Loving you is my sin - Cap. 12

1 comentarios
TREGUA

Habían pasado dos días desde que Jaejoong se había propasado con Minah, no entendía porque lo había hecho, solo que necesitaba volver a hacerlo, necesitaba besarla otra vez para convencerse que no había besado a Chagmin. Eso lo estaba enloqueciendo.


-Así que la besaste –dijo sorprendido Yoochun.
-Sí y no entiendo porque lo hice.
-Bueno ella es bonita, es el tipo de chicas con las que te gusta jugar no- le contesto Siwon.
-No es eso, ella y yo nos llevamos como perros y gatos, ya vieron como me atiende cuando vamos al restaurante ese.
-Pues si es un chiste verlos juntos- rio Yoochun.
-Ya paren de burlarse los dos.
-Pero es cierto…y Jae- dijo Siwon débilmente- ya no estás buscando a Chagmin.
-Claro que si por eso me mude con esa loca para escuchar sus conversaciones y averiguar dónde está.
-No sería más fácil para ti conquistarla-dijo Siwon- matarías dos pájaros de un tiro; averiguarías sobre Chagmin y la besarías de nuevo.
-Ahhh…-Yoochun y Jaejoong se quedaron sorprendidos ante la lógica se Siwon
-Oye es buena idea- dijo al fin Yoochun luego de comprender la estrategia de Siwon- haz eso mismo, conquístala seductor


Siguiendo los lineamientos de sus amigos Jaejoong se decidió por conquistar a Minah, después de todo que tan difícil podría ser.


-Minah, traje pizza quieres.
-Por supuesto.
-Yo siento lo de la otra noche.
-Está bien supongo que me confundiste con Chagmin, él vivía aquí no.
-No, no fue eso…es solo que quería besarte.
-Ahh…
-Es broma…
-Pues no me hace gracia tus bromas tontas.
-Ok…ya no te sulfures…oye porque después del trabajo no vamos al cine tú y yo.
-Queeeee… ¿al cine nosotros?
-Siiii
-No lo sé…Chagmin podría ponerse celoso
-Vamos no se va a enterar.


En el transcurso de la semana fueron tres veces más al cine, a pasear, a los parques de diversión, a comer y en cada una de estas salidas Jaejoong avanzaba un paso más hacia Minah, primero acariciar su mano, luego agarrar su mano, abrazarla, coquetearle sin que ella sea tan cortante y finalmente volverla a besar.


-Minah…ya es tarde vámonos
-Solo una vez más por favor- dijo Minah haciendo un puchero.
-Es la cuarta vez que te subes a la rueda de la fortuna.
-Es la última vez lo prometo.
-Ok pero vas a tener que pagar un precio diferente…
-Lo que sea- dijo jalándole del brazo para que se sentara


Mientras la rueda giraba Jaejoong iba convenciéndose que Minah era la copia exacta de Chagmin, mismos gestos, mismas manías, mismos lugares y comidas en común…y entonces pensó que tal vez ella si era un regalo de dios, si es que existía, por todo el sufrimiento que había pasado al amar a Chagmin ya que este amor si sería permitido.


Vio a Minah, a esos ojos chocolates que tanto le recordaban a Chagmin y la beso. Un beso tierno dulce que fue correspondido por Minah, sintió su cuerpo estremecerse y a su corazón latir apresuradamente la cabeza le daba vueltas no por estar en la rueda de la fortuna sino por el beso que acaba de dar, viendo nuevamente a esos ojos chocolates pudo ver que esa persona sentía lo mismo.

-----------------||------------------

Estas semanas habían sido para Chagmin de ensueño, había vuelto al inicio que tuvo con Jaejoong, las citas, las caricias, agarrase de las manos; todos esos recuerdos habían vuelto hacia él, recuerdos que llevaría en su corazón para siempre. Cuando sintió los labios de Jaejoong nuevamente casi se derritió, porque lo estaba besando con una dulzura, le dio vuelcos el corazón y sintió mareos, no pudo evitar sonreír como un idiota.


Le quedaban solo 36 días, sabía que no podía perder el tiempo y con la vorágine de sentimientos que tenía dio el siguiente paso para ser una más de las conquistas de Jaejoong, antes de bajarse de la rueda de la fortuna, fue él quien tomo la iniciativa y lo beso.

-----------------||------------------

Jaejoong ya no quería buscar a Chagmin, porque sentía que lo tenía a través de Minah, quería conformarse solamente con ella, con este supuesto amor que si podía ser.


-En que piensas amore- dijo ella dándole un pico en la boca.
-En nada- dijo besando esos labios y atrapando ese cuerpo entre sus brazos.
-Mentiroso, estabas pensando en Chagmin cierto.
-Yo no- sonrió nervioso.
-Yo también pienso en él…cuando el regrese nos iremos juntos-dijo nostálgica
-Piensas abandonarme acaso- dijo volteándola y mordiéndole el cuello por la espalda.
-No estamos destinados a estar juntos
-Que importa el destino, importamos nosotros…y si
-Sé que no debería meterme…- interrumpió Minah- pero…porque Chagmin y tú no pueden estar juntos
-Es un asunto personal que prefiero no hablar
-Está bien…pero lo amas…cierto
-Si estás buscando amor en mí no creo…
-No yo no quiero que me ames a mí, me gustas pero yo amo a Chagmin, me duele verlo triste y si él es feliz a tu lado yo lo dejaría ir
-Sí, si lo amo pero no puedo hacerlo feliz…si los dos lo amamos lo mejor es que se quede contigo…yo voy a dejarlo atrás muy pronto.


Pero por más que intentara sacarlo de su mente, de su corazón Jaejoong no podía evitar seguir amando a Chagmin; tal como lo había dicho Minah él también quería quedarse con él pero no podía como tampoco podía conformarse con Minah porque mientras más tiempo pasaba con ella más pensaba en Chagmin y más lo añoraba.
Llevaba viviendo más de 30 días en la casa de Chagmin y su relación con Minah iba viento en popa; seguían saliendo continuamente a pasear, a comer a bailar a divertirse juntos sin embargo ella evitaba dar el siguiente paso con él y lastimosamente no podía usar la frase “acaso no me amas” por qué sabía que ella amaba a Chagmin.

-----------------||------------------

Chagmin se moría de ganas por estar con Jaejoong pero su nuevo cuerpo lo hacía sentir inseguro y eso ayudaba a no romper el acuerdo que había hecho con el brujo.


En los últimos días Jaejoong estaba siendo un tanto descarado saliendo de la ducha sin cambiarse y con el torso al descubierto, a él se le caía la baba de solo verlo. Las primeras veces pudo controlarse pero cada vez era más difícil, envidiaba a esas gotitas de agua que podían recorrer el cuerpo de su Jaejoong.


Cierta noche no pudo evitarlo más, se acercó y disimuladamente lo toco un par de veces, acaricio su espalda, su pecho e incluso le dio un beso en la tetilla; Jaejoong lo empotro contra la pared, lo beso desesperadamente e intento desnudarlo pero él fue más ágil y se escurrió en el piso evitándolo y susurrando un “lo siento” con la voz agitada.


La noche siguiente Jaejoong se metió a la ducha nuevamente, Chagmin se encontraba en su cama esperando poder verlo pero al verlo salir cubierto con una bata, se decepciono y suspiro de alivio a la vez; sin embargo minutos después cuando Jaejoong se sacó la bata lo vio solo en boxer y casi le da un paro cardiaco, se acurruco en su cama en posición fetal tapándose para no ver nada.


-Hace mucho frio- susurro Jaejoong y se metió bajo las mantas de Chagmin.
-Ponte ropa entonces- grito Chagmin acalorado
-No solo te necesito a ti- susurro nuevamente- y lo atrajo con una mano a su pecho.


Chagmin estaba de espaldas y tras él estaba Jaejoong desnudo, lo tenía atrapado con una mano de su cintura y su cabeza descansaba en la curvatura de su cuello, podía sentir la respiración de Jaejoong muy cerca de él, y cuando empezó a morderle la oreja, el cuello tuvo que reprimirse para no gemir. Jaejoong empezó a acariciarlo por encima de la ropa y empezó a moverse contra su trasero lentamente. El vaivén de caderas lo estaba matando, no pudo más y tirando a la borda todo se giró encaro a Jaejoong y lo beso ansiosamente, dejo que sus manos vagaran por el cuerpo de Jaejoong, sus hombros, sus tetillas, sus costillas, sus piernas, su trasero, su miembro; quería recordar absolutamente todo después. Se posiciono encima de Jaejoong y fue reemplazando sus manos por besos mientras escuchaba los gemidos de Jaejoong.


Beso y mordisqueo el cuello de Jaejoong bajo lamiendo sus tetillas, sus costillas, jugueteo con su ombligo, mientras lo masturbaba con las manos por encima de la ropa; llego a su entrepierna y le quito a Jaejoong la única prenda que lo cubría con los dientes, toco su miembro con las manos, lo acaricio, lo movió de arriba abajo haciendo que Jaejoong se desesperara y finalmente se lo metió a la boca. Su miembro era tan exquisito, tanto como el mismo Jaejoong, lo succiono, lo lamio, lo beso jugueteo con sus dientes mientras hacía que se engrosara cada vez más, toco y manoseo sus testículos con su mano mientras aumentaba el ritmo de sus succiones.


Ahhh…Min…a…más rápido- demandaba Jaejoong


Escuchar los gemidos de Jaejoong lo excitaban incluso más, haciendo que acelerara su tarea, Chagmin escuchaba solo el diminutivo de su nombre y eso le encantaba.


Ahh…Min…eres tan…uff...
Min…voy a correr…


Y Jaejoong se corrió en su boca, Chagmin saboreo la semilla de Jaejoong se la trago toda y lo beso nuevamente, estaba tan excitado que no podía parar quería a Jaejoong dentro ya, lo necesitaba.


Hazme tuyo le susurró al oído seductoramente; Jaejoong lo desvistió en un cerrar y abrir de ojos, lo beso nuevamente; pero no fue capaz de mirar su cuerpo.

-Yo…lo siento Minah…pero no puedo hacerlo

1 comentarios:

  1. Min se salvo por un pelito de rana calva... Min te dijo el brujo "no puedes tener sexo con él", acuetdate, pues no sabes que pueda pasar.

    Gtacias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD