Tell me goodbye

3 comentarios
Título: Tell me goodbye
Autor: Akahana_Sakura
Pareja: HoMin
Género: Slash, Angst

Extensión: OneShot
Advertencia: Muerte de un personaje.


Es mejor terminar
Va a ser mejor para ti, supéralo

—Y-Yunho…—susurro Changmin tristemente viéndole por última vez,
cerrando sus ojos una vez más para nunca más volverlos a abrir.
Sumergiéndose en la obscuridad eterna.




~

~

~

Su mirada se posiciona sobre la figura al borde del marco de la
ventana, leyendo un libro, cambiando de página suavemente mientras da
un pequeño reojo a la luna que hoy ilumina tan dulcemente el ambiente
algo frío en esta época del año.
—Quiero que sepas…que jamás quise hacerte daño…que no quiero que
sufras…de verdad, si yo tuviera otra salida haría lo que fuera…lo que
estuviera a mi alcance para no hacerte llorar.

~

~

~

—P-por favor alguien ayúdeme—suplicó de nuevo el castaño llorando
contra la pared mientras alguien le miraba por una ventana invisible a
los ojos de aquel ser, que no buscaba una salida a su propio encierro
si no una solución a tanto dolor, que sólo los errores del pasado
pueden provocar.
—Changmin ah…—susurró suavemente entrando a la habitación luego de
observarle por tantas horas, él te mira, esperanzado, buscando en ti
la solución a aquel dolor que lo agobia, pero tu mirada es distante,
como puede esperanza cuando el mismo fue quien causó tanto dolor y
ahora lo estaba pagando. No puedes darle ni un ápice de luz entre tu
propia obscuridad.
—Si hubiera alguna manera…-intentó pronunciar en vano culpable de las
lágrimas que empapaban sus mejillas, pero no lo logró, su intento de
hacerle sonreír sólo aumentaban su culpa pues sabía que tarde o
temprano esas mentiras recaerían y lastimarías mucho más aquel corazón
que vanamente intentaba proteger de si mismo.
—Sólo…sólo no me dejes sólo
Sus palabras salieron y llenaron su corazón, a veces era magnifica la
manera en la que cada día te enamoraba más pero si llegaba amarlo más
realmente sería peor las consecuencias que tendría que sufrir.
¿Había otra manera?

~

~

~

Sus manos comenzaron a tocar suavemente los muebles de la habitación
hasta llegar a la superficie de la cama, deslizando sus dedos con
parsimonia, repasando la textura, acariciándola como si se tratara de
una persona.

Sus lágrimas comenzaron a salir mientras con dulzura infinita en su
tacto sus dedos acariciaban la almohada.

La soledad abrumaba su ser, pero no podía huir de ella porque la
persona que amaba sería a quien abandonaría en realidad y eso jamás
podría hacerlo, su alma estaba atada a esa persona que ahora sin
saberlo estaba parada en el marco de la puerta observándole con un
dolor profundo en el pecho, aún más fuerte que su propia agonía ante
la situación.

Comenzaba a llover, las finas gotas de lluvia caían por la ventana, el
frío se hacía presente.

~


~


~


Comenzaba la tormenta.

La lluvia caía afuera incesante, la gente corría en la calle sin saber
donde esconderse y taparse de tal tormenta que caía hoy sobre la
ciudad, Yunho observo una vez más la calle mientras una taza de café
ya casi frío reposaba en sus manos.
Volvió su vista a al suelo.
Los errores del pasado hoy eran sufrimiento del presente y de un
futuro incierto que le tocaba vivir. Sus ojos ya cansados intentaron
buscar nuevamente una razón para seguir luchando y obviamente fue
fácil de encontrar: ÉL
Pero no podía encontrar una solución al problema en sí. No había
solución, pues él tuvo la culpa en un principio y era hora de pagarlo,
pero no quería perder la tranquilidad que le brindaba aquella sonrisa
que ahora entraba por la puerta.
Pero, aquella sonrisa e incluso su actitud corría el riesgo de morir
en vida si esto continuaba.


~


~


~

La puerta de entrada se abrió, el silencio podía ser casi absoluto de
no ser por la lluvia que caía afuera y producía el típico repiqueteo
en el suelo, el techo y alguna que otra ventana.

El saco grueso y casi empapado se deslizo por sus hombros para luego
terminar siendo colgado en un perchero junto a la puerta de entrada.

Sus pasos sumaron más sonido junto al constante sonido del segundero
del reloj de la entrada.

Comenzó a subir las escaleras, con la mano deslizando sus dedos por el
barandal mientras subía con lentitud y su subida se hacía silenciosa.

El silencio fue total cuando se detuvo frente a la puerta de la
biblioteca, indeciso en entrar o pasar de largo pero no pudo evitarlo,
su corazón le llamaba a entrar. Cuando ya no podía dar marcha atrás su
mano estaba sobre el picaporte de la puerta, girándolo levemente para
acceder a aquel lugar que ahora era un completo desastre.

Yunho estaba al centro, en su escritorio con los papeles esparcidos
por todos lados, una hoja perdió su equilibrio y cayo llegando hasta
sus pies. Cuando intentó tomarla en menos de un segundo Yunho tomó su
muñeca impidiéndole tomarla.

~


~


~


— ¡¡Ya basta!! ¡¡Ya lo estoy sufriendo!! ¡¡Déjame ir!!

—No…piensa primero en la magnitud de lo que tu hiciste…

— ¡¡Lo estoy pagando!! ¡¡No me hagas sufrir más!!

— ¿Tanto lo amas que también te duele su dolor? ¿Por qué debería tener
compasión yo contigo? ¿Tú la tuviste cuando hiciste aquello?

—Por favor…

—Es lo que deberás pagar por tus errores Jung Yunho, lo único que
realmente me da pena es aquel chico…de quien se vino enamorar, si lo
sigues y te sigue amando el realmente sufrirá

~


~


~


Yunho acarició la punta de su pistola mientras las lágrimas volvían a
salir de sus ojos, deslizándose tortuosamente por su mejilla.

—Discúlpame amor…


~


~


~

—No me hagas esto más difícil, realmente te quise pero no es lo mismo.
Yo ya no te amo Changmin—dijo dando la vuelta para no tener que
enfrentar aquella achocolatada mirada dolorosa y penosa que lo llevaba
a flaquear en sus decisiones.

— ¡¡Mientes!! —exclamó con las lágrimas saliendo sin parar de sus ojos.

Se levantó de su asiento y se acercó decidido a Yunho, abrazándolo por
la espalda mientras pegaba su mejilla a su amplia espalda.

—Yo sé…que todavía me amas…no mientas por favor

Yunho dio vuelta y miró a Changmin que no dejaba de llorar.

—No me hagas esto más difícil, de verdad, vete por favor…Ya no te
quiero—Changmin comenzó a sollozar, soltando el abrazo que tenía
sujeto a Yunho, pero cuando este intentó alejarse Changmin tomó su
rostro.

—Si tú ya no sientes nada por mí…si tu ya no me amas no sentirás
nada…ni me corresponderás cuando yo…haga esto—con lentitud acercó sus
rostros y besó a Yunho, suavemente, sólo rozando sus labios en un
principio, para luego comenzar a mover sus labios dulcemente contra
los de él.

Yunho no pudo resistirlo, realmente lo intentó, pero la calidez de su
boca lo lleno, el sabor de aquellos labios lo embriagó por completo y
no pudo aguantarlo así que comenzó a corresponderle mientras tomaba su
cintura y lo pegaba más a él.

—Lo sabía…pero…por que…

~


~


~


—Yunho…

—No quiero que sufras…—dijo aún sin darse la vuelta y atreverse a
mirarlo, el otro siguió en silencio, mirándolo esperando a que
continuara o hiciera algo—Entiéndeme amor…

— ¡¡Como quieres que te entienda!! ¡¡No sé que es lo que está pasando!!

—No tengo como explicarte amor…no

~


~


~

Una rosa cayó sobre el frío cemento, el viento comenzó a traer las
hojas secas que aún quedaban en los arboles que hoy estaban desnudos a
penas cubiertos por la nieve que caía.

El nombre inscrito sobre la lápida fue acariciado por una mano ya casi
morada por el frío, un par de lágrimas de unos ojos obscuros cayeron
sobre la fecha del fallecimiento y una mano cubierta por un guante de
cuero negro se posó sobre las flores que parecían no sentir el
invierno y se mantenían vivas.

Un sollozo estrepitó el viento y el silencio del lugar mientras un
arma era colocada en la nieve.

~


~


~

— ¡¡Vete Changmin!! Déjame…rómpeme el corazón y nunca vuelvas…

— ¡¡Cállate!! ¡¡Nunca lo haré!! Porque…porque te empeñas en lastimarme
y pedir que me vaya si en realidad no quieres eso… ¿Por qué? —preguntó
con los ojos llorosos de nuevo, ya no intentando acercarse

—Sólo…sólo vete Changmin…Olvídame, por favor si en realidad me amas,
me olvidaras…

—No, si yo me voy y te olvido no significaría que te amo Yunho. Yo te
amo más que a mi propia vida por eso nunca me iré…jamás…

— ¡¡¡Lárgate!!! —gritó tomándolo de los hombros para sacudirlo
levemente y luego volver a abrazarlo. Las lágrimas ya eran imposibles
de contener.

El dolor aumentaba, cada vez esto era peor y lo que en realidad le
hacía sufrir era que Changmin siempre terminara llorando, cuando el
era tan fuerte…ahora se derrumbaba tan fácilmente.

Y todo por su culpa.


~


~


~


—Perdóname…siento no poder estar contigo siempre como lo prometí. No
podría vivir conmigo mismo viento así, sufrir tanto…Changmin ah, eras
tan fuerte que ni una tormenta podía vencerte pero te hice sufrir
tanto que ya no puedo ver tus ojos llenos de lágrimas. Mírame amor…Tú
sólo mereces lo mejor pero aquí sufrirás…sufrirás tanto que yo no
podré vivir con ello. Todo lo que está pasando es sólo mi culpa, no
puedo soportarlo más, esas lágrimas. No llores por mí, no lo merezco,
Despídete de mi amor…no mires atrás. Para protegerte…realmente…no hay
otra manera…

El plomo salió del arma, estampándose en el pecho del castaño, la
sangre comenzó a correr junto a las lágrimas.

—Vuela lejos amor….realmente te amo—un disparo más.

—Y-Yunho…—susurro Changmin tristemente viéndole por última vez,
cerrando sus ojos una vez más para nunca más volverlos a abrir.
Sumergiéndose en la obscuridad eterna.

3 comentarios:

  1. Anónimo12/19/2011

    pero porque yunho no podia estar con min? o.o

    ResponderEliminar
  2. waa pk changmin tuvo que morirrrrr T^T

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD