Because I Love You, I Have to Forget You - Cap. 1

0 comentarios
07-Julio-2011 Eres tan dulce

Primeros días de un nuevo mes, mes donde el verano comienza y el calor insoportable se hace presente, para el pelinegro había sido un día agotador en su trabajo, en el Conservatorio de Música de Seúl.

Llegó exhausto a su departamento arrojando todo a su paso mientras caminaba hacía el cómodo sofá. Se sentó plácidamente e inhalo llenado sus pulmones del ambiente cálido que le proporcionaba su hogar, empezaba a sentirse relajado, hasta que… el molesto ringtone de su celular comenzó a inundar sus oídos, maldijo internamente. Así que con toda la pereza del mundo se dirigió a la mesa de la cocina para callar ese horrendo aparato, miro la pantalla para ver de quien se trataba y la persona que menos imaginaba era quien lo llamaba.

—Hey tú, Park Yoochun, ¿Qué demonios has estado haciendo todo el día? Te he llamado más de 50 veces y nada, ni un mísero mensaje me has devuelto. ¿Acaso me estas siendo infiel? ¡Responde!—.

La voz de su persona amada rezumbaba por toda la casa. Park Yoochun adoraba la actitud infantil de su novio, era aún un chiquillo mimado.

—Changmin-ah, he tenido mucho trabajo, lo sabes—. Respondió serenamente aquel joven enamorado

—Pues no te creo—.

Un silencio profundo se escuchó por la otra línea.

—Muy bien amor, qué quieres que haga para convencerte que solo es a ti a quien amo, y a quien amare siempre—.

Yoochun se mordió el labio inferior, adoraba decirle cosas cursis a Changmin, lo amaba tanto.

—Ven a mi casa y hazme el amor—.

El pelinegro abrió enormemente los ojos ante la propuesta alocada de su joven y dulce novio.

—Changmin, tu padre y tus hermanas están en casa, cómo crees que reaccionarían si me aparezco a estas horas de la noche, ¿eh? —.

—Padre está de viaje, Sooyoungie salió con sus amigas y Eunyoung nunca está en casa, ven por favor—.

El tono del menor era tan meloso, tan coqueto, de verdad que Park Yoochun estaba volviéndose loco por él.

—Sabes que no puedo, recuerda que le dije a tu padre que te respetaría en ese aspecto—.

El mayor trato de hacer entrar en razón a su joven novio.

—Yoochun, tú y yo sabemos que no soy puro y casto desde hace mucho tiempo, así que, qué te cuesta, ¿sí? —.

—Lo siento—.

Otra vez se volvió a escuchar un silencio en la línea telefónica.

—Te amo—. Dijo al fin Yoochun

—Ok, te perdono. Mañana en la preparatoria es el festival que organizan antes de la graduación, te tengo preparado una sorpresa, esta vez, si no llegas dile adiós a nuestro compromiso, ¡Eh, Park Yoochun!—

—Iré, no te preocupes—. Hablo el mayor mientras se le dibujaba en los labios una enorme sonrisa.

—Te amo tonto, nos vemos mañana—.

Changmin colgó.

Esa noche Yoochun durmió con una boba sonrisa en la cara, sabía que mañana le esperaría un día magnifico, todo con Changmin así era.

La mañana siguiente despertó con los rayos de luz que se colaron bajo el celeste de las cortinas. Yoochun se removió bajo las sabanas, quería dormir más, observo el reloj al lado de su cama, todavía quedaba tiempo, por lo que decidió dormir más.

No supo cuánto tiempo paso durmiendo, pero en definitiva se le había hecho tarde y ahora Changmin lo mataría.


Changmin

—Changminnie, ya es hora de salir a escena—. Gritó Minho, un jovencito de cabellos oscuros quien se convirtió rápidamente en mi mejor amigo desde que ingrese a la preparatoria

—Ese idiota, le dije que tenía que llegar temprano, pero claro su estúpido trabajo es lo único que le importa, lo odio—.

—Shim Changmin, última llamada para su presentación—.

—Idiota, pero esta si me la paga—.

Camino lentamente hacía el escenario, tonto Yoochun, me esforcé tanto en esto y ahora, él simplemente lo olvida, vaya novio gilipollas que me busque.

Subo al escenario con mi guitarra caoba, que para colmo es un detalle suyo, ah, ese tonto… agarro el banco y me siento. Entonces lo veo enfrente de mí, sonriendo, tan perfecto como siempre, en el fondo sabía que no me fallaría, bobo idiota.



Yoochun

Conduje a exceso de velocidad, como si un asesino serial me persiguiera. Llegue con gotas perladas de sudor sobre mi frente, no le podía fallar a él así, todo por ser torpe y despistado.

¬—Buenos días, mi nombre es Shim Changmin, estudiante de último año de preparatoria y esta es mi presentación final del año—.

Se veía hermoso, resplandeciente, con ese brillo único que lo caracteriza.

—Este es un cover del grupo 10cm, es una canción especial para mí y se la dedico a mi dolor de cabeza favorito, quien pinta mi cielo de azul en los días más grises, mi idiota favorito, la persona a quien amo—.

La bulla por parte de la gente se hizo presente, me sonroje internamente, estoy tan loco por él.

—Y quien próximamente se convertirá en mi compañero de vida por toda la eternidad, sí, para ti, Park Yoochun. “It’s so nice”—.

No sé qué hacer conmigo mismo
Eres hermosa, incluso cuando
no sonríes.

Inclinó la cabeza y me empiezo a reír sonoramente, ese niño definitivamente trae hecha un caos mi vida, pero le amo y qué puedo yo hacer.







Soy tan feliz con solo verte, 
tú me vuelves loco.

Hace 2 555 días que lo conozco, hace 1157 días que somos pareja, hace apenas 40 días que me dio el ‘acepto’ y dentro de menos de un año nos convertiremos en esposos hasta que la muerte nos separe. Le amo tanto y tanto.

Aún el sonido de tus ronquidos, 
es tan dulce.
Hueles tan dulce,
aun cuando apestas 

Lo conocí cuando apenas era un crio de 11 años, yo tenía 17. Cuando lo vi por primera vez, jamás creí que ese pequeño gruñón e introvertido se convertiría en el motor de mi vida, pero vaya que giros tan grandes da el destino.

Su padre lo trajo al Conservatorio por culpa de una de sus hermanas mayores. Shim Sooyoung, mi mejor amiga desde siempre y quien me metió por todos los poros a ese castaño loco que tengo como novio.

Era un pequeño antisocial que pocas veces hablaba o sonreía, parecía que estuviese enojado con la vida, pero a pesar de que era tan joven había pasado por tanto, cosas que desde luego yo desconocía y que jamás pensé que le ocurrirían a alguien proveniente de una familia bien posicionada como la de él.

Yo impartía clases de piano después de asistir a la preparatoria, creo que fue el destino que lo pusieran a cargo mío. Soporte sus groserías, su horrible temperamento y su humor fuera de lugar por dos largos años, creí que me iba a volver loco, pero eso inexplicablemente se convirtió en amor.


Tú irradias, aun cuando 
no te bañas.
Tú me vuelves loco


Fue hasta un día lluvioso de Septiembre, las clases en el Conservatorio habían terminado, me dirigía tranquilamente a mi hogar para adelantar trabajos de la Universidad y lo que menos me imagine fue verlo allí. El chiquillo de ahora 13 años, estaba empapado de pies a cabeza, esperando a que fueran por él. Lo vi tan pequeño, tan indefenso, tan falto de cariño, que se me partió el corazón.

“Changmin-ah, Changmin-ah, ¿estás bien?” Fue lo que le dije

“No importa, nada importa, para ellos siempre he sido un cero a la izquierda, solo soy una persona que causa desgracias siempre”

Lo lleve a mi departamento, el pequeño estaba como en trance, pobre triste y solitario Shim Changmin.

Fue la primera noche que me quede junto a él en una misma habitación, dormía tan placenteramente, ¿Qué le habían hecho a este pequeño ser que parecía sacado de un cuento de hadas?







¿Qué pasaría si en serio
me vuelvo loco?
¿Qué pasaría si dejo de 
respirar inesperadamente?


El padre de Changmin vino por él al día siguiente a punta de jaloneos y con una mirada tan helada como el hielo mismo. Vi sus tiernos ojos aguarse y sentí el corazón crujir.

Poco a poco me fui acercando a él, el niño era tan duro consigo mismo que construyo una barrera de lo más firme para que nadie viera lo frágil que en el fondo era. Aquella barrera, la derribe y me costó tanto, pero ahora que lo conozco plenamente, no me arrepiento de nada.

Sus 14 años de edad, los celebramos juntos con el demonio de Sooyoung, no podía creer que ambos compartieran lazos de sangre, eran tan distintos. Fuimos al acuario y lo vi por primera vez sonreír, me sentía tan feliz sin saber el por qué. Nunca creí que ese chico, después vendría a desordenar mi vida y a poner su sabor en ella, ah, lo amo tanto.

Al principio lo veía como el hermano pequeño que nunca tuve y que ansié tener, pero poco después lo cambie, y así se volvió en mi razón de ser, el dueño completo de cada parte de lo que significa Park Yoochun. Acababa de cumplir 20 cuando me di cuenta que lo que sentía por Changmin, ya no era ese tipo de cariño de hermanos.

La somnolencia en tus ojos,
para mi es tan bonito,
tan bonito, tan bonito.


Un día se quedó hasta tarde conmigo practicando en el piano, lo besé. Sus tiernos labios inexpertos acariciando mi boca, fue una de las mejores experiencias que he tenido, exquisitamente dulce.

“Yoo…chun-hyung, qué… ¿qué haces?”

“Ni yo mismo lo sé Changmin-ah, simplemente, esto provocas es mi” respondí tímidamente.

“¿Te gusto?”

Volví a atrapar sus pequeños y frágiles labios.

“Sí”

Esos claros sonrojos, esas miradas tiernas y coquetas, Changmin de verdad puso un hechizo en mí, estoy tan inundado de él, lo amo tanto, hoy y siempre.

Con el tiempo nos volvimos una inusual pareja de un adolescente loco de 15 años y de un adulto idiota de 21, decidimos ocultarlo del mundo, solo existíamos él y yo en nuestras vidas. Me aventure a conocerlo y al saberlo mío, decidí que nunca lo abandonaría, que él sería por quien lucharía y a quien amaría el resto de mi existencia.








Los agujeros en tus medias,
para mí son tan bonitos,
tan bonitos, tan bonitos

Creció y se convirtió en una hermosa persona de 17 años, a veces me preguntaba que quien era el menor de la relación, me encantaba tratarlo como a un bebé, pero al final el sensible y mimado termino siendo yo.

Cabe recalcar que cuando Shim Changmin se propone algo, no descansa hasta conseguirlo.

Me sentía un absoluto pedófilo estando enamorado de una persona seis años menor que yo, sentía que le había robado todo, me asustaba pero al mismo tiempo me producía un morbo y un placer inigualable.

Changmin y yo no habíamos pasado de los besos subidos de tono, solo nos tomábamos de las manos y cosas sin nada de acción, pero nada más.

Pero ese chiquillo creció y creció más y al parecer no estaba conforme con eso, ya que sus insinuaciones de hacer algo más conmigo eran más que evidentes, yo perdí mi virginidad a una temprana edad y definitivamente eso era algo que no quería para él, pero al parecer yo era el único que pensaba eso.

Entonces me aleje de él, excusándome que tenía muchos trabajos finales en la Universidad y aparte mi trabajo en el Conservatorio. Lo acepto, pero no se rindió, sus coqueteos eran cada vez más frecuentes, y yo ¡Demonios! No podía resistirme a ese par de ojos suplicantes llenos de deseo.

Changmin se había convertido en todo un prodigio de la guitarra, y en una ocasión me toco acompañar a varios jóvenes a Jeju a una presentación, incluido él, esa vez yo me tenía que quedar más tiempo porque tenía que reclutar nuevos miembros para la Orquesta Sinfónica de Seúl, la cual dirigía desde hace algunos meses.

El dueño de mis sonrisas decidió que compartir una habitación sería lo más conveniente, y así fue, en Jeju, nuestra primera vez juntos…

Un segundo, un minuto,
son como una joya para mí.

Aquella noche lluviosa, yo llegue al anochecer a la habitación del hotel, cuanta fue mi sorpresa al ver a mi novio de 17 años vestido con mi ropa y auto complaciéndose  en la habitación que compartíamos, con velas olor a lavanda y con la luz tenue haciendo hermosas matices en las curvas de su cuerpo. Sus débiles gemidos hacían eco en mi cabeza, y yo, Park Yoochun, un hombre de 23 años, no me podía resistir a lo que me brindaba la vida, un novio dulce e inexperto.

Me abalancé contra él, mientras le comía sus finos y carnosos labios, le desabotone con cuidado cada uno le los botones de mi camisa. Estaba claro que Changmin se esperaba todo, menos que yo cayera ante sus continuos cortejos, pero era ahora o nunca, y yo definitivamente quería marcar a Changmin de alguna manera, y que mejor forma que entregándole mi esencia, cada célula que forma parte de mí. Porque hacerle el amor a la persona que amas es algo más que una simple entrega carnal, es la fusión de dos almas en un mismo universo.

No pensé que entregarme a él así fuera tan mágico, tan único, simplemente inigualable. Sentir que yo complementaba el cuerpo de Changmin era un placer extremo, mis relaciones pasadas jamás se sintieron así. Nada se comparaba con estar al lado de él, mi perfecta mitad, estaba claro que era el hombre de mi vida y que yo dedicaría mi vida entera a luchar por nuestra felicidad.







No tenemos tiempo para
pelear porque
no tenemos suficiente 
tiempo para amarnos.
Tú me vuelves loco


Llego el cumpleaños 18 de Changmin, ya llevábamos 3 años de relación, lo habíamos ocultado del mundo por miedo, pero ahora que nuestro amor era totalmente legal, era hora de decírselo a su padre, y vaya padre que se cargaba mi amorcito, un completo déspota, arrogante, y para complicarlo un poco más, un homofóbico de mierda.

“Yoochunnie, lo he preparado todo para esta noche, Sooyoungie me ha ayudado, ya le hable a padre de ti, solo queda el resto”

Cuando él me dijo eso sentí flaquear todo el cuerpo. Ni dirigir la Orquesta frente a miles de personas, se comparaba con lo el pánico que sentía en esos momentos.

Aquella noche me vestí con la ropa más elegante y decente que tenía, y con una botella de los mejores vinos, me dirigí a uno de los mayores retos de mi vida, que el padre de Changmin autorizara lo nuestro, y vaya que me costó un ojo de la cara.

¿Qué pasaría si en serio
me vuelvo loco?
¿Qué pasaría si dejo de 
respirar inesperadamente?

Llegue con anticipación a la casa de Changmin, para mi sorpresa me abrió la hermana mayor de él, alguien que solo sabía que existía, pero que jamás la había visto, ‘la bruja maldita’ según mi castaño favorito, Eunyoung, la hermana de 27 años de Changmin, una abogada muy famosa por ser cruel y arribista, pero que ganaba todos los casos que se le asignaban, mi joven novio la detestaba y ¡uff! Vaya que la impresión fue fuerte.

7:00 pm, el padre de Changmin bajo las escaleras, yo sentía que la cabeza me daba vueltas.

“¿Tu eres Park Yoochun? Vaya Changmin, supuse que sería peor. Siéntese joven Park, hablemos de negocios”

Sonreí sarcásticamente, al parecer para ese señor, su único hijo varón era un negocio, vaya basura de padre que tiene Changmin.

“Señor he venido a hablar con usted, necesito que me dé su consentimiento para salir con su hijo, Changmin”

“Changmin me ha hablado de usted, creo que sus intenciones son buenas y al conocerlo se ve que es una persona razonable, por lo que le pido de la manera más atenta que se aleje de mi hijo”

“¡¿Qué?!”

Changmin y yo nos volteamos a ver confundidos, su padre acababa de decir qué.

“No voy a acatar tus estúpidas reglas padre, jamás me has cuidado y nunca te interesa lo que hago, ¿Por qué ahora es diferente? Es porque estoy enamorado de un hombre, ¿es por eso? Claro, como tú matrimonio fue arreglado, no creo que nunca hayas sentido este tipo de sentimiento”

Vi como el padre de Changmin levantaba el brazo para golpearle.

Lo detuve.

“Qué clase de persona es usted señor, no le da vergüenza tratar a su hijo así, pero ahora veo que el consentimiento de un tipo como usted no importa, vámonos Changmin”

Esa noche Changmin se quedó en mi departamento, llorando en mi pecho, aunque no lo aceptaba, le dolía demasiado que su padre lo tratara así, yo solo trate de llevarme sus preciosas lágrimas con mis besos.

Pasaron algunas semanas y él llego muy feliz diciendo que su padre por fin lo había aceptado.

A partir de ahí, solo eran recuerdos felices.








Las algas de mar que tienes
atoradas entre los dientes
para mí son tan bonitas, 
tan bonitas, tan bonitas

Nuestro recuerdo feliz más próximo es de hace algunos pocos días, exactamente 40 días, en Jeju, donde le pedí formalmente que se convirtiera en mi futuro esposo.

Fue el 27 de Mayo a las 9:00pm, cuando la playa nos brindaba su mejor vista, y las estrellas se reflejaban en sus achocolatados ojos.

“Changminnie, no sé cómo empezar a decir esto, yo…”

“¿Me pedirás que me case contigo?”

“¿Co-cómo lo sabes?”

Dije con la voz quebrada, acaso me leyó la mente.

“Park Yoochun, te conozco desde… déjame ver… desde hace 7 años, para mi eres un libro abierto”

“Niño tonto”

“Bésame”

Juntamos nuestros labios en una danza suave, al parecer mi sorpresa se había arruinado.

“Park Yoochun, qué clase de propuesta de matrimonio es esta, a qué hora te arrodillaras, soy un chico pero ansió verte hacer eso”

“Shim Changmin, tu, niño tonto, la más dulce de mis pesadillas, aceptarías este anillo como prueba de mi amor, de ahora en adelante quiero compartir todo contigo, cada suspiro, cada lagrima, tus logros y derrotas, por siempre. Cásate conmigo.”

Se suponía que él debería de estar llorando, pero paso todo lo contrario, estoy loco por él.

“Quiero estar contigo hoy y siempre, compartiéndolo todo, ¡Acepto!”









No sé qué hacer conmigo mismo
Eres hermosa, incluso cuando
no sonríes.


—Muchas gracias al grupo de tercer año, un fuerte aplauso para ellos—.

Los sonoros aplausos fueron muy cálidos, Changmin tiene el don de atraer a la gente.

—Pensé que no vendrías—. Habló con un tono molesto en su voz

—No podría dejar plantado a mí prometido en su último día de preparatoria—.

—Idiota—.

Me besó mientras arrugaba el entrecejo, pequeño adorable.

—Shim Changmin, qué clase de canción es esa que me dedicaste, ¿eh? Acaso tengo cara de chiste o algo así—.

—Eres mi mayor desgracia Park Yoochun, por eso te amo—.

Volvió a rozar sus labios con los míos.

—Y eso que no has escuchado todas las canciones que he escrito pensando en ti, ahora mismo recuerdo una que dice: ‘si no me alcanzas en este instante, tu invitas la comida’—.

Lo vi alejarse corriendo poco a poco, aún es un niño pequeño y mimado, entonces, por qué lo amo tanto.

Soy tan feliz con solo verte, 
tú me vuelves loco.








Así es, Park Yoochun estaba totalmente enviciado con cada una de las partes que significaba Shim Changmin, lo amaba locamente.

Pero a veces el amor no es suficiente y eso era algo que el tiempo se encargaría de enseñarle.

Tú me vuelves loco.
[I’ts so nice — 10cm]



N. A.: La canción la pueden escuchar aquí ellos son de mis grupos favoritos coreanos no-kpop XDDD

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD