Our Destiny - Cap. 10

4 comentarios
Fuera del agua

A Chagmin le gustaba vivir con sus abuelos quienes eran como sus padres porque lo mimaban y lo consentían, su infancia fue muy feliz, amaba el mar, a sus amigos, pasear en tortugas o caballitos de mar, jugar en el salón de la abuela o en el lugar de trabajo del abuelo. Era tan feliz en ese entonces que los días que debía visitar a sus padres biológicos le parecían un tormento por lo mucho que extrañaba a sus abuelos y al mar.


Desde su primera salida a superficie a pesar de su corta edad Chagmin se dio cuenta que no era más que un extraño en esa casa. Su padre lo trataba bien pero nunca lo llamaba hijo, solo Chagmin y nunca tenía tiempo para él solo para Jaejoong, su madre era una persona cruel con la que tuvo muchos conflictos en su infancia.

---Flashback---


-Niños a cenar- llamo la señora Kim.
-La comida te quedo deliciosa cariño.
-Sabes mamá- chillo Jaejoong- Minnie dice que pasea en tortugas y que vive debajo del mar con los abuelos, dijo que me va a enseñar su cola antes de irse- rio
-Basta de darle cuerda a tu her…primo- refunfuño la señora Kim mirando desaprobativamente a Chagmin- que van a pensar los invitados.
-No se preocupe señora Kim los niños ahora son tan imaginativos dijo el decano.
-Si así es- añadió el señor Kim- además que no sabes qué nivel de enseñanza recibe el niño en su casa.


---Fin Flashback---

Su hermano era a su parecer la única persona que lo veía, que lo llamaba hermano y que siempre estaba pendiente de él. Por eso sentía que su familia y su todo estaba en el mar.


En ciudad Marina, el lugar donde vivía bajo el mar, no priorizaban el estudio; para ellos era nato nacer con el conocimiento del mar sin embargo habían un lugar donde se podían encontrar piedras labradas que explicaban la historia, detallaban el conocimiento sobre monstruos, todo lo relacionado al mar. Chagmin iba a ese lugar constantemente a aprender más de su mundo. Lo que diferenciaba a Chagmin de sus amigos tritones no solo era que su padre fuera humano sino la curiosidad que tenía acerca del conocimiento; siempre terminaba asombrándose con los libros que leía de su hermano. Le encantaba el mar pero sin el conocimiento o la tecnología de los humanos sentía que su vida era un tanto monótona.


Cuando cumplió nueve años fue la primera vez que vio a su madre en su forma original como sirena, ella hablo con sus abuelos y luego de una larga conversación acordaron que lo enviarían a vivir con su tía por un tiempo, él lloro e imploro para quedarse pero no se lo permitieron, le dijeron que a partir de ese momento solo vería a sus abuelos una vez al mes.


Chagmin imagino que tal vez su tía sería más buena que su mamá pero eso fue un gran error, ella era más mala que su madre; se convirtió en su sirviente y dejo de ver a sus amigos, de jugar, de leer y de sonreír. Su tía constantemente le hacía tomar unos brebajes que hacían que tuviera dolores de cabeza o, de estómago por días o que sus brazos se volvieran gelatinas, tantas cosas que él solo recordaba vagamente.


Fue recién a partir de ese momento que empezó a envidiar la vida de su hermano, el anhelaba esa vida. Envidiaba el amor que recibía Jaejoong de sus padres, envidiaba el hecho de que fuera tan popular, envidiaba la posibilidad que tenía su hermano por estudiar; él quiso por lo menos tener lo último, él quería aprender y  ser un profesional.


Un buen día se armó de valor y le pregunto a su madre si podía estudiar de alguna manera pero ella se había negado engañándolo dulcemente.


Querido, no puedes aprender en 9 días lo que a tu hermano le toma un año


Sus padres no lo decían abiertamente pero Chagmin era lo suficientemente inteligente, para deducir que para sus padres el solo era un pez y ellos creían que así se quedaría por siempre.


Él hubiera deseado nunca subir a la superficie, estaba seguro que de no ser por las maldades de su tía y los efectos que tenía la maldición en él, él no se hubiera vuelto codicioso deseando cosas que no podría adquirir nunca. Pero ya que la maldición era una herencia de la que no podía liberarse trataba de aceptarlo de la mejor manera; deseaba con todas sus fuerzas el reconocimiento de sus padres pero con el tiempo comprendió que eso no lo podría tener jamás, la única persona que hacia soportable su cambio y sus días en superficie era su hermano mayor.


[…]

Habían pasado 20 días desde la partida de Jaejoong y la familia Kim aún no asimilaba la situación; la señora Kim no dejaba de culparse por la situación, se la pasaba encerrada en su cuarto sin querer comer, bañarse o hacer alguna otra cosa, el señor Kim se centró en el trabajo tratando de huir de sus problemas familiares. Ambos padres estaban tan inmersos en su manera de afrontar el problema que olvidaron por completo a Chagmin.


Chagmin entendía que sus padres amaran mucho más a Jaejoong ya que compartieron más de 20 años juntos, sin embargo ver la indiferencia con la que era tratado era demasiado doloroso. En estos 20 días tenia sentimientos contradictorios de preocupación y odio hacia su hermano, era muy difícil para él pasar solo en la superficie sin Jaejoong o alguien que lo apoyara; añoraba como nunca el mar, si bien no era del todo feliz ahí ese era su mundo el lugar que más conocía; se pasó muchos días paseando por la playa, llorando en algunas ocasiones.


Cuando Jaejoong se fue al mar, Yoochun le pidió que fuera a verlo o lo llamara en cualquier momento, pero él no se veía capaz de hacer eso.

.……Hace 7 años…….

Era el décimo año que salía a la superficie a ver a sus verdaderos padres y su hermano; era muy difícil para él, ya que al encontrarse en la etapa de la adolescencia los cambios humanos le afectaban mucho más y lo volvían más irritable.


Lo único que le gustaba de regresar a la superficie era ver a su hyung y descansar de la explotación de su tía. Había dejado de sentir envidia hacia su hermano para admirarlo, ahora lo veía como su modelo a seguir; buen estudiante, sociable, empático y con muchas metas para su futuro, sin contar a su hermosa novia. Por mucho tiempo debido al miedo evito hablar con su hermano sobre sus ambiciones por el estudio, pero este año fue imposible ocultarlo por más tiempo.


-Pero esto es una ecuación muy simple para tu edad, ya debieron haberte enseñado, como es posible que no lo sepas ¿acaso no estas yendo a la escuela?-Cuestiono Jaejoong
-Yoo…no he ido nunca
-¡¡Que!!
-Allá, en el lugar donde vivo con los abuelos no hay algo como una escuela.
-Y porque mamá te envía allá nuevamente, no lo entiendo. Voy a hablar con ella- dirigiéndose a la puerta.
-Por favor-suplico- no se lo digas a mamá.


Pero Jaejoong no lo escucho y fue a hablar con sus padres sobre la situación; de no estar cerca el cumpleaños de su hyung seguramente él hubiera sido castigado por su osadía e impertinencia.


Quien crees que eres para reclamar algo como estudio.
Tú no eres más que un monstruo.
Tú debes agradecer que te demos alojamiento en estos días.
No puedes, ni debes ambicionar más.
Me entendiste
Quiero que me digas si entendiste


Que su madre una humana que dos días al año volvía a su verdadero ser, una sirena, le hablara de esa manera le destrozo el corazón y las pocas esperanzas o ilusiones acerca de tener el amor de sus padres. En ese momento la única persona de su lado era su Hyung; que había escuchado todo porque estaba usando el baño de su cuarto, y aunque no comprendió las palabras de su madre se dio cuenta de la situación de Chagmin en la familia.


-Yo debí escucharte- abrazándolo fuertemente- Lo siento, puedes llorar si así lo deseas- acariciándole el cabello- yo siempre creí que eran alucinaciones mías que no te mostraran tanta atención, yo lamento ser el centro de atención para ellos…
-No es tu culpa- sollozando.
-Lo sé pero eso no quita que lo sienta- acariciándole el rostro y limpiando sus lágrimas- de ahora en adelante tu familia soy yo, cualquier cosa que necesites pídemelo a mí.


No se atrevió a pedirle nada a su hyung sin embargo este parecía adivinar por él, al día siguiente lo llevo a una escuela especial; en esta escuela evaluaron sus conocimientos, aptitudes y habilidades.


Tal como lo pensé- rio- mi hermanito es un genio


Su hyung lo había llevado a una escuela para personas con alto coeficiente intelectual donde entendieron su situación y le permitieron estudiar a distancia.


-Sé que no hay internet en casa de la abuela pero imagino que puedes bajar a la ciudad aunque sea una vez al mes para que presentes tus trabajos, rindas exámenes.
-Hare todo lo posible, gracias hyung.
-Los días que vengas a vernos, prometo pasar cada uno de esos días contigo.
-Es una promesa sino lo cumples te castigare con el látigo de mi indiferencia- rio.
-No será necesario, además- llevándole a su cuarto- todo esto es para ti- señalando un montón de regalos que había puesto encima de la cama.


Jaejoong le regalo ese día una laptop un poco rara, más bien pesada debido a la batería extra que tenía, una Tablet donde había descargado muchos libros y una cámara acuática.


Los días posteriores fueron al cine, al parque de diversiones y se quedaron por horas jugando videojuegos. Así pasaron rápidamente 7 días de los nueve días que tenía como humano. En su octavo día iba a celebrarse el cumpleaños de su hyung y Chagmin estaba muy emocionado, tanto que le había pedido ayuda al abuelo para hacerle un hermoso brazalete como regalo.


El día de la fiesta vinieron los amigos del barrio de Jaejoong, sus amigos del colegio y del instituto donde estudiaba ingles también. La casa se llenó de gente que aclamaba a Jaejoong mientras este hacia el amago de cantar una canción de rock.


Al ver a su hermano completamente rodeado se sintió incapaz de afrontarse a la multitud para darle su regalo así que salió a la terraza para tomar aire fresco y tratar de no decepcionarse de su hyung.


Es su fiesta de cumpleaños, es lógico que les preste más atención a sus amigos que a su hermano- pensó tratando de no llorar, pero las lágrimas empezaron a rodar por sus ojos sin que pudiera evitarlo.


-No es bueno que llores; al menos no en una fiesta.
-¿Qu…quien eres tú?-giro sorprendido.
-Park Yoochun, mucho gusto- dándole la mano- y tú debes ser el precioso hermano de Jaejoong.
-Ehh- ruborizándose- si
-Tu hermano está buscándote, quiere cantar contigo.
-Pero hay much…


Yoochun lo abrazo por el hombro con una mano y con la otra se encargó de mover a las personas para poder llegar a la tarima, lo dejo con su hermano y después de que cantaran juntos se encargó de animarlo durante toda la fiesta evitando que huyera.


[…]



Y así fue como Chagmin conoció a Yoochun, su primer amor.

4 comentarios:

  1. Pero que malditos son los papas de Jaejoong!!! Como pudieron tratar asi al hermoso minnie??!! Que poca tienen! Lo bueno es que su hermano jaejoong lo apoyo siempre! Aeww y su primer amor con yoochunie ::3 hermoso!!

    ResponderEliminar
  2. Este capitulo rompio mi corazon....

    ResponderEliminar
  3. Pobre Changmin, ahora no me agradan los padres de Jae como pueden ser tan malos con su propio hijo, merecen lo peor

    ResponderEliminar
  4. Que desgraciados son los padres de Jae y Min, a final de cuentas es su hijo y si tiene esa condición de vida es por ellos, en cambio es un sol para Min, ojala sigan siendo ta unidos.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD