Mi perdición.Cap 8

6 comentarios
Una mujer castaña lloraba desconsolada intentando observar bien las
teclas del teléfono de su hijo, sus dedos se movían torpemente y su
mirada que cada vez se cargaba de más lágrimas no la dejaban enfocar
bien.

Era temprano en la mañana apenas las cinco y media marcaba el reloj.
Hace una hora Changmin había despertado con el efecto fuera del
sedante que se le tuvo que inyectar. Lamentablemente al despertar eso
volvió a ocurrir, había comenzado a gritar cosas inentendibles,
llorando y entrando en un estado crítico.

Tuvieron que trasladarlo al hospital pues no lo podían calmar.

— ¿Ho-Hola?

— ¿Hola?

—Soy la mamá de Min, Junsu…

— ¡Señora Shim!

—Estamos en el hospital central. Pero…Changmin ha tenido una crisis
por eso no puede ir a ver a Jaejoong. ¿Puedes venir al cuarto piso?

—Enseguida voy, no se preocupe…—la llamada terminó y la señora Shim
volvió a desarmarse. No sabía que había pasado con Jaejoong y mucho
menos con su hijo. No podía evitar llorar.

Changmin era demasiado frágil, aunque no lo aparentara. Lloraba con
facilidad y se desarmaba en un instante.

Ella lo sabía desde que lo vio, por eso es que dijo que quería a él
como su hijo. Por que aparentaba ser fuerte pero tras esas hermosas
pupilas castañas pudo ver el dolor de una infancia destrozada y un
corazón roto por malentendidos que el destino decidió cometer.

Por eso lo amaba, porque era un niño que necesitaba protección y ella
se lo había dado y porque no el señor Shim también. Verle sufrir así
era horrible, sentía su alma deshacerse porque ese trocito de su
corazón estaba mal muy mal y ni siquiera tenía a los culpables
enfrente para saberlo.

— ¡¡Señora Shim!! —el grito de Junsu volvió al mundo real a la mujer
que lloraba sin ser consiente de ello mientras se perdía en su
memoria, buscando la primera sonrisa que Changmin le había regalado y
cómo inconscientemente casi dormido le había dicho que de verdad se
parecía a su mamá. Como amo ese momento.

—J-Junsu…gracias por venir…

—Qué pasó con Min…

—Ayer por la noche tuvo un ataque de pánico se puso muy mal, por eso
cuando llamaste contesto mi esposo…pero esta mañana cuando el efecto
del sedante pasó volvió a sufrir un ataque pero este fue peor… ¿Por
qué llamaste anoche?

—Jaejoong fue mal herido esta muy grave…pero…me da miedo Min

— ¿Cuándo llegaste?

—Ayer por pura suerte cuando llegaba me perdí, vagando encontré a Jae
así…bueno ya no sé quien está más mal

—Junsu…no sé si sea bueno decirle a mi niño lo de Jaejoong pero tu
dile a Jaejoong que es lo que esta pasando. No quiero mal entendidos.

—Se lo diré. Por favor avíseme del estado de Min…


Jaejoong lloró por el dolor de nuevo, el médico acababa de salir y
Junsu todavía no regresaba. Eso lo estaba fastidiando un poco.

Tenía tres costillas rotas. Incontables heridas en el cuerpo su pulmón
había sido afectado y el doctor lo veía demasiado mal como para
decirle algo más. Pero…tras todo el dolor corporal que sentía lo que
le dolía más era que Changmin no estuviera ahí aunque no le gustaría
verle triste por la situación en la que se encontraba pero nada le
hacía más falta que su presencia.

—Para que quites esa cara hyung. Changmin si está aquí—el mayor abrió
más sus ojos al escuchar las palabras de Junsu, no el hecho de su
presencia. Pero su mirada siguió encontrándose con la fría pared y la
extraña depresión en el rostro de Junsu. Eso no le gusto para nada.

— ¿Dónde esta?

—Hyung…—Junsu suspiró de nuevo y cerró los ojos fuertemente y Jaejoong
se espero una mala noticia pero no esa…—Changmin sufrió una crisis
nerviosa anoche por eso no llegó. Hoy en la mañana volvió a sufrir
otra…esta en el cuarto piso…

— ¡¡Qué!! —Y Jaejoong saltó de la cama. Le importo un bledo el que al
parase todo le dolió e incluso una herida se había abierto con
semejante acto. No le importo el grito de Junsu, el de las enfermeras
ni el del médico. Fue directo al cuarto piso y se metió en la
habitación de Changmin sin si quiera saber si era esa en realidad.
Pero…su corazón se lo decía.

No pudo más que derramar una pequeña lágrima al verle inconsciente con
unos cuantos aparatos y un suero conectados a él. Había olvidado la
última vez que había visto a Changmin tan vulnerable.

—Minnie…—y justo cuando ese suspiro salió de sus labios el menor
despertó de golpe, como si acabara de salir de una pesadilla. Lo
primero que hizo fue mirarlo.

Luego todo fue obscuridad...


Yunho lloraba. Por primera vez en su vida lloraba de rabia y de
impotencia hacia si mismo.

Jiyong solamente miró hacia un costado incomodo.

Eso no estaba para nada bien.

Yunho rompía todo a su alrededor negándose a haber perdido, el no
perdía. Jamás lo haría de eso estaba seguro y esa expresión en su
rostro daba miedo. Mucho miedo.

—Yunho

— ¡¡¡Cállate!!!

—No me hables así…

—Yunho…Changmin esta en el hospital

— ¡¿Fue a ver a ese maldito?!

— ¡¿Quieres calmarte?! —Heechul golpeo su mejilla dejándole una marca
roja, Jung se quedo en silencio ante la acción de su gran amigo— ¿Ya?

—Si…

—Changmin tuvo dos crisis nerviosas anoche y esta mañana según los
médicos. Se encuentra muy mal y al parecer no tiene sólo eso. No ha
visto a Kim desde ayer así que deja de preocuparte y ponerte así…

—Heechul ¿Aún tengo oportunidad?

—Yunho…—el silencio de Heechul sobresalto a Jiyong que seguía en
silencio, pudo ver en los ojos de Heechul dolor. Mucho dolor y
sentimientos que se afloraban con la sola presencia del otro.

—No tienes de que preocuparte Yunho…Changmin no esta con Jaejoong y
eso es lo que querías ¿No es cierto? Pues si, así que hasta ahí con tu
paranoia te soporte toda la tarde, tengo que hablar con Taeyang así
que me voy

—Espera…Jiyong ah…

— ¿Dime? —Jiyong colocó una sonrisa al ver la cara avergonzada de
Yunho, ya sabía lo que le iba a decir

—Gracias…—concluyó para luego avanzar a la ventana. Jiyong sonrió y se
despidió con una mano de Heechul que ni siquiera se dio cuenta pero en
cuanto la puerta lo volvió a la realidad supuso que Jiyong se despidió
al menos.

—Yunho…no vayas a verlo

— ¿Por qué?

—Su madre y su padre están ahí, no dejarán que tú lo veas…

—Cómo lo sabes…no los conoces

—Kim Junsu está con ellos, Siwon me lo acaba de informar

—Demonios… ¿Sabes algo de Yoona?

—Está muy molesta. Le ah dicho a Donghae que se preparen para algún
movimiento. Ni él mismo sabe de que tratará pero lo más probable es
que intenten hacerle daño a Changmin sshi.

—Eso sucederá sobre mi cadáver y tal vez sobre el de Kim
Jaejoong…quiero que llames a Corea…le digas al señor Im que Yoona está
de nuevo con el señor Kwon…en menos de lo que esperas o Jiyong la mata
o su padre lo hará…

—Yunho esto no…

—Ya me lo habías dicho. No sé que demonios te pasa últimamente que
andas de moralista, no estabas así hasta la noche en que te conté que
Changmin me rechazó

—Olvídalo…haré lo que me digas pero recuerda que no puedes matar a
nadie. Jaejoong no morirá sólo por que tú lo deseas, es una
advertencia para que se aleje de Changmin si no la cumple…nosotros no
podemos hacer nada

—Si ustedes no lo hacen yo lo haré. Perdóname pero…Changmin vale
demasiado para mí como para dejarlo ir así por así.

Flash Black

—Hyung… ¿Qué es el amor?

—Un sentimiento supongo

— ¿Nunca lo has sentido?

—No…en realidad nunca, pero sé que es el sentimiento más grande del
mundo y es capaz de destruir
también. Es muy confuso

—Ya veo… ¿Hyung?

— ¿Si…?

— ¿Te gusta alguien?

—Si…

—Entonces… ¿Lo amas?

—Creo que sí…

— ¿Qué te gusta de esa persona?

— ¿A qué vienen tantas preguntas?

—Sólo contéstame…

—Qué es muy dulce, voluble, linda, casi perfecta. Lo que más me gusta
es su sonrisa…

—Ya veo…

— ¿Me vas a responder?

—No cuentes con ello…—Yunho rió divertido. Changmin quedó pensativo y
por un momento Yunho quiso creer que era él quien ocupaba esos
pensamientos en su cabeza y que lo hacía sentirse confundido.

Pero perfectamente sabía que no era así cuando vio a Jaejoong entrar
sorpresivamente saltando sobre él.

— ¡¡¡Minnie!!!

— ¡¡¡Hyung!!! ¡¡¡Una vaca se me tiró encima!!!

— ¿En serio?

—Pensándolo bien….es una ballena…

— ¿Una ballena? ¿Dónde se te cayó? ¿Dónde está? ¿Por qué no me dijiste?

— ¡¡¡Hyung me refería a ti!!!

—No soy tan pesado, no seas tan exagerado…—Yunho sintió sus fuerzas
acabarse, estaba molesto muy molesto, furioso. Celoso…

Flash Black End


Su viaje al pasado le recordó que Changmin seguía teniendo el mismo
rostro, la misma sonrisa y usa inocencia que lo caracterizaba. Más
aquel dolor que le fue marcado desde hace tanto tiempo.

—Yunho…

— ¿No lo has visto no?

—Todavía no…

—Cuando lo veas sabrás porque lo amo. Él lo es todo para mí

—Si…me voy, tengo un compromiso con mi madre nos vemos…

— ¿Estas molesto?

—Para nada…

—Te conozco lo suficiente como para saberlo

—Al parecer no me conoces tan bien…

— ¿Eh…?

—Nada…

—Si estas molesto

—Tómalo como quieras Yunho, sólo estoy cansado y agobiado…Nos vemos
mañana—Heechul salió sin mirar atrás y por alguna razón extraña sintió
que al cerrar la puerta no se preocupó por él como le hubiese gustado
que lo hiciera…

—Changmin ah…Pronto…muy pronto yo sé que estarás a mi lado




Los doctores estaban atareados de aquí para allá, enfermeras
correteando con medicamentos y otras cosas.

En los ojos de Junsu esto pasaba como una película muda y a blanco y negro.

Después de que tuvo que correr a perseguir a Jaejoong que salió con el
alma en la boca a buscar al menor tuvo que llamar a todo el mundo
porque Jaejoong se había desmayado por una hemorragia y Changmin había
vuelto a tener otra crisis luego de eso.

Ahora entendía un poco de lo que significaba verdaderamente el amor.
Ellos dos realmente eran una gran muestra de ello.

Sonrió, nostálgico. Sus dos mejores amigos estaban realmente delicados
y ni hablar de su situación amorosa y sentimental.

A veces tenía envidia de Jaejoong y Changmin porque a pesar de todo el
destino los había vuelto a unir y Yoochun no era si quiera capaz de
quererlo bien, o no hubiera sucedido lo que sucedió y no estaría en
Japón en ese momento.

— ¡¡Alerta roja!! —Junsu miró asustado a las enfermeras que corrían
con un equipo de resucitación hacia la habitación donde habían tenido
que atender a ambos.

No era necesario ser experto para saber que la alerta roja era para
cuando alguien se estaba muriendo…

Uno de los dos se estaba muriendo...

6 comentarios:

  1. waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! noooooooooooooooooooooo porfavor q sten bieeeeeeeeeeeeeeeeeeeeen!!!

    ResponderEliminar
  2. Romina1/15/2012

    noooooooooooooooooooooooooooooooooooo awawwa esta muy bueno wawawaa ahhhhhh q historia conti contin conti ahhhhhhhh me vuelvo loca lo e leido d corrido y esta tan b ueno wawawawa conti xfavor ahaha me muero y gracias x el fic muy bueno :)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1/20/2012

    ahhh!! por que??! ya se acabo!! conti!! plis!!

    ResponderEliminar
  4. Pero que bueno quedo este capítulo. Espero que lo actualize pronto^_^

    ResponderEliminar
  5. Que bueno que ayas actualizado. :) Gracias por el capitulo. Ahora me pregunto que va a pasarles a los pobres que al parecer no pueden ser felizes. :(

    Esperare la proxima actualizacion. ^^

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/15/2012

    coooooontinua porfavor este fic esta muy bueno continua

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD