Cuando Dices Annyeong: Cap 2

6 comentarios
No era capaz de escoger otro color ... Siempre mantenía el negro como principal en toda la ropa que utilizaba. ¿Era capaz de vestir de otro modo? Yoochun no se veía capaz de ello.
Había pasado un mes que no recibía noticias de Junsu. Era extraño no escuchar su voz, o verlo aparecer. Solo quería escucharle decir "Hola", ya que ahora esa corta palabra era lo mas importante para él. Extrañaba aquella molesta voz.
Yoochun dirigía su miraba su teléfono móvil. Debía estar loco para pensar que este le llamaría. Junsu no estaba. Pero no podía llorar por ello aun. No quería creer que no volvería a verle mas. Pero, al pasar aquellas duras semanas empezó a replantease la idea de que verdaderamente no lo vería. De que aquel día en el que le dijo adiós en la ceremonia, era real. Pero se sentía mareado cuando pensaba en ello. ¿Podía ser eso posible? Hace algo mas de un mes, el hablaba con Junsu. Ahora, aunque llamara a su teléfono, este no le respondía.

Aquella noche, Yoochun saco un delgado cigarrillo y lo encendió sobre sus labios. Al sentarse sobre su sofá, en aquel desértico apartamento, su mente recreo algo insólito:
Junsu estaba extendido sobre el asfalto de la carretera. Su ropa estaba tan desliñada que solo eran harapos. Sus ojos estaban cerrados como si durmiera con su rostro negrecido. Sus inexpresivos labios estaban ensangrentados. Parecía que emanaba de su boca una sangre de un color carmesí, muy intenso, que resbalaba por su sucia piel ...
Yoochun no puedo evitar emitir un grito, lleno de furia, mientras se levantaba del sofá en un salto.
— No puede ser — repitió aquellas palabras sin parar, en la soledad de su apartamento, mientras con sus manos intentaba cubrirse el rostro por completo. Quería recordar los incontables momentos que había vivido con su compañero. Aquellos felices recuerdos en los que ambos cantaban, se abrazan y apoyaban mutuamente, pero su mente era incapaz de recordar aquello en ese momento, pues cada vez que cerraba sus ojos aparecía aquella imagen que se había recreado. Aquella en la que Junsu estaba sin vida. Parecía como si su inconsciente mente le estuviera torturando con aquella imagen, que a pasar de nunca haber visto era muy nítida en su imaginación.
Se empezó a preguntar, que fue lo ultimo que vio Junsu, el ultimo momento antes de cerrar los ojos por completo. Que imagen fue la que se llevo consigo. Pero aquello era torturar sus pensamientos.

Yoochun sentía que se tambaleaba cuando caminaba directo a su estantería, allí tenia un sin fin de álbumes de música. Entre los álbumes de su colección se encontraban aquellos que nunca podía olvidar. Agarro uno de ellos, aquella cubierta, le traía tantos recuerdos ... quedo un tiempo mirando aquella imagen de aquel álbum. Los cinco chicos que aparecían en la cubierta, parecían muy lejanos e irreales. Como si no pudiera recordar aquel momento. En la imagen aparecía Junsu, justo al lado de él, se veía muy joven y con el cabello dorado. Era como ver a un fantasma. Era solo una imagen, pero no podía creer que aquel que estaba en la imagen no fuera ya real.
Yoochun se mordió su grueso labio inferior en modo de contención. ¿Por que aparecían tan serios en la imagen? Pero ni aun con ello podía contener sus dolorosos impuso. Cada uno es dueño de si mismo, pero no siempre logramos auto-controlarnos, y manejarnos. Yoochun se sentía igual.
Abrió aquel álbum, y con manos temblorosas deslizo aquel pequeño libro que tenia en el interior. Aquel que contenía las canciones impresas y las imágenes de los miembros. Quizás era la intuición la que hizo que nada mas abrir aquel folleto, apareciera la imagen de Junsu.
Yoochun suspiro cuando observo la imagen, era como si de pronto le faltara el aire. Era incapaz de ver imágenes de este, y la ultima que recordaba era la imagen de su altar. En aquel álbum, Junsu tenia un semblante tan desolador bajo su cabello dorado. Apoyado sobre el posa brazos del sofá, Junsu parecía estar sumido en un dolor indefinible, sabia que solo se trataba de una "pose", aun así era tan desolador.
— No vas a regresar ¿verdad? — Pero aquella imagen del pasado no parecía contestarle.
Nunca pensó que Junsu podía morir, siempre había sido algo "inmortal" ante sus ojos.
— No vas a regresar — No comprendía. Todos cometen fallos, dicen que esta en el destino, pero a Yoochun le daban ganas de escupir en sobre aquello que decían "destino".
Sus manos hicieron presión sobre la imagen de Junsu y con sus dedos empezó a romper aquella imagen, aquel libro donde aparecían todos. Junsu empezaba a agrietarse y romperse sobre sus manos.
Heart, Mind and Soul acabo estrellándose sobre el suelo del apartamento de Yoochun cuando este lo lanzo lejos, pariéndose la caratula en dos por el impacto.
Corazon, mente y alma, no comprendía como Junsu había perdido y paralizado aquellas tres cosas en solo un instante.

Por primera vez desde la noticia, ya pasado aquel largo mes, Yoochun estaba llorando. Sus ojos se humedecieron. Él siempre pensó que si alguien cercano moría, él lloraría desconsoladamente, pero no fue el caso, se contuvo incrédulo, y aunque algunas veces durante aquellos días pensó que Junsu realmente no iba a regresar, nunca fue capaz de llorar. Hasta ahora. Donde sus ojos contenían un mar de gotas que no podía contener por mas tiempo y se deslizaban de manera rápida por su rostro.
Los fragmentos de lo que antes fue una imagen, estaba esparcidos ahora bajo sus pies.
Su corazón tambaleaba de un lado a otro en su adolorido interior.
Bien podía sentir la rabia al descubrir que Junsu no volvería, que sus manos actuaron solas en un impulso por calmar su cuerpo. Empezó con ellas a sacar todos aquellos álbumes y dejarlos caer sobre el suelo, sin impostar que estos se rompieran y se perdieran, ya que ahora solo eran recuerdos.
Sus lagrimas no deban de fluir, cuando Yoochun lloraba sus ojos parecían los de un muñeco, cristalinos e inmóviles. Al comienzo lloraba silenciosamente, pero al cabo de un momento los sonidos de su boca aparecieron volviéndose sollozos. Era desolador el sonido del llanto de un hombre.

Se dejo caer de rodillas sobre el suelo, pisando aquellos álbumes que ahora solo eran meros desperdicios. Y pronuncio levemente el nombre de Junsu, pero este no le contestaba.
Aquella noche no había podido contener aquel llanto el cual lo dejo "rendido" sobre el suelo, hasta quedar completamente dormido aun con sus mejillas húmedas.

~~~~~~~

Sentía aquel amanecer sobre su rostro. Y es que todo el sol iba directo a su adormilada cara.
Yoochun se quejo por ello, mientras emitía unos ruidos de molestia. Se llebo las manos a la cara y se froto los ojos con fuerza. No tardo mucho en darse cuenta que había amanecido sobre la cama de su habitación. El sol se filtraba sobre aquel ventanal eclipsando su vista.
Yoochun quedo sorprendido, recordaba lo que había sucedido la noche anterior, él había quedado dormido sobre el suelo, en cambio ahora estaba sobre la cama y con aquella ropa de dormir que no recordaba haberse puesto. Todo aquello era demasiado extraño. Aunque decidió no darle mas vueltas a tal asunto. De todos modos aquella noche estaba muy confundido.
Se incorporo de la cama al mismo tiempo en el que el sonido del timbre inundaba todo el hogar. Este se levanto y salio de la habitación.

Al encontrarse en el salón, Yoochun paro de caminar, miro sorprendido la estantería. Era extraño ... todo aparecía en su lugar, no había ningún álbum sobre el suelo, tal y como anoche los había dejado.
El sonido del timbre se hizo cesante y molesto, despejando a Yoochun sobre aquellos extraños pensamientos y logrando que volviera a caminar.
Aun seguía con la ropa de dormir, y el cabello algo desordenado, pero aun con ello decidió ver de quien se trataba a aquellas horas. Se acerco a la puerta principal y abrió sin mas.
Tras la puerta se encontraba aquella figura en pie que mantenía en sus labios aquella sonrisa amplia y jovial.
— Hola — saludo levemente. Con aquella voz ... Con aquel gesto en su aniñado rostro.
— Junsu ... —

6 comentarios:

  1. .:"AbIgAiL"::1/16/2012

    WAAA KE LINDO CONTINUALO PLIS ESTA UY BUENO EL PRIMER CAPITULO ME HISO LLORA BUENO LA VERDAD ES QUE SOY BIEN CHILLONA Y ESTE OMG! SOLO IMAGINA A CHINIE LLORANDO TAL Y COM0 LO DESCRIBES OMG! CASI LLLORO PERO QUEDO GENIAL ESPERARE EL SIG.CAP. PARA SABER CUAL FUE LA REACCION DE CHUNIEE CONTI PLISS BYEBYE CUIDATE

    ResponderEliminar
  2. O_O esta hermoso este fic!! lo amo!♥ de verdad esta muy lindo!! desde que comence con el 1° capitulo no pude dejar de llorar! Y_Y por favor continúa este fic!! realmente me gusta mucho!, te felicito! :)

    ResponderEliminar
  3. katyna1/24/2012

    DIME Q ES EL FINAL Y Q SOLO FUE UNA PESADILLA .........
    T_____T
    muy buen fic ^^

    ResponderEliminar
  4. lian andrew2/15/2012

    vamos es genia no puedo creer es toy en shock que paso entonces continualo por fis

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/16/2012

    nooo!!!!!!!! no lo puedes dejar ahi!! por favor continuala q estoy sufriendo!!!!!!!!!!!!!!!... por favor!! necesito mas yoosu!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8/27/2014

    Aahhh que cosas una de dos fue una pesadilla de esas feas feas o Junsu ha vuelto del mas pa alla y viene a querer trastornar a mi bello raton ?que no.se atreva ppr que yo si lo matooooo jajjaja esta genial me.encantaaa

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD