramente y atrevidamente desabroche parte de la camiseta negra de botones y deje al descubierto mi clavícula, me encanta ver como sus ojos se desorbitan al ver aquella pequeña porción de piel al descubierto.

Pero conforme me fui acercando me di cuenta de que algo andaba raro, Yunho no había salido a mi encuentro a pesar de que había hecho algo de ruido con la puerta ¿estaría absorto jugando videojuegos? Me fui acercando un poco más y de pronto lo escuche. Aquel sonido era inconfundible ¿cuantas veces había salido de mi boca? ¿Cuántas veces yo lo había escuchado gruñir de esa manera?

-ah…mas fuerte, Oppa –la escuche gemir, una sensación de vacío lleno mi interior. Comencé a respirar rápidamente y me quede estático en el pasillo, sentí las lagrimas comenzar a correr furiosamente por mis mejillas y sin pensarlo mis pies me arrastraron (o más bien hicieron que corriera) fuera del departamento.

Sin poder más me derrumbe justo en la entrada, respiraba rápidamente y sentía esa sensación de vacío, esa sensación de cuando sabes que todo está perdido. Tenía la vista nublada por la cantidad de lagrimas que comenzaron a acumularse en mi rostro, la cabeza me daba vueltas ¿Cómo…? ¿Cómo era posible que el…? Ni siquiera era capaz de pensar bien. Me mordí el dorso de la mano con fuerza para evitar ponerme a llorar ahí, sin quererlo un ligero balanceo comenzó mientras utilizaba toda mi fuerza para contener esas lagrimas de desesperación, tristeza y desolación.

Un par de piernas corrieron hacia mí, escuche la voz preocupada de Yoochun llamándome, pero lo ignore; Junsu se arrodillo frente a mí y me miro con sus ojos preocupados.

-¿Hyung…Hyung…que pasa? –Me sacudió levemente -¿tu familia…? –negué con la cabeza rápidamente y sentí esa sensación opresora de cuando estas a punto de soltarte a llorar como bebe, respiraciones agitadas y cortas comenzaron a salir de mi garganta, pareciendo que estaba sufriendo un ataque o algo así, por lo que los asuste un poco mas; Junsu me sacudió un poco los hombros y entonces me derrumbe, simplemente me abrace fuerte a Junsu y comencé a llorar como nunca. -¡yah! ¡¿Qué tienes?! ¿Dónde te duele? ¿Qué pasa? ¡JAE JOONG! -pregunto el delfín desesperadamente.

-Y-…y-… -intente decir pero las palabras no salían de mi boca, por lo que solloce aun más fuerte y seguí empapando la camiseta de Junsu. Y como si lo hubiera invocado tan solo con el pensamiento, la puerta del departamento se abrió con cierto estrepito y salió aquel impostor con una perfecta cara de asustado ¿Seria porque sabía que ya lo había cachado en el delito?

-¿JaeBoo? ¿Qué tienes? –Se arrodillo asustado a mi lado -¿Boo? –intento tocarme el brazo, y reaccione de inmediato.

-¡¿TIENES AUN EL DESCARO DE LLAMARME ASI AUN DESPUES DE LO QUE ACABAS DE HACER?! –le grite, desgarrándome la garganta y casi aventando al pobre de Junsu en mi afán de alejarme de el -¿DONDE DEJASTE A LA CHICA, HUH? ¡¿”TE AMO, JAEBOO”?! ¿EN SERIO? ¡SEIS ANIOS CONTIGO! SEIS MALDITOS ANIOS DESPERDICIADOS CON ESTE MOMENTO –me di cuenta que los demás me miraban raro, por el hecho de que estaba gritando, incluso aquel traidor tenía una mirada de total desconcierto, con cada palabra que gritaba más me dolía el alma y me percate de que estaba de pie y estaba a unos cuantos centímetros de el.- ¡¿Dónde ESTA TU PROMESA DE AMARME HASTA EL FINAL!? ¿¡DONDE?!

-Jae Boo… ¿de qué estás hablando? Yo te amo… -cerré los ojos y sin dudarlo dos veces le metí una cachetada que estoy seguro que le dolió hasta el alma ya que se quedo ahí con la cabeza gacha y con cierta cantidad de lagrimas en los ojos. No me vengas con que se está haciendo la víctima. Bufe algo molesto.

-¡Jae Joong! –se sorprendieron Junsu y Yoochun al ver mi súbita reacción. Realmente tenía que haber algo mal conmigo para que yo golpeara a Yunho.

-Hyung, cálmate –me dijo Junsu, volviendo a abrazarme con fuerza y jalándome lejos del maldito, seguramente pensó que volvería a funcionar aquella técnica, pero no, esta vez si iba en serio –vamos dentro…nos podrán oír todos los vecinos.

Aun sin soltarme, Junsu me metió de nuevo al departamento y Yoochun hizo otro tanto con “la víctima”. Junsu me hizo sentarme en un sillón delicadamente, creo que pensaba que me iba a desmayar de cualquier momento a otro o algo por el estilo, sin embargo, yo no podía dejar de lanzarle miradas asesinas a Yunho, el cual se sentó frente de mi e intento tomarme las manos.

-¡ya te dije que no me tocaras, maldito bastardo! –le espete alejando mis manos de un manotazo.

-de acuerdo, Kim Jae Joong ¿Qué es lo que pasa ahora? ¿Por qué este berrinche? –me pregunto Yunho algo exasperado.

-¿Berrinche? –Explote de nuevo -¿en serio crees que es un berrinche? ¿Dónde está la chica? ¿Por qué te atreviste a hacer eso? ¿Realmente yo te importo tan poco? ¿Solamente…? –Sentí como el nudo en mi garganta se volvía a hacer presente -¿me querías solo por el sexo? Solamente me lo hubieras dicho y…no hubieras desperdiciado seis años conmigo…–Yunho comenzó a negar rápidamente con la cabeza.

-¿me crees tan bajo como para hacer algo así? B…no, Jae Joong –sentí algo como una bofetada cuando dijo mi nombre, casi nunca estando solos me decía por mi nombre, siempre era “my sexy boo” o “Jae Boo” o simplemente “Boo” –claro que eso no es cierto. Ahora, ¿me puedes explicar que es lo que pasa?

-¿Dónde está la chica? –pregunte seriamente y Yunho abrió los ojos con sorpresa, Junsu y Yoochun se miraron confundidos –te oí…te oí con esa chica.

-pero ella es… -empezó 

-¡no se te ocurra decirme que es una amiga por que se perfectamente que no lo es! –le dirigí una mirada asesina.

En eso unos ligeros pasos con tacones se escucharon en el pasillo y una hermosa muchacha aprecio por él, los cuatro giraron la cabeza rápidamente hacia ella, estaba totalmente sonrojada y se mordía el labio con cierta fuerza; Yoochun y Junsu tenían cara de que no lo podían creer, aparte la vista con molestia y Yunho la agacho ligeramente.

-yo…oppa… ¡lo siento! –dijo con una profunda reverencia y salió lo más rápido que pudo del departamento.

-¿aun me vas a decir que no es nada? ¿Qué no paso nada? –le pregunte fríamente. –si tan solo me querías para algo como eso, me lo hubieras dicho desde el principio como ya te dije, no tuviste que haber perdido seis años en una estúpida relación conmigo. –guarde silencio y lo mire fijamente por un largo rato y de repente solté una risita sarcástica -¡ya lo entendí! –Aplaudí levemente -¿fue acaso tu súper juego de Casanova? ¿No presionarme hasta que yo estuviera totalmente enamorado de ti para entregarme por completo? ¿Acaso hiciste una apuesta con ella? ¿Es que acaso siempre fue tu novia? –seguí preguntando sin parar, con esa sonrisa sarcástica en mis labios, mirada burlona y dejo de amargura en la voz. -¡vamos a ver cuánto le toma al iluso de Jae Joong para que caiga en mis redes!

-es que no lo entiendes, Jae Joong –replico exasperadamente.

-pues entonces explícamelo. –me recargué en el sofá y crucé los brazos.

-¿aun así lo entenderías? - dijo Yunho, poniéndose de pie.

-Puedes intentarlo –dije con el mismo tono seco, aunque los demás veían que estaba a punto de echarme a llorar

-Eso no fue…

-¡que no me salgas con que eso no fue, Jung Yunho! –lo interrumpí, también poniéndome de pie y acercándome a él.

-¡Ves cuando te digo que no lo vas a entender! –le contesto elevando un poco la voz.

-Eso es porque tu quieres explicar cosas que no son –le dije en mal tono, pero sin siquiera sin elevar la voz un ápice, ya que ni siquiera eso podía hacer sin que se me quebrara la voz ¿y yo poniéndome a llorar enfrente de ese bastardo? ¡Para nada!

-deja de ser tan idiota ¿quieres? –dijo exasperadamente y se paso una mano por el cabello.

-¿yo soy el idiota? –auch…eso realmente dolía.

-pues no quieres abrirte la mente para que yo pueda realmente explicarte lo que paso –me dijo por decima vez - ¿Por qué yo debería de ser el idiota?

-porque me dejaste ir…

-¿dejarte…? ¡Jae Joong, por Dios! –Exclamo otra vez, tomándome por los hombros y zarandeándome ligeramente -¿quisieras dejar de ser tan egoísta? ¿Por qué solamente estas pensando que tu eres la victima? ¿No…?

-¿acaso dices que tú también eres victima de esto? –lo interrumpí por decima vez –mas bien opino que tu eres el que está actuando egoístamente ¿y por qué? ¡Porque solo pensaste en ti! ¿No te entro en tu pequeña mente que yo también iba a resultar herido? O más bien, que yo soy el único dañado aquí.

-¿sabes qué? –me dijo ya con desesperación y dándome la espalda –hablamos de esto luego que tengas la mente más tranquila, ahorita no pareces lo suficientemente cuerdo como para pensar cosas con lógica –se dio la vuelta y camino hacia su habitación.

-¡Tu no te vas de aquí hasta que terminemos! –lo tome del brazo antes de que se escapara.

-¡Jae Joong! –oí la voz llorosa de Junsu exclamar.

-no te metas en esto, Junsu –replico seriamente Yunho, soltándose de mi agarre y aventándome al sofá -¡quieres hablar! ¡Bien, hablemos!

Apenas había abierto la boca para replicar, pero sucedieron varias cosas muy rápido, Junsu se acerco a Yoochun con un gesto preocupado y le tomo la mano, por el rabillo del ojo vi como Yoochun se agarraba el pecho con fuerza y comenzaba a hacer un ruido silbante que salía de su garganta, lentamente los labios se le fueron poniendo mas pálidos. Los tres reaccionamos casi al instante y acudimos a él, recordando todas esas clases que él nos había dado de que debíamos de hacer en caso que le diese un ataque de asma.

Junsu fue el más rápido y se apresuro a recostarlo, Yunho corrió hacia las habitaciones en busca de su inhalador yo me quede a su lado, repitiendo sin cesar que se tranquilizara, hacia mucho que no le daba un ataque tan fuerte. Comenzó a toser desesperadamente y en eso Yunho llego con el inhalador y rápidamente lo aplico en el. Junsu estaba más que nervioso, derramaba lagrimas a más no poder, le elevo los brazos por encima de la cabeza.

-¡ves lo que ocasionaste! –me grito Yunho. 

-nosotros, querrás decir –le dije de mal talante, elevándole ligeramente el cuello a Yoochun.

-¡ya paren, por favor, ya! –Grito Junsu totalmente desesperado -¡saben perfectamente que odiamos verlos pelear! –no dejaba de acariciarle el cabello a Yoochun, a él se le estaba acompasando la respiración poco a poco y sostenía fuertemente mi mano, como confirmando lo que Junsu estaba diciendo. –no…no entiendo porque tienen que actuar así… -sollozaba fuertemente –si fue…si fue realmente un malentendido…Jae Joong…deja que Yunho lo explique…o…o si realmente…paso algo…

-lo siento, Junsu, Yoochun –les dije reaccionando un poco, estaba causando más problemas a todos por algo que había pasado entre Yunho y yo –me tengo que ir.

-¿Qué? –Susurro Yunho sin entender -¿A dónde?

-lejos de ti… -me mordí el labio con fuerza –ya no creo poder seguir junto a ti después de lo que me hiciste…

-pero…Hyung… -alcanzo a susurrar Yoochun aun con su respiración silbante.

-¿no…no estás diciendo que…abandonaras DBSK…verdad? –murmuro Junsu.

Guarde silencio, la verdad no lo había pensando en tal forma…no queria abandonar mi sueño, no queria abandonar lo que más amaba, pero ¿realmente podría seguir viendo su cara, podría seguir actuando como que nada había pasado, soportar entrevistas, fotos, programas, conciertos junto al? ¿Podría olvidar un problema tan grande como el por seguir con las fans, por seguir cumpliendo su sueño y hacer lo que más me gustaba?

-vete –la voz de Yunho me saco de mis pensamientos y lo mire sin entender –ya no quieres estar en DBSK…bien, vete, ya no quieres vivir en este dormitorio…vete…eso es lo que quieres y yo soy el líder, puedo decirte que hacer…

-yu-yunho –jadeo Yoochun, quien ya estaba sentado.

-bien, me iré –sentí las lagrimas humedecer mis ojos, realmente se iba a terminar aquí. –si mi líder así me lo ordena me iré…solo deja ver que dice el manager –le dije con un poco mas de esperanza –pero es cierto, me duele dejar DBSK pero solamente por las fans, por ustedes –voltee a ver a Junsu y Yoochun –y también a Changmin, pero más me duele dejar lo que amo –las lagrimas comenzaron a correr por mis mejillas y ante esas palabras Yunho se mordió el labio –y lo que más amo es la música. –repuse fríamente…si es cierto, era parte mentira, si me iba del grupo también dejaba atrás a mi primer y quizá único amor, Jung Yunho.

Antes de que me siguiera viendo llorar me di la vuelta y tomando mi chaqueta del perchero y el bolso que tenia por ahí cerca, me dirigí a la puerta.

-¡Hyung, por favor, no! –sollozo Junsu.

La puerta se abrió frente a mí y entro Changmin con una sonrisa amplia en sus labios que se fue desvaneciendo poco a poco al ver a Yoochun sentado en el suelo aun pálido y con el rostro descompuesto por la tristeza o que se yo; Junsu de rodillas a su lado, tomando fuertemente su mano con las lagrimas corriendo por sus regordetas mejillas y los sollozos sacudiendo sus hombros; Yunho parado en medio de la sala con el semblante serio y un ligero dejo de tristeza en sus ojos; y finalmente me vio a mí, también derramando lagrimas y el rostro cansado por tanta emoción.

-¿umma…? –me llamo quedamente.

-lo siento, Changmin…realmente los siento –me disculpe con él, con la voz quebrada.

-¿Qué paso? –en su rostro se comenzó a plasmar la confusión.

-dejare que…Yunho te lo explique…no puedo permanecer en este lugar un segundo mas –lo empuje ligeramente al pasar y salí del dormitorio dando un portazo tras de mí, preparado para lo que viniera en seguida...dejando atrás esos bellos momentos que pase a su lado, dejando atrás todo lo que alguna vez soñé y sin mirar atrás me perdí en la oscuridad de la noche y bullicio de un fin de semana en Seúl.

La lluvia comenzó a caer sin que me diera cuenta, al igual que las lágrimas habían empezado a correr por mis mejillas, estaba abrazado fuertemente a mi almohada en la habitación oscura. Y pensar que de ese accidente ya habían pasado demasiados meses, claro que no nos separamos de inmediato y fue por eso que se hizo más dolorosa nuestra separación. Se notaba claramente que Junsu, Yoochun y Changmin querían arreglar las cosas, o que tenían la esperanza de que todo se arreglara por nuestra cuenta, que no fuera más que uno más de mis “berrinches” como solían llamarle; pero obviamente nada de eso paso, los dos nos seguimos tratando estrictamente lo necesario hasta que el día final llego.

Junsu y Yoochun habían decido irse conmigo porque ellos habían visto todo y pensaban de cierta manera que yo tenía la razón, en cambio Changmin le creyó fielmente a Yunho y es por eso que se formo el JYJ y DBSK se cambio de nombre temporalmente a TVXQ…y aun ese martirio no termina, aun tenemos que estar asistiendo a juicios y demás cosas políticas en las que teníamos que asistir a la fuerza, intercambiando frías miradas de vez en cuando, pero en otras podía ver en sus ojos lo mucho que extrañaba que estuviéramos todos juntos, y claro que lo notaba mas en mis compañeros, los cuales se volvían a reír y jugar cuando nadie los veía con Changmin y Yunho mientras yo esperaba pacientemente en la camioneta.

Otro trueno me sobresalto, mi gata vino y se acurruco junto a mí con un ligero ronroneo y aun con el corazón acelerado le acaricie detrás de las orejas ¿realmente un animal podía entender cuando su amo se sentía mal? Bueno…eso parecía. Alguien toco levemente a mi puerta.

-¿Hyung? –me llamo quedamente la voz de Junsu al abrir la puerta, limpie las lagrimas rápidamente antes de que el entrara por completo -¿estas bien? La tormenta…

-estoy bien…no te preocupes –le mentí rápidamente.

-hum…bueno, Yoochun rento unas películas ¿quieres unirte? –me pregunto algo dudoso.

-no…gracias, Junsu, ustedes diviértanse, estoy algo cansado –le respondí con rapidez, realmente no me interesaba estar viendo una de las películas románticas que a ese par le encantaba ver y mucho menos si comenzaban a hacerse arrumacos o cosas por el estilo, eso era lo único malo de estar ahora yo solo con ellos. En esos momentos era cuando me compadecía de todo lo que hacíamos sufrir a Changmin.

-bueno…si te arrepientes eres bienvenido –me dijo con una de sus cálidas sonrisas y salió de la habitación.

Con un resoplido me dedique a admirar el techo blanco, pensando en nada y en todo a la vez. Unas risas provenientes de la sala comenzaron a llegar a mi habitación, pero no eran del tipo de risa cuando vez algo gracioso si no como si Yoochun le estuviese haciendo cosquillas al delfín, solo que no precisamente en lugares decentes; con un gran esfuerzo sobrehumano me puse de pie para conseguir uno de los tantos ipods que descansaban en el peinador, me asome por la ventana emborronada por la lluvia y observe con nostalgia como el atardecer no se percibía tan bien por las enormes nubes negras.

Me puse los audífonos y le puse play al modo aleatorio, para acabarme de derrumbar salió una canción de DBSK…no de JYJ ni de el temporal TVXQ, si no de DBSK…“I Believe” comenzó a inundar lentamente mis oídos, al igual que las lagrimas se derramaron por mis mejillas por quien-sabe-cual vez en el día.

La canción comenzó a surgir de mi garganta quedamente y con cierto temblor; me recargue en el peinador, dejando que el cabello cayera sobre mi cara, me perdí en ese instante en la letra de la canción y el sentimiento con el que siempre la cantábamos, aquellas presentaciones en las que Yunho siempre me deseaba suerte al darme un beso en la comisura de los labios, logrando que mis mejillas siempre estuviesen algo sonrojadas en cada presentación.

Estaba tan absorto en mis pensamientos que apenas pude oír cierto alboroto en el salón, pero supuse que “la acción” del YooSu apenas iba a comenzar, por lo que le subí un poco más al volumen, me quite la camiseta y me tire en la cama, acariciando levemente el tatuaje de mi pectoral.

-“always..keep..the...faith…” –susurre –siempre lo hare…siempre tendré la esperanza de que vuelvas a mi lado…Jung Yunho…aun te amo –si, debí de haber sonado algo estupido hablando solo, pero para ser sincero, ni siquiera supe en qué momento las palabras salieron de mis labios.

La puerta se abrió de golpe, y casi como un sueño, el apareció frente a mi…con esos mismos ojos tiernos que tantas veces me miraron, con esos labios carnosos de los que amaba recibir besos cuando fuese y doquiera que estuviésemos.

-¡Jae Joong…lo siento…! –escuche la voz de Yoochun muy lejana.

-boo… -susurro entre dientes.

-Y-Yun-Yunho.

Creo...que si se puede enamorar a primera vista... creo,

Aunque te dije que eso no era posible.

Solo escondí este sentimiento de ti porque era desconfiado,

Tú me miraste como si fuera descuidado o precipitado.



A decir verdad desde que te conocí

Vivo solamente pensando en ti

Desde entonces te tengo en mi mente...

Cuando me despierto y cuando debo dormir.



Yo creo que te transmitiré toda mi sensación

Por medio de una mirada

Tú sabes lo que mi corazón siente, como quiero mantener los sentimientos que tengo hacia ti

Incluso los terribles sentimientos, cuando me dejes un día



El amor... es un sentimiento que hace tu corazón vibrar

Entonces, mi corazón se calmaría cuando pueda verte

Quédate conmigo y nunca te vayas...

Permanece como ahora



Si tú pudieras estar cerca de mí...

Para que mi corazón pueda relajarse

Así te podría ver y me sentiría muy feliz...



Yo creo que te transmitiré toda mi sensación

Por medio de una mirada

Tú sabes lo que mi corazón siente,

Como quiero mantener los sentimientos que tengo hacia ti

Incluso los terribles sentimientos, cuando me dejes un día


1 comentarios:

  1. esta muy triste y jae esta sufriendo
    por que yunho lo tubo que lastimar así
    si el de verdad lo quería como decía yunho
    no entiendo por que tubo que herirlo de esa manera
    y se asía el inocente y que es lo que jae no entiende de esto que paso entre ellos pues yo tampoco lo entendí

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD