Every little thing: cap 4

1 comentarios
Junsu seguía recostado en su cama mirando el cielo nocturno a través de su ventana… después de rememorar su conversación con su ahora Hyung. Su corazón se agitaba al recordar el trayecto con Yoochun, y los nervios se apoderaron de él por su encuentro del día siguiente y se ensombreció su rostro al ver la razón de porque se verían. Existía alguien más, alguien que había conquistado el corazón de su Park. Se levanto, cerro las cortinas y fue a cambiarse, se me metió entre las cobijas y durmió con la esperanza de que Yoochun estuviera en sus sueños.


….


“Pero Yoochun, como piensas decirle que te gusta?”. En otra parte de la ciudad, JaeJoong discutía con Yoochun sobre la manera en que se declararía a Su. “Eso es lo de menos Jae, lo importante es que le gusto y mañana saldré con él”. Tomo un trago de su copa, para luego pensar un poco en su declaración.
“Yoochun no quiero que lo lastimes, ni que te pases de la raya, has comprendido?”. El lado fraternal broto en YunHo quien casi amenazo a Yoochun con sus palabras y la brava mirada que le dirigió.
“No le hare daño, me gusta, lo quiero y cuidare mis impulsos, parece que ustedes se encariñaron con ellos”. Comento un poco burlón. “Changmin es nuestro vecino y él ha sufrido bastante ya, necesita cariño; y Junsu es como un chiquillo bastante inquieto y sonriente, te odiaría Park si le haces daños a Su”. Ahora fue JaeJoong el encargado de advertirle, lo conocían bastante y sabían que le gustaba e iba en serio y no era alguien pasajero o que simple y llanamente Park deseara para un rato en su cama, pero aun así no podían dejarlo pasar. “Sé que Junsu es como un niño y eso me enamoro aun mas, no se preocupen no lastimare su corazón”. Esta vez hablo con la seriedad que ameritaba la situación. Sus amigos vieron en sus ojoso la determinación y seriedad con la que hablaba y el brillo al contar algo sobre su pequeño delfín, como lo apodaba el pelinegro, YunHo suspiro mientras abrazaba a Jae por la cintura, este por su parte volteo para sonreírle con tranquilidad por la futura pareja. El moreno le beso en los labios con calma y cariño infinito, mientras el pelinegro gruño en su sitio “No coman enfrente de los pobres, quieren?”. A lo que rompieron en carcajadas. Park bebió de un solo trago el resto de su copa, para luego levantarse. “Sera mejor que me vaya, los dejare jugar un poco chicos… y yo descansare para mañana”, se despidió y salió con rumbo a su departamento. Dejando a ese par de tortolos disfrutando de un día más de estar juntos.

Min se removió incomodo en el sofá, al escuchar el escándalo que estaban protagonizando sus Hyungs, sus adorados vecinos y no lo decía irónicamente. Shim Changmin no ha sido del todo sincero con Kim, su mejor amigo y ese que tan estoico luce respecto a los sentimientos de su amigo, también tiene los suyos y no solo es un chico el que le gusta y lo vuelve loco, son esa pareja que tiene por vecinos, son sus Hyungs, son YunHo y JaeJoong. Si, Minnie estaba más que enamorado de esos dos, lo que en un comienzo creyó tener solo ojos para Jae, YunHo de un día para otro formo parte de sus pensamientos, de esas fantasías construidas con ayuda de cada una de sus entregas de placer y amor. Shim nunca fue un santo, podría decirse que de inocente solo le quedaba el rostro y la apariencia, era un diablillo vestido de ángel. Y hoy de nuevo se excitaba con cada grito proveniente del otro departamento, imaginándose que formaba parte de aquello, estando entre ellos, besando la blanca piel de JaeJoong y tener en su interior el miembro hinchado de YunHo, embistiéndole fuertemente, no sabía qué hacer para llamar su atención de esa manera, no quería que lo vieran como un estúpido crio. Quería que lo notasen como el hombre en que se está convirtiendo, el cerebro dejo de trabajarle tanto para nublarse con ese placer que lo recorría en electrizantes corrientes por todo el cuerpo. Changmin no necesitaba ver videos especiales tan seguido, a él solo le bastaba su imaginación y esos escandalosos gritos por parte de de Jae y algunos de Yun. Su mano bombeaba su sexo aun más rápido y la otra pellizcaba uno de sus botones rosados, Changmin quería más que solo tocarse, quera tocar y ser tocado por ellos.
Una idea paso por su mente, que siempre buscaba resolver los problemas aun en estas condiciones. Tal vez no era la mejor pero sería la más cerca a tocar a alguien, buscar a chicos con quien acostarse, claro que no permitiría que alguno entrase en su aun virgen cuerpo, eso solo es para YunHo o JaeJoong, sus amores platónicos (¿?).

Termino poco después de que Jae llegara a su orgasmo y quiso saber el sabor de su esencia, tragarla por completo cuando YunHo llenara su interior. Inconscientemente llevo uno de sus dedos a la boca, probando el sabor salino de su propia esencia. Terminando de limpiarse luego con una toalla húmeda. Se alisto para dormir, con la idea de intentar cambiar la perspectiva del YunJae. Sin esperar a escuchar más de ellos, se durmió.
……

Yoochun daba vueltas en su cama, sin lograr conciliar el sueño y es que solo Susu estaba en sus pensamientos, y la duda de ser rechazado por el castaño se anido en su pecho. Nervioso aun, durmió con la esperanza de poder estar junto a Junsu, como sus amigos lo estaban.

……

Al día siguiente, su estado de ánimo era mucho mejor, vería a Park y conocería más acerca de él. Se ducho y bajo a desayunar, su madre no quiso hacerte ningún cuestionamiento sobre sus cambios de ánimo de los últimos días, su padre ya se había ido a trabajar y su hermano aun dormía… “Buenos días umma” beso su mejilla y se sentó dispuesto a desayunar las delicias preparadas por esta. “Buenos días cariño, iras a jugar hoy?” “No” paso el bocado y continuo “Saldré… con… un amigo”. Entonces Junsu dudo sobre mentirle a su madre, no podía decirle que iría con Shim pero como explicar que saldría con el maestro sustituto? “Un amigo?” ella sabía que mentía pero lo dejaría pasar porque su pequeño y tierno hijo estaba enamorado y todos lo notaban, todos menos él.

“Su umma, es del instituto… iremos al parque de diversiones” dijo sonriente “Iremos? Y a quien le pediste permiso jovencito”, reprendió a Su, “hmm kekeke, me dejas ir, siii?~” y uso toda la ternura que albergaba en él para convencer a su madre. “de acuerdo” fue toda respuesta antes de salir rumbo al mercado.

El tiempo transcurría lentamente o eso le parecía a Junsu, quien jugaba videojuegos con su gemelo, pero siempre estando pendiente de la hora.

A faltar poco más de una hora volvió a tomar una ducha y se puso un chándal para elegir que ponerse, nunca le puso tanto empeño como esa ocasión… al final escogió unos vaqueros y un polo en color rojo. Se peino como mil veces y dejo su cabellera como siempre con un poco de flequillo en el rostro, faltando 10 minutos Junsu era ya un manojo de nervios y comenzó a ver televisión para matar el poco tiempo que restaba apara que Yoochun llegara.

Escucho el auto aparcar fuera de su casas y su corazón dio de nueva cuenta un vuelco al abrir la puerta y verlo de pie frente a él. Se saludaron y caminaron al automóvil, subieron y Park arranco con rumbo al parque de atracciones. Era una locura para el castaño que en semejante lugar le ayudaría con ese alguien especial.

A él le encantaba el parque de diversiones, amaba las montañas y probar cualquier clase de juegos. Al llegar a la entrada Junsu miro a unos chicos que eran pareja y le costó controlar el impulso de tomar la mano de ese quien a su lado iba. Espabilando un poco la cabeza para luego preguntar “bien, que haremos aquí, Yoochun?” “Primero… divertirnos Su”. Le tomo de la mano para llevarlo corriendo a la montaña rusa, un chispazo recorrió ambas manos y el calor lleno sus mejillas.

1 comentarios:

  1. *--* chunnie! trata bien al delfin!!
    o.o Omg !! Min !!! le gusta el yunjae !!
    aaaaw !!!espero q sea una linda cita !!! <3
    asdghhgdsasfhh amo el yoosu *---* <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD