Sí me tenías - Cap. 4

6 comentarios
EL ÚNICO TONTO FUI YO.

Jaejoong podía jurar que las bibliotecas de Japón podían ser un tesoro. Es por eso que desde que había pisado ese país no había podido evitar visitar cada fin de semana  esa que estaba justo en medio de la gran ciudad. 

De igual forma, no pensemos en Jaejoong como algún estudiante de Ciencias o Letras, Jaejoong amaba la música desde siempre, solo que tenía esta afición por la lectura.

¿Por qué? 

Porque Jaejoong no solo amaba cantar o la música en sí. Él estaba interesado en componer, en escribir canciones. Y para eso necesitaba leer, él quería que sus canciones tengan un toque más artístico, por eso necesitaba aprender de los mejores. 

Ese había sido un viernes por la tarde, Jaejoong había dejado su facultad para devolver unos libros y llevarse un par más; sin embargo, notó que algo pasaba con la cola que no avanzaba. Era como si un visitante extraño estuviera haciendo un tipo de problema. 

–  ¿No puede recordarlo? ¿De verdad? Es un cuento muy conocido. 

– Joven, ya le he dicho que la encargada está en su hora de almuerzo, yo no sé de libros. Solo estoy cubriendo su puesto por una hora. 

– Pero es un libro tan popular y lo necesito con urgencia, déjeme revisar a mí. 

– Siguiente

El hombre gordo encargado de la distribución de libros solo había atinado a mover la cabeza en señal de negativa. Jaejoong entendió que ya la cola podía avanzar…

– Haga memoria Señor, es una historia de amor en donde un ave da su vida o algo así.

La negativa del hombre se evidenció cuando atendió al escolar que seguía en la fila que venía a devolver unos libros que seguramente había necesitado para un trabajo de su colegio. En ese instante, el joven había agachado la cabeza en señal de rendición, ese viejo seguramente no le diría nada. Él estuvo por caminar hacia la salida cuando escuchó una voz.

 – El Ruiseñor y la rosa. 

El chico había volteado al reconocer el título del cuento. 

– ¡Es ese!

Jaejoong había sonreído mientras cargaba ese grupo de libros que planeaba devolver. 

En ese instante, Yunho pensó que jamás vería una sonrisa más hermosa.

–Es de Oscar Wilde, tienes razón, es un clásico. Por favor Señor Jun, sería amable si buscara un ejemplar de esos.

Yunho se sintió avergonzado cuando caminó hacia la recepción y miró al viejo asentir y adentrarse a la biblioteca. 

– Atenderé primero al escolar, chico tendrás que esperar un poco.

– Por supuesto, gracias señor Jun.

Yunho en esta oportunidad se dirigió a Jaejoong. 

– Muchas gracias, es un alivio que estuvieras aquí. 

La sonrisa en Jaejoong volvió a aparecer, Yunho se sintió feliz de verla de cerca.

– No fue nada. 

Jaejoong dio una última ojeada a los libros por si dejaba algún separador cuando escuchó nuevamente al joven hablarle. 

– ¿Eres coreano?

Jaejoong dirigió su mirada hacia al extraño esta vez, haciéndole caso más a los detalles. Alto, atlético, cabello oscuro, piel morena, ojos rasgados, ropa oscura, con una guitarra en la espalda ¿Un músico?

– Sí, acabo de llegar, supongo que mi acento es bastante delator. 

– ¿En serio? Bienvenido ¿Mi acento me delata? Yo también soy coreano.

– Para nada, hablas muy bien el japonés.

Y esa sonrisa apreció por tercera vez. 

Pero esta vez Yunho no le prestó tanta atención porque había notado algo más. Ese chico era bonito, muy bonito, quizás hasta hermoso… por donde le viera. 

Y quiso ocultar su rostro porque seguramente estaría rojo.

Porque eso pasaba cuando le gustaba alguien.





¿Qué haces  que no vienes?
                       

Le tuve que enviar un mensaje a Yunho, odiaba molestarlo cuando estaba en la universidad, pero sé que desde que llegamos se está saltando muchas comidas por descuidado.

Trabajo en la canción, ya llego.
Prepara algo delicioso para mí.

Cuando leí el mensaje solté una pequeña risa.

No soy tu cocinero personal, Yunho,
Además ¿Cómo es que trabajas sin mí?

Recibí el mensaje al instante.

Lo estoy haciendo bien solo, pero si tanto quieres ver,
puedo mostrarte algo de la letra si cocinas para mí.

Mis dedos se movieron de forma automática.

¿Ya estás escribiendo la letra? 
¿De qué trata? Tengo tanta curiosidad que podría cocinar para ti. 

Yunho podía ser muy rápido al escribir. Cuando leí su respuesta algo en mí me hizo detener la conversación.

Del día en que te conocí.

Guardé mi teléfono con la esperanza de que Yunho entendiera que no quería recibir más mensajes.


Después de eso, mi cuerpo cayó rendido en el sofá.  Cada día resultaba más agotador que el anterior, observé a mi abuelo que descansaba en la cama que habíamos instalado en la habitación más cercana. En ese instante supe que la vida sí que podía traer varias sorpresas. Yo no tenía planeado regresar a Seúl. Yo había tratado, en la medida de lo posible de hacer mi vida en Japón, un país que me ofreció diversas oportunidades de formarme como músico y también de escapar de todo lo que había pasado aquí.


Sin embargo, sucedió lo de mi tío y todo tuvo que cambiar sin que realmente yo lo quisiera. De igual forma, debo de aceptar que el punto positivo de todo  fue Yunho: la mejor persona que he podido conocer.


Y justamente era por eso que yo no quería relacionarme con él. No quería hacerle daño, yo sabía de sus sentimientos hacia mí, pero aún no estaba listo, aunque a veces sintiera que sí, yo, muy en el fondo, sabía que Yunho merecía a alguien mucho mejor que yo, aunque él siempre me decía lo contrario.


Debo mencionar que Yunho no sabe nada de mi pasado ni quiero que lo sepa. Yo…siento ¿vergüenza?


No es que antes haya tenido una vida tan mala, solo que un error me marcó tanto que llegó a cobrarme con muchas cosas que hoy en día me arrepiento de haber perdido. Sé que merezco esto, pero honestamente ruego porque Yunho nunca se entere de nada.


Me es imposible negar que me siento intranquilo porque sé que desde mañana acompañaré a Yunho a la universidad de Seúl para retomar mis estudios, esa donde está Yoochun y Junsu.


Junsu…


A veces siento que lo extraño demasiado.


Perder a Junsu fue sin duda lo que más me dolió al irme de aquí. De todas formas, yo, deseo con todo mi corazón que él haya estado teniendo una vida mejor que la mía, nadie merece eso más que él.


~~~


– ¿Yoohwan ha regresado? ¿Pero qué diablos?


– Cállate idiota, no tienes que publicarlo.


– ¿Cómo lo supiste?


– Yoochun se atrevió a buscarme ayer. Estaba borracho y me soltó eso, supongo que no puede superar que su hermanito esté de regreso.


– Cualquiera en su lugar…


– No te estoy contando esto con el fin que opines, solo espero que estés preparado por si pasa algo.


– ¿Qué? ¿Se supone entonces que no harás nada?


– Claro que no, el lío que hubo entre ellos no me interesa. Mira, ahora estoy concentrado en Yunho…


Junsu estaba a punto de culminar hasta que un montón de pelos rojos se atravesaron entre ellos interrumpiendo la conversación; Junsu rodó sus ojos, detestaba a ese bueno para nada de Heechul que no era más que un lazarillo de Park Yoochun y siempre venía solo para molestar.


– Hola chicos.


– ¿Qué quieres Heechul? Ver tu cara tan temprano es un fastidio.


– Pienso lo mismo de la tuya. Cariño, yo solo vine para reírme en tu cara ¿Qué se siente ser rechazado?


– ¿De qué diablos estás hablando? –sonrió- yo nunca he sido rechazado.


– Ese chico sexy, al que notablemente le traes ganas te ha botado ¿No me digas que no lo sabías?


– ¿te refieres a Yunho?


El rostro de Junsu reflejaba sorpresa ¿Cómo que Yunho lo había botado? ¿En qué momento ese idiota se había enterado de su interés por el moreno? Junsu ciertamente tenía muchas dudas.


– Resulta que acaba de inscribirse para el concurso de canto y música con otro tipo. Hoy hablé con él y me dijo que es alguien que sería su novio pronto. Vamos Junsu, acepta que perdiste.


– ¿Qué diablos?


– Era eso Kim, fue un placer arruinarte la mañana. Nos vemos.


Heechul se fue tan pronto como vino; Junsu puso blancos sus nudillos y Key atinó a dar una conclusión bastante acertada.


– Eso quiere decir que Jaejoong regresará. Junsu, Yunho y Jaejoong van a concursar juntos.


El rostro de Junsu se tornó lleno de ira, tomó una bocanada de aire y luego explotó dirigiéndose al menor con una mirada bastante intimidante.


– Kim Jaejoong es un idiota si cree que va a regresar y todo estará bien. Eso sobre mi cadáver. Yunho y yo cantaremos y ganaremos ese estúpido concurso.



~~~


– Yo quería decir gracias nuevamente.


Yoochun colocó su almuerzo y se sentó frente a la joven pareja, que atónita no pudo articular una respuesta en concreto. Park, para eso, tuvo que seguir con su monólogo.


– Ya han visto mi lado patético y no se han burlado, pudo deducir que no son malas personas.


En ese instante Changmin colocó un brazo sobre el hombro de Minho.


– Claro que no somos esa clase de personas. Aunque nuestra ayuda deberías debérsela solo a él. Por mí, después de haber besado a mi novio, te hubieras quedado a merced de cualquiera.


Yoochun sonrió y extendió en un par de sodas que había traído consigo.


– De igual forma ya traje dos de estas.


– Gracias.


– Toda esta amabilidad debe tener un fin…Vamos que el que no es esa clase de persona eres tú.


Yoochun los miró fijamente y asintió.


– Quería preguntarles algo. Yo…Exactamente de qué hablé ayer.


Changmin sonrió, había descubierto las verdaderas intenciones de Yoochun


– ¿Quieres asegurarte de no haber dicho algún secreto oscuro? ¿Cierto?


Yoochun aclaró su garganta y trató de desviar la inferencia de Changmin.


– No es tanto así, solo quiero saber hasta qué punto llegó mi ridículo.


– Park, puedes respirar tranquilo, si hubiéramos tenido la bomba de tu vida no la hubiéramos regado antes de negociar unos millones antes contigo.


Yoochun optó por mover su cabeza y decir


– El de los millones es mi padre, yo solo tengo su “honorable” apellido.


Yoochun habló con notable sarcasmo; Minho y Changmin asintieron para después tomar un poco de la soda que minutos antes el mayor les había regalado.


– Debo irme.


– Nos vemos luego.


Minho atinó a decir adiós con su mano para ver al pelinegro salir del patio de comidas.


– Él tampoco es una mala persona, me pregunto ¿Qué hace que sea tan detestable ante la mayoría de personas?


~~~


– ¡Qué sea la última vez que el idiota de Heechul me habla así!


Junsu había usado toda su fuerza para tirar sus libros frente la carpeta donde Yoochun estaba terminando una investigación sobre la música clásica y su repercusión en la actualidad.


– ¿Qué diablos?


– Heechul, ese gran idiota vino hoy a burlarse de mí.


Yoochun tiró los libros que habían caído frente a él y tomó bruscamente el cuello de Junsu.


– No es mi problema que te hayan botado.


Junsu tomó las manos de Yoochun en un intento de librarse, pero le fue imposible, así que no tuvo más remedio que responderle desde su posición incómoda.


– Si crees que no me he dado cuenta que ese idiota solo sigue tus órdenes  estás equivocado. Aléjate de mí Yoochun, no quiero que te metas en mis asuntos.


– Si tanto te molesta mi presencia, ya sabes lo que tienes que hacer para que todo esto termine.


Junsu se llenó de furia y con un gran impulso pudo liberarse de Yoochun.


– Deja de mendigar amor y suéltame, luces más patético que ayer.


Yoochun en ese instante lo estrelló contra la pared más cercana; tomó su rostro y dirigió su boca a la suya; Junsu cerró los ojos asqueado y  trató nuevamente de liberarse de Yoochun.


Sin embargo, el beso llegó.


Tosco, brusco


Y también necesitado.


Yoochun había cerrado los ojos y había tomado la nuca de Junsu imposibilitándolo de movimiento alguno.


Sus bocas se conocían a la perfección, así que, la lengua de Yoochun se abrió paso en la boca del rubio. Tomar por la fuerza a Junsu ya no fue necesario porque era este el que ahora enmarcó el rostro de Yoochun atrayendo más su boca.


Yoochun besaba tan bien…


Junsu siempre lo había pensado. Desde esos días en que ambos eran distintos


Desde esos días en que eran solo unos adolescentes.


Porque ellos no siempre habían sido así.


Estaban los días en que Junsu cocinaba para Yoochun y otros en los que Park solo componía canciones para Junsu.


Estaban los días en que Jaejoong era como un hermano para Junsu  y Yoohwan era el cómplice de Yoochun en sus salidas nocturnas.


Yoochun sintió los labios de Junsu e intentó no llorar porque cada que lo tenía así de cerca, su memoria recordaba esos tiempos en que realmente era feliz.


Y lo atrajo más a él


Porque sabía que lo de ellos quedaría ahí, en un beso más


Porque a pesar de todo lo que creía creer, el único idiota había sido él


Por enamorarse de verdad.



~~~~


Me llenaba de nostalgia estar ahí nuevamente, era como si incluso mis pulmones se sintieran contentos por respirar el aire de la universidad de Seúl. Honestamente no podía decir que había grandes cambios, pero yo lo prefería así, porque a pesar de la inmensidad del lugar, yo lo sentía acogedor.


– Tuviste razón al decir que este lugar es verdaderamente genial.


Sonreí y acomodé mi cabello que se movía al son del viento que se hacía cada vez  más presente. Supe entonces que el cambio de estación ya era una realidad.


– Gracias por obligarme a regresar.


Observé el perfil hermoso de Yunho y me sentí feliz  de estar a su lado. Yunho volteó hacia mí y acarició mi cabello sonriendo.


– ¿Ocurre algo?


– Yunho…


Entonces él tomó mi mano y la introdujo en su abrigo oscuro.


– Ya sé, te estás enamorado de mí. Oh, ya sabía que eso pasaría…


– ¿Eh..h? cla…claro que no… tonto.


Mi voz salió temblorosa y atiné a golpearlo con mi cadera para alejarlo, él en cambio río y esta vez me abrazó rodeando su mano en mi hombro. Antes de responderme, entre risas, sentí un pequeño beso en mi cabello.


– Ya sé que no, pero date prisa que creo que me volveré loco.

6 comentarios:

  1. Awww me encanto el capitulo, amo como Yunho trata a Jae, por favor si llegan a pelearse o separarse por alguna razón, no hagas que sea tan fuerte. Dolerá mucho ver a Yun tratarlo mas a Jae.... El Yoosu me da pena, mas Chun él pobre esta mas que enamorado. Junsu debe de dejar de ser menos rencoroso y vengativo, debe darle una oportunidad al ratón, porque el también lo ama.
    Gracias por compartir, no demores mucho por favor!

    ResponderEliminar
  2. me encanta la pareja de Yunho y Jae espero y no los separen
    que se quede Junsu con Yoochun que el esta que muere de amor por Junsu y a lo que ley el de Yoochun así es que para que hacer la vida imposible a Jae y Yunho que sea feliz y que deje ser lo a los de mas
    Yunho me encanta como trata a Jae no entiendo si se quieren por que siguen siendo amigos y no dan otro paso mas y terminan de una buena ves siendo novios o algo mas si están que mueren por dar ese paso que se los esta impidiendo ya quiero que estén juntos amándose como dios manda
    gracias por compartir espero y no tardes mucho hasta pronto

    ResponderEliminar
  3. ¡Dios! Está muy bueno, espero que actualices pronto!

    ResponderEliminar
  4. Holii porfis espero actu pronto y en serio muchas gracias por traernos este angustiante fic xDDD hahaha.
    Lo amo en serio. Nose pero tiene algo que no me deja dejar de pensar en el? Amor sera? xDDD
    AHH solo terminalo porfis :3 no lo dejes a medias.

    ResponderEliminar
  5. Asd me quede super emocionada esperare con ancias la actu muchas gracias *0*!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8/26/2016

    el yoosu tiene lo que merece.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD