Mi perdición.Cap 5

1 comentarios
—Yunho…yo, no puedo—fueron las palabras del castaño antes de pararse e
irse a meter a su habitación dejando a su hyung sentado en el sofá con
la mirada perdida, hasta que escucho la puerta de entrada sonar,
optando por ir a perseguir a Changmin a su habitación
—Changmin ah~—le susurro al verle echado en la cama con la mirada
perdida en algún punto de la pared celeste. Parecía perdido por ello
no contesto a su llamado, incitándolo a acercase, sentándose a su lado
mientras acariciaba su rostro con parsimonia esperando le respondiera
pronto
—Hyung, dame tiempo ¿Si?
—Tiempo es lo que no puedo darte Changmin, ¿Cuánto ha pasado? Son
cinco años y no lo has podido olvidar solo quiero que me dejes estar a
tu lado y sacártelo ya de la cabeza
—Hyung, no es fácil y tampoco dejaría que te lastimaras a ti mismo
sabiendo que yo no correspondo a tus sentimientos
—A mi eso no me importa en este momento, eh venido por ti y si me
quedo será contigo

(PoV Jaejoong)

Mi cabeza anda por todos lados, Changmin no se ha negado ni ha dicho
algo en contra de hablar conmigo, aunque puede que su actitud haya
sido así porque Yunho estaba ahí. Las cosas se están poniendo
complicadas y siento que se pondrán peor y no tengo ganas de ello
ahora. Tal vez y deba hacer algo ¿Pero qué? ¿Qué puedo hacer?
— ¡Junsu!
— ¿Qué?
— ¿Qué hago?
—Espérame un momento que me acomodo—escucho un montón de ruidos a
través del teléfono incluido un golpe seco en la pared, para luego
volver a escuchar a Junsu—ahora si
— ¿Qué esta pasando?
— ¡¡Qué un maldito idiota se ha metido a mi cama!! Y tuve que sacarlo de ella
—Se han peleado
—Si…el tiene la culpa por andar coqueteando con la primera estúpida
que se le cruza en frente teniendo a su novio a su lado, estoy
realmente cansado hyung. Ahora dime ¿Hacer de qué?
—No me cambies de tema
—No lo estoy haciendo, solo me ahorro molestarme ahora hyung, ahora dime
—Está bien, fui a casa de Changmin, Yunho esta con él
—¡¡ ¿Qué?!!
—Lo que escuchaste, Yunho a llegado a quitármelo
— Pero tú no se lo dejaras hacerlo, hyung
— ¿Pero que debo hacer para evitarlo?
—Secuéstralo, bésalo, dile que lo amas, arrodíllate ante él…pensándolo
bien has todo aquello que el señor Park no hace
— ¿Y eso sería…?
—Invitarlo a salir, no acercarte a ninguna chica y/o chico lo que sea por él
—No me ayudas ¿Sabes? No puedo hacer eso
— ¡¡Pídele perdón de una buena vez!! —me grita para luego suspirar y
comenzar a hablar incoherencias—Solo habla ya con él dile lo que
sientes y piensas o nada se arreglará y Yunho te podría ganar la
partida esta vez, me voy antes de que cierto estúpido rompa la
puerta—cuando me colgó el timbre de mi apartamento sonó, obligándome a
dejar mi cómoda posición en el sillón
— ¿Si? —Mi mirada se descoloca al ver a la chica del restaurante
frente a mi— ¿Qué haces aquí?
—Ni yo sé, así que no preguntes…solo te digo que tengas cuidado.
Aunque seas mi rival no puedo dejar que alguien corra peligro, cuida
tu espalda—Me dijo antes de volver a irse
¿A qué se refiere con eso?

Narración general

Changmin entendía y no entendía a la vez las palabras de Yunho, sentía
algo malo tanto en las palabras como en el tono de vos de Yunho, pero
tampoco estaba en condiciones de preguntarle absolutamente nada ya que
no pretendía hacer las cosas difíciles para nadie.
Yunho permanecía en silencio con una mirada sombría sobre la mano de
Changmin que tomo con cuidado entre las suyas causando que el castaño
diera un saltó.
—Changmin…no me alejes de ti, me mantendré al margen pero no me alejes
de ti por favor, sé que tal vez mi error sea querer forzarte pero eso
es lo que quiero—dijo dando un beso en sus dedos. El castaño lo miró
asustado sentía que tras sus palabras había algo más. Sentía que no
era del todo sincero y tenía razón al dudar.
Yunho le decía eso porque confiaba en que así Changmin no dudaría de
él y dejaría que poco a poco se metiera en su corazón. Pero aún estaba
en su plan el hacer algo en contra de Kim Jaejoong y todo aquel que se
interpusiera entre ellos.


Ayame miraba el cielo un poco nuboso con tranquilidad mientras el
viento azotaba su rostro con calma, meciendo sus cabellos suavemente.
— ¿Por qué tanto empeño en él? Sabes muy bien que hay mucho en este
mundo como para que te obsesiones con él—le reprocho una muchacha de
cabellos negros y cortos
—Como si tú no quisieras que me quedara con él y tu ex-novio lo dejara en paz
—Si pero me da rabia que todas y todos se fijen en él ¿Qué tiene de especial?
—Nunca lo has visto ¿Cierto?
—No, sé que él tiene una foto de él pero jamás intenté verla es más no
me interesa ni un mínimo verla ni verlo
—Yoona…cuando lo veas entenderás el porque de tanto amor para él
—No me interesa verlo. Solo quiero que cumplas con tu trabajo y alejes
a ese mocoso de Yunho
—Para que vuelva contigo lo sé. No te preocupes cumpliré mi cometido,
pero empiezo a dudar
— ¿Dudar? ¿De qué?
—Kim Jaejoong ha aparecido también y parece tampoco estar de acuerdo
con la presencia de Yunho aquí y tampoco con la mía
—Pero ese inútil dudo que haga algo, si le dijiste lo de cuidar su
espalda el se asustará y tal vez se rinda. Sin una vez abandono a
Changmin por idiota como le escuche a Yunho decir porque no esta vez
también lo haría. Yunho a diferencia es capaz de deshacerse de
Jaejoong y de ti a la mala pero para eso tú me tienes a mí
—No me eres tan importante, me da igual si haces algo o no por mí
—Sin mí él puede matarte idiota, te conviene que este de tu lado y no
ayudando a Jaejoong pero si sigues así de arrogante y estúpida lo
ayudaré a él a deshacerse de ti. No te metas conmigo mocosa
—Maldita millonaria
— ¿Qué has dicho?
—Lo que escuchaste, te dije que me va y me viene tu ayuda, si analizas
bien las cosas te darás cuenta que tú sola empezaste a ayudarme, yo
jamás te solicite y mucho menos permití que me ayudaras solo no dije
nada al respecto
—Pero aún así sin mí puede que te mate y no te conviene
—Si quieres te quedas conmigo y me ayudas no me es relevante
—En fin, quiero que te mantengas al margen y preferentemente alejada
de Yunho cuando él esté cerca a Changmin y tú. Suele ser muy impulsivo
y sé que actuara mal contigo. Cuando él no este cerca aprovecha lo más
que puedas acercarte al mocoso ese
—No le digas mocoso ¿Quieres? Tiene un nombre
—Ok, Acércate a Changmin lo más que puedas y si Kim Jaejoong llega a
ser un problema avísame yo sabré que hacer
—De por si Jaejoong ya es un problema, es como un fantasma, siempre
esta cerca de Changmin aún en sus pensamientos
— “Entonces, Changmin está todavía enamorado de él…punto a mi favor”
Bien, yo sé lo que haré, debo irme, pero avísame lo que suceda Ayame o
te puede ir mal—Yoona comenzó a alejarse mientras Ayame se quedaba en
el lugar sin siquiera inmutarse.
Yoona llegó al hotel donde se hospedaba, recibiendo la información que
pidió departe de su asistente personal
— ¿Por qué no te rindes de una vez? ¿Por qué no aceptas que ese niño
te ganó la partida mucho antes de que tú si quiera entraras al juego?
—le preguntó Jessica caminando a su lado
— ¿Qué demonios haces tú aquí?
—Vine a intentar ayudarte, pero como eres tan terca
—Déjate de bromas Jessica, ambas sabemos muy bien que tú no ayudas a
nadie y lo único que quieres es quitarme a Yunho. No soy estúpida a
diferencia tuya
—Piensa lo que quieras Yoona, al fin y al cabo siempre consigo lo que quiero
—Exacto, metiéndote en las camas de los que quieres
—Cállate, como si tú no hicieras lo mismo. Ambas somos iguales quieras o no
—Yo soy diferente a ti Jessica, tú conseguiste tu posición económica
gracias a que te metiste con Lee So Man, haciéndole ya sabemos que
favores a espaldas de su esposa y sus hijos. Mientras yo nací con lo
que tengo, además que la belleza que yo tengo es natural no como la
tuya que la pagó ese viejo
—Hablas como si yo no supiera que tú también te hiciste una cirugía
facial completa, como si tú no hubieras echo lo mismo con el padre de
Kwon Jiyong, no soy idiota Yoona—al terminar de hablar Yoona estampó
su mano en la mejilla de la rubia que simplemente rió a carcajadas
quedándose donde la morena la había dejado
—Maldita perra…—susurro metiéndose a su habitación, abriendo el sobre
que le habían dado con anterioridad. Aquellos papeles eran el
historial completo de Kim Jaejoong incluida información sobre su
relación con Changmin, sacada de la boca de quien sabe que persona.


Jaejoong bebía un vaso de vino mirando el panorama de Osaka desde la
ventana de su habitación hasta que sonó el timbre de su apartamento.
Haciéndolo suspirar cansado por ser molestado a esas horas de la
noche.
Cuando abrió la puerta frunció el entre cejo molesto ya que frente a
él había una chica que en absoluto conocía.
—Buenas noches Kim Jaejoong, sé que no me conoces. Mi nombre es Yoona
y necesito tratar de un tema muy importante contigo si me permites
—No voy a permitirte nada. En primera ni te conozco y no me interesa
tratar ningún asunto contigo
— ¿Aún si ese asunto se llama Changmin?


Yunho sonreía socarronamente mientras giraba una argolla entre sus
dedos, sentado en el amplio sillón de su nueva casa. Pensando tal vez
en su nuevo plan, hasta que un grupo de hombres entraba a la
habitación en silencio, tomando posición en frente del moreno.
— ¿Cuál es nuestro trabajo?
—No actuaran ustedes ahora, solo necesito a Heechul—los otros se
encogieron de hombros y salieron de la habitación dejando al nombrado
parado ahí con una gran sonrisa en el rostro
— ¿Qué necesitas Yunnie?
—Qué tengo que hacer para que dejes de llamarme así
—Hablar de una buena ves “Yunnie”
—Ok, ya esta decidido todo lo que haré
— ¿Te lo violaras?
—Cállate tonto, eso pasará pero yo no le haré nada el lo querrá
solito. Lo que haré será deshacerme de los estorbos
— ¿Estorbos?
—Exactamente. Quiero que les digas a ya sabes quienes que en cuanto yo
de la señal estén preparados para deshacerse de Kim Jaejoong y Haruka
Ayame

Siguiente

1 comentarios:

  1. oooh! my god!
    seguire leyendo mañana ^ ^ esta genial

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD