Bonjour mi pequeño - Segunda parte

0 comentarios
POV Yunho:


A la mañana siguiente desperté con el ruido que alguien hacía al abrir y cerrar cajones, por lo que medio me acomodé en la cama y vi como Jae se movía de un lado a otro guardando cosas en sus maletas.- ¿Jae, qué sucede?- le pregunté mientras me sentaba bien en la cama y me tallaba los ojos.- Es que hablé con Junsu y le pedí que cambiáramos de habitación…- de pronto de un salto yo había salido de la cama y Jae se me había quedado viendo como un espanto.- Lo siento por no consultar esto contigo antes, pero es que yo lo necesito para pensar y estar solo, ¿no te enojas verdad Yunnie?- negué pensando en la situación y es que no sabía que iría a pasar, iba a tener a Junsu en la misma habitación que yo, justo ahora y entonces el sonido de la puerta me sacó de mis pensamientos.- ¡¡¡Ese debe ser Junsu!!!- exclamó Jae y corrió a la puerta para abrirla y como un balde de agua fría su imagen vino a mi, parado ahí con su maleta en la mano y no pude evitar notar donde se centraban sus ojos en ese momento y es que soy tan estúpido que se me olvidaba que iba desnudo desde la noche anterior y con una rapidez impresionante tomé un cojín desde la cama y me cubrí la entrepierna.- Jun...Junsu bueno días…- susurré de forma cortada y miré a otro lado.- Que bueno que ya estás aquí Junsu y te agradezco que hayas aceptado el cambio…- Jae le decía mientras tomaba sus maletas y comenzaba a salir con ellas.- Quedas en tu cuarto Junsu~- prácticamente lo empujó dentro de la habitación y luego cerró la puerta dejándonos a los dos mirando la puerta que se cerraba.- Bien….bienvenido…- susurré y Junsu se volteo a verme.- lo lamento si interrumpí algo…- no sé si era mi idea o aquellas palabras le habían dolido decirlas. Yo por mi parte me apresuré a hablar.- No, claro que no interrumpes nada...no vayas a creer por favor que Jae y yo…- lo vi bajar la mirada y entonces intenté llegar hasta él, pero el cojín que cubría mi hombría se había caído.- ¡¡¡aish!!!- me quejé y volvía a tomar el cojín y cubrirme.- No tienes por que explicarme nada…- susurró él mientras dejaba la maleta en un rincón de la habitación.- Es que yo quiero que lo sepas.- le dije mientras avanzaba hacia él.- De verdad Yunho no tienes que explicarme nada...yo...yo ya lo veía venir y es que se nota que se gustan, sólo no entiendo por qué Jae me pidió que cambiáramos de habitación…- yo quería explicarle y es que sus palabras me dolían al igual que su carita de tristeza.- Junsu estás equivocado no ha pasado nada entre Jae y yo…- quería que me mirara pero no lo hacía, solo esquivaba mi mirada y escondía su rostro mientras caminaba nervioso por el cuarto y yo tras él para sujetarlo pero ese cojín no me lo permitía.- Está bien hyung…ustedes se ven bien juntos…- y esas palabras me hicieron alterar y me sacaron de quicio.- ¡¡¿Pero que acaso eres sordo?!!- le grité mientras lo cogía del brazo y el bendito cojín caía al suelo.- ¡¡¡NO TENGO NADA CON JAE!!!- le grité mientras lo hacía mirarme en un brusco movimiento y el se quejaba y me miraba asustado; y entonces caí en cuenta de lo que había hecho.- Yo...Junsu…perdón…- mi voz y mi expresión habían cambiado y ahora eran suaves.- lo siento Junsu, por favor perdoname...pero es que de verdad entre Jae y yo no hay nada, para mi es sólo un amigo…- él me miraba aún asustado y entonces no pude evitar estrecharlo entre mis brazos.- lo siento de verdad, no debí gritarte…- le decía al oído.- Yo...yo lo siento hyung por ser tan terco...pero es que yo creí...creí que tú y Jae hyung….- esa voz tan dulce me hace amarlo más y es que es la cosita más tierna que pisa la tierra.- pues te equivocaste Junsu, Jae es mi amigo y así lo quiero como mi amigo...a él...a él no lo puedo ver como algo más porque…porque ya hay alguien a quien veo de otro modo, ya existe alguien a quien amo…- esas últimas palabras abandonaron mis labios como un susurro y lo aferré más fuerte a mi cuerpo.- ¿Estás...estás enamorado hyung?- y entonces me moví solo un poco para mirarlo y asentí.- Yo...yo te amo a ti Junsu…sólo a ti…- y sentí como mi alma se aliviaba, era como si dejara de cargar un enorme costal de rocas.- te amo…- susurré esta vez sobre sus labios y es que había algo que necesitaba como el agua y eran esos labios y sin pensar en nada más sólo uní mis labios a los de él de forma suave sin invadir más su espacio de lo que ya lo había hecho. Los segundos pasaban y mi pequeño no reaccionaba, entonces pensé en que él no sentía nada por mi, que desde ahora me odiaría y que lo había perdido como amigo, en todo eso pensaba cuando sentí  algo humedecer nuestros labios, abrí los ojos para ver de que se trataba y el corazón se me hizo pequeñito dentro del pecho, mi bello Junsu estaba llorando y eso me partió el alma.- lo siento.- me apresuré a decir una vez alejara mis labios de los contrarios.- soy...soy un…- y no alcancé a decir más ya que una vez más nuestros labios estaban unidos y no es que yo lo hubiera besado otra vez, era él quien me había silenciado con sus labios y yo, yo no reaccioné a causa de la sorpresa, mi pequeño me besaba, él había sido más atrevido que yo porque movía sus labios sobre los míos, él me besaba y yo como estúpido no hacía nada.



POV Junsu: 

Me amaba, dios me amaba y es que esto parece un sueño, el más bello de los sueños y yo como un tonto solo lloro y no me muevo, anda Junsu has esperado esto por años y ahora que lo tienes no haces nada, eso era lo que mi conciencia me decía, pero mi cuerpo no hace caso.- lo siento.- esa disculpa me despertó de mi letargo y entonces vi en sus ojos aquella tristeza que me mataba.- soy...soy un…- y sabía lo que venía, entonces por fin reaccioné y sólo pude acercar mis labios a los de él y comencé a besarlo. Dios era más de lo que había imaginado, tan suaves, tan dulces, divinos. Los segundos pasan y él no responde, pero no tengo miedo porque sé que él me ama, me lo dijo, me ama, me ama a mi y mientras pensaba en ello sus labios por fin se movieron sobre los míos y creí que me iba a desmayar, besa tan bien Yunho y es que en ese minuto nuestros labios se acoplaron de forma tan perfecta que supe que estábamos hechos el uno para el otro. Me abracé a su cuello, enlazando mis brazos alrededor de él, poniéndome levemente de puntilla para alcanzar mejor esos labios que se separan y asoman aquella lengua que humedece mis labios los que de forma autónoma se separan y dejan que su lengua me invada. Creo que me voy a morir de tanta felicidad y es que mi corazón está acelerado que creo me dará un ataque.- ¡¡¡Hyung hyung hyung!!! ¡¡¡Abre la puerta hyung!!!- y entonces mi corazón se detuvo en ese minuto, luego de haber estado tan acelerado. Nos separamos de golpe y ambos nos quedamos mirando la puerta por unos segundos, luego nos miramos y Yunho me hizo una señal de silencio, para que no dijera nada.- ¿Qué quieres Yoochun?...- dijo Yunho alzando la voz.- ¿Junsu está contigo?- le oímos decir desde el otro lado de la puerta.- ¡Si!.- respondió mi amor.- ¡pero ahora está en el baño!.- me miró y sonrió levemente.- está bien hyung los esperamos en el comedor para desayunar…- dijo bajando un poco el tono.- Esta bien Yoochun…- respondió por última vez Yunho.- Creo que es mejor que bajemos…- dije mientras miraba a Yunho a los ojos, esos ojos tan bellos que me hipnotizan.- creo lo mismo, pero antes…- se acercó entonces una vez más a mis labios y me besó y yo respondí con todas las ganas de que nunca se terminara ese beso. La ansiedad me comenzaba a jugar en contra, el beso se volvía más intenso y candente conforme pasan los segundos y entonces recordé que Yunho iba desnudo cosa que me hizo acalorar bastante y mis manos por si solas sin una orden de mi cerebro bajaron del cuello a los perfectos pectorales de mi líder y comencé a jugar con sus pezones lo que a él le arrancó un suave y profundo jadeo con tintes de gemido y sabía que no debía continuar, que teníamos que bajar con los demás, pero es que era una deliciosa tentación, Yunho, él, precisamente con quien llevo soñando años estaba pegado a mi, besándome y desnudo.- ¡Yunho!.- y esta vez fue la voz de nuestro manager la que nos interrumpió y yo quise llorar de frustración cuando Yunho me alejó de él y nuevamente lo veía hacer ese gesto para silenciar me y yo solo fruncí los labios en un puchero.- ¿Si hyung?.- habló mi moreno líder.- Necesitamos coordinar unas cosas antes de salir para grabar, necesito que bajes enseguida…- dijo nuestro manager y eso me arrancó un suspiro de decepción y Yunho alzó su mano para regalarme una caricia en el rostro, pasando su pulgar por mis labios de forma tan dulce por lo que sonreí.- ¡Está bien hyung me visto enseguida y bajo!- le dijo Yunho y supuse que nuestro hyung se había marchado ya con el resto hasta el comedor.- Lo siento pequeño…- se disculpó Yunho y me abrazó.- tenemos que bajar ya.- él era tan responsable y siempre puntual, por eso era nuestro líder.- está bien…- Respondí mientras asentí como un buen niño.- No te preocupes mi Susu pequeño, esto no se termina aquí debemos hablar y tengo que volver a probar tus labios otra vez~- me estaba coqueteando y yo solo me sonrojé como un bobo, pero es que se trataba de Yunho, del sensual Jung Yunho a quien medio Corea desea y yo lo tenía ahí frente a mi y desnudo y al pensar en eso mis ojos volvieron a su entrepierna y trague, sonrojando aún más si se podía.- Creo que deberías vestirte…- le dije casi en un susurró y él se miró a sí mismo.- ¿Acaso no te gusta como luzco desnudo?- me preguntó e intentó acercarse nuevamente para abrazarme y yo me escapé rodeando la cama y desde ahí me le quedé viendo.- me encanta, pero debemos bajar…- me costaba decirle esas cosas, pero algo en mi hacía fluir mis pensamientos que se materializan en palabras que escapan de mi boca.- está bien, me voy a vestir, pero que sepas que esto continuará…- y estaba otra vez coqueteando.-


POV Yunho:

Tras todo lo ocurrido en la habitación me metí al baño y me puse a saltar como un loco, estaba tan emocionado, tan feliz que necesitaba sacar afuera toda esa sensación. Me duché rápidamente y salí de vuelta al cuarto viendo de inmediato a Junsu como acomodaba sus cosas y dejaba su cojín que lleva siempre con él en la cama en la que antes Jae durmiera y eso me hizo sonreír.- ¿Crees que te dejaré dormir en esa cama?, eres tan inocente pequeño~- le dije mientras caminaba hasta donde estaba mi maleta para tomar de ella la ropa que llevaría ese día.- ¿Y entonces dónde dormiré?- preguntó tan infantilmente que sentí ganas de comerlo a besos, es tan inocente que hace que lo desee más.
Cuando ya estuve listo, tomé mi bolso, Junsu ya estaba esperando como un buen niño junto a la puerta.- Ya estoy listo~- me acerqué a él y le tomé una de sus manos, dejando un beso en sus suaves labios antes de salir de la habitación.- Hyung...alguien nos podría ver…- me decía Junsu con esa vocecita tan particular.- eres mi pequeño, tengo que llevarte de la mano si no te me puedes extraviar.- le dije muy seguro, para darle la confianza y que no temiera porque alguien nos pudiera ver así.- está bien…- dijo mi pequeño y se sujetó con fuerza a mi mano.- Yo te voy a proteger de todo precioso…- le susurré antes de llegar al comedor en donde los demás esperaban por nosotros.- Buenos días~- dije anunciando nuestra llegada y los ojos de todos se clavaron en nosotros, pero en particular en nuestras manos que seguían unidas.- Buenos días Yunho...Junsu…- la voz de Yoochun sonaba extraña, bueno más bien era el tono que usó.- Buenos días Yoochun…- dijo Junsu e hizo una venia como si se estuviera disculpando cosa que me disgustó de algún modo, pero no era momento de hablar de eso, por lo que solté la mano de mi pequeño y acomodé una silla para él y le invité a sentarse.- gracias me dijo él y yo le besé en la mejilla para luego sentarme junto a él. Pude ver la mirada de todos clavadas en Junsu y en mi mientras el desayuno reunión transcurría y era tan obvio que querían preguntar qué estaba pasando pero nadie dijo nada hasta que nos pusimos de pie y Yoochun se apresuró a acercarse a Junsu y lo tomó del brazo para decirle algo al oído, sentí como si encendieran una fogata en mi estómago. Vi a mi pequeño solo asentir a lo que sea que Yoochun le dijera y luego su mirada me buscó y yo me acerqué a él para saber qué sucedía, pero mi suerte no era buena ya que el manager se puso en frente mío antes que pudiera llegar a Junsu.- Yunho debes firmar algunas cosas antes de salir, vamos al lobby.- me cogió del brazo y me arrastró con él mientras yo miraba a mi pequeño que se quedaba mirando hacia nosotro. Lo último que vi antes de salir del comedor fue a Changmin cerca de Junsu y a mi pequeño reír por alguna estupidez que de seguro él le dijera.

Ya en el lobby nos sentamos en unos sofás junto al manager y me explicó qué era lo que tenía que firmar, era lo de siempre por lo que solo firmé rápido, necesitaba estar con mi pequeño, quería saber que le había dicho Yoochun.

Cuando salí del hotel la camioneta ya estaba estacionada afuera y los chicos estaban ya dentro de ella, Jae estaba sentado adelante junto al conductor, cosa que no me extrañó, él dijo necesitar su espacio y así lo estaba haciendo tomando distancia, mientras que los otros tres se acomodaron atrás, cuando me subí pude ver a Changmin sentado solo y le sonreí, pero al mirar más atrás en la camioneta pude notar como Yoochun se había sentado junto a Junsu, a mi Junsu y apoyaba su cabeza en su hombro, la sonrisa que antes le regalara a Changmin cambiaba por una mirada enfurecida.- perdón…- dije y aclaré mi garganta, mi pequeño me miró de inmediato y se acomodó de modo que Yoochun se vio obligado a levantar su cabeza y entonces me senté junto al menor del grupo, de frente a Junsu y Yoochun, no quitando la vista de ambos lo que duró el viaje. Vi lo incómodo que estaba mi pequeño por lo que cada vez que nuestras miradas se cruzaban le sonreí y él lo hacía también para mi.- Llegamos donde grabaremos hoy.- dijo el conductor y todos asentimos. Vi como todos tomaron sus cosas y comenzaban a levantarse para bajar, yo como era quien estaba más cerca de la puerta bajé de los primeros y mientras Changmin bajaba acomodé mi mochila bien en mi espalda y vi bajar entonces a Yoochun quien se quedó junto a la puerta esperando a Junsu, pude ver sus intenciones, pero me adelante y entonces cuando Junsu comenzaba a bajar le ofrecí mi mano y él sonriendo la tomó.- Gracias~- dijo mientras lo veía sonrojarse.- no hay de qué pequeño mío~- respondí recalcando esa última palabra, me sentía tan tonto haciendo eso, pero necesitaba que Yoochun se diera cuenta que no le iba a permitir más acercamientos con Junsu y al parecer él lo había comprendido ya que tan pronto cerrará la puerta de la camioneta Yoochun se había alejado de nosotros y caminó para estar junto a Jae.

El resto de la mañana transcurrió con normalidad tomamos las fotografías que había que tomar, grabamos muchas tonterías que nos hicieron reír bastante y yo intenté estar siempre cerca de mi pequeño, a veces y cuando las cámaras estaban lejos de nosotros yo le tomaba la mano y él se sonrojaba cosa que lo hace ver tan bello y me apetecía besarlo.

Luego de almorzar nos subimos a un autobús de turismo y fue maravilloso al principio yo había quedado sentado cerca de Changmin y con él me divertí mucho, pero busque la manera de quedar luego cerca de Junsu y jugamos entre nosotros y bromeamos con las personas que iban en otros buses, fue entonces que me di cuenta que mi pequeño saca cosas de mi que son vergonzosas, pero si él está cerca las puedo hacer sin vergüenza, eso me hace amarlo más aún.


POV Junsu:

La cercanía con Yunho me pone feliz, siento que a cada segundo mi corazón se quiere arrancar del pecho y que todos los momentos junto a él son hermosos, por lo que los disfruto, pero...pero hay algo que me pone intranquilo y son las miradas de Yoochun y más cuando pienso en lo que me dijo en el comedor del hotel antes de salir.- “Yunho hyung no es bueno para ti Junsu, de seguro solo quiere jugar contigo”- No me tiene intranquilo porque crea que es así, sé que Yunho me ama, yo lo siento y confío en él, lo que me tiene intranquilo es el modo en que lo dijo, esa frialdad que nunca antes percibí en Yoochun, su mirada oscura cada vez que Yunho y yo estamos cercas, será que él siente cosas por Yunho y quiere verme lejos de él, me siento extraño ya que Yoochun es mi amigo y no quiero que me odie...pero está Yunho y a él lo amo. Bueno supongo que no estaré tranquilo hasta que lo hable con Yoochun y averigüe si él está enamorado de Yunho y para ser sincero no lo culparía ya que mi Yunho es un hombre tan atractivo.

Por cosas del destino y por órdenes de nuestro mánager tuvimos que alejarnos con Yunho ya que habían muchas tomas de nosotros juntos y él quería más de Yunho junto a Jae hyung y mías con Yoochun, por eso de las couples famosas dentro del grupo. Debo admitir que me sentí extraño, mi pancita comenzó a alborotarse y esa sensación en el pecho de una molesta presión, me pregunto si esos serán celos...supongo que si.
Caminé junto a Yoochun mientras nos tomaban fotos y grababan, sonreía por las graciosas caras de Yoochun y fue un momento agradable ya que no estaba esa sombra en su rostro que me ponía incómodo antes, bueno eso hasta que las cámaras se alejaron y fueron por Jae y Yunho y nos quedamos a solas.- ¿Junsu, no oíste lo que te dije en la mañana?.- yo me quedé congelado ya que ese tono en su voz de enfado y el que me tomara con fuerza del brazo me asustó, me había tomado por sorpresa.- ¿Yoochun, qué te pasa?- le pregunté intentando un tono que no mostrara mi miedo.- Junsu te dije que él no es bueno para ti…- bajó el volumen de su voz y me arrastró con él más atrás donde no pudieran oírnos. Me sentía mal al oír esas palabras, yo amo a Yunho y creo que él también lo ama. Respiré profundo y lo miré a los ojos, reuniendo todas mis fuerzas para hablar con él y hacer esa pregunta que sabía me dolería porque él es mi amigo, mi mejor amigo.- ¿Yoochun, a ti....- tragué con fuerza, las palabras se habían atorado en mi garganta y no querían salir.- ...a ti te gusta Yunho?- pregunté casi en un susurró y ví como Yoochun palidecía aún más mientras soltaba su duro agarre en mi brazo.- Eres un tonto…- le oí decir apenas y bajaba su mirada.- Yo...yo te amo a ti…- Sentí como si un balde de agua fría se diera vuelta sobre mi cabeza, me esperaba todo menos eso, pero si nosotros somos amigos los mejores amigos.- Yoochun…- susurré su nombre.- Yo...yo no sabía…- dije como disculpándome y es que no sabía cómo reaccionar ante esa noticia.- Yoochun...yo…- en verdad no sabía qué decir y es que aún ni siquiera podía procesar en mi mente la declaración de mi amigo, ¿por qué aún es mi amigo, verdad?-

POV Yunho:

Creí que las cosas con Jae de ahora en adelante serían difíciles, pero muy al contrario de eso fue todo muy bien, nos tomamos las fotografías que se nos pedía y nos reímos mucho con las ocurrencia de él.- Que bueno que estás bien amigo mío~- le dije una vez las cámaras nos abandonaran y fueran ahora tras Changmin.- no es que esté bien, pero no quiero que por lo que me pasa las cosas salgan mal…- su tono sombrió se dejaba entrever en sus palabras y él tenía todo el derecho a sentirse así.- lo siento Jae, de verdad que lo siento y quiero que sepas que en algún momento intente enamorarme de ti...pero...pero…- no sabía como decirle.- Pero estás enamorado de Junsu…- él completó la oración y eso me dejó boquiabierto, ¿cómo es que lo sabía?.- pero...pero cómo…- no entendía nada.- ¿cómo es que lo sé?...pues es obvio, por lo menos para mi que estoy siempre pendiente de ti y te observo y  así es como desde siempre he sabido que lo amas, porque lo amas y eso me dolía…- suspiró y lo vi esconder su rostro o más bien sus ojos que se humedecen notoriamente.- pero siempre guardé la esperanza de que me vieras a mi como lo ves a él y creí que nunca te le declararías, pero me equivoque...y de verdad Yunho, de todo corazón espero que sean muy felices, porque sé que él también te ama…- entonces vi su rostro regalándome un linda sonrisa y no pude evitar acercarme y abrazarlo.- gracias Jaejoong, gracias por ser tan bueno y comprensivo, sé que también serás feliz y encontrarás a quien se merezca tu bello corazón.- lo escuché reír mientras esconde su rostro en mi cuello.- solo te diré una cosa más Yunho, ten cuidado con Yoochun, él ama a Junsu y no es como yo, así que es mejor que dejes las cosas claras con él, porque muy seguramente también se dió cuenta que ustedes se traen algo y querrá separarlos...no lo permitas Yunho…- escuché atento su consejo y asentí a cada una de sus palabras. Cuando me alejé de él y busqué con la mirada a mi pequeño al que encontré no muy lejos y como era de suponer estaba con Yoochun, cosa que me revolvió el estómago y no tanto porque estuviera con él, más bien por el rostro que tenía mi Junsu, estaba complicado lo sabía, algo le decía ese idiota y no dudé en caminar unos cuantos pasos y llegar hasta donde ellos estaban.- ¿Sucede algo amor?.- y por primera vez llamaba de ese modo a Junsu delante de alguien y pude ver la expresión de rabia en el rostro de Yoochun y la sorpresa en la carita de mí pequeño.- No, no es…- mi precioso iba a hablar pero…- Sí, sí pasa, pasa que tú no eres para Junsu, pasa que yo lo amo y que tú te interpusiste entre nosotros.- me quedé helado ante las palabras de Yoochun, ¿cómo podía decir algo así?.- eres un desgraciado Yunho, tú sabías que yo lo amo y tú solo lo quieres para jugar con él…- esas palabras me dolían y me ponían furioso.- ¿Tú qué sabes de lo que yo siento por Junsu?...- estaba por comenzar a gritarle, pero mi pequeño me detuvo sosteniendo mi brazo y en sus ojitos pude notar la súplica para no comenzar con esa discusión ahí.- mira idiota, estás de suerte hoy y solo por respeto al hombre que amo, porque para tu información yo si amo a Junsu, voy a dejar esto aquí por ahora, pero tú y yo vamos a hablar cuando estemos en el hotel, ¿entendido?.- y tras lo dicho tomé de la mano a mi pequeño y junto a él me alejé.

Yunho…- oí la voz de mi amado, sabía por su tono que estaba preocupado y no era para menos, pero no quería verlo así, no deseaba que estuviera pasando por ésta situación por lo que me voltee a mirarlo y le sonreí.- no estés preocupado amor, nada malo va a suceder...lo prometo mi pequeño, solo voy a hablar con él…- me detuve un instante y me paré frente a él, rodeando su diminuta cintura con mis brazos y me pegué a él, uniendo nuestras frentes al acercar nuestros rostros.- él tendrá que entender que nos amamos y que vamos a estar juntos, que eres mi novio, que eres mío y de nadie más…- vi sus ojitos abrirse muy grandes y sus mejillas teñirse de rosa lo que me hizo sonreír.- ¿novios?- le oí susurrar y yo asentí.- bueno aún no te lo pido como es debido, pero...pero…- aclaré un poco mi garganta y lo miré a los ojos.- Jusnu…¿Quieres ser mi novio?- pregunté muy seguro y vi como sus ojitos se cristalizan y tímidamente asiente.- sí...sí quiero amor…- mi corazón como un loco comenzó a latir más apresurado que antes.- Te amo...te amo como no imaginas…- le dije y de sus labios tomé un beso muy suave, quería un beso más profundo, pero el lugar no era el apropiado y después de todo estaban los demás y yo quería hacer bien las cosas.

El día transcurrió tranquilo, fuimos a comer algo para luego por la tarde seguir con nuestro itinerario, debo decir que pude ver como algunos del staff murmuraban cosas y nos miraban a Junsu y a mi, las cosas se estaban volviendo obvias y debía hacer algo para que aquello no continuara, pero luego arreglaría aquello. Por otra parte Yoochun no nos quitaba la vista de encima y de algún modo me daba pena que las cosas llegaran a estar así, pero no permitiría por nada del mundo que lo que tenemos con mí Junsu se perdiera.- Bueno chicos es hora de volver al hotel tendremos una pequeña fiesta de despedida por lo que pueden llegar a ducharse, arreglarse y nos vemos en el bar del hotel, entendido.- Sí hyung~- dijimos los 5 y las personas del staff.

Una vez en el hotel nos bajamos de la camioneta y ayudé a mi pequeño a bajar de ésta.- amor vé tú primero a la habitación y ponte aún má hermoso, yo iré a hablar con Yoochun, ¿bueno?- mi pequeño me miró con carita de aflicción.- no te preocupes mi amor, todo estará bien, te prometo que no haré nada que nos perjudique ni a nosotros ni a él…- dejé un beso en su frente y de la mano entramos hasta el lobby del hotel, en ese momento vi pasar a Jae junto a Changmin y le llamé.- ¡Jaejoong!.- él nos esperó junto a Changmin.- Jae quiero pedirte un favor, necesito hablar con Yoochun, nos dejas tu habitación para hacerlo, puedes cambiarte en la mía con Junsu…- lo vi dudar unos segundo pero asintió y aceptó.- muchas gracias Jae, te debo una~- así fue que entonces Junsu, Jae y Changmin subieron a las habitaciones y yo me quedé esperando a Yoochun.

POV Junsu:

Debo decir que estaba muy nervioso y daba vueltas en la habitación mientras esperaba a jae que había ido a la suya por sus cosas para cambiarse.- Pareces un león enjaulado…- oí la voz de mi huyng y lo miré.- hyung...yo lo siento…- tenía la necesidad de disculparme con Jae por lo de Yunho.- Yo de verdad no quería…- entonces él se acercó hasta mí y me abrazó.- no digas tonterías Susu, yo siempre supe que tu estabas enamorado de Yunho, incluso antes de que yo llegara, ustedes se amaban desde mucho antes y contra eso no pude hacer nada…- mi corazón se sintió bastante aliviado gracias a las palabras de Jae y lo abracé con mucha fuerza.- Gracias Jae...de verdad que muchas gracia por entender las cosas así…- suspiré largo.- no agradezcas Junsu y más bien comienza a arreglarte para que bajemos y disfrutemos de nuestra última noche en París~- mí hyung me soltó y comenzó a moverse por el cuarto, mientras que yo miraba la ropa y no me decidía con qué ir y es que mi mente estaba en otro sitio, estaba con mi Yunho y con Yoochun y en lo que estaría pasando con ellos.

POV Yunho:

Cuando encontré a Yoochun le pedí subir ambos a la habitación de Jae para hablar y él aceptó en silencio. En el pasillo nos encontramos con Jae que iba a la habitación que ahora comparto con Junsu y nos observó unos segundos para luego entrar al cuarto.- Entra por favor…- le dije a Yoochun una vez le abriera la puerta y él entró en silencio y tras él yo cerrando la puerta. Cuando voltee a ver a Yoochun lo pude ver sentarse en la cama de Jae y suspiré, llené mis pulmones de aire y busqué la calma para no comenzar aquella conversación como una pelea.- Yoochun…- comencé a hablar pero él se puso de pie.- Yunho tú jamás lo amaras como yo lo amo, jamás le podrás dar lo que yo le puedo dar...déjalo, déjalo que sea feliz conmigo.- me miró de forma fría y aquello me hizo enojar, pero me controlaría porque se lo prometí a Junsu.- No hables de mi amor por Junsu, eres tú el que no sabe cuántos años llevo guardando este amor, no sé cuánto o cómo tú lo amas y no me interesa, pero si te puedo hablar de cómo es que yo lo amo, de cómo yo quiero hacerlo feliz y cómo yo voy a protegerlo...Yoochun debes entender que nosotros nos amamos, que Junsu me ama a mi, así como yo a él, que queremos estar juntos…- intentaba en serio mantener la calma y no gritar, me costaba pero lo hacía.- Eres tú el que se metió entre nosotros, yo se que Junsu se hubiera enamorado de mi de no haberte metido tú…- era definitivo, él no me estaba escuchando.- Yoochun no seas ciego, él me ama a mi para él tú eres solo su amigo, su mejor amigo, comprende por favor...no ves acaso que con esto él sufre, porque te quiere y no quiere perder tu amistad, por favor entra en razón y no le hagas esto, te lo pido por él, a mi no me importa lo que tú hagas, siempre y cuando no afecte a mi pequeño, quiero ser sincero contigo...te quiero porque eres mi compañero y nos llevamos muy bien, pero hay algo en lo que no voy a transar y eso es el bienestar de Junsu, él es lo único que me importa y no quiero verlo sufrir y supongo que tú tampoco lo quieres ver sufrir, porque según tú lo amas…- pude ver la furia en sus ojos cuando me oyó decir aquello.- ¡¡¡Claro que lo amo!!!- me gritó.- bueno entonces demuéstralo y no lo hagas sufrir, no te metas en nuestra relación.- bajó su mirada, sabía que estaba haciendo mal y que yo tenía la razón.- Yoochun no dejes que esto se vuelva un infierno y respeta lo nuestro…- suspiró y me miró.- Mira Yunho...está bien yo voy a respetar su relación y admito que Junsu te ama como seguramente nunca me amará a mi, pero...pero te lo digo ahora y tenlo bien presente, un error, una lágrima de Junsu que vea de pena o tristeza que la cauces tú y te mato...de verdad te mato y lo alejo de ti…- respiré profundo y negué levemente.- está bien, eso jamás va a suceder, pero está bien…- me acerqué a él y le ofrecí mi mano y él sin muchas ganas la aceptó.- bueno ahora ve a cambiarte que nos esperan…- le dije y él salió de la habitación, no sin antes advertirme que me estaría vigilando.

Cuando llegué a la habitación en busca de mi pequeño me di cuenta de que no estaba, ni él ni Jae, por lo que supuse que ya habían bajado y entonces me apresure a ducharme y cambiarme para bajar hasta el bar en donde les daría a todos la noticia de mi relación con Junsu.

POV Junsu:

Jae hyung me había prácticamente arrastrado hasta el bar, yo quería esperar a Yunho para saber cómo había ido todo con Yoochun, pero no me dejó y aquí estoy hecho un atado de nervios.- Ya cálmate, nada malo paso, mira ahí viene Yoochun…- escuche a Jae y mire a la puerta por donde Yoochun entraba con el rostro limpio, no había rastro de golpes o algo parecido por lo que los nervios desaparecieron un poco y entonces lo vi tomar una copa de una bandeja y beberla toda de un solo trago y suspiré bajando la mirada, me dolía verlo así.- Te ves hermoso…- oí la voz tan masculina de mi Yunho y mis ojos buscaron su rostro el que estaba frente a mi.- ya estás aquí mi amor~- me alegré tanto de verlo y lo abracé con fuerza.- tenía tanto miedo…- él me abrazó y acarició mis cabellos.- no tienes nada que temer mi pequeño, todo está bien, Yoochun comprendió todo y aceptó que nos amamos y que eres mío, completamente...ok aún no completamente, pero de hoy no pasa…- me susurró y no pude evitar estremecerme.- te amo mi precioso Susu…- me sentía en las nubes, por fin las cosas iban a marchar bien.- ¡¡¡Señores!!!- Yunho de pronto me había soltado y sujetaba una de mis manos con fuerza.- quiero que brindemos por el buen trabajo que hemos logrado estos días, por la hermosa estadía en este precioso lugar y quiero que brinden conmigo por mi bello novio, por mi Junsu~- me quedé helado, no creía que lo había hecho.- porque sí, Junsu y yo somos novios y quería que todos lo supieran…- todos estaban en silencio y se miraban sin entender o más bien sorprendidos.- Salud por ustedes, siempre lo supe~- la voz de Changmin nos sacó a todos de nuestros pensamientos.- solo espero que no me traume con los ruidos nocturnos en el departamento de ahora en adelante~- nos guiñó a mi y a Yunho y entonces todos rompieron a reír y gritaron un ¡Salud!, Minnie como siempre hacía que las cosas se relajaran y se lo agradecía mucho.- Salud mi amor...por nosotros.- Yunho me dio una copa de champán y la recibí para brindar con él.- Salud mi amor~- le dije y chocamos nuestras copas, bebiendo luego solo poco, no me agradaba mucho el sabor del alcohol.- dame acá…- Yunho me quitó la copa y dejó la mía y la de él sobre una mesa.- vamos a estar completamente sobrios para hacer el amor, quiero que lo recuerdes para siempre…- entonces tomó mi mano y me sacó de aquel salón en donde los demás siguieron la celebración.- ¿Yunho dónde me llevas?.- pregunté cuando noté que pasamos del piso en donde estaba nuestra habitación.- ya verás…- me dijo saliendo en el onceavo piso en donde solo había una puerta al final de un corto pasillo.- amor esta no es nuestra habitación…- le dije cuando vi a Yunho sacar una llave y ponerla en la cerradura para abrir esa enorme puerta de roble.- por esta noche es toda nuestra…- dijo cuando guardó la llave y me alzó entre sus brazos al estilo nupcial.- Yunho…- susurré mientras me aferro a su cuello con mis brazos. Al entrar a la habitación pude ver como solo era iluminada por velas que expelen un delicioso aroma a chocolate y sonreí como idiota, lo sé que esa era mi cara.- Yunho…- volví a susurrar su nombre que comenzaba a quemar en mis labios a pesar de los nervios lo que más deseaba era ser suyo por completo.

*****Fin de los POV*****

Cuando estuvieron en la habitación la sensualidad del ambiente se podía respirar con toda claridad, el cálido ambiente que llena el lugar era romántico y erótico a la vez, la mezcla perfecta que Yunho quería lograr cuando pensó en todos los detalles para esa noche que sería inolvidable para ambos. Cada detalle pensado en su pequeño como él le llama; las velas, las flores aromática, los pétalos de rosas rojas que forma un corazón sobre la cama, el tul blanco que se deja caer por el respaldo del mismo mueble, todo para que su Junsu se sintiera a gusto.- quiero que ambos recordemos este día como el más bello de nuestras vidas…- decía mientras suavemente dejaba al menor sobre la cama y éste se quedaba viendo a Yunho con los ojos muy abiertos.- eres tan lindo Yunho, todo esto es tan hermoso...te amo…- le dijo con su voz que casi se quebraba debido a la emoción y los nervios.- y yo te amo a ti Junsu...te amo como no lo imaginas…- suspiró para luego comenzar a desabotonar su camisa, dejando poco a poco al descubierto su bien trabajado torso que lucía espléndidamente bronceado, como el resto de su piel, piel que Junsu tenía ganas de probar desde hace tanto tiempo y hoy se vería cumplido su deseo. Yunho dejó caer su camisa al suelo y fue por sus pantalones, los que lentamente dejó caer por sus piernas y los hizo a un lado junto a los zapatos y calcetines, quedando de ese modo solo con su ropa interior un albo bóxer que se ciñe maravillosamente a su perfecta anatomía y que permitía que la entrepierna se marque magníficamente. Junsu no podía quitar la vista del cuerpo de Yunho y si lo había visto desnudo muchas veces antes, pero ahora era distinto, porque su amado líder lo estaba haciendo para él y eso estaba causando estragos en el cuerpo del menor que sufre de una erección que se formó de forma instantánea.- ahora es tu turno mi pequeño…- la voz de Yunho sonaba más sensual de ser eso posible, ronca y áspera, profunda mientras se sube a la cama y se acomoda cerca de Junsu.- te voy a ayudar precioso…- le dijo y comenzó a desabotonar ahora  la camisa de aquel delfín al que le tiembla notoriamente el cuerpo.- estás nervioso mi amor…- sonrió tiernamente y cuando hubiera desabotonado por completo la camisa llevó una mano al rostro del menor y lo acarició suavemente.- seré gentil mi amor, lo prometo…- y entonces tomó una de las manos de su pequeño y lo ayudó a sentarse sobre la cama para de ese modo poder quitar la camisa y poder acariciar su desnuda piel.- eres tan suave como lo imaginaba…- suspiró mientras que Junsu tímidamente tocaba los músculos del abdomen de Yunho y no podía creer que aquello estaba sucediendo. Yunho bajó por el plano abdomen de su ahora novio y llegó hasta el borde superior del pantalón de éste, su dedo índice se escabulle dentro de aquella prenda y suavemente deja caricias en la ingle de su amado, cosa que le arrancó unos sonoros suspiros a Junsu y sentía que se deshacía en manos del mayor.- Yunho…- aquel nombre se le escapó de entre sus suspiros y Yunho sintió que adoraba oírlo en los labios de su pequeño, que nadie pronuncia su nombre mejor que él. Los segundos pasaban y aquellos cuerpos se acercan más y más, uno más tímido que el otro, pero ambos igual de ansiosos por sentirse. Yunho más osado acercó sus labios al menor y dejó unos cuantos suave y sensuales besos en la piel desnuda de los hombros de su amado y también en el cuello de éste, lo que hizo temblar más notoriamente a Junsu y Yunho descubre entonces un punto sensible de su amado y se aprovecharía de eso más adelante, pensó. Conforme continúa besando la tersa piel del delfín sus manos comenzaban a quitar el pantalón que mantenía puesto el menor, con sutiles jalones fue que despojó a éste de esa prenda y solo lo dejó en bóxer, se alejó de él para verlo. Junsu por su parte se sonroja al ver la atenta y enamorada mirada de su líder sobre él.- eres tan hermoso…- susurró el moreno mientras su mirada se pasea por aquella esbelta figura del menor y Junsu se llevó ambas manos a su entrepierna que lucía bastante abultada.-¿ crees que me podras ocultar eso?- preguntó Yunho con una pícara sonrisa y entonces volvió a acercarse, esta vez para quedar sobre su amado, piel contra piel. Se acomodó entre las piernas del menor, obligando a éste a retirar sus manos.- te amo…- susurró el mayor sobre los labios de su Junsu y comenzó a besarle suavemente al tiempo que su cuerpo se mueve provocando la inevitable fricción de sus duras entrepiernas. Junsu comenzaba a jadear dentro de ese húmedo beso y Yunho en su mente se obligaba a mantener la calma y no saltar como un felino sobre su presa. Los segundos pasaban y Junsu se atrevía a más, acariciando las formas tan trabajadas y perfectas del mayor. Yunho por su parte se estaba poniendo bastante ansioso y bajó una de sus manos hasta toparse con la prenda que aún cubre a su novio y no le permite la completa desnudez. Con gran esfuerzo y con la ayuda de Junsu pudo por fin tenerle desnudo por completo y entonces se alzó dejando a Junsu contra el colchón y el de rodilla lo observa y traga suavemente.- eres...eres perfecto…- le dijo mirando a sus ojos y comenzó a quitarse su propio bóxer, dejando por fin en libertad su duro miembro. Junsu no pudo evitar mirar el alzado miembro del mayor y tragó duro. Todo lo que siempre se había comentado y especulado con respecto a los dotes de su líder eran absolutamente verdad y él lo veía por primera vez de ese modo.- Yo...yo tengo miedo…- dijo el menor y no era para menos, era su primera vez y con Yunho él seguramente sufriría mucho.- No temas amor, todo estará bien, seré muy cuidadoso…- Yunho suspiró y entonces se inclinó a la altura de la pelvis de su amado comenzando a dejar juguetones besos en toda esa zona, lamiendo de vez en cuando el erecto pene del menor y así fue bajando hasta llegar a los testículos de éste con los que jugó con su lengua. Con sus manos obligó al menor a alzar sus caderas para de ese modo tener a su disposición la fruncida entrada de éste, la que comenzó a lamer.- Yunho…- Dijo Junsu algo asustado y jadeando debido a las atenciones de su novio.- Amor...no…- y obvio Yunho no le hace caso, era lo que quería lo que deseaba desde hace mucho y continuó a pesar de lo que Junsu le dice. Yunho se deleitaba con el sabor del menor, era exquisito, tan delicioso como lo imaginaba. Paseaba su lengu por aquel orificio, lubricando con su saliva aquella zona, forzaba son su lengua aquella entrada y recibía más y más jadeos por parte del menor, lo que le decía que su amado lo estaba disfrutando y él también. Tras unas cuantas lamidas más se decidió a probar suerte y entonces el pulgar de su mano derecha hizo presión en la estrecha entrada de Junsu.- Aaaahh!!- el menor se quejó y por acto reflejo apretó sus músculos y con ellos su entrada.- No amor...relájate pequeño…- le pidió Yunho y Junsu a duras penas soltó su cuerpo. Yunho escupió ligeramente la zona en donde su pulgar estaba atrapado y al notar que su amado se relajaba volvió a intentar.- seré cuidadoso amor…- y con eso le avisa que volvía a intentarlo. Junsu cerró con fuerza sus ojos y contuvo la respiración. Yunho por su parte forzó nuevamente su pulgar y esta vez entró por completo, dejando unos instante quieto su dedo.- Duele mucho amor?...- preguntó, recibiendo por respuesta un sutil movimiento de las caderas del menor. Aquello le había dado a entender que su amado no estaba sufriendo tanto y entonces comenzó a mover aquel dígito.- si duele me dices amor…- advirtió Yunho mientras poco a poco aumenta la velocidad en el interior del menor. Junsu de pronto soltó un suave gemido y Yunho creyó que no había mejor expresión que esa en el mundo, su pequeño lo estaba disfrutando y eso era un excelente indicio.- Yun...Yunho…- jadeaba el menor, notándose la ansiedad en su voz.- Yunho quiero más…- declaró el menor y eso fue música para los oídos de líder. Retiró el dedo del cálido pasaje de su amado, recibiendo una queja por parte de éste que lo miró frunciendo el ceño ligeramente.- no te enfades amor...ya te haré feliz,,,. dijo el mayor mientras se acomodo de nueva cuenta entre las piernas del menor y Junsu comprende que es lo que viene a continuación. Si bien estaba bastante asustado, era lo que estaba deseando, por lo que separó las piernas y se entregó al mayor. Yunho acomodó la punta de su miembro en la entrada de su amado y así se quedó unos segundos mientras observa a su amado novio.- Mi amor...quiero que sepas que te amo y que siempre será así…- suspiró.- no tengas miedo mi pequeño…- le dijo y recibió un dulce beso por parte del menor.- estoy bien amor…- dijo Junsu y Yunho se clavó entonces de una sola estocada, acción que arrancó un grito estridente por parte del menor. Yunho no lo podía creer, estaba dentro de su pequeño, unidos como nunca antes y era el paraíso, la sensación más maravillosa que había logrado sentir jamás. Junsu por su parte se debatía entre el ardor en su estrecho pasaje y la deliciosa sensación que estremece su cuerpo, era por fin del hombre que ama, era todo suyo, cuerpo y alma. Los segundo pasaban y Yunho aún inmóvil sintió un pequeño quejido por parte de Junsu.- duele amor?...- Junsu negó.- te amo…- dijo le dijo el menor y movió sus caderas, arrancando ahora un gruñido de los labios del mayor.- era mi turno…- sonrió ladino Junsu y entonces Yunho frunció el entrecejo.- eres un pillo…- le respondió a su amado y comenzó a moverse, dejando estocada tras estocada en el interior de Junsu, quitándole la castidad con cada nuevo movimiento, quedándose con la virginidad del menor. Junsu por su parte le daba más libertad al mayor enlazando sus piernas en torno a la cintura de éste, mientras que sus manos van dejando ansiosas caricias por la amplia espalda del mayor, marcando la piel de esa zona con las uñas y con sus dientes apoderándose de los labios de su amado, mordiendo hasta causarle una pequeña fisura que comienza a sangrar levemente. Yunho gime ronco debido a aquella herida que le provocara el menor y comienza a embestir con más velocidad al menor, causando de ese modo la fricción del miembro del más pequeño, que quedaba prisionero entre los abdomen de ambos. Fue entonces que Junsu comenzó a gemir más agudo, casi gritando el nombre del que ama. Estocada tras estocada sus cuerpos se contraen más, ambos olvidando como se respira. Junsu sentía como algo cosquillea en su bajo vientre, como algo quería salir de él. Yunho por su parte estaba con esas típicas contracciones, sabía lo que estaba a portas de suceder por lo que aceleró más las embestidas dando así con el límite del cuerpo de su amado, profanando su próstata y como un acto mágico y maravilloso ambos se derramaron al mismo tiempo.- te amo!!!- declararon los dos mientras sus simientes se escurren, Junsu entres sus cuerpos y Yunho marcando con su semen el interior de su adorado pequeño. Los minutos pasaron y ambos aún jadean.- Te amo…- Junsu fue el primero en hablar.- te amo Yunho…- dijo mientras unas lágrimas se deslizan por su acaloradas mejillas.- Y yo a ti precioso, más que a mi vida…- Yunho se movió, saliendo del interior del menor y fue a abrazarlo.- no llores mi amor…- le susurró tras un suspiro.- lloro de emoción, porque estoy feliz de ser tuyo…- Yunho sonrió y secó las lágrimas de menor.- yo también soy tuyo, no olvides eso…- le susurró el líder mientras se acomoda junto a Junsu y lo abraza, Junsu se acomoda quedando la mitad superior de su cuerpo sobre la de Yunho.- te voy a amar siempre…- declaró el menor.- nos amaremos por siempre…- dijo Yunho en respuesta mientras se movió para tomar la blanca sábana y cubrir los cuerpos de ambos.- y me voy a encargar de hacerte feliz cada día de nuestras vidas…- Junsu sonrió mientras respiraba el aroma tan delicioso del cuerpo de su amado y sin darse cuenta se fue quedando dormido. Yunho sonrió al oír la suave respiración del menor y como si ésta lo arrullara se durmió abrazando al hombre que tanto ama.


Fin~

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD