Perfect Day. Cap 5 (II)

6 comentarios
-POV Yunho-

- CONTINUACIÓN DEL FLASKBACK -


El primer día en el que Jaejoong ya no estaba, me sentí fatigado, tenia aquella extraña y pesada sensación de que algo faltaba. Vivir con ello dos días mas solo acrecentaba mi infelicidad. Nunca creí que Jaejoong pudiera significar tanto para mi.
Su ausencia se hacia mas notable. Y a pesar que había empezado a vivir en el apartamento con Changmin, este ultimo parecía no pronunciarse sobre lo sucedido. Me preguntaba si él notaria con tan solo ver mi rostro lo mucho que extrañaba a Jaejoong, y lo preocupado que estaba por el grupo. Seguro que se percato de ello, Changmin siempre había sido un chico inteligente.
Nunca me creí sentir atraído por Changmin. Siempre lo había tratado como un niño, en cambio, lo que estaba ahora junto a mi, y lo único que me quedaba, ya no era un niño. Changmin tenia todo aquel aspecto que un hombre deseable puede tener. Pero yo nunca me había dado cuenta de ello. Creí que nunca rompería aquella estúpida promesa que compartía con Jaejoong, hasta que un día finalmente la rompí.

Aquellas primeras semanas Jaejoong no se comunico conmigo, a pesar de que delante de todos aparentaba no estar preocupado y afectado, todo el mundo debía saber que me sentía preocupado. Con tal de poder aliviar aquella preocupación, tomaba alguna que otra copa. No quería que nadie me viera así, estaba rodando hacia una espiral de tristeza que el alcohol de vecen cuando aliviaba. Hasta que un día me sobre pase con aquel agrio liquido, una noche que recuerdo nublada y confusa.
Recuerdo aquella noche en pequeños y reveladores fragmentos algo borrosos. Estaba completamente ebrio cuando llegue al apartamento, a pesar de que le dije a Changmin que lo dejaría a solas para su cita. Yo estaba ebrio, llegue vacilante, ni tan siquiera fui capaz de recordar como pude abrir la puerta.
Solo recuerdo aquel cálido momento en el que estaba encima de Changmin y él exclamaba mi nombre en un ruego que yo no podía diferenciar. No lograba recordar que le había contado antes, que había echo antes de lanzarme sobre él. Al despertar solo lograba recordar, que aquella noche, increíblemente, había abusado de Changmin.

Como era de esperar, pensé que Changmin estaría enormemente enfadado conmigo, incluso pensé que al despertar, el único miembro que residía conmigo me dejara solo. En cambio, Changmin seguía en casa cuando desperté. Y el enorme enfado de orgullo masculino roto que pensaría que tendría, no apareció.
Changmin, a quien recordaba la noche anterior sufriendo bajo mi cuerpo, se había vuelto el hombre con el que había roto mi promesa con Jaejoong. En cambio, en verde sentirme arrepentido en aquel momento por ello, me sentí alagado. Changmin, cuyo hombre era inalcanzable, se había vuelto pasivo ante mi. Cosa que lo hacia irreconocible.
Y siempre que en mi rostro fatigado se dibujaba un ápice de dolor, tristeza y desilusión Changmin aparecía instantáneamente. No hacia falta ser muy inteligente para comprender que hacia aquello a modo de sustituir la ausencia que Jaejoong había dejado en mi. Por lo contrario, Changmin era muy diferente a Jaejoong.
— ¿Que haces Changmin? — le pregunte la primera vez que dejo caer su cabeza sobre mis piernas. Estaba sentado en aquel sofá cuando Changmin se tumbo dejando caer su cabeza en mis piernas, su corto y voluminoso cabello se esparció sobre mis muslos cubiertos. Él miro hacia arriba para mirar firmemente mis húmedos ojos. Si, estaba en uno de aquellos momentos en los que estaba apunto de llorar desconsoladamente, pero no lo iba a hacerlo delante de alguien, no iba a llorar delante de Changmin.
Él me miro con preocupación, y sus suaves y alargados dedos se deslizaron hacia su informal camisa, desabrochándose cada botón de una manera apresurada mientras lo miraba con cierta confusión. Su pecho parece suave cuando tras desabrocharse el ultimo botón lo dejo al descubierto al alcance de mi vista. Solamente con hacer aquello, pude percibir en sus mejillas aquel tono rojizo que se expandía hacia todo su rostro. Se estaba poniendo rojo por la vergüenza. Después bajo su mirada y su voz temblorosa resonó en mis oídos:
— Yunho ... ¿Quieres que ...? — no llego a terminar aquella pregunta en voz baja. Era tan inusual y extraño escuchar la voz temblorosa de Changmin, al igual que verlo avergonzado y completamente amansado en mis piernas.
No pude evitar mirarle sorprendido. Sabia lo que estaba insinuando, y tras abusar de él aquella noche, no podía creer que Changmin se comportara de ese modo.
Mis ojos se abrieron de par en par. Pose mis manos sobre sus hombros y lo levante de mis piernas.
— Que tonterías dices Changmin … — le dije mientras me levantaba. Él copio mis pasos tras de mi. Se levanto, era tan alto, y esbelto que parecía completamente de mentira, y aquella camisa desabotonada solamente le daba aquel aire erótico que solo un hombre como él podia provocar.
Me segia y me gire para mirarlo de frente. Sus ojos estaban enfurecidos, no hacia falta que me explicara el por que de esa expresión, se sentía rechazado por mi respuesta y aquello lo enfurecia, o aquello pensé.
Se acerco a mi con velocidad y presiono mis labios con los suyos, haciendo un beso forzado e inesperado. Al principio quede inmóvil. Changmin no movía sus labios, no se podía decir que aquello fuera un beso, solo era unos labios apegados a otros.
Mis ojos abiertos detectaron los ojos cerrados y presionados de Changmin. Pude sentir que sus labios eran fríos y de un tacto muy diferente a los labios del único hombre al que había besado, Jaejoong.
Mis labios se movieron y los de él siguian inmovilizados, tanto como su cuerpo. Con mis manos envolví cada una de las mejillas de Changmin. y con mis labios le obligue suavemente a abrir los suyos. Changmin, quien parecía ser de piedra en aquel momento, abrió sus alargados labios y mi descontrolada y curiosa lengua se deslizo entre ellos encontrándose con la inmóvil lengua de Changmin. Al tocarse ambas, mi cuerpo pareció arder.
Era tan erótico besar a una persona a la que nunca creí que besaría. Me sentí tan atraído por saber que mas sucedería si iba mas haya de aquello, que instintivamente deje de pensar en todo aquello que me preocupaba tanto.

Al acabar ambos desnudos sobre mi cama del apartamento, me di cuenta de que ambos debiamos estar dementes.
El moreno, perfecto y desnudo cuerpo de Changmin se removió intentando huír bajo el mio, mientras sentía como sus alargadas piernas envolvían mis hombros y su cavidad me envolvia. Sin duda en aquel momento me di cuenta de muchas cosas que aquella primera vez con él no pude detectar debido a mi embriaguez. Ahora ya ni tan siquiera me acordaba de aquel desliz..
Sentí desahogarme cuando estaba en su interior. Y una vez que toda aquella pasión había finalizado, los labios de Changmin se despegaron para algo mas que soltar alaridos e insultos:
— Yunho … — me llamo con voz ahogada. Mi cuerpo estaba envuelto en sudor, me había deslizado hacia el lado, quedándome tumbado en la cama junto a Changmin, cubriéndome con la lisa y blanquecina sabana quien había sido único testigo de todo aquello.
— ¿Dime? — le pregunte mientras de pronto lo veía levantarse. Su cuerpo se puso en pie, aun desnudo y dolorido, envuelto en una leve capa de humedad, completamente visible para mi, que aun seguía tumbado aguardando a saber que se proponía hacer.
De pronto Changmin se puso con dificultad de rodillas en el piso, mirando hacia mi. Ajunto sus manos, implorando con ellas a la vez en la que bajaba su cabeza haciéndome imposible ver su expresión en el rostro.
— Por favor, Yunho ...— me rogó de pronto — Por favor, no digas nada de esto a nadie — termino la frase. Me imagine lo vergonzoso que debia ser para él todo esto.
— Changmin no digas ..— quise asegurarle que yo nunca diría nada pero de pronto fui interrumpido por su avergonzada voz
— Por favor — volvió a implorar y rogarme mientras permanecía arrodillado, desnudo y desaliñado — No digas nada esto. Yo soy tu compañero, no quiero verte sufrir. Odio verte sufrir. Por favor, no digas nada — me continuo diciendo. Obviamente nunca lo había visto de aquel modo, ese tiempo en el que solo estábamos él y yo me hizo averiguar aun mas cosas ocultas en él que no conocía.
— No diré nada. Nunca diría nada. ¿A quien le diría esto? ¿Que te hace pensar que se lo diría a alguien? Eres mi familia, Changmin. Siempre guardare tus secretos. Tu también guardaras los míos ¿cierto? — le dije seguro. Él levanto su mirada. Estaba enrojecido. Deberia temer que la gente se enterar que él, el mismo Changmin, se habia acostado con un hombre, con su compañero.
Él se levanto, y crei perder mi mirada en sus desnudas, masculinas y alargadas piernas.

En aquel momento Changmin no volvió hablar de ello, se marcho a su habitación, para asearse y vestirse allí. Y de pronto el tema no volvió a salir de nuestras bocas, aunque no fue la ultima vez que hicimos aquello. Cada vez que terminábamos aquel agotador "ritual", Changmin se comportaba como si nada hubiera sucedido. No podía averiguar sus sentimientos. Sabia fingir muy bien, hacia parecer como si realmente no hubiera sucedido nada entre ambos. Aunque hubo un día en el que Changmin me sorprendió diciendo una frase al respecto:
— Nunca imagine que lo haría con un hombre, y si era así, imagine que seria yo el hombre — me dijo, después dio una sonrisa y quedo en silencio por unos leves segundos para después continuar — Quiero a Jaejoong. Pero en este momento lo odio —
A pesar de esa excepción, Changmin no volvía a hablar del asunto, y para mi sorpresa, él no hablaba nada más de Jaejoong. Pero tampoco me preocupaba aquel comportamiento, si no que me hacia despreocuparme y hacerme sentir con menos presiones, menos remordimientos.

En cambio cuando me reencontré con Jaejoong, tras recibir incesantes llamadas y mensajes de este, mis presiones revivieron en mi. Había roto y sobre pasado mi promesa con este. ¿Como iba a ser capaz de mirarlo a los ojos? Ni tan siquiera yo tenia una respuesta sobre ello. Pero lo extrañaba enormemente tanto como para arriesgar y fingir que nada sucedía. Fingir se había vuelto algo sencillo y mentir se había vuelto algo habitual.

- FIN FLASKBACK -


Ahora entendía el dolor de Jaejoong, quizás mis mentiras habían derivado a que ahora yo estuviera herido ... Quizás ¿Yo merecía sufrir?.
Quería leer aquel mensaje que había recibido, pero en este momento era incapaz.
Si debía escoger un camino. Escoger una persona, no sabría en que camino dar el paso ... ¿La persona con la que siempre he estado? ó ¿la persona que ahora permanecía conmigo en los momentos mas complicados?
Quizás era difícil de escoger ... aun más no queriendo escoger.

Siguiente

6 comentarios:

  1. Anónimo12/03/2011

    quedate con changmin es obvio... el no te dispararia xD
    siguelo please

    maxshopi

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/04/2011

    continualo¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. solo que se quede con minnie, ya veras que jae sera feliz con yoochun por lo cual no le veo el problema en que tu te quedes con minnie, el te ama tanto ademas no lo haría con otro hombre que no seas tu, así que se fuerte y deja a jae de una ves siiiiiii........homin homin homin homin........

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho tu historia aunque yo no te puede decir con quien se puede quedar ya que me gusta mas el Yunjae solo que pienso que Jae se a pasado muchooooo y Min no se que es lo que pensara jeje ya nos lo diras tu besos

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12/12/2011

    yunho, o sea¬¬ no puedes irte cn jae -__-
    Minnie siempre ha estado ahi x_x encima despues de todo lo que le hiciste a Minnie...mi bebe!!! u_U

    ResponderEliminar
  6. XDDDDD esta buena, pero obvio el personaje de CM esta diseñado totalmente para ser el niño bueno y JJ es niño malo y caprichoso, asi que que por ello YH deba quedarse con CM.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD