Modelo falso

3 comentarios
Título: Modelo falso  
Pareja: YooSu
Género: Lemon, AU
Extensión: OneShot 
Reseña: Encontrar el amor de una manera muy peculiar…    
----


JunSu salió corriendo por la puerta de atrás, buscando al modelo que hasta ahora se encontraba "perdido".

Era uno de los coordinadores más afamado por las diseñadoras ya que siempre todo salía bien, pero hoy parecía que eso no iba a hacer... y mas cuando ese modelo no aparecía, pronto la pasarela empezaría...

- Lo encontré. Dijo Junsu para sí mismo, vio a un chico de la misma altura y complexión que el modelo, la manera en que se movía... igual al modelo, y caminaba como si fuera tarde.

Junsu fue tras él y lo agarró, arrastrándolo hacia el interior.

- Yo sé que tienes curiosidad... pero no puedes estar afuera... este desfile es importante... debes estar aquí ya arreglado... ya estamos tarde por tu culpa... desvístete.

Le dijo y se paró frente a él, pero apenas le había dado la orden y JunSu se apresuró a desvestirlo, le quitó el saco, después la corbata y luego los botones de la camisa de manera experta, vio al chico frente a él, era un modelo de esos que cooperaban, pero en su rostro tenía una sonrisa deslumbrante y sexy, casi interesada... nunca había visto un modelo que hiciera tal cosa.

No movió más sus manos, las cuales tocaban los anchos hombros del modelo, y analizó el rostro del modelo enfrente. Pelinegro, ojos oscuros, sonrisa sexy. Las personas alrededor las modelos la preguntaban por dónde iban a entrar, Junsu contestó a todos ellos, mientras que el pelinegro modelo estaba ahí enfrente casi obligándolo a mirarlo con sus ojos.

- Tu... ¿no eres modelo verdad?

El pelinegro sacudió la cabeza, sin dejar de verlo.

- ¿Porque no me dijiste nada? ¿Porque te dejaste arrastrar y desvestirte?

- Solo intentaba ayudar. Sonrió. ¿Necesitas un hombre? ¿Te puedo ayudar?

- Tú... tú...¿ no eres modelo?- Se sonrojo

- No...

- ¿Me ayudarás?

- Claro. - Sonrió, JunSu trajo el traje del modelo, lo midió con el pelinegro, pero el pantalón era más corto, si ese chico quería ayudar lo aceptaría.

- Puedes quedarte con el traje que traes... creo que este no te quedará... sabes caminar?

- Por lo que se desde los siete meses

- Superdotado.- El pelinegro asistió.- Lo único que quiero que hagas es que atravieses la pasarela con ese chico y será terminado... lo harás?

- ¿Solo si cenas conmigo?

- ¿Eh?

- Cena conmigo

- No lo dices enserio

- Soy serio en lo que digo.

- Mira... este salón está repleto de bellas modelos y quieres que YO vaya contigo?

- Por si no te diste cuenta, no eh apartado los ojos de ti, desde que me agarraste en la calle y me arrastraste hasta aquí, no me dio ganas de mirar a nadie más solo a ti.

- ¿Porque a mí?

- Eres interesante... adorable... tierno... muy diferente a las demás.

- ¿Estás loco?

- No... Te darás cuenta de que dejo muy claro lo que quiero y suelo conseguirlo... soy bueno negociando... quiero que salgas conmigo y estoy dispuesto a caminar y hacer lo que quieras para conseguirlo ... trato hecho?

- Wow! ¿Me estás chantajeando?

- Perdón por llegar tarde hay mucho tráfico.- Dijo un chico atrás de JunSu...

- Hasta que llegas.- Le Dijo JunSu el cual tomó al modelo y lo desvistió y le puso el traje.

Junsu se mantuvo todo el tiempo ocupado yendo de un lado a otro, dando los últimos toques.

Al final del desfile ahí estaba el pelinegro observándolo y sonriendo tan sexy y tentador... mucho más atractivo que cualquier modelo con el que haya trabajado.

- ¿Y bien?.- Dijo el pelinegro, cuando JunSu tomaba su abrigo

- ¿y bien qué?.- Dijo saliendo del edificio, con el pelinegro detrás de él, claro con la ropa ya bien puesta.

- ¿Tendrás la cena conmigo?

- No caminaste en la pasarela… así que no te debo nada

- Si, pero recuerdo haberte dicho que siempre consigo lo que quiero… ¿iras?

- No…

Junsu sonrió y el pelinegro se le puso enfrente.

- Anda cena conmigo… hiciste que perdiera una reunión importante.

- ¿Lo hice?

- Si… yo iba a una reunión cuando me arrastraste…

- ¿enserio?

- Claro… ahora que te sientes culpable me acompañaras.

Y Junsu no se pudo resistir a esa sonrisa demasiado sexy que el pelinegro tenia, era demasiado tentadora.

- Esta bien.- Dijo como si lo hubieran derrotado, pero por dentro estaba “un poco” feliz.

El pelinegro lo guio hasta el Audi negro que estaba estacionado en una esquina, JunSu lo observo, sin duda este hombre no era uno cualquiera, le abrió la puerta y esto le sorprendió, arranco el carro, encendió la calefacción.

- ¿Y cuál es tu nombre “modelo falso”?

- ¿Modelo falso?.- Junsu asistió.- Park YooChun.

- Oh… Park YooChun… espera, ¿eres el presidente de la empresa Wellond Enterprise?

- Si… y tu chico hermoso ¿Cómo te llamas?

- ¿Chico hermoso?

- Si, tú me dijiste modelo falso yo puedo llamarte chico hermoso…

- ah… Kim JunSu

- Kim JunSu… espera tu una vez nos organizaste un evento… ah me arrepiento de no poder haber ido al staff esa vez, pude haberte conocido esa vez… pero creo que este encuentro fue mejor.

YooChun entro a un estacionamiento de un conjunto de departamentos lujosos, le abrió la puerta a JunSu.

- ¿no íbamos a ir a cenar?... ¿Dónde estamos?

- En mi departamento

- Pero… yo…. No puedo estar aquí… mejor me voy

- ¿A dónde vas? .- Le tomo del brazo.- Tienes que probar la mejor comida… la mía.- JunSu bufo.- Ah no me crees, entonces si tienes que probarla.

YooChun arrastro a JunSu en el elevador, aun estando dentro no lo soltó, de pronto lo empujo contra la fría pared del elevador.

- YooChun…

- Tu aroma es…

De pronto lo beso, pegándolo a su pecho, no se separaron hasta que la puerta del elevador se abrió, los labios de JunSu estaban rojos, más rojos que antes, YooChun recobro pronto la compostura, tomo de la cintura al menor y lo arrastro fuera del elevador, llego hasta una puerta, tecleo la contraseña y entraron.

El lugar era muy elegante y moderno, grandes ventanales daban una impresionante vista, los muebles de oscuro, lámparas de formas elegantes, sin duda un apartamento hecho para un soltero millonario como era Park YooChun.

YooChun fue a la cocina detrás de él iba JunSu, quien le miraba, observaba cada movimiento del pelinegro, pero ninguno de los dos hablo de los que había sucedido en el elevador, JunSu tratando de no recordarlo ya que cada vez que pensaba en eso se sonrojaba y sonreía cosa que no era imperceptible para YooChun.

Comieron en silencio cada uno en sus propios pensamientos, pero sin apartarse la mirada, JunSu estaba sonrojado a más no poder, terminaron de comer.

- de verdad que eres buen cocinero

- te lo dije

- Así que esta es tu casa.- Dijo JunSu viendo todo a su alrededor.

- Así es.- Se acercó demasiado a JunSu por detrás, lo abrazo de la cintura y le mordió el lóbulo de la oreja.

- Cielos JunSu ya no puedo más… esa sonrisa me invita a pecar… no poder contenerme mas

- y quien ha dicho que quiero que te contengas.- Dijo sonrojándose furiosamente.

Ambos se besaron hambrientamente, como si no hubiera otra cosa más importante que eso, JunSu le quitaba la corbata y la camisa al otro como antes lo había hecho, le recorría la espalda con su mano, el pelinegro hizo lo mismo, lo llevo hasta el sofá donde lo recostó, desabrocho el pantalón del menor y se los quito junto a la ropa interior, dejándolo completamente desnudo.

- Quiero tenerte completamente a mi disposición.- Dijo el mayor, a lo cual el otro gimió al escuchar su voz tan apresurada, jadeante.

El pelinegro bajo hasta cuello donde succiono dejando una marca visible, llegando hasta las tetilla donde las jalo, chupo y mordisqueo, escuchando gemidos que trataban de ser acallados por el menor.

- No te contengas, quiero escucharte gemir más fuerte.

- Ah YooChun…

El mencionado dejo una fila de saliva por todo el abdomen hasta llegar a la entrepierna, viendo lo excitado que estaba el otro, se relamió los labios como si saboreara un helado, lo engullo y comenzó con las succiones, pero pronto subió nuevamente a la boca del menor succionando el labio inferior, besándose hambrientamente.

JunSu bajo su mano hasta la entrepierna del pelinegro, la acaricio por encima del pantalón.

- Ah.- Soltó un gemido YooChun, JunSu le desabrocho el pantalón y se lo quitó con ayuda del otro.

- Oh.- JunSu dio una exclamación vergonzosa, al ver lo grande que ya estaba.

- Solo tú me has puesto así en tan poco tiempo.

JunSu enrollo sus piernas alrededor de la cintura del mayor y se comenzaron a besar salvajemente, mientras que el pelinegro lo masturbaba, los gemidos se hicieron más fuerte, YooChun hizo que JunSu lubricara tres de sus dedos, pronto los dirigió a su entrada, metiendo uno lentamente moviéndolo en modo circular sacándolos y metiéndolos, pronto el segundo y tercer dedo le hicieron compañía, JunSu se quejaba del dolor.

Pronto el mayor saco los dedos y dirigió su miembro, lentamente fue entrando en él, sin moverse esperando que se acostumbrara y después comenzó con las embestidas, JunSu aun sentía dolor, pero poco a poco su cuerpo se iba acostumbrando, mientras que YooChun le llenaba su cuerpo de besos con cada embestida que daba.

- Espera… pronto te sentirás de maravilla… solo tengo que encontrarlo.- Iba a preguntar qué era lo que tenía que encontrar hasta que lo sintió, justo en ese punto que YooChun acababa de tocar, como mil sensaciones y corrientes eléctricas lo recorrieran, se abrazó al pelinegro.- Creo que lo encontré.- Lo siguió embistiendo dándolo en ese punto donde sabia le daba mucho placer, hasta que al fin… con una sincronización perfecta ambos terminaron al mismo tiempo, uno dentro del otro y el pequeño en medio de ellos.

YooChun le volvió a besar ya casi sin aire, se acostaron y trataron de controlar su respiración.

El menor trato de levantarse dispuesto para irse, cuando ya estaba controlada su respiración, pero el pelinegro lo jalo para que volviera a acostarse.

- Oye… mi trasero me duele.- Se quejó.

- Lo siento… pobre de tu trasero.- Dijo el mayor con una sonrisa, abrazo a JunSu, bajo su mano y comenzó a acariciar su trasero.

- No hagas eso… me da pena.

- ¿Te da pena que te acaricie el trasero… justo cuando acabamos de hacer el amor e hice más que acariciarte el trasero?

- Pues si…

- Tan tierno.- Lo beso, haciendo que Junsu se sonrojara a más no poder.- ¿Te gusta mi departamento?

- Si…

- Es bueno que te guste puedes cambiarlo como quieras

- ¿Cambiarlo?

- Claro tienes que estar a gusto con tu hogar

- ¿Mi hogar?

- ¡Claro!... viviremos aquí cuando nos casemos, pondremos el lugar a nombre de los dos.

- ¿Qué?

- Que lo pondremos a nuestro nombre…

- Eso no… lo otro… ¿casarnos?

- Si… tienes que presentarme a mis suegros.

- Casarnos…¿tú y yo?

- Pues con quien más piensas casarte, si no es conmigo.

- YooChun… ¿me estas pidiendo matrimonio ahora mismo?

- Si… ¿Dónde quieres que sea la boda?... por cierto más te vale que no veas a esos modelos que te rodean.

- ¡YOOCHUN!

- ¿Qué?

- ¡Idiota!

- ¿Qué? Susu-ah

- ¿Cómo puedes pedirme matrimonio así?

- ¿eh?

- ¡Estando desnudo y así!

- Ah es nuestra primera pelea… ya vamos progresando

- Tonto.- Junsu hizo un puchero y YooChun lo beso.

- Te amo ¿tú me amas?

- yo…

- oh ¿Por qué dudas?

- Tonto, claro que te amo, es que crees que me acuesto con cada empresario millonario que se aparece frente a mí, pareciendo modelo ¿o qué?

Y ambos se quedaron acostados ahí, esperando un mañana juntos, uno muy prometedor uno que les decía que sus vidas ya eran complementadas por el otro…

3 comentarios:

  1. Hahahahaah oh por dios!!! ♥ xDD Ese Yoochun hablando de los mas normal, hey vamos a casarnos!! *0* y Junsu O///O Que? xDD Me encanto!! Gracias por compartirlo!!

    ResponderEliminar
  2. que baboso y hermoso a la vezzzz ahhhh asi de simple es el amor del yoosu se ven se aman!! :) el Yoosu es otra de mis parejas favoritas!! gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto!!!, muy bien narrado y la ultima parte, con la 1ra pelea q tienen estos dos, me mato d la risa... :)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD