Loving you is my sin - Cap. 8

1 comentarios
INESTABILIDAD


Chagmin se despertó muy feliz en la mañana, no podía dejar de ver a su Jaejoong ahora rubio durmiendo plácidamente sobre su cama, su rostro calmo, esos labios dulces que ayer lo devoraron…, se moría por besarlo y seguir durmiendo entre sus brazos; pero sabía que no podía, Jaejoong se había acostado con él solo porque estaba borracho y si se despertaba en estos momentos seguro que lo mataría por aprovechado.

Observo el rostro de su amado unos minutos más, mientras pensaba en una excusa válida para Jaejoong, fue saliendo de a pocos de su cama porque le era difícil caminar, se ducho y seguía sin tener la más mínima idea sobre lo que iba a decirle a Jaejoong.

Estaba a punto de dormirse en el sillón debido al cansancio cuando sonó la puerta de su cuarto, fue a abrir y se encontró con Bommi. Ella le entrego parte del trabajo que tenían pendiente y una justificación por su inasistencia a clase, antes de que se fuera Chagmin le pidió que lo ayudara con Jaejoong. Bommi dirigió su mirada a la cama y se percató de la presencia de Jaejoong, le pidió a Chagmin que se fuera a dar un par de vueltas por los alrededores mientras ella, despachaba a Jaejoong.

-Te llamo cuando ya se haya ido…Chau
-Gracias Bommi, te debo una bien grande
-Ya vete de una vez.

Jaejoong se levantó dos horas después de la partida de Chagmin, cerca de las 9 de la mañana; tenía una resaca horrible, la garganta seca y le dolía la cabeza, abrió los ojos y se sorprendió al ver el lugar donde estaba, era la décima vez que su cuerpo le traicionaba y amanecía en el cuarto de Chagmin, lo busco con la mirada para disculparse y se topó con la mirada dura de Bommi.

-Hola… y Chagmin.
-No está, él se fue a trabajar anoche.
-¿Tiene un trabajo en la noche?- pregunto sorprendido.
-Sí, y a ti- señalándole con el dedo- debería darte vergüenza
-Ahh
-¿Te acuerdas de lo que hiciste anoche?
-Yo…-agarrándose la cabeza debido a la resaca y viendo su cuerpo desnudo- ¿Po…Porque estoy desnudo?- grito Jaejoong.
-Pues llegaste y literalmente te follastes a la cama, no sabes lo vergonzoso que fue, tuve que meterme al baño y taparme los oídos para no escuchar tus improperios, creo que deberías bañarte- dijo finalmente.

Las mejillas de Jaejoong se colorearon como un tomate al darse cuenta de la situación en la que estaba, se ducho y salió huyendo del lugar. En el camino se encontró con un somnoliento Chagmin que regresaba de la calle, se quedó mirándolo, se veía más hermoso que de costumbre; y entonces lo noto Chagmin tenía un chupete en el cuello, alguien se había atrevido a morder a SU Chagmin, quiso reclamarle y entonces recordó que ya no estaban juntos y se fue.

Chagmin lo vio salir y supuso que no recordaba nada de lo que había pasado en la madrugada, le dolía el corazón y se sentía un estúpido por haber dejado que pasara, esto era demasiado para él; tener que verlo con sus nuevas conquistas en su facultad y ahora aguantarlo en su casa lo estaba dejando exhausto.

Entro a su cuarto donde aún estaba Bommi preparando el desayuno, la vio y se abrazó a ella para no desfallecer.

-Bommi, yo ya no puedo más con esta situación, estoy cansado de fingir que no me duele.
-Lo se minnie.
-Yo necesito irme lejos de él…pero que hago con mis estudios.
-Sabes- deshaciendo el abrazo y sentándose en el sillón- estuve averiguando sobre intercambios con otras universidades a alumnos becados y encontré esto- dándole unos folletos.
-A Barcelona
-Sí, mientras más lejos mejor, y como puedes ver te darían residencia universitaria y no pagarías nada; tengo entendido que ellos inician el semestre en febrero…pero como tú tienes un curso en recuperación tenemos que solicitarlo para octubre.
-Eso quiere decir que tengo que llevar un semestre aquí, cierto
-Sí y tienes que mejorar tus notas para que no haya problemas; los tramites se demoran un poco por lo que vamos a presentar los documentos desde ya.
-Gracias, Bommi- volviendo a abrazarla- eres lo máximo sabias, no sé qué haría sin ti.
-Pues nada- se rio y empezó a desayunar- trae tu plato no me dejes comiendo sola.

Chagmin tuvo que viajar hasta su ciudad natal para recabar todos los documentos necesarios, les había dicho a sus padres que estaba de vacaciones y había ido a visitarlos porque los extrañaba mucho.

Al inicio la petición de traslado fue rechazada debido al curso pendiente, le indicaron que volviera a presentar la solicitud al inicio del nuevo semestre y que estudiara el idioma.

Se inscribió en un curso de español, finalizo el curso con altas notas y al inicio de su nuevo semestre presento sus documentos para poder efectuar su traslado; en la oficina correspondiente le indicaron que el traslado era factible  siempre y cuando no iniciara sus clases este semestre ya que el área de medicina en Barcelona iniciaba el semestre en junio. A Chagmin no le quedo de otra más que aceptar.

Pasaron los días y tener que atender a Jaejoong y a sus conquistas en su trabajo cada vez era más insoportable, cada día su corazón destrozado seguía sangrando. En cierta ocasión escucho una conversación de Jaejoong con una chica, y se dio cuenta que solo había sido un juguete más.

-No te gustaría dar un paseo conmigo en mi auto- decía Jaejoong mientras le guiñaba un ojo.
-Podría, ser pero antes tienes que aclararme algo.
-Yo te aclaro lo que tú quieras- dijo en tono sugerente.
-Dicen las malas lenguas que te acostaste con un chico llamado Chagmin.
-Esas son habladurías mi amor-dijo Jaejoong abrazándola- a mí me gustan las mujeres, yo amo a las mujeres y si quieres saber cuan hombre soy te lo puedo demostrar en cualquier momento- le susurró al oído.

Sintió una rabia enorme fluyendo por su cuerpo al darse cuenta de lo estúpido que había sido creyendo en sus palabras vanas y falsas, quiso tirarle el pedido en la cara, pero se contuvo, se mantuvo firme porque necesitaba el dinero, se repetía en todo momento:

“Aguanta un poco más Chagmin ya no falta nada para irnos a España”

Con Bommi casi contaba los días para su viaje, ella empezó a quedarse con él en su cuarto para cuidarlo, ver que comiera pero sobre todo para echar a Jaejoong a patadas.

-Minnie ya llegaste
-Sí, estoy molido- dijo bostezando.
-Estas exagerando con el trabajo.
-Un poquito lo admito, pero tengo buenas propinas jajaj, por cierto no me dijiste ayer que hoy no vendrías.
-Es que hay algo que escuche en la mañana que no se si te interesaría.
-De que se trata- dijo Chagmin cogiendo unas manzanas y sentándose en su sillón.
-Mira lo que pasa es que hoy vino la amiga de mi mama a visitarla; esta amiga se separó de su marido hace un mes y cuando vino a casa hace una semana estaba hecha un mar de lágrimas porque su marido no quería regresar con ella, pero ahora está feliz radiante, más bella que nunca incluso cuenta que su marido es ahora el que está rogándole a ella…
-Espera Bommi- interrumpió Chagmin- que tiene que ver todo eso conmigo.
-Ella dice que hace una semana recurrió a un brujo, que puede concederte lo que tú quieras.
-y- dijo Chagmin incrédulo
-No te das cuenta acaso, puedes pedir olvidarte de Jaejoong o hacer que él te amé.
-Ahhh…no yo no creo en eso.
-No te cuesta nada, ya pues vamos mañana, sí.
-No
-Ya pues, prometo pagar la consulta –poniendo ojitos de cachorro- hazlo por tu amiga que siempre está a tu lado.
-Ok tu ganas, pero tú pagas ah.

Al día siguiente muy temprano Bommi y Chagmin se dirigieron a Yongsan-guun un viejo suburbio al sur de Seúl, se demoraron una hora en llegar y dos horas más en encontrar la dirección que tenía Bommi.

El lugar donde vivía el supuesto brujo, era una casucha a punto de derrumbarse, estaba alejado de las otras casas y tenía un aura sombría. Bommi intento tocar pero antes de que lo hiciera una voz fuerte y que te crispaba los nervios resonó en el aire.

-Pasa llevo tiempo esperándote

1 comentarios:

  1. Yo creo que el amor de Jae lo tiene, pero algo le impide a Jae estar con él, ahora un brujo, aue miedo.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD