Destinos Forzados - cap. 7

4 comentarios
Alianza Temporal

Soy el único que puede hacerte el daño que tu me haces a mi... nadie más.

Después de aquella noche ni Jaejoong ni Changmin se dirigieron la palabra ni siquiera para insultarse.

Los días pasaban como una rutina casi robótica. Despertaban, se duchaba primero Changmin, después Jaejoong, el segundo hacia de desayunar y en esas dos semanas de silencio, aun se le había hecho costumbre en hacer comida para dos... como cuando cuidaba a su mamá los pocos momentos que se encontraba ella en casa a su lado; preparaban sus cosas para el trabajo y subían a sus autos.

Sabían que sus caminos se cruzaban en la escuela y en las visitas a las oficinas sus padre, pero no se miraban, siquiera deseaban sentir la presencia del otro, aún cuando Jaejoong inevitablemente se estremecía al escuchar la fuerte voz del moreno a lo lejos.

Cuando Changmin llegaba a casa solo veía su plato en la mesa como siempre tapado por una servilleta listo para calentarse. Jaejoong siempre llegaba antes para evitar cualquier contacto con el moreno, cenaba, bebía un poco de vino comprado por el se ponía la pijama y se iba a dormir... o bueno, eso intentaba, ya que no podía explicarse porque no podía conciliar el sueño hasta sentir el crujir de aquella cama con el peso del otro.

Rutina inexplicablemente cómoda...

Este fin de semana la pareja de "enamorados" tenía cenar en la mansión Kim, ya que sus madres.... sus benditas madres deseaban ponerse al corriente de esas dos semanas de acoplamiento entre sus hijos.

Changmin estaba intentando ponerse la corbata para poder encaminarse a la cena, pudo divisar a Jaejoong parado tras él viéndolo tener una guerra sin cuartel con ese accesorio así que le regresó la mirada.

-Déjame ayudarte, si no nunca llegaremos a la dichosa cena -
Solo ve que se acerca a él sin esperar respuesta, el nudo inexplicable en la garganta no le permitió negarse a la petición.

- ¿Cuál es tu prisa por llegar? - le pregunta sin mirarlo, solo sintiendo los pequeños roses en la pequeña porción expuesta de su piel.

- Al mal paso darle prisa, más temprano vamos, más temprano volvemos, menos eterno se me hará ver a ese idio..... - sintió el movimiento y las palabras cesar, bajo la mirada, vislumbrando una mirada sombría.

- Tenemos que ir...

- Lo sé - contesta Jaejoong terminando su tarea y alejandose rapidamente del otro  apurate por favor, te espero en el carro.

Y es que llegar a la cena en autos diferentes lo único que les haría era levantar un cuestionario de detective de parte de sus progenitoras y la verdad... ambos en lo único que estaban de acuerdo es que con sus madres no les gustaba meterse.

Llegando al lugar fueron recibidos por la nana de Jaejoong quien le dio un pequeño beso en la mejilla a ambos, sonrojando a Changmin, quien no estaba acostumbrado a esos afectos de personas extrañas.

- Muchachos, por fin llegaron, que alegría verlos tan frescos - dice la señora Kim seguida por el asentimiento de su amiga, la mamá Shim.

- Sentimos la demora - y ahí empezaba la actuación de Jaejoong, debía lucir feliz, realmente feliz de estar con ellos, que no sospecharan que su vida estaba hecho un lio desde que empezaron a decidir por el como por un niño...

- A los niños no los amenazan con matar a su madre de un paro cardiaco...

Con ese pensamiento de apertura llega la persona más asquerosa que ambos jóvenes pudieron conocer en sus vidas.

- Hijo mío, te he extraño tanto en casa. ¿Cómo han estado muchachos? - pregunta en señor Kim con toda la hipocresía marcada en cada arruga de su rostro.

- Bien gracias... - filoso.... solo así se puede describir el tono de Jaejoong al hablar.

Las señoras ya habían salido de la sala para pasar al comedor, siendo el señor Shim arrastrado por su esposa, dejando solos a los dos jóvenes y a aquel hombre.

- Vamos hijo dale un abrazo a tu amado padre - extiende sus brazos hacia Jaejoong quien solo lo mira de forma desafiante. El mayor sonrío sarcásticamente y en vez de abrazar al delgado pelinegro tomo sus brazos y comenzó a apretarle de forma casi enfermiza.

- Más te vale comportarte mocoso estúpido.... - su sonrisa cruel se ensancha viendo como las lagrimas de coraje y dolor estaban a punto de salir del níveo rostro de su único hijo.

- Hágame el favor de sacarle las manos de encima a mi prometido - ni siquiera el mismo Changmin supo porque había dicho eso, pero al darse cuenta de la situación tan irracional frente a sus ojos y ver aquellos ojos a punto de llorar, un terrible malestar se anidó en su estomago, enojo, fastidio, coraje... no sabía que... pero no podía quedarse viendo.

.- !oh¡ Discúlpame mi querido Changmin, solo que extraño mucho a mi hijo en casa - tratando de verse lo menos culpable posible contestó el mayor, viendo como Changmin se ponía ligeramente frente a Jaejoong, en actitud protectora.

- Agradecería simplemente, respetara el lugar que usted me obsequió a la fuerza pero mio - fue lo último que se esuccho en aquella sala, Changmin tomó la mano de Jaejoong dirigiéndolo con rapidez al comedor.

- Gracias...- escucho decir a Kim mientras secaba sus ojos.

- Es solo una alianza temporal... recuerda que te haré pagar por esta cárcel, así que eres mío.... y solo yo puedo tocarte.


Ambos se sonrojaron un poco sabiendo el doble sentido de aquella palabras, pero decidieron dejarlo hasta ahí, pues tenían aún una larga noche por delante.

4 comentarios:

  1. Woooooooo
    Quiero conti. La necesito. Apiadate de mi. Está super interesante. Continualo por favor. Siii?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/16/2014

    si por favor actualiza el fic te llevo esperando casi un año!!!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5/24/2014

    Está buenísimo, por favor sube el próximo capítulo pronto.... ^_^

    ResponderEliminar
  4. Nooo, quiero otro cap!!!!! Maldito padre de Jae lo detesto. Por otra parte tan soulfighter que son esos dos <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD