Problemas en la cama - Cap. 2

0 comentarios
Cada vez que los planetas exactos se alineaban en la posición correcta era momento en que por fin la Kyu-line podía reunirse y esa ocasión era ésta, los tres chicos se encontraban en un apartado café, lejos de la civilización, ninguno había tenido deseos de ir a beber algo más interesante, por eso se habían quedado de ver ahí, además de ser un lugar muy recóndito donde sabían que no serían molestados por las acosadoras que día tras día iban por ellos. Kyuhyun y Minho conversaban ligeramente sin mucho interés sobre asuntos de sus respectivos grupos, mientras que Changmin estaba lejos de ponerles atención, mirando insistentemente la taza de café frente a él, la cual ya se encontraba completamente vacía. De vez en cuando lanzaba una ligera sonrisa, las cuales no pasaban desapercibidas por el dúo conversador, pero sabiendo a que se debían esas sonrisas sabían que era mejor no decir nada, más sin embargo cuando se terminó su plática no pudieron evadir más el tema, fue Minho quien se adelantó a su amigo, mirando con curiosidad a Changmin, a quien le sujetó la mano con la que daba vueltas a la taza vacía, logrando que se detuviera y volteara a verle


Harás un hoyo en la mesa – afirmó desinteresado, sonriéndole a su amigo


Lo siento – se disculpó enseguida, incorporándose mejor a su asiento - ¿Qué platicaban? - Cuestionó sin interés


No intentes desviar lo que sigue, ya sabemos a que se debe esa sonrisa – comentó el menor de Super Junior, causando que su amigo se sonrojara un poco


Ni idea de que estés hablando – disimuló con tono desenfadado, acomodándose el mechón de cabellos que caían sobre su frente


Por favor, solo existe una persona en el mundo capaz de sacar ese lado tonto y cursi de ti – se bufó Minho, sonriendo con picardía, gozando de la reacción inmediata de Changmin, quien se sonrojó y resopló, intentando con esa acción negar todo lo afirmado, pero no le funcionó


Ideas tuyas, yo estoy normal, como siempre – se defendió, sonriendo después


Basta de negaciones, mejor cuéntanos todo – dijo con interés Kyuhyun


Si, queremos detalles, lugares, posiciones, todo – le secundó Minho, logrando que nuevamente el rostro de su amigo tomara una tonalidad rojiza


¿Qué estás diciendo? Eso es algo muy privado – respondió molesto el más alto, cruzándose de brazos, sin embargo sus amigos rieron curiosos


Entonces lo estás admitiendo – comentó Minho con enorme sonrisa


Seguro lo hicieron toda la noche – secundó Kyuhyun, ambos compartieron una sonrisa y después rieron ante la reacción de su amigo


Lo que hayamos hecho Yunho y yo anoche no les importa, par de sucios – refunfuñó


¿Par de sucios? Ya veo, entonces sigues en tu plan de hacerte el inocente – suspiró Kyuhyun algo decepcionado, haciendo una pequeña pausa antes de continuar… – Pero nosotros sabemos lo que hay en esa cabeza tuya – terminó su oración golpeando la frente de su amigo con su dedo índice


Sexo… sexo… sexo… sexo… - explicó al instante Minho


Y comida – complementó Kyuhyun


Cierto, sexo, sexo, sexo, comida, sexo, comida, sexo, sexo, sexo… -


¡Bueno ya!... – alzó la voz Changmin, cumpliendo su objetivo de callar a su amigo y logrando llamar la atención de los demás clientes del lugar, quienes lo miraron unos momentos antes que él mismo se encogiera de hombros para disimular – Por favor no hablen de eso, que vergüenza – dijo mostrando pena, pero sus amigos no le creyeron nada


Vamos Changmin, no sería la primera vez que nos cuentas, dinos ¿qué tal estuvo el señor Jung ésta vez? – preguntó Minho con bastante interés, Changmin lo miró de soslayo y suspiró, apareciendo en sus labios una pequeña sonrisa retorcida


Excelente – respondió enajenado, mordiéndose el labio inferior, los dos amigos sonrieron con diversión, tarde que temprano siempre terminaban logrando que su hermético amigo compartiera sus vivencias – Ésta vez lo hicimos como 4 veces, casi muero – confesó por fin, pero no era suficiente para satisfacer la morbosa curiosidad de los otros dos


¿Cómo te lo hizo? ¿De perrito? – preguntó divertido Minho, logrando que su amigo se molestara, mientras que Kyuhyun lanzó una risa divertida. Changmin lo miró acusadoramente para después lanzarle una servilleta en la cara


Que desagradable eres – lo regañó enojado, mirando después a Kyuhyun con la misma expresión de disgusto


Bueno, al menos dinos dónde lo hicieron, para no estar ahí la próxima vez que los visite en su departamento – insistió Kyuhyun seriamente


Si, es bueno saber donde puedo sentarme y donde no – le acompañó Minho


Cama, Baño, Cama, Cocina… – respondió Changmin con toda la tranquilidad que le caracterizaba – Pero en sí lo hemos hecho por toda la casa, así que no hay lugar donde se puedan sentar sin preocuparse – terminó contento, ahora tenía su revancha, pues sus amigos compartieron mirada de resignación


Ustedes si que son activos – comentó asombrado Kyuhyun… - Que envidia –


Así es, nos gustamos demasiado, es normal que nos acoplemos en el sexo, él me entiende siempre… – comentó Changmin con una sonrisa, sus amigos volvieron a compartir miradas y guardaron silencio, el cual no tardó en ser notado - ¿Qué pasa? – preguntó enseguida


¿Y tú Changmin? ¿Tú lo entiendes? – cuestionó Kyuhyun, mirándolo fijamente, como si tratara de sacarle una verdad que se negaba a sí mismo


Claro, nos entendemos mutuamente – respondió


Entonces supongo que ya arreglaron aquello, ya sabes, “el problemita” – concluyó determinantemente


No comprendo –


No disimules, Kyu se refiere a aquello de que odias “que te mojen” – explicó Minho de forma directa, haciendo que su amigo entendiera completamente


Explícate – ordenó Changmin, fingiendo


Yunho siempre está haciendo todo por complacerte, para que el señorito esté satisfecho y contento, pero ¿el señorito Shim piensa en Yunho alguna vez? En lo que le gusta, lo que le excita más, que se yo – explicó Minho en lugar de Kyuhyun, quien ya no dijo nada


Pues… ¿eso que tiene que ver con “mi problemita”? – preguntó indignado


Que quizás eso es lo que más le excita a Yunho, pero como tu no quieres él se tiene que contener o intentar tirar a otro lado, todo con tal de complacerte ¿no lo habías pensado? –




Ante tal planteamiento Changmin se quedó completamente mudo, mirando a un punto muerto en aquel lugar, si se ponía a pensarlo, todo lo que hacían, como lo hacían, y donde, era por designios de él y nada más que de él, Yunho jamás había opinado sobre eso, la única vez que lo había intentado recibió de él una bofetada, solo porque le había propuesto que le hiciera sexo oral, acto que para Changmin carecía de sentido y que además, en sus palabras, no era excitante más que para 1 sola de las partes, y obviamente él no sería esa parte, sino quien recibiera aquel placer. Por primera vez desde que se acostaba con Yunho se ponía a pensar en qué es lo que a él más le gustaría, qué le excitaría más, desde el inicio se había preocupado solo por él mismo y su propio placer, dejando a Yunho solo como el objeto que le hacía gozar cada día con su cuerpo…


Regresaba a casa en su auto, pensando en las cosas que habían dicho sus amigos y que ahora tenían verdadero sentido, pues se había dado cuenta de la clase de hombre egoísta que era, como si Yunho solo fuera una máquina dedicada a complacerle, se sentía un poco tonto… Estaba a menos de quince minutos de casa, y ahora recordaba vívidamente lo sucedido la noche anterior, cuando Yunho lo había sorprendido en el baño, él lo había introducido a la regadera con él, para que volviera a poseerle, como siempre, caprichoso, porque sabía que su compañero jamás se resistía a sus encantos. Lo había hecho suyo, después de que minutos antes de eso lo habían hecho en la cama, pero en el baño lo había tomado por atrás, aferrándose con fuerza a sus caderas, empujando en movimientos un poco violentos, mientras su pecho casi se pegaba a la fría losa del baño, sintiendo como le besaba la nuca, le mordisqueaba las orejas, buscaba sus labios obligándole a voltear la cara en respuesta a su insistencia… De solo acordarse de esos detalles, Changmin se comenzaba a sentir incómodo, le apretaba el pantalón, pero no podía pensar en otra cosa, acordarse de esas embestidas llenas de pasión le provocaba esas reacciones… Casi al llegar al clímax, cuando sintió el miembro de Yunho más punzante que nunca, estuvo a punto de pedirle lo de siempre, pero antes de eso, el propio Yunho fue quien le abandonó, terminando fuera de él, sin mancharlo ésta vez, fue el agua quien se encargó de llevarse los restos; pronto sintió la mano de su amante rodearle el miembro, masturbándolo, mientras dos de los dedos de la mano izquierda jugueteaban con uno de sus pezones, y su boca se aferraba con insistencia en la piel de su hombro derecho, hasta que lo hizo terminar, entonces se sintió satisfecho, como siempre, Yunho había hecho un excelente trabajo… Sus recuerdos se detuvieron cuando sintió vibrar su celular, se orilló en el camino para poder contestar, haciéndolo en cuanto se estacionó


Si ¿qué sucede? – preguntó secamente, había visto el número en pantalla y se trataba de su amigo/amante


Vine a lo de Heechul, llegaré un poco tarde, acuérdate que tenemos una entrevista a las 09:00 am, así que no te desveles mucho ¿de acuerdo? – explicó Yunho con voz un poco alterada, como si tuviera que colgar rápidamente


Está bien, regrésate con cuidado – contestó seriamente


Si… te amo – se despidió con cariño, pero aún se notaba apresurado


También yo, adiós – colgó enseguida, sin decir nada más, miró por unos momentos la pantalla del celular y lo dejó en el asiento del copiloto, suspiró y entonces emprendió el viaje nuevamente, en menos de 4 minutos estaba ya en casa, la que obviamente se encontraba sola, se acercó al teléfono y activó la contestadora, en la cual estaba un mensaje grabado de su manager, diciendo en otras palabras, la misma información que ya Yunho le había dicho, por lo que no le tomó interés… - Bueno, supongo que a dormir – se dijo asimismo de forma resignada, estando ahí Yunho seguramente hubieran terminado haciéndolo, pero no estaba, por lo que en esa ocasión debía de abstenerse. Más sin embargo, su amiguito le recordó que tenía una tarea pendiente, miró hacia abajo y suspiró – Supongo que tendré que hacerlo solo – dijo avergonzado, a pesar de que nadie lo había oído, y de que por obvias razones no era la primera vez que lo hacía…


Al tiempo que exclamaba un placentero gemido, su semilla comenzó a salir, cayendo en parte dentro de la taza del baño, pero otra parte inevitablemente cayó sobre su mano; cuando su respiración se tranquilizó cayó en la cuenta de que había un líquido semi espeso sobre su mano, la cual miró durante unos momentos


Quizás debería permitírselo – susurró mientras miraba detenidamente su mano, pero enseguida sintió un escalofrío, de solo imaginar que “eso” cayera sobre cualquier parte de su cuerpo o dentro le daba asco, sobre todo la sola idea de que fuera en su boca… - ¿De verdad es lo que querrá? Yunho ¿por qué eres tan sucio? – se preguntó con molestia, pero reflexionó mientras se acercaba al lavabo para enjuagar su mano… - Él también tiene derecho a disfrutar al 100%, además supongo que es normal, lo he visto en las películas, pero no entiendo dónde está el placer en quien hace sexo oral – cuestionó seriamente de nuevo – Basta Changmin, deja de pensar en que tienes que sentir placer solo tu, es el turno de Yunho… creo que aceptaré su propuesta del sexo oral – se dijo así mismo con determinación, sonriendo con algo de resignación, pero no debía echarse para atrás, su amante tenía todo el derecho del mundo y él no se lo iba a negar…


N/A: Hola de nuevo, muchas gracias por sus comentarios, espero éste capítulo 2 les haya gustado y nuevamente me gustaría recibir su opinión, me parece que Changmin es demasiado metódico en ésta historia ¿no creen? Bien, hasta luego

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD